octubre 02, 2016

Moana, un mar de aventuras: Sinopsis, personajes, elenco, ficha: Moana

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE el artículo ORIGINAL

http://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

Hace tres mil años, los más grandes navegantes del mundo viajaron a través del vasto océano Pacífico, donde descubrieron las numerosas islas de Oceanía.

Pero después, durante un milenio, sus viajes cesaron, y hasta hoy nadie sabe por qué.

De Walt Disney Animation Studios llega MOANA: UN MAR DE AVENTURAS, una gran comedia de aventuras acerca de una enérgica adolescente que se embarca en una misión audaz para salvar a su pueblo.

Durante su travesía, Moana (voz original, en inglés, de Auli'i Cravalho), se encuentra con el alguna vez todopoderoso semidiós Maui (voz original, en inglés, de Dwayne "The Rock" Johnson), quien la guía en su aventura para convertirse en una experta navegante. Juntos atravesarán el océano en un viaje lleno de acción, en el que se encontrarán con enormes y feroces criaturas e imposibles desafíos; y en el camino, Moana cumple la misión de sus antepasados y descubre lo que siempre persiguió: su propia identidad.

Una extraordinaria película animada por computadora sobre una adolescente aventurera que se embarca en una audaz misión para salvar a su pueblo. "Moana tiene dieciséis años y es la hija del jefe de Motunui", cuenta el director Ron Clements. "Es atlética, ágil, compasiva e increíblemente inteligente. Nunca se da por vencida y siente una profunda conexión con el océano".

"Así que a ella le inquieta, por decirlo así, que la gente de su pueblo no vaya más allá del arrecife que rodea a su isla", agrega el director John Musker. "Todos se mantienen dentro de los confines del arrecife, y Moana no comprende realmente por qué".

La historia, en parte, está inspirada en los relatos orales de los pueblos y culturas de Oceanía. Tres mil años atrás, los pueblos polinesios −los mejores navegantes del mundo− surcaban las aguas del vasto océano Pacífico descubriendo miles de islas. Pero luego, según los investigadores, durante casi un milenio, sus viajes se interrumpieron y nadie sabe exactamente por qué. "La navegación es una parte tan fundamental de la cultura del Pacífico", apunta Musker. "Los antiguos polinesios se orientaban en los mares sin el uso de los instrumentos modernos, valiéndose solo de su conocimiento de la naturaleza, las estrellas, las olas y las corrientes".

Clements agrega: "Muchas veces oímos que el océano no separa las islas, sino que las conecta. Navegar es una verdadera fuente de orgullo para los habitantes de las islas del Pacífico, es parte de su identidad. Siempre han sido, y continúan siendo, unos de los más extraordinarios exploradores de todos los tiempos. Lo que lograron era bastante sofisticado, al límite de lo milagroso".

Existen numerosas teorías, pero ninguna definitiva, acerca de qué pudo haber provocado esta interrupción de mil años en sus expediciones. Eso encendió la imaginación de los cineastas. Musker cuenta: "En nuestra historia, nuestra heroína Moana ocupa un lugar central en el renacimiento de las expediciones por mar".

Durante su viaje, Moana conoce al poderoso semidiós Maui, un personaje extraordinario, inspirado en los numerosos cuentos y leyendas que circulan sobre él a lo largo y ancho de toda Oceanía. Musker dice: "Quedamos fascinados con las historias que leíamos o que nos contaban los expertos de la región. Maui era un personaje único, un héroe embustero y pícaro, con poderes para cambiar de forma. Con su anzuelo podía extraer islas enteras del fondo del mar; también tenía el poder de retrasar al sol. Es un personaje maravilloso".

Maui, quien se encuentra en su propio viaje de auto descubrimiento, acepta de mala gana guiar a Moana en su intento por convertirse en una navegante experta y salvar a su pueblo. Juntos se embarcan en un viaje cargado de acción a través del vasto océano, en el que se encontrarán con enormes monstruos y obstáculos insalvables. En su camino, Moana descubrirá lo que siempre buscó: su propia identidad.

"Es una historia que tiene lugar miles de años atrás, pero con un espíritu contemporáneo", comenta la productora Osnat Shurer. "Queríamos crear una historia que fuera universal, y que a la vez fuera un homenaje a los hermosos pueblos de las islas del Pacífico, que nos inspiraron a lo largo de este viaje".

Los realizadores seleccionaron a la debutante Auli'i Cravalho para interpretar la voz de Moana, y Dwayne Johnson (de las series de HBO Ballers y Central Intelligence) presta su voz al semidiós Maui. El reparto vocal también incluye a Jemaine Clement (EL BUEN AMIGO GIGANTE, Mi villano favorito, Rio, Rio 2, Casa Vampiro, y cantante en Flight of the Conchords), como Tamatoa, un ensimismado cangrejo de 15 metros; Rachel House (Whale Rider, Hunt for the Wilderpeople) como Gramma Tala, la confidente de Moana; Temuera Morrison (Star Wars: Episodio II - El ataque de los clones; Once Were Warriors; Seis días, siete noches) como el sensato padre de Moana: el jefe Tui; Alan Tudyk (ZOOTOPÍA, RALPH EL DEMOLEDOR, GRANDES HÉROES) como la voz del inútil gallo Heihei; y Nicole Scherzinger (Hombres de negro 3 y cantante principal en The Pussycat Dolls) da voz a Sina, la alegre y tenaz madre de Moana.

Timoneada por Clements y Musker, equipo que dirigió las películas LA SIRENITA, ALADDÍN, LA PRINCESA Y EL SAPO, y producida por Shurer (Lifted, One Man Band),
MOANA: UN MAR DE AVENTURAS presenta la música de un variado y dinámico equipo de artistas que incluye al ganador de un premio Tony® Lin-Manuel Miranda (del musical de Broadway, ganador de un premio Pulitzer y múltiples premios Tony®, Hamilton, y el ganador de un premio Tony® In the Heights), el compositor ganador de un premio Grammy®, Mark Mancina (Máxima velocidad, TARZÁN, EL REY LEÓN) y Opetaia Foaʻi (creador y cantante de la premiada banda Te Vaka).

Esta es la película animada número 56 de Walt Disney Animation Studios. MOANA_RO_TUI_SINA_R.jpg

INVESTIGACIÓN

Los realizadores viajan a Oceanía y crean el "Oceanic Story Trust"

Cuando comenzaron a barajar la idea de ambientar una película animada en las hermosas islas del Pacífico, los directores Ron Clements y John Musker recurrieron a los recuerdos de las novelas y pinturas del Pacífico favoritas de su juventud. Pero cuando unos años atrás comenzaron a explorar los increíbles relatos de la mitología polinesia, se dieron cuenta de que necesitaban sumergirse mucho, muchísimo más profundo. Supieron que debían ir a las islas del Pacífico para ver los lugares y conocer a las distintas comunidades en persona. De manera que Clements y Musker, junto con un grupo de artistas de Disney Animation, emprendieron dos intensos viajes a la región sur de Oceanía.

"Regresamos de esos viajes no solo con ideas, imágenes y nueva inspiración para nuestra historia, sino también con la fuerte determinación de que queríamos hacer algo que la gente que habíamos conocido disfrutara", cuenta Musker. "Por supuesto, no estamos haciendo un documental, sino una película animada. Pero nuestras experiencias nos inspiraron de un modo que no habíamos anticipado".

Clements, Musker y varios miembros del equipo de producción, primero se dirigieron a las islas de Fiyi, Samoa y Tahití; y, posteriormente, viajaron a Nueva Zelanda. "Queríamos evitar, dentro de lo posible, las cosas más 'turísticas', adentrarnos en lo local", señala Clements. "Queríamos conocer a la gente que se había criado en estas islas; conocer y oír sus historias y comprender qué es lo que hace que las culturas de las islas del Pacífico sean tan extraordinarias".

Los cineastas fueron invitados a navegar esos mares de la manera más parecida posible a como lo habían hecho los primeros exploradores que los inspiraron. "Navegamos con un marinero fiyiano en una camakau, que es una canoa tradicional de Fiyi", cuenta Musker. "Y de hecho vimos una camakaude 2.000 años de antigüedad en el Museo de Fiyi, y el diseño prácticamente no ha cambiado en todo ese tiempo. Es impresionante".

Arqueólogos locales invitaron al equipo a explorar el Parque Nacional de Dunas de Sigatoka, y también visitaron el Museo de Fiyi, en donde los expertos les mostraron increíbles objetos, incluidos botes y herramientas. Además, conocieron a reconocidos tatuadores, pescadores profesionales y saborearon la gastronomía local de la mano de las hospitalarias personas que fueron conociendo. "Bebimos mucha kava", cuenta Clements. "Es una bebida de sabor amargo elaborada con las raíces de un árbol de la familia de la pimienta"

En Samoa, visitaron los campos de lava negra y se reunieron con los jefes locales. En Savai'i, recibieron una ligera ducha de las famosas columnas de agua de Alofaaga y participaron de una tradicional ceremonia de kava en la isla de Manono. Además, navegaron en canoa a lo largo de la famosa rompiente Teahupo'o, en Tahití, y nadaron e hicieron senderismo por lugares que sin duda luego influenciarían el aspecto de la película. Los cineastas pudieron observar cómo se confecciona la tela de tapa, propia del lugar, y distintos números de danzas tradicionales. MOANA_RO_TAMATOA_R.jpg

Posteriormente, los cineastas y el trío a cargo de la música de la película −Lin-Manuel Miranda, Mark Mancina y Opetaia Foa'i− asistieron al Festival Pasifika de Auckland, en Nueva Zelanda. "Fue la primera vez que tuvimos a nuestro increíble equipo musical reunido, entre sí y con los cineastas", señala la productora Osnat Shurer. "El festival fue una magnífica oportunidad para conocer la variedad y la alegría de esta música y los bailes de las distintas culturas de las islas del Pacífico".

Entre las numerosas personas que conocieron, una de ellas fue realmente especial. Clements recuerda: "Un anciano en una isla de Mo'orea nos preguntó algo muy simple y revelador: 'Durante años, hemos sido absorbidos por su cultura', nos dijo. 'Esta vez, ¿pueden ser absorbidos por la nuestra?'"

"El equipo volvió transformado", señala Shurer. "Los viajes de investigación nos abrieron los ojos. Para crear nuestra historia de ficción, ambientada unos 2.000 años atrás, sabíamos que debíamos invitar a los expertos que conocimos en nuestros viajes para que sean parte de la creación de la película. Haber sido inspirados por los viajes de investigación fue magnífico, pero nosotros queríamos ir más allá. Queríamos que sus voces influenciaran la película: desde la historia, hasta la apariencia de los lugares y los personajes. Y todo −desde el aspecto y el funcionamiento de la canoa de Moana, hasta las plantas de las islas y las telas de la ropa− fue profundamente influenciado por nuestros asesores".

Los realizadores finalmente crearon el "Oceanic Story Trust" (comité de historia de Oceanía) que incluye un equipo de expertos −antropólogos, académicos, educadores, lingüistas, navegantes profesionales y asesores culturales− que colaboraron con el equipo creativo de Disney. "El Trust influenció enormemente el aspecto y el sentimiento de esta película", reconoce Shurer. MOANA_RO_TALA_R.jpg

EL REPARTO

MOANA: UN MAR DE AVENTURAS presenta personajes dinámicos y un talento vocal insuperable

Inspirados en los distintos habitantes que conocieron durante sus viajes a las islas del Pacífico, los realizadores poblaron su historia con una multitud de personajes dinámicos. Un destacado elenco vocal ayuda a dar vida a los personajes.

Moana es una aventurera, tenaz y compasiva adolescente de 16 años en busca de su verdadera identidad. Mientras que su padre, el jefe Tui, la presiona a seguir sus pasos y algún día a liderar la isla, Moana siente una gran atracción por el océano. La gente de su aldea tiene prohibido ir más allá de la seguridad del arrecife, sin embargo, el mar parece llamar a Moana. "Moana siente que no es posible seguir los dictámenes de su corazón y al mismo tiempo permanecer fiel a su pueblo y cultura", explica el director Ron Clements. "Moana desciende de un pueblo de navegantes, pero ella no lo sabe".

Cuando su isla se ve amenazada por una terrible oscuridad, Moana transgrede las reglas y se embarca en una aventura épica para salvar a su pueblo y encontrar las respuestas que ha estado buscando durante toda su vida. El director, John Musker, señala: "Se siente inclinada a resolver el conflicto que los ha estado acosando durante tanto tiempo y les ha impedido viajar. Si puede hacer frente a este problema, que hace mil años se cierne sobre ellos, quizás su pueblo pueda volver a navegar".

"Es una poderosa heroína que sale a recuperar lo que su pueblo perdió hace mucho tiempo", dice la productora, Osnat Shurer. "Esta no es una historia de amor, es una historia de acción, aventura, diversión y drama. Moana quiere salvar el mundo −literalmente−, aun a pesar de ser casi la única persona que se da cuenta de que ese mundo necesita ser salvado. Es un poderoso modelo a seguir para el público de hoy en día".

La debutante Auli'i Cravalho fue seleccionada para dar voz a la tenaz adolescente en la versión original de la película. "Tiene el espíritu de Moana", declara Shurer. "Siempre nos retruca las bromas que intercambiamos con ella. Posee una gran audacia, pero al mismo tiempo una genuina calidez. Es toda una profesional con un enorme talento natural… pero en el fondo sigue siendo una niña".

Maui es un semidiós −mitad dios, mitad humano− formidable. Carismático y divertido, blande un anzuelo mágico que le permite transformarse en toda clase de animales y extraer islas del mar. Maui, en una época, era considerado el héroe más poderoso de Oceanía; su cuerpo está cubierto de tatuajes que narran sus extraordinarias hazañas, incluida una diminuta versión de sí mismo que obra como la voz de su conciencia. "Maui es el responsable de los problemas que se ciernen sobre el pueblo de Moana", señala Musker. "Ahora está pagando el precio de sus acciones y es una suerte de héroe perdido: una sombra de su viejo yo. Moana lo necesita para enderezar sus errores y recuperar lo que se ha perdido".

Junto con Moana, Maui se embarca en un importante viaje de auto descubrimiento en el que aportará su fuerza extraordinaria, pero también sus inmensos problemas. "Posee un impulso por triunfar tan arrollador que acaba por meterlo en problemas", señala Clements. "Pero enfrentarse cara a cara con la verdadera razón que lo mueve a ello no es fácil".

Los realizadores convocaron a Dwayne Johnson para dar voz a Maui en la versión original en inglés de la película. "Está muy conectado con sus raíces samoanas", cuenta Clements. "Maui es un personaje carismático y Dwayne es carisma puro. Posee un maravilloso sentido del momento cómico, es un experto en las escenas de acción y muy querible. Además, sabe cantar".

La Abuela Tala, confidente y mejor amiga de Moana, comparte con su nieta la conexión especial que tiene con el océano. Si bien su hijo, el Jefe Tui, es un líder sensato, la Abuela Tala definitivamente baila al son de su propia música. Siente en su corazón que el océano tiene grandes planes para Moana, pero no revelará los legendarios secretos de sus ancestros los navegantes hasta que no sea el momento oportuno.

"La Abuela Tala es la guardiana de las historias del pasado", cuenta el guionista Jared Bush. "Ella conoce la historia de su gente y comprende lo importante que es que Moana no renuncie a sus sueños. Pero ella nunca le da las respuestas. Deja que Moana encuentre su propio camino".

Rachel House presta su voz a la Abuela Tala en la versión original en inglés de la película.

El padre de Moana, el Jefe Tui (voz en inglés de Temuera Morrison) es el sociable y respetado líder del pueblo de la isla de Motunui. El jefe Tui quiere que Moana siga sus pasos como líder del pueblo, pero teme por la fuerte atracción que el océano, y el mundo que se abre más allá del arrecife, ejercen sobre su hija. "Su padre le dice una y otra vez que no debe aventurarse en el peligroso mar", señala Bush. "Le insiste con que su papel es el de futura jefa de su pueblo. Y le recuerda la enorme responsabilidad que eso supone y lo importante que es que ella lo asuma".

Si bien puede parecer que ambos pertenecen a mundos separados, el jefe Tui y Moana tienen más cosas en común de lo que creen.

La madre de Moana siempre vela por su hija. Alegre, ingeniosa y tenaz, Sina (voz en inglés de Nicole Scherzinger)comprende la nostalgia que siente Moana por estar en el agua. Pero al igual que su testarudo marido, Sina quiere proteger a su hija de los legendarios peligros que se extienden más allá del arrecife. Pero ante todo, Sina confía en que Moana tomará la decisión correcta.

Los kakamora son unos piratas salvajes con armaduras de cocos, que viven en un barco cubierto de basura y desechos que flota a la deriva por el océano. Los kakamora pueden ser pequeños, pero son despiadados guerreros a los que nada los detiene hasta no lograr su cometido.

Tamatoa (voz en inglés de Jemaine Clement) es un ensimismado cangrejo de 15 metros que vive en Lalotai, el reino de los monstruos. El engreído crustáceo quiere ser algo más que un "rastrero de las profundidades" y compensa este presunto punto débil recubriéndose con toda clase de cosas brillantes. El ávido coleccionista se aferra vorazmente a su cada vez más numerosa colección de artefactos, al tiempo que alberga un feo resentimiento hacia Maui.

Heihei (voz en inglés de Alan Tudyk)es un gallo torpe y el idiota del pueblo. Cuando el inútil gallo acaba accidentalmente metido de polizón en la canoa de Moana, termina en la primera fila de su épica aventura. Pero cuando Maui decide que la emplumada ave sea su próxima comida, la compasiva Moana arriesga su pellejo para salvar a Heihei.

El cerdito Pua es la leal mascota de Moana. Posee la energía y la mente inocente de un cachorro. Es ingenuo y dulce, y haría cualquier cosa por Moana. Pua solo quiere que ella sea feliz. MOANA_RO_PUA_R.jpg

EL DISEÑO

Imponentes paisajes se apoderan de la escena

Con créditos de la talla de ALADDÍN y LA SIRENITA en su haber, los directores John Musker y Ron Clements poseen una notable experiencia en la animación dibujada a mano, además del trabajo generado por computadora en varios de sus proyectos. Pero su visión de MOANA: UN MAR DE AVENTURAS exigía un enfoque diferente. "Lo que nos proponíamos hacer con los paisajes de las islas y el océano demandaba animación por computadora", señala Clements. "La luz, las texturas y la dimensión que podemos lograr con la computadora crea una experiencia increíble y realmente profunda".

Musker añade: "Las islas, los horizontes, las montañas, hasta los personajes poseen una cualidad escultural que se potencia en la animación por computadora".

Pero Musker aclara que no buscaban crear un aspecto fotorrealista. "Hemos desarrollado un mundo que supone una versión ligeramente caricaturizada de las islas del Pacífico en las que estuvimos", señala. "Intensificamos un poquito los ya de por sí ricos colores. Queremos que el aspecto de esta película sea tan envolvente que uno quiera saltar dentro".

El diseñador de producción, Ian Gooding, quien vivió en Jamaica hasta los 20 años, cuenta que los viajes de investigación demostraron ser más valiosos de lo que había esperado. "Hay muchísimas cosas que uno da por sentado", dice. "Por ejemplo, todos imaginan a los cocoteros meciéndose en el viento, pero lo cierto es que una brisa apenas mecerá las hojas más pequeñas, y las ramas se pueden llegar a mover con un viento fuerte, pero los troncos permanecen firmes. Era algo que no sabía, a pesar de que de chico tenía cinco palmeras de estas en el patio trasero de mi casa".

Gooding y su equipo de artistas dedicaron un enorme tiempo a capturar el movimiento adecuado de las olas que rompen sobre la costa. "Es muy diferente a lo que sucede en California", señala. "Muchas de las islas allí poseen enormes arrecifes de coral en torno a las lagunas, de manera que las grandes olas que vienen del Pacífico rompen allí. Sobre la costa apenas se produce un pequeño corte. También debimos considerar factores como las lluvias, la presencia de los volcanes y hasta incluso el tipo de piedra que conforma la arena".

La película presenta más de sesenta especies diferentes de plantas, incluidas las variedades que los antiguos polinesios podrían haber traído de sus islas natales, como distintas especies de cocoteros, el árbol del pan y el taro. Los realizadores se tomaron algunas licencias artísticas, añadiendo colores al paisaje que quizás no existieron en las islas hasta muchos años más tarde.

El diseño de la isla de Motunui surgió en parte a raíz de su nombre. "Motu significa 'isla' y nui significa 'grande'", explica Gooding. "Así que debía ser bastante grande". Lo que demostró ser un gran desafío: los realizadores querían incluir planos generales que mostraran la isla entera, pero se dieron cuenta de que al alejarse lo suficiente para poder capturarla en toda su extensión, la atmósfera la oscurecería. Finalmente, modificaron la escala de la isla con exageradas verticales para que pareciera más grande y fantástica. "Debimos ajustar un poquito la escala para hacer que la altura de la montaña fuera más realista y tuviera un tamaño que nos permitiera capturar toda la isla", cuenta Gooding.

A estos retos debía sumarse la realidad que empuja a Moana a aventurarse en el océano. "Se avecinan problemas", señala Gooding. "No todo está bien en esta isla. Las cosechas se están echando a perder, ya no hay tanta abundancia de peces. Debíamos crear un lugar hermoso y encantador, pero aún así mostrar que algo estaba yendo mal".

De Walt Disney Animation Studios llega MOANA: UN MAR DE AVENTURAS, una extraordinaria película animada por computadora sobre una adolescente aventurera que se embarca en una audaz misión para salvar a su pueblo. "Moana tiene dieciséis años y es la hija del jefe de Motunui", cuenta el director Ron Clements. "Es atlética, ágil, compasiva e increíblemente inteligente. Nunca se da por vencida y siente una profunda conexión con el océano".

"Así que a ella le inquieta, por decirlo así, que la gente de su pueblo no vaya más allá del arrecife que rodea a su isla", agrega el director John Musker. "Todos se mantienen dentro de los confines del arrecife, y Moana no comprende realmente por qué".

La historia, en parte, está inspirada en los relatos orales de los pueblos y culturas de Oceanía. Tres mil años atrás, los pueblos polinesios −los mejores navegantes del mundo− surcaban las aguas del vasto océano Pacífico descubriendo miles de islas. Pero luego, según los investigadores, durante casi un milenio, sus viajes se interrumpieron y nadie sabe exactamente por qué. "La navegación es una parte tan fundamental de la cultura del Pacífico", apunta Musker. "Los antiguos polinesios se orientaban en los mares sin el uso de los instrumentos modernos, valiéndose solo de su conocimiento de la naturaleza, las estrellas, las olas y las corrientes".

Clements agrega: "Muchas veces oímos que el océano no separa las islas, sino que las conecta. Navegar es una verdadera fuente de orgullo para los habitantes de las islas del Pacífico, es parte de su identidad. Siempre han sido, y continúan siendo, unos de los más extraordinarios exploradores de todos los tiempos. Lo que lograron era bastante sofisticado, al límite de lo milagroso".

Existen numerosas teorías, pero ninguna definitiva, acerca de qué pudo haber provocado esta interrupción de mil años en sus expediciones. Eso encendió la imaginación de los cineastas. Musker cuenta: "En nuestra historia, nuestra heroína Moana ocupa un lugar central en el renacimiento de las expediciones por mar".

Durante su viaje, Moana conoce al poderoso semidiós Maui, un personaje extraordinario, inspirado en los numerosos cuentos y leyendas que circulan sobre él a lo largo y ancho de toda Oceanía. Musker dice: "Quedamos fascinados con las historias que leíamos o que nos contaban los expertos de la región. Maui era un personaje único, un héroe embustero y pícaro, con poderes para cambiar de forma. Con su anzuelo podía extraer islas enteras del fondo del mar; también tenía el poder de retrasar al sol. Es un personaje maravilloso".

Maui, quien se encuentra en su propio viaje de auto descubrimiento, acepta de mala gana guiar a Moana en su intento por convertirse en una navegante experta y salvar a su pueblo. Juntos se embarcan en un viaje cargado de acción a través del vasto océano, en el que se encontrarán con enormes monstruos y obstáculos insalvables. En su camino, Moana descubrirá lo que siempre buscó: su propia identidad.

"Es una historia que tiene lugar miles de años atrás, pero con un espíritu contemporáneo", comenta la productora Osnat Shurer. "Queríamos crear una historia que fuera universal, y que a la vez fuera un homenaje a los hermosos pueblos de las islas del Pacífico, que nos inspiraron a lo largo de este viaje".

Los realizadores seleccionaron a la debutante Auli'i Cravalho para interpretar la voz de Moana, y Dwayne Johnson (de las series de HBO Ballers y Central Intelligence) presta su voz al semidiós Maui. El reparto vocal también incluye a Jemaine Clement (EL BUEN AMIGO GIGANTE, Mi villano favorito, Rio, Rio 2, Casa Vampiro, y cantante en Flight of the Conchords), como Tamatoa, un ensimismado cangrejo de 15 metros; Rachel House (Whale Rider, Hunt for the Wilderpeople) como Gramma Tala, la confidente de Moana; Temuera Morrison (Star Wars: Episodio II - El ataque de los clones; Once Were Warriors; Seis días, siete noches) como el sensato padre de Moana: el jefe Tui; Alan Tudyk (ZOOTOPÍA, RALPH EL DEMOLEDOR, GRANDES HÉROES) como la voz del inútil gallo Heihei; y Nicole Scherzinger (Hombres de negro 3 y cantante principal en The Pussycat Dolls) da voz a Sina, la alegre y tenaz madre de Moana.

Timoneada por Clements y Musker, equipo que dirigió las películas LA SIRENITA, ALADDÍN, LA PRINCESA Y EL SAPO, y producida por Shurer (Lifted, One Man Band),
MOANA: UN MAR DE AVENTURAS presenta la música de un variado y dinámico equipo de artistas que incluye al ganador de un premio Tony® Lin-Manuel Miranda (del musical de Broadway, ganador de un premio Pulitzer y múltiples premios Tony®, Hamilton, y el ganador de un premio Tony® In the Heights), el compositor ganador de un premio Grammy®, Mark Mancina (Máxima velocidad, TARZÁN, EL REY LEÓN) y Opetaia Foaʻi (creador y cantante de la premiada banda Te Vaka).

La película animada número 56 de Walt Disney Animation Studios zarpará rumbo a los cines de los Estados Unidos el 23 de noviembre de 2016. MOANA_RO_MOANA_R.jpg

INVESTIGACIÓN

Los realizadores viajan a Oceanía y crean el "Oceanic Story Trust"

Cuando comenzaron a barajar la idea de ambientar una película animada en las hermosas islas del Pacífico, los directores Ron Clements y John Musker recurrieron a los recuerdos de las novelas y pinturas del Pacífico favoritas de su juventud. Pero cuando unos años atrás comenzaron a explorar los increíbles relatos de la mitología polinesia, se dieron cuenta de que necesitaban sumergirse mucho, muchísimo más profundo. Supieron que debían ir a las islas del Pacífico para ver los lugares y conocer a las distintas comunidades en persona. De manera que Clements y Musker, junto con un grupo de artistas de Disney Animation, emprendieron dos intensos viajes a la región sur de Oceanía.

"Regresamos de esos viajes no solo con ideas, imágenes y nueva inspiración para nuestra historia, sino también con la fuerte determinación de que queríamos hacer algo que la gente que habíamos conocido disfrutara", cuenta Musker. "Por supuesto, no estamos haciendo un documental, sino una película animada. Pero nuestras experiencias nos inspiraron de un modo que no habíamos anticipado".

Clements, Musker y varios miembros del equipo de producción, primero se dirigieron a las islas de Fiyi, Samoa y Tahití; y, posteriormente, viajaron a Nueva Zelanda. "Queríamos evitar, dentro de lo posible, las cosas más 'turísticas', adentrarnos en lo local", señala Clements. "Queríamos conocer a la gente que se había criado en estas islas; conocer y oír sus historias y comprender qué es lo que hace que las culturas de las islas del Pacífico sean tan extraordinarias".

Los cineastas fueron invitados a navegar esos mares de la manera más parecida posible a como lo habían hecho los primeros exploradores que los inspiraron. "Navegamos con un marinero fiyiano en una camakau, que es una canoa tradicional de Fiyi", cuenta Musker. "Y de hecho vimos una camakaude 2.000 años de antigüedad en el Museo de Fiyi, y el diseño prácticamente no ha cambiado en todo ese tiempo. Es impresionante".

Arqueólogos locales invitaron al equipo a explorar el Parque Nacional de Dunas de Sigatoka, y también visitaron el Museo de Fiyi, en donde los expertos les mostraron increíbles objetos, incluidos botes y herramientas. Además, conocieron a reconocidos tatuadores, pescadores profesionales y saborearon la gastronomía local de la mano de las hospitalarias personas que fueron conociendo. "Bebimos mucha kava", cuenta Clements. "Es una bebida de sabor amargo elaborada con las raíces de un árbol de la familia de la pimienta"

En Samoa, visitaron los campos de lava negra y se reunieron con los jefes locales. En Savai'i, recibieron una ligera ducha de las famosas columnas de agua de Alofaaga y participaron de una tradicional ceremonia de kava en la isla de Manono. Además, navegaron en canoa a lo largo de la famosa rompiente Teahupo'o, en Tahití, y nadaron e hicieron senderismo por lugares que sin duda luego influenciarían el aspecto de la película. Los cineastas pudieron observar cómo se confecciona la tela de tapa, propia del lugar, y distintos números de danzas tradicionales.

Posteriormente, los cineastas y el trío a cargo de la música de la película −Lin-Manuel Miranda, Mark Mancina y Opetaia Foa'i− asistieron al Festival Pasifika de Auckland, en Nueva Zelanda. "Fue la primera vez que tuvimos a nuestro increíble equipo musical reunido, entre sí y con los cineastas", señala la productora Osnat Shurer. "El festival fue una magnífica oportunidad para conocer la variedad y la alegría de esta música y los bailes de las distintas culturas de las islas del Pacífico".

Entre las numerosas personas que conocieron, una de ellas fue realmente especial. Clements recuerda: "Un anciano en una isla de Mo'orea nos preguntó algo muy simple y revelador: 'Durante años, hemos sido absorbidos por su cultura', nos dijo. 'Esta vez, ¿pueden ser absorbidos por la nuestra?'"

"El equipo volvió transformado", señala Shurer. "Los viajes de investigación nos abrieron los ojos. Para crear nuestra historia de ficción, ambientada unos 2.000 años atrás, sabíamos que debíamos invitar a los expertos que conocimos en nuestros viajes para que sean parte de la creación de la película. Haber sido inspirados por los viajes de investigación fue magnífico, pero nosotros queríamos ir más allá. Queríamos que sus voces influenciaran la película: desde la historia, hasta la apariencia de los lugares y los personajes. Y todo −desde el aspecto y el funcionamiento de la canoa de Moana, hasta las plantas de las islas y las telas de la ropa− fue profundamente influenciado por nuestros asesores".

Los realizadores finalmente crearon el "Oceanic Story Trust" (comité de historia de Oceanía) que incluye un equipo de expertos −antropólogos, académicos, educadores, lingüistas, navegantes profesionales y asesores culturales− que colaboraron con el equipo creativo de Disney. "El Trust influenció enormemente el aspecto y el sentimiento de esta película", reconoce Shurer. Moana_Maui.jpg

EL REPARTO

MOANA: UN MAR DE AVENTURAS presenta personajes dinámicos y un talento vocal insuperable

Inspirados en los distintos habitantes que conocieron durante sus viajes a las islas del Pacífico, los realizadores poblaron su historia con una multitud de personajes dinámicos. Un destacado elenco vocal ayuda a dar vida a los personajes.

Moana es una aventurera, tenaz y compasiva adolescente de 16 años en busca de su verdadera identidad. Mientras que su padre, el jefe Tui, la presiona a seguir sus pasos y algún día a liderar la isla, Moana siente una gran atracción por el océano. La gente de su aldea tiene prohibido ir más allá de la seguridad del arrecife, sin embargo, el mar parece llamar a Moana. "Moana siente que no es posible seguir los dictámenes de su corazón y al mismo tiempo permanecer fiel a su pueblo y cultura", explica el director Ron Clements. "Moana desciende de un pueblo de navegantes, pero ella no lo sabe".

Cuando su isla se ve amenazada por una terrible oscuridad, Moana transgrede las reglas y se embarca en una aventura épica para salvar a su pueblo y encontrar las respuestas que ha estado buscando durante toda su vida. El director, John Musker, señala: "Se siente inclinada a resolver el conflicto que los ha estado acosando durante tanto tiempo y les ha impedido viajar. Si puede hacer frente a este problema, que hace mil años se cierne sobre ellos, quizás su pueblo pueda volver a navegar".

"Es una poderosa heroína que sale a recuperar lo que su pueblo perdió hace mucho tiempo", dice la productora, Osnat Shurer. "Esta no es una historia de amor, es una historia de acción, aventura, diversión y drama. Moana quiere salvar el mundo −literalmente−, aun a pesar de ser casi la única persona que se da cuenta de que ese mundo necesita ser salvado. Es un poderoso modelo a seguir para el público de hoy en día".

La debutante Auli'i Cravalho fue seleccionada para dar voz a la tenaz adolescente en la versión original de la película. "Tiene el espíritu de Moana", declara Shurer. "Siempre nos retruca las bromas que intercambiamos con ella. Posee una gran audacia, pero al mismo tiempo una genuina calidez. Es toda una profesional con un enorme talento natural… pero en el fondo sigue siendo una niña".

Maui es un semidiós −mitad dios, mitad humano− formidable. Carismático y divertido, blande un anzuelo mágico que le permite transformarse en toda clase de animales y extraer islas del mar. Maui, en una época, era considerado el héroe más poderoso de Oceanía; su cuerpo está cubierto de tatuajes que narran sus extraordinarias hazañas, incluida una diminuta versión de sí mismo que obra como la voz de su conciencia. "Maui es el responsable de los problemas que se ciernen sobre el pueblo de Moana", señala Musker. "Ahora está pagando el precio de sus acciones y es una suerte de héroe perdido: una sombra de su viejo yo. Moana lo necesita para enderezar sus errores y recuperar lo que se ha perdido".

Junto con Moana, Maui se embarca en un importante viaje de auto descubrimiento en el que aportará su fuerza extraordinaria, pero también sus inmensos problemas. "Posee un impulso por triunfar tan arrollador que acaba por meterlo en problemas", señala Clements. "Pero enfrentarse cara a cara con la verdadera razón que lo mueve a ello no es fácil". MOANA_RO_MAUI_R.jpg

Los realizadores convocaron a Dwayne Johnson para dar voz a Maui en la versión original en inglés de la película. "Está muy conectado con sus raíces samoanas", cuenta Clements. "Maui es un personaje carismático y Dwayne es carisma puro. Posee un maravilloso sentido del momento cómico, es un experto en las escenas de acción y muy querible. Además, sabe cantar".

La Abuela Tala, confidente y mejor amiga de Moana, comparte con su nieta la conexión especial que tiene con el océano. Si bien su hijo, el Jefe Tui, es un líder sensato, la Abuela Tala definitivamente baila al son de su propia música. Siente en su corazón que el océano tiene grandes planes para Moana, pero no revelará los legendarios secretos de sus ancestros los navegantes hasta que no sea el momento oportuno.

"La Abuela Tala es la guardiana de las historias del pasado", cuenta el guionista Jared Bush. "Ella conoce la historia de su gente y comprende lo importante que es que Moana no renuncie a sus sueños. Pero ella nunca le da las respuestas. Deja que Moana encuentre su propio camino".

Rachel House presta su voz a la Abuela Tala en la versión original en inglés de la película.

El padre de Moana, el Jefe Tui (voz en inglés de Temuera Morrison) es el sociable y respetado líder del pueblo de la isla de Motunui. El jefe Tui quiere que Moana siga sus pasos como líder del pueblo, pero teme por la fuerte atracción que el océano, y el mundo que se abre más allá del arrecife, ejercen sobre su hija. "Su padre le dice una y otra vez que no debe aventurarse en el peligroso mar", señala Bush. "Le insiste con que su papel es el de futura jefa de su pueblo. Y le recuerda la enorme responsabilidad que eso supone y lo importante que es que ella lo asuma".

Si bien puede parecer que ambos pertenecen a mundos separados, el jefe Tui y Moana tienen más cosas en común de lo que creen.

La madre de Moana siempre vela por su hija. Alegre, ingeniosa y tenaz, Sina (voz en inglés de Nicole Scherzinger)comprende la nostalgia que siente Moana por estar en el agua. Pero al igual que su testarudo marido, Sina quiere proteger a su hija de los legendarios peligros que se extienden más allá del arrecife. Pero ante todo, Sina confía en que Moana tomará la decisión correcta.

Los kakamora son unos piratas salvajes con armaduras de cocos, que viven en un barco cubierto de basura y desechos que flota a la deriva por el océano. Los kakamora pueden ser pequeños, pero son despiadados guerreros a los que nada los detiene hasta no lograr su cometido.

Tamatoa (voz en inglés de Jemaine Clement) es un ensimismado cangrejo de 15 metros que vive en Lalotai, el reino de los monstruos. El engreído crustáceo quiere ser algo más que un "rastrero de las profundidades" y compensa este presunto punto débil recubriéndose con toda clase de cosas brillantes. El ávido coleccionista se aferra vorazmente a su cada vez más numerosa colección de artefactos, al tiempo que alberga un feo resentimiento hacia Maui.

Heihei (voz en inglés de Alan Tudyk)es un gallo torpe y el idiota del pueblo. Cuando el inútil gallo acaba accidentalmente metido de polizón en la canoa de Moana, termina en la primera fila de su épica aventura. Pero cuando Maui decide que la emplumada ave sea su próxima comida, la compasiva Moana arriesga su pellejo para salvar a Heihei.

El cerdito Pua es la leal mascota de Moana. Posee la energía y la mente inocente de un cachorro. Es ingenuo y dulce, y haría cualquier cosa por Moana. Pua solo quiere que ella sea feliz. MOANA_RO_HEIHEI_R.jpg

EL DISEÑO

Imponentes paisajes se apoderan de la escena

Con créditos de la talla de ALADDÍN y LA SIRENITA en su haber, los directores John Musker y Ron Clements poseen una notable experiencia en la animación dibujada a mano, además del trabajo generado por computadora en varios de sus proyectos. Pero su visión de MOANA: UN MAR DE AVENTURAS exigía un enfoque diferente. "Lo que nos proponíamos hacer con los paisajes de las islas y el océano demandaba animación por computadora", señala Clements. "La luz, las texturas y la dimensión que podemos lograr con la computadora crea una experiencia increíble y realmente profunda".

Musker añade: "Las islas, los horizontes, las montañas, hasta los personajes poseen una cualidad escultural que se potencia en la animación por computadora".

Pero Musker aclara que no buscaban crear un aspecto fotorrealista. "Hemos desarrollado un mundo que supone una versión ligeramente caricaturizada de las islas del Pacífico en las que estuvimos", señala. "Intensificamos un poquito los ya de por sí ricos colores. Queremos que el aspecto de esta película sea tan envolvente que uno quiera saltar dentro".

El diseñador de producción, Ian Gooding, quien vivió en Jamaica hasta los 20 años, cuenta que los viajes de investigación demostraron ser más valiosos de lo que había esperado. "Hay muchísimas cosas que uno da por sentado", dice. "Por ejemplo, todos imaginan a los cocoteros meciéndose en el viento, pero lo cierto es que una brisa apenas mecerá las hojas más pequeñas, y las ramas se pueden llegar a mover con un viento fuerte, pero los troncos permanecen firmes. Era algo que no sabía, a pesar de que de chico tenía cinco palmeras de estas en el patio trasero de mi casa".

Gooding y su equipo de artistas dedicaron un enorme tiempo a capturar el movimiento adecuado de las olas que rompen sobre la costa. "Es muy diferente a lo que sucede en California", señala. "Muchas de las islas allí poseen enormes arrecifes de coral en torno a las lagunas, de manera que las grandes olas que vienen del Pacífico rompen allí. Sobre la costa apenas se produce un pequeño corte. También debimos considerar factores como las lluvias, la presencia de los volcanes y hasta incluso el tipo de piedra que conforma la arena".

La película presenta más de sesenta especies diferentes de plantas, incluidas las variedades que los antiguos polinesios podrían haber traído de sus islas natales, como distintas especies de cocoteros, el árbol del pan y el taro. Los realizadores se tomaron algunas licencias artísticas, añadiendo colores al paisaje que quizás no existieron en las islas hasta muchos años más tarde. MOANA_RO_KOKOMORA_R.jpg

El diseño de la isla de Motunui surgió en parte a raíz de su nombre. "Motu significa 'isla' y nui significa 'grande'", explica Gooding. "Así que debía ser bastante grande". Lo que demostró ser un gran desafío: los realizadores querían incluir planos generales que mostraran la isla entera, pero se dieron cuenta de que al alejarse lo suficiente para poder capturarla en toda su extensión, la atmósfera la oscurecería. Finalmente, modificaron la escala de la isla con exageradas verticales para que pareciera más grande y fantástica. "Debimos ajustar un poquito la escala para hacer que la altura de la montaña fuera más realista y tuviera un tamaño que nos permitiera capturar toda la isla", cuenta Gooding.

A estos retos debía sumarse la realidad que empuja a Moana a aventurarse en el océano. "Se avecinan problemas", señala Gooding. "No todo está bien en esta isla. Las cosechas se están echando a perder, ya no hay tanta abundancia de peces. Debíamos crear un lugar hermoso y encantador, pero aún así mostrar que algo estaba yendo mal".

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

http://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES







0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP