Cargando...

julio 05, 2010


Portadores: Sinopsis, elenco, ficha: Carriers

SINOPSIS LARGA

CARRIERS, de Àlex y David Pastor, presenta un mundo apocalíptico en el que toda la población está expuesta a una pandemia viral. Con el propósito de huir del mortífero virus, Danny (LOU TAYLOR PUCCI), su hermano Brian (CHRIS PINE), la novia de éste, Bobby (PIPER PERABO) y la amiga de clase de Danny, Kate (EMILY VANCAMP) cruzan a toda velocidad el suroeste de EEUU en busca de un lugar seguro.

Danny recuerda unas idílicas vacaciones familiares en una playa aislada y convence al grupo de que esa es su mejor opción: una retirada playa de surfistas en el Golfo de México.

Al llegar allí, podrán vivir tranquilamente y esperar a que se extinga el virus, incluso si eso significa que serán los únicos supervivientes de esta enfermedad apocalíptica.carriers-1.jpg

Este nuevo mundo se rige por unas reglas muy sencillas: sólo se utilizarán carreteras secundarias poco transitadas y se evitará el contacto con otros humanos cueste lo que cueste. No obstante, el viaje va haciendo mella en sus actitudes despreocupadas y su inocencia juvenil comienza a desvanecerse entre las ruinas de autopistas y pueblos vacíos, según van enfrentándose por el camino a otros combativos supervivientes o a infectados que lanzan un desesperado grito de ayuda. Es una lucha por la supervivencia.

En el curso de cuatro días, el grupo se ve obligado a tomar decisiones morales a las que ningún ser humano quisiera tener que enfrentarse nunca. Descubren que su mayor enemigo no es el mortífero virus, sino la crueldad y la maldad que habitan en lo más profundo del ser humano.

CRÍTICA

carriers-13.jpg

Portadores es una buena película, pero lamentablemente el título y el afiche con el que se estrena en la Argentina, no venden de forma adecuada al film, ya que lo primero que a uno le viene a la mente es que va a ver otra más de las que tanto abundan por allí de zombies o muertos buscando cerebros, pero nada más lejos de la realidad, ya que no es de terror.

En este caso lo que se trata de mostrar es hasta dónde puede llegar una persona por la desesperación de mantenerse viva y de no infectarse mortalmente. No hay escenas que espanten, ni que impresionen mirar, ni gore, ni nada, a lo sumo algunas mínimas tomas desagradables de ver con personas muertas. Lo "impresionante" aquí es reflexionar como la paranoia de una persona puede cambiar sus valores, sus sentimientos, su juicio, cuando está en juego nada más y nada menos que su propia vida. O sea, ¿hasta dónde serías capaz de llegar?

Y a la vez está el problema de querer salvarse a toda costa, a pesar de que ya no quede practicamente nadie en el mundo y encima todo lo que puedas llegar a tocar está infectado. Si bien este tema ha sido tratado varias veces, acá está hecho de una forma intrigante, dinámica, donde casi nunca se pierde el interés y tiene a favor que no es la típica película donde en los primeros minutos se puede adivinar el final fácilmente.

A más de uno le va a traer una reminiscencia de la gripe A ya que los personajes están aterrados de contagiarse, tienen que desinfectar todo y andan con barbijos, pero no es de lo que se habla en este film.

Si te gustan los thrillers apocalípticos, la vas a disfrutar mucho, sino te va a parecer tonta y más de lo mismo.

Cintia Alviti


¿Y vos que opinás de Portadores? online survey

SINOPSIS CORTA

Lo mortal no es la enfermedad sino los que la transmiten.

Cuatro jóvenes viajan en coche atravesando el desierto de camino a la playa, pero las cosas no son lo que parecen: éste no es un viaje de placer sino todo lo contrario.

Su único objetivo es escapar de un virus mortal que podría acabar con toda la humanidad... y evitar cualquier contacto con otros seres humanos.

Si rompes las reglas mueres si las sigues tal vez vivirás

Sobre la Producción

Carriers reúne a Lou Taylor Pucci, Chris Pine, Piper Perabo, Emily VanCamp y Chris Meloni. La película ha sido escrita y dirigida por Àlex y David Pastor y producida por Anthony Bregman y Ray Angelic. Benoit Debie ha trabajado como director de fotografía. Clark Hunter ha realizado las labores de diseñador de producción. La película ha sido editada por Craig McKay, A.C.E. El vestuario ha sido diseñado por Jill Newell. Peter Nashel y Brick Garner han compuesto la música. Tracy McKnight ha supervisado la música.

Fase Uno: Trasladar Carriers a la gran pantalla

Los hermanos Àlex y David Pastor se inspiraron en las noticias sobre la gripe aviar para dar forma a la historia de Carriers. "Nos enteramos antes de que saltara a los medios, antes de que se hubiera hecho eco todo el mundo", apunta Álex. "El tema en sí daba mucho miedo, pero no queríamos que la película tratase simplemente sobre la gripe aviar".

Por tanto, estos hermanos, grandes admiradores de películas apocalípticas como MAD MAX, decidieron utilizar un enfoque diferente. "Ese tipo de películas siempre centran en los personajes. No se trata de analizar el desastre en sí, sino en ver cómo afecta las vidas de las personas y en cómo se comportan en las situaciones extremas que se presentan a causa del desastre".

David añade, "En nuestra película, el retrato y las noticas que damos sobre la pandemia en sí son muy abstractas. De hecho, nunca se menciona como tal". A lo mucho se escuchan pequeñas narraciones a través de la radio del coche. "Es un mundo vacío, la población ha desaparecido prácticamente, y no hay leyes ni códigos morales que rijan las situaciones que se presentan".

Carriers no es una típica película de terror, no sigue las características de ese género, sino más bien es, como la describe el productor Ray Angelic, "un dramático estudio de personajes que combina una serie de elementos terroríficos". Esto no quiere decir que la película no vaya a gustar a los fanáticos del género del terror. "Nos gustan las películas de miedo", explica Àlex. "Pero en este caso utilizamos el contexto de ese género para contar una historia sobre personajes y las experiencias que viven".

El productor Anthony Bregman comenta que "la parte más terrorífica de la película no es la enfermedad sino la gente, y lo que se hacen unos a otros, cómo reaccionan, cuando se enfrentan a tanta presión. Esos aspectos no suelen aparecen en películas de éste género".

Los productores vieron en seguida el gancho de ese enfoque, que esperan que atraiga a fans del género que buscan algo más que sustos. "El núcleo de Carriers es el de un thriller muy dramático, intenso y centrado en los personajes", comenta Angelic. "Evidentemente, hay escenarios que suelen ilustrar los cambios que sufren dichos personajes y cómo recurren a sus instintos básicos para sobrevivir. Algunas de las experiencias son terribles. Incluso algunas escenas son tan terroríficas que los espectadores van a querer apartar los ojos de la pantalla o se llevarán un buen susto, pero no hay legiones de zombies que llegan apoderándose de las calles. La narración es muy realista".

Esa autenticidad es lo que mantendrá en suspenso a los espectadores que vayan a ver Carriers y lo que les ayudará a entablar una relación con los personajes durante la película. "La historia no da miedo porque haya una casa encantada o porque una persona haya sido poseída ni nada de eso", apunta Bregman. "Es una situación muy real que podemos sentir, que nos puede afectar, sobre la que hemos leído en los periódicos. A mí, ese tipo de situaciones son las que más miedo me dan. Es algo que podría pasar en el futuro muy cercano, y eso da mucho miedo".carriers-4.jpg

Fase dos: El reparto de Carriers

El mundo de Carriers gira alrededor de cuatro jóvenes que intentan escapar de los efectos de la pandemia, y cuyas elecciones vitales minan su inocencia, enfrentando su supervivencia como grupo a su supervivencia como personas individuales.

Los productores tuvieron la suerte de encontrar jóvenes actores que podían encarnar tanto las cualidades más inocentes que caracterizan a los personajes al principio de la película y que tuvieran, además, la capacidad de transformarse en personas que ni siquiera ellos mismos reconocerán al final de la película.

Chris Pine da vida a Brian, el mayor de los dos hermanos, quien se ha convertido en un rostro muy conocido para el gran público tras interpretar a James T. Kirk en la superproducción de J.J. Abrams STAR TREK.

Brian parece ser el líder del grupo, es un "tipo duro", sobre todo comparado con su hermano Danny, aunque en realidad las diferencias van mucho más allá. "Mi hermano era el chico de oro, lo hacía todo bien y lo tenía todo", dice Pine hablando de su personaje. "Él era el listo, mis padres le querían más a él que a mí. Tenía la vida resuelta, mientras que Brian dejó la escuela y trabajaba en lo que le fuera saliendo. Brian trabaja con las manos y piensa con los puños. Pero ahora, en esta nuevas situación, se da cuenta de que necesita un grado más de sobriedad, y se encuentra muchas veces teniendo que aplacar el mal genio que tiene dentro".

El hermano pequeño de Danny es todo lo contrario. Tiene dieciocho años y ha recibido una beca para estudiar en la universidad, con lo que tiene la vida arreglada… hasta que de pronto debe dejarlo todo atrás para acompañar a sus tres compañeros en un que viaje que pinta peor con cada día que pasa. Según Àlex, "Ha logrado una beca y tiene la oportunidad de mejorar su vida, pero todo eso lo pierde de repente".

Tras haber participado en el drama indie THUMBSUCKER producida por This Is That en 2005, Anthony Bregman ya pensaba en Lou Taylor Pucci para dar vida a Danny. "Anthony es un chavo genial, y confiaba en él", comenta el actor. "Cuando leí el guión el personaje no me atrajo especialmente, pero al empezar a trabajar con él, me di cuenta de que es un chico que se ve forzado a hacer muchas cosas que no quiere hacer, y ésa es la clave de la película: las cosas que se ven forzados a hacer para sobrevivir".

El aspecto adolescente de Pucci oculta su madurez como actor, el profundo entendimiento de los personajes que interpreta. "Lou tiene capacidad para estar en silencio en pantalla", comenta Chris Pine, "y eso es algo que no se aprende, no te enseñan a hacer eso en ninguna escuela de arte dramático. Al mirarle transmite una especie de aire pensativo, es algo que se le ve en los ojos. Siempre sabes que está dándolo todo. Siempre trabaja al 100%".

Piper Perabo interpreta a Bobby, la novia de Brian y su complemento perfecto. "Es una chica dura, mal hablada, que tiene una relación casi de 'colegas' con su novio", explica David Pastor.

Cuando los hermanos Pastor vieron a Perabo en LOST AND DELIRIOUS en la que daba vida a un personaje similar, supieron que habían dado con la actriz adecuada. "En aquél filme interpretaba a una estudiante desinhibida y muy graciosa de un colegio de monjas", dicen los directores/guionistas. "Vimos esa película y supimos que podía darnos algo que se aproximaba mucho a lo que buscábamos", comenta David. También ayuda el hecho de que Perabo se parezca bastante a Bobby en la vida real. "Piper es una chica dura, no le da miedo ser un poco masculina".

La cuarta acompañante es Kate, una chica a la que Danny le dio alguna vez clase en el colegio y de quien está secretamente enamorado. Emily Van Camp, conocida por su papel en BROTHERS & SISTERS, interpreta a Kate, el personaje que más evoluciona desde ser la tímida chica que viaja en el asiento de atrás a la persona implacable que más apoya abandonar a uno de sus compañeros de viaje por el camino. "Procede de una familia adinerada y vivía en la zona rica del pueblo, así que no encaja con el resto", explica Van Camp. "No tengo ni idea de cómo comportarme con esta gente; son gritones, detestables, alborotadores, y yo soy callada, tímida… No entiendo su manera de comportarse". No obstante, Kate encuentra la forma de utilizar esa sensación de alienación para manipular la situación y hacer que las cosas funcionen en su favor. "Su personalidad no es tan fuerte como para decir directamente lo que piensa o que necesita, pero sabe lo que tiene que pasar para que la situación le favorezca".

"Está acostumbrada a que los demás hagan cosas por ella, pero de pronto se da cuenta de que los demás están demasiado ocupados luchando por su propia supervivencia, así que se ve obligada a ir siempre unos pasos por delante de los demás. Acaba siendo la única que llevará las cosas tan lejos como hagan falta con tal de sobrevivir", comenta Àlex Pastor.

Van Camp agradeció poder trabajar en un papel que se alejaba mucho de sus últimos trabajos televisivos. "Tenía muchas ganas de hacer algo que no se pareciera a nada que hubiera hecho antes", explica. "Carriers era perfecto porque aunque mi personaje en un principio se parece bastante a las chicas que suelo interpretar desde hace mucho, esta vez las circunstancias hacen que cambie muchísimo y ese elemento es lo que me atrajo del personaje".

El hecho de trabajar en exteriores, además de vivir y comer juntos todos los días, en Nuevo México durante todo el rodaje unió mucho a los actores, y esa cercanía se ha trasladado a la gran pantalla. "Los cuatro nos llevamos genial", apunta Perabo. "Menos mal, porque pasábamos un montón de tiempo juntos. Vivíamos en los mismos apartamentos, solíamos comer juntos, y creo que eso ha contribuido mucho a que nos conozcamos tan bien".

El último compañero de reparto es Chris Meloni, conocido por su trabajo televisivo en LAW AND ORDER, que hace una emotiva interpretación dando vida a un padre que intenta dar con una cura para tratar a su hija pequeña cuando ésta contrae el virus y se encuentra a merced de los cuatro viajeros. "El personaje debe tomar una postura muy servil", explica Bregman. "Está a su merced, y Chris hace una interpretación magnífica. No pierde fuerza a pesar de la situación. Dio vida a un personaje fuerte, poderoso, duro, pero que a la vez entiende las reglas que rigen este nuevo mundo post-pandémico".carriers-2.jpg

Fase tres: El rodaje de Carriers

Para los hermanos Pastor, llevar a la pantalla una historia potencialmente realista significaba retratar la historia con el máximo realismo posible, para provocar las sensaciones más escalofriantes en los espectadores. "Dado que no nos centramos en la pandemia propiamente dicha, sino que nos centramos en los personajes y en cómo reaccionan a ella, la historia se vuelve todavía más terrorífica porque se nos presenta en un entorno muy real", dice David Pastor.

Los Pastor decidieron rodar en Nuevo México y Texas. "Lo bueno de Nuevo México es que hay muchos entornos diferentes a distancias relativamente cortas", explica Anthony Bregman. "Nos permitía rodar en una zona montañosa o en una planicie o pasar de una zona baldía a un campo lleno de flores, todas ellas a una distancia de más o menos una hora del lugar donde nos hospedábamos en Albuquerque. Dado que esta película es como una road movie, las locaciones son muy importantes, porque hay que darle a los espectadores la sensación de que están viendo un viaje muy largo, lo cual no es fácil cuando se rueda cerca de Joshua Tree o Palm Springs, donde no hay más que desierto".

A pesar de que la mayoría de la película se desarrolla en el desierto, el equipo de producción vivió una divertida experiencia en cuanto a la meteorología del lugar. "Resulta que rodamos durante el verano más húmedo de la historia de Nuevo México", dice Bregman. De hecho, algunas partes estaban repletas de flores, y la flora desértica luchaba por dejarse ver en un fondo dominado por la desolación y los parajes yermos. "Es interesante ver cómo concuerda con la historia, porque los exteriores dan muestra de la verdadera belleza de los lugares en los que ocurren cosas realmente horripilantes. La gente se mata, otros mueren a causa del virus y la humanidad tiene los días contados, pero el mundo sigue su curso. La belleza resistirá incluso si no estamos aquí para verla".

El aspecto de la película es, como definen los hermanos, "bonito feo" o "feo bonito", comenta Ray Angelic. "Queríamos que el look de la película funcionara bien y que fluyera con naturalidad con la historia, debía ser muy realista, no queríamos trabajar con una imagen demasiado sucia o demasiado pulida. Queríamos que hubiera realismo, y belleza", algo que logró captar a la perfección el director de fotografía Benoît Debie. "Ha hecho un trabajo impresionante con la luz, creando unos entornos alucinantes y muy naturales. Hay que resaltar que en ninguna de las locaciones que visitan nuestros personajes hay luz eléctrica y eso fue todo un reto a la hora de trabajar, ya fuera en interiores y en escenas nocturnas. ¿Cómo podíamos iluminarlas?". Había que conseguir realismo, pero en este caso realismo significaba oscuridad y planos en negro. "Benoît ha hecho un trabajo fenomenal para hacer que la película parezca muy estilizada, pero manteniendo mucho realismo. Lograr ese look ha sido muy duro".

La tarea de crear a los infectados por el virus recayó en las habilidosas manos de los veteranos de efectos especiales de maquillaje Todd McIntosh y Stephan Dupuis. McIntosh estudió libros con fotos de variedad de imágenes de infecciones gripales, incluyendo la gran pandemia de gripe de 1918. "Según parece, uno de los efectos de la enfermedad es que la piel podía cambiar a tener un color azul-violáceo, volviéndose tan oscura que todas las razas parecían iguales. Así que partimos de esa base para desarrollar las fases de la enfermedad", explica.

Había que retratar diferentes estadios de la enfermedad. "Es bastante interesante ver que según iba avanzando entre la población, la gente va enfermando pero no muere. Luego en la segunda fase, la gente se ponía tan enferma que para cuando la enfermedad estaba ya abandonando el cuerpo, el paciente estaba tan débil que podía morir en medio de la calle. Era tan rápido y tan radical que fuimos diseñando looks para cada fase específica para que los espectadores pudiera ir siguiendo esa progresión".

Tras varias pruebas de cámara, McIntosh dice que vieron que al refinar el maquillaje se creaba un aspecto muy plano, que no casaba bien con las exigencias de la película. Así pues decidieron recurrir a las prótesis para maximizar todavía más el efecto. "Acabamos haciendo un montón de prótesis, para crear párpados hinchados, ojos inyectados en sangre y labios hinchados", añade McIntosh. "Desarrollamos nuestra propia enfermedad, así que lo que se ve en el filme es nuestra propia versión de la realidad que presentamos en la película".

El efecto general de todo lo creado por los hermanos Pastor, especialmente en cuanto al realismo que rodea la producción, dio sus frutos, hasta el punto de que algunos de los residentes empezaron a creer que algo estaba pasando. "Estábamos rodando en exteriores con cajas sobre las que estaban escritas frases como 'RESTOS HUMANOS' y teníamos toda la calle acordonada. La gente salía en las noticias preguntándose qué debían hacer, no sabían lo que estaba pasando", dice Angelic. "'¿Deberíamos hacer que los niños entren a jugar en casa?'. Se empezaban a plantear que esto podría llegar a ocurrir, lo cual me producía un extraño placer como productor de este filme". No cabe duda de que esa misma sensación llegará a los espectadores.carriers-16.jpg

Fase cuatro: Alguien tiene que hacerlo: los problemas morales de la supervivencia

Desde el principio, los hermanos Pastor supieron que Carriers no se centraría en el horror de una pandemia con capacidad para destruir a la humanidad, sino en cómo se comporta la gente al verse involucrada en una situación que les obliga a tomar decisiones que acabarían con sus valores morales para garantizar su supervivencia. "Desde el momento que se pusieron detrás de la cámara", comenta Anthony Bregman, "quedó claro que este guión se centraba en la historia humana de los personajes. Todas las emociones surgen de una historia muy humana".

El mundo que retrata Carriers es un mundo lleno de desconfianza y paranoia, a pesar de que no empieza siéndolo. "Hay cuatro personajes: dos hermanos, la novia del hermano mayor y la chica que le gusta al hermano pequeño", dice David Pastor, "y se encuentran en un mismo coche intentando huir de esta pandemia. En su intento por escapar, se ven forzados a tomar algunas decisiones muy duras, decisiones que incluso podrían tildarse de inmorales, con tal de poder sobrevivir. Y al verse envueltos en esa situación, empiezan a perder calidad humana hasta el punto de ir despojándose de ella poco a poco en su esfuerzo por sobrevivir".

Los días van pasando, y los cuatro viajeros siguen su camino esperando no encontrarse con ningún obstáculo en su huida al escondite de Turtle Beach. No obstante se enfrentan a situaciones que nunca se hubieran imaginado ni en sus más oscuras pesadillas que les obligan a tomar decisiones que podrían arrebatarles la poca humanidad que les queda.

"Muchas de las escenas provocan escalofríos", comenta Bregman, "pero no porque haya chorros de sangre o porque a uno le salga de pronto una serpiente por un ojo. Más bien es porque refleja situaciones que nos hacen darnos cuenta de hasta dónde llegaría el ser humano. Nos hace reconocer de qué somos capaces. Ése es el aspecto más oscuro de esta película: al principio todos los personajes parecen buenos, son gente normal, pero según va avanzando el filme, y sin ser provocado por la avaricia, ni la maldad ni nada similar, simplemente por la realidad del mundo post-pandémico en el que viven, se ven obligados a convertirse en personas que no se hubieran imaginado nunca. Da miedo, porque los espectadores no creen que fueran capaces, pero ellos tampoco sabían que tuvieran la capacidad de hacer lo que acaban haciendo".

"Es una historia bastante actual, nos viene como anillo al dedo en estos tiempos que corren", apunta David Pastor. "No especialmente por el tema de la pandemia, sino por la reacción moral de cada uno al encontrarse en una situación de caos y de anarquía, como lo que ocurrió en Nueva Orleans tras el Huracán Katrina. Las cosas se nos van de las manos y la gente saca lo peor de sí mismos".

"Carriers es una historia con moraleja, una narración que nos avisa sobre el futuro. No se trata tanto de prepararnos para una pandemia, sino de pensar en cómo actuaríamos si nos viéramos en esa situación".

"Es una película de terror con corazón", añade su hermano, "si bien ese corazón es bien negro".

Sobre los Actores

Lou Taylor Pucci

Ha emergido como uno de los actores más prometedores de su generación, tras la première de Thumbsucker (2005) en el Festival de Sundance de 2005. En esta historia, Pucci es protagonista junto a Tilda Swinton, Vincent D'Onofrio, Keanu Reeves y Vince Vaughn; encarna a un adolescente de 17 años que todavía se chupa el dedo compulsivamente. Pucci fue objeto tanto del premio especial del jurado a la interpretación en Sundance, como del premio al mejor actor en la Berlinale.

Despuès de su primer papel, el actor ha trabajado en tres cintas más: The Go-Getter (2007), de Martin Hynes, un film independiente en el que Pucci encarna a un estudiante de bachillerato que viaja por carretera a la búsqueda de su medio hermano a quien no ve desde hace mucho, y donde Zooey Deschanel y Jena Malone son coprotagonistas. El joven actor también integra un reparto al lado de actores como The Rock, Justin Timberlake, y Miranda Richardson, en lo que es la continuación de Donnie Darko: el film indepediente Southland Tales (2006). Por último, el actor efectúa un cameo como Boba Fett nº1 en Fanboys (2007), de Kyle Neman.

No hace mucho volvió a trabajar con un compañero de Thumbsucker, Vincent D'Onofrio, para un episodio de Law & Order: Criminal Intent, (episodio de 2006). También ha trabajado junto a Kelli Garner (a quien ama en Thumbsucker), en el vídeo Jesus of Suburbia, de Green Day.

Pucci efectuó su debut en el largometraje dando vida a Kevin en el film Personal Velocity (2002), vista en el Festival de Sundance de 2002. En el haber del joven actor también están la película para televisión Empire Falls (2005), de Fred Schepisi, con Paul Newman y Ed Harris; The Chumscrubber (2005), de Arie Posin, con Jamie Bell; y Fifty Pills (2006), de Theo Avgerinos, con premier en el Festival de cine de Tribeca de 2006.

Habiéndose criado en Nueva Jersey, Pucci tenía poco interés en la interpretación hasta que su tía le animó a que se inscribiera al teatro de la comunidad a los 10 años de edad. Dos años más tarde, apareció en Broadway en The Sound of Music. Además de cantar y actuar, Pucci también es un experto prestidigitador y mago.

Chris Pine

Chris Pine se ha consolidado como uno de los actores jóvenes más solicitados de Hollywood. Próximamente, será visto en la película sobre pandemias virales "Carriers", para el director Alex Pastor. Recientemente, Pine protagonizó "Bottle Shock" para el escritor y director Randall Miller y coprotagonizada por Alan Rickman, Danny DeVito y Emmy Rossum. Pine ha completado recientemente la producción de "Small Town Saturday Night", del escritor y director Ryan Craig.

Pine coprotagonizó el descarnado drama coral de Joe Carnahan "Smokin' Aces" para Working Title Films y Universal Pictures. En la película, Pegg interpretó el papel de Darwin Tremor, el jefe de una banda de tres hermanos que son asesinos a sueldo. También protagonizó la película "Blind Guy Driving", con Eddie Kaye Thomas y Jane Seymour, y la comedia romántica de Fox/New Regency "Just my Luck", junto a Lindsay Lohan para el director Donald Petrie.

En teatro, Pine recibió recientemente críticas excelentes por su actuación en la obra de Neil LaBute "Fat Pig" en el Geffen Playhouse.

Pine se graduó en la Universidad de California, Berkeley, con un doctorado en inglés, y estudió teatro en el American Conservatory Theater y en la Universidad de Leeds en el Reino Unido. Su extensa producción teatral incluye actuaciones en producciones de "Nuestra ciudad", "American Buffalo", "Sin salida", "Esperando a Godot" y "Orestes".

Los padres de Pine son los actores Gwynne Gilford y Robert Pine. Su difunta abuela, Anne Gwynne, fue actriz de cine en los años treinta y cuarenta.

Piper Perabo

Piper Perabo obtuvo el papel de protagonista en "Coyote Ugly" tras una búsqueda exhaustiva del productor Jerry Bruckheimer. Como en el argumento de la película, la historia de Piper es la vieja historia de una chica de pueblo que va a vivir a la ciudad y se encuentra a sí misma por el camino más duro. Piper Perabo, llegó a la ciudad de Nueva York desde el vecino estado de Nueva Jersey a través la Universidad de Ohio, donde estudió artes escénicas (interpretación, dirección, escritura). También pasó un verano en Croacia estudiando mimíca.

Le pusieron su nombre en honor a Piper Laurie, la legendaria enamorada de Hollywood de los años 50. Perabo se aficionó a actuar desde pequeña, creando adaptaciones teatrales de sus libros favoritos en el salón de su abuela. Tras obtener un graduado cum laude, Piper llegó a Nueva York, donde trabajó como camarera hasta obtener su primer papel importante en "Whiteboys", de Marc Levin, una película independiente sobre un rapero blanco de Iowa. El siguiente papel de Piper fue el de Karen Sympathy, el incompetente agente del FBI en la versión para la pantalla grande del clásico de dibujos animados "The Adventures of Rocky and Bullwinkle".

Robert DeNiro produjo y protagonizó la película junto a Rene Russo y Jason Alexander y por supuesto la ardilla y el alce animados. Una semana después de terminar el rodaje de Rocky y Bullwinkle, Piper consiguió el papel que la dio a conocer en "Coyote Ugly". En el papel de Violet Sandford, encantadora pero tímida chica de los suburbios, Piper presenta su talento canta, baila e incluso sirve en la barra para extraer la fuerza (y la belleza) de su personaje mientras persigue su sueño de convertirse en una cantautora.

En "Slap her… she's french", la actriz de 23 años aporta su lado cómico, presentando una transformación deslumbrante cuando una estudiante que visita Texas en un intercambio planea vengarse de la animadora más popular del pueblo. En esta oscuro disparate, Piper demuestra su versatilidad. Melanie Mayron, conocida por la serie Trentaytantos, dirigió a Piper en "Slap her.. she's french" después de terminar el drama "Lost And Delirious" de Lea Poole (que ya se ha estrenado en los EEUU). El premiado director suizo, Poole, inspiró a Piper en su retrato, aclamado por la crítica, de una chica aventurera y carismática de un internado que lucha por su derecho a amar a otra mujer.

A Piece Of My Heart, su última película terminada, es una comedia romántica en la que Piper comparte el protagonismo con el rompecorazones australiano Martin Henderson.

Sus últimas producciones han sido "A Piece Of My Heart" de Matt Cooper y "George and the Dragon" de Tom Reeve

Emily VanCamp

Emily VanCamp tiene a sus espaldas una impresionante carrera televisiva y cinematográfica que la sitúan como una de las jóvenes actrices más buscadas de Hollywood.

VanCamp es una de las protagonistas de la aclamada serie dramática producida por la cadena ABC, "Brothers & Sisters", con Sally Field, Rachel Griffiths, Rob Lowe y Calista Flockhart. La serie va ya por su tercera temporada y sigue las vidas de los hermanos Walker. VanCamp interpreta a Rebecca Harper, la hija de la amante, Holly Harper (Patricia Wettig) del difunto patriarca William Walker. Tiene una relación muy cercana con los Walker y una relación afectiva con Justin Walker (Dave Annable). La cuarta temporada comenzará a rodarse este verano.

En la gran pantalla, VanCamp estrenará pronto la película independiente NORMAN con Richard Jenkins y Adam Goldberg.

VanCamp llamó la atención del público gracias a la aclamada serie dramática de la cadena WB, EVERWOOD con Treat Williams y Gregory Smith, dando vida a Amy Abbott, la sensible y bella joven que le roba el corazón a Ephram (Gregory Smith). Gracias a su gran labor interpretativa, fue nominada al premio Teen Choice a la Mejor Actriz de televisión tres años seguidos.

En cuanto al cine, ha trabajado en THE RING 2 con Naomi Watts y Simon Baker; el exitazo del Festival de Cine de Sundance A DIFFERENT LOYALTY with Sharon Stone; y BLACK IRISH con Melissa Leo, Michael Angarano y Brendan Gleeson. VanCamp interpretó el papel de Jacqueline Bouvier en la miniserie JACKIE O: A LIFE STORY y era uno de los personajes habituales de la serie de la cadena WB, GLORY DAYS.

Nacida y criada en Port Perry, Ontario, VanCamp lleva bailando desde los tres años. A los 12 años, VanCamp obtuvo una plaza en la prestigiosa L'Ecole Superieure de Danse de Quebec, donde se imparte el programa oficial de formación de Les Grands Ballet Canadiens. VanCamp vive actualmente en Los Ángeles.

Christopyer Meloni

Con varias nominaciones a los Emmy, el actor Christopher Meloni es una cara conocida para el gran público gracias a su papel en LAW & ORDER: SVU. Ha logrado muchos éxitos televisivos y se está labrando una gran carrera cinematográfica y una buena reputación como un actor.

En enero del año pasado presentó en el Festival de Cine de Sundance BRIEF INTERVIEWS WITH HIDEOUS MEN, un drama con Julianne Nicholson, Timothy Hutton y Bobby Cannavale que fue candidata al Gran Premio del Jurado. En el festival Slamdance, su debut como director NATIONAL LAMPOON'S DIRTY MOVIE obtuvo una buena acogida. Parodiando las películas de bajo presupuesto, narra la historia de un productor (Meloni) sin gusto ni talento que intenta convencer al Director Ejecutivo de la saga National Lampoon (Robert Klein) de que produzca una película basada únicamente en chistes verdes.

Meloni ha participado en HAROLD & KUMAR ESDCAPE FROM GUANTANAMO BAY (New Line), la segunda parte de la exitosa comedia HAROLD & KUMAR GO TO WHITE CASTLE, en la que también trabajó; y en NIGHTS IN RODANTHE (Warner Bros.) con Diane Lane y Richard Gere, que habían coincidido ya con Meloni y Julia Roberts en RUNAWAY BRIDE. Tras compartir cartel con Amy Poehler, Bradley Cooper y Paul Rudd en la comedia independiente de 2001 WET HOT AMERICAN SUMMER, Meloni llamó la atención por su genial interpretación del personaje del temperamental chef encargado del comedor del campamento de verano. "Lo mejor es el cocinero al que da vida Christopher Meloni, Gene, un chef salido de un campamento de veteranos de la guerra de Vietnam cuyos fetichismos y delirios se vuelven cada vez más estrafalarios", dijo de él Daily Variety. Ha trabajado en dos ocasiones con el director Terry Gilliam en FEAR AND LOATHING IN LAS VEGAS y en TWELVE MONKEYS, con los hermanos Wachowski en BOUND y en la película de Ivan Reitman JUNIOR.

En televisión, Meloni está trabajando en la décima temporada de la aclamada serie de la NBC, LAW & ORDER SPECIAL VICTIMS UNIT en la que da vida al agente y hombre de familia Elliot Stabler. En un mundo lleno de horribles crímenes sexuales, su personaje es un hombre firme y leal, con una gran capacidad para la compasión. En todos los análisis de audiencia, la serie siempre se posiciona como la mejor considerada en su horario de emisión, gracias a lo que Meloni se ha convertido en el segundo actor mejor conocido de televisión.

Como opuesto absoluto, Meloni interpretó durante cinco temporadas al hipócrita preso Chris Keller en el intenso drama sobre una prisión producida por la HBO, OZ. Participó recientemente en la producción de Nickelodeon GYM TEACHER, dando vida a un humillado atleta medallista que se ve reducido a simple profesor de gimnasia y al que se le da una última oportunidad para redimirse. Meloni ha trabajado también en televisión como actor invitado en NYPD BLUE, HOMICIDE: LIFE ON THE STREET y SCRUBS. También se le ha visto en la serie LEAVING L.A. y en varias miniseries como IN A CHILD'S NAME y MARIO PUZO'STHE LAST DON.

Sobre los escenarios, Meloni recibió buenas críticas en el año 2005 cuando dio vida a Eddie Carbone en la obra de Arthur Miller PANORAMA DESDE EL PUENTE en el prestigioso Gate Theatre de Dublín. Logró un premio al Mejor Actor en los reconocidos premios irlandeses de teatro votados por el Irish Times, que le describieron como "...un actor de verdad, una presencia con mucha fuerza con toda la confianza que da la fama sin la correspondiente falta de humildad".

Nacido en Washington, D.C., Meloni estudió en la Universidad de Colorado en Boulder, donde dio sus primeros pasos interpretativos. Tras licenciarse, trabajó en la construcción en su ciudad natal hasta que un amigo del instituto le inspiró para marcharse a Nueva York para estudiar arte dramático. Meloni se formó en el The Neighborhood Playhouse y obtuvo su primer trabajo como protagonista en la comedia de la NBC, THE FANELLI BOYS. Meloni vive en Nueva York y le encanta viajar, el atletismo, las artes marciales y disfrutar de su familia.

Sobre el Director Alex Pastor

Nació en Barcelona, España en 1981.

Carriers es su primer largometraje, anteriormente realizo dos cortometrajes en su natal España Peacemaker en 2006 y Larutanatural en 2004. Las historias que ha llevado a la pantalla también han sido escritar por él.

carriers-12.jpg

FICHA TÉCNICA

Director Alex y David Pastor

Guionista Alex y David Pastor

Productor Ray Angelic y Anthony Bregman

Música Peter Nashel

Fotografía Benoit Debie

Edición Craig McKay

Título original: Carriers

Género: Thriller

Año: 2009

Duración

Lenguaje: Ingles

País: Estados Unidos

REPARTO

Lou Taylor Pucci Danny

Chris Pine Brian

Piper Perabo Bobby

Emily VanCamp Kate

Christopher Meloni Frank

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

//elbazardelespectaculocine.blogspot.com

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

//elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES


 
TOP