febrero 27, 2017


El espacio entre nosotros: Sinopsis, elenco, ficha, critica: The space between us

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

http://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

En esta aventura interplanetaria, poco después de llegar a ayudar a colonizar Marte, una astronauta muere al dar a luz al primer ser humano nacido en el planeta rojo, sin revelar quién es el padre.

Así comienza la vida extraordinaria de Gardner Elliot, un muchacho curioso e inteligente que llega a los 16 años de edad habiendo conocido a tan sólo 14 personas durante su crianza muy poco convencional. Mientras busca pistas sobre su padre y el planeta natal que nunca conoció, Gardner entabla una amistad inter-planetaria única y secreta con una chica llamada Tulsa.

Cuando finalmente tiene la oportunidad de viajar a la Tierra, Gardner ansía experimentar todas las maravillas sobre las que sólo había leído y escuchado en Marte.

Pero poco después de llegar, los científicos descubren que los órganos de Gardner no pueden resistir la gravedad de la Tierra. El joven se une a Tulsa en una carrera contra el tiempo para desentrañar los misterios de su origen y de su lugar en el universo.

DF-02242R.jpeg

Desde Platón hasta Shakespeare y Thoreau, la necesidad del ser humano de conectarse ha consumido, irritado y dejado perplejos a filósofos desde el comienzo de la literatura.

Y continúa haciéndolo con sus pares modernos de la talla de Lin Manuel Miranda y Margaret Atwood. Desde el lema de Manuel 'Love is love is love', el discurso de aceptación de Hamilton, a los inquietantes retratos de amor de Atwood en una distopía post-apocalíptica, el amor prevalece.

Esta condición es la base para El espacio entre nosotros que comenzó con una simple premisa provocativa: ¿Cuán lejos viajaremos por una conexión humana real?

CRÍTICA

El espacio entre nosotros es una película de ciencia-ficción y de amor para adolescentes, pero demasiado naif y con un target de público no muy claro.

Últimamente nos llega desde Hollywood una gran cantidad de películas destinadas al público joven, pero gran parte de ellas tienen una historia tan bien construida o interesante que termina enganchando también al público adulto, algo que, lamentablemente, este film no lo logra.

Como película de ciencia-ficción, tiene un cuento un tanto ridículo. Como película de amor es demasiado sosa, sin contar que el romance y el contacto físico prácticamente brilla por su ausencia. Además la parejita no tiene química ni siquiera desde lo físico, ya que él es demasiado chico o ella demasiado grande (parece la hermana mayor).

Y como película para adolescentes tampoco funciona demasiado ya que todo lo que tiene que ver con el viaje a Marte es más atractivo para un adulto, pero lo que tiene que ver con la pareja atrae a los pre-adolescentes que están teniendo sus primeros contactos con el romance.

Una película que puede llegar a gustar a los muy, muy jóvenes o a los muy, muy enamoradizos. Para el resto es prácticamente soporífera.

Cintia Alviti

DF-05361R.jpeg

¿Y vos que opinás de El espacio entre nosotros?


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

ACERCA DE LA HISTORIA

El galardonado editor y escritor de televisión Stewart Schill estaba muy interesado en este interrogante y se lo presentó al productor Richard Barton Lewis de Southpaw Entertainment en 2006 después de que Lewis hubiera elegido otro de los guiones de Schill, Splashdown, cuya historia giraba en torno a un astronauta que regresaba a la Tierra e intentaba insertarse nuevamente en la sociedad. En ese momento, Lewis estaba trabajando en la película August Rush, sobre un niño huérfano en busca de sus padres. "Terminamos hablando de su nueva idea y a trabajando parte de una historia sobre una astronauta que queda embarazada y muere en el parto, y el niño crece en secreto en Marte", cuenta Lewis, que ha producido películas taquilleras como Backdraft, Robin Hood: Prince of Thieves y August Rush, y ha servido de productor ejecutivo en la popular serie de género The Outer Limits y Poltergeist: The Legacy. Lewis dice que el proyecto lo atrapó de inmediato, en parte por la combinación de la 'obsesión de Schill por el viaje espacial y el interés de su propio hijo por el espacio exterior'. "Contenía temas similares", señala Lewis. "El espacio entre nosotros es una especie de August Rush a lo grande".

Juntos, Lewis y Schill comenzaron a escribir un informe que infundía el concepto de "nacido en Marte" con el tema general de lo que significa ser humano. Lewis cuenta que su historia relataba "el viaje de este muchacho que viene a la Tierra y lo único que quiere es ser humano como todos los demás, pero luego su cuerpo empieza a fallar". Lewis mantuvo una comunicación telefónica inicial con un investigador del programa espacial de la NASA para obtener información sobre qué sucedería si una mujer astronauta estuviera embarazada en el espacio. "Hubo un gran silencio del otro lado y, finalmente, el científico de la NASA preguntó, '¿has estado escuchando nuestras llamadas telefónicas?' A lo que respondí, 'n o, ésta es la primera vez que hablamos'. Dijeron, "eso va a suceder y no sabemos qué hacer. No estamos preparados para que una mujer dé a luz en el espacio. El impacto de la gravedad cero en un embrión durante nueve meses; sólo Dios sabe qué pasará. El niño podría medir 3 metros de alto". Lewis sabía que andaba en algo serio. Él recuerda, "¡Se ponía cada vez mejor!"

Con el informe completo, que consideraba que podía ser la base para una película cautivante, Lewis incorporó al prolífico guionista Allan Loeb para que investigara un poco más la idea y creara un guión que contuviera personajes plenamente desarrollados. "Cuando Richard me habló de la versión de dos minutos sobre la historia, inmediatamente le dije 'cuenta conmigo'", recuerda Loeb. El guionista, conocido por los guiones de las películas Wall Street: Money Never Sleeps, 21 y The Only Living Boy In New York", recordó haber pensado, "¡Esto es sumamente interesante! Es emotiva. Si bien es ciencia ficción, es humana. Era una premisa emocionante para una película".

Una vez que Loeb se incorporó al equipo, la historia comenzó a tomar forma, la que representaría las maravillas, las aventuras y la emoción de la vida en la Tierra a través de la perspectiva inocente e infantil de Gardner como alguien que la experimenta por primera vez. A lo largo de su aventura, descubre lo que realmente significa ser humano y encontrar una conexión emocional en el mundo.

Loeb cuenta que con Lewis trabajaron juntos en el desarrollo del guión durante mucho tiempo. "Richard estaba muy apegado a la ciencia y quería que se acercara lo más posible a la realidad, con lo que yo coincidía plenamente, pero también tenía que capturar que en el centro del viaje de Gardner yace la historia de un joven que descubre lo que se siente ser humano", dice Loeb, quien comenzó a escribir el guión en 2007". A lo largo del desarrollo del mismo, el debate sobre lo fiel que se es a la ciencia y cuánto de poético se puede incluir fue interesante y constante". Lewis señala, "Yo era el yin de su yang. Al principio, a Allan sólo se preocupaba el carácter. Quería emoción. Quería que el muchacho viajara y anhelara encontrar a sus padres. Pero yo había servido de productor ejecutivo en The Outer Limits siete temporadas, así que estaba muy impregnado de la credibilidad de la ciencia. Fue una gran combinación de conjuntos de habilidades donde yo aportaba la ciencia y la realidad basada en ella, y él, la fuerza y el matiz del carácter".

Lewis y Loeb consultaron a científicos, a personal de la NASA y a otros expertos médicos para infundir autenticidad sobre un futuro próximo, especialmente en lo que se refiere a las cuestiones físicas y biológicas que Gardner enfrenta una vez que llega a la Tierra y las consecuencias de la diferencia en la gravedad. Lewis dice que para él, que viene de una familia de médicos y profesores de medicina, "era importante que la ciencia en la historia fuera realista".

Después de varios años de desarrollo, Lewis se reunió con el director británico Peter Chelsom, quien acababa de rodar la película Hector and the Search for Happiness. Chelsom, escritor y director de películas extravagantes como Serendipity y Shall We Dance? es conocido por películas con personajes peculiares y con una sensibilidad anhelante. Asimismo, se lo conoce por mantener una fuerte relación de trabajo con sus actores, habiendo sido uno de ellos al principio de su carrera. "Hector and the Search for Happiness me pareció una película fascinante", confiesa Lewis. "Se trataba de un viaje por una carretera. Sobre un adulto en busca de su lugar en el mundo y del significado de la felicidad; un concepto muy simple, ejecutado de un modo maravilloso y con un increíble equilibrio de humor, de rasgos conmovedores y grandes actuaciones". Por el tono y el estilo representado en esa y en otras películas de Chelsom, Lewis estaba convencido de que era la persona indicada para llevar el guión a la pantalla.

Afortunadamente, a Chelsom le encantó el guión y aunque nunca había dirigido una película que personificara elementos de ciencia ficción, se conectó con la historia principal de un niño que buscaba encontrar su lugar en el mundo. Chelsom se identificó con el anhelo de Gardner. "En algún momento de la vida, todos los adolescente sienten que vienen de otro planeta. Pero Gardner es realmente de otro planeta, y fue divertido jugar con eso, tanto a nivel emocional como visual".

El director unió fuerzas con Loeb y Lewis, y juntos continuaron trabajando en el guión para dar vida al viaje de Gardner. "El trabajo de Peter transmitía humanidad, positivismo y una disposición de llevar al personaje en un viaje", dice Lewis sobre Chelsom. "Es un cineasta muy talentoso, muy específico en cuanto al diseño, a la imagen y a la narración. Pero lo que más le conmovió de la historia fue lo que significa ser humano y el modo en que nos conectamos o desconectamos. Encontró aún más humanidad en la historia que la que había en las páginas, que es lo que uno espera de un director, que tome un pedazo de material y lo eleve".

"Peter le aportó a la película mucho más de lo que había en las páginas", dice el guionista Loeb. "Peter tiene un sentido del humor que creo que se refleja en la imagen. Otra cosa genial que aporta es el núcleo emocional. Ésta no es sólo una historia de amor ambientada en el espacio o una aventura espacial épica; es una verdadera historia del paso a la adultez y el anhelo de mantener una conexión humana, que tiene a Marte como telón de fondo. Y por supuesto que Peter lo logró".

Loeb explica que "Tienes un lienzo enorme sobre Marte y la Tierra y esta historia del chico más solitario del universo. Creció en Marte y pasa su tiempo sólo con científicos, y el aislamiento de ver la Tierra a través de su ventana y el hecho de saber que todo lo que allí sucede es probablemente la cosa más horrible y solitaria que puedas imaginar".

La fuerza motriz de la historia, explica Loeb, es lo que le sucede a Gardner después de haber recorrido millones de kilómetros de regreso a la Tierra. "Él tiene muchísimas de expectativas y presunciones de lo que es estar en la Tierra y descubre que la realidad es muy diferente a lo que él imaginaba, que es algo por lo que todos, tarde o temprano, atravesamos. No se da cuenta de que la gente puede ser dura y de que la chica que le gusta puede estar herida o ha sufrido algún daño o se siente desamparada. Así que esa es la cruda realidad. Es una historia sobre la llegada a la adultez, y creo que las grandes historias sobre este tema tratan de reemplazar el idealismo con la realidad, y ese es el viaje de Gardner, pero el suyo es mucho más complejo, ya que técnicamente es un extranjero experimentando la vida en la Tierra por primera vez".

Según Lewis y Loeb, que citan inspiraciones tan diversas como E.T. the Extra- Terrestrial, Being There, August Rush, Wings of Desire, The Fault in Our Stars y Romeo and Juliet, de Shakespeare, todos los personajes en la película están buscando algo. "Gardner tiene que recorrer un largo camino para descubrir lo que significa ser humano, y creo que en pocas palabras ese es el corazón del viaje de Gardner y el tema principal de la película", dice Loeb. "Además creo que hay una historia de amor central con la que los jóvenes pueden realmente sentirse identificados, pero que también atraerá a todo el mundo.

La audiencia puede esperar un viaje emotivo, una película de ciencia ficción cálida que tiene un verdadero corazón, un poco de humor y un poco de amor juvenil emocionante". Lewis coincide en que "Es un cuento universal con el que todo el mundo puede identificarse. Se trata de la pérdida de la inocencia, de las relaciones, el sacrificio y el deseo de encajar. Es un viaje emocional para los cuatro personajes. Pero por encima de todo contamos con un paisaje épico y con una película de acción con cohetes, aviones y helicópteros". Chelsom dice, "con todas mis películas, ya sea que esté escribiendo o dirigiendo, trato de resumir el tema en una frase. En este caso, se trata de una película sobre la conexión vs. aislamiento, intensificada por la inmensidad del espacio". DF-00483R.jpeg

LA CIENCIA: LECCIONES DE BIOLOGÍA

Hubbard, que concibió la misión Mars Pathfinder y fue el responsable de la misión Lunar Prospector de la NASA, recurrió a muchos datos sobre Marte y su relación con la Tierra para aconsejar adecuadamente sobre la ciencia de la película. "El diámetro de Marte es de aproximadamente la mitad del diámetro de la Tierra y, por lo tanto, tiene alrededor de tres octavos de la gravedad de la Tierra", explica Hubbard. "Eso significa que si en la Tierra fueras fuerte, en Marte podrías ser aún más fuerte por un tiempo. Y la misión en la película, que sucede en un futuro relativamente cercano, llevaría de seis a nueve o diez meses llegar allí, dependiendo de dónde se lance. Además, estar en gravedad reducida, hasta donde sabemos hoy en día, tendría un efecto dramático en un niño pequeño que no se haya desarrollado completamente y probablemente como resultado sus órganos internos resultarían agrandados o alterados y su estructura ósea diferente. Sabemos que cuando los astronautas van a la Estación Espacial Internacional o a un transbordador pierden masa muscular, pierden densidad ósea. Pero si alguien creciera en ese ambiente, probablemente daría lugar a muchos cambios fisiológicos más o menos primitivos".

Además de los detalles tecnológicos de una misión tripulada a Marte, la ciencia del viaje espacial también tiene efectos biológicos, tanto en astronautas como en Gardner, cuyos 16 años en el Planeta Rojo han dejado su cuerpo lamentablemente inadecuado para la atmósfera terrestre. La gravedad marciana es de aproximada- mente un tercio de la Tierra, lo que significa que cuando regresa a la Tierra, Gardner Elliot siente que pesa el equivalente a 135 kilos. Aunque Gardner y los otros científicos en Texas del Este, Marte, mantienen un régimen de acondicionamiento físico para conservar sus músculos fuertes para el inevitable regreso a la Tierra, para Gardner el tiempo corre. "El correr del tiempo es la poderosa gravedad de la Tierra en comparación con la que creció", explica Hubbard. "Él es capaz de resistir y está preparado para ello, pero poco a poco esa inexorable fuerza de la gravedad cobra su precio y su corazón comienza a fallar. Su capacidad de sobrevivir en la gravedad de la Tierra en comparación con la gravedad de tres octavos de Marte se va agotando".

Hubbard señala que la NASA ha trabajado sobre esta posibilidad por la que prestó asesoría. "Varias misiones han demostrado que ratones que nacieron en micro- gravedad sufrieron una serie de anomalías. Y esos cambios forman parte de lo que se incluyó en el guión en relación con lo que este joven niño experimenta por haber sido un feto durante el viaje y luego haber crecido en un tercio de la gravedad de la Tierra".

Chelsom explica, "Algunas películas de Marte / Luna parecen ignorar la diferencia de la gravedad. Yo sentí que no podíamos hacerlo, ya que la gravedad es un punto importante dentro de la trama de nuestra historia. De hecho, es el ingrediente principal en la lucha de Gardner y por el que su misión peligra. Quería usar cables y arneses en los actores no sólo cuando estaban en el espacio exterior con gravedad cero, sino también en Marte, donde cualquier movimiento rápido o agudo seguramente se vería diferente. Nos llevó mucho tiempo, pero dio sus frutos".

DF-01124C.jpeg

LA PRODUCCIÓN: LA CREACIÓN DEL INFRAMUNDO

Para esta película, ambientada en dos mundos diferentes, el espacio y la Tierra, el director de fotografía, Peterson, debió utilizar distintos estilos visuales para separarlos y mantener el conjunto coherente. Peterson marca su primera colaboración cinematográfica con Chelsom, aunque a lo largo de los años ha trabajado con el director en varios comerciales. El director de fotografía, famoso por su trabajo en comedias, entre las que figura 21 Jump Street, ansiaba volver a trabajar en una película basada en la ciencia y la ciencia ficción, género que anteriormente había explorado con la aventura de tele portación Jumper. "Lo que me intriga de la ciencia ficción es el inframundo que supone", dice Peterson. "Tienes la posibilidad de ir a otros lugares y crear otros mundos, con diferentes escenarios de iluminación que no necesariamente tienen en la Tierra. Tienes la oportunidad de lidiar con situaciones de gravedad cero, situaciones de gravedad y la violencia del espacio exterior". Peterson cuenta que pasó horas y horas observando imágenes de astronautas en el espacio ultraterrestre para encontrar inspiración para las secuencias espaciales de la película y que también consultó a algunos de los expertos que visitaron el set, incluyendo a Hubbard.

Cuando Peterson y Chelsom comenzaron a discutir la fotografía general de la película, decidieron que querían que pareciera épica. "Queríamos imágenes grandes; imágenes grandes y hermosas", recuerda Peterson. Queríamos realismo, pero tampoco nos importaba incorporarle un poco de fantasía. Señala que el alcance épico que él y Chelsom esperaban lograr fue reforzado por el cielo y el paisaje de Nueva México. "Nueva México es un lugar increíble para rodar", señala. "Tienes de todo, desde montañas hasta llanuras desérticas y ciudades". Los escenarios más específicos y emblemáticos del lugar fueron filmados por un segundo equipo bajo la dirección del segundo director de unidad y coproductor John Albanis, en varias locaciones incluyendo el Parque Nacional Grand Canyon en Arizona.

A las escenas exteriores de Marte, Peterson le dio un tono rojizo a todo porque la atmósfera en el cuarto planeta del Sol es principalmente roja, intensificada por la roca roja de su superficie. Peterson dice, "La Tierra, por otra parte, como es vista a través de los ojos de alguien que ve la Tierra por primera vez, pensamos que haríamos el otro extremo del espectro, polarizamos cielos, colores saturados, jugamos con la belleza de la Tierra, como si fuera la primera vez que alguien la viera".

TSBU_039_Peter Chelsom - 1U3A1946R.jpeg

LA PRODUCCIÓN: EL USO DE LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA

Para transformar visualmente la visión del director para la pantalla, Peterson colaboró estrechamente con Petruccelli, quien no es ajeno a las películas inspiradas en la ciencia y la tecnología, habiendo trabajado durante años en películas de superhéroes visualmente ricas como Blade, Lara Croft: Tomb Raider, Ghost Rider, 4: Rise of the Silver Surfer y The Incredible Hulk, entre otras. Al principio, el diseñador se sentó con Chelsom, Peterson y los jefes del departamento creativo para trabajar sobre las ideas, las decisiones creativas y tácticas de la película de modesto presupuesto, especialmente teniendo en cuenta que tenían menos de ocho semanas para infundir la película con el alcance épico ilustrado en el guión. "Había mucho por hacer", recuerda el diseñador. "Es una historia muy grande vestida con un presupuesto muy pequeño. Así que teníamos que ser muy cuidadosos y estratégicos con lo que haríamos, pero al mismo tiempo capturar la adorable y hermosa historia que yacía en su núcleo".

A Chelsom le encanta trabajar con CGI, especialmente si es 'invisible'. "Creo que lo último que uno quiere es que el público diga '¡Guau, los efectos son geniales'. Si eso pasa, has fracasado. Mi enfoque es que esté siempre bien integrado para que nunca se vean las "uniones". Y no es literal". Chelsom continúa, "Por ejemplo, a menudo le digo a Rodeo, nuestra magnífica empresa de efectos especiales, '¿dónde podría estar esta cámara en esta secuencia?' Empecemos con la premisa de que el CGI nunca debería notarse, que tuvimos suerte y que lo logramos nosotros mismos. Además, creo que es vital siempre que sea posible dar al actor tanta realidad a su alrededor y no simplemente colocarlos en un ambiente repleto de efectos especiales. Todo esto alimenta la percepción final de la realidad que tendrá el espectador. Todo es cuestión de credibilidad".

Según Petruccelli, su tarea consistía en hacer que el futuro descrito en la película pareciera real. Para lograrlo, dice que lo que más le ayudó fueron los científicos que conoció en la NASA, con quienes habló mucho sobre las tecnologías que existen hoy, como de los planes que se están elaborando para el mañana. "Éstas son las personas más extraordinarias para mantener una charla, y estaban muy emocionadas por ser parte del proyecto", dice el diseñador. En esas conversaciones, lo que estaba tratando de discernir era el punto de posibilidades futuras en los programas aeroespaciales y de Marte.

Chelsom señala, "Sé que esto suena raro, pero cuando descubrí que sólo teníamos 38 días de fotografía principal, me senté y vi A Million Dollar Baby. Clint Eastwood es famoso por rodar películas en muy pocos días, y ésta no era la excepción.

¡También dicen que se va a casa a las 4 de la tarde! El punto es, menos días suponen menos instalaciones de cámara. Se impone un estilo de cámara diferente, se corta menos, se demora más. Y realmente puede funcionar bien cuando se quiere que una audiencia disfrute de un paisaje o una toma del espacio. Te hace más decisivo".

TSBU_016_DF-06054RC.jpeg

LA PRODUCCIÓN: DESAFIANDO LA GRAVEDAD

Antes de la filmación, los cuatro actores principales, Oldman, Butterfield, Gugino y Robertson, participaron en múltiples sesiones de ensayos de acrobacias con el equipo de especialistas de la película y trabajaron con los arneses que utilizarían en las secuencias de vuelo espacial de gravedad cero. "Primero armamos algunas plataformas de vuelo básicas para ver cómo se manejarían con los arneses que estábamos usando", recuerda Croughwell de esas sesiones de entrenamiento destinadas a preparar a los actores para los complejos sistemas de arneses. "Todos los actores estuvieron impresionantes con los cables. Obviamente habían trabajado con ellos previamente. Nunca hubo ningún inconveniente al ponerlos en los arneses en la plataforma, algo sorprendente, ya que son muy incómodos; te aprietan, no puedes moverte con facilidad". Para trabajar la ingravidez, Croughwell, cuyos créditos recientes incluyen Dawn of the Planet of the Apes y la próxima Geostorm, vio imágenes reales de la NASA desde el transbordador espacial. "Así es como se mueven realmente y si puedes encontrar pequeñas piezas allí, los pequeños matices que puedes añadir, lo hace un poco diferente a lo que todos los demás han hecho anteriormente y lo hace más creíble".

La coordinación de las plataformas de vuelo con el departamento de cámara requería mucha coordinación entre la cámara y los equipos de acrobacias. Según explica Croughwell, por lo general una cámara filma a veinticuatro cuadros por segundo y los dobles flotan a los actores a una velocidad compatible con la cantidad de gravedad que estaría en un espacio en particular en ese momento. Sin embargo, con El espacio entre nosotros, Chelsom decidió combinar los cambios de velocidad en la cámara durante el mismo disparo. Croughwell agrega, "Fue un verdadero baile entre el departamento de cámaras y la velocidad con la que se rodaba y cómo volaban. Tuvimos que hacer una verdadera manipulación fina de los actores. En cierto modo, es casi como operar marionetas, es como tener una marioneta al final de una cuerda".

Según Peterson, para simular la gravedad reducida o cero se utilizaron diferentes técnicas. "Logramos la sensación de ingravidez de dos maneras diferentes", afirma Peterson. "En Marte lo hicimos con velocidades de fotogramas: la reducción de la velocidad de las cámaras hace que la gente parezca que está colgando en el aire por más tiempo, por lo que está medio apagada y da la sensación de que están volando por el aire. Cuando entramos en el espacio exterior, la mayor parte de eso se trabajó con cables y la gente estuvo colgada todo el tiempo, al estilo Cirque du Soleil. El supervisor de efectos visuales Robert Bock y su equipo de VFX de la aclamada canadiense Rodeo FX fueron los responsables de crear la mayor parte de Marte y de los exteriores del espacio, así como del trabajo final de extracción de los cables para las secuencias de vuelo de gravedad cero.

Según Chelsom, "Para los actores, el trabajo con los arneses y los cables es muy duro. Es sorprendente el esfuerzo muscular que deben hacer para que parezca que no están sujetos a la gravedad. ¡A veces es doloroso!"

TSBU_013_DF-05830RC.jpeg

LA PRODUCCIÓN: TRES SEMANAS PARA CONSTRUIR UN ROBOT

Para ayudar a crear a Centauro, el robot de metro y medio de altura, medio humano, medio robot, que actúa como amigo de Gardner en el Texas del Este, el diseñador de producción se mantuvo local, y sumó la experiencia del Dr. Donald Davis, Profesor Asistente de Tecnología Aplicada y Tecnólogo de Tecnologías Aplicadas del Departamento de Robótica de la Universidad de Nueva México en Los Alamos. Como Petruccelli lo imaginó, Centauro debía poseer el torso superior de un hombre humanoide con el cuerpo de un rover miniatura de cuatro ruedas y hablar con una voz británica animada por computadora.

Chelsom da voz a Centauro, el robot. "Al principio fue fácil para mí hacer el robot. Como no hay sincronización de labios, podía "volver a escribir" lo que había dicho en cualquier momento durante la post-producción. Su voz se convirtió en un hecho, y el estudio insistió en que la mantuviera, ¡para aquellos que pueden llegar a pensar que se trata era nepotismo!"

Debido al acotado programa de pre-producción, Davis y su equipo contaban con sólo tres semanas para construir el robot. "El mayor desafío de todo el proyecto fue lograr algo que luciera realmente genial y de ciencia ficción con partes originales que tuvimos que diseñar y construir en unas tres semanas", dice Davis.

"Buscaban un robot que luciera como un tipo de esqueleto de la NASA que fuera capaz de girar la cabeza y querían una unidad de riel en la parte inferior como la de una excavadora. En el transcurso de esas tres semanas intensivas, Davis y un grupo selecto de sus estudiantes de robótica crearon la compleja máquina a control remoto con una cabeza articulada humanoide con ojos GoPro con un chasis que podría ser levantado y bajado para que pudiera pararse a una altura de entre un metro y un metro y medio. La tarea consistió en el ordenamiento, la ingeniería y la fabricación tridimensional de decenas de piezas (transmisores, receptores, controladores de motores) y juntarlas para por último crear la máquina de 55 kilos. Durante la filmación, Davis y uno de sus estudiantes estaban en el set controlando los movimientos reales del robot.

Además, en el escenario y con la colaboración de Mark Sirangelo, jefe de Sierra Nevada Corporation Space Systems de Colorado, los cineastas pudieron tomar prestada la maqueta original del HL-20 Horizontal Lander de la NASA, también conocido como Dream Chaser, un vehículo espacial que puede alcanzar una velocidad de Mach 25. Parte de la colección del museo Wings Over the Rockies Air & Space en Colorado durante los últimos dos años, la nave espacial desarrollada por el Centro de Investigación Langley de la NASA fue llevada al estudio I-25 para un día de rodaje. La nave fue diseñada originalmente como un vehículo de rescate que podía estacionarse en la Estación Espacial Internacional. Sirangelo dice, en la película la Dream Chaser está cumpliendo con su propósito original: rescatar o ayudar a la gente enferma".

ACERCA DEL REPARTO

ASA BUTTERFIELD (Gardner Elliot) sigue ganándose el cariño del público y cautivando la atención de los críticos con sus brillantes y cautivantes interpretaciones en la pantalla.

Actualmente se lo puede ver en la adaptación cinematográfica de Tim Burton de la novela de Ransom Riggs, Miss Peregrine's Home for Peculiar Children, que se estrenó en septiembre de 2016 por Twentieth Century Fox. Butterfield encarna, junto a Eva Green y Samuel L. Jackson, a Jacob, un adolescente que descubre las pistas de un misterio que abarca diferentes mundos y épocas.

Recientemente Butterfield acaba de rodar The House of Tomorrow junto a Nick Offerman, Ellen Burstyn y Maude Apatow. Basada en la novela homónima de Peter Bognanni, la película cuenta la historia del inventor y arquitecto R. Buckminster Fuller desde la perspectiva de dos adolescentes que tratan de sobrevivir al colegio secundario.

Próximamente, Butterfield comenzará con la producción de Journey's End junto a Sam Claflin y Paul Bettany. La película es una adaptación de la obra británica de RC Sherriff sobre un grupo de oficiales de la Primera Guerra Mundial.

En 2011, interpretó el papel principal de la película de Martin Scorsese Hugo, que le valió una nominación al premio Critic's Choice al Mejor Actor Jove, y la película fue nominada a once premios de la Academia, incluyendo a la Mejor Película. Más tarde fue nominado al premio British Independent Film por su interpretación de Nathan, un genio matemático que debe lidiar con la repentina muerte de su padre en A Brilliant Young Mind.

Asimismo, el actor recibió grandes críticas por su papel protagonista en The Boy in The Striped Pajamas, con Vera Farmiga y David Thewlis, por la que recibió una nominación a la Mayor Promesa en los premios British Independent Film Awards y al Mejor Actor Joven Británico del Año en los London Critics Circle Film Awards.

Los créditos cinematográficos previos del actor incluyen, Son of Rambow, The Wolfman, Ten Thousand Saints, Ender's Game y Nanny McPhee y The Big Bang. Sus créditos en televisión incluyen un papel recurrente en la serie Merlin, de la BBC.

Butterfield, junto con su padre y su hermano, lanzó un juego para iPad llamado Racing Blind. Esta aplicación tiene la particularidad de que se juega con los ojos cerrados inspirado en un juego de papel y lápiz que inventaron para pasar el tiempo en el set de The Boy in the Striped Pajamas.

En la actualidad, BRITT ROBERTSON (Tulsa) está filmando en el papel principal de la serie de Netflix Girlboss. Asimismo, es la protagonista de Mr. Church, junto a Eddie Murphy, que se presentó en el Festival de Cine de Tribeca. Por otro lado, acaba de rodar un arco dramático en el programa altamente aclamado de Hulu Casual. También participó en la película de DreamWorks próxima a estrenarse, A Dog's Purpose, junto a Dennis Quaid, dirigida por Lasse Hallström. Además, interpretó a la hija de Julia Roberts en la película de Garry Marshall, Mother's Day.

El año pasado, Britt recibió el honor Estrella del Mañana 2015 en CinemaCon. Entre sus créditos cinematográficos figuran, la adaptación de Nicholas Sparks de The Longest Ride para Fox 2000; la película de Brad Bird Disney Tomorrowland, junto a George Clooney; la película de TIFF Cake, con Jennifer Aniston; la película de Castle Rock The First Time, que se estrenó en Sundance el año pasado y se vendió a Sony; y la película de DreamWorks D elivery Man, junto a Vince Vaughn.

Robertson participó regularmente de la primera temporada de la exitosa serie de DreamWorks/CBS, Under the Dome, basada en la novela de Stephen King. Previamente, había protagonizado dos series de CW, The Secret Circle y Life Expected.

SBU_Still039.jpeg

ACERCA DEL DIRECTOR

P ETER CHELSOM (Director) es miembro de la British Academy, la American

Academy, de The Directors Guild of America y de The Writers Guild of America.

Chelsom nació en Blackpool, en el norte de Inglaterra. Es ciudadano norteamericano e inglés. (Trivia: es Ciudadano Honorífico de un pequeño pueblo de la Toscana, Italia, llamado Fivizzano). Está casado y tiene tres hijos. Se formó en la Escuela Central de Arte Dramático de Londres y trabajó como actor principal tanto en cine, como en televisión y teatro para la Royal Shakespeare Company, el Royal National Theatre y el Royal Court Theatre.

A los 30 años se convirtió en director de cine y guionista. Su primera película, Treacle, ganó una nominación al premio BAFTA e invitaciones a festivales de todo el mundo, incluyendo el festival de Nueva York. Escribe, tanto solo como con otro/s autores, casi la mitad de las películas que dirige.

Su primer largometraje fue la súper exitosa comedia romántica Hear My Song, una historia alocada y sumamente entretenida inspirada en la vida del carismático tenor irlandés, Josef Locke, interpretado por Ned Beatty, quien misteriosamente desapareció a fines de los años cincuenta y fue secretamente reemplazado por un impostor que se hizo pasar por el gran genio durante treinta años. Hear My Song fue elogiada universalmente por los críticos, además de ser muy bien acogida por una multitud. Su estreno real contó con la presencia de la princesa Diana y uno de los premios que recibió fue el Evening Standard British Film al Principiante más Prometedor.

El segundo largometraje de Chelsom fue Funny Bones, una película sobre la comedia. Hecho para Hollywood Pictures y protagonizado por Oliver Platt, Jerry Lewis, Leslie Caron, Freddie Davies y el principiante Lee Evans, una vez más obtuvo excelentes críticas en los Estados Unidos y el resto del mundo. Fue galardonada en la categoría Mejor Película en cinco festivales de cine europeos. Más grande, más rica y más oscura que la primera, la película cuenta la historia de dos medio hermanos, uno estadounidense y otro británico, que harán cualquier cosa para hacer reír, incluso matar.

La tercera película de Peter, The Mighty, estaba basada en el premiado best-seller "Freak The Mighty" y protagonizado por Sharon Stone, Gillian Anderson, Gena Rowlands y Harry Dean Stanton. Recibió dos nominaciones al Globo de Oro.

A ésta le siguieron Town and Country, Serendipity y Shall We Dance, cuyo reparto incluía a Richard Gere, Jennifer Lopez, Susan Sarandon y Stanley Tucci. La película recaudó 170 millones de dólares a nivel mundial.

El estreno de su última película, Hector and the Search for Happiness, contó con una presentación especial en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2014. Peter recibió el premio al Mejor Director en el Festival de Cine de Monte Carol. La película, que gira en torno a un psiquiatra desilusionado que decide recorrer el mundo en busca del secreto de la felicidad, cuenta con Simon Pegg, Rosamund Pike, Christopher Plummer, Toni Collette, Stellan Skarsgard y Jean Reno.

Próximamente Chelsom rodará una película sobre la Segunda Guerra Mundial llamada The Paladin. Ambientada en los días más oscuros de la guerra, cuenta la increíble y verdadera historia de cómo Winston Churchill orquestó un cambio monumental en la guerra a través de un programa secreto donde convirtió a un niño de 15 años en uno de los asesinos más nefastos de Inglaterra.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

http://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario en la entrada

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP