diciembre 25, 2011

La chica del dragon tatuado: Sinopsis, Ficha, Data, Critica: Millennium The girl with the dragon tattoo

SINOPSIS

En La Chica del Dragón Tatuado, el director nominado a un Premio de la Academia® David Fincher (The Social Network) desentraña en la pantalla grande el mundo de la novela de suspenso de Stieg Larsson, de resonante éxito global.

El laberinto de la historia contiene asesinatos, corrupción, secretos familiares y los demonios internos de dos inesperados aliados que buscan la verdad en un misterio que comienza hace 40 años. Mikael Blomkvist (Daniel Craig) es un periodista financiero decidido a restaurar su honor tras ser acusado por difamación. Uno de los industriales más ricos de Suecia, Henrik Vanger (Christopher Plummer, nominado a un Premio de la Academia®), lo contrata para investigar la desaparición de su amada sobrina Harriet, pues Vanger sospecha que la asesinó un miembro de su enorme familia, así que el periodista se dirige a una remota isla en la gélida costa sueca, sin saber lo que le espera.

Al mismo tiempo Lisbeth Salander (Rooney Mara), una estrambótica pero sagaz investigadora de Milton Security, recibe el encargo de indagar los antecedentes de Blomkvist, un trabajo que la conduce a unirse a Mikael en su búsqueda del homicida de Harriet Vanger. Aunque Lisbeth se escuda contra un mundo que la traicionó repetidamente, su habilidad como hacker y su inquebrantable determinación, la vuelven invaluable. Mientras Mikael se enfrenta cara a cara con los herméticos Vanger, Lisbeth despeja las sombras en el espacio cibernético. Ellos comienzan a rastrear una cadena de homicidios desde el pasado hasta el presente forjando una frágil hebra de verdad, aunque se ven involucrados en las más salvajes corrientes del crimen moderno.

CRÍTICA

La chica del dragón tatuado es una buena y sólida adaptación de la primera de las tres novelas de la saga Millennium que va a mantener al espectador intrigado del principio al fin.

La actuación de Daniel Craig es muy buena, y para aquellos que hayan visto la primer versión cinematográfica y les gusta hacer comparaciones, creo que no verán el estilo de su actuación muy diferente al que había realizado Michael Nyqvist. Realmente el espíritu del personaje de Mikael Blomkvist es prácticamente igual en ambos actores.

En cambio el trabajo de Noomi Rapace como Lisbeth Salander, tanto desde lo exterior como en lo interior, es muy superior al de Rooney Mara, que no causa el mismo impacto visual que Noomi, que prácticamente se robaba la película. Pero para los que no hayan visto la versión original realizada en Suecia, este personaje los va a cautivar de todas formas.

Aquellos que se acerquen al cine sólo para comparar y ver si esta nueva adaptación trae novedades, giros en la trama o sorpresas varias, ya les adelanto que hay poco de esto, pues prácticamente su desarrollo es un calco de la película sueca, excepto por la atmósfera un poco más oscura que le otorga su director David Fincher.

Un film para disfrutar a pleno en el cine si lo tuyo son las películas de suspenso.

Cintia Alviti


¿Y vos que opinás de La chica del dragon tatuado?


Lee este artículo para conocer mi estilo en hacer críticas y saber porque no contienen calificación, sinopsis o detalles muy técnicos

Columbia Pictures y Metro-Goldwyn-Mayer Pictures presentan una producción de Scott Rudin / Yellow Bird de una película de David Fincher, La Chica del Dragón Tatuado, protagonizada por Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer, Stellan Skarsgård, Steven Berkoff, Robin Wright, Yorick van Wageningen y Joely Richardson. La película es dirigida por David Fincher y producida por Scott Rudin, Ole Søndberg, Søren Stærmose y Ceán Chaffin, con un guión de Steven Zaillian basado en el libro de Stieg Larsson, publicado originalmente por Norstedts. Los productores ejecutivos son Steven Zaillian, Mikael Wallen y Anni Faurbye Fernández; los coproductores son Berna Levin y Eli Bush. El equipo de filmación incluye al director de fotografía Jeff Cronenweth, ASC, al diseñador de producción Donald Graham Burt, a los editores Kirk Baxter, A.C.E. y Angus Wall, A.C.E., a la diseñadora de vestuario Trish Summerville, así como a los compositores Trent Reznor y Atticus Ross.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

La Chica del Dragón Tatuado presenta la adaptación cinematográfica de la exitosa Trilogía Millennium, escrita por Stieg Larsson, la épica serie de suspenso que ha vendido 65,000,000 de copias en 46 países. Publicada inicialmente en 2005, poco después de la muerte de Larsson, la primera novela, La Chica del Dragón Tatuado, presenta a los lectores al periodista financiero Mikael Blomkvist y la hacker vengadora Lisbeth Salander.

Con Salander, Larsson creó una heroína distinta a todas las anteriores en el amplio ámbito de la literatura de suspenso, un prodigio punk cuya presencia advierte a la gente que se mantenga lejos, que no interactúa "normalmente" con otros, pero cuyo vínculo personal con las mujeres que han sido violadas deriva en su interés por ayudar a Mikael para resolver la desaparición de Harriet Vanger. Su afán de venganza y su débil asociación con Mikael se convirtieron en la médula de La Chica del Dragón Tatuado y los dos libros siguientes, The Girl Who Played With Fire y The Girl Who Kicked the Hornet's Nest.

El director David Fincher y el guionista Steven Zaillian se fijaron como objetivo respetar el valiente enfoque de Larsson sobre la corrupción corporativa, social y personal que Mikael y Lisbeth afrontan a medida que profundizan en el enigma de Harriet Vanger. Zaillian se inspiró en las palabras de Larsson. "El guión se basa genuinamente en la novela", dice Fincher. Con la necesidad de compactar la intrincada trama del primer libro, ellos identificaron porqué la serie Millennium es tan atractiva para la gente en todo el mundo. "Lo que más nos interesó fueron estos dos personajes, Blomkvist y Salander, que convirtieron las novelas en un fenómeno cultural", dice Fincher. "Hay mucho jugo ahí, mucha fricción y enormes posibilidades dramáticas".

Añade Zaillian: "Lisbeth es un grandioso e inusual personaje, pero creo que si la serie se tratara sólo de ella no habría funcionado tan bien. La forma en que se entrelazan su historia y la de Blomkvist, así como lo que cada uno vive, hacen que los libros sean tan exitosos".

Fincher y Zaillian no intentaron suavizar la dureza de las escenas de brutalidad y venganza del libro. "Nos comprometimos con la importancia de que ésta es una película acerca de la violencia contra las mujeres, sobre clases específicas de degradación y no puedes ser tímido con esto", afirma Fincher. "Debes lograr un sutil equilibrio para que el público pueda sentir visceralmente la necesidad de venganza, pero también apreciar el poder de las ideas que se expresan".

Esto es justamente lo que Larsson consiguió con sus novelas, introduciendo a los lectores en los temas de poder corrupto, misoginia, intolerancia, fanatismo, globalización, bienestar social, justicia y veredictos legales mediante los entresijos de la ardua investigación de Mikael y Lisbeth. Rooney Mara, que interpreta a Lisbeth Salander, dice: "Creo que la gente se siente más intrigada por los turbios asuntos subyacentes a la sociedad de lo que está dispuesta a admitir. Le interesan los oscuros secretos que esconden las personas y las sociedades. La Chica del Dragón Tatuado tiene estos componentes mezclados con dos personajes extraños que las personas realmente adoran".

VENGADORES Y VENGANZA: ELENCO Y PERSONAJES

Blomkvist

De forma similar al autor Stieg Larsson, el personaje de Mikael Blomkvist es un periodista investigador dedicado a desenterrar la corrupción en las finanzas y el gobierno. Como copropietario de la exclusiva revista Millennium, difícilmente es un activista, pero se le conoce por ir demasiado lejos e involucrarse en asuntos que implican un peligro legal, incluso mortal, con sus implacables indagaciones sobre los poderosos y ricos. Para interpretar a Blomkvist, Fincher eligió a Daniel Craig, actor británico cuyo balance de seriedad y encanto le aportó el rol de James Bond en Casino Royale y Quantum of Solace.

"En realidad es la película de Blomkvist, pues él es el núcleo", dice Fincher. "Es el personaje más convencional y Lisbeth es el satélite que orbita a su alrededor. Buscamos a alguien como Daniel, que no sólo tiene un enorme atractivo cinematográfico, sino también dotes actorales innatas. Es muy buen actor, puedes ahondar en sus matices".

Igual que muchas personas, Craig leyó La Chica del Dragón Tatuado poco después de su publicación, en medio de la algarabía inicial. "Alguien me lo dio en vacaciones y lo leí en dos días", recuerda. "Es un libro que no puedes dejar. En seguida sientes que van a pasar cosas muy malas y creo que por eso es tan legible para la gente".

Desde entonces se sintió atraído por Lisbeth Salander. "Lo interesante de ella es que fue víctima de violencia sexual, pero nunca se convierte en víctima psicológicamente", observa Craig. "Su fuerza y la forma en que puede recibir un golpe, levantarse y seguir adelante es algo que de verdad conquista a la gente".

El libro explora la perspicacia de Blomkvist, pero el equipo creativo logró llevar a pantalla el personaje como un verdadero aporte para Craig. "Ya era una buena historia, pero la combinación de David como director y el guión de Steven Zaillian convirtió el rol en algo emocionante para mí", comenta Craig. "Tenía confianza en el material y en sus ideas visuales".

Desde que leyó la novela también sintió afinidad con Blomkvist. "Me gusta su actitud, sus opiniones políticas, me agrada que se interese en todo", dice Craig. "Pelea en buena lid, trata de desenmascarar la corrupción y ser un periodista influyente, si es que eso aún es posible".

A Steven Zaillian le impresionó la forma en que Craig encarnó el papel. "Blomkvist es un tipo que no es tan rudo como quisiera, pero es bueno y decente. Daniel fue grandioso para interpretar esto", observa. "Su personaje es en realidad tan complejo como el de Salander".

Desde el principio Craig decidió no adoptar un acento para el rol, así que Blomkvist habla en forma natural, como corresponde a la cultura cosmopolita de Estocolmo. "Pensé en hacer algo plano", explica. "David y yo deseábamos evitar que un acento se interpusiera con el personaje. Muchos suecos hablan un inglés increíblemente bueno, con y sin acento. Sentí que ésta era la forma de hacerlo. Blomkvist es un hombre que viajó mucho, estuvo por todo el mundo, escuchaba la BBC desde que tenía seis años, creo que así era él".

Trabajar con Fincher fue grandioso para Craig, a pesar de los retos. "David es conocido por hacer muchas tomas y tuvimos nuestra buena parte, pero eso nunca me molestó", afirma Craig. "Podemos filmar todo el día en lo que a mí respecta, siempre y cuando salga algo bueno, pues cada toma es distinta. David es muy específico y ¿cuál es la forma amable de decirlo?... muy particular. Pero cuando ves cómo construye una escena ladrillo por ladrillo, resulta fácil relajarse. Te entregas al papel sabiendo que él cuida los detalles importantes".

Craig dice que estaba en la mejor forma física de su vida cuando obtuvo el papel, pero no fue del todo adecuado para un periodista que pasa la mayor parte de su tiempo sentado ante su escritorio o entrevistando a sus fuentes. "David me pidió que engordara y fue un poco difícil, pero lo logré", sonríe.

También hubo desafíos físicos, especialmente en las escenas climáticas, pero Craig resalta que incluso entonces su enfoque era más interno. "Estas escenas finales son muy emotivas para Blomkvist", resume.

Salander

Tan pronto como inició la producción de La Chica del Dragón Tatuado, empezó la búsqueda de Lisbeth Salander. El riesgo era que cualquier persona que hubiera leído el libro había formado en su mente una imagen de ella. Michiko Kakutani, en The New York Times, describió así a Lisbeth:

"Lisbeth Salander, la valiente heroína elfo que creó Stieg Larsson, es uno de los personajes más originales que encontraremos durante un buen tiempo: una chiquilla con aspecto de Audrey Hepburn con tatuajes y piercings, la atrevida actitud de Lara Croft y el frío intelecto sin sentimientos de Mr. Spock. Ella es la víctima vulnerable que se convirtió en vigilante; una chica deliberadamente antisocial, alguna vez etiquetada como incompetente mental por los servicios sociales del Estado, que demostró ser tan incandescentemente talentosa como cualquier guerrera de un videojuego".

Al adaptar el papel, Steven Zaillian buscó captar todos estos matices en la personalidad de Salander, que está sólidamente blindada, pero sigue siendo vulnerable si alguien se atreve a acercarse. "Es el tipo de personaje que es divertido escribir", afirma Zaillian. "Hay un cumplimiento de deseos en la forma en que cuida las cosas, en que hace todo con tal empeño, pero también hay otros aspectos. Una gran parte del impulso de la película es Lisbeth Salander".

Fincher deseaba todo esto en una actriz, pero más que nada, quería a alguien dispuesta a caminar al borde del precipicio de un personaje que ya era riesgoso y a lanzarse al vacío. Lo encontró en Rooney Mara, pero no fue un proceso tan sencillo.

Los realizadores cinematográficos hicieron una búsqueda exhaustiva para el rol de Lisbeth. Esta prolongada exploración incluyó a Mara, quien tuvo un pequeño pero memorable papel en The Social Network, como Erica Albright, la novia de Mark Zuckerberg. Fincher la sometió a una larga serie de audiciones intensivas en donde le pidió hacer de todo, desde recitar poesía sueca hasta posar con motocicletas, para demostrar que podría interpretar el papel.

"Lo que me convenció de ella durante el proceso de audición fue exactamente lo que deseaba de Lisbeth: no se da por vencida. Buscaba una persona que fuera indomable", dice él. "Al terminar nuestras audiciones sabía que era capaz de interpretar este papel".

Prosigue: "Ella comenzó con muchos rasgos de lo que necesitábamos. Es bastante curiosa en su vida real. Pero más que eso, estaba dispuesta a trabajar para entender este personaje. Pensé, 'No sé si pueda hacerlo, pero sí sé que se esforzará al máximo si nosotros la inspiramos, la apoyamos y después la dejamos volar sola'. Y eso es lo que ocurrió. Ella se cortó el pelo, aprendió a andar en motocicleta, fue a Suecia por su cuenta y desapareció del mundo convencional. Y si tienes a alguien dispuesta a hacer todo esto, lo tienes todo. Los piercings son sólo piercings, cualquiera podría haber hecho esa parte".

A Mara, la cadena de audiciones la mantuvo con los nervios de punta y le ayudó aún más a encarnar el personaje. "Estaba lista y dispuesta a hacer cualquier cosa para obtener el papel", afirma. "Pero a medida que pasaba el tiempo, pensé, '¿Qué más debo demostrar a estos hombres? Ya les demostré todo. Necesito seguir con mi vida o hacer esto. Estoy a punto de tirar la toalla, así que tomen una decisión'".

Los meses de interpretación y espera culminaron en un ultimátum. "David me llamó a su oficina y empezó a parlotear, diciendo una y otra vez todas las razones por las que nadie desearía el rol, cómo podría cambiar mi vida y no necesariamente para mejorar. Después me dio su iPad y ahí tenía un comunicado de prensa en el que informaba que yo había obtenido el papel. Me dijo que planeaban enviarlo ese día y yo tenía media hora para decidir si lo deseaba o no".

Mara no dudó. Lisbeth ya estaba bajo su piel. "Nunca ha habido un personaje femenino como ella, esta chica andrógina con tantas facetas distintas", dice. "Estás de su lado y sin embargo al mismo tiempo la cuestionas, pues no siempre hace cosas con las que estás de acuerdo. Para mí eso fue muy interesante".

Añade: "Creo que el público se relacionará con ella aunque también sea un poco extraña, pues la mayoría de las personas en algún momento se han sentido como extrañas o como si las retuvieran fuerzas ajenas".

Tan pronto como aceptó el papel, Mara se integró al reto. "Una hora después de que le dije sí a David, desensamblé una computadora, me subí a una motocicleta y empecé a tomar clases de patinaje. Y literalmente cinco días después, estaba en Estocolmo", recuerda. "No había tiempo de pensar en lo que significaba haber obtenido el papel o cómo me sentía sobre eso. Simplemente entré en modo de enfoque láser".

No le asustaron las advertencias de Fincher. "Me dijo, 'Vas a viajar a Suecia, estar sola y experimentar la vida de esta chica'. También afirmó, 'La película te consumirá. Te debes despedir de tu familia y amigos por un buen tiempo'. Pero él no me conocía aún", explica. "No sabía que en realidad soy una solitaria y lo que él deseaba no me asustaba. Podría haber atemorizado a alguien más, pero no a mí".

A la larga transformó radicalmente su apariencia, cortó su largo cabello, se puso piercings corporales y decoloró sus cejas, que fue lo más chocante, según comenta. No sólo era su aspecto elocuentemente transgresor, también abrió el alma de Lisbeth y pudo interpretar la mezcla de inteligencia sin sentimientos y furia enterrada del personaje.

"Justo antes de la decoloración, me sentía preparada, lista para interpretarla y emocionada", recuerda Mara. "Después me miré al espejo y me espeluzné. Creo que la decoloración fue una de las mejores cosas que hicimos para la apariencia del personaje. Puso nuestro sello en su personalidad".

Asimismo, Mara encontró la forma de expresar los bloqueos emocionales autoimpuestos de Lisbeth. "David y yo comentamos que no hay una herida abierta en Lisbeth. Toda ella es un tejido cicatrizal. No llora, rara vez se permite sentir algo, pero debajo de las cicatrices, el público debe saber que las heridas están ahí", explica.

Cuando se internó en el hermético mundo interno de Lisbeth, Mara entendió porqué Stieg Larsson consideraba a Pippi Longstocking, la legendaria heroína de historietas, como una influencia en el personaje. "Lisbeth es como Pippi Longstocking pero 25 años después. Cambió el caballo por una moto. Ahora tiene una computadora, pero conserva su propio código moral, copiando cosas de los chicos malos", observa ella.

Toda la complejidad de Lisbeth aflora en algunos de los eventos más perturbadores de la historia, los violentos asaltos en la oficina de su tutor legal, Nils Bjurman. Son escenas duras, tanto física como psicológicamente, pero también son esenciales para entender el ímpetu de Lisbeth en ayudar a Blomkvist en su búsqueda del asesino de una mujer. "Las escenas con Bjurman te dicen todo sobre Lisbeth", comenta Mara. "El abuso la impulsa a seguir adelante. Siempre piensa en eso".

Cuando las interpretaron en el set la conmoción era palpable. "Sabía que estas escenas serían duras, pero fueron incluso más difíciles de lo que pensé", recuerda.

Para mantener la intensidad, Mara evitó a Yorick van Wageningen, el actor que interpreta a Bjurman. "Yorick es un tipo muy dulce, pero me mantuve lejos porque no deseaba pensar en lo amable que es", dice ella. "Fue mejor para nosotros no hablar mucho, simplemente entrar en la habitación y ver que ocurría".

Lisbeth sufrió cosas terribles, pero también se asentó a medida que se acerca más a Mikael Blomkvist. No es la atracción sexual lo que la sorprende, sino un inexplorado instinto de confianza. "Lisbeth pasa gran parte de la película alejando a los otros. Tenazmente trata de suprimir y rechazar a la gente. No tiene relaciones en las que se comunique con las personas", observa Mara. "Pero con Mikael empieza a pensar que quizá por fin hay alguien en el que puede creer, aunque después también tiene buenas razones para preguntarse si fue estúpida por haber confiado en alguien".

Mara comenta que la experiencia de interpretar a Lisbeth fue todo aquello por lo que luchó esos meses mientras intentaba conseguir el papel. "Es la clase de rol que te llega una vez en la vida", concluye. "Lo mejor de esta vivencia es que me siento más capacitada. Aprendí mucho e hice cosas que nunca pensé que podría".

Finaliza ella: "Mi faceta favorita de David es que desafía a todos. Por eso sus películas son maravillosas. Te reta y te hace pensar en cosas que nunca hubieras imaginado; creo que a la gente le agrada ser desafiada".

ELENCO SECUNDARIO

Junto a Daniel Craig y Rooney Mara en La Chica del Dragón Tatuado se encuentra un consumado elenco que incluye a Christopher Plummer como Henrik Vanger, el viejo magnate que lanza la investigación sobre el pasado oculto de su familia; Steven Berkoff como Dirch Frode, el abogado de Vanger, que contrata primero a Lisbeth Salander para que espíe a Mikael Blomkvist; Robin Wright como el socio de Blomkvist en la Revisa Milenio y alguna vez amante de Erika Berger; Stellan Skarsgård como Martin Vanger, el hermano de Harriet; Yorick van Wageningen como Nils Bjurman, el nuevo tutor legal de Lisbeth; Joely Richardson como Anita Vanger, que conocía mejor que nadie a la desaparecida Harriet; así como Geraldine James, la hermética Cecilia Vanger.

En el centro del poder de los Vanger se encuentra Martin, actualmente Presidente y Director General de la incierta empresa familiar, que da la bienvenida a Blomkvist en la casona de la familia en Hedeby Island para que investigue el misterio. Martin es interpretado por Stellan Skarsgård, actor sueco conocido por sus papeles en el cine internacional. "Me interesan los seres humanos complejos y así es Martin", comenta. "Puede ser extremadamente encantador, pero también parece una persona distinta en varios momentos de la película".

Igual que el resto del elenco, Skarsgård confió en la sensibilidad de Fincher. "David es muy particular sobre cada detalle", dice. "Es muy hábil técnicamente pero también tiene esta idea de que, sin importar el género, lo que impulsa cualquier película son los personajes, así que entre la brillantez técnica lo que más le interesa son los personajes y esto deriva en muy buenas interpretaciones".

Otro miembro de la familia Vanger que juega un papel esencial en la indagación es Anita Vanger, encarnada por Joely Richardson. Igual que los demás, a ella le atrajo el enfoque de Fincher hacia su engañoso personaje. "Siempre me decía 'más oscuro, más crispado, nada azucarado, nada resuelto o curado'", afirma. "Incluso si empezabas a moverte hacia la resolución o curación, él aún lo deseaba crispado y oscuro. No hay emociones sencillas en el mundo de esta película".

Quien empuja a Lisbeth Salander al borde del abismo es Bjurman, su nuevo tutor legal; después de estudiar su amplio registro de hogares de adopción, arrestos, adicciones e internamientos psiquiátricos, él piensa que la puede controlar. Se apropia de su cuenta bancaria. Le exige favores sexuales. Cuando ella ya no puede soportar su abuso, decide que lo debe derrotar y marcar para siempre como un sociópata.

Bjurman es interpretado por el actor holandés Yorick van Wageningen. Fincher lo eligió por una razón muy específica. "Sentí que el personaje no debía ser un villano, necesitaba que fuera peor que eso", afirma el director. "Debía ser alguien que no sólo fuera un violador, sino un tipo que mira a una chica huraña y triste, que no hace contacto visual, y decide que ella no vale nada. Se convierte en terreno propicio para su propia necesidad de dominar a alguien. No deseaba a alguien perverso con un bigote de villano. Así que al ver a Yorick aprecié que tiene un gran aspecto humano y también es un brillante actor que podría aportar todas estas facetas. Fue capaz de interpretar esto desde un lugar lógico en la mente de Bjurman y encontrar el furioso caos de oscuridad dentro de él".

Para van Wageningen, la complejidad fue la principal razón por la que aceptó este papel. "El personaje pasa a través de muchas cosas y no estaba demasiado seguro si deseaba pasar por todo eso", admite van Wageningen. "Me encontré a la mitad del camino entre la emoción de trabajar con David Fincher y la monstruosidad del papel, pero fui capaz de usar ambas cosas. Los dos pensamos que sería muy interesante que Bjurman tuviera un aspecto bastante afable. El desafío no era encontrar la brutal violencia en el tipo, sino descubrir la humanidad dentro de él".

Aún así, nunca fue algo fácil. "A menudo pasaba 15 minutos llorando en mi tráiler entre las tomas", recuerda van Wageningen. "Creo que una escena como la violación de Lisbeth sólo funciona si es genuina por ambas partes. Así que las emociones debían ser reales en esa toma, el ataque tenía que ser auténtico. Fue horrible para mí y después la gran escena final entre ellos... No me recobro aún. Eso me llevó a un lugar donde la gente normalmente no va y no es agradable estar ahí".

Van Wageningen y Mara acordaron no tener contacto fuera de sus escenas. "Esto fue audaz pues cuando tienes grandes escenas con otro actor, la tendencia es hablar un poco sobre ellas", comenta él. "Pero ambos habíamos entendido lo que Fincher deseaba y sabíamos lo que queríamos de nuestros personajes, así que sólo dejamos que todo ocurriera en la escena. Pienso que esto le aportó la realidad que puedes sentir".

El trabajo de Fincher con el elenco permitió esta creatividad, dice van Wageningen. "David forma un espacio en el que te atreves a hacer algo que nunca habías intentado en una toma", resume.

EL LUGAR

Desde el inicio, David Fincher y Steven Zaillian decidieron mantener la ubicación sueca de Stieg Larsson para La Chica del Dragón Tatuado y no pensaron en cambiar la historia hacia América. "No había forma de trasladarla", afirma Fincher. "No podrías hacer esta película en Seattle, ni en Montreal. Debía ocurrir en Suecia porque las raíces de la historia son totalmente suecas".

Sin duda, Larsson invitó a los lectores internacionales a adentrarse en una Suecia que la mayoría no conocía. Aunque los elementos suecos de la democracia social, los paisajes rústicos y el énfasis cultural sobre la funcionalidad son muy evidentes, la trilogía de Millennium también expone claramente las poco conocidas fisuras en la pulida superficie de la nación.

Para captar la interacción de luz y sombras que expresa Larsson con el trasfondo del paisaje sueco, Fincher trabajó con un equipo artístico que incluye al director de fotografía Jeff Cronenweth, nominado a un Oscar® (The Social Network) y al diseñador de producción Donald Graham Burt, ganador de un Oscar® (The Social Network, The Curious Case Of Benjamin Button).

El elenco también se sumergió en la vida sueca. "Para mí, estar en Suecia fue más útil que cualquier entrenamiento", afirma Rooney Mara, "porque no puedes entender a Stieg Larsson o a Lisbeth hasta que conoces a los suecos y sientes la energía de Estocolmo como ciudad".

Desde la helada costa de Norrland hasta el moderno minimalismo de Estocolmo, el ambiente sueco fue la constante inspiración para Jeff Cronenweth, ASC, que trabajó con la cámara digital RED One (que también utilizó en The Social Network) además de la reciente cámara RED, llamada Epic, aprovechando totalmente su versatilidad y resolución. Desde el principio se decidió que la película tendría una acritud en sus vistas atmosféricas que reflejara el tono de los libros de Larsson.

"La idea era usar fuentes de luz poco ortodoxas y mantener todo de manera genuina", explica Cronenweth. "Así que podía haber sombras, defectos, pero así es la realidad. Mostramos siluetas y oscuridad, pero al mismo tiempo buscamos tomas que contrarrestaran eso, de tal forma que no todo fuera una imagen dramática continua".

Al filmar en locaciones exteriores, Cronenweth trabajó en sincronía con los cambios de temperatura de las estaciones para resaltar los humores de la trama. "El clima sueco fue esencial en la película", comenta. "Siempre es un elemento de fondo y era importante que el público lo sintiera. El invierno llega como un personaje silencioso, llenando todo de una luz tenue y fría, suave e indirecta".

Cronenweth quedó impresionado por la forma en que la cámara Epic manejó las austeras condiciones. "Fue interesante filmar todos estos árboles negros contra los campos de nieve blancos y brillantes, automóviles que pasan a través de los copos de nieve, elementos que son muy difíciles de captar con cualquier cámara, más aún con una cámara digital", afirma. "David y yo nos sentimos realmente contentos con las imágenes".

Fincher y Cronenweth han desarrollado más que una amistad; también comparten muchos instintos visuales. "Suelo pensar que tenemos elecciones estéticas ojo con ojo", dice el director de fotografía. "Hemos tenido una relación tan larga que puedo ver las cosas de forma muy cercana a como las ve David. Él es genial para conceptualizar toda clase de tomas emotivas".

Cronenweth comenta que muchas tomas implicaron la cara de Rooney Mara en situaciones que abarcan desde el terror hasta la ternura. "Su piel como Salander es tan clara que la luz se refleja mágicamente", reflexiona. "Así que pudimos usar situaciones con muy poca luz y ella siempre se destaca de manera fenomenal".

Una secuencia favorita de Cronenweth es cuando Lisbeth persigue a un ladrón de computadoras a través del frenético metro de Estocolmo. "David montó esta escena en unas largas escaleras eléctricas en una estación del metro sueco", explica. "Ves a Lisbeth con una personalidad casi animal y era fundamental captar esa energía. Fue una toma donde usamos las cámaras Epic el mayor tiempo debido a que las puedes hacer tan pequeñas. A veces las balanceamos sobre una pelota de béisbol como trípode. También creamos aparejos que podían pasar por los rieles de las escaleras eléctricas. La idea era involucrarnos ahí y participar en esa batalla. Filmamos cosas que entran a la vista súbitamente y otras cosas se oscurecen, esto genera tensión pues el público no puede ver todo. Ya fuera una escena de pelea, de violación, o de amor, esto es algo que David hace muy bien".

Para agregar más capas a las imágenes de la película se contó con el trabajo del diseñador de producción Donald Graham Burt, que también trabaja con Fincher hace tiempo y además obtuvo un Oscar® por The Curious Case of Benjamin Button (junto con Victor J. Zolfo, decorador del set). En La Chica del Dragón Tatuado, a Burt le atrajo la oportunidad de sumergirse en una cultura que le era totalmente desconocida.

"Pensé que sería un reto interesante realizar la primera película importante de Hollywood en Suecia", comenta. "Es una cultura con la que no había tenido contacto, era algo nuevo y distinto que me intrigaba".

Viajó a través de Suecia durante un mes, no sólo para explorar locaciones, sino también para empaparse de su atmósfera. "Requiere tiempo entender las sutilezas de una cultura, percibir los temas recurrentes en la arquitectura, el paisaje, el diseño de las ciudades y los hábitos de la gente", observa. "Debía integrarme en este mundo para crear un lugar genuino para la película. No se trata sólo de entender el aspecto físico de las locaciones, también su metafísica intrínseca y cómo viven las personas para expresarlo a través del diseño".

Después Fincher se unió a Burt en Suecia y hablaron sobre la estructura general del diseño de la cinta. "El enfoque era apegarnos genuinamente a la realidad sueca, pero sin expresarla como una tarjeta postal, sin acudir a los lugares típicos. Buscamos locaciones que estuvieran en los márgenes, que fueran menos trilladas, más desconocidas", describe Burt.

Mientras Burt construía algunos sets en locaciones de Suecia con equipos locales, la mayor parte del trabajo escénico se hizo en Estados Unidos para permitir a Burt y su equipo más flexibilidad creativa. Esto incluyó dos lugares esenciales en la historia: Las viviendas diametralmente opuestas de Blomkvist y Salander. "El apartamento de Salander muestra básicamente todo sobre su computadora y su labor de hacker; cualquier otra cosa es secundaria", destaca Burt. "Frente a su computadora ella está absorta y es su mundo entero, por ello se siente que los demás objetos en su vida en cierta forma son descuidados o ignorados. Vive en un gran edificio de departamentos anónimo muy elemental y esto añade la sensación de que es una solitaria, de que se oculta. Por otro lado, el hogar de Blomkvist es mucho más estilizado y exterior. Trabaja para una revista exclusiva y también es investigador, así que hay más cualidad extranjera en él".

Uno reto fascinante para Burt fue crear la propiedad de los Vanger, filmada en una mansión al suroeste de Estocolmo, que el equipo convirtió en un enclave familiar lleno de secretos. De acuerdo con Burt, es el típico estilo de una "casa solariega de Småland", basada en la arquitectura francesa del Siglo XVIII. "Buscamos algo austero, organizado, formal y muy de Antigua Riqueza", resume. "Los suecos son muy buenos con lo moderno y lo minimalista, pero también tienen estas maravillosas casas campestres que se yuxtaponen con la ciudad moderna, pero en ambas se expresa el dinero".

En contraste con la suntuosa mansión solariega está la banalidad de la oficina de Bjurman. "Situamos su oficina en un edificio de mediados del siglo donde todo es limpio y rectilíneo", afirma Burt. "No hay nada destacable. Todo es sencillo, a diferencia de lo que ocurre en su interior".

En su diseño, el objetivo de Burt fue reflejar genuinamente el alma sueca de Larsson, así como su fascinación con las traiciones subyacentes a la vida diaria. "Todo lo que hicimos fue inherente a la cultura sueca, hasta las jarras de jugo Lingonberry que encuentras en cada cocina", explica Burt. "Una estética recorre todos los niveles de la sociedad sueca, desde los márgenes más ricos hasta los más pobres y se trata de la simplicidad, la funcionalidad y la custodia de lo que tienes. Lo único que evitamos fueron los tonos rosados y naranjas de la vieja arquitectura sueca que ves en los distritos históricos, pues esta historia demandaba matices más oscuros y opacos".

EL VESTUARIO, PEINADOS Y MAQUILLAJE

La tarea de vestir a los distintos personajes de Stieg Larsson, que abarcan toda la extensión de la sociedad sueca, recayó en la diseñadora de vestuario Trish Summerville. Ella trabajó con el estilista Danilo y la maquillista Pat McGrath para forjar el intencional estilo estrafalario de Lisbeth Salander, con cabello cortado, maquillaje sombrío, cejas decoloradas y prendas encapotadas consistentes en capuchas, arneses de cuero y mezclilla deshilachada.

La clave era mostrar a Lisbeth como transgresora pero también como alguien real, alguien que destaca en el mundo de seguridad corporativa en el que trabaja, pero también podría desaparecer fácilmente en los márgenes de la sociedad. "No deseábamos hacerla muy estridente, sino auténtica", afirma Summerville. "No debía parecer miembro de una banda punk o gótica, buscamos que su aspecto fuera genial de una forma que se viera desgastada. Consideramos a Lisbeth como alguien que simplemente se puede desvanecer entre las sombras si decide hacerlo".

Su guardarropa de tonos oscuros incluye chamarras de motociclista, botas de combate, tacones altos, cinturones con púas, brazaletes de cuero, anchos aretes "espaciadores" y camisetas con declaraciones provocativas (a menudo en sueco), con cada prenda lavada, frotada, blanqueada y restregada para dar la esencia de uso pesado. "Y después están las capuchas", destaca Summerville acerca de una de las elecciones de moda más metafóricamente ricas de Lisbeth. "Ella siempre usa una capucha y también esta cinta demasiado grande, que David llama el 'Caballero Jedi', cuando hace algo de hacker".

Para diseñar el cabello de Lisbeth, Summerville llamó a su amigo Danilo, que ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Gwen Stefani, pues pensó que tenía la estética adecuada. "Es un auténtico punk desde que nació, así que dije, 'Si este tipo no puede hacerlo, entonces nadie lo hará'".

Fincher deseaba que el cabello de Lisbeth no sólo fuera expresivo, sino también fluido y cambiante. "El gran concepto de David era que esta historia ocurre durante un año, así que no se puede usar el mismo tipo de peinado todo el tiempo", explica Summerville. "Danilo hizo un drástico corte al cabello de Rooney, que le llegaba a media espalda. Dejó micro mechones, rasuró la parte de abajo y cortó la parte de atrás; hay largos mechones en el frente, así que es muy variable. Lo puedes recoger hacia arriba, dejarlo caer, o ponerlo al estilo Mohawk".

También fue Danilo quien decoloró las cejas de Mara. Summerville recuerda que observó la metamorfosis. "Esto hizo que su cara luciera asombrosa y cambió su aspecto completamente", afirma. "A Rooney le afectó tanto que nos pidió dejarla sola algunos minutos. Después fuimos a un salón de tatuajes y piercing y le hicieron la perforación en la ceja. Fue una transformación instantánea, en un solo día ella emergió súbitamente encarnada en el personaje de Lisbeth".

Summerville trabajó con Fincher en el diseño y ubicación corporal específica de cada tatuaje de Lisbeth, incluyendo la imagen distintiva que da título a la historia y adorna el hombro de Salander. "Definitivamente el dragón fue lo más difícil", comenta ella.

En el set, los cambios de una escena a otra en el cabello, maquillaje y tatuajes de Mara fueron supervisados por el estilista y maquillista Torsten Witte, un colaborador de Summerville desde hace tiempo, que trabajó con Fincher en las pruebas de pantalla para encontrar a la Salander de la película. "Incluso entonces sabía que David tenía a Rooney en mente", recuerda. "Para mí, ella era el lienzo perfecto para pintar".

Mara también soportó mucho tiempo en la silla de Witte. "A menudo me sentía mal de citar a Rooney a las 4:30 de la mañana para cortar, rasurar, decolorar y tatuar en ella", afirma. "Había un detallado mantenimiento implicado en cada uno de sus aspectos. David y Trish fueron específicos sobre lo que querían ver en cada escena. En general, David deseaba que hubiera un estira y afloja entre que Lisbeth fuera atractiva y que repeliera a la gente, de forma que pudieras pensar, 'Oh, ella parece interesante', pero al mismo tiempo te preguntaras, '¿Qué es eso?' Pero su apariencia nunca fue estática. Si Lisbeth estuvo despierta 36 horas frente a la computadora, fumó muchos cigarros y no comió, tenía bolsas bajo los ojos y su cabello era un desastre. Su cara podía cambiar desde alguien muy fuerte hasta alguien más inocente y sencilla, dependiendo de la situación".

Su corte de pelo ayudó a crear dicha flexibilidad. "El pelo oscuro y recortado formó un grandioso marco para esta cara pálida y frágil que nunca se expone a la luz del sol", observa Witte. "Pudimos hacer muchas cosas con ella. Me encanta su aspecto con una cinta en el cabello, el Mohawk de verdad se ve fuerte en Rooney y también me gustaba simplemente peinado hacia atrás o con un gorrito. Lo único importante era que David tenía que ser capaz de ver su cara en todo momento".

Para el diseño de maquillaje de Mara, la productora Ceán Chaffin sugirió traer a la artista británica Pat McGrath, nombrada por la revista Vogue como la maquillista de moda más influyente, para una lluvia de ideas. "Ceán admira su trabajo, así que llegó a Suecia y durante dos días ensayó una gran variedad de aspectos", recuerda Summerville. "Una hermosa labor. Y después conceptualizó el maquillaje de toda la película, con más de 30 distintos semblantes para los personajes. Ella y Danilo, con los demás, formaron un equipo de ensueño. David era capaz de lanzarnos cualquier idea, por loca que fuera, y obtenía mucha creatividad".

El maquillaje diario que creó Witte para Lisbeth se basó en su probable desprecio por una rutina de belleza complicada. "Trish y yo hablamos sobre cómo se podía ver genuina y dijimos que quizá sólo tendría unas pocas cosas para usar cada día, como un delineador negro y sombra de ojos oscura, así que nos apegamos a sólo cinco productos para cada una de sus apariencias", explica él.

Cada día, Witte también aplicaba siete tatuajes frescos a la piel de Mara. "Usamos una transferencia de tinta real; pensé que filmaban con la cámara RED y los tatuajes se verían tan grandes como una casa en la pantalla, así que era importante hacerlos cada día", afirma.

Además del piercing en la ceja, Mara fue más allá. "Es difícil fingir un piercing en el pezón, así que Rooney decidió simplemente un día que necesitaba hacer eso por su personaje y todos estuvimos de acuerdo", recuerda. "Los piercings en su nariz y labios eran más fáciles de duplicar. Esto representó mucho trabajo para Rooney y su compromiso fue asombroso. Fue un gran esfuerzo de equipo con ella, Trish y David imaginando lo que se requería para el personaje en cada momento".

El estilo motivado internamente de Lisbeth era esencial, pero para Summerville era igual de importante crear un agudo contraste con Mikael Blomkvist, interpretado por Daniel Craig. "Pasé un tiempo grandioso con Daniel, es muy divertido crear ropa para él", dice la diseñadora de vestuario. "Trabajamos en muchos suéteres y capas para lograr que se viera más pesado y desgarbado. Todo lo que usa Lisbeth está muy desgastado, pero la ropa de él es más ajustada, más parecida a un uniforme. Sin embargo, también es bastante relajada. No plancha sus camisas, las usa abiertas del cuello y mal fajadas. Siempre trae los mismos jeans, Scotch & Soda, así que compramos 30 pares para Daniel".

Summerville disfrutó el amplio alcance de la película, con personajes provenientes de distintas trayectorias de vida. Una de sus favoritas es Erika Berger, la amante de Blomkvist y socia de la revista, interpretada por Robin Wright. "Veo a Erika como una versión más madura y profesional de Lisbeth Salander, mayor y más gentil", explica. "Igual que Lisbeth, su voluntad femenina es fuerte y creo que por eso Blomkvist se siente tan atraído a ella. Fue grandioso colaborar con Robin".

A este trabajo con Fincher, Summerville le llama la mejor experiencia de su carrera hasta ahora. "En verdad debes aportar tu juego A", enfatiza, "pero ¿por qué desearías aportar otra cosa?"

EL AUTOR: STIEG LARSSON Y LA SERIE MILLENNIUM

Stieg Larsson murió de un ataque cardiaco el 9 de noviembre de 2004, a los 50 años, poco antes de que se publicara La Chica del Dragón Tatuado. Cuando el libro empezó a dominar las listas de best sellers alrededor del globo, muchos cuestionaron cómo una novela debutante se podía convertir de manera póstuma en el libro de suspenso más influyente culturalmente en una generación. Pero Larsson no emergió de la nada. Hacía mucho tiempo que era conocido en Suecia como un periodista dedicado a desenmascarar las organizaciones neo-Nazis, de supremacía blanca y extremistas que acechan dentro del tejido europeo. Los mismos temas que representaron su ímpetu como periodista, delitos corporativos, fuerzas antidemocráticas, abuso de poder, violencia contra mujeres, inmigración, xenofobia y racismo, se convirtieron en los tópicos centrales de su serie Millennium. Aunque estos temas no eran desconocidos en el género criminal, fue el énfasis impávido de Larsson sobre personajes normalmente invisibles, sobre la ética, la libertad del individuo y la naturaleza de la venganza lo que resaltó su obra, así como la absoluta amenidad de su narración.

Larsson nació en 1954 como Karl Stig-Erland Larsson; cuando era pequeño vivió con sus abuelos en Norrland, un área abrupta del norte de Suecia, similar a la descrita en La Chica del Dragón Tatuado. (La zona tiene también una sólida tradición de leyendas asociada con muchos afamados escritores suecos). Como niño tuvo la influencia de su abuelo, ferviente antifascista, y de sus padres que eran activistas políticos e instilaron en Stieg una temprana fascinación por la democracia y la política. Cuando su abuelo murió de un ataque cardiaco a los 56 años, Larsson se mudó con sus padres a la ciudad, experimentando ambos aspectos de la sociedad sueca. Proféticamente, pidieron dinero prestado para comprarle una máquina de escribir cuando tenía 14 años y él empezó a escribir historias inmediatamente, aunque pronto seguiría el camino del periodismo, para retornar a la ficción más adelante en su vida.

También como adolescente Larsson vivió una devastadora experiencia que posteriormente encendería algunos brutales eventos que ocurren en la serie Millennium, como cuenta Kurdo Baksi, su amigo durante mucho tiempo. En diversos artículos Baksi escribió que cuando tenía 15 años, Larsson fue testigo de la violación de una chica joven por una banda, pero no pudo intervenir, lo cual le generó un enojo que duró toda su vida ante la explotación de las mujeres y un deseo, según Baksi, "de hacer algo contra la violencia irracional".

Después de cumplir su servicio militar obligatorio, Larsson retornó al activismo cuando tenía 20 años. Viajó extensamente por África y pasó tiempo ayudando a los rebeldes de Eritrea en su guerra civil. En 1977 empezó a escribir para la agencia noticiosa más grande de Suecia, Tidningarnas Telegrambyra, donde sería articulista y diseñador gráfico durante la mayor parte de su vida adulta. De forma muy parecida al personaje de Michael Blomkvist, él también desarrolló una especialidad en investigación: expuso el virulento racismo y los grupos nacionalistas que emergían como una grave amenaza en Europa en los 80 y 90. Trabajó como corresponsal de Escandinavia para Searchlight, una revista británica antifascista; después fundó Expo Magazine en Suecia para llevar a cabo la misma misión. Acumuló tal experiencia que dictó conferencias en Scotland Yard acerca de cómo los neofascistas usaban el Internet para coordinarse a través de Europa.

Esta parte de la vida de Larsson lo puso en contacto con violentos extremistas, así como con aquéllos encargados de combatirlos, incluyendo brillantes investigadores cibernéticos que serían fundamentales para sus caracterizaciones en la serie Millennium. Larsson también experimentó en carne propia el alto riesgo de sus convicciones morales, pues recibió amenazas de muerte y fue testigo de cómo un colega sobrevivió a un coche bomba. En Expo, Larsson también colaboró en una antología acerca de los asesinatos por honor, que después impulsó su interés para llamar la atención sobre el abuso sistemático de las mujeres, incluso en sociedades tan diversas como Suecia.

Aunque Larsson era desde tiempo atrás admirador de la ciencia ficción y les dijo a sus amigos que esperaba crear una novela de detectives, no fue hasta finales de los 90 que empezó a escribir calladamente una novela de suspenso, mientras vacacionaba o terminaba el trabajo, acerca de las cosas que más le importaban, la cual tituló Men Who Hate Women. (Sólo después, al publicarse en el Reino Unido y Estados Unidos, el libro se retitularía La Chica del Dragón Tatuado, como una oda a la atrayente Lisbeth Salander). La historia gira en torno a dos personajes: el periodista Blomkvist, al parecer un alter ego de Larsson, y Salander, de quien Larsson dijo que la sentía como alguien que nunca se había visto en la ficción criminal, una extraña disfuncional que vive bajo su propio código ético. Así como se parecía a Blomkvist, Larsson también tenía en común muchas cosas con Salander, desde el hábito de fumar hasta una inclinación por la privacidad personal.

Larsson escribió las tres novelas de Millennium como una trilogía completa antes de enviarlas a los editores. El primer editor rechazó los manuscritos. El segundo, Norstedts Forlag, apreció su potencial, aunque nunca pudo prever la forma en la que los libros, y Salander en particular, penetrarían tan pronto dentro del zeitgeist cultural.

Pero antes de que las novelas se imprimieran Larsson sufrió un ataque cardiaco después de subir siete pisos de escaleras hasta su oficina en Estocolmo. En 2005, La Chica del Dragón Tatuado se publicó póstumamente y obtuvo glamorosa aclamación y popularidad. La novela ganó el codiciado Glass Key Award como Mejor Novela Criminal Nórdica y pronto se convirtió en la lectura obligada de la temporada y después de la década.

Sin embargo Eva Gabrielsson, compañera de Larsson durante muchos años, declaró que si él hubiera vivido para ver el impacto de sus libros, no serían los premios lo que le importaría. En un discurso ante el Observatorio Español para la Violencia Doméstica, que otorgó a Larsson un homenaje póstumo en 2009, ella dijo: "A Stieg Larsson no le interesaba la atención pública sobre él mismo como una persona privada. Convertirse en una celebridad de los medios era impensable para él. Escribir sólo por dinero como un periodista convencional o un autor comercial era su peor pesadilla. Él no deseaba ser conocido así. Stieg Larsson quería lograr que las personas y las sociedades fueran visibles".

ACERCA DEL ELENCO

Daniel Craig (Mikael Blomkvist) es considerado uno de los más finos actores de su generación en teatro, cine y televisión. Craig interpretó al pirata Red Rackham en The Adventures of Tintin : The Secret of the Unicorn, de Steven Spielberg, la aventura animada con un elenco que incluye a Jamie Bell, Andy Serkis y Simon Pegg.Actualmente se encuentra en la producción de Skyfall, su tercera película como James Bond 007, que se estrenará el próximo otoño.

Craig retornó al teatro para una temporada de 12 semanas de "A Steady Rain" en Broadway en 2009. Trabajó con Hugh Jackman en esta obra estadounidense contemporánea sobre dos policías de Chicago que recuerdan sus conflictivas historias de una experiencia perturbadora. El mismo año, Craig protagonizó en la gran pantalla Defiance, de Edward Zwick, basada en la verdadera historia de cuatro hermanos en la Polonia ocupada por los Nazis. En 2008 interpretó su segundo papel como James Bond en Quantum of Solace, dirigida por Marc Forster y coprotagonizada por Judi Dench, Olga Kurylenko y Gemma Arterton.

Nacido en 1968 en Chester y criado cerca de Liverpool, Craig tuvo su primer acercamiento al teatro en The Liverpool Everyman. Al terminar la adolescencia, se mudó a Londres para unirse al National Youth Theatre, antes de continuar su formación en el Guildhall School of Music and Drama. Craig ha interpretado desde entonces eclécticos papeles en televisión, teatro y cine; actualmente es considerado uno de los mejores actores británicos.

Sus primeros créditos cinematográficos incluyen Lara Croft: Tomb Raider, Elizabeth, Hotel Splendide, I Dreamed of Africa, Love and Rage, Obsession y The Power of One. En 2002 Craig obtuvo críticas favorables por su papel en Road to Perdition, de Sam Mendes, y el año siguiente participó en The Mother, basada en el guión de Hanif Kureishi y dirigida por Roger Michell. En 2004 Craig protagonizó Sylvia, al lado de Gwyneth Paltrow, una historia que narra las vidas de los poetas Ted Hughes y Sylvia Plath. En 2005 participó con Adrien Brody y Keira Knightly en The Jacket; en el debut como director de Matthew Vaughn, con la cinta Layer Cake, así como en la aclamada película de Roger Michell, Enduring Love (basada en la novela best seller de Ian McEwan).

El año siguiente, el público pudo verlo en Munich, de Steven Spielberg, película nominada a un Oscar®; recibió una nominación al Independent Spirit Award como Mejor Actor de Reparto por su papel en Infamous, de Douglas McGrath, que también protagonizaron Sandra Bullock y Gwyneth Paltrow. En 2006 debutó como James Bond en Casino Royale y recibió una nominación al BAFTA Award como Mejor Actor y al Empire Film Award en la misma categoría; la cinta obtuvo la más alta recaudación en la historia de la franquicia del 007. En 2007 Craig participó en The Golden Compass, con Nicole Kidman y Eva Green, mientras que el siguiente año trabajó en Flashbacks of a Fool, dirigida por Baillie Walsh.

Como consumado actor teatral, Craig tiene numerosos créditos que incluyen los papeles principales en las obras "Hurlyburly" con Peter Hall Company en el Old Vic, "Angels in America" en The National Theatre y "A Number" en el Royal Court, junto a Michael Gambon.

Craig tiene notables créditos televisivos, incluyendo la adaptación de la BBC de la galardonada "Copenhagen", de Michael Frayn; "Our Friends in the North", "Sword of Honour", "The Ice House", "The Fortunes and Misfortunes of Moll Flanders", "Kiss and Tell", "Sharpe's Eagle" y la cinta de la BBC en dos partes: "Archangel", basada en el libro de Robert Harris' del mismo nombre.

ROONEY MARA (Lisbeth Salander) comenzó su carrera varios años atrás, poco después de inscribirse como estudiante en la Universidad de Nueva York. Desde entonces, Mara obtuvo papeles en diversas películas independientes, incluyendo Dare y The Winning Season, que debutaron en el Festival de Cine de Sundance en 2009.

Mara coprotagonizó el más reciente episodio de Nightmare on Elm Street, junto a Jackie Earle Haley y Thomas Dekker, así como Youth in Revolt, con Michael Cera. También interpretó el rol principal de Francesca en la película de apertura del Festival de Cine de Toronto 2009, Tanner Hall, dirigida por Francesca Gregorini y Tatiana von Furstenberg. En 2010 Mara interpretó a la ex novia de Mark Zuckerberg, en The Social Network, de David Fincher.

Mara es fundadora de la organización sin fines de lucro Uweze, que da cuidados y ayuda crítica a los huérfanos en condiciones de pobreza en Kibera, Kenia.

CHRISTOPHER PLUMMER (Henrik Vanger) disfruta de una carrera que abarca casi 60 años y se ha convertido en uno de los actores de teatro más respetados, así como en un veterano con más de 100 largometrajes.

Criado en Montreal, Plummer comenzó su carrera profesional en teatro y radio, tanto en francés como en inglés. Después de su debut en Nueva York en 1954, trabajó en célebres producciones en Broadway y el West End de Londres, ganando reconocimientos en ambos lados del Atlántico. Plummer ha obtenido Tony Awards® por el musical "Cyrano" y por "Barrymore", además de recibir siete nominaciones al Tony, la última por su "King Lear" (2004) y su Clarence Darrow en "Inherit the Wind" (2007). También ha obtenido tres Drama Desk Award y el National Arts Club Medal.

Antiguo miembro importante del Royal National Theatre bajo Sir Laurence Olivier y la Royal Shakespeare Company bajo Sir Peter Hall, Plummer ganó el Evening Standard Award de Londres como Mejor Actor en "Becket". Encabezó el Festival Stratford de Canadá en sus años formativos bajo Sir Tyrone Guthrie y Michael Langham. Actualmente Plummer es ampliamente reconocido como uno de los más finos actores clásicos de su tiempo.

Desde que Sidney Lumet introdujo a Plummer al cine en Stage Struck (1958), el rango de sus notables películas incluye The Man Who Would Be King,Battle of Britain,Waterloo,Fall of the Roman Empire,Star Trek VI,Twelve Monkeys y la película ganadora del Oscar® en 1965, The Sound of Music. Recientemente, Plummer participó en el drama nominado a un Oscar® The Insider, como Mike Wallace, un papel por el cual obtuvo el National Film Critics Award. Otros créditos cinematográficos incluyen el drama ganador de un Oscar® A Beautiful Mind,Man in the Chair,Must Love Dogs,National Treasure,Syriana e Inside Man.

Sus apariciones en televisión se acercan a 100 e incluyen la producción de la BBC ganadora de un Emmy®, "Hamlet at Elsinore", en donde interpretó el rol principal, y otras producciones galardonadas con el Emmy®, tales como "The Thornbirds", "Nuremberg" y "Little Moon of Alban". Plummer mismo ha ganado dos Emmys® con seis nominaciones. Ha escrito también para teatro, televisión y salas de concierto.

Además de los honores en el Reino Unido, Estados Unidos, Austria y Canadá, Plummer fue el primer intérprete en recibir el Jason Robards Award, en memoria de su gran amigo actor. También obtuvo el Edwin Booth Award y el Sir John Gielgud Quill Award.

En 1968, por decreto de la Reina Isabel II, Plummer fue investido como Compañero de la Orden de Canadá (título de caballero honorario). Fue incluido en el Theater Hall of Fame en 1986 y agregado al Paseo de la Fama de Canadá en 2000. Plummer es Doctor Honorario de Bellas Artes en Julliard y recibió el Governor General's Lifetime Achievement Award en 2000.

Las recientes memorias del actor, In Spite of Myself (Knopf), han recibido críticas favorables tanto de la crítica como del público.

Entre los recientes proyectos de Plummer se incluyen las apreciadas películas animadas Up,9 y My Dog Tulip, además del papel titular en The Imaginarium of Doctor Parnassus, dirigida por Terry Gilliam. En 2010 recibió su primera nominación a un Premio de la Academia® por su interpretación del gran novelista Tolstoy, al lado de Helen Mirren en The Last Station. Después trabajó en Beginners, de Mike Mills, aclamada por la crítica alrededor del mundo.

Nativo de Suecia, STELLAN SKARSG Å RD (Martin Vanger) es considerado uno de los principales actores de teatro y cine del país. Comenzó su carrera en el Royal Dramatic Theatre de Estocolmo, donde trabajó 16 años con importantes directores como Alf Sjoberg e Ingmar Bergman. El papel que le dio fama llegó en la película sueca de 1982, The Simpleminded Murderer, por la cual recibió el premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Berlín.

Además de casi 30 películas en las que trabajó en Suecia, los créditos de Skarsgård incluyen The Unbearable Lightness of Being, The Hunt for Red October, The Ox (nominada a un Oscar® como Mejor Película Extranjera), Breaking the Waves (que obtuvo el Grand Prix en el Festival de Cine de Cannes de 1996) y la película noruega Insomnia.

Skarsgård ha sido galardonado por el Festival de Cine de Berlín, la industria cinematográfica sueca, el Festival de Cine de Rouen, el Festival de Cine de Chicago, el Festival de Cine de San Sebastián y el Festival de Cine de Telluride. Obtuvo también el Best European Achievement en World Cinema (1998).

Recientemente protagonizó Thor, al lado de Chris Hemsworth y Natalie Portman; también retomará su rol en The Avengers, de Marvel Studios (dirigido por Joss Whedon). Trabajó en Melancholia, de Lars von Trier, estrenada en el Festival de Cine de Cannes.

También puede ser visto en éxitos tales como Angels and Demons, Mamma Mia!, el segundo y tercer episodio de la franquicia Pirates of the Caribbean y Good Will Hunting.

STEVEN BERKOFF (Frode) es un actor británico aclamado internacionalmente que continúa deleitando a los cinéfilos de todo el mundo. Los muchos créditos cinematográficos de Berkoff abarcan desdeA Clockwork Orange, Barry Lyndon y Octopussy, hastaBeverly Hills Cop y otras 40 películas más. Recientemente trabajó al lado de Angelina Jolie y Johnny Depp en The Tourist.

Como director, Berkoff ha montado numerosas producciones teatrales alrededor del mundo, desde Los Ángeles o la Ciudad de Nueva York, hasta Europa o Australia. Las destacadas interpretaciones de Berkoff le han aportado muchos homenajes, incluyendo los premios L.A. Drama Circle y L.A. Weekly Drama Awards, así como un reconocimiento en el Festival de Cine de Edimburgo. Recientemente, Berkoff fue nominado al Theatrical Management Association Theatre Award del Reino Unido por su trabajo como director en On the Waterfront, que se presenta en el prestigioso Haymarket Theatre en el West End de Londres, en el que también interpreta el papel principal de Johnny Friendly.

Berkoff ha protagonizado numerosas series y películas de televisión, incluyendo "The Borgias" para Showtime.

Robin Wright (Erika Berger) trabajó recientemente en Moneyball, de Bennett Miller, basada en la verdadera historia del Gerente General de los Oakland A, Billy Beane.

Otras películas que terminó de filmar recientemente, incluyen Rampart, de Oren Moverman, en la cual trabaja al lado de Woody Harrelson y Sigourney Weaver, así como The Congress, la adaptación realizada por Ari Folman de la novela The Futurological Congress, de Stanislaw Lem.

Wright suele recibir críticas favorables por los personajes que interpreta, incluyendo su papel en 2009 como Pippa Lee en The Private Lives of Pippa Lee, de Rebecca Miller, al lado de Julianne Moore, Alan Arkin, Keanu Reeves y Blake Lively. El mismo año trabajó en el clásico de Navidad A Christmas Carol, dirigida por Robert Zemeckis. En 2010 protagonizó el interesante drama de un tribunal, The Conspirator, de Robert Redford, al lado de Justin Long y James McAvoy, como Mary Surratt, una mujer convicta por participar en la conspiración para asesinar al Presidente Abraham Lincoln.

Wright tiene una gran reputación por sus destacadas interpretaciones durante años. Fue homenajeada con un tributo a su carrera en el 35 Annual Deauville Festival of American Cinema. Sus dos primeras nominaciones para premios importantes, un Golden Globe y un Screen Actors Guild Award como Mejor Actriz de Reparto, llegaron en 1995 por su inolvidable papel como Jenny en Forrest Gump, de Robert Zemeckis, ganadora de un Oscar® como Mejor Película. Obtuvo su segunda nominación a un Screen Actors Guild como Mejor Actriz Principal por She's So Lovely, de Nick Cassavetes, así como su tercera nominación como Mejor Actriz en una Película o Miniserie de Televisión por "Empire Falls", de Fred Schepisi. Ha recibido tres nominaciones al Independent Spirit, por Loved, de Erin Dignam, Nine Lives, de Rodrigo García y Sorry, Haters, de Jeff Stanzler. Adicionalmente, Wright protagonizó y trabajó como productora ejecutiva en Virgin, de Deborah Kampmeier, nominada al Independent Spirit como Mejor Largometraje, también conocido como John Cassavetes Award.

Sus otros créditos cinematográficos incluyen: la cinta clásica de culto The Princess Bride, de Bob Reiner; What Just Happened, de Barry Levinson; Houndog, de Deborah Kampmeier, en la que Wright también fue productora ejecutiva; State of Play, de Kevin Macdonald; Breaking and Entering, de Anthony Minghella; Beowulf, de Robert Zemeckis; The Singing Detective, de Keith Gordon; White Oleander, de Peter Kosminsky; Hurlyburly, de Anthony Drazan; The Pledge, de Sean Penn; Message in a Bottle, de Luis Mandoki; Unbreakable, de M. Night Shyamalan; Moll Flanders, de Pen Densham; Toys, de Barry Levinson y Room 10 para "Reel Women Film Series", de la revista Glamour.

Yorick van Wageningen (Bjurman) nació en Baarn en los Países Bajos. Se formó en el Actors Studio Amsterdam y trabajó los primeros 15 años de su carrera únicamente en teatro, en los Países Bajos y en Francia. Comenzó su carrera cinematográfica en algunas películas holandesas antes de que Total Loss, dirigida por Dana Nechushtan, fuera elegida para el Festival AFI en Los Ángeles, a través del cual fue presentado en Hollywood. En los últimos 10 años van Wageningen trabajó al lado de Angelina Jolie en Beyond Borders, participó en The Chonicles of Riddick, The Tulse Luper Suitcases dirigida por Peter Greenaway y The New World dirigida por Terrence Malick. Protagonizó la galardonada Oorlogswinter, de Martin Koolhoven. Recientemente terminó su trabajo en The Way, dirigida por Emilio Estévez.

Yorick está casado y tiene un perro llamado Atilla.

Joely Richardson (Anita Vanger) puede ser vista actualmente como la Reina Isabel I en la épica cinta Anonymous, de Roland Emmerich. Después del estreno de La Chica del Drag ó n Tatuado, al comenzar 2012 trabajará en la película de suspenso sobrenatural Red Lights, con Robert De Niro y Sigourney Weaver. Richardson acaba de terminar la filmación de Thanks for Sharing, al lado de Tim Robbins, Mark Ruffalo y Gwyneth Paltrow en Nueva York. Además, después de su éxito fuera de Broadway en "Side Effects", de Michael Weller, Richardson regresa a los escenarios británicos como Ellida, en "The Lady from the Sea", de Ibsen, en enero de 2012.

La carrera de Richardson comenzó cuando encarnó la versión más joven de su madre en Wetherby. Después de un rol importante en la cinta de culto Drowning by Numbers, de Peter Greenaway (1988), obtuvo papeles en "Poirot", The Storyteller, de Jim Henson; también interpretó a una maestra al borde de un colapso nervioso en la serie de 1989 "Behaving Badly", de Channel 4, así como una ficticia Princesa Anna finlandesa en la comedia de 1991, King Ralph. Un año después trabajó en Shining Through, al lado de su futuro cuñado, Liam Neeson.

El trabajo de Richardson durante seis temporadas en "Nip/Tuck" le aportó dos nominaciones al Golden Globe por su interpretación como Julia McNamara; la serie también obtuvo un Golden Globe.

Sus anteriores papeles teatrales incluyen: "Lady Windermere's Fan" (West End); "Miss Julie" (Almeida); "Macbeth"; "Worlds Apart"; "Every Man in His Humor" y "A Midsummer Night's Dream" (RSC).

Otras películas suyas incluyen: The Last Mimzy (Bob Shaye); The Affair of the Necklace (Charles Shyer); The Patriot (Roland Emmerich); Maybe Baby (Ben Elton); 101 Dalmatians (Steven Herek); Event Horizon, Loch Ness y Sister My Sister (Nancy Meckler).

Otros créditos televisivos incluyen: su papel como Catherine Parr en "The Tudors"; "Day of the Triffids", con Dougray Scott, para la BBC; "Lies My Mother Told Me"; su interpretación de Wallis Simpson en el drama "Wallis and Edward", de Company Pictures, con Stephen Campbell Moore; "The Tribe", de Poliakoff, con Jeremy Northam y Anna Friel; "The Echo", así como el papel principal en la producción de "Lady Chatterley", de 1993, al lado de Sean Bean.

ACERCA DE LOS REALIZADORES CINEMATOGR Á FICOS

DAVID FINCHER (Director) realiza películas comerciales y videos musicales. Él tiene la esperanza de que a las personas les agrade, pero en caso contrario, no es por falta de esfuerzo. Ha dirigido Alien3 (1992), Se7en (1995), The Game (1997), Fight Club (1999), Panic Room (2002), Zodiac (2007), The Curious Case of Benjamin Button (2008) y The Social Network (2010).

STEVEN ZAILLIAN (Guionista/Productor Ejecutivo) recibió un Premio de la Academia® por su guión de Schindler ' s List. Su trabajo en la película también fue homenajeado con un Writers Guild Award, un British Academy's BAFTA Award y el Humanitas Prize. Otros guiones suyos incluyen las cintas nominadas a un Premio de la Academia®, Awakenings, The Falcon and the Snowman, Jack the Bear y American Gangster, en la cual también fue productor ejecutivo. Coescribió The Interpreter, Clear and Present Danger, así como Gangs of New York, nominada a un Premio de la Academia®. Escribió y dirigió Searching for Bobby Fischer, A Civil Action nominada a un Writers Guild Award, y All the King ' s Men.

Este año, además de La Chica del Drag ó n Tatuado, Zaillian coescribió el guión de Moneyball.

SCOTT RUDIN (Productor) Sus películas incluyen: Extremely Loud & Incredibly Close; Moneyball; Moonrise Kingdom; The Social Network; True Grit; Greenberg; It ' s Complicated; Fantastic Mr. Fox; Julie & Julia; Doubt; No Country for Old Men; There Will Be Blood; Reprise; The Queen; Margot at the Wedding; Notes on a Scandal; Venus; Closer; Team America: World Police; I Heart Huckabees; School of Rock; The Hours; Iris; The Royal Tenenbaums; Zoolander; Sleepy Hollow; Wonder Boys; Bringing Out the Dead; South Park: Bigger, Longer & Uncut; The Truman Show; In & Out; Ransom; The First Wives Club; Clueless; Nobody ' s Fool; The Firm; Searching for Bobby Fischer; Sister Act; The Addams Family.

Su trabajo en teatro incluye: Passion; Hamlet; Seven Guitars; A Funny Thing Happened On The Way to The Forum; Skylight; The Chairs; The Blue Room; Closer; Amy ' s View; Copenhagen; The Designated Mourner; The Goat, or Who is Sylvia?; Caroline, or Change; The Normal Heart; Who ' s Afraid of Virginia Woolf?; Doubt; Faith Healer; The History Boys; Shining City; Stuff Happens; The Vertical Hour; The Year of Magical Thinking; Gypsy; God of Carnage; Fences; The House of Blue Leaves; Jerusalem; The Motherf**ker with the Hat; The Book of Mormon.

Ole S ø ndberg (Productor) nació en 1953 y comenzó a producir películas, básicamente documentales, en 1982. Formó una compañía con Søren Stærmose en 1987, enfocada en películas y series de televisión. Søndberg y Stærmose adquirieron los derechos de las obras de los escritores de suspenso suecos Maj Sjöwall y Per Wahlöö, después de lo cual produjeron diversas películas y programas de televisión a lo largo de la década de 1990. Vendieron la compañía en 1998.

En 2002 Søndberg fundó la compañía Yellow Bird con Henning Mankell, famoso escritor sueco, para producir películas basadas en el personaje Kurt Wallander, creado por Mankell. Esto resultó en una serie sueca protagonizada por Krister Henriksson como Wallander, además de una serie británica protagonizada por Kenneth Branagh. Compró los derechos cinematográficos de los libros de Stieg Larsson en 2005; después de vender la compañía en 2007, hoy en día es productor dentro de ésta.

S ø ren St æ rmose (Productor) tiene una maestría en Literatura y Cine por la Universidad de Copenhague y produce películas desde 1985, cuando comenzó con documentales y cortometrajes. Comenzó a trabajar en cintas y obras de ficción televisivas en 1988; produjo proyectos como las películas televisivas de Martin Beck, basadas en las obras de los escritores de suspenso suecos Maj Sjöwall y Per Wahlöö, así como la franquicia de cintas televisivas "Wallander", basadas en el escritor sueco Henning Mankell, conocido internacionalmente. Produjo las versiones en sueco de la Trilogía Millennium, de Stieg Larsson, La Chica del Drag ó n Tatuado, The Girl Who Played with Fire y The Girl Who Kicked the Hornet ' s Nest. Søren Stærmose es miembro de la Academia de Cine Europea.

CE Á N CHAFFIN (Productora) ha producido seis películas de David Fincher desde que se convirtieron en pareja después de colaborar en un anuncio japonés de Coca-Cola en 1992 que ella produjo y él dirigió: The Game; la cinta clásica de culto Fight Club, Panic Room, Zodiac, The Curious Case of Benjamin Button, nominada a un Premio de la Academia® y The Social Network, nominada a un Oscar® como Mejor Película y ganadora del Golden Globe como Mejor Película Dramática.

Chaffin también produjo dos videos ganadores de un Grammy Award: "Scream", de Mark Romanek, por Michael y Janet Jackson, así como "Love Is Strong", de David Fincher, por The Rolling Stones.

MIKAEL WALLEN (Productor Ejecutivo) inició su carrera como contador/auditor con Ernst & Young antes de unirse a MTV Mobile Television en 1990. Trabajó durante 14 años en esta empresa desempeñando diversas funciones y ascendió hasta ocupar el puesto de ejecutivo en jefe que supervisaba las producciones en Suecia; posteriormente fue ejecutivo en jefe para el estudio. En 2004 Wallen se convirtió en Presidente de Zodiak Sweden y hoy en día es Presidente de Yellow Bird Group.

Wallen trabajó como productor ejecutivo en las películas suecas de la Trilogía Millennium y en la serie televisiva "Wallander". Entre otras películas, Wallen coprodujo cinco episodios de 90 minutos de "Irene Huss", basada en los libros de ficción de suspenso suecos y recientemente fue productor ejecutivo de otras seis cintas televisivas basadas en este personaje. Sus otros créditos recientes en Suecia incluyen las películas Nobel ' s Will y Headhunters, así como cinco cintas televisivas basadas en los libros de Annika Bengtzon.

ANNI FAURBYE FERN Á NDEZ (Productora Ejecutiva) comenzó su carrera con Yellow Bird en 2002 como abogada de medios y entretenimiento, al tiempo que trabajaba en la firma legal Bech-Bruun en Copenhague, donde obtuvo un puesto como abogada después de obtener su maestría en Leyes por la Universidad de Copenhague en 1999.

En 2003 y 2004 Anni Fernández participó en la primera película de Yellow Bird, Wallander, una serie criminal sueca basada en el personaje Kurt Wallander del escritor de misterio Henning Mankell. Después aumentó su participación en los proyectos cinematográficos de Yellow Bird y en 2008 se le pidió que se uniera a Yellow Bird como productora ejecutiva.

Actualmente trabaja en la adquisición de material para nuevos proyectos de cine y supervisa el financiamiento de la claqueta completa de películas de Yellow Bird, como la versión en inglés de la serie Wallander, protagonizada por Kenneth Branagh como Kurt Wallander, la película Headhunters hablada en noruego y la película Nobel ' s Will, hablada en sueco.

Anni Fernández fue maestra de leyes en la Universidad de Copenhague mientras trabajó como abogada de medios y entretenimiento y actualmente da clases a los productores de cine en la Escuela de Cine Danesa.

Después de obtener una maestría en Arte por la Universidad de Estocolmo y una maestría en Bellas Artes por la USC School of Cinema Television, BERNA LEVIN (Coproductora) comenzó su carrera en Tollin/Robbins Productions, donde ascendió rápidamente y trabajó en varios de los proyectos de cine y televisión más exitosos de TRP entre 2001 y 2007. En la primavera de 2007 Levin regresó a su nativa Suecia con su esposo para criar ahí a sus hijos gemelos de 18 meses. Sin embargo su ausencia de la realización cinematográfica no duró mucho, pues le ofrecieron un puesto en Yellow Bird Entertainment, ubicada en Estocolmo, tres meses después de su mudanza. Levin pronto se involucró en varios proyectos internacionales de la compañía, entre los más prominentes la aclamada Trilogía Millennium, de Stieg Larsson.

Actualmente Levin es Jefa de Desarrollo en Yellow Bird Entertainment, donde encabeza la adquisición de nuevos proyectos, además de supervisar el desarrollo de la claqueta entera de la compañía. Levin también participa como productora en proyectos de la empresa, y una película basada en la novela Headhunters, de Jo Nesbø, es la más reciente adición a sus responsabilidades de producción.

ELI BUSH (Coproductor) trabaja con Scott Rudin. Además de La Chica del Drag ó n Tatuado, coprodujo Extremely Loud & Incredibly Close, de Stephen Daldry, que se estrenará posteriormente este año [sic]. Actualmente coproduce The Newsroom, de Aaron Sorkin, y es coproductor ejecutivo en The Corrections, de Jonathan Franzen y Noah Baumbach, próximas series de HBO. Es productor asociado en The Book of Mormon, de Trey Parker y Matt Stone, que se realiza actualmente en Broadway.

JEFF CRONENWETH, ASC (Director de Fotografía) es hoy en día uno de los más innovadores cinematógrafos. En 2011 obtuvo nominaciones a un Premio de la Academia® y a la American Society of Cinematographers como Mejor Director de Fotografía por su trabajo en The Social Network. Sus "encantadores visuales" (Peter Travers, Rolling Stone) para el director David Fincher reflejan el oscuro y ambiguo centro moral de la película.

Los créditos cinematográficos de Cronenweth incluyen Fight Club, de Fincher, que los colegas de Cronenweth en la American Society of Cinematographers votaron como una de las Primeras Diez Películas Mejor Filmadas de 1998 - 2008. Otros trabajos destacados incluyen One Hour Photo del director Mark Romanek y K-19: The Widowmaker, de la directora Kathryn Bigelow.

Cuando no filma largometrajes, Cronenweth añade proyectos a su extenso trabajo comercial, fotografiando para diversos directores, entre ellos Spike Jonze, Michael Haussman, Michel Gondry, Francis Lawrence y David LaChapelle. La campaña comercial de Cronenweth para Mountain Dew obtuvo el 2001 CLIO Award como Mejor Dirección de Fotografía. Los videos musicales de Cronenweth también han recibido reconocimientos, incluyendo cinco nominaciones al Best Cinematography MTV Music Video Award, así como dos que ganó posteriormente, por los videos de Macy Gray y Nine Inch Nails.

Nacido en Los Ángeles, Cronenweth estudió dirección de fotografía en la Universidad del Sur de California e inició su carrera profesional como aprendiz de algunos grandes directores de fotografía en la industria del cine, incluyendo a Sven Nykvist, ASC; John Toll, ASC; Conrad Hall, ASC, así como su padre, el difunto Jordan Cronenweth, ASC.

DONALD GRAHAM BURT (Diseñador de Producción) marca su cuarta colaboración con el director David Fincher con La Chica del Drag ó n Tatuado. Obtuvo un Premio de la Academia®, un BAFTA y un Art Directors Guild Award por su diseño en The Curious Case of Benjamin Button. También diseñó Zodiac y The Social Network.

Ha colaborado con Wayne Wang en diversas películas, comenzando con The Joy Luck Club,que marcó el debut de Burt como diseñador de producción en cine. También trabajó en Because of Winn-Dixie, The Center of the World y Anywhere But Here, de Wang. Fue diseñador de producción en el documental It Might Get Loud, de Davis Guggenheim.

Burt diseñó los sets para dos películas de John N. Smith, A Cool Dry Place y Dangerous Minds, así como White Oleander, de Peter Kosminsky.

Sus otros créditos incluyen la aclamada película de suspenso Donnie Brasco, de Mike Newell, protagonizada por Al Pacino y Johnny Depp.

KIRK BAXTER, A.C.E. (Editor) nació y creció en Sídney, Australia. A los 17 años comenzó su carrera en la industria cinematográfica como editor asistente en comerciales de televisión. A los 23 años editaba comerciales en Londres, Nueva York y Los Ángeles, donde vive actualmente con su esposa y su hija. En 2006 fue invitado a trabajar en su primera película, Zodiac, con el editor Angus Wall, para el director David Fincher. Baxter y Wall siguieron colaborando y coeditaron The Curious Case of Benjamin Button, por la cual fueron nominados para un Premio de la Academia®, un Eddie y un BAFTA. Ellos recibieron después premios Oscar®, Eddie y BAFTA por su trabajo de edición en The Social Network.

ANGUS WALL, A.C.E. (Editor) es editor de cine y fundador de Rock Paper Scissors (compañía editorial comercial), a52 (boutique VFX), Elastic (estudio de diseño) y Datalab (empresa de gestión de datos para producción de cine digital).

Wall creó estas empresas de servicio en Los Ángeles para la televisión y el cine después de dejar Propaganda Films en 1992, donde trabajó durante tres años. Propaganda fue cofundada con el director David Fincher.

Después de Propaganda, Wall continuó su colaboración con Fincher en las películas y comerciales del director. Ganó un Premio de la Academia®, un Eddie Award y un BAFTA por su trabajo en The Social Network, además de recibir nominaciones para un Premio de la Academia®, un Eddie y un BAFTA por su trabajo de edición en The Curious Case of Benjamin Button. Previamente editó el drama criminal de Fincher sobre infame asesino serial, Zodiac, así como la cinta de suspenso Panic Room. Fue asesor editorial en Fight Club y principal editor en la película de suspenso de Fincher, Se7en. También editó Hostage , de John Woo y realizó el trailer y anuncios para Star Wars: Episode I - The Phantom Menace , de George Lucas, en 1999.

Previamente este año, Wall obtuvo el Emmy Award como Outstanding Main Title Design por su trabajo de diseño y dirección en la secuencia del título principal de "Game of Thrones" de HBO.

Asimismo ha editado cientos de anuncios para marcas internacionales, incluyendo "Beer Run" de Heineken, con Brad Pitt, así como "Speedchain" de Nike, ambas dirigidas por Fincher. Recibió un Emmy Award por la secuencia del título principal de "Carnivale" de HBO, que él diseñó y dirigió. Sus trabajos comerciales incluyen el anuncio "Alternative Fuels" de Miller, dirigido por Errol Morris; "Y2K" de Nike, dirigido por Spike Jonze; "Kung Fu" de Timex, para el director Tim Burton; así como "Second Day" de Levi, dirigida por Gus Van Sant.

TRISH SUMMERVILLE (Diseñadora de Vestuario) vuelve a trabajar con David Fincher en La Chica del Drag ó n Tatuado después de colaborar con el director en diversos proyectos. Primero trabajó con Fincher como asistente de la diseñadora de vestuario en su película The Game; se reencontraron tres años después y ella trabajó con el director en diversas asignaciones. Summerville fue nominada para un Costume Designers Guild Award por su trabajo en el comercial de Nike titulado "Fate", de Fincher.

Además de diseñar los vestuarios de tres películas independientes y la serie televisiva "Wasteland", el trabajo de vestuario y moda de Summerville incluye también desde videos musicales y comerciales hasta músicos en gira o junkets para las apariciones en la alfombra roja. Sus principales créditos en videos musicales incluyen "Just Like a Pill" de Pink, dirigida por Francis Lawrence y "Sober", dirigida por Jonas Åkerlund; ha obtenido tres Video Music Awards por sus diseños. Trabajó varias veces con Christina Aguilera, Ricky Martin, Michelle Branch y muchos otros artistas. También diseñó la ropa para los comerciales de televisión de compañías de gran alcance, como Heineken, Diet Coke, Nike, Chevy, Softbank, Tanqueray, Volkswagen y Apple.

Summerville se convirtió en la primera diseñadora de vestuario en diseñar una colección de moda de edición limitada para H&M, con piezas inspiradas en La Chica del Drag ó n Tatuado y Lisbeth Salander.

TRENT REZNOR (Compositor) fue homenajeado con un Premio de la Academia® y el Golden Globe por su trabajo en su primera banda sonora de un largometraje, The Social Network, de David Fincher. Reznor colaboró en la banda sonora con Atticus Ross

Reznor es letrista/músico/productor estadounidense y único miembro de Nine Inch Nails (NIN), multigalardonado con discos de platino. Las anteriores contribuciones cinematográficas de Reznor incluyen la producción de las bandas sonoras para Lost Highway, de David Lynch y Natural Born Killers, de Oliver Stone. Los esfuerzos pioneros de Reznor para integrar a la extensa comunidad en línea NIN a través de los medios sociales y otras salidas han establecido nuevos estándares.

Reznor comenzó a crear música cuando era niño en el Oeste de Pennsylvania, primero en piano y después con otros instrumentos. Luego se mudó a Cleveland, OH, donde trabajó en un estudio de grabación local como ingeniero asistente y superintendente, grabando su propio material en el tiempo inactivo del estudio.

Estas grabaciones se convirtieron en el primer álbum de Nine Inch Nails, "Pretty Hate Machine" de 1989. NIN pronto desarrolló una reputación como una de las mejores actuaciones en vivo en rock y se unió a la gira inaugural de Lollapalooza en 1991. Siguió el EP "Broken" en 1992, el cual aportó a NIN su primer Grammy Award (NIN ha recibido doce nominaciones al Grammy y ha obtenido dos premios).

En 1994 se estrenó el innovador álbum "The Downward Spiral" y presentó los éxitos radiofónicos "Closer" y "Hurt." El controversial y aclamado video musical para "Closer" fue dirigido por Mark Romanek y es uno de los pocos videos musicales incluidos en la colección permanente del Museo de Arte Moderno en la Ciudad de Nueva York. Cinco años después se estrenó el siguiente álbum de NIN, "The Fragile", y el álbum doble debutó como número uno. En 2002, Johnny Cash hizo un cover de "Hurt" que obtuvo críticas favorables; también fue uno de los últimos éxitos de Cash antes de su muerte.

El siguiente álbum de NIN, "With Teeth", también alcanzó el número uno en 2005, igual que el sencillo "The Hand That Feeds". David Fincher dirigió el video para "Only", el segundo sencillo de "With Teeth's".

El álbum concepto "Year Zero" se estrenó en 2007 junto con un ARG (juego de realidad alterna) acompañante. Reznor desarrolló "Year Zero" en una miniserie para HBO/BBC, que está actualmente en preproducción.

En 2008, libre de obligaciones contractuales, NIN estrenó "Ghosts I-IV", un álbum instrumental de 36 pistas, primer estreno independiente de NIN. Poco después se estrenó un nuevo álbum de estudio, "The Slip", como una descarga digital gratuita.

En el curso de su carrera Reznor también ha recopilado incontables créditos de producción y remix, incluyendo su colaboración con David Bowie, la producción de Saul Williams y el descubrimiento y producción de Marilyn Manson.

Reznor trabaja actualmente en nueva música como miembro del grupo How to Destroy Angels, continúa sus esfuerzos con Nine Inch Nails, y compone para futuros proyectos de bandas sonoras de cine.

ATTICUS ROSS (Compositor) colaboró con Trent Reznor en la banda sonora para The Social Network, de David Fincher, y obtuvo el Premio de la Academia® y el Golden Globe por su trabajo en la película.

Ross comenzó a escribir música para cine en 2004, cuando los hermanos Hughes le pidieron que musicalizara su serie de televisión "Touching Evil". Después realizó otros dos proyectos con ellos; su vignette en la película independiente New York, I Love You y The Book of Eli. La banda sonora de The Book of Eli obtuvo premios en el BMI de cine y tuvo una nominación como Descubrimiento del Año en los World Soundtrack Awards 2010.

Además de la música paraThe Social Network y La Chica del Drag ó n Tatuado, Ross tiene una historia de colaboración con Reznor. Fue coproductor en los últimos cuatro álbumes de Nine Inch Nails, "With Teeth", "Year Zero", "Ghosts" y "The Slip". Han trabajado juntos en otros proyectos, incluyendo Jane's Addiction, Saul Williams y Zach de la Rocha. En julio de 2010 estrenaron un EP como debut de su nueva banda, How to Destroy Angels, que presenta a la esposa de Reznor, Mariqueen. Además de su trabajo con Reznor, ha producido o creado remix de otros artistas, incluyendo a Grace Jones, Korn, Telepathe, Coheed y Perry Farrell.

"Academy Award®" y "Oscar®" son marcas comerciales y marcas de servicio registradas por la Academy of Motion Picture Arts and Sciences.




Loading...

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!


Free Page Rank Tool
script de usuarios en linea
 
TOP