octubre 16, 2013


Capitan Phillips: Sinopsis, elenco, ficha, critica: Captain Phillips

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

Capitán Phillips es un examen desde diversas perspectivas del secuestro del barco carguero estadounidense Maersk Alabama por una banda de piratas somalíes ocurrido en 2009.

Ésta es, a través del distintivo lente del director Paul Greengrass, a la par una película de suspenso llena de emoción y un complejo retrato de la miríada de efectos de la globalización. La cinta se enfoca en la relación entre el comandante del Alabama, Capitán Richard Phillips (Tom Hanks,dos veces ganador de un Premio de la Academia®) y el líder de los piratas, Muse (Barkhad Abdi), que lo toma como rehén.

Phillips y Muse entran en un imparable curso de colisión cuando Muse y su flotilla asaltan la navedesarmada de Phillips; en el callejón sin salida que se genera, a 145 millas de la costa somalí, ambos hombres se encuentran a sí mismos a merced de fuerzas más allá de su control.

Columbia Pictures presenta Capitán Phillips, una producción de Scott Rudin / Michael De Luca / Trigger Street. La cinta es protagonizada por Tom Hanks, Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman, Faysal Ahmed, Mahat M. Ali, Michael Chernus, Corey Johnson, Max Martini, Chris Mulkey, Yul Vázquez y David Warshofsky. Dirigida por Paul Greengrass, la película es producida por Scott Rudin, Dana Brunetti y Michael De Luca.

El guión es de Billy Ray, basado en el libro A Captain's Duty: Somali Pirates, Navy SEALs, and Dangerous Days at Sea escrito por Richard Phillips con Stephan Talty. Los productores ejecutivos son Gregory Goodman, Eli Bush y Kevin Spacey. Colaboran con Greengrass el director de fotografía Barry Ackroyd, BSC; el editor Christopher Rouse, A.C.E.; el diseñador de producción Paul Kirby; el diseñador de vestuario Mark Bridges y el compositor Henry Jackman.

CRÍTICA

Capitán Phillips es una película muy, muy realista y repleta de tensión que te hará olvidar por completo que estás viendo un trabajo de ficción.

La producción es impecable y la recreación de lo sucedido a través de una brillante dirección y edición e impactantes planos hacen que te metas de lleno en la historia.

Tom Hanks, que brilla en su personaje cargado de miedos y emoción a flor de piel, es acompañado por un elenco de excelentes actores que le dan absoluta veracidad a esta historia desgarradora.

Un film vibrante, apasionante y muy bien realizado para disfrutar de punta a punta.

Cintia Alviti



En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos .

ACERCA DE LA PELÍCULA

En Capitán Phillips, el director Paul Greengrass narra la emotiva historia de los piratas somalíes que tomaron como rehén a un marino estadounidense y a la vez expusieron la honda división económica subyacente que pone en movimiento este suceso. La historia comienza en Vermont, donde el Capitán Phillips se despide de su familia para comandar un barco carguero (en parte lleno de ayuda alimenticia) que dará vuelta a la mitad del mundo; al mismo tiempo en Somalia, Muse,antiguo pescador costero, planea atacar una de las naves de alto valor que pasan frente a su litoral cada día. En el núcleo del conflicto entre Phillips y los desesperados somalíes que lo capturan, Greengrass revelael profundo abismo entre aquéllos que participan en los lucrativos altibajos del comercio internacional y aquéllos que quedan fuera de éste.

"En la última década hemos tenido excelentes películas que analizan los temas de la seguridad nacional y el terrorismo, pero deseaba que esta cinta abarcara un problema más amplio en nuestro mundo, el abismo entre ricos y pobres", dice Greengrass. "Elconflicto entre Phillips, que forma parte del flujo económico global, y los piratas que están excluidos de éste, me pareció un tema fresco, novedoso y futurista. El punto más álgido entre Phillips y Muse es un inquietante asedio en altamar, pero expresa las fuerzas superiores que modelanel mundo de hoy". Greengrass continúa, "Siempre sentí que una historia se debe narrar de forma atractiva y emocionante, pero que también provoque reflexión".

Como antiguo creador de documentales, Greengrass siempre se sintió atraído por las historias que profundizan debajo de la superficie en los eventos contemporáneos, desde Bloody Sunday, sobre una masacre perpetrada por el ejército británico en Irlanda del Norte, United 93, acerca del secuestro de un avión ocurrido en 9/11 que fue frustrado por los pasajeros, hasta Green Zone, que trata de la Guerra de Irak. Greengrass emergió como un director que cambia el juego y es responsable de éxitos de alto octanaje y refrescante realismo, como The Bourne Ultimatum y The Bourne Supremacy.

Estas dos fortalezas, el instinto investigador de Paul y su maestría para crear suspenso, se fusionaron en Capitán Phillips. Elenfoque central de Greengrass fue su decisión de no contar la misma historia deléxito de un rescate de rehenes que aparece siempre en los encabezados de las noticias. "Cuando Paul se unió al proyecto era obvio que estaba comprometido en reflejar los eventos en torno al secuestro del Alabama de una forma mucho más sutil que lo informado por la prensa", dice Michael De Luca, que produce la película con Scott Rudin y Dana Brunetti; junto a Dana él ayudó a Columbia Pictures para adquirir los derechos de la historia de Phillips. "Paul dejó claro desde el principio que relataría la historia con la mayor autenticidad posible", añade.Y Greengrass explica: "Buscabaveracidad. Quería transmitir la realidad y la inmediatez del evento tal como ocurrió. Esto significó sumergirnos en investigaciones durante la etapa de pre-producción. Siempre creí que desde el concepto, la filmación y hasta la post-producción de una película, tienes que ganar el derecho de que elpúblico ponga atención y nunca debes dar eso por sentado".

Greengrass quería que la película reflejara una imagen integral del mundo del que provenían los piratas. "Como es naturalel libro de Phillips fue escrito desde su punto de vista; pero Paul buscaba relatar una historia que fuera más allá de eso", recuerda el guionista Billy Ray. El coproductor Michael Bronner, colaborador de Greengrass durante mucho tiempo, profundizó en la investigación de la piratería somalí y los imperativos económicos que la impulsan. La escasez de peces en las aguas somalíes debido al exceso de pesca industrial fue un factor que generó el crecimiento de la economía pirata en la costa de Somalia, que dependía previamente de un comercio saludable de pesca nacional. Bronner explica, "Somalia, diezmada por la guerra civil desde que colapsó su dictadura militar en 1991, fue golpeada en la misma época por el influjo de la pesca ilegal desde que la Unión Europea estableció reglamentos más exigentes y lanzó a las flotillas hacia nuevas zonas pesqueras. La piratería somalí empezó esencialmente como una reacción ante la excesiva pesca extranjera; los antiguos pescadores podían secuestrar barcos y pedir un rescate como fuente de ingresos. Cuando fue evidente que ésta era una actividad rentable, también atrajo a los señores de la guerra, bajo cuyo poder la piratería evolucionó en una empresa ordenada y transnacional.La piratería somalí es una entidad criminal organizada ciertamente global en su estructura y respaldada por financieros no sólo de África, también de Europa y Norteamérica. Los chicos que envían en botes para atacar a los barcos cargueros, como Muse y su tripulación, son sólo el extremo de una larga y compleja cadena de jugadores que controlan este lucrativo 'negocio'. Los jefes de los conglomerados piratas viven con riqueza y ostentación en un país en el cual la pobreza es tan extrema que los jóvenes, privados de otros prospectos, arriesgan todo para poder probaresa clase de vida".

Bronner completó su investigación sobre la piratería somalí con estudios acerca de la industria naviera internacional; realizó amplias entrevistas a los ejecutivos de Maersk y los miembros de la tripulación real que estuvieron a bordo del Alabama durante la crisis para entender bien la vida de los marinos, así como las leyes internacionales y los aspectos económicos que rigen los barcos cargueros. El Maersk Alabama estaba desarmado cuando fue atacado por los piratas (como todos los buques mercantes de la época,conforme a los reglamentos mundiales). Los oficiales del barco revelaron a Bronner que habían analizado, incluso en los días y las semanas anteriores al secuestro del Alabama, formas de mitigar los riesgos que corrían las naves de Maersk al navegar en aguas peligrosas. A la larga el ataque al Alabama precipitó los cambios en la industria, pues Maersk y otras líneas pusieron a bordo de sus barcosguardias armados (muchos de ellosex Navy SEALs) para los tramos más riesgosos de sus rutas.

LA FILMACIÓN EN EL MAR

Casi 75% de la filmación deCapitán Phillips se realizó durante 60 días en altamar. "Filmar esta cinta en el océano, sobre un barco en funcionamiento, era tremendamente importante para mí", dice Greengrass. "Comencé la película con la convicción de que debíamos revivir el evento en las condiciones más parecidas posibles a la forma en que ocurrió. Todos dijeron, 'Estás loco, filmar en el mar es una de las cosas que no haces como director'. Pero esto aportó a la película una autenticidad que no se puede cuantificar".

La decisión de filmar en altamar y usar el mismo tipo de navíos en los que se desarrolló el drama de la vida real significó cargar la producción con retos logísticos, físicos y psicológicos muy distintos a cualquier cosa que Greengrass y su equipo hubieran encontrado antes. "La búsqueda de la veracidad implica aceptar riesgos para hacer la película como director, como elenco y como equipo", explica Paul. "Como filmación, ésta fue la experiencia más dura que he tenido. Estar en el océano todalajornada, filmar cada día en espacios confinados o sobre el mar abierto, con el oleaje, fue agotador, una especie de tortura. Pero lo hicimos y mantuvimos nuestro calendario. Enciertaforma el elenco y el equipo llegamos a sentir de verdad como si fuéramos la tripulación de un barco, todos trabajamos juntos", dice Greengrass. "Al mismo tiempo cada trabajo individual se realizó de manera increíble. La interpretación fue excelente, la iluminación fue excelente, el diseño fue excelente, la edición fue excelente. Y todo se creó para llegar a unaculminación que Tom Hanks interpreta conprofunda humanidad. Mi recuerdo perdurable de la película siempre será el de Tom en el momento final. Simplemente fue tan humano".

El primer reto que enfrentó la producción fue conseguir los diversos buques que requería la historia, un barco carguero que funcionara, dos destructores de la Armada Estadounidense y un portaaviones. Encontrar naves lo más parecidas posibles a los barcos que experimentaron el incidente real era una exigencia de Greengrass que planteó una enorme dificultad, pese a la disposición de la Línea Maersk y la Marina de Estados Unidos para colaborar con la producción. "Estos barcos se construyen para trabajar y unanave en funcionamiento transportamercancía 24/7, oen el caso de la Fuerza Naval, está deguardia,listo para una acción militar y es obvio no los puedes distraer de su misión", comenta la productora Dana Brunetti. Cuando la Línea Maersk detectó un buquemercante relativamente poco utilizado en el Mediterráneo, la producción se preparó y viajó hasta Malta para aprovechar esta disponibilidad. "Por fortuna este barco, el Maersk Alexander, era exactamente igual al barco secuestrado, el Alabama, y esto fue una gran suerte para nosotros", dice Brunetti.

Además, la producción fue capaz de organizar que la tripulación del Alexander, de 22 marinos mercantes,continuara operando el barco durante los 2½ meses de filmación. El capitán del Alexander se convirtió en un recurso vital para Greengrass y Hanks, pues los ilustró acerca de los elementos mecánicos y los asuntos humanos en torno a las actividades diarias del buque. "Estar en el barco real y tener acceso a la tripulación genuina fue esencial para el proceso", afirma Paul. "Podías formularles preguntas, saber lo que hacían, lo que dirían, a dónde irían, cómo funcionaría esta pieza de equipo en X, Y o Z escenario".

El compromiso de Greengrass con la verosimilitud creó grandes problemas para el elenco y el equipo. El clima a menudo era impredecible, lo cual convirtió el rodaje, que yasería difícil por estar enel océano, en una misión casi imposible. Sobre la filmación en el Alexander, De Luca recuerda, "Había de pronto enormes oleajes que llegaban por un lado del barco. El mar cambiaba de pronto, de estar calmado hasta estar increíblemente picado y luego al contrario, así que nunca sabías lo que ocurriría; ¿cómo podías planear la filmación de algunas escenas o igualar algunas tomas con un panorama como éste?" Cada mañana el equipo de producción debía estar preparado para decidir de un momento a otro si podíamos filmar unas escenas en el mar, o debíamos permanecer en el puerto y filmar secuencias dentro de la nave.

Las maniobras del barco carguero de 500 pies plantearon limitaciones en la producción, comoexplica Daniel Franey Malone, coordinador marino de la película: "No esigual a usar un buque recreativo. Esta nave sólo puede ir a ciertos lugares y necesitábamos un piloto de muelle y un remolcador para mover el barco cada día. Y, por supuesto, el buque está hecho para llevar contenedores, así que era extremadamente complicado poner ahí un equipo de filmación", dice Malone. "Era claustrofóbico. Los pasillos y escaleras eran muy estrechos. Solemostrabajar con mucho más espacio. De verdad tuvimos que reducir todo y debíamostener cuidadocon lo que traíamos a bordo. El constante ir y venir desde la cubierta inferior hasta el puente, créanme, no era nada fácil, pues debíamos subir y bajar todas las escaleras con el equipo".

Además de la claustrofobia y otros obstáculos para trabajar en el barco, la producción tuvo que resolver el hecho de coordinar y filmar diversas naves en mar abierto. "Un equipo consiste en varios cientos de personas y aparatos, tenemos actores, vestuario, maquillaje, las cámaras y elementos del set", dice Greengrass. "Poner todo eso en el mar fue un esfuerzo logístico monumental. Teníamos docenas y docenas de botes y también debíamos tener barcos de seguridad. La producción era como una flotilla y yo me sentía como el almirante de una flota".

Una de las escenas más dramáticas de la película es el asalto al Alabama, la cual se realizó sin usar efectos generados por computadora. "Una de las misiones más difíciles de la filmación completa fue el aspecto de la seguridad técnica al acercar un esquife con cuatro actores junto a un barco carguero en movimiento con una tremenda resaca", explica Greengrass. "Lograr que estuvieran suficientemente cerca para que pudieran poner la escala y realizar la maniobra de abordaje fue un proceso que requirió mucho tiempo. La seguridad era de importancia primordial. Pero la película te da la sensación de que realmente estás ahí y de que ellos están justo junto al buque y empiezan a subir, porque realmente lo están haciendo".

Para preparar la filmación de esa secuela, los cuatro hombres que interpretan a los piratas somalíes, Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman, Faysal Ahmed y Mahat M. Ali, comenzaron un riguroso régimen de entrenamiento. "Paul nos dijo que no buscaba simplemente actores, que deseaba que nos convirtiéramos en piratas", dice Abdi. "Así que con varias semanas de intensa práctica y riguroso entrenamiento,nos transformamos en piratas. Yo no sabía nadar. Debía aprender a trepar. Tener miedo no era una opción. Cuando estaba en la escala, a 100 pies sobre el agua, simplemente pensé: debo llegar hasta arriba".

Abdi, Abdirahman, Ahmed y Ali también tuvieron que aprender a manejar los esquifes piratas como si hubieran crecido a bordo de ellos. "Invertimos varias semanas y los llevamos a donde pudieran manejar estos esquifes, lo cual fue un gran reto; no son botes fáciles de conducir", explica Greengrass. "Después pasamos al mar abierto para enseñarles cómo permanecer de pie mientras los botes están en movimiento, y se pueden imaginar cómo se mueven los esquifes con este oleaje. La idea era hacer todo esto de manera segura. Y después debíamos imaginar cómo filmarlo".

Esta tarea recayó en el director de fotografía, Barry Ackroyd, BSC. "Para las escenas en los esquifes con los somalíes", explica él, "tuvimos que construir una pequeña plataforma como un andamio donde pudiéramos colocar la cámara, pues cuando una ola golpea estos esquifes, y los golpeacon fuerza, debíamos encontrar una forma de no perder la cámara, pues corría el peligro de caer por la borda".

Sin embargo, la escena más intensamente compleja de la película, por mucho, fue la climática toma en la cual la Armada orquestra el rescate de Phillips. Greengrass calificaésta como "la secuela más completa y difícil" de su carrera: "Había varios barcos de la Marina navegando a toda velocidad, muchos helicópteros y esto implicaba enormes problemas de seguridad. ¿Cómo coreografías, organizas y transmites una acción que implica un pequeño barco carguero, varios destructores y múltiples helicópteros que rodean un pequeño bote salvavidas en la oscuridad, todos a alta velocidad, sobre el mar? Cualquier director te diría que cuando tienes un helicóptero en el aire, tu nivel de estrés aumenta. Y el reloj nos presionaba para filmar estas tomas debido a que sólo podíamos usar el equipo de la Armada por un tiempo limitado".

La Fuerza Naval Estadounidense estaba tan deseosa de participar en la película como Maersk. Pero igual que con los barcos mercantes, encontrar los buques de la Armada requirió una larga y delicada negociación. Advierte Brunetti: "La Marina deseaba participar desde el principio debido a que esta cinta los refleja como unos excelentes profesionales; creo que sienten que la película es una representación muy exacta de la forma en la que operan. Pero, al igual que Maersk, todos sus barcos en funcionamiento debían desempeñar sus labores. Las naves de la Armada deben estar preparadas para reaccionar ante las situaciones que puedan surgir alrededor del mundo y ésta era una prioridad muy superior a dar apoyo a una película. Absolutamente deseaban que hiciéramos la película con su participación, no querían que trabajáramos por nuestra cuenta y sin su respaldo, pues nuestra descripción de la Fuerza Naval podría ser menos profunda. La cuestión consistía en que pudiéramos trabajar con sus muy entendibles limitaciones de una forma en que nos permitiera obtener lo que necesitábamos".

Se encontró una solución, de nuevo gracias a la flexibilidad y capacidad de adaptación del equipo de producción. "Un almirante de alto rango se reunió con nosotros en Los Ángeles y me hizo una promesa: si llevábamos la película a Norfolk, Virginia, él me conseguiría, según sus palabras, todo lo que necesitara", relata el productor ejecutivo Gregory Goodman, que manejó muchas de las dificultades logísticas de la filmación. "No habíamos pensado ir a Norfolk porque no es un centro de producción cinematográfica… Todo lo que necesitábamos para filmar se debía traer desde fuera del área y debido a la distancia no podíamos depender de proveedores locales como apoyo. Pero después de analizar nuestras limitadas opciones fue evidente: nos trasladaríamos a Norfolk. Le llamé y dije, '¡Voy a pedirle que mantenga su promesa!' Y la cumplió bien. Y debo decir que una vez establecidos en Norfolk, una enorme tarea, resultó un lugar grandioso para filmar".

Para representar al USS Bainbridge, los realizadores cinematográficos obtuvieron acceso al USS Truxtun, un destructor con misiles guiados clase Arleigh Burke de 510 pies de largo, que entró en funcionamiento en 2009. "El Truxtun acababa de ser rehabilitado, así quedebía emprender una travesía de prueba de dos meses y una parte de eso consistía en realizar maniobras menores", dice Brunetti. "Fuimos asignados a esta misión". A lo largo de la filmación el destructor permaneció en activo, como un barco cargado y preparado para responder a cualquier llamada de emergencia. Los dos barcos adicionales que ayudaron al Bainbridge durante la misión de rescate en la vida real, el USS Boxer, barco de asalto anfibio que forma parte de la fuerza antipiratería de la Marina, así como el USS Halyburton, fueron representados respectivamente por el USS Wasp, buque de asalto anfibio multipropósito y el Halyburton real, pues ambos estaban apostados en la Estación Naval de Norfolk.

Mover estos buques de la Fuerza Naval era complejo, peligroso y difícil; además los destructores de la Armada son incluso lugares menos hospitalarios para un equipo de filmación que un barco carguero. Brunetti explica: "Las naves de la Marina deben operar a siete millas fuera del puerto, pues es muy difícil que estos buques entren y salgan del muelle, eso requiere horas. Así que en lugar de hacer eso, nuestro equipo se apilaba en pequeños botes, de 15 a 20 personas en cada uno de los siete u ocho botes, y se embarcaban desde un muelle en Norfolk para llegar a los barcos de la Armada que los esperaban afuera en el mar. Después cada uno de nosotros debía abordar el barco, un arduo proceso de subir uno por uno por un lado y trepar una escala, con los oleajes del mar y todos nuestros aparatos que usaríamos durante el día. Teníamos que hacer este trayecto de ida y vuelta diariamente; cada noche regresábamos a nuestros pequeños botes para dirigirnos a Norfolk en medio de la oscuridad".

Pauldice que la Marina "participó vehementemente en la película. El capitán del Halyburton y su segundo en el mando pusieron el barco y sus recursos a nuestra disposición. Podían ver lo que tratábamos de hacer así que siempre teníamos a alguien de la tripulación que nos decía, 'Necesitan saber esto' o 'En X situación debes hacer Y'', todas estas cientos de decisiones que hacen que una película se sienta que funciona bien y se mantiene apegada a la realidad. Estos ambientes son reales: el Centro de Información de Combate (CIC), las secciones interiores, todo pertenece al destructor real".

Tener a la Fuerza Naval a bordo fue apenas el primer paso para filmar la secuencia del rescate. "En esa escena había muchas partes en movimiento: dos destructores, un portaaviones y un helicóptero que arrojaba una luz sobre el bote salvavidas", añade la productora Dana Brunetti. "Debíamos tener a los barcos en posición, mantener nuestras cámaras en perspectiva, el helicóptero debía iluminar el bote salvavidas en el momento adecuado y los actores en el bote debían lidiar con el hecho de que los barcos estaban creando una estela intencional para bambolear el bote. Estuvimos ahí durante muchas horas para hacer lo que la Marina hizo a los secuestradores reales".

Goodman amplía más la explicación sobre las dificultades logísticas que implicó esta escena climática: "El bote salvavidas se mueve lentamente, como a dos o tres nudos. Esto en realidad está por debajo de la velocidad de funcionamiento seguro para las naves de la Armada. Es probable que se detengan si van a esa velocidad tan lenta. Así que tuvimos que jugar al gato y al ratón en términos de coordinar los tiempos de los barcos en relación con el bote salvavidas. Fue muy difícil, un problema matemático". Lo que los realizadores cinematográficos no sabían en ese momento fue que éste fue un caso del arte imitando a la vida. El USS Bainbridge experimentó el mismo problema durante el rescate del Capitán Phillipsen la vida real; el destructor tuvo problemas para no sobrepasar al bote salvavidas.

El clímax de la cinta, ubicado en altamar y en total oscuridad, también representó un tremendo reto para el director de fotografía Ackroyd. Lograr la filmación de estas secuencias requirió una extraordinaria planeación anticipada, coordinación, cálculo y profesionalismo, acompañados de un poco de suerte. "Las filmamos durante el día para representar la noche, en el atardecer para representar la noche y durante la noche para representar la noche", explica Ackroyd. "Cada escena es una combinación de las tres técnicas, todas entrelazadas en una". Añade, "Teníamos una cámara en el bote salvavidas, yo estaba en un bote inflable con casco de hule[RHIB] con otra cámara, una tercera cámara estaba sobre el destructor y la cuarta cámara estaba en un segundo helicóptero, colocada para filmar la imagen de éste. El destructor de la Marina se acerca al bote salvavidas, hace una maniobra de frenar y girar frente a éste y debemos filmar esa toma simultáneamente desde mi RHIB, desde el destructor, desde el aire, y desde adentro del bote salvavidas, como si lo miraras desde un muellecercano. Todo esto se realizó en el atardecer como la noche y el atardecer dura sólo20 minutos. Así que tuvimos 20 minutos para captar la máxima cantidad de material. Y no te puedes detener, puesel atardecer cambia rápido y de pronto te encuentras filmando de noche. No tenemos ningún elemento generado por computadora en esas tomas, todo ocurre en vivo. La gente me preguntaba '¿cómo haremos eso?' Bueno, pues vamos a filmarlo. Para eso vivo".

Aunque la producción fue abrumadora y técnicamente difícil, todos trabaron con gusto debido a que el equipo entero compartió un espíritu de compañerismo inspirado por Paul Greengrass y Tom Hanks. El productor De Luca resalta, "Tom es un gran colaborador. Nunca descansa ni pone objeciones, sin importar lo que se le pida. Por ejemplo, estuvo en el bote salvavidas en el mar abierto todo el día, algunos días completos, era agotador y requería una gran resistencia para todos los implicados; pero Tom nunca se quejó, a pesar del inevitable y constante mareo que sufrió él y todos los demás miembros del elenco al estar abordo de este bote tan difícil de manejar. Creo que esta actitud y este espíritu lo transmitió a todos y permitió que sacáramos adelante la producción".

"Esto fue realización cinematográfica pura y soy muy afortunado de haber participado en ella. Siempre llevaré esto en mi memoria", dice Goodman. "Todos estábamos enfocados en el mismo objetivo". Ackroyd está de acuerdo: "Como director de fotografía, cuando lees un guión y dice: 'Noche - total oscuridad - en el mar', debes pensarlo dos veces antes de aceptar el proyecto, a menos que sea Paul Greengrass el que te pide trabajar con él. Cuando firmas para hacer una película de Paul Greengrass, lo haces porque sabes que el trabajo será difícil pero valdrá la pena, la historia será muy poderosa y el esfuerzo será reconocido; con esto quiero decir que el público se llevará de la película algo que no obtiene en cualquier otro proyecto. Y espero que éste sea el caso con Capitán Phillips".DF-10388.png

EL ELENCO Y LOS PERSONAJES

El público no encontrará héroes convencionales en Capitán Phillips, únicamente seres humanoscon sus complejidades sociales, culturales y personales. Greengrass no vio a Richard Phillips como el motor de la historia, más bien como un hombre que, mientras se dedica calladamente a su trabajo, es implicado de súbito en un evento violento y global. "Phillips me recuerda algunos hombres que conocí cuando era joven, pues mi padre era marino mercante: uno de los trabajadores que trasladan las mercancías que usamos alrededor del mundo y son el flujo vital de la economía. Ellos son los transportistas del mar. Es un trabajo muy físico y muy manual. Para mí, Richard Phillips es esta clase de hombre, un hombre común y corriente que se encuentra dentro de una confrontación indeseada", comenta el director. "Él en realidad es una persona ordinaria, pero su forma de responder a lo que le ocurrió y lo que esta terrible experiencia expresa acerca del mundo en el que vivimos son algo extraordinario".

Desde el principio los realizadores cinematográficos visualizaron a Tom Hanks como Richard Phillips,el veterano marino mercante. Hanks ha interpretado grandiosos papeles de hombres aparentemente ordinarios que afrontan crisis extremas: desde Andrew Beckett, el abogado que sufre SIDA y debe pelear por una demanda de despido injustificado en Philadelphia; Jim Lovell, el astronauta que se esfuerza por regresar a la Tierra después de que una misión a la Luna sale mal en Apollo 13; John Miller, el capitán de la Segunda Guerra Mundial que busca a un soldado perdido en Saving Private Ryan, o Chuck Noland, el ejecutivo de FedEx que queda abandonado en una isla desierta en Cast Away. Hanks construye sus personajes desde el interior y dota a los hombrescomunes con unsutil pero extraordinario valor. Su interpretación de Richard Phillips no es la excepción.

Greengrass comenta sobre la primera vez que trabaja con el dos veces ganador del Oscar®: "Tom y yo fuimos a un viaje juntos. Al comienzo siempre me decía, 'Para mí, esto se trata justamente de un tipo en peligro en el mar' y Tom perfeccionó su interpretación para expresar algo austero y genuino. Pasó horasy horas en aquél bote salvavidas y todos nos sentimos conmovidos de cuánta dedicación le puso a su trabajo. No se trata sólo de su talento, también fue importante su disposición para explorar cada matiz de la humanidad de este hombre y la precisión con la que Tom lo hizo y lo expresó plenamente fue magnífica. También me quedé impresionado por su resistencia física. Estábamos fuera, en el océano, muchísimas horas y Tom nunca se quejó. Siempre era el primero en estar listo y decía, 'Estoy preparado. Vamos a hacerlo de nuevo'".

Hanks se preparó para el papel; fue a conocer a Richard Phillips y visitó al capitán en su hogar de Vermont, donde vive con su esposa, Andrea, que es enfermera. Encontró que Phillips es un hombre amable que no se hace notar, alguien que nunca se consideró a sí mismo como nada más que un marino que realizaba su labor. Increíblemente, Phillips regresó a su trabajo en el Maersk poco después de su casi fatal experiencia con los piratas somalíes. "Eso me pareció asombroso", dice Hanks. "El hecho de que un hombre que sufrió una mala experiencia tan aterradora pudiera regresar tan pronto directamente al mar. Lo conocí y entiendo la fuerza de Phillips, este particular ímpetu personal y conexión con el océanoque, pese a lo que ocurrió, son esenciales para entender la clase de hombre que es Richard. La realidad es que no todos tienen lo que se requiere para ser un capitán de barco y no todos podrían haber resistido el hecho de que los tomen como rehenes".


Al llegar al set para su primera colaboración con Greengrass, a Hanks le sorprendió lo que encontró: "Paul me explicó cuál era su estilo antes de que comenzáramos a filmar, es decir, cámaras manuales, no usaba dollies, no ponía marcas, y me preguntó si me sentía cómodo con eso. Por supuesto respondí que sí, pero honestamente esperaba, sin importar lo que él había dicho para prepararme, que al empezar a filmar pudiera ver que usaban dollies y nos daban marcas específicas para saber en dónde colocarnos y tener la luz adecuada. Eso nunca ocurrió. Ni siquiera ensayábamos las escenas, sólo las encontrábamos. Nos reuníamos en la mañana, analizamos la escena durante 1½o 2 horas, incluso un poco más, y después la filmábamos completa, de principio a fin, una escena de 8 minutos, una secuencia de 12 minutos, cualquier cosa que se necesitara, en vez de desglosarla en varias tomas. Ésta es una forma extraordinaria de hacer una película, un método que se aleja 180º de otros realizadores cinematográficos. Se trata de las fortalezas de Paul y no creo que a él le interese hacer películas de cualquier otra forma. Y pienso queel resultadohabla por sí mismo".

A su vez, Greengrass dice que Hanks adoptó cabalmente el proceso y el resultado fue una interpretación de gran dominio y muy veraz. "Recuerdo una secuencia difícil. Estábamos en el Truxtun y nos preparábamos para filmar la escena posterior al rescate. Le preguntamos a Richard en dónde ocurrió realmente la entrevista y respondió que fue en la enfermería. Bueno, habíamos planeado hacerlo en el camarote del Capitán, pero tan pronto como nos dijo eso la enfermería fue mucho más idónea. Así que Tom y yo planeamos cómo lo haríamos y elegimos a un miembro de la tripulación del Truxtun para interpretarla con él. Como resultado, una mujer que al despertar esa mañana no esperaba tener un rol parlante en una película, o actuar junto al dos veces ganador del Premio de la Academia®, hizo esta escena climática con Tom y ¡nos conmovieron a todos! Fue simplemente un momento maravilloso en la película".

La orquestación de Greengrass del tenso encuentro inicial entre los piratas y la tripulación del Maersk aporta otro ejemplo de los métodos que usa para ayudar a que los actores alcancen un nivel de realismo excepcional: Paul tomó la decisión de mantener a los actores que interpretan a los marineros alejados de cualquier contacto con los actores somalíes-estadounidenses que interpretarían a los asaltantesdel barco. Ellos nunca se vieron hasta el momento en que filmaron la escena de los piratas que entran al puente de mando. "Fue muy inteligente lo que hizo Paul de que nunca nos conociéramos", explica Hanks. "No tuvimos lecturas ni comimos juntos, para nosotros eran estos tipos misteriosos, así que cuando irrumpen en el puente de mando la verosimilitud fue inmensa. Se nos erizó la piel del cuello". Greengrass comenta la escena: "Debido a que no se conocían, filmar de esta forma generó un momento 'único', así que debíamos filmarlo en esa primera toma. Y eso hicimos. Fue increíble. Tom y Barkhad interpetaron esta larga escena con tal hondura y humanidad que cuando terminó, todos en el set aplaudimos".

Hallar cuatro antagonistas para Hanks fue labor de la directora de elenco, Francine Maisler, que realizó una intensa búsqueda para encontrar actores que pudieran aportar autenticidad y emoción a sus papeles. Maisler comenzó por reducir las opciones a actores de descendencia somalí. "Desde el principio era esencial para Paul incluir en el elenco a somalíes en los papeles de Muse y su tripulación", explica ella. "Y éste era un enorme dilema para el elenco. Pero Paul tiene un gran don para enseñar a actores jóvenes e inexpertos a interpretar, a menudo junto a actores con formidable carrera; esto es algo que convierte a sus películas en una experiencia tan visceral. Sabía que la única forma de generar el vínculo orgánico con Somalia que era tan importante en la película, era encontrar hombres somalíes o somalíes-estadounidenses. Y esto significaba buscar jóvenes con poca experiencia en el set, que estuvieran abiertos a asumir el riesgo en esta película y capaces de mantener sus roles en contraste con Tom", dice Maisler.

Después de investigar los lugares del mundo a los que emigraronel mayor número de somalíes, Maisler concentró sus esfuerzos en la comunidad somalí-estadounidense más grande de Estados Unidos, en Minneapolis, Minnesota. Ahí distribuyó volantes que anunciaban un casting abierto en el Centro Comunitario Brian Coyle y acudieron más de 1,000 candidatos para el papel de Muse y sus tres compañeros de tripulación.

A medida que trabajaba con Debbie DeLisi,directora de elenco de Minnesota, para reducir a los cientos de candidatos y tener sólo una pequeña lista, Maisler comenzó a agruparlos en cuartetos para ver cómo trabajarían unos con otros. Uno de estos grupos iniciales consistió en Barkhad Abdi como Muse, Barkhad Abdirahman como Bilal, Faysal Ahmed como Najee y Mahat M. Ali como Elmi. Al darse cuenta de que estos cuatro hombres se conocían, fue natural para Maisler asignarlos juntos. "Una vez que los agrupamos comenzaron a ensayar por su cuenta, con Barkhad Abdi como director de las sesiones", comenta ella. "Después intercambiamos a otros actores que entraron y salieron del cuarteto como experimento, pero al final siempre reuníamos al grupo original de los cuatro amigos y a la larga Paul los incluyó en el elenco. A él le impresionó, igual que a todos, el talento, la química y el compromiso que mostraron en la filmación".

La decisiónse tomó en una reunión que tuvieron con Greengrass y Maisler en Los Ángeles. Después fueron a dar un paseo en la playa: los cuatro actores, Greengrass y Maisler. Ella recuerda, "No parecía claro si se daban cuenta de que habían sido incluidos en el elenco, así que Paul les comentó, 'Amigos, obtuvieron los papeles'. 'No, nadie nos lo dijo'. 'Bien, pues son suyos'. Estuvieron tan fascinados que corrieron totalmente vestidos y se lanzaron al mar para celebrar. Fue uno de los momentos de alegría más puros que he visto". Ahmed comenta: "Simplemente tuvimos que saltar al agua para asegurarnos de que era verdad".

"Cuando los vi, ya eran amigos y habían trabajado juntos", dice Paul. "Había algo en ellos que se veía y se sentía como si fueran una tripulación". Ninguno tenía experiencia formal en cine, pero estaban decididos a aportar a sus papeles una humanidad tangible. "El grado de intensidad que proyectaron y las sutilezas que encontraron en los personajes fueron increíbles, además de su capacidad de hacer todo eso al lado de la extraordinaria fuerza de Tom Hanks, lo cual fue algo muy especial", dice Greengrass.

El actor principiante Barkhad Abdi asume el papel de Muse, el capitán de los piratas. Maisler dice que inmediatamente después de conocer a Abdi, supo que Greengrass lo asignaría en el exigente y complejo papel del principal adversario de Phillips. "El hecho de cargar sobre la espalda de un joven inexperto la interpretación de un personaje lleno de matices como el de Muse, que demanda la capacidad de ser amenazador pero también de demostrar compasión einteligencia, es tremendo", explica Maisler. "Se requiere una persona especial. La exigencia era muy alta. Barkhad demostró una buena aptitud natural y sabíamos que podía encarnar todas las dimensiones del personaje como se escribió en el guión, pero también se apropió del papel. Podía ser imperioso y callado; percibimos que causaba una honda impresión en las personas. Los otros somalíes que teníamos en las audiciones parecían tratarlo como a un líder".

Nacido en Mogadishu y criado en Yemen, Abdi se mudó con su familia a Minneapolis en 1999, cuando tenía 14 años. Él tiene una clara conciencia de las presiones que afrontan muchos somalíes, como las condiciones económicas que afectana su país devastado por la guerra, mientras los barcos cargados de valiosas mercancías pasan porsus costas. Esta comprensión personal lo impulsó a explorar las razones por las cuales un joven como Muse, que no puede vivir ya del comercio tradicional en el litoral carente de peces de Somalia, se convertiría en pirata. "Creo que si las cosas hubieran sido distintas, Muse sería feliz como pescador. Pero cuando es incapaz de mantenerse con ese trabajo y observa que los hombres de su pueblo se convierten en piratas, él desea compartir el dinero que reciben", explica Abdi. "Yo tengo aún familiares en Somalia y sé lo que ocurre ahí", continúa. "Estoy consciente de que mi personaje está en un lugar en el que la gente tiene pocas oportunidades. Pero creo que hoy, alrededor del mundo, todos tenemos sueños que podemos hacer realidad. Ésta es la intención final de Muse. Él tiene grandes sueños y debido a que carece de todo, también siente que no tiene nada que perder al convertirse en pirata.

"Cuando Muse sube a bordo del Alabama, para él todo se trata de un negocio: el capitán llama a la compañía naviera, ésta llama a su agente de seguros, se paga un rescate y nadie sale lastimado. Pero las cosas no resultan así y se encuentra en una terrible encrucijada que sientecomo algo fatal si no puede encontrar una solución adecuada. Muse es sólo un soldado raso en un complejo conglomerado pirata financiado por poderosos inversionistas y sabe que no puede regresar con las manos vacías. Como capitán de su tripulación, su trabajo es encontrar una salida. Se da cuenta de que el únicorecurso consiste en navegar en el bote salvavidas hasta Somalia y ofrecer al Capitán Phillips para que paguen un rescate. Está en un pequeño bote salvavidas rodeado por buques de guerra estadounidenses, es una situación desesperada. Aún así es capaz de mantener un sentido de dominio y de poder. Esto hace que su personaje sea tan atractivo para mí".

La productora Dana Brunetti enfatiza, "Para los habitantes costeros como Muse, el acceso a una economía legal a menudo está bloqueado. En la piratería ellos ven una oportunidad de integrarse en una economía alterna: en este caso es una que puede aportar ingresos de una magnitud mucho mayor de lo que es posible a través de otros medios en Somalia. Tienes toda la riqueza del mundo navegando frente a tu costa y está ahí para que la tomes. Somalia ha sido controlada durante más de dos décadas por facciones guerreras que mantienen a la población bajo un estrecho control. Por supuesto Muse es un joven peligroso, pero lo que se descubre a medida que la película avanza es que él se siente tan atrapado en este cerco como su rehén. Lo que buscábamos en el personaje de Muse era el hombre completo, el ser humano integral; la interpretación de Barkhad refleja esto y trasciende el acto criminal en el que se involucra, sin que esto sea justificable, debido a que es la realidad".

Abdi espera que la representación de Muse en la película ayude al público para conocer un poco más la tragedia de Somalia y las complejas motivaciones de los piratas. "La piratería es un crimen y la película no pretende condonarlo, pero creo que la gente sentirá cierta compasión por Muse. Él termina confrontando todo el poderío de Estados Unidos, un joven desnutrido que viste harapos contra tres enormesbuques de guerra estadounidenses. Puedes sentir su predicamento. Por supuesto es un criminal, pero también es un hombre que está en apuros. Recuerdo cuando llegué a Estados Unidos como emigrante y aprendí a moverme en este país abrumador, extremadamente rico y poderoso. No quiero decir que se puedan comparar las dos situaciones, pero entiendo lo que debe haber sentido cuando miró estos impresionantesbarcos militares y pensó, '¿Ahora qué?'"

Tom Hanks quedó especialmente sorprendido por la forma en que Abdi dio vida a su papel con una realidad palpable. "Esta historia dependía de que Barkhad expresara todas las facetas del personaje y él nunca dejó que Muse se sintiera como un simple villano", dice Hanks. "Para un actor joven y primerizo fue increíble que interpretara un papel tan complejo con este dominio. Transmite un amplio rango de emociones y sutiles expresiones; esto no es algo que se pueda enseñar. Su personaje comienza como algo que creemos conocer, un terrible pirata que dirige a un grupo armado en el secuestro criminal de un barco sin armamento, pero sin que se note, lleva al público a una relación mucho más profunda y emotiva con el ser humano detrás de ese acto: un joven somalí con aspiraciones que todos podemos entender, pero que está totalmente bloqueado para hacerlas realidad debido a las difíciles circunstancias de vida en Somalia".

Najee, el pirata que Phillips apoda el "tipo alto" en sus memorias, es interpretado por Faysal Ahmed, que es descendiente de somalíes pero nació y creció en Yemen, donde conoció a Barkhad Abdi. Ahmed describe a Najee como "el músculo del grupo, alguien que se crió entre la violencia y ésa es la única respuesta que conoce". Como Abdi, Ahmed obtuvo la visa para entrar a Estados Unidos, pero aún tiene familiares que viven en Somalia y le transmiten una perspectiva íntima de los eventos que ocurren ahí. "Creo que muchos emigrantes somalíes desearían regresar a Somalia si hubiera un gobierno estable", dice. "Yo la considero mi hogar, aunque nunca he estado ahí".

Para Ahmed, lacúspide de la filmación fueron sus escenas de pelea con Tom Hanks. Recuerda: "Lograr que estas tomas fueran realistas resultó difícil debido a que el set era muy estrecho. Accidentalmente le conecté un golpe real en algún momento, pero Tom fue grandioso con eso. Hizo sus propias acrobacias en estas secuencias y me impulsó constantemente a mejorar mi trabajo. Me siento agradecido con él. Fue un gran reto ponerme en la cabeza de este hombre. Me pregunté a mí mismo: ¿qué haría una persona normal, un 'pirata normal' en esta situación? ¿una vez queluchó desesperadamente para controlar este barco contra todas las posibilidades y después cuando tenía su premio, lo único que podía mostrar como logro después de todos los riesgos que corrió, dejar que casi escapara? Me introduje en la mentalidad del pirata y cuando llegó el momento de filmar, estaba listo. Fue duro, pero también fue una experiencia maravillosa".

Elmi, el taciturno piloto del bote, es interpretado por Mahat M. Ali, que nació en Somalia y creció en Kenia, antes de venir a Minnesota cuando aún estudiaba en la escuela primaria. "Creo que un interrogante para Paul era si estaríamos a la altura de los papeles físicamente", dice Ali. "Sabíamos bien que los roles no sólo eran difícilesen lo emocional, sino que también requerían de un trabajo duro, el tipo de actividad por la cual te derrumbas en la cama después de un largo día. ¿Podríamos con eso? Sí, por supuesto, estábamos preparados. Paul estaba en lo correcto, fue muy difícil, pero valió la pena".

Barkhad Abdirahman, de 17 años, nacido en Kenia de descendencia somalí, interpreta a Bilal, el más joven de los piratas. Sobre su personaje, Abdirahman comenta, "Es el tipo que hace lo que le dicen; creo que se comporta como cualquier chico normal se portaría en una guerra". Para Abdirahman, el estilo de dirección realista de Greengrass y el ambiente en el set le permitieron entender mejor la intensa situación que afronta su personaje, especialmente como un chico muy joven. "Paul creó tal energía y exaltación que de verdad nos integró en lo que estaba ocurriendo en el bote", añade. "Es un lugar terrible para que esté ahí Bilal. Él se siente abrumado. Está bajo una enorme presión y es apenas un adolescente, no está preparado para manejar esta situación".

Los cuatro actores se sometieron a un rígidoentrenamiento en Malta antes de la producción y cumplieron un riguroso régimen diario comparable a un campamento, diseñado por el coordinador de dobles Rob Inch. "Debían aprender cómo pelear, cómo manejar armas, cómo pilotear botes, cómo subir por escalas y cómo trabajar entre grandes olas de un mar picado", explica Inch. "Buscamos de verdad sumergirlos en este mundo de altamar".

"Realmente trabajamos en el exterior", dice Abdi. "Y cuando pienso en lo duro que fue el entrenamiento y todo lo que trabajé para llegar a ese momento, cuando trepaba por un lado del buque carguero, no pude evitar pensar que estos cuatro hombres tuvieron que aprender las mismas cosas para las que nosotros entrenamos. Ahora tenemos eso en común. Para mí, como somalí, es algo profundo, siento que me puedo poner en los zapatos de Muse de una maneraque no sería posible si nuestra preparación no hubiera sido tan estricta debido a que Paul estaba comprometido con eso. Estoy seguro de que tuvo un tremendo efecto en la forma en que interpreté el resto de mis escenas".

Aunque la filmación del asalto al Alabama y las escenas en el buque carguero fueron intensas, nada preparó a los actores para filmar en el bote salvavidas. "Había visto fotografías del bote y el documental de National Geographicsobre el incidente, pero no te puedes imaginar cómo se siente estar en un bote salvavidas hasta que realmente estás ahí", dice Abdi. "Es pequeñoy estrecho, pero fue el olor lo que más nos impactó: el agua de mar y la humedad, el calor y el sudor. No hay ventilación en un bote como ése. Inevitablemente todos sentimos mareos y náuseas, especialmente los primeros días, y eso hacía muy difícil que te pudieras concentrar. No me puedo imaginar lo que es estar atrapado en ese bote 24 horas al día por cinco días, el tiempo que Phillips y los piratas estuvieron confinados ahí durante el incidente real".

Aunque los medios cubrieron plenamente el rescate del Capitán Phillips del bote salvavidas por los Navy SEAL, se conoce menos lo que ocurrió a bordodelMaersk Alabama al principio de la crisis, cuando Phillips intentaba ser más listo que los piratas y retomar el control del barco, un periodo en el cual los 20 miembros de la tripulación de Phillips desempeñaron un rol esencial.

Michael Chernus (The Bourne Legacy) interpreta a Shane Murphy, Primer Oficial y segundo en el mando despuésdel Capitán Phillips. Acerca de la filmación en el Alabama, Chernus comenta, "Salíamos del puerto y estábamos en el mar de 12 a 14 horas; conoces rápidamente a tus colegas del elenco, y muy bien, en circunstancias así. Nos convertimos en una especie de tripulación y empezamos a comunicarnos como ellos. Eso nos ayudó a responder ante unos y otros de forma muy real. Nos vinculamos de una manera que nunca experimenté antes en un set de cine. Otro beneficio inesperado de trabajar en la nave, que estuvo temporalmente fuera de servicio para la filmación, fue que el Alexander [barco que representa al Alabama] tenía viviendo ahí a los miembros de la tripulación de Maersk, con años de experiencia en el mar. Cada actor tenía una contraparte en la vida real dentro del buque, así que pude conversar con el Primer Oficial del Alexander y preguntarle lo que haría en situaciones particulares. Eso nos ayudó a aprender una gran riqueza de conocimiento proveniente de una vida completa en poco tiempo".

David Warshofsky (There Will Be Blood) interpreta al Ingeniero en Jefe Mike Perry, otro colega veterano del Capitán Phillips. Desde su puesto en la Sala de Máquinas del barco, Perry trata de rastrear los movimientos de los piratas en los rincones del Alabama y sabotear su capacidad deconseguir el control operativo delanave.

Corey Johnson, que trabajó en tres películas de Greengrass (United 93, The Bourne Ultimatum y The Bourne Legacy), interpreta el Segundo Oficial del barco, Ken Quinn, que permaneció en el puente de mando con Phillips. Para su interpretación durante la escena del asalto pirata, Johnson recuerda que Greengrass lo dirigió para que no pensara en responder al ataque de la forma más heroica, sino más bien de la forma más humana. "No es poco heroico demostrar miedo", dice Johnson. "El Capitán Phillips le dijo a su tripulación, 'Mantengan su dignidad', muestren cortesía bajo la presión y sean ingeniosos'".

Considero que ésta es la fuente de su valor. Mi personaje siente una responsabilidad con el resto de la tripulación, igual que todos. No va a gritar y suplicar. Todos trataron de mantenerse concentrados, seguir haciendo su trabajo y apaciguar la situación".

Cuando Phillips es tomado como rehén en el bote salvavidas, el gobierno estadounidense respondió: el U.S.S.Bainbridge, comandado por el Capitán Frank Castellano, salió del Océano Índico para rastrear a los piratas y negociar una conclusión rápida y pacífica al problema o, si eso era imposible, ganar tiempo hasta que pudieran llegar los Navy SEAL.

"Castellano no fuealguien del que escucharas muchas cosas en las noticias", dice el actor Yul Vázquez, que interpreta al capitán del Bainbridge. "Los informes se enfocaron sobre todo en el Capitán Phillips y los Navy SEAL. Pero Castellano fue una parte importante en la historia. Fue el que respondió primero ante el evento y sintió que era su responsabilidad asegurar un final pacífico a la crisis". Castellano sabía que si hacía algo para presionar más la situación, los piratas podrían entrar en pánico y lastimar al Capitán Phillips. Al mismo tiempo, le ordenaron frenar el avance del bote salvavidas hacia Somalia, lo cual sólo podía lograr si bloqueaba resueltamente al bote con su enorme buque de guerra. Inmerso en undilema en el que debía tener capacidad de adaptación y ser sutil, Castellano forjó una buena relación con los piratas, los alimentó, los ayudó a prever sus necesidades e intentótranquilizarlos para mantener el control de la situación. Vázquez comenta, "Lo más importante para Paul era que mi personaje fuera un hombre con una tremenda presión sobre él. Trató de hacer lo correcto ylo hizo hasta que los piratas no le dejaron otras opciones. Paul deseaba que esta presión se reflejara en mi rostro y en mis ojos para que el público pudiera ver a este tipo luchando al máximo para terminar esta terrible experiencia, pero terminarla bien".

En la película la mayoría de los hombres que trabajan junto a Castellano dentro del Centro de Información de Combate del Bainbridge son oficiales y marineros auténticos apostados a bordo del USSTruxtun, que representa al Bainbridge. El grupo también incluyó a dos marinos que estaban en servicio a bordo del Bainbridge durante el evento real en 2009.

La pieza final del rompecabezas del elenco implicaba tener varios Navy SEAL, los soldados de élite reconocidos por ser de una estirpe distinta. Aunque el papel del comandante SEAL, encarnado por Max Martini, era extenso e implicaba varios atributos que requerían un actor, Paulbuscó que los SEAL bajo el mando de Martini fueran genuinos. "Deseaba que esta película fuera lo más real posible en todos los aspectos", dice Greengrass. "Estoy convencido de que el público sabe cuando contempla algo que no está a la altura debida, losespectadores quizá no sabenporqué algo les parece poco auténtico, pero sí lo perciben. Los Navy SEAL son uno de estos factores, es como filmar en el océano, nada puede sustituir a las cosas reales".

Como resultado, el asesor SEAL civil, Eric Casey, aseguró los servicios de 10ex SEAL para que interpretaran a los hombres que realizaron la operación de un cerco de francotiradores. "Es difícil imitar los gestos y habilidades de un SEAL sin un entrenamiento intenso", explica Casey. "Tienen cierta personalidad y una forma particular de comportarse que se ganaron duramente. Eso no se puede enseñar con facilidad".DF-10803.png

LA FOTOGRAFÍA Y EL DISEÑO

Para aportar a Capitán Phillips la intensidad y el realismo que distinguen las películas de Paul Greengrass, el director organizó un equipo visual encabezado por el director de fotografía Barry Ackroyd, BSC. Colaborador de Greengrassdurante largo tiempo, Ackroyd fue el director de fotografía en United 93 y Green Zone, así como en The Hurt Locker, de Kathryn Bigelow, cinta por la cual fue nominado a un Premio de la Academia®.

Greengrass y Ackroyd son hombres que provienen de una tradición documental y ambos están de acuerdo en que tienen ciertos hábitos de realización cinematográfica de no ficción que aún conservan y han demostrado ser benéficos en los sets de sus largometrajes. "En una película tienes mucho más tomas y más oportunidades de captar una escena que en un documental", explica Ackroyd, "así que siempre debes recordarte a ti mismo la urgencia y la importancia de cada cuadro. Si consideras que cada cuadro es el único momento en que algo ocurrirá y que ése es el cuadro primordial de la historia, y puedes mantener esa concentración a lo largo de un millón de pies de filmación, entonces darás al editor el mejor material para que él corte la mejor película".

Greengrass acepta esto y resalta que este estilo de filmación va mano a mano con la clase de interacción que él deseaba que los actores tuvieran con el material. "Nunca pierdes el instinto de lo que es urgente y real. Trabajamos mucho con los actores para que interpretaran no sólo el guión; el guión es importante, pero también buscamos que se compenetraran con cada situación y se examinaran ellos mismos, así como los motivos que tenían sus personajes en cada escena. Y a medida que lográbamos llevar a los actores a este lugar, en el cual podían interpretar y habitar la inmediatez de la escena, debíamos captar esa intensidad, las miradas, los momentos".

La productora Dana Brunetti dice que la fotografía de Ackroyd no sólo coincide perfectamente con la dirección de Greengrass, sino también con esta película en particular debido a sus locaciones. "Paul y Barry filman en un estilo de captar cada instante, una especie de urgencia, de veracidad, hacen muchas tomas con cámaras manuales, no usan demasiado los dollies, lo cual fue sumamente adecuado para narrar una historia de rehenes y muy útil para filmar dentro de un barco carguero", destaca Brunetti. "La nave es estrecha y encerrada, sus pasillos y escaleras son increíblemente angostos. Barry ponía la cámara en su hombro y corría tras los actores llevando la cámara en equilibrio por todos lados, arriba y abajo del barco. El bote salvavidas es mucho más confinado, así que tuvo que encontrar los detalles y la intensidad en dichos espacios".

Greengrass añade que estas locaciones representaron un intenso reto visual y físico, lo cual requirió que Ackroyd fuera extremadamente flexible. "Barry y yo tuvimos un largo análisis antes de la producción acerca de crear un aspecto para Capitán Phillips que fuera contenido y altamente enfocado en el personaje", dice el director. "A medida que la película avanza empiezas a habitar un espacio cada vez más y más pequeño, así que visualmente se tratabade mantener estos estrechos sitios vivos e interesantes. A veces Barry tuvo que asumir las posiciones más agotadoras y absurdamente torcidas. No creo que él pudiera haber hecho esta película si no practicara yoga".

A menudo Ackroyd tenía dos o tres cámaras funcionando para cada escena. En el barco cargueroél montó una cámara sobre su hombro mientras otro operador de cámara, Cosmo Campbell, puso en un aparejo especial de brazo corto una cámara fija que le permitió introducirse a través de puertas de mamparas y espacios pequeños. Greengrass y Ackroyd no bloqueaban las escenas para los actores, les daban completa libertad para caminar por donde quisieran, pues las cámaras manuales los seguían. A menudo esto significó que los actores corrían escaleras arriba y abajo, o entraban y salían de los lugares con el equipo de cámaras siguiéndolos de cerca.

Ackroyd observa que esta forma de trabajar libera a los actores. "Cuando dejas de pedirles que interpreten para la cámara, eso les da una especie de libertad. Incluso en un lugar confinado como el bote salvavidas les dijimos, 'Vayan a donde quieran y nosotros los seguimos'. Esto es difícil, pero tiene un poderoso efecto sobre la interpretación. Los actores expresan más y lo que captas contribuye a la capacidad de la película para conmover a las personas. Si algo emotivo ocurre en una escena, la cámara se emociona. Y cuando el ambiente es triste, la cámara reacciona con tristeza. Especialmente en esta cinta el trabajo de cámaras se vincula con los momentos emocionales de formas inesperadas y que no están en el guión".

En su colaboración para United 93, Greengrass y Ackroyd experimentaron diversas técnicas diseñadas para ocultar cualquier presencia de la cámara entre los actores mientras interpretan en el set, así como entre losespectadores mientras ven la película en el cine. Ellos llevaron estos métodos un paso adelante en Capitán Phillips. "Paul y yo creímos que si hacíamos bien nuestro trabajo, los actores no sentirían nuestra presencia", dice Ackroyd. "Nuestro objetivo en esta película era que la cámara fuera simplemente una observadora y lo más verídica posible. Al mismo tiempo sabíamos que no estábamos haciendo un documental. Sin embargo el estilo es una especie de hiper-realismo que permite al público ver muchas perspectivas en cada momento, así como las elecciones que hacen los personajes. Buscamos reflejar la humanidad en las tomas".

Hanks dice que se sintió inspirado por la autenticidad e inmediatez del estilo de filmación de Greengrass y Ackroyd, pues el resultado fue una de las experiencias más enriquecedoras de su carrera. "Una pregunta que le hice a Paul en este set fue, '¿En dónde está la cámara?' Pues nunca la vi", explica Hanks. "Se preocuparon de captar la conducta de las personas auténticas en el momento y creo que la disposición de Paul para descubrir la película a medida que la filmaba le permitió captar plenamente la realidad de la historia".

La fotografía de Ackroyd también usa al máximo la luz natural. "Siempre recurro a la luz natural debido a que eso te permite filmar en 360º", explica él. "Tener que iluminar toma por toma es como poner una camisa de fuerza a la cámara y al operador de cámara. Así que en vez de eso, planeamos nuestras escenas como con un reloj de sol y seguimos su trayectoria. Teníamos un estrecho riel en el barco que podíamos mover y por eso, a diferencia de filmar en una locación fija, éramos capaces de alterar su curso, girarlo y obtener el sol en la misma dirección sobre el barco, sin importar hacia dónde nos movíamos. Era como cambiar el rumbo de la navegación. Chris Carreras, el primer asistente del director Paul, se convirtió en el capitán sustituto y establecía el curso del barco - 'Vamos ahora cinco grados hacia el puerto' - para mantener la luz de la forma más consistente posible. Es el mismo principio que usamos en tierra, pero como podíamos mover el barco, aprovechamos esa facilidad y Chris se volvió un experto haciendo esto".

Desde el inicio, en la pre-producción, Ackroyd decidió emplear cámaras de cine de 35 mm y usó principalmente la Aaton Penelope, que es muy reconocida para la fotografía manual y los documentales. La Aaton permitió a Ackroyd moverse ágilmente a través de las estrechas escaleras y pasillos del barco. "Cuando filmas digitalmente en la mayoría de los casos sólo tratas de reproducir el aspecto estético de la película de cualquier forma. Pero al ver las condiciones en las que tendríamos que filmar, estar en los esquifes piratas con andamios para las cámaras yser salpicados por el barco carguero, vimos que las cámaras electrónicas no servirían en absoluto", dice Ackroyd. "Las cámaras de cine tienen más de 100 años yson una tecnología sencilla y clásica. Como los automóviles que aún usan motores de combustión, eso se debe a que funcionan".

Ackroyd usó cámaras de cine de 16 mm para las escenas enfocadas en los piratas somalíes. "Pensé que el grano y la textura de 16 mm funcionaría bien para nosotros y así fue, pero la razón por la que quería hacerlo es que en este formato podía elegir un zoom de 12:1", explica. "Con este zoom podía obtener una toma amplia dentro del esquife con los cuatro somalíes, enmarcar a cada uno individualmente o como grupo. Y también podía usar el mismo lente para hacer acercamientos en el barco carguero y filmar al Capitán Phillips sobre el puente de mando con binoculares, o a alguien que corría por la cubierta; además podía vincular dos tomas y moverme fluidamente de una a otra".

Después trabajaron en el estrecho bote salvavidas, al cual desciende Richard Phillips solo con sus cuatro captores. La producción usó diversas réplicas del bote de 28 pies de largo del Alabama, todas igualmente incómodas. "Este bote salvavidas se mueve como un tazón de espagueti", explica el coordinador marino Daniel Franey Malone. "Todos lo saben. Es muy pesado en la parte superior y es fácil que se dé vuelta. Fue increíblemente difícil filmar ahí adentro".

Greengrass y Ackroyd dicen que el bote salvavidas figura entre los ambientes más complejos para filmar que han experimentado. "Es increíblemente angosto", dice el director. "Hay intenso calor. Te causa intenso mareo. Todas las cosas te golpean en cada eje. Debíamos sacar a las personas fuera a intervalos regulares".

Ackroyd mismo operó la cámara en el bote salvavidas, igual que en la mayoría de las escenas, poniendo su cuerpo al servicio de la película. Pero no le importó la dificultad, de hecho la disfrutó. "¡De esta forma sé que estoy vivo!" afirma. "Me gustan los retos físicos, las punzadas y los dolores... me agrada la lucha o la sensación de lucha. Si las cosas se dan fácilmente siento que no logramos lo que buscábamos. Si no superoproblemas no me siento satisfecho".

"Barry tiene un gran valor y ánimo", dice Greengrass. "Al mirar a través del lentese mareaba constantemente, pero no notas eso cuando ves la película. No tengo idea cómo se las arregló para mantener la imagen estable y coherente".

Para articular aún más el aspecto y la sensación de Capitán Phillips se integró el trabajo del diseñador de producción Paul Kirby, que colaboró con Greengrass y Ackroyd en Green Zone. "Se suponía que el diseño en esta película fuera 'invisible'. Él aportó un ambiente para la interpretación de los actores y para que Barry filmara que debía ser lo más cercano posible al mundo real", dice Gregory Goodman. "Pero el estilo 'invisible' es extraordinariamente difícil. El público se da cuenta cuando observa algo raro, incluso si no puede señalarlo. Sobre todoKirby afrontó enormes problemas logísticos, y no fue de los menores el hecho de encontrar, diseñar y construir una villa somalí que pudiera funcionar en la película. Él consiguió esto y lo integró perfectamente con el resto de la película".

Greengrass encargó a Kirby el diseño de cuatro mundos distintos para la trama: la villa somalí, el barco carguero, el bote salvavidas y el buque de la Marina. "Traté de diseñar sets que se pudieran integrar transparentemente con el mundo real y el mundo imaginario", explica Kirby. Añade, "En esta película vamos del extenso y enorme barco carguero de gran altura, que sin embargo parece un punto en medio del océano, hasta espacios cada vez más claustrofóbicos, y al final nos enfocamos en los ojos de Tom Hanks cuando piensa que su vida está a punto de terminar en un bote salvavidas de 25 pies, con la fuerza de la Armada Estadounidense sobre ellos", dice Kirby.

"En realidad deseábamos que el público sintiera este viaje hacia el alma del Capitán Phillips. Incluso si no están conscientes, los espectadores lo sentirán y lo recordarán al día siguiente. Y espero que permanezca dentro de ellos".

Otro reto para Kirby fue diseñar los esquifes de pesca que usan los piratas somalíes en el ataque al Alabama. "Los esquifes debían lucir como botes de la villa somalí, pero tenían que estar en excelentes condiciones de navegación y ser seguros para el elenco en todos los aspectos, incluso bajo las condiciones más rudas", explica. En el interior, Kirby y el equipo de dobles equiparon el esquife con correas y puntos de apoyo para los pies diseñados para ayudar a los actores mientras maniobraban en el bote entre el oleaje. También exageró la proa delos botes, una sutil forma de elevar la tensión. "Deseábamos que el esquife pirata se viera y se sintiera como un arma a medida que corta el agua".

El diseñador de vestuario Mark Bridges, ganador de un Premio de la Academia® por The Artist, comenzó su trabajo realizando una prolongada investigación, pues no sólo profundizó en las noticias originales acerca del secuestro, sino que también analizó las tradiciones marítimas tanto de los somalíes como de los estadounidenses. Deseaba que el vestuario pudiera reflejar la verosimilitud que Greengrass buscaba.

Eyl, la villa somalí que vemos al comenzar la película, es tradicionalmente un puerto pesquero; los hombres suelen usar pantalones cortos oenrollados para mantener libres sus tobillos y una clase específica de sandalias. Bridges y su equipo crearon 12 copias del vestuario para cada uno de los piratas. "Nos llevó un mes desgastar todas las sandalias, pantalones cortos, camisas y sacos hasta lograrel aspecto de deterioroadecuado", dice. Durante la producción, Bridges y su personal tuvieron que estar en un estado de vigilancia constante o su mes de trabajo podría desaparecer literalmente. "Subestimamos la fuerza del agua del mar; ésta lavó gran parte de la suciedad y el aspecto que pensamos que ya era permanente en la ropa. Podíamos verlo. Me acercaba a unaprenda y de inmediato lo notaba: 'Esto cambió de color. Vamos a devolverlo'. Habíamos guardado cuatro vestuarios perfectos para cada pirata; íbamos a usarlos después de Malta para filmar la primera escena de la película (en la villa somalí) y esto nos resultó útil como punto de referencia para renovar la ropa que había perdido su desgaste y suciedad".

"Para el vestuario de la tripulación del Maersk entrevistamos a Richard Phillips y a los oficiales del Maersk para determinar lo que Phillips usaba cuando llegaba al puerto versus lo que podía usar después de embarcar", recuerda Bridges. Vemos a Phillips al tomar el mando del Alabamay porta su uniforme de capitán (el uniforme de la marina mercante que muestra el rango). Una investigación sobre el vestuario distintivo de Maersk en esa época reveló un problema técnico pero importante: los overoles del Maersk cambiaron recientemente de ser puro algodón,como usaba la tripulación del Alabama en 2009, a una mezcla de poliéster y algodón, una distinción importante debido a que dicha tela no envejece igual y dificultaba que los uniformes se vieran desgastados como se requería. "Tuvimos la suerte de encontrar un contacto en Maersk que tenía varias prendas dela antiguatela. Los overoles de 2009 estaban hechos de algodón, que se rompe bien y nos permitió dar a los vestuarios un aspecto real, la sensación de que se habían usado realmente y se habían desgastado trabajando en el barco en aquél momento".DF-10846_r.png

LA EDICIÓN

La labor de Paul Greengrass con su editor, coproductor y colaborador durante largo tiempo, Christopher Rouse, A.C.E., comenzó mucho antes de filmar un solo cuadro, mientras el director trabajaba con el guionista Billy Ray para dar forma al guión. Galardonado con un Premio de la Academia® por su fotografía en The Bourne Ultimatum, Rouse comenta, "Paul y yo pasamos más tiempo juntos durante el desarrollo del guión y los procesos de pre-producción de Capitán Phillips de lo que habíamos hecho antes. Teníamos sesiones regulares de historia a medida que evolucionaba el guión; pasamos meses hablando sobre cada elemento de cada escena de la película. Para las secuencias de acción creamos guiones gráficos y animación, de tal forma que Paul pudiera previsualizarlas mucho antes de la producción. Pero en todos los demás aspectos nuestro proceso fue el mismo, ya sea que una toma particular fuera una escena de acción o impulsada por el diálogo", explica Rouse. "No se trata sólo de la cinética de una secuencia de acción, también analizamos cómo la acción apoya la historia y losroles. Profundizamos en los detalles integrales: quiénes son los personajes, qué tratan de hacer, cuáles son sus planes, cuáles son sus obstáculos. Cuando empezamos a filmar, Paul había examinado la realización de la película exhaustivamente durante varios meses. Fuimos capaces de probar cada cosa en cada nivel, examinar y reexaminar los factores, así que muchos problemas que podrían haber surgido enel rodaje fueron resueltos incluso antes de que las cámaras empezaran a filmar".

Como ejemplo Rouse cita la estructura del primer acto de la película, que contrapone las perspectivas de Phillips y de Muse. Era primordial para Greengrass entrelazar las historias de ambos hombres; Rouse comenta: "La trama presenta a cada individuo como una víctima de las circunstancias.Esto fue esencial para alcanzar el equilibrio apropiado entre las visiones de los dos personajes y requirió discusiones y análisis entre Paul, Billy y yo para lograr lo idóneo". El guionista Billy Ray añade, "Para nosotros era fundamental no permitir que Muse se convirtiera en la caricatura de un villano; a pesar de la agresión y el potencial de violencia de Muse, Paul nunca dejó de presionar para que le diéramos momentos de verdadera vulnerabilidad".

Greengrass siempre añade elementos durante su proceso, desde el guión, pasando por el set y hasta llegar a la sala de edición: "Billy visualizó los pilares básicos de la cinta: los personajes, la narrativa, la lógica de las piezas del set, él transmitió la esencia de la historia. Pero en cierto momento tuvimos que salir al mar para filmar y ahí se involucraron los actores. La filmación en el mar, sobre barcos reales, reviviendo el evento lo más cercanamente posible, aportó a la película una sensación de inmediatez que no podíamos haber preparado. Me gusta filmar el material con gran longitud, pues entonces obtienes momentos no planeados y logras que las personas se apropien de la historia como si fuera realidad", añade Greengrass. "No sólo se trata de una película, es algo verdadero que ocurre frente a ellos y ahí es cuando brota esta sensación de urgencia, de excitación. Después Chris puede tomar el material que yo filmé y crear el ritmo adecuado, balancear los puntos de vista, garantizar que Phillips permanezca en el centro de la historia… él crea la plantilla que conjunta todo de manera excelente. La relación entre un guionista y un director y un editor es la magia del cine".

Como trabajó con Greengrass en United 93, Green Zone y las películas Bourne, Rouse está acostumbrado a intuir los constantes movimientos de cámara de Greengrass y crear con ellos un ritmo editorial que va en aumento; esto desempeña un papel esencial en la arquitectura de Capitán Phillips.


"El estilo de Paul y Barry de mover la cámara aporta instantáneamente una escena de emoción y crudeza", dice Rouse. "El movimiento de cámaras crea tensión, da dinamismo a las escenas de acción y también respalda la forma en que Paul trabaja con los actores, pues infunde a sus secuencias,a menudo improvisadas, inmediatez visual. Editorialmente adopto el movimiento de la cámara como otro elemento rítmico en la escena, intento sentirlo y modelarlo de un corte a otro como si fuera la cadencia de un diálogo. En términos de ritmo Paul y yo no hablamos mucho de cosas específicas. Si puedo anclarme bien en la historia, los personajes y el tema, todo fluye naturalmente".

En la sala de edición Rouse y Greengrass fueron capaces de seguir elevando la tensión de la película, pese a que la acción se comprime cada vez más en espacios más estrechos. "Hay una tensión inherente, el poderío de la Armada Estadounidense que se cierne sobre este pequeño bote salvavidas en medio del océano", afirma Rouse. "Invertimos mucho tiempo con estas escenas, tanto en las páginas como en la sala de edición. En particular la climática secuencia al final de la película, que culmina cuando los francotiradores SEAL hacen sus disparos, requirió meses para su realización".

Rouse explica esto más detalladamente: "En la recta final la acción alcanza un pico: el bote salvavidas es golpeado por el oleaje causado por los enormes buques de guerra y eso pone a Phillips y a los piratas en el filo de la navaja; al mismo tiempo el Comandante SEAL evalúa la visibilidad para sus tiradores y trata de manipular a Najee para que permita que el Bainbridgeremolque al bote hasta unadistancia más cercana. En medio de esto la escena llega a una cúspide emocional cuando Phillips se convence de que el problema llegó al punto de quiebre y que va a morir, así que decide escribir una carta a su familia.

"Ésta fue una construcción engañosa pues tuvimos que tejer varios hilos juntos. Todo lo que creamos a lo largo de la trama se dirigía a este momento, así que la pregunta era, ¿cómo logramos que los elementos convergentes se unan para crear un clímax poderoso y emotivo, pero que aún conserve los aspectos temáticos más profundos, matizados y personales de la historia?

"Paul quería que Phillips estuviera desesperado y activo durante esta secuencia para generar la emoción más intensa posible cuando el capitán escribe la carta. Mi objetivo era mantener a Phillips en el centro de los eventos y aprovechar cada instante de la interpretación de Tom (cuando advierte que el bote salvavidas entra en el rango de los francotiradores, contempla la pluma, decide escribir la carta, cronometra a Najee, toma la pluma, después busca el papel). Al mismo tiempo equilibré estos momentos contra todo lo demás que sucedía para mantener a los personajes presentes para el público durante toda la secuencia: el Comandante SEAL que analiza las líneas de visión de los francotiradores desde la popa del Bainbridge, Najee que discute con Elmi y el Comandante SEAL, Bilal que empieza a darse cuenta de que el hecho de que Phillips escriba una carta presagia algo significativo.

"Durante estasecuenca era crucial mostrar la enorme escala y el alcance de las maniobras del buque de guerra eigualmente importante era mostrar sus efectos sobre los personajes, en especial Phillips, que percibecómo la Fuerza Naval está llevando la situación a su término y decide escribir la carta como resultado. También debíamos transmitir que el Comandante SEAL logró engañar a Najee [permite que la Marina lo remolque y entra dentro del alcance de los francotiradores], unatrampa que, una vez aceptada, lanza la secuencia hacia el final del juego. Finalmente intentécomponer un crescendo que culminaba en diversas acciones consecutivas: Najee accede a lo que pide el Comandante SEAL, Phillips toma la pluma y el papel, y la cuerda de remolque comienza a ser enrollada.


"Tratamos de obtener el balance adecuado. No fue una propuesta fácil, pero creo que pudimos sacarla adelante al elevar la tensión pero mantener la honestidad con los factores dramáticos más profundos que subyacen a la secuencia".

A medida que la película se intensifica, capa por capa, hasta su última catarsis, Greengrass sintió que él y Rouse trabajaban en perfecta sincronía. "Chris hizo un trabajo increíble", afirma Greengrass. "La sensación de excitación que cultivó y la forma en que resaltó los personajes conjuntaron una bella pieza de trabajo editorial".

Rouse piensa, como todos los colaboradores de Greengrass, que la aptitud del director para hacer malabares con factoresdistintos, momentos de emoción privada, realidades globales de gran escala y suspenso cinematográfico, lo que crea el estilo de dirección único, poderoso y humanista característico de Greengrass. "Paul es un absoluto maestro para captar los aspectos íntimos más profundos de los personajes que viajan a través de un territorio temático muy rico", observa el editor y coproductor. "Creo que esta capacidad proviene de la visión del mundo que tiene Paul, sus antecedentes excepcionalmente literarios fusionadosconsu fuerte sensibilidad periodística, sus grandes instintos dramáticos y su enorme corazón. Esto permea la totalidad de su material. Nuestro trabajo es ayudar a que los espectadores lo sientan y lo entiendan".DF-17296.png

LA HISTORIA

Marzo de 2009. En su hogar en Vermont, el Capitán Richard Phillips (TOM HANKS), un marino mercante, prepara un viaje alrededor del Cuerno de África. El trayecto al aeropuerto con su esposa Andrea (CATHERINE KEENER) es tenso: su carrera lo aleja durante meses y ahora que tiene 50 años el trabajo se siente más peligroso que nunca. Cuando Andrea reflexiona sobre el futuro, se siente llena de dudas y Phillips entiende porqué. Piensa que su hijo Danny no toma la escuela demasiado en serio: mientras los hombres de la generación de Phillips podían escalar fácilmente los rangos en un trabajo, Danny podría tener problemas para encontrar un empleo decente, incluso con un diploma.

Eyl, Somalia. Muse (BARKHAD ABDI) es despertado por un amigo que trae noticias urgentes. El señor de la guerra Garaad envió a sus jefes para reclutar hombres que realicen nuevas misiones piratas, enviando esquifes para secuestrar y pedir rescate por los barcos cargueros extranjeros que pasan diariamente frente a la costa de Eyl. Muse ya fue capitán antes y no dejará pasar otra oportunidad de trabajar. En el pueblo encuentra a los hombres de Garaad y, para desilusión de los otros que aspiran al puesto de capitán, los jefes lo eligen para reunir una tripulación. Muse corre a la playa donde, acosado por docenas que piden a gritos un lugar en los esquifes de Garaad, elige rápidamente a Bilal (BARKHAD ABDIRAHMAN) y Elmi (MAHAT M. ALI); pero también desea a alguien fuerte para redondear el grupo. Najee (FAYSAL AHMED), una presencia dominante en la parte de atrás, lo mira fijamente. Muse, impresionado por su intensidad, lo acepta con una afirmación de cabeza. Los cuatro hombres se equipan con armas automáticas y se embarcan en un esquife, cuyo motor resuena contra el oleaje.

Salalah, Oman. Phillips llega al puerto y aborda su buque carguero, el MV Maersk Alabama, mientras guardan en él 2400 toneladas de mercancía comercial, 200 toneladas de ayuda alimenticia y otras cosasmás. En el puente de mando el Primer Oficial de Phillips, Shane Murphy (MICHAEL CHERNUS), repasa su itinerario, que los lleva a través de la cuenca somalí. "Debemos reforzar la seguridad", advierte el capitán después de embarcar. Lo que ninguno de los hombres dice, pero ambos saben, es que la ruta del Alabama al pasar por el Cuerno de África se ha convertido en un semillero de piratas cuyo objetivo son los barcos cargueros. Preocupado de que su tripulación no esté preparada, Phillips ordena un simulacro de seguridad en el agua.

No obstante el simulacro apenas empieza cuando desde el puente de mando detecta dos esquifes que se aproximan. Phillips marca el número de seguridad marítima, pero no ledicen nada tranquilizador sobre lo que se acerca ("Alerte a su tripulación, tenga listas sus mangueras contra incendio… Hay probabilidad de que sean sólo pescadores"); cuando Phillips observa las armas de los tripulantes del esquife a través de sus binoculares, lo sabe con certeza: "No están aquí para pescar".

Sospechando que los piratas escuchan sus comunicaciones, Phillips obliga al segundo esquife a dar vuelta con una inteligente actuación teatral, mientras se envía un mensaje de radio a sí mismo diciendo que un buque de guerra de la Armada está en la ruta. Después pide a su ingeniero en jefe que acelereel motor del Alabama para causar olas suficientemente grandes que desactiven el motor del primer esquife: Muse y su tripulación se encuentran inmóviles en el agua. Por el momento el Alabamaevitó la crisis, pero durante una sesión informativa en el comedor, el ambiente es tenso: los piratas tienen armas y el Alabama no. Un miembro de la tripulacióndice, "Capitán, ellos van a regresar".


Eso era seguro, la tripulación de Muse renueva sus esfuerzos al día siguiente, navegando junto al Alabama con más caballos de fuerza y una improvisada escala de abordaje. Phillips, convocado a cubierta, los observa a medida que se acercan y de pronto abren fuego sobre el puente de mando. Cubriéndose activa las mangueras de alta presión del perímetro del barco, diseñadas para desalentar un acercamiento desde cualquier ángulo, pero el esquife continúa acercándose. Cuando una de las mangueras resbala, Murphy corre desde el puente para colocarla de nuevo; pero aprovechando estabrecha en la defensa del barco los piratas se pegan al Alabama, enganchan su escala en la barandilla y abordan, mientras sus esquifes se alejan con la resaca.

Segundos antes de que los piratas irrumpan en el puente de mando, Phillips llama a Murphy y a la tripulación por su walkie-talkie y les da instrucciones para que se escondan en la sala de máquinas hasta que oigansu contraseña sin coacción. "Recuerden: ustedes conocen el barco, ellos no", les apremia; luego apaga el Alabama y transfiere el control a la sala de máquinas.

Ondeando sus armas, los piratas irrumpen en el puente mientras Phillips y algunos miembros de su tripulación están de pie indefensos. "Relájense", dice Muse a Phillips. "No somos de Al Qaeda. Esto es sólo negocios". Muse y su tripulación se emocionan al saber que el buque es estadounidense: el rescate será enorme. Pero cuando no puede activar el panel de control, pregunta agriamente. "¿En dónde está la tripulación?" "No lo sé", miente Phillips. Muse explota y amenaza con matar a todos los tripulantes en el puente de mando si los otros no aparecen. Para tranquilizar a los piratas, Phillips se ofrece a explorar el barco con Muse, que le quitósu walkie-talkie al capitán. Ellos empiezan a caminar con Bilal como respaldo, mientras Najee se queda vigilando el puente y Elmi patrulla las cubiertas.

Dejando a la tripulación oculta en lasala de máquinas, Murphy corre hacia el comedor para traer agua. Mientras, en el recorrido guiado por Phillips, Muse no encuentra a los tripulantes del Alabama por ningún lado y exige investigar la sala de máquinas, abajo de la cubierta. Para ganar tiempo Phillips desvía a Muse y Bilal al comedor para tomar agua, en donde por pocos segundos encuentran a Murphy, que se esconde en un refrigerador y al ver los pies descalzos de Bilal, le pide por radio a la tripulación que deje vidrios rotos frente a la puerta de la sala de máquinas. La trampa funciona: Bilal, que va adelante de Muse y Phillips escaleras abajo, llega a la sala de máquinas, pisa el vidrio y sufre graves cortes. Phillips lo convence de prestarle primeros auxilios y los dos se dirigen al puente demando, dejando que Muse explore solo la sala de máquinas. Antes de que la linterna de Muse halle a la tripulación del Alabamaoculta entre la maquinaria, ellos lo sorprenden y lo desarman, cortando su mano en el proceso.

Cuando la noticia de la captura de Muse llega al puente de mando, Phillips tiene la ventaja de proponer un trato: su tripulación liberará a Muse y les entregará US$30,000 cuando el barco esté a salvo, si los piratas abandonan el Alabama en un bote salvavidas que está montado en la cubierta. Para asegurar la operación, Najee insiste en que Phillips acompañe a los piratas en el bote hasta que su propio capitán se una a ellos y después Phillips podrá regresar con su tripulación. Pero una vez que tienen a Phillips y a Muse en el interior, los piratas se retractan y se alejan del Alabama con disparos de sus armas, llevando a Phillips como su rehén.

Mientras el Alabama sigue al candente y estrecho bote salvavidas, la Marina de Estados Unidos inicia una operación de rescate encabezada por el destructor USS Bainbridge. Su Comandante, Frank Castellano (YUL VÁZQUEZ), debe resolver la situación pacíficamente si es posible, pero el bote salvavidas no puede llegar a la costa somalí. "Este asunto se está volviendo grande", dice el despachador; también hay unos SEAL en ruta para dar apoyo adicional.

Al anochecer el destructor embosca al bote salvavidas, lo ensordece con su sirena y lo detiene con una luz cegadora. Por la mañana la Armada envía a un negociador en un bote RHIB, pero los piratas se enfurecen cuando no les ofrecen un rescate y Najee descarga su arma junto a la cabeza de Phillips. "Todo se desmorona aquí", le dice Phillips a Castellano por el radio del bote salvavidas, que se aleja, perseguido por el Bainbridgey por el apoyo recién llegado, la fragata USS Halyburton, y el buque de asalto anfibio USS Boxer.

Transcurre un día muy inquietante y cuando cae la noche de nuevo, Phillips percibe una oportunidad. Animado por la creciente presencia de la Fuerza Naval, obtiene permiso de salir a la cubierta para ir al baño, pero en vez de eso se lanza al agua eintenta llegar al Bainbridge que está a corta distancia. Una ráfaga del AK-47 de Najee y una trifulca submarina después, y Phillips es arrastrado de regreso a bordo.

Mientras Najeedispara a Phillips, en el Bainbridge aterrizan los SEAL en paracaídas y asumen el control de la operación. En una finta, el Comandante SEAL (MAX MARTINI) llama por radio a Muse y le asegura que se comunicó con los ancianos de la tribu de los piratas. El Comandante SEAL propone un trato: Muse puede venir a bordo del Bainbridge para parlamentar, mientras el bote salvavidas, que tiene poco combustible, será remolcado hasta un punto de intercambio. Phillips dice al tembloroso Muse, que pondera sus opciones, "Debe haber algo que puedas hacer además de pescar y secuestrar personas". "Quizá en Estados Unidos", responde Muse.

Cuando llegan en un bote RIHB para recoger a Muse, la Marina acopla un cable de remolcador al frente del bote salvavidas y entrega a Phillips un cambio de ropa limpia, una camisa color amarillo brillante… Phillips reconoce la señal: los SEAL quieren que resalte en la oscuridad. Aunque se negó a contestar el mayor tiempo posible, por fin Muse acepta ir alBainbridge; una vez que el líder pirata está a bordo de la nave de la Armada y remolcan el bote salvavidas, tres francotiradores ocupan sus posiciones sobre la popa del destructor. Para ejecutar su orden, los tres necesitaban una visión clara de sus objetivos y debían actuar en sincronía. Esperando lanzar a Najee hacia una ventana para obtener un disparo limpio, el Bainbridge genera un oleaje intenso para oscilar el bote salvavidas atado a su cable de remolque. Phillips, sintiendo que se acerca un enfrentamiento, busca pluma y papel para garabatear una última carta a su familia.

Najee arrebata la nota de Phillips y obstruye la vista de los francotiradores. Los piratas atan a Phillips de pies y manos y le vendan los ojos mientras Najee, furioso junto a él, recoge su arma. Sabiendo que la Marina está escuchando, Phillips les pide que lo despidan de su familia. Najee da un paso adelantecon un dedo en el gatillo justo cuando los SEAL dan la orden de detener el remolque: el bote salvavidas se bambolea y Najee entra en la línea de visión de un francotirador. En el CIC del Bainbridge los tres objetivos son verdes. Hay tres disparos, tres ventanas destruidas y Phillips, confuso, salpicado de sangre, se afloja la venda de los ojos para ver tres cadáveres en el piso del bote. En la sala de interrogatorios del Bainbridge los oficiales se reúnen con Muse, a quien esposan y arrestan.

Recuperándose y tratando de orientarse en la enfermería, el impresionado Phillips apenas puede decir su nombre. Un médico en el Bainbridge le asegura lo que casi no puede creer: "está a salvo y está bien", mientras libera un torrente de emociones imprevistas.DF-09062_r.png

PAUL GREENGRASS Y LA TRADICIÓN DEL DOCUDRAMA

JONATHAN ROMNEY

Entre los realizadores cinematográficos de hoy, pocos confrontan el drama y la complejidad de los eventos actuales de manera tan genuina y visceral como Paul Greengrass. El director británico hace películas acerca de lo que él llama "el mundo en acción" y formó su reputación gracias a una poderosa alquimia de ficción y documental; en la década pasada Greengrass emergió como la mano segura detrás de películas de suspenso tan tensas e intrincadas como The Bourne Supremacy, The Bourne Ultimatum y Green Zone, pero también dejó una marca indeleble con dramas que adoptan las técnicas documentales y ofrecen una exhibición urgente sobre los eventos de nuestra época. Sus películas reconstruyen crisis de la vida real con toda su turbulencia y complejidad política, cargadas con la inmediatez del cine de acción: United 93, sobre uno de los secuestros de 9/11; Bloody Sunday, un notorio incidente en el conflicto de Irlanda del Norte, y ahora Capitán Phillips, la historia de un barco carguero atacado por piratas somalíes.

El cine siempre busca nuevas formas de involucrarse con el mundo y Greengrass pertenece a una tradición de directores que se acercaron al medio con los ojos de un documentalista, enbusca de evadir las trampas y distorsiones inherentes a la narración ficticia. En su compromiso para crear una auténtica realidad en la pantalla, estos directores fueron inevitablemente políticos, tanto en su elección del tema como en su decisión de revelar verdades acerca de las condiciones económicas y humanas de nuestro tiempo.

Uno de estos directores es Roberto Rossellini, elemento unificador del movimiento neo-realista, que presentó un crudo retrato de la Europa de la postguerra; sus dramas, como Rome, Open City de 1945, tuvieron un profundo efecto sobre el público contemporáneo que no estaba acostumbrado a películas que se parecían más a un reportaje que aun relato ficticio, ocurrían aquí y ahora y examinaban las terribles realidades de la época. En la década de 1950 el polaco Andrzej Wajda dejó su marca con intensas y a menudo expresionistas versiones dramatizadas de las luchas de su país durante la Segunda Guerra Mundial (Kanal, Ashes y Diamonds). Diezaños después Costa-Gavras, nacido en Grecia y ubicado en Francia, especialmente admirado por Greengrass, utilizó dramas emocionalmente cargados para involucrar al público en asuntos políticos a menudo moralmente controvertidos, siendo el más famoso de ellos Z, de 1969, acerca de los eventos que rodearon el asesinato de un activista griego de izquierda.

Pero quizá la película que fue el modelo más importante para el trabajo de Paul Greengrass es The Battle of Algiers (1966), de Gillo Pontecorvo, que combinó una narrativa eficiente y rápida con detalladas recreaciones de eventos específicos, enfocados con un análisis político imparcial ante su tema, la Guerra de Independencia de Algeria. Igual que Greengrass lo haría después, Pontecorvo pone el énfasis sobre los eventos, los lugares, las multitudes y la complejidad del incidente, así como las fuerzas sociales superiores que subyacen al conflicto, en vez de alentar a los espectadores para que simpaticen con un personaje en particular. The Battle of Algiers presenta las ideologías de ambos lados: las guerrillas que peleaban por la independencia y el ejército francés que defendían implacablemente el régimen colonial. La película exhibe los brutales métodos a los que recurrían ambos contendientes, pero también les da la posibilidad de articular sus filosofías. Así pues el público puede sacar sus propias conclusiones, aunque la simpatía propia de la película queda en evidencia a la larga en un escalofriante montaje de los resultados de la política de tortura de los franceses.

Greengrass sigue unaperspectiva similar en su película Bloody Sunday, de 2002,que describe un notorio día de violencia en Irlanda del Norte en 1972, cuando 26 civiles fueron asesinados por el ejército británico. Como hace The Battle of Algiers, enBloody Sunday se siguen con profundidad los eventos de un solo día para demostrar cómo las operaciones de la autoridad militar se pueden salir de control fácilmente, aplastando a los individuos y las poblaciones en su camino. Aunque inicialmente los espectadores observan los eventos de Bloody Sunday a través de los ojos del defensor de los derechos civiles Ivan Cooper, interpretado por James Nesbitt, en general el drama muestra la visión de las fuerzas británicas, de los manifestantes pacíficos y de otros habitantes de la localidad que quedan atrapados en laviolencia de ese día. Greengrass exhibe claramente que no todos en la comunidad de Derry comparten las ideas pacifistas de Cooper y también revela que el IRA tiene su propia agenda militar; al mismo tiempo el público toma conciencia de la profunda y arraigada animosidad que tiene el ejército británico contra los irlandeses del norte, y la película muestra crudamente la afianzada actitud de violencia contra los que protestan. En el contexto del conflicto,al final resulta evidente que los esfuerzos pacifistas de unos pocos individuos tienen poca oportunidad de evitar una catástrofe.

Al estilo de Pontecorvo, este interés sobre la integridad de una historia, desde sus amplias implicaciones sociales hasta sus detalles más sutiles, aparecetambién en Capitán Phillips. Fundamentalmente Capitán Phillips es imparcial debido a su humanismo y su comprensión de las fuerzas superiores que modelan la vida de los personajes. Los piratas en esta película no son los villanos sombríos y unidimensionales de tantas cintas de acción. En vez de eso, como la trama muestra claramente desde el principio, son personas reales que luchan amargamente por sobrevivir ante los cambios provocados por la globalización. Podemos ver las difíciles condiciones en las que viven Muse y sus compañeros, que ya no se pueden mantener como pescadores y se ven obligados a adoptar un nuevo comercio brutal bajo la presión de sus jefes guerrilleros somalíes. Pero tampoco las contrapartes de Muse en el privilegiado Occidente son inmunes a los caprichos de la economía global. La película concibe esto como una condición de la vida actual: todos deben soportar el vértigo delos cambios económicos y políticos.

Greengrass aprendió su oficio como documentalista en World In Action, una serie de televisión británica reconocida por su enárgico enfoque hacia el reportaje de investigación. Sus primeros intentos para dramatizar los asuntos actuales incluyen la historia sobre la Guerra del Golfo, The One That Got Away (1996); The Murder of Stephen Lawrence (1999), que trata de un joven londinense asesinado en un ataque racista; así como Resurrected (1989), acerca de la dura experiencia de un soldado británico que regresa de los Falklands. Fue en Resurrected, según explica Greengrass, que aprendió lo eficaz que puede ser la fusión del documental y la ficción. Como expresó a The Guardian en 2007: en World In Action, "usamos el ojo documental desapasionado y observador que desarrollé [en nuestra recreación de los eventos del mundo real] y la colisión entre los dos te permite llegar a una verdad más grande, en oposición a lo que lograrías usando simplemente un enfoque o el otro".

Existe una tradición de docudrama particularmente fuerte en la televisión y el cine británicos encabezada por varios directores a los que Greengrass reconoce como influencias. Uno es Ken Loach, realizador cinematográfico del Reino Unido conocido por su profundo compromiso con el cine como un instrumento de cambio político. En la década de 1960 Loach trabajó tanto en televisión como en cine (Kes, Cathy Come Home) y tuvo tal fuerza documental que se le alabóampliamente como una especie de fuente noticiosa complementaria: daba una perspectiva vital y directa sobre la vida británica día a día que le faltaba a las noticias tradicionales de esa época. Loach continuó como vocero de la fuerza política en el cine británico; su película The Wind That Shakes the Barley, ganadora de la Palma de Oro en Cannes en 2006, ofreció una descripción controversialmente empática de los primeros días del IRA.

Otra influencia en Greengrass fue Peter Watkins, que favoreció las técnicas documentales en sus películas históricas (Culloden) y en sus imaginativas evocaciones de posibles escenarios futuros (como The War Game, cuya visión apocalíptica de una Bretaña post-nuclear deriva en gran parte su fuerzade su estilo noticioso televisivo irónico). Greengrass también cuenta cómo una inspiración importante al difunto Alan Clarke, director conocido por sus representación sin barreras de las violentas subculturas de los desposeídos en Bretaña (The Firm, Scum) y por Elephant, un ensayo que desmitificó radicalmente el significado de la violencia en el conflicto de Irlanda del Norte. En The Guardian, Greengrass honró a Clarke como su principal influencia: "Como director debes ser como Alan Clarke, anónimo, subversivo, compasivo y moral".

El enfoque de Greengrass sobre la cinematografía es cada vez más importante en el panorama de los medios actuales, en donde la línea entre el documental y la ficción está más borrosa que nunca. Su estilo de investigación lúcido tiene especial reconocimiento en un momento en el que cada vez más ciudadanos indagan losinformes del gobierno y de los medios por igual, un tema clave en Green Zone y las cintasBourne.

Consus películas Greengrass rejuveneció el cine de género al infundirle la inmediatez del documental. Green Zone recrea con meticulosidad la búsqueda de armas de destrucción masiva en Irak por parte del aparato de inteligencia estadounidense y aterriza el suspenso vívidamente en un momento histórico particular. Y los dos episodios de la serie Bourneque realizó Greengrass utilizaron un vibrante estilo de reportaje para localizar a un espía de ficción en la realidad cotidiana. Un caso ilustrativo: la secuencia en The Bourne Ultimatum en la cual Jason Bourne (Matt Damon) se reúne con un contacto periodístico en la Estación Waterloo de Londres; Greengrass se vio obligado a filmar en este espacio público lleno de gente usando un equipo mínimo y captando la esencia de la acción en su rapidez espontánea de la mejor forma posible en el complicado entorno: "Esto nos obligó a ser genuinos con nuestras raíces", afirma el director, "tuvimos que operar como una unidad de guerrilla, captar las tomas entre las prisas de la vida cotidiana…" Estas secuencias aportaron una nueva vitalidad al cine de espionaje y le dieron un terreno realista en el mundo que conocemos, en locaciones reales, pero también en medio de la constante y desestabilizadora presencia de la vigilancia y la tecnología.

Igual que templa su trabajo en el género de espionaje con la dura realidad política, Greengrass aporta intenso suspenso a sus películas para recrear la confusión y la intimidad de las crisis de la vida real. Bloody Sunday, United 93 y Capitán Phillips evocan la violenta y compleja ráfaga de incidentes a través de un trabajo de cámara vigilante, móvil y cinético, a menudo con una edición de staccato. Estas películas son el fruto de una profunda investigación que se hace eco del método de Pontecorvo al entrevistar a los participantes realesdel conflicto en Algeria y reclutarlos comoactores. En United 93, cinta de 2006 acerca del vuelo secuestrado el 9/11 que nunca llegó a su objetivo, Greengrass evitó las caras conocidas; incluyó en el elenco a intérpretesmenos familiares y a personas cuyo trabajo no era la actuación, es decir, azafatas, empleados de la aerolínea en tierra, funcionarios de control de tráfico aéreo que trabajaron en el 9/11. Para enfatizar aun más la sensación de inmediatez, Greengrass alienta al elenco para que improvisen a partir de un bosquejo, en lugar de que deban seguir un guión.


Ya sea que se trate de recrear eventos de la vida real o de filmar ficción, Greengrass prefiere dejar que la cámara actúe como un observador y siga la acción mientras ocurre y no insistir en que los actores interpreten con base en patrones de tomas preplaneados. Greengrass comentó acerca de su estilo cinematográfico: "Se dirige al momento, al instante presente… Espero que esto funcione para dar a los cinéfilos la sensación de extrema intimidad emocional y veracidad interpretativa con una intensa sensación de haber captado la realidad".

Ya se trate de las calles de Derry en Bloody Sunday, los estrechos pasillos entre los asientos de pasajeros enUnited 93, o los angostos corredores del barco carguero enCapitán Phillips, aun en los amplios y agitados espacios citadinos de las películas Bourne, el objetivo de Greengrass siempre es el mismo: sumergir al público en la acción que ocurre casi demasiado rápido para que podamos mantener su ritmo. Sin embargo él orquesta esta acción, tan frenética como pueda ser, de una forma que asegura al espectador una clara comprensión de lo que ocurre en la pantalla y su significado en el contexto más amplio de los eventos. Al sumergirnos directo en la intensa experiencia de los eventos que los medios suelen informar como narrativas completas con límites artificiales impuestos, la dirección de Greengrass nos alienta a alejarnos de un enfoque convencional, inherentemente sesgado y simplista del cine, que divide todas las historias en acciones de héroes y de villanos. Greengrass nos hace entender cómo se siente estar atrapado en el torbellino de la historia a medida que ésta sucede; sus películas funcionan como actos de desmitificación política y alientan al espectador para ver más allá de la imagen reducida que ofrecen los medios convencionales.

Greengrass está fascinado, sobre todo, con el mundo contemporáneo y su aparente estado de crisis permanente. "Me interesa la idea de lo que ocurre cuando el mundo se mueve fuera de control", dijo Greengrass. Pero su propio cine controlado con maestría, como la tradición del docudrama de la que proviene, permite al público ver a través del caos y tener un vistazo, aunque sea sólo durante la proyección de una película, de los mecanismos internos de nuestro complejo y contradictorio mundo.

Jonathan Romney, antiguo jefe de crítica cinematográfica en el Independent los domingos, también es un colaborador regular para Sight & Sound y un crítico semanal para FilmComment.com. También contribuye a Screen International.DF-17700.png

AL MAR

ROSE GEORGE

"Relájese, Capitán, relájese. Son sólo negocios. No somos de Al Qaeda. Detenga el barco".

- Abduwali Abdukhadir Muse, pirata, 'Capitán Phillips'

La humanidad ha comerciado por barco al menos durante dos mil años. Los más grandes imperios fueron los que mejor explotaron el mar: Grecia, Roma, Fenicia. Pero actualmente el mar se percibe como un lugar de descanso y cruceros, no para trabajo o industria. Pregunte a cualquier persona acerca de la navegación en barco y conjurará imágenes de pueblos de marineros, especies, esclavos de un mundo anticuado. Hoy en día viajamos por aerolíneas, no por líneas marítimas. Vemos los océanos como parches azules sobre un mapa electrónico móvil.

De hecho nuestro rápido mundo de alta tecnología podría colapsar sin los barcos cargueros, enormes buques que viajan más lentamente que un conductor precavido. 90% del comercio mundial se transporta pormar, trasladado por 100,000 barcos mercantes en funcionamiento. Hoy en día casi ninguna nación es autosuficiente en lo que se refiere a la industria, y debido a que el transporte en contenedores se popularizó en la década de 1970, ningún país necesita serlo. Una vez que Malcom [sic] McLean, un naviero estadounidense, diseñó una caja metálica que se podía adaptar a barcos, trenes y camiones por igual, el mundo cambió. Antes de los contenedores, los costos de embarque devoraban 25% de las ganancias, incluso en los bienes más baratos. En la actualidad, la alta eficiencia de este medio de "intermodalidad" significa que un suéter puede viajar 3,000 millas por 25 centavos y, cuando las presiones económicas son fuertes, podría viajar gratis. Estados Unidos depende de los barcos para que le entreguen dos tercios de sus suministros de petróleo; el Reino Unido recibirá por barco la mayoría de su gas para 2015. Los buques cargueros pueden trasladar cualquier cosa: barniz de uña, baterías de automóviles, salmón y camarón; plátanos, pesticida de carvamato, televisiones y teléfonos; pieles de animales y animales; humanos y drogas. Cuando el barco carguero Emma Maersk llegó a Felixstowe en la Navidad de 2006, trasladó 150 toneladas de corderos de Nueva Zelanda, 138,000 latas de alimento para gatos, 12,800 reproductores MP3, 33,000 batidoras de cóctel y dos millones de decoraciones navideñas. Ésta fue una pequeña selección de sus 13,000 contenedores. Es difícil imaginar cómo podría haberse consolidado la globalización sin la transportación marítima.

En el papel la navegación está reglamentada cuidadosamente. Los países controlan 12 millas de mar más allá de sus líneas costeras, pero adelante de eso se encuentra el mar abierto, gobernado por la Convención de las Naciones Unidas y la Ley del Mar, un acuerdo de 1982 que contiene 320 artículos. Pero el océano disuelve el papel. En la práctica el mar sigue siendo el lugar más salvaje del mundo, tanto por su tremendo peligro natural, como por la facilidad que ofrece para salir de las fronteras de la ley y la civilización que están afianzadas en la tierra. La navegación es el más libre de los mercados libres. Incluso los banqueros del litoral crearon un sistema muy intrincado y elusivo denominado "bandera de conveniencia" o "registro abierto", mediante el cual los dueños de barcos pueden ostentar la bandera de cualquier estado soberano por una cuota. Como el barco está sujeto a las leyes del país de esa bandera, pueden disfrutar ventajas tales como impuestos más bajos y leyes laborales menos exigentes. Actualmente casi 70% de los barcos ondean la bandera de un estado con el que no necesita tener relación alguna el dueño, el carguero, la tripulación o la ruta. Casi todos los propietarios de barcos son honorables, pero para los de mala reputación no hay mejor lugar para ocultarse que atrás de una bandera. Un informe reveló que 34% de los registradores utilizaron el anonimato como punto de ventas fundamental. Un antiguo comandante del Guardacostas de Estados Unidos llamó a este sistema de registro abierto "anarquía administrada".

Con la libertad que dan los registros abiertosmuchas naves, sin tener que respetar salarios de los sindicatos y restricciones sobre el número de personal, llevan ahora tripulaciones pequeñas, por ejemplo 19 hombres para un buque que traslada 7,000 contenedores y eso se considera generoso para muchos países, a menudo los más pobres. En un barco carguero en el que viajé a través del Golfo de Aden hasta Singapur, había ocho nacionalidades distintas alrededor de una mesa. Las habitantes del mundo rico son provistos, alimentados y calentados por barcos cuya tripulación está formada por hombres de países pobres: Filipinas, Bangladesh, Pakistán, Burma. Hoy en día es muy raro un barco que ostente la bandera estadounidense ytenga tripulación estadounidense que gane salarios estadounidenses. Después de la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos tenía una flota de 1,000 barcos. Actualmente hay menos de 100 naves con bandera estadounidense.

El mundo rico ya no conoce a los marinos porque escasamente produce alguno. El capitán de un buque cisternade Europa Occidental una vez contó en un seminario sobre navegación que cuando le pidieron en un sitio Web elegir su ocupación él marcó "navegación" yle ofrecieron otra opción: ¿FedEx o DHL? El mar se retiró de nuestro mundo industrializado lo suficiente para que un almirante retirado del Reino Unido nos acuse de tener "ceguera marina". Y no es difícil ver porqué: incluso en nuestra era de smartphones, los océanos permanecen aislados y nos aíslan. La industria marítima, una moderna agrupación que emplea a más de un millón de marineros (y muchos más millones en tierra), aún no proporciona a 80% de sus trabajadores, aun cuando viven durante meses en el mar, elservicio básico de Internet que cualquier niño de siete años consideraría rutinario. Aunque el Internet que conocemos está anclado por cables en el lecho marino, cables colocados gracias a los barcos, es raro que un marinero de cubierta tenga acceso libre y constante al Internet a bordo de unanave. Incluso los capitanes dependen de la marcación satelital y la mayoría de las tripulaciones sólo pueden usar Skype o un explorador cuando llegan a tierra, si tienen tiempo.

Únicamente esta "ceguera marina" podría explicar cómo la violenta piratería se convirtió en algo aceptado como un peligro ocupacionalcotidiano para los marineros. Cuando 33 mineros quedaron atrapados bajo tierra durante más de dos mesesen 2010, casi 1,500 periodistas acamparon cerca de la mina. Al mismo tiempo33 hombres pasaban su segundo año como rehenes en el MV Iceberg, anclado a plena vista frente a la costa somalí y había casi 500 rehenes más en los alrededores. Había 15 miembros de la tripulación del Marida Marguerite, con bandera de las Islas Marshall, que transportaban químicos. Un cargamento de etilen-glicol y 18 hombres del MV Golden Blessing; otros 18tripulantesdel desafortunado buque tanque de químicos MV Olib G. Tantos hombres desesperados en situaciones peligrosas y duras, pero casi ningun periodista se acercó, a pesar de que al terminar el año los piratas habían tomado una cifra récord de 1,181 prisioneros entre los marinos.

En el Océano Índicoesta ceguera se extendió a tierra. Muchos estadounidenses recuerdan Somalia como se muestra en la película Black Hawk Down, un lugar de caos, colapso y furia. Después de décadas de una amarga guerra, Somalia se convirtió en sinónimo de "estado fallido"y nadie se preocupóde mirar detrás del caos para observar la realidad: que ese estado fallido aún funciona, pero de forma distinta. Incluso los campos de refugiados tienen negociosflorecientes. En Somalia había desesperación pero también líneas de suministro de trabajo: de escalas, de la hierba khat y gran abundancia de armas que dejarondécadas de guerra civil, además de incontables hombres jóvenes para realizar incursiones piratas. Si se añaden los primeros rescates de millones de dólares, tenemos suficientes factores contribuyentes para que la piratería floreciera durante más de una década.

Otro elemento fue la venganza. Si creemos en el origen mítico de las piratas, ellos comenzaron tomando inocentes marinos como rehenes para compensar la riqueza saqueada por los buques pesqueros extranjeros que llegaron después de que se inició la guerra y robaron de las aguas somalíes todos los peces para dejarlas llenas de desechos tóxicos. En esta historia los piratas son luchadores por la libertad y se rebelan contra sus despreciativos señores coloniales. Salir al mar en un bote pequeño es inherentemente peligroso, en especial cuando vives con una dieta de hambre, pero algo los seguía impulsando a salir y una de las razones era la pobreza. Dos millones de somalíes viven gracias a la ayuda humanitaria y la mayoría de ésta es trasladada al puerto de Mogadishu por barcos que otros somalíes atacan y tratan de apresar. Si un hombre somalí llega a la edad de 35 años, es alguien afortunado.

Otro factor es la inteligencia. Se piensa que la piratería es caótica, pero en realidad depende del cálculo. Somalia es un estado fallido, pero tiene smartphones, cafés Internet y una enorme diáspora con buenas conexiones. Estos piratas empezaron a entender a su presa. Entendieron que estos barcos que pasaban frente a su costa, estos barcos lentos y fácilmente escalables, podían ser suyos durante meses. Los dueños de las naves tenían seguro y las aseguradoras pagarían, así que se podía sostener un acuerdo implícito: que eso era indudablemente "sólo un negocio".

Pronto los piratas también supieron que la mayoría de los barcos que veían pasar estaban desarmados. La protección, al menos durante los últimos dos años, consistía en mangueras con aparejos para expulsar con chorros de agua a los que pretendían abordar, alambre de púas, así como habilidad y buena suerte. La geografía también favorecía a los piratas: la inmensidad del Océano Índico significa que aun una poderosa nave de guerra puede patrullar únicamente una fracción de área a la vez. Incluso cuando la Armada está en plena capacidad su trabajo, en palabras de un comandante naval, es como si dos patrullas de policía vigilaran toda Europa Occidental. Los piratas aprendieron rápido que los barcos eran entidades distintas a cualquier otra, que la nave promedio que cruzaba frente a su costa podía ser propiedad de un ciudadano de un país, tener una tripulación con nacionalidades de muchos otros y estar asegurada por una compañía de otranación; también se dieron cuenta de que estos buquestrasladaban mercancías que no pertenecían a ningún país, o al menos a ninguno cercano.

Tampoco había nada nuevo en este modelo de negocios. El secuestro y el rescate han funcionado durante miles de años en la tierra y en el mar, desde que César fue tomado como rehén por los piratas en su viaje de Roma a Britania y fue rescatado por 50 talentos de plata. Los piratas de Somalia ponderaron los peligros del océano, pero entendieron que arriesgaban muy poco. Eran brutales en su trato hacia los rehenes, pese a proclamar que era un negocio sin "derramamiento de sangre". Detrás de esta afirmación de no ser sangrientos, los rehenes recibían puñaladas, disparos, casi eran ahogados, por poco morían de hambre, los llevaban al límite de la locura y los usaban como escudos humanosrutinariamente. Pero los mejores escudos humanos que tienen los piratas siempre han sido la inercia gubernamental y privada. Durante años la compleja y competitiva industria naviera encontró difícil organizar cualquier protesta colectiva. Los piratas somalíes, igual que cualquier buen oponente asimétrico en una guerra, detectaron los puntos débiles de sus oponentes y en este caso el punto más débilera la naturaleza amorfa del adversario. Todos los países, bajo las leyes de las Naciones Unidas, tienen el derecho de emplear "todos los medios necesarios" para eliminar la piratería, pero la brecha entre la ley en el papel y en la práctica era enorme: hasta 2010 difícilmente cualquier país desarrollado podía asumir el costo o los problemas de procesar a los piratas, así que todo lo que hacían las fuerzas antipiratería era interrumpir(quitar los motores fuera de borda o el combustible) o detener a los piratas, sólo para liberarlos pronto de manera amable en la playa somalí más cercana. En consecuencia, durante la mayor parte de la reciente época de oro de la piratería, las patrullas militares eran obligadas a liberar 80% de los piratas que capturaban. Pero los piratas que eligieron el Maersk Alabama como su presa cayeron dentro del otro 20% y lo pagaron terriblemente: El Alabama no sólo era inusual en su tripulación y su nacionalidad, también en la reacción que provocó cuando fue atacado. El USS Bainbridge inmediatamente se distanció de la fuerza antipiratería CTF-151 para usar sus propias reglas de combate, entre ellas la fuerza letal, y Estados Unidos también acordó procesar en territorio estadounidense al primer pirata en 200 años.

Aunque el rescate del Alabama fue inusitado, éste no cambió las reglas del juego. Los piratas saben que hay pocos barcos de Estados Unidos por ahí y también conocen la reticenciade la mayoría de los países para usar armas o de los tribunales para detener la piratería. Por ello calcularon que aún valía la pena asumirel riesgo. A principios de 2011 había más de 700 rehenes prisioneros de los piratas somalíes y eso permaneció así hasta que el lado opuesto, las fuerzas antipiratería, realizaron dos cambios sustanciales en sus tácticas. Primero, más barcos comenzaron a usar guardias armados. Muchos ex militares, a menudo provenientes del Special Boat Service o los Navy Seals, descubrieron que pasar semanas en un barco era más lucrativo, pues ganaban varios de miles de dólares al día, y menos letal que trabajar como agentes de seguridad en Irak o Afganistán. En 2011 se duplicó el número de hombres que salieron de las unidades de élite del Ejército Británico y casi todos se dirigieron al mar. En segundo lugar, los costosos procesos en Estados Unidos, Alemania y otros lugares podían ser financieramente altos, pero eso se compensó al establecer un significativo freno en donde no existía ninguno. El rastreo de los flujos financieros del dinero del rescate que empezó a realizar las Naciones Unidas en 2011 también ayudó. Los piratas somalíes están actualmente en retiro, aunque no por completo. Incluso ahora 68 marinos permanecen cautivos dentro o cerca de Somalia. Aún hay hombres perdidos y olvidados que mantienen como rehenes por hacer su trabajo, que era trasladar 90% de todo lo que necesitamos o deseamos.

La tripulación del MV Iceberg fue liberada en diciembre del año pasado, aunque se redujo en dos personas: un hombre se volvió loco y se ahogó, otro murió por el estrés. Intento imaginar si la industria de las aerolíneas toleraría que un jet jumbo se mantuviera prisionero a simple vista en una pista de aterrizaje durante dos años. O que 24 choferes de Greyhound fueran mantenidos como rehenes mil días. Eso no pasaría. Pero esto sí ocurrió porque se permitió en la industria marítima, un mercado libre donde la libertad puede ser pasmosa, en los océanos, que son el lugar más salvaje del mundo.

Rose George es autora de Ninety Percent of Everything, The Big Necessity y A Life Removed. Es una periodista freelance que ha escrito para The New York Times, Slate y The Guardian. Vive en Yorkshire, Inglaterra.

ACERCA DEL ELENCO

TOM HANKS(Capitán Richard Phillips) tiene la distinción de ser el primer actor en 50 años que fue galardonado consecutivamente como Mejor Actor con Premios de la Academia®: en 1993 como el abogado enfermo de SIDA en Philadelphia y el siguiente año por el papel principal de Forrest Gump. Obtuvo también Golden Globes®por estas dos interpretaciones, así como por su trabajo en Big y en Cast Away. En 2009 Hanks fue honrado por la Film Society of Lincoln Center con el Chaplin Award.

Hanks debutó hace poco en Broadway en "Lucky Guy", de Nora Ephron. Su interpretación le aportó nominaciones para un Drama Desk, un Drama League, un Outer Critics Circle y un Tony®. En el cine Tom trabajó recientemente en Cloud Atlas. Sus próximas incluyen Saving Mr. Banks, de Disney.

Hanks recibió su gran oportunidad en la serie de comedia televisiva "Bosom Buddies", de ABC. Esto derivó en que obtuviera papeles protagónicos en Splash, de Ron Howard, así como en Bachelor Party, Volunteers, The Money Pit y Nothing in Common. En 1988 Los Ángeles Film Critics reconocieron sutrabajo en Big y en Punchline otorgándole un premio como Mejor Actor.

Hanks también protagonizó A League of Their Own, Sleepless in Seattle, Apollo 13, Saving Private Ryan (por el cual fue honrado con su cuarta nominación a un Premio de la Academia®), The Green Mile, Cast Away (interpretación nominada a un quinto Premio de la Academia®), Road to Perdition, Catch Me If You Can, The Terminal, The Ladykillers, The Polar Express, The Da Vinci Code and Angels & Demons, War, de Charlie Wilson, Larry Crowne (que también co-escribió, produjo y dirigió), así como Extremely Loud e Incredibly Close. Aportó su voz para el personaje de Woody en las tres películas de Toy Story; Toy Story 3 ganó el Premio de la Academia®y un Golden Globe®como Mejor Película Animada.

En 1996 Hanks debutó en el cine como escritor y director con That Thing You Do! También fue productor ejecutivo, escritor, director y actor de la miniserie "From the Earth to the Moon", ganadora de un Emmy®, de HBO, además de ser productor ejecutivo, escritor y director junto con Steven Spielberg de "Band of Brothers", de HBO, que fue premiada con un Emmy Award®y un Golden Globe®como Mejor Miniserie. En 2008 Hanks, con su compañía de producción, Playtone, fue productor ejecutivo de la miniserie aclamada por la crítica "John Adams", de HBO. La serie siguió adelante para ganar un Emmy®como Miniserie Destacada y un Golden Globe®como Mejor Miniserie. En 2010 Hanks y Playtone fueron productores ejecutivos de su siguiente colaboración con HBO: "The Pacific", que ganó el Emmy®como Miniserie Destacada. Hanks y Playtone también fueron productores ejecutivos del drama político Game Change, de HBO, ganador de un Emmy®y un Golden Globe®, protagonizado por Julianne Moore y Ed Harris.

BARKHAD ABDI(Muse) debuta como actor en Capitán Phillips.

Abdi nació en Mogadishu, Somalia, y creció en Taiz, Yemen. Llegó a Estados Unidos con sus padres y hermanos en 1999, cuando tenía 14 años. Asistió a la Universidad Moorhead del Estado de Minnesota.


Actualmente Abdi dirige una película, Ciyaalka Xaafada, acerca de la vida y los esfuerzos de la primera generación de somalíes-estadounidenses que viven en Minneapolis. También dirigió varios videos musicales.

El pirata más joven, BARKHAD ABDIRAHMAN(Bilal), nació en Kenia de raíces somalíes. Se mudó a Minneapolis con su madre, padre, hermana y tres hermanos cuando tenía 12 años; sus abuelos aún viven en Somalia. Desde que se graduó de la escuela preparatoria el año pasado, Abdirahman trabajó como administrador en el centro de cuidados diurnos de su familia y espera asistir a la universidad algún día.

FAYSAL AHMED(Najee) es de ancestros somalíes, pero nació y creció en Yemen, como uno de nueve hermanos. En 1999, a los 14 años, se mudó a Estados Unidos con su madre y algunos de sus hermanos; tiene una hermana en Somalia que nunca conoció.

A Ahmed le interesa la poesía y el teatro; trabajó con el Bedlam Theater en Minneapolis como Coordinador del Programa Juvenil.

MAHAT M. ALI(Elmi), que interpreta al piloto pirata, nació en Kenia y emigró a Minnesota en 2006. Se graduó de la escuela preparatoria en 2010 y asistió dos años a la universidad.

MICHAEL CHERNUS(Shane Murphy) participó recientemente en The Bourne Legacy, de Tony Gilroy y en Men In Black 3, de Barry Sonnenfeld.

Sus próximas películas incluyen Goodbye To All That, escrita y dirigida por Angus MacLachlan (Junebug), y Glass Chin, dirigida por Noah Buschel.

Otros créditos cinematográficos de Chernus incluyen Higher Ground, que marcó el debut como directora de Vera Farmiga, nominada a un Oscar®; Jack and Diane, de Bradley Rust Gray; He's Way More Famous Than You, de Michael Urie; Love and Other Drugs, de Ed Zwick; así como la comedia independiente Feed the Fish. Chernus trabajó en el drama The Messenger de Oren Moverman y en la comedia The Rebound, de Bart Freundlich; también interpretó el papel principal en la galardonada película Lovely By Surprise, de Kirt Gunn, que fue honrada con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Seattle.

En televisión Chernus trabajó en la Serie Original de Netflix: "Orange Is the New Black". Tuvo una aparición memorable en el final de la primera temporada de "Bored to Death" de HBO, además de ser más reconocido por su papel recurrente como Ryan Flanagan en el drama hospitalario "Mercy", de NBC. También tuvo un rol recurrente en la cuarta temporada de "Damages", así como un arco de múltiples episodios en "The Big C", de Showtime. Otros trabajos televisivos incluyen participaciones en "The New Normal", "Nurse Jackie" y "Royal Pains".

También consumado actor teatral, Chernus obtuvo un 2011 un Obie Award y recibió una nominación al Lucille Lortel Award por su interpretación en "In the Wake", de Lisa Kron, en The Public Theater, en la Ciudad de Nueva York. Recientemente coprotagonizó con David Hyde Pierce "Close Up Space", producción del Manhattan Theater Club, en el New York City Center. Otros créditos neoyorquinos incluyen obras interpretadas en teatros tales como Playwrights Horizons, Roundabout Theatre Company, Primary Stages, New York Theater Workshop, The Atlantic Theater Company y muchas producciones en el Rattlestick Playwrights Theater (donde interpretó el papel protagónico en la obra de Annie Baker: "The Aliens", nombrada como la mejor obra de 2010 por The New York Times).


Sus créditos en el teatro regional incluyen producciones en el Williamstown Theater Festival, The Yale Repertory Theatre y el Guthrie Theater, entre otros. Internacionalmente participó en "Finer Noble Gases", de Adam Rapp, y en el Edinburgh Fringe Festival, donde honrado con el Fringe First Award; también trabajó en Londres en el Bush Theatre. Chernus se graduó de la División Dramática en Juilliard School.

Capitán Phillips marca la tercera colaboración de COREY JOHNSON (Ken Quinn) con Paul Greengrass, pues trabajó previamente en United 93 y The Bourne Ultimatum; Johnson retomó recientemente su personaje de Wills en The Bourne Legacy. Otros créditos cinematográficos incluyen Day of the Falcon, X-Men: First Class, The Last Days of Lehman Brothers, Universal Soldier: Regeneration, Kick-Ass, The Fourth Kind, The Contract, Hellboy, Black Hawk Down, Harrison's Flowers, Do Not Disturb, The Mummy y Saving Private Ryan.

MAX MARTINI (Comandante SEAL) trabajó recientemente en Pacific Rim para el director Guillermo del Toro. Otros créditos cinematográficos incluyen Contact, de Robert Zemeckis; Saving Private Ryan, de Steven Spielberg, y películas independientes tales como Backroads, Cement y Tail Lights Fade.

En televisión Martini interpretó un papel recurrente en la primera temporada del exitoso drama "Revenge" de ABC. Quizá es más reconocido por su trabajo como Mack Gerhardt en la serie "The Unit" de CBS, dirigida por David Mamet. Otros créditos televisivos incluyen la serie "Taken", nominada a un Emmy®, de SyFy Channel; "Level 9" de John Sacret Young; "Harsh Realm", de Chris Carter; además de papeles recurrentes y como estrella invitada en "24", "Hawaii 5-0", "Criminal Minds" y "Burn Notice".

Martini también está activo en el teatro. Cofundó Theatre North Collaborative, una compañía teatral en la Ciudad de Nueva York, compuesta por actores estadounidenses y canadienses, dedicada a producir nuevas obras de ambos lados de la frontera.

CHRIS MULKEY(John Cronan) se encuentra en la producción de la película Surface, con Gil Cates Jr. como director.

Mulkey podrá ser visto en Last Weekend. Otros créditos cinematográficos incluyen First Blood, Radio, Bulworth, The Fan, 48 Hours, North Country y Cloverfield. Mulkey fue nominado para un Independent Spirit Award como Mejor Actor y Mejor Guión por su trabajo en Patti Rocks.

Sus créditos televisivos incluyen "Twin Peaks", "Friday Night Lights", "Saving Grace", "Boardwalk Empire" de HBO, así como la miniserie "Broken Trail", protagonizada por Robert Duvall. Recientemente tuvo un papel recurrente en "Southland", de TNT.

Mulkey obtuvo un Los Ángeles Drama Critics Circle Award por su trabajo en "Blue Window", del South Coast Repertory. Su reciente trabajo teatral incluye "Jesse Boy", en Ruskin Theater de Santa Monica; así como "August: Osage County", en el Park Square Theater, en St. Paul, Minnesota; también fue miembro del Minneapolis Children's Theatre Company. Fuera de Broadway protagonizó "Pure Confidence" y "Flags", de Jane Martin.


YUL VÁZQUEZ(Capitán Frank Castellano) podrá ser visto en las próximas películas Runner Runner, dirigida por Brad Furman; Blood Ties, de Guillaume Canet; Glass Chin, de Noah Buschel; y Kill the Messenger, de Michael Cuesta.

Actualmente participa en el drama "Magic City", de Starz; además tiene roles recurrentes en "Louie", de FX, "The Good Wife", de CBS, y "Treme", de HBO.

Vázquez protagonizó en Broadway la obra "The Motherf**ker with the Hat",nominada a un Tony®. Por su interpretación del excéntrico Primo Julio recibió nominaciones a un Drama Desk Award, un Outer Critics Circle Award y un Tony Award®.

Vázquez participó en más de 35 películas, incluyendo The A-Team, Amigo, Salvation Boulevard, Little Fockers, American Gangster (por la cual compartió una nominación a un SAG Award como Interpretación Destacada por un Elenco en un Largometraje), War of the Worlds, Bad Boys II, Runaway Bride y Nick of Time. También protagonizó Che y Traffic, para Steven Soderbergh, por la cual él y sus compañeros de elenco obtuvieron el SAG Award como Interpretación Destacada por un Elenco en un Largometraje.

Ha tenido numerosos papeles en algunos de los más populares programas de televisión, incluyendo su personaje recurrente, Bob, el "puertorriqueño gay enojado", en "Seinfeld"; uno de los enamorados de Samantha en "Sex and the City", de HBO; así como Reuben el cubano en "The Sopranos" de HBO. Otros créditos televisivos incluyen "Law & Order: SVU" y "Fringe".

Vázquez también es miembro fundador de LAByrinth Theatre Company. Sus créditos teatrales incluyen "The Last Days of Judas Iscariot" (The Public Theater), al lado de Sam Rockwell, dirigida por Phillip Seymour Hoffman; "The Stendhal Syndrome" (Primary Stages); y "The Floating Island Plays" (Mark Taper Forum), entre otros.

DAVID WARSHOFSKY(Mike Perry) participó hace poco en Now You See Me de Summit Entertainment. Interpretó papeles en There Will Be Blood; Public Enemies; Welcome To Collinwood; Last Exit to Brooklyn; Born on the Fourth of July; G.I. Jane; Unstoppable; Fair Game; así como en diversas películas proyectadas en el Festival de Cine de Sundance, entre ellasThe Future, Little Birds y Personal Velocity.

Las recientes participaciones televisivas de Warshofsky incluyen "The Mentalist", "Medium", "Justified", varios episodios de "Law & Order" y "Generation Kill". Pronto tendrá un papel recurrente en la serie "Sons of Anarchy", ganadora de un FX Award, así como en la nueva serie "Lost Angels", de Frank Darabont.

En Broadway participó en "Biloxi Blues", "Carousel" y "On the Waterfront". Otros créditos teatrales incluyen "Henry V" en el New York Shakespeare Festival; "Blue Window" en el Manhattan Theatre Club; "Romance Language" en el Playwright's Horizons; así como las giras nacionales de "Biloxi Blues" y "South Pacific". Originó el papel de Swetts en el estreno mundial de "A Bright Room Called Day", de Tony Kushner, que fue dirigido por Oskar Eustis en el Eureka Theatre.

ACERCA DE LOS REALIZADORES CINEMATOGRÁFICOS

PAUL GREENGRASS(Director) fue nominado a un Premio de la Academia®como Mejor Director y recibió una nominación como Mejor Guión Original por parte del Writers Guild of America por su trabajo en United 93. También ganó el David Lean Award por su Dirección por parte del BAFTA, así como premios como Mejor Director por parte del London Film Critics' Circle, Los Ángeles Film Critics Association y la National Society of Film Critics, entre otros; fue nominado para un BAFTA como Mejor Director y ganó los honores como Mejor Director en el London Film Critics' Awards por su trabajo en The Bourne Ultimatum, película que recibió tres Premios de la Academia®y dos BAFTA.

Greengrass también dirigió las películas Green Zone, The Bourne Supremacy y Bloody Sunday. Bloody Sunday fue honrada con el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín y con el World Cinema Audience Award en el Festival de Cine de Sundance; Greengrass también fue nombrado Mejor Director en los British Independent Film Awards.

Greengrass tiene una larga y distinguida carrera en la televisión británica: escribió y dirigió películas televisivas que trataban asuntos sociales y políticos, incluyendo "The Murder of Stephen Lawrence" (ganadora del Best Single Drama Award del BAFTA en 2000, ydel Premio Especial del Jurado en el BANFF World Television Festival), así como "The Fix", "The One That Got Away" y "Open Fire".

Produjo y coescribió la cinta televisiva "Omagh" en 2004, ubicada después de un atentado real con un auto-bomba por parte del IRA que mató a 29 personas en Omagh, Irlanda del Norte. "Omagh" ganó el Best Single Drama Award por parte del BAFTA en 2005 y fue nombrada Mejor Película Irlandesa en los Irish Film and Television Awards (IFTA) en 2004. "Omagh" fue nominada también para el premio al Mejor Guión por parte del IFTA.

Greengrass pasó la primera década de su carrera cubriendo conflictos globales para el programa de asuntos actuales de ITV: "World in Action", además de escribir y dirigir muchos documentales. También coescribió las memoras best seller, Spycatcher con Peter Wright, antiguo asistente del director de MI5 de Bretaña.

BILLY RAY(Guión) realizó su debut como director con Shattered Glass, que también escribió, para Lionsgate; escribió y dirigió Breach, además de coescribir State of Play. Recientemente fue coescritor enThe Hunger Games, dirigida por Gary Ross.

El próximo trabajo de Ray será en Departure, que escribió y también dirigió. Pronto participará en una nueva versión de The Thin Man, dirigida por Rob Marshall.

Ray pertenece al Consejo Directivo de la WGA. Actualmente vive en Los Ángeles.

SCOTT RUDIN(Productor). Sus películas incluyen Grand Budapest Hotel; Inside Llewyn Davis; Frances Ha; Moonrise Kingdom; The Girl With the Dragon Tattoo; Extremely Loud & Incredibly Close; Moneyball; Margaret; The Social Network; True Grit; Greenberg; It's Complicated; Fantastic Mr. Fox; Julie & Julia; Doubt;No Country for Old Men; There Will Be Blood; Reprise; The Queen; Margot at the Wedding; Notes on a Scandal; Venus; Closer; Team


America: World Police; I Heart Huckabees; School of Rock; The Hours; Iris; The Royal Tenenbaums; Zoolander; Sleepy Hollow;Wonder Boys; Bringing Out the Dead; South Park: Bigger, Longer & Uncut; The Truman Show; In & Out;Ransom; The First Wives Club; Clueless; Nobody's Fool; The Firm; Searching for Bobby Fischer; Sister Act; y The Addams Family.

Su trabajo en teatro incluye Passion; Hamlet; Seven Guitars; A Funny Thing Happened on the Way to the Forum; Skylight; The Chairs; The Blue Room; Closer; Amy's View; Copenhagen; The Designated Mourner; The Goat, or Who Is Sylvia?; Caroline, or Change; The Normal Heart; Who's Afraid of Virginia Woolf?; Doubt;Faith Healer; The History Boys; Shining City; Stuff Happens; The Vertical Hour; The Year of Magical Thinking; Gypsy; God of Carnage; Fences; The House of Blue Leaves;Jerusalem; The Motherf**ker With the Hat; The Book of Mormon; One Man, Two Guvnors; Death of a Salesman; The Testament of Mary; Betrayal; y A Raisin in the Sun.

DANA BRUNETTI (Productora) es Presidente de Trigger Street Productions. En 2002 Brunetti, innovadora en las redes sociales, lanzó Trigger Street Labs, una plataforma en línea para retroalimentar y exponer el talento de escritores y realizadores cinematográficos desconocidos.

En 2010 Brunetti produjo el largometraje The Social Network, que recibió ocho nominaciones a un Premio de la Academia®, incluyendo el de Mejor Película, y fue honrado con muchos otros reconocimientos, incluyendo un Golden Globe®, el National Board of Review Award y el Critics Choice Award. Brunetti produjo las películas 21, Fanboys, Shrink, Casino Jack, Mini's First Time, Safe y The Sasquatch Gang, así como los documentales Uncle Frank y America Rebuilds: A Year at Ground Zero.

En televisión ella produjo "Bernard & Doris", de HBO, que recibió diez nominaciones al Emmy®. Recientemente produjo la Serie Original de Netflix: "House of Cards", dirigida por David Fincher; la serie recibió nueve nominaciones al Primetime Emmy Award®.

Brunetti y Michael De Luca producen actualmente la adaptación cinematográfica de la novela 50 Shades of Grey.

Previamente este año Brunetti obtuvo un Special Achievement Webby Award por su impacto en la Web dentro de un panorama digital continuamente cambiante.

MICHAEL DE LUCA(Productor) trabajó como jefe de producción para DreamWorks y New Line Cinema, fundó Michael De Luca Productions en 2004 y tiene un acuerdo de desarrollo y producción con Columbia Pictures.

Los proyectos realizados por De Luca para Columbia incluyen el drama The Social Network, de David Fincher, ganador de un Premio de la Academia® y la película Moneyball, nominada a un Oscar®, protagonizada por Brad Pitt.

Antes de formar Michael De Luca Productions, él trabajó como jefe de producción en DreamWorks, donde supervisó las operaciones cotidianas de la división de acción en vivo y la producción de películas tales como Old School, de Todd Phillips y la comedia Anchorman, de Adam McKay y Will Ferrell.

Antes trabajó siete años como Presidente y Director de Operaciones de New Line Productions, donde creó las muy exitosas franquicias Friday, Blade, Austin Powers y Rush Hour. Supervisó éxitos taquilleros tan sorprendentes como Se7en, Wag the Dog, Pleasantville y Boogie Nights, además de lanzar la carrera como directores de Jay Roach, Brett Ratner, Gary Ross, Alan y Albert Hughes, F. Gary Gray, los hermanos Farrelly y Paul Thomas Anderson


GREGORY GOODMAN(Productor Ejecutivo) trabajó como productor, productor ejecutivo, productor de línea y gerente de producción en diversas películas durante los pasados 20 años. Recientemente produjo X-Men: First Class, Gulliver's Travels y The Day the Earth Stood Still. Otros créditos como productor incluyen Stop-Loss, Aeon Flux, I Heart Huckabees, Hit Me y Summer Camp. Goodman fue productor de línea en Candyman, Kalifornia y Dead Connection. Como productor ejecutivo, sus créditos incluyen 8 Mile, The Gift y Three Kings.

ELI BUSH(Productor Ejecutivo) trabaja con Scott Rudin. Es coproductor de Grand Budapest Hotel, Frances Ha, Moonrise Kingdom, The Girl with the Dragon Tattoo, Extremely Loud & Incredibly Close y "The Newsroom" (HBO). Es productor asociado de Inside Llewyn Davis; fue uno de los productores de producción enDeath of a Salesman, de Mike Nichols; actualmente trabaja como uno de los productores de la próxima producción de Betrayal, así como una futura producción de A Raisin in the Sun. Es productor asociado de The Book of Mormon.

KEVIN SPACEY(Productor Ejecutivo) fue director artístico de Old Vic Theatre Company en Londres durante la década pasada. Además de supervisar todas las producciones del escenario principal, era responsable del amplio departamento educativo, trabajo en la comunidad, el programa Old Vic/ New Voices para desarrollar talento emergente y ahora trabaja en la nueva sede, The Old Vic Tunnels, situada bajo la Estación de Waterloo. Spacey participó en diversas producciones del Old Vic, incluyendo "National Anthems", "The Philadelphia Story", "Richard II", "A Moon for the Misbegotten" (que después se transfirió a Broadway), "Speed-the-Plow" e "Inherit The Wind". Spacey realizó una gira mundial con la producción de "Richard III", de Sam Mendes, que formó parte del tercer año del Bridge Project entre el Old Vic y BAM.

Spacey obuvo Premios de la Academia® por su trabajo en The Usual Suspects y American Beauty; esta última también le aportó un BAFTA Award. Fue nominado para seis Golden Globes®, el más reciente por su papel en Casino Jack. Los créditos cinematográfica de Spacey incluyen Swimming with Sharks, Se7en, LA Confidential, Glengarry Glen Ross, The Negotiator, K-Pax, The Shipping News, Superman Returns, Beyond the Sea, Shrink, The Men Who Stare at Goats, Horrible Bosses y Call.

Adicionalmente Spacey ganó el Evening Standard y el Olivier Awards como Mejor Actor por su papel en "The Iceman Cometh", además de un Tony Award® como Mejor Actor de Reparto en "Lost in Yonkers". Protagonizó tanto en Broadway como en el West End las producciones de "Long Day's Journey into Night", dirigida por Jonathan Miller, y debutó como actor profesional en el papel del mensajero en "Henry IV, Part I" de Shakespeare in the Park, en la Ciudad de Nueva York.

Su compañía de producción, Trigger Street Productions, que dirige con su socia de producción Dana Brunetti, produjo múltiples galardonadas películas para cine y televisión. Sus películas incluyen The Social Network, la cual, bajo la dirección de David Fincher, que obtuvo un Golden Globe® como Mejor Película y recibió múltiples nominaciones a un Premio de la Academia®; 21; así como las cintas independientes The United States of Leland, The Big Kahuna y Fanboys. Trigger Street produjo dos películas para HBO, "Recount" y "Bernard & Doris", las cuales obtuvieron nominaciones de dos dígitos para un Emmy Award®. Spacey es actualmente productor ejecutivo de la Serie Original de Netflix: "House of Cards", la cual protagoniza como Francis Underwood, el seductor, carismático y cruel Líder del Partido Mayoritario; elpapel le


aportóun Webby Award y nominaciones tanto para un Emmy Award®como para un Critics Choice Award. La serie es producida por Donen/Fincher/Roth y Trigger Street Productions en asociación con Media Rights Capital.

Con Capitán Phillips, BARRY ACKROYD, BSC (Director de Fotografía) marca su tercera colaboración con el director Paul Greengrass. Filmó también la película de suspenso sobre la Guerra de Irak, Green Zone, y recibió una nominación a un premio BAFTA por su trabajo en la galardonada United 93.

Los créditos cinematográficos recientes de Barry, incluyen Contraband, del director Baltasar Kormakur; Coriolanus, de Ralph Fiennes; así como Parkland, de Pete Landesman.

Nativo de Manchester, Inglaterra, Ackroyd estudió cine en el Portsmouth College of Art.Luego se mudó a Londres y comenzó su carrera trabajando en documentales. Ackroyd colaboró regularmente con el director Nick Broomfield, para quien filmó The Leader, His Driver and the Driver's Wife; Aileen Wuornos: The Selling of a Serial Killer; y Tracking Down Maggie: The Unofficial Biography of Margaret Thatcher. También fotografió el documental Anne Frank Remembered, ganador de un Premio de la Academia®, del director Jon Blair.

Ackroyd es bien conocido por su larga asociación creativa con el director británico Ken Loach, relación que abarca casi 20 años y culminó con su colaboración en The Wind That Shakes the Barley, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes en 2006; la película aportó a Ackroyd los honores como Mejor Director de Fotografía en los European Film Awards en 2006.

En 2010 Ackroyd recibió una nominación al Oscar® como Mejor Logro en Dirección de Fotografía por su trabajo en The Hurt Locker, ganador del Premio a la Mejor Película, de la directora Kathryn Bigelow; también ganó el Premio BAFTA y el BSC Award como Mejor Dirección de Fotografía. Antes dirigió el cortometraje The Butterfly Man, por el cual recibió una nominación al BAFTA como Mejor Cortometraje. Ackroyd fue también nominado para el BAFTA TV Award como Mejor Dirección de Fotografía e Iluminación (Ficción/Entretenimiento) por su trabajo en la miniserie de 2004 "The Lost Prince", dirigido por Stephen Poliakoff.

PAUL KIRBY(Diseñador de Producción) comenzó su carrera cinematográfica en Chaplin, de Sir Richard Attenborough. Participó en más de 25 películas, entre ellasShadowlands, The Fifth Element, y tres episodios de la serie de James Bond. Kirby fue director artístico en Batman Begins, Phantom of the Opera y The Four Feathers.

Kirby obtuvo su primer crédito en diseño de producción durante la fotografía adicional en Green Zone, de Paul Greengrass; recientemente trabajó con el director Lee Tamahori como diseñador de producción en The Devil's Double.

Obtuvo dos nominaciones al Art Directors Guild in Excellence por eldiseño de producción realizado en Batman Begins y Phantom of the Opera.

Se graduó en Diseño de Producción por la National Film and Television School en Londres.

CHRISTOPHER ROUSE, A.C.E. (Editor, Coproductor) colaboró con Paul Greengrass en Green Zone, United 93, The Bourne Ultimatum, The Bourne Supremacy y ahora en Capitán Phillips. Rouse ganó un Premio de la Academia®, un BAFTA, y el Eddie Award por parte del American Cinema Editors por su labor en The Bourne Ultimatum. También fue nominado al Oscar® y a un Eddie, además de recibir un BAFTA y un Online Film Critics Society Award por su trabajo en United 93.

Los créditos de Rouse incluyen The Bourne Identity, de Doug Liman; Paycheck, de John Woo; así como Eight Below, de Frank Marshall. Coeditó The Italian Jobdel director F. Gary Gray y fue editor adicional en The Town, del director Ben Affleck, así como en el proyecto Manito, una cinta galardonada en los Festivales de Cine de Sundance, Tribeca y South by Southwest.

En 2001 Rouse recibió una nominación al Emmy® por su edición en la miniserie "Anne Frank: The Whole Story". También editó episodios de la galardonada miniserie "From the Earth to the Moon", producida por Tom Hanks y Ron Howard.

MARK BRIDGES(Diseñador de Vestuario) ganó un Premio de la Academia®, un BAFTA Award, y el People's Choice Award por su diseño de vestuario en The Artist, dirigida por Michel Hazanavicius. Otros trabajos incluyen The Fighter, del director David O. Russell; Greenberg, del director Noah Baumbach; Yes Man; Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus; Be Cool; I Heart Huckabees; The Italian Job; 8 Mile; Blow; Deep Blue Sea; Blast from the Past y Can't Hardly Wait. Frecuente colaborador del director Paul Thomas Anderson, Bridges diseñó el vestuario de Hard Eight, Boogie Nights, Magnolia, Punch-Drunk Love, There Will Be Blood y The Master.

Bridges recibió una Licenciatura en Artes Teatrales por parte de la Stony Brook University y una Maestría en Bellas Artes en diseño de vestuario.Trabajó como asistente del diseñador de vestuario en In the Spirit y fue asistente de diseño de Colleen Atwood en Married to the Mob, antes de comenzar una colaboración de nueve películas con el diseñador Richard Hornung, pues fue su asistente de diseño en Miller's Crossing, The Grifters, BartonFink, Doc Hollywood, Hero, Dave, The Hudsucker Proxy, Natural Born Killers y Nixon.

Los diseños de Bridges formaron parte de la exhibición de Vestuario de Hollywood en el Museo Victoria y Albertode Londres el otoño pasado. Sus diseños se presentaron en la Biennale di Firenze Fashion/Cinema en1998 y en la exhibición de La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas: "Fifty Designers, Fifty Costumes: Concept to Character", que se montó en Los Ángeles y Tokio en 2002. Bridges fue uno de los artistas cinematográficos incluidos en "On Otto", una instalación exhibida en la Fondazione Prada de Milán en el verano de 2007. Su carrera y su trabajo de diseño también aparecen en el nuevo libro Costume Design, dentro de la serie Film Craft, por Deborah Nadoolman Landis.

HENRY JACKMAN(Música) compuso la banda sonora para la película animada Turbo, de DreamWorks. Jackman creó la banda sonora para Wreck-It Ralph y fue honrado con el Annie Award por su composición; también terminó hace poco las bandas sonoras para GI Joe: Retaliation, This Is the End y Kick-Ass 2.

Otros créditos cinematográficos incluyen las películas familiares Puss in Boots, Winnie the Pooh y Gulliver's Travels, así como las cintas de acción Man on a Ledge, Abraham Lincoln: Vampire Hunter, X-Men: First Class y Kick-Ass.

Jackman comenzó su carrera en 2001, cuando coescribió, mezcló y produjo álbumes para artistas tan reconocidos como Seal, Björk y Art of Noise. También produjo tres álbumes con composiciones propias que fueron reconocidos. En 2006, debido a la fuerza deTransfiguration,el primer álbum de Jackman, el compositor cinematográfico Hans Zimmer lo invitó a trabajar con él en películas tales como The Da Vinci Code, Pirates ofthe Caribbean: Dead Man's Chest, Kung Fu Panda y The Dark Knight. La primera banda sonora solista de Jackman fue para la película Monsters vs. Aliens, de DreamWorks Animation.

MIKE PRESTWOOD SMITH(Mezclador de Regrabación) colaboró con Paul Greengrass como mezclador en jefe de regrabación en United 93 y Green Zone. Fue honrado con seis nominaciones al premio BAFTA, incluyendo una por su trabajo en United 93, además obtuvo el BAFTA Award por su trabajo en Casino Royale, en 2007.

Los créditos de Prestwood Smith incluyen múltiples mezclas en las franquicias de Harry Potter, James Bond y Hunger Games, así como en películas para directores tales como Bernardo Bertolucci, Mike Leigh, Stephen Frears, Guillermo Del Toro, Marc Forster, Rob Marshall y Tim Burton. Hace poco mezcló la música de Savages, de Oliver Stone; Iron Man 3, de Shane Black; y August: Osage County, de John Wells.

CHRIS BURDON(Mezclador de Regrabación) trabajó como mezclador de regrabación en United 93. Sus múltiples créditos incluyen Vera Drake; Children of Men; 10,000 BC; X-Men: First Class; Contraband; Hyde Park on Hudson; y recientemente Kick-Ass 2, Anna Karenina y Seven Psychopaths. Ha trabajado con muchos prominentes directores y productores, entre ellos Ridley Scott, Joel Silver, Guy Ritchie, Roland Emmerich y Matthew Vaughn.

MARK TAYLOR(Mezclador de Regrabación) colaboró previamente con Paul Greengrass en la mezcla de sonido para Green Zone.

Por su trabajo en "Band of Brothers", Taylor fue honrado con un Emmy Award® y un C.A.S. Award. También obtuvo un Emmy Award® por su trabajo en "RKO 281" y un BAFTA Award por la mezcla de Casino Royale. Recibió múltiples nominaciones al C.A.S. Award por su trabajo en "My House in Umbria", Quantum of Solace, y "Game of Thrones".

Otros créditos incluyen las mezclas para Clash of the Titans y Wrath of the Titans, Sherlock Holmes ySherlock Holmes: A Game of Shadows, Harry Potter and the Order of the Phoenix, Kingdom of Heaven, Troy, Alien vs. Predator, Elizabeth, Trainspotting, y la cintaMandela: Long Walk to Freedom, entre muchas otras.

OLIVER TARNEY(Supervisor del Editor de Sonido) colaboró antes con Paul Greengrass en United 93 y Green Zone; por su trabajo en United 93 recibió nominaciones a un BAFTA y un Golden Reel como Mejor Sonido.

Sus proyectos recientes incluyen The Counselor, de Ridley Scott; Philomena, de Stephen Frears; Frankenweenie, de Tim Burton; así como Sherlock Holmes: A Game of Shadows, de Guy Ritchie. También trabajó con Soundelux London en películas tales como Kingdom of Heaven, Casino Royale y Quantum of Solace.

El "Premio de la Academia®" y "Oscar®" son marcas comerciales y marcas de servicio registradas por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

LISTA DEL ELENCO Y EL EQUIPO

COLUMBIA PICTURES PRESENTA

"CAPITÁN PHILLIPS"

DIRIGIDA POR

Paul Greengrass

GUIÓN POR

Billy Ray

BASADO EN EL LIBRO

"A Captain's Duty: Somali Pirates, Navy SEALS, and
Dangerous Days at Sea" por Richard Phillips, con Stephan Talty

PRODUCIDA POR

Scott Rudin

Dana Brunetti

Michael De Luca

PRODUCTORES EJECUTIVOS

Gregory Goodman

Eli Bush

PRODUCTOR EJECUTIVO

Kevin Spacey

DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA

Barry Ackroyd, BSC

DISEÑADOR DE PRODUCCIÓN

Paul Kirby

EDITOR

Christopher Rouse, A.C.E.

ELENCO POR

Francine Maisler, CSA

MÚSICA POR

Henry Jackman

DISEÑADOR DE VESTUARIO

Mark Bridges

CO-PRODUCTORES

Christopher Rouse

Michael Bronner

Una producción de Scott Rudin

Michael De Luca

Trigger Street

UNA PELÍCULA DE

Paul Greengrass


ELENCO

Capitán Richard Phillips Tom Hanks

Andrea Phillips Catherine Keener

Muse Barkhad Abdi

Bilal Barkhad Abdirahman

Najee Faysal Ahmed

Elmi Mahat M. Ali

Shane Murphy Michael Chernus

Mike Perry David Warshofsky

Ken Quinn Corey Johnson

John Cronan Chris Mulkey

Capitán Frank Castellano Yul Vázquez

Comandante SEAL Max Martini

Nemo Omar Berdouni

Asad Mohamed Ali

Hufan Issak Farah Samatar

Tripulación del Maersk Alabama Thomas Grube

Mark Holden

San Shella

Terence Anderson

Marc Anwar

David Webber

Amr El-Bayoumi

Vincenzo Nicoli

Kapil Arun

Louis Mahoney

Peter Landi

Angus MacInnes

Ian Ralph

Kristian Hjordt Beck

Kurt Larsen

Muchacho somalí Bader Choukouko

Líderes piratas Idurus Shiish

Azeez Mohammed

Abdurazak Ahmed Adan

Tripulación de Asad Duran Mohamed Hassan

Nasir Jama

Kadz Souleiman


Grupo de Navy SEALs Scott Oates

David Meadows

Shad Jason Hamilton

Adam Wendling

Billy Jenkins

Mark Semos

Dean Franchuk

Rey Hernández

Christopher Stadulis

Roger Edwards

John Patrick Barry

Raleigh Morse

Dale McClellan

Hugh Middleton

Raymond Care

Oficial de UKMTO Stacha Hicks

Oficial Marítimo de Estados Unidos Will Bowden

Oficial del USS Bainbridge VBSS Leonard Anderson

Coordinador de Dobles Rob Inch

Asistente del Coordinador de Dobles Stuart Clark

Dobles Marvin Stewart-Campbell

Morgan Chetcuti

George Cottle

Julius Denem

Jon Donahue

Rick English

Bobby Holland-Hanton

Rowley Irlam

Lurye Lomuro

Buster Reeves

Florian Robin

Mens-Sana Tamakloe

Philip Somerville

Anthony Thomas Genova

Will Willoughby

Karanja Yorke

Gerente de Producción de la Unidad Todd Lewis

Gerente de Producción de la Unidad Gregory Goodman

Primer Asistente del Director Chris Carreras

Segundo Asistente del Director Nick Shuttleworth


Segundo Asistente del Director Mark S. Constance

Gerente de Producción de la Unidad Sam Breckman

Decorador del Set Dominic Capon

Maestro de la Propiedad David Cheesman

Supervisor del Guión Annie Penn

Operador de Cámara Cosmo Campbell

Primer Asistente de Cámara Oliver Driscoll

Segundo Asistente de Cámara Glenn Coulman

Supervisor de Vestuario Mark A. Peterson

Diseñador de Maquillaje/Peinados Frances Hannon

Técnico de Iluminación en Jefe Harry Wiggins

Asistente del Técnico de Iluminación en Jefe Chris Mortley

Key Grip Kevin Fraser

Best Boy Grip Anthony Benjamin

Dolly Grip Dave Rist

Mezcladores de Producción Chris Munro

Operador del Boom Stephen Finn

Supervisor de Efectos Especiales Dominic Tuohy

Coordinador de Producción Jonathan Scott

Secretario de Producción Kevin Baulcomb

Controlar de Producción Edward Allen

Contadores Stan Conger

Becky Maxwell

Lucy Herrera

Coordinador de Construcción Kevin Antony

Diseñador del Set Peter Russell

Coordinador Marítimo Daniel Franey Malone

Asistente del Coordinador Marítimo Michael Douglas

Publicista de la Unidad Alex Worman

Fotógrafos Fijos Hopper Stone

Jasin Boland


Tercer Asistente del Director Tom Brewster

Asistente del Sr. Greengrass Amy Lord

Asistentes del Sr. Rudin Jason Shrier

Dan Sarrow

Asistente del Sr. De Luca Kristen Detwiler

Asistente del Sr. Brunetti Andrew Alderete

Asistente del Sr. Goodman Tamazin Simmonds

Asistente del Sr. Mr. Hanks Allison Diamond

Asistentes de Producción Clare Aldington

Jimmy Buxton

Joseph Quinn

Amy Roberts

Denise Rowena Formosa

Asociada de Elenco Kathleen Driscoll-Mohler

Asistentes de Elenco Elizabeth Chodar

Michelle White

Elenco del Reino Unido Dan Hubbard, CSA

Asociada del Elenco del Reino Unido Gemma Sykes

Elenco de Minnesota Debbie DeLisi

Asociada del Elenco de Minnesota Lynn Younglove

Elenco Adicional David Pinkus

Coordinador de Logística de C-130 William Grantham

Jumpers de C-130 Ronald Alan Lee

Keith A. Pritchett

Shawn A. Tufts

Nix White

Larry E. Summerfield II

Traductores Somalíes Owliya A. Dima

Mohamedamin Isaq Abdulrahman

Capitán de Transportación Samuel Sharpe

POST-PRODUCCIÓN

Edición Adicional Mark Fitzgerald

Supervisor de Post-Producción Michael Solinger

Editor de VFX Tina Richardson


1er Asistente de los Editores Tom Harrison-Read

Kevin Hickman

Asistente del Editor Esther Bailey

Aprendices de los Editores Kim Boritz

Jason Overbeck

Coordinador de Post-Producción Rebecca Adams

Asistentes de Post-Producción Luke Clare

Adoma Ananeh-Firempong

Mezcladores de Regrabación Chris Burdon

Mark Taylor

Mike Prestwood Smith

Supervisor del Editor de Sonido Oliver Tarney

Diseñadores de Efectos Sonoros James Harrison

Michael Fentum

Asistente del Editor de Sonido Rachael Tate

Supervisor del Editor de Diálogo Bjørn Ole Schroeder

Editor de Diálogo Rob Killick

Editor de Efectos Sonoros Dillon Bennett

Supervisor del Editor de ADR Simon Chase

Editor de Foley Mark Taylor

Artistas de Foley Peter Burgis

Jason Swanscott

Mezclador de Foley Glen Gathard

Elenco de Voz Vanessa Baker

Servicios de Post-sonido proporcionados por De Lane Lea London

UNIDAD DE MALTA

Servicios de Producción por Mediterranean Film Studios

Gerente de Producción de la Unidad Katryna Samut Tagliaferro

Director Artístico Charlo Dalli

Coordinador de Vestuario Ernest Camilleri

Artista de Maquillaje Bianca Muscat

Artista de Maquillaje/Peinados Dorey Sheppard

Gerentes de Locación Mark Sansone

Ravi Dube

Asistente del Gerente de Locación Thomas Schembri

Coordinador de Producción Sallie Beechinor


Asistente del Coordinador de Producción Diana Navia Arca

Secretario de Producción Laurence Chisholm

Contador Yolanda Galea

Asistentes de Producción Karen Xuereb

Sarah Michelle Attard

Coordinador de Buceo Abigail Borg

Director de Fotografía Submarina Mark Silk

Primer Asistente de Cámara Submarina Matthew Wesson

Gaffer Submarino Bernie Prentice

2A UNIDAD DE MALTA

Director de la 2a Unidad Christopher Forster

Primer Asistente del Director Ahmed Hatimi

Segundo Asistente del Director Colin Azzopardi

Tercer Asistente del Director Julian Galea

Supervisor de Guión Julia Chiavetta

Director de Fotografía Niels Reedtz Johansen

Operador de Cámara Sara Deane

Primer Asistente de Cámara Russell Kennedy

Segundo Asistente de Cámara William Morris

Operador del Boom William Towers

Asistente de Video John Babas Farrugia

UNIDAD DE VIRGINIA

Director Artístico Raymond Pumilia

Maestro de la Propiedad Steven H. George

Operador de Cámara "C" Jacques Haitkin

Primer Asistente de Cámara "B" Kristopher Hardy

Primer Asistente de Cámara "C" Ethan Borsuk

Segundo Asistente de Cámara "A" Tonja Greenfield

Segundo Asistente de Cámara "B" Jordan Boston Jones

Segundo Asistente de Cámara "C" Sam Pearcy Aerial

Director de Fotografía Aérea Ronald Goodman

Artista de Maquillaje Principal Trish Seeney


Estilista Principal Brenda McNally

Técnico de Iluminación en Jefe Jay Kemp

Best Boy Eléctrico Thomas Keenan

Gaffer de Aparejos Austin Cross

Key Grip Charles Marroquin

Best Boy Grip Nick Haines-Stiles

Dolly Grips Andrew Sweeney

James Heerdegen

Key Rigging Grip Charles A. Harris

Operador de Boom Richard Bullock

Asistente de Video Alex Applefeld

Coordinador de Efectos Especiales Caius Man

Gerente de Locaciones Colleen Gibbons

Capataz Stephen G. Shifflette

Asistente en el Set Keith Jackson

Asistente del Maestro de la Propiedad J. Edward Fitzgerald

Armador Principal David Fencl

Asistentes de Producción Scott Hatfield

Harry Fallon

Asesores Técnicos Eric Casey

Richard G. Hoffman

Coordinador Marítimo Bruce A. Ross

2a Unidad - Primer Asistente de los Directores Eric Fox Hays

Steve Battaglia

2a Unidad - Segundo Asistente del Director Jason Altieri

UNIDAD DE BOSTON

Director Artístico Paul G. Richards

Decorador del Set Larry Dias

Maestro de la Propiedad Robin L. Miller

Operador de Cámara "B" Charlie Libin

Primer Asistente de Cámara"B" Christopher Raymond

Supervisora de Vestuario Lynda Foote


Técnico de Iluminación en Jefe Frans Weterrings

Rigging Gaffer Roger Marbury

Key Grip Frank A. Montesanto

Best Boy Grip Geoff Rockwell

Mezclador de Sonido Pud Cusack

Operador del Boom Joel Reidy

Asistente de Video Joshua L.T. Pressey

Gerente de Locaciones Charles Harrington

Coordinador de la Oficina de Producción Shari LaFranchi Blakney

Coordinador de Construcción Joseph Kearney

Marruecos - Productor de Línea Khadija Alami

Marruecos - Gerente de Producción/Locaciones Driss Benchhiba

Marruecos - Coordinador de Producción Widad Taha

Supervisión Musical por Michael Higham

Supervisor del Editor Musical Jack Dolman

Editores de Música Daniel Pinder

Richard Whitfield

Dirigidos por Nick Glennie-Smith

Orquestaciones Stephen Coleman

Banda Sonora, Grabada, Mezclada y Producida por Al Clay

Servicios de Producción Musical Steven Kofsky

Contratista Musical Peter Rotter

Programación de Synth Alex Belcher

Kevin Globerman

Música Adicional por Al Clay

Jack Dolman

Títulos por Matt Curtis

Intermedio Digital por CO3 London

Colorista Digital Rob Pizzey

Productor del Intermedio Digital Rob Farris

Dailies por Technicolor

Cortador de Negativos Mo Henry

Productor de Efectos Visuales Dan Barrow


Efectos Visuales por Double Negative

Supervisor de VFX Charlie Noble

Productor de VFX Andy Taylor

Supervisor de CG Stuart Farley

Supervisor de Composición Tilman Paulin

Productor de Línea de VFX Danielle Legovich

Coordinadores Judith Gericke

Mariana Mandelli

Sara Emack

Supervisor de Secuencias CG Huw J Evans

Supervisores de la Secuencia de Composición Isaac Layish

Michael Bell

Scott Pritchard

Jefe de Wrangler en el Set Russell Bowen

Wrangler de Datos en el Set Eloise Payne

Lidar en el Set Craig Crane

Artista de Guión Gráfico Soren Pedersen

Artista de Previsualización Tito Fernandes

Compositores Adam Hammond

Alicia Aguilera

Ben Dick

Carlos Caballero Valdes

Charlie Ellis

Christopher Jaques

Graeme Eglin

Jim O'Hagan

Judy Barr

Kamelia Chabane

Kia Coates

Kirsty Clark

Peter Howlett

Philip Smith

Stephen Tew

Susanne Becker

Tara Walker

Will Martindale

Yuko Kimoto

Pintor Mate Christian Furr

Supervisor de FX David Hyde

Supervisor de la Secuencia de FX Jamie Haydock

Artistas de FX Alessandro Costa

Claire Harrison

Yu Zhang

John M. Dowell

Terry Marriott

Viktor Rietveld


Artistas de CG Christian Bull

Richard Durant

Artista de Texturas Derek Gillingham

Artista de Preparación Melissa Lee

Artistas de Roto Carlos Conceicao

Eleonor Lindvall

Luan Hall

Mark Tica

Martin Necas-Niessner

Michael Lowry

Milad Firoozian

Peter Welton

Supervisor de Matchmove David Crabtree

Artista de Matchmove Kim Dunne

Editor de VFX Edward Cross

Asistente del Editor de VFX / Editor de Previsualización Patrick Dean

Supervisor de I/O Pete Hanson

Efectos Visuales Adicionales por Nvizible

Supervisor de VFX Adam Rowland

Productor de VFX Kristopher Wright

Coordinador de VFX Lisa Kelly

Compositores Moti Biran

Gavin Digby

Riccardo Gambi

Charlotte Larive

Simon-Pierre Puech

Matt Kasmir

Supervisores de CG Martin Chamney

Stefan Gerstheimer

Artista de CG Oliver Cubbage

Efectos Visuales Adicionales por Proof

Compositor de 2D Zissis Paptzikis


MÚSICA

"UP IN HERE"

Escrita por Kovasciar Myvette

Interpretada por KOVAS

Cortesía de Downtown Music Services

Por arreglo con Infinite Rhythm

"HILM B HILM"

Escrita e Interpretada por Musa Hanhan

Cortesía de Crucial Music Corporation

"WONDERFUL TONIGHT"

Escrita e Interpretada por Eric Clapton

Cortesía de Polydor Records Ltd.

Bajo licencia de Universal Music Enterprises

"THE END"

Escrita e Interpretada por John Powell

Cortesía de Universal Studios

© 2013 Columbia Pictures Industries, Inc. Todos los derechos reservados.

Columbia Pictures Industries, Inc. es autor de esta película (largometraje) para propósitos de derechos de autor y otras leyes.

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES PARA:

La tripulación del 2009 del Maersk Alabama:

Richard Phillips • Hector L. Sánchez • William Rios • Shane M. Murphy • Kenneth Quinn Mohamed Abdelwahab • A.T.M Zahid Reza • Michael A. Perry • Richard E. Hicks John Cronan • Jimmy Sabga • Andrew Brzezinski • Clifford Lacon • Mario Clotter John A. White • Dick Mathews • Matthew T. Fisher

LA TRIPULACIÓN DEL USS TRUXTUN (DDG 103)

Comandante John Ferguson Comandante Andrew Biehn

Capitán de Corbeta James Zolinski Teniente de NavíoKevin O'Brien

Teniente de Navío Shane Fox Alferéz de Navío Daniel Giller

Alferéz de Navío Maria Katrina Ablen Alferéz de Fragata Elyse Yarborough

Alferéz de FragataMichael Rowland Oficial Técnico Jefe 2 Bradley Peck

Contramaestre del Comando Paulette Brock Jefe Contramaestre Mayor Andre Delarosa

Contramaestre Andrew Garcia Suboficial Danielle Albert

Suboficial Nathan Cobler Suboficial Katie Henry

Suboficial Salvador Barwick Suboficial Roderick Sember

Suboficial Christian Giribaldi-Fonseca Suboficial Troy Laliberte

Suboficial William Tillotson Suboficial Robert Smith

Suboficial Matthew Littrell Suboficial Christopher Hatfield

Marinero Jesús Sánchez Fernández

Estación Naval de Norfolk


USS Bainbridge (DDG 96)

USS Wasp (LHD 1)

USS Halyburton (FFG 40)

Helicóptero del Escuadrón de CombateMarino Nueve (HSC-9)

USS Kearsarge (LHD 3)

El Departamento de Defensa de Estados Unidos

Enlace con Entertainment Media - Philip Strub

Oficina de Cine de USN - Bob Anderson

Enlace con la Marina - Teniente Chris Hwang

Asistente de los Oficiales del Proyecto - Teniente David Daitch

Teniente Chad Dulac

John F. Reinhart, Presidente General - Maersk Line, Limited

y la Tripulación del 2012 del Alexander Maersk

Las comunidades somalíes de Minnesota, Ohio y Londres

Hans Zimmer

Filmada en locaciones en Malta, Reino Unido, Virginia, Massachusetts y Marruecos.

Producida con el apoyo de los incentivos financieros previstos por el Gobierno de Malta.

British Film Institute

Commonwealth de Virginia - Bob McDonnell, Gobernador

Dirección de Cine de Virginia

La Ciudad de Virginia Beach

La Comisión de Recursos Marinos de Virginia

Commonwealth de Massachusetts

Aunque esta historia está inspirada en eventos reales, ciertos personajes, caracterizaciones, incidentes, ubicaciones y diálogos son ficticios o inventados para propósitos de dramatización. Con respecto a dicha ficción o invenciones, cualquier similitud con el nombre o la personalidad o historia real de cualquier persona, viva o muerta, o cualquier producto o entidad, o incidente real, es completamente elaborado para propósitos dramáticos y no tiene la intención de reflejar ninguna persona, historia, producto o entidad reales.

Sony Pictures Entertainment (SPE) y sus divisiones de cine de propiedad total no reciben pago alguno ni otra consideración por las imágenes de productos de tabaco en esta película.

La fotografía de esta película está protegida conforme a las disposiciones de las leyes de Estados Unidos de América y otros países. Cualquier duplicación y/o distribución no autorizada de esta obra fotográfica pueden resultar en una responsabilidad civil y proceso penal.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP