febrero 10, 2015


Cincuenta sombras de Grey: Sinopsis, elenco, ficha, critica: Fifty Shades of Grey

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

En una historia que trata tanto de la redención del inasequible Christian como de la liberación de la poco experimentada Ana, los protagonistas cobran vida propia y los lectores se han sumergido en la vulnerabilidad de los personajes y las indulgencias de las novelas.

A través de ellos, los lectores se han permitido a ellos mismos explorar sus fantasías y aspiraciones internas.

Dirigida por SAM TAYLOR-JOHNSON (Nowhere Boy), esta erótica historia de amor de la creadora de la serie, E L James, nos lleva a las profundidades de un mundo rico y misterioso que explora de manera franca los aspectos más complejos de la dinámica entre hombre y mujer y los límites a los que te permitirías llevar y ser llevado.

De vez en cuando llega repentinamente una creación, con fuerza sísmica, para despertar una desconocida vena de curiosidad compartida e intriga, logrando popularidad en muchas culturas y volviéndose conocida a nivel mundial sólo por su nombre.

Así es el fenómeno de Cincuenta sombras de Grey .

Desde que los primeros episodios de la historia de la escritora E. L. JAMES se publicaron en una edición modesta a través de una casa editorial virtual, su trilogía de "Fifty Shades" se ha vuelto una de las series más exitosas y más vendidas de la historia, con más de 100 millones de copias en 52 lenguajes adquiridas a nivel mundial.

Las cuatro palabras del título han llegado a representar, tanto para sus lectores como para quienes no la han leído, un atrevido emblema de sensualidad mainstream.

Ahora, la adaptación al cine que ha sido sujeto de especulación y curiosidad, cuyo corto se volvió el corto fílmico más visto en YouTube el año pasado, llega a la pantalla grande como un evento cinematográfico para el Día de San Valentín.

CRÍTICA

Finalmente Cincuenta sombras de Grey terminó resultando un fiasco a pesar de la gran expectativa y la gran promoción que la respaldaba.

Puede llegar a ser una propuesta pasable para los pre-adolescentes o el espectador que nunca vio una película erótica, o para el que se ratonea demasiado con cualquier escena de sadomasoquismo o para el que se cachondee con algunos de los protagonistas, pero para el resto va a resultar un tremendo aburrimiento.

La historia es densa, lenta, tonta, tediosa, etcétera, etcétera. Dakota Johnson tiene como única arma sexual morderse el labio inferior, y de ahí no pasa. Jamie Dornan es frío, duro y nada carismático (obviamente el que se sienta atraído por este actor va a opinar completamente lo contrario, pero yo me estoy refiriendo al personaje en sí que está encarnando). Ninguno de los dos emanan fuego o pasión que logre traspasar la pantalla.

Las escenas eróticas no presentan mucho más que ya no se haya visto en ninguna otra película de su género o hasta en cualquier novela un poco osada del primetime (por lo menos en Argentina).

El que salga encantado del cine con Cincuenta sombras de Grey, considere sinceramente si lo que le gustó es la película en su totalidad o sólo la pasó bien viendo a sus carilindos protagonistas en escenas eróticas que ni siquiera son para el infarto.

Cintia Alviti


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Una historia de novela:

Comienza Cincuenta Sombras

Desempeñando los papeles del empresario multimillonario Christian Gray y la curiosa estudiante universitaria Anastasia Steele se ecuentran JAMIE DORNAN (las series televisivas The Fall, Once Upon a Time) y DAKOTA JOHNSON (The Social Network, 21 Jump Street).

Como parte del elenco, junto a Dornan y Johnson, se encuentran LUKE GRIMES (True Blood de HBO) en el papel de Elliot, el hermano de Christian; VICTOR RASUK (del programa televisivoStalker) en el papel de José, un amigo cercano de Anastasia; ELOISE MUMFORD (de la serie televisiva The River) en el papel de Kate, la mejor amiga y compañera de cuarto de Anastasia; la actriz galardonada por los Premios de la Academia®, MARCIA GAY HARDEN (Into the Wild), en el papel de la Dra. Grace Trevelyan Grey, la madre de Christian; RITA ORA (la próxima Southpaw) en el papel de Mia, la hermana de Christian; MAX MARTINI (Captain Phillips) en el papel de Taylor, el guardaespaldas de Christian; CALLUM KEITH RENNIE (Memento) en el papel de Ray, el padrastro de Anastasia; JENNIFER EHLE (Zero Dark Thirty) en el papel de Carla, la madre de Anastasia y DYLAN NEAL (la serie televisiva, Arrow) en el papel de Bob, el esposo de Carla.

Para la producción, Taylor-Johnson se ha rodeado con un talentoso y creativo equipo creativo encabezado por los productores MICHAEL DE LUCA (Captain Phillips,The Social Network), DANA BRUNETTI (Captain Phillips,The Social Network) y E L James; la guionista KELLY MARCEL (Saving Mr. Banks); el director de fotografía SEAMUS MCGARVEY (The Avengers, Atonement); el diseñador de producción DAVID WASCO (Pulp Fiction, Inglourious Basterds); las editoras DEBRA NEIL-FISHER (The Hangover, Austin Powers: International Man of Mystery), la galardonada por los Premios de la Academia®, ANNE V. COATES (Lawrence of Arabia, Erin Brockovich) y LISA GUNNING (Nowhere Boy, Salmon Fishing in the Yemen); el diseñador de vestuario galardonado por los Premios Oscar® MARK BRIDGES (The Artist, There Will Be Blood) y el compositor DANNY ELFMAN (Silver Linings Playbook,Alice in Wonderland).

Cincuenta Sombras de Grey cuenta con MARCUS VISCIDI (We're the Millers) y JEB BRODY (Little Miss Sunshine) como productores ejecutivos.

Lo que comenzó como un murmullo a finales de 2011 pronto se volvió uno de los fenómenos más dominantes de la literatura contemporánea, mientras más y más conversaciones comenzaron a incluir alguna variante de la misma pregunta: "¿Ya la leíste?"

Una tormenta perfecta de popularidad, curiosidad y disponibilidad pronto comenzó a empapar la cultura pop. Inicialmente distribuida como libro electrónico e impreso bajo demanda, "Cincuenta sombras de Grey" de E L James permitía que los lectores disfrutaran la erótica historia de amor donde y cuando quisieran hacerlo.

En la superficie, "Cincuenta sobras de Grey" explora la floreciente relación entre el enigmático millonario de 27 años de edad, Christian Grey, y la ingenua universitaria Anastasia Steele. Pero cuando uno sobrepasa lo esperado, "Cincuenta sombras" da una vuelta que la aleja de la mayoría de las historias de amor en las novelas de romance.

Es una historia de amor, pero una muy provocadora que también trata sobre límites, y particularmente sobre límites sexuales -ponerlos, respetarlos, infringirlos- y sobre la exploración que puede llevarse a cabo dentro de ellos. Es sobre confianza y sobre la adherencia a una serie de reglas acordadas mutuamente .

Sin duda, una gran parte de lo que las volvió un libro increíblemente popular se debe a la curiosidad que causa una historia de hadas llevada al lado oscuro. No obstante, si la agitación fuese la única cosa dirigiendo al mercado, las ventas hubieran bajado poco a poco en cuanto llegara otra cosa para llevarse la atención del público. Lo que representó James fue una rica fantasía llevada por personajes cautivadores que han resonado con lectores a nivel mundial, aquellos que se sentían fascinados por la idea de seguir el viaje junto a Cristian y a Ana a través de dos novelas posteriores ("Fifty Shades Darker" en 2011 y "Fifty Shades Freed" en 2012) para averiguar cómo se desenvolvería la historia: "¿Lo haría ella? ¿Lo haría él? ¿Lo harían?"

James cuenta por qué "Cincuenta sombras" encontró identificación en tantos millones de lectores: "En su esencia es una historia de amor sencilla que trata de una joven ingenua, más fuerte de lo que sabe, que conoce a un hombre con un pasado doloroso y sobre el poder sanador del amor incondicional. Aunque las escenas sexuales se llevan los titulares, lo que le llamó la atención a los aficionados de la trilogía fue la historia de amor.

En marzo de 2012,tras una semana de encuentros entre James y casi todos los estudios en Hollywood -seguida por un fin de semana de ofertas- Universal Pictures y Focus Features adquirieron los derechos de los tres libros de la trilogía de "Cincuenta Sombras" publicados por Random House.

La autora sintió que Universal era el lugar adecuado para su trilogía. Comenta: "Conocí a una gran cantidad de cineastas maravillosos de diferentes estudios en Hollywood, no fue una decisión fácil. Pero, al final, elegí Universal porque pensé que Donna Langley y su equipo crearían una película fiel al libro, cosa que los aficionados esperan y merecen. Elegí a Focus porque tienen un historial exitoso en llevar material difícil a la pantalla". Tras una pausa dice, "y porque el productor ejecutivo Jeb Brody me hace reír".

Cuando los derechos de la trilogía llegaron a Universal/Focus, los productores nominados varias veces a los Premios de la Academia ® Michael De Luca y Dana Brunetti sabían que había una larga lista de cineastas con ganas de trabajar en el proyecto, pero aún así buscaron. Poco después, se encontraban en Londres trabajando en otra película. Ambos notaron las posibilidades cinematográficas que se encontraban en la intrigante premisa que, en su esencia, se centra en una intensa historia de amor.

Arreglaron una junta con los representantes de James, seguida por una serie de discusiones con la autora. Poco después, mientras se encontraban en el mar produciendo Captain Phillips de Paul Greengrass, De Luca y Brunetti recibieron una llamada informándoles que habían sido elegidos para producir Cincuenta sombras de Grey.

James revela qué sobresalió sobre los productores que llevó a que sellaran el pacto: "Michael habló del amor juvenil y de su primer amor durante la reunión. Lo apasionaba el proyecto y le apasionaba llevar la historia de amor a la pantalla. No conocí a Dana hasta después y, pues, nos llevamos muy bien. En medio de toda la locura, pasamos buenos momentos".

Brunetti cuenta que se sintieron muy emocionados por ser elegidos para el trabajo: "Mike y yo hemos trabajado juntos en varias películas. La primera película fue 21, también basada en un libro. Luego hicimos The Social Network, también basada en un libro, y nuestra producción más reciente, Captain Phillips, también está basada en un libro. La experiencia de producir tantas transiciones fue algo que nos ayudó. Pero a nivel personal, nos llevamos muy bien desde el principio".

El productor comenta que lo que despertó su intriga fue el misterio inherente a la novela: "Se someterá Ana a Christian y le dará todo lo que le pide, cosas que ha obtenido de otras a quienes ha dominado? ¿Firmará el contrato o se irá para siempre? Esa es la pregunta que mantiene la tensión en el libro y es la misma que queremos que sientan los espectadores durante la película".

Las juntas con los escritores se programaron rápidamente y una lista corta de potenciales guionistas fue creada y distribuida en el estudio. La lista final, mucho más corta que la inicial, fue presentada a James y, juntos, los productores (incluyendo a James) eligieron a la talentosa Kelly Marcen, cuyo trabajo en la laureada Saving Mr. Banks obtuvo varias nominaciones a premios y un Premio BAFTA.

"Sabíamos que encontrar a un escritor que pudiera tanto hacer honor a los personajes que había creado Erika y, al mismo tiempo, le diera su propia voz a la saga de Ana y de Christian, sería una tarea muy difícil", dice De Luca. "Kelly capturó el tono de "Cincuenta sombras" y entregó un guión cinematográfico inteligente y conmovedor al que le dio un toque propio. Nos quedamos impresionados por la destreza con la que manejó esa tarea".

James sintió que Marce logró mucho en su traducción, con un tratamiento cinematográfico que la sorprendió gratamente. Comenta: "'Cincuenta sombras' es un libro largo y me impresionó la forma en la que Kelly logró condesarlo en un guión bien formado que capturaba la esencia de la novela. Mi parte favorita del proceso fue trabajar con ella, decidiendo qué escenas mantendríamos y cuáles eliminaríamos".

Con Marcel ocupada con la adaptación la búsqueda por encontrar a un director se intensificó. Cuando Sam Taylor-Johnson, la cabeza de varias películas cortas laureadas, entre ellas una película sobre los días tempranos de John Lennon titulada Nowhere Boy, presentó su película, tenía la esperanza de que transmitiera su perspectiva sobre los efectos visuales y el tono del material. El equipo supo de forma instintiva que habían encontrado a la directora ideal para encabezar el drama, una directora con un profundo entendimiento de la sensualidad y también de la pasión con la que los lectores disfrutaron el material.

Brunetti narra que la fe que tenían en el trabajo de Taylor-Johnson era firme: "La búsqueda causó un poco de angustia y contratar a Sam involucraba depositar nuestra confianza, especialmente por parte del estudio. La mayoría esperaba que contratáramos a alguien más experimentado con mucha experiencia con películas de estudio, pero nos encantó nuestra decisión de elegir a Sam".

Taylor-Johnson explica su interpretación de la serie y también por que decidió tomarla para su próxima película: "El motivo principal por el que quería hacer esta película es porque se siente como una historia de hadas pero en una versión adulta: Una joven conoce a su príncipe azul. Él no está disponible. Es exitoso, fabuloso, acaudalado, pero las cosas giran y se desdoblan de forma inesperada. También es la historia de una chica pasando por una etapa de exploración; es un viaje en busque de la madurez.

"En muchos aspectos la historia entre Christian y Ana es una historia de amor muy sencilla y directa", continúa. "Se trata de dos personas que se enamoran y que entran en negociaciones sobre que harían y que no harían el uno por el otro, a qué pueden renunciar y a qué no pueden renunciar y sobre el viaje que emprenderán. En esta historia hay más situaciones extremas que en la mayoría de las relaciones. Ana se enamora con una persona compleja que resulta ser su primer amor y su primer viaje de exploración sexual. Para Christian, también es la situación que lo abre a seguir sintiendo, respirando y aprendiendo a amar".

Taylor-Johnson reconoce que su aproximación al material fue "tratar esto como una historia de amor extraordinaria y extremada mente inusual y única. Al entrar en ella intentas encontrar los momentos dedicados y sutiles en los que ambos comienzan a cambiar. Eso es algo que tiene que estar meticulosamente incorporado a través de la película para asegurar que todo salga como debe salir con el viaje que emprenden".

De Luca resume los sentimientos del equipo que sentían que habían encontrado las fuerzas creativas necesarias para lograr el primer capítulo de la saga: "Entrevistamos a mucha gente, tanto hombres como mujeres, pero al final elegimos a la guionista y a la directora que juzgamos presentaba la mejor visión y la más singular. Podría haber tomado cualquier dirección, pero terminamos eligiendo a dos mujeres. Quizá eso habla de que tienen un mejor comprensión de la historia del libro. Sin embargo, terminamos rodeados de muchas mujeres en esta producción, lo cual fue muy bueno para el proyecto".

Encontrando a Christian y Ana:

El casting para la película

Todo quien se unió a Cincuenta sombras de Grey había escuchado hablar ya de las novelas; algunos, inclusive, eran aficionados desde mucho antes de que supieran que sería parte del equipo que traería a la pantalla el mundo creado por James.

Durante un tiempo la directora de casting,FRANCINE MAISLER, y su equipo habían visto actores en Nueva York, Los Ángeles y Londres, donde Jamie Doran había enviado una audición grabada en video para el papel de Christian Grey. El actor irlandés es conocido por su papel en la serie televisiva The Fall por la cual obtuvo un Premio BAFTA y por su trabajo en Once Upon a Time. Para mantener el guión a salvo, a los actores que hicieron audición desde el principio se les pidió que prepararan una escena de otra película [Dornan eligió una escena de True Romance]. No fue hasta que ya se había hecho el proceso de selección, y separado a los potenciales actores para el papel, que se les dio material del guión. Sobre la ubicuidad de la serie, Dornan comenta: "Yo conocía a los libros. Tendrías que estar muerto para no saber de ellos".

Tras el video prometedor, el actor se juntó por Skype con Taylor-Johnson y conoció a De Luca, a James y a Brunetti en Londres. Por petición de Dornan, los productores tuvieron una larga junta con él. "Pensábamos que era muy importante que quien fuera a interpretar estos papeles tuviera que buscar hacerlo, porque verdaderamente iban a estar muy expuestos", explica Buretti. "Si iban a sentir algún tipo de reserva al respecto, eso hubiera resultado en un problema grande para la producción y, quizá, más adelante para otras películas".

Entre la gran cantidad de personajes que hay en sus libros, James sabía que dos tenían que ser perfectos. Cuando le preguntaron por qué eligió a Jamie para representar a Christian Grey, ella dijo: "Basta con ver a Jamie en la pantalla para encontrar la respuesta a esa pregunta. Tiene una intensidad meditativa y una gran presencia. Además, es bien parecido, y eso ayuda".

Dornan estaba preparado para la amplia cantidad de retos y sabía que Christian Grey representa cosas distintas para una gran cantidad de personas. Comenta: "Desde la superficie, Christian es intrigante y poderoso, un hombre impresionante con varios negocios. Todos están bajo un conglomerado enorme, pero incorpora todo tipo de compañías de telecomunicaciones y de tecnología agrícola. Su imperio tiene muchas facetas y él es muy joven para la posición que tiene. A él le importa el poder y el dinero, y tiene bastante de ambos. Pero cuando nos vamos a lo profundo, notamos que Christian tiene muchas más facetas de las que se notan en la superficie".

Tras encontrar una recepción de bienvenida en Inglaterra, Dornan voló a Los Ángeles para hacer una audición presencial para Taylor-Johnson, una reunión que lo pondría cara a cara con la ya elegida Dakota Johnson para evaluar la química entre los dos actores. Por su parte, el actor admite: "Me agradó Dakota inmediatamente. Tiene una especie de retraimiento, fue muy meticulosa y bien hecha. Me sentí mal por ella cuando hicimos la audición. Ella tenía que hacer estas escenas una y otra vez con diferentes hombres, y luego llegué yo, de alguna forma preguntando, 'mira, ¿puedes lograr otra buena actuación para mí?' Y lo hizo".

Dornan lo resume a la tarea que tenía que hacer: "Como actor, estás buscando papeles que sean diferentes, pero también que representen un reto. Nunca había hecho un papel como el de Christian. Es un personaje sumamente intrigante con muchas capas, mucha profundidad, y eso es lo que quieres: representarlo en la pantalla de forma fiel".

Taylor-Johnson se conmovió al ver la conexión entre los actores y supo que había encontrado al Christian perfecto para su Ana [originalmente Johnson iba a actuar junto a Charlie Hunnam, pero el actor dejó la producción antes del inicio de la grabación principal]. El director dice: "Jamie Dornan es un Christian Grey fantástico, perfecto. Trae mucho consigo al papel, le da elegancia al personaje, pero también representa perfectamente la esencia de Christian, ese misterio siempre a un paso de nuestro alcance. Eso es algo que es innato a Jamie. Es un actor extraordinario y representa a Christian Grey precisamente como debe ser representado".

Johnson, que ya había sido contratada meses antes, recuerda el día riendo: "Las audiciones para evaluar la química entre actores son muy extrañas. No conoces a la otra persona, y no hay forma de evitarlo, pero tienes que intentar lograr que funciona. Intentas, en un periodo corto de tiempo y en frente de muchas personas, encontrar algo que te gusta sobre esa persona. Es extraño y es una situación anormal, pero Jamie entró y se la pasó contando chistes todo el tiempo".

Haciendo a un lado las bromas, Johnson dice: "Él le da intensidad al papel porque tiene una cara que puede verse oscura y cerrada y te hace preguntarte qué rayos está pensando; eso es perfecto para Christian. Jamie también le da un elemento de juventud a Christian, cosa que es necesaria. Hay escenas en los libros en las que Ana lo ve cambiar y volverse muy juvenil, en lugar de su usual faceta madura. Ve un destello de un niño pequeño, y Jamie tiene eso, lo cual es muy especial".

La actriz se sintió intrigada por el papel de Anastasia desde antes de que el proyecto cuajara. Johnson habla sobre su interés en el material: "Siento que el mundo está cambiando muy rápido y que las cosas suceden en un periodo corto de tiempo y que eso resultó que el sexo en el libro -la forma vívida y literal en la que lo describen- fue muy liberador para muchas personas".

Ella revela que cuando se enteró quién estaba detrás de la producción pensó que: "sonaba muy prometedor. Leí los libros para ver si había algo en ellos en lo que pudiera creer, ver si podía encontrar alguna conexión con la historia. Luego, aproximadamente un año después, cuando llegó el momento para la audición, pregunté si podía participar. Después de mi primera audición, leí un poco más y me ofrecieron el papel de Anastasia. Creo que querían traer un poco de ligereza y humor a una historia tan dramática. Creo que por eso me eligieron a mí".

El director de Johnson explica por qué la actriz resultó una opción perfecta para el papel: "Supe desde el momento en el que conocimos a Dakota que habíamos encontrado a nuestra Anastasia. Ella nos daba el equilibrio perfecto entre vulnerabilidad, insolencia, belleza y valentía. Dakota vino desde muy temprano y leyó para el papel. Fue uno de esos momentos en los que sabía que el papel era de ella pero aún así teníamos que pasar por todos los trámites de ver a cientos de actrices para asegurarnos de que habíamos cubierto todo. No puedo decir que lo mantuve en un recoveco de mi mente, sino que estuvo ahí todo el tiempo: 'El papel es de Dakota.' Ella tiene el ingenio y el encanto y la inteligencia de Ana y trae a la vida al personaje de tal forma que me es imposible imaginar que alguien más lo haga así. Es una actriz maravillosa y para mí se sintió como si me hubiesen dado el regalo de poder presentarla al mundo entero".

James hace eco de esos sentimientos, pues supo instintivamente que Johnson era su Anastasia Steele. Comparte: "Dakota es una actriz fantástica. Logró capturar la combinación de inocencia, deseo y desafío. Ella le da luz a cada escena en la que sale".

Obviamente, la forma en la que tomaba Johnson al personaje escrito por James fue crucial. Brunetti comenta: "Ella veía a Ana de forma muy parecida a la nuestra; ella es la entrada de la audiencia a la historia y a este mundo muy diferente. Dakota tiene el mismo aspecto inocente que Ana. Es muy atractiva, pero muchas mujeres podrán verse a ellas mismas en ella. Es conmovedor ver a Dakota en el papel de Ana, transformándose en una mujer bella. Pasa de ser una inocente universitaria a alguien que está metida en ese estilo de vida y en ese mundo".

Los productores sintieron que la singularidad de Johnson y su conexión instantánea con Dornan hacía que la actriz fuera la Ana perfecta para el Christian de Dornan. Brunetti dice: "Teníamos que asegurarnos de que Dakota y Jamie tuvieran química porque la actriz representando a Ana bien podría ser la mejor actriz del mundo y el actor representando a Christian el mejor actor -e inclusive ambos podrían ser puestos y estar cómodos desnudos- pero la química que saldrá en la pantalla no podía ser algo fingido".

Otra de las productores está de acuerdo en que transmitir las profundidades de la pasión que sienten sus personajes principales el uno hacia el otro era crucial. James revela que, en realidad, era algo bastante sencillo: "¿Cómo puedes definir, o predecir, la química entre dos personas? Está ahí o no está. Cuando vea a Dakota y a Jamie en la pantalla, sé que nuestra elección fue la correcta".

Cuando ambos entraron a la etapa de preproducción, tanto Johnson como Dornan tendrían que prepararse para representar el tipo de relación requerida. Describiendo el lazo que Christian suele buscar, Dornan declara: "El único tipo de relación que ha tenido es una de dominación y sumisión, en la que su pareja tiene que firmar un contrato para que él pueda tratarla de la forma en la que ambos acordaron. Siempre tiene que tener reglas claras, negociadas y firmadas antes de comenzar cualquier tipo de relación física. Eso es, claro, hasta que conoce a Anastasia".

Ana es una universitaria tan típica como lo es atípica: una estudiante de letras inglesas inteligente y dedicada, pero aún así le gusta ir a fiestas; sin embargo, no tiene experiencia sexual porque no ha encontrado a la pareja adecuada. Johnson reflexiona sobre los gustos en desarrollo de Ana: "Su reacción, cuando Christian revela el tipo de relación que le interesa, es algo sorprendente. Normalmente uno pensaría que una chica que nunca ha estado expuesta a ese tipo de relación saldría huyendo y que pensaría que es el hombre más enfermo que ha conocido. Pero Ana no huye, sino que más bien, intenta entenderlo".

Christian hace juicios precipitados sobre Ana cuando se conocen, cuando Ana sustituye a su compañera de cuarto para entrevistarlo para el periódico universitario. Ella está menos preparada, tanto para la entrevista como para enfrentarse al enigmático magnate. Dornan explica: "Ana se siente incómoda y fuera de lugar. A él le importa muchísimo el control y la precisión, pero ella hace que todo eso dé vueltas. Él se siente atraído por ella, pero ella lo afecta de una forma mucho más intensa y profunda de lo que ha experimentado antes. En esencia, la historia trata de dos personas que se han enamorado y se tienen que enfrentar a grandes obstáculos que les impiden tener una relación 'normal'".

Johnson revela lo que millones de lectoras han descubierto y devorado: "El peligro, y creo que es la parte emocionante, es que la historia tiene todos los componentes de un thriller; no sabes qué va a suceder. ¿Ella estará bien con esta cosa difícil de concebir? ¿Se reconciliará con ello por su amor hacia Christian? ¿Podrá cambiar tanto y amarlo a pesar de ello? ¿Podrá él hacer lo mismo para ella?"

Taylor-Johnson comenta que los actores principales estaban al tanto de esa problemática: "Esa evolución es algo muy bien equilibro y lo mantenemos en orden durante toda la película. Grabamos algunas de las escenas que están más hacia el final al principio, para que la relación no se hubiera consolidado aún. Queríamos asegurarnos de qué era lo que se transmitía en cada escena y sabíamos exactamente que temperatura emocional queríamos. Eso es lo que más me gusta hacer, trabajar con los actores y medir y repetir las escenas y juzgar esos altos y bajos emocionales".

Dos mundos separados:

Familia y amigos

La actriz galardonada por los Premios Tony y por los premios BAFTA, Jennifer Ehle, quien se parece significativamente a su hija en la película, fue elegida para representar el papel de Carla, la madre de Ana. Como mucha de su comunicación se lleva a cabo por teléfono -con la excepción de una visita corta en la que Ana va a la casa de Carla en Savannah durante un fin de semana- las dos actrices hablaban por teléfono mientras Johnson se encontraba en el set y Ehle en casa. Ambas comenzaron a volverse amigas durante esos momentos de "hija y madre". "Inmediatamente empecé a sentir cariño hacia ella", dice Johnson, "lo cual fue muy útil. Creo que los espectadores podrán ver de dónde saca Ana su lado dulce".

Ehle, conocedora del mundo de los amores condenados [cautivó a las audiencias con su representación de Elizabeth Bennet junto a Colin Firth como el Sr. Darcy en Pride and Prejudice, estrenada en 1995] explica el papel de su personaje en la historia: "El padre de Ana murió cuando ella aún era muy joven, así que nunca lo conoció. Carla está en su cuarto matrimonio y esta vez siento que es el definitivo. Bueno, quizá siente eso cada vez. Pero Ana y ella siempre han sido muy cercanas. Tienen una relación buena y fuerte con mucho cariño y amor".

Cuando Ana comienza a pasar tiempo con Christian, la preocupación de Carla por el nuevo amorío comienza a notarse en sus charlas. Ehle declara: "Su reacción al nuevo novio de Ana es compleja. Hay momentos de alegría, pero también presiente que algo extraño está sucediendo. Cuando aparece en Savannah, vestido impecablemente en su traje de 4,000 dólares, Carla no deja que el hecho pase desapercibido. En la superficie, está impresionada por Christian, pero su preocupación principal es saber si su hija será feliz".

La madre adoptiva de Christian, aunque quiere a su hijo igual que Carla quiere a Ana, es menos atenta hacia su hijo y tiene más bien pinta de matriarca. La Dra. Grace Trevelyan Grey está casada con Carrick Grey y tuvieron un hijo, Elliot, antes de que adoptaran a Christian, rescatándolo de una vida muy problemática desde muy pequeño. Posteriormente tuvieron a Mia, la hija menor de la familia Grey. Dornan explica: "Es una familia amorosa y relativamente normal, tomando en cuenta la situación, que le dio a Christian la oportunidad de hacer algo consigo mismo a pesar de que nació en un ambiente terrible".

La actriz galardonada por los Premios Oscar®, Marcia Gay Harden, quien toma el papel de la Dra. Grey, sabía del fenómeno pero no había leído ninguno de los libros de "Cincuenta sombras" antes de que le dieran el papel. Ella toma una aproximación académica: "Sabía de esto como un evento social, nunca había participado en una película que surgiera de un evento social. Cuando comencé a leer los libros, empecé a sentir curiosidad por entender el lugar que tienen en nuestra sociedad. El antropólogo Richard Leakey hizo muchos estudios sobre ello y encontró que entre más placenteros son los encuentros sexuales, más alta es la probabilidad de que una relación dure".

Sobre su hijo para la pantalla comenta: "Jamie tiene una vulnerabilidad inmediata. Tiene una ternura e incertidumbre que ha combinado muy bien con el personaje de Christian. El personaje puede ser una persona en control de todo, pero luego, en esta relación turbulenta en la que intenta construir amor, no sabe qué hacer. Siempre tiene miedo de que Ana lo deje. Lo que Jamie le dio al personaje es esa vulnerabilidad que impregna al personaje y, no obstante, es sencillamente espléndido".

Luke Grimes tomó el papel del primogénito de la familia Grey, Elliot, que es la antítesis de Christian. Elliot es mucho más ligero, sin preocupaciones y desenvuelto y no entiende hasta qué punto su hermano tiene esos curiosos gustos y prácticas sexuales, ni sabe cómo se ven detrás de las puertas cerradas.

Con lo cerrado y enigmático que parece ser Christian, lo opuesto es cierto de su hermana menor, Mia. Los cineastas eligieron a la artista Rita Ore para el papel. Harden comparte por qué Ora fue ideal para la extravagante Mia: "Rita es completamente inesperada y perfecto porque no está afectada por las poses de los actores y, no obstante, es una gran actriz y cantante. Tiene cierta rudeza y un aíre pícaro que quedaban perfecto para el papel. Además es graciosa y modesta".

La compañera de cuarto de Anastasia, Kate -quien tenía la cita para entrevistar a Christian para el periódico universitario pero manda a Ana porque se encuentra enferma- es representada por Eloise Mumford. Kate sabe exactamente lo que quiere de la vida y no tiene miedo de perseguirlo. Al cruzarse con Christian y Anna, Kate y Elliot se encuentran y comienzan a salir, creando una dinámica que sirve como contrapunto para la complejidad de dinámica que llevan los protagonistas. Aunque es una amiga fiel para Ana, la recta Kate no tiene ni idea de las profundidades a las que ha llegado Ana con Christian.

Para cara universitaria hay un joven que quisiera ser más que su amigo. José es un buen amigo de Ana, un estudiante de ingeniería que lleva años enamorado de ella. Victor Rasuk, quien interpreta a José, dice: "José es un fotógrafo aspirante y Kate le pide que tome una foto de Christian para el perfil que saldrá en el periódico de la universidad. Conforme avanza la historia se puede ver que ha estado admirando a Ana a la distancia, a través del lente, en lugar de intentar acercarse a ella. Cuando decide acercarse a ella, resulta ser mal momento y ambos están un poco tomados, así que no sale nada bien".

Un equilibrio delicado:

Llevando la novela a la pantalla

Taylor-Johnson sabía que traducir "Cincuenta sombras de Grey" sería un reto, pero la directora quedó sorprendida de qué tan ajetreado resultó el camino. Reflexiona: "Admito que entré sin pensarlo demasiado. Pensé, 'Maravilloso. He leído el libro. Siento que la historia es algo especial así que puedo ver y entender'. Me sumé a un viaje sin pensarlo demasiado y desde ese momento todo se sintió agitado y la responsabilidad que conllevaba era enorme. Quería hacerle honor a los lectores para que pudieran sentir que lo que yo estaba creando es lo que está en el libro".

"La película me llevó a un viaje inesperado", continúa la directora. "Tenía ideas muy claras sobre la película que quería crear, pero cuando me embarqué en ese viaje, noté que me estaba dando forma a mí y que estaba pensando en términos de como debía ser presentada. Así que fue interesante porque tienes el material y como directora, le das forma. Pues, esto fue mutuo. El material es poderoso. Lo que yo quería lograr con él era algo poderoso y la colaboración entre ambas cosas, espero, dio un resultado igual de poderoso".

De Luca narra una de las ventajas principales de traducir el libro a una película: "La forma en la que está escrita el libro -muchas escenas y la forma en la que son descritas- es muy visual. Una de mis preocupaciones era el tren de pensamiento de Ana, expresado a través de sus monólogos interiores en el libro, y cómo podríamos transmitir eso. Pero, como con cualquier libro, es un reto de '¿cómo se traduce esto a una película?' Se reduce a esto: Es una historia muy buena. Luego la escritura del guión, la dirección, la actuación y la cinematografía traducen una buena historia en una película absorbente".

Brunetti se encontraba fascinado porque el equipo pudo lograr su acometido. Dice de su director: "Sam es una cineasta, fotógrafa y artista visual desde su médula, y hay muchos elementos simbólicos en esta historia: la corbata, los autos, la Habitación Roja y, sencillamente, el mundo en el que vive Christian. Necesitábamos presentar cosas específicas a ese universo y no sólo plantarlas en la pantalla, sino mostrarlas de una forma elegante que combinara con el tono de la película. Sam eligió a Seamus McGarvey como director de fotografía y él también es un gran artista. Los dos crearon visuales maravillosos y una excelente película".

Por su lado, Johnson sentía que junto con la inclusión de la naturaleza explícitamente sexual del libro se encontraban belleza y resonancia, cualidades que se traducirían maravillosamente a la pantalla. "Estas dos personas se conocieron por azar y resultan ser el talón de Aquiles el uno para el otro", ella dice. "No hay forma de separarlos y eso fue atractivo para muchísimos aficionados".

"Me encanta la cualidad de historia de hadas que tiene", concuerda Ehle. "Erika capturó la historia arquetípica en los personajes y, claramente, los lectores han encontrado resonancia con eso. La oscuridad, la bella y la bestia, la Cenicienta, tiene todo eso e innegablemente ha encontrado identificación con una enorme cantidad de gente".

El elenco sentía esa pasión. "A Erika le importa profundamente", añada Gay Harden. "Tiene una gran cantidad de aficionados y quiere satisfacerlos. Mientras el proyecto se movía hacia adelante, hubo un 'dejar ir' delicado. Ahora que ha dejado el mundo del libro y se ha vuelto del mundo de la película, ya no es exclusivamente tuyo. Ella es lo suficientemente inteligente como para saber que no se puede aferrar a cada pequeño momento, pero también le importa que lo que se haga con su material sea representativo de los personajes y del mundo que ella ha creado".

Grabando su mundo:

Grabando en Vancouver

Con todo lo que se ha dicho sobre el fenómeno global, la popularidad de la serie, honrar a los aficionados se alineó con las realidades de la cinematografía y parecía que el proceso de grabación podría comenzar a sentirse como un acto de equilibristas en el centro de un circo. Sin embargo, con Taylor-Johnson al timón, las cosas no sucedieron así.

Dornan comenta: "Desde el principio Sam te hacía sentir que estabas haciendo una película como cualquier otra. De hecho, se sentía como si estuviéramos produciendo una película independiente, donde las preocupaciones principales son los personajes y sus realidades, a pesar de la atención que recibe el fenómeno de 'Fifty Shades'. Nunca se sintió exceso de presión. Nunca hubo una sensación de que millones de personas ya habían leído los libros que ahora intentábamos llevar a la pantalla. Todo eso desaparecía en cuanto pisábamos el set".

Brunetti halaga el estilo de grabación de su directora: "Se mueve rápidamente y está consciente de lo que quiere obtener. Tiene a los actores listos y no necesita hacer muchas tomas. Combinando esas cualidades con Seamus, que también trabaja eficientemente, cuando necesitábamos regresar a hacer una escena, nunca pasábamos tiempo esperando a que estuvieran listas las luces. Ella le daba notas a los actores mientras trabajábamos y eso mantiene el impulso. La producción se sentía un poco como la de una película independiente, lo cual puede surgir de su trabajo con cortometrajes y con largometrajes. Pero también habla de su capacidad artística. Ella no va a pasarse todo el día tomando una y otra vez la misma fotografía".

Taylor-Johnson discute su trabajo con el cinematógrafo: "He trabajado con Seamus McGarvey durante quince años, así que básicamente nos comunicamos telepáticamente. Tenemos algo parecido a un código secreto para la forma en la que trabajamos".

Una vez que McGarvey se cometió al proyecto, Taylor-Johnson y los productores pudieron juntar un equipo increíble de artesanos del cine. La directora habla sobre su equipo clave: "Nuestro equipo de diseño de producción fue encabezado por el diseñador de producción David Wasco y la decoradora de sets Sandy Wasco. Han trabajado básicamente en todas las películas de Quentin Tarantino y llegaron a contribuir con su amplio conocimiento y su sensibilidad perfecta para crear espacios extraordinarios como el departamento de Christian o la Habitación Roja".

Johnson se sentía impresionada por la habilidad de la directora de mantener una gran cantidad de detalles en la cabeza y su capacidad de recordar algo en cualquier momento. Como la película se grabó fuera de secuencia, Taylor-Johnson necesitaba poder ubicar a los actores en el tiempo y el lugar en el que se estaba llevando a cabo la grabación y acceder a lo que los personajes sabían o no sabían en ese punto de la historia. Aunque una gran parte de esto fue necesario por la economía sencilla de la producción, los cineastas estaban comprometidos con mantener las escenas más complejas entre Dornan y Johnson para grabar al final de la producción. Las últimas dos semanas de grabación se guardaron para grabar las escenas en la infame Habitación Roja de Christian. De eso podrán leer más en los siguientes párrafos.

Para Christian, queda claro que el dinero no es un obstáculo. Para los cineastas, eso significaba que cualquier parte del mundo del magnate que fuera a aparecer en la escena necesitaba un fuerte tono de extravagancia, lujo y de todo lo mejor que se puede comprar con dinero -lo cual para un producción de película que debe mantenerse dentro de un presupuesto (sin importar que tan grande) significa que todos los equipos de diseño tienen que dar lo mejor de sí mismos. "Si le pertenece a Christian, tiene que verse impresionante y por encima de la norma. Es una vida de fantasía y el aspecto y el sentimiento de lo que hacemos tiene que transmitir eso", comenta Dornan.

Sin la entrada a su mundo privado de lujo, sin los visuales necesarios para evocar eso, "entonces sólo te queda una película sobre sexo y esto no se trata de eso", observa Johnson.

Con la finalidad no sólo de mantenerse fiel a los lugares en el libro, pero también para obtener la atmósfera poco soleada necesaria, la grabación se realizó en el Noroeste Pacífico de Vancouver, ubicación que serviría para representar tanto a Seattle y Vancouver en Washington como Portland, en Oregón. Aunque la historia se lleva a cabo durante los meses de verano, la grabación se tuvo que hacer en diciembre. Al final, grabar durante el invierno le dio el ambiente un poco gris que evocan los libros de James. Los cineastas, conscientes de que estaban adaptando una novela de narrativa en primera persona y flujo de consciencia, tomaron toda oportunidad para sacar lo mejor del entorno. Esto resultó en que se incluyeran más de 55 ubicaciones en la agenda de grabación final.

Aunque dar el título del proyecto o mencionar a su elenco reconocido y su equipo laureado fue útil al comenzar la producción, que se supiera que uno de los libros más populares de todos los tiempos se iba a grabar en una ubicación podría llegar a causar tráfico en las ubicaciones y retrasos caros debida a la agenda de producción apretada. Por lo mismo, se tomaron todas las precauciones para enmascarar la naturaleza del proyecto. El título Cincuenta sombras de Grey se eliminó por completo del set y de la correspondencia, materiales o impresiones relacionadas con la película. En su lugar se utilizó el seudónimo The Adventure of Max and Banks (Max es el nombre del perro de James y Banks es el nombre del cachorro de Marcel).

Algunas locaciones tenían que darle vida a alguno de los sitios icónicos del libro de James: el Hotel Heathman (de hecho el Hotel Fairmont Vancouver), la Universidad del Estado de Washington (la Universidad de Colombia Británica revestida con insignias de la Universidad del Estado de Washington y con 500 extras), para nombrar dos.

La primera cita de Ana con Christian es en un café y es una de las locaciones que sale al principio de la película. Una sección del centro de Vancouver B.C. llamada Gastown se eligió para tomar el lugar de Portland, donde se ubica el café en los libros.

Clayton's Hardware Store, donde Ana trabaja mientras termina la universidad se encuentra en las afueras de Vancouver en un pequeño pueblo llamada Ladner. Más de 10 tiendas de herramientas fueron visitadas antes de que encontraran la fachada amarilla de una tienda de herramientas en Main Street en Ladner, misma que le llamó la atención al equipo de locaciones.

Durante su entrevista inicial, tanto el diseñador de producción Wasco como Taylor-Johnson habían pre seleccionado una fotografía tomada por el reconocido artista Helmut Newton como fotografía de referencia para el tono y la estética que querían lograr con la película, y ambos habían elegido exactamente la misma fotografía. Wasco comenta: "Cuando los dos están de acuerdo para la dirección del arte y tienes a una artista encabezando la colaboración, ¿qué más se podría pedir? No creo que he ido a otra entrevista en la que me hayan contratado durante la entrevista misma. Hablamos, sacamos las fotos de Newton y, después de eso básicamente fue: '¿Te gustaría hacer esta película?' '¡Sí!' '¡Genial!'".

Si tienes como pareja de diseño a un colaborador con quien ya has trabajado (y que además es tu pareja) significa que te puedes saltar la fase introductorio. David Wasco comenta: "Nuestro trabajo se trata de recolectar información y destilarla hasta quedar con las mejores ideas, las que dejan satisfecho. Lo que hace Sandy con la decoración de set es rodear a los personajes, dentro de su espacio, con una atmósfera que ayuda quedamente a contar la historia. Me encanta poder confiar inmediatamente en mi compañera de diseño, llegamos en sincronía, listos para trabajar".

Taylor-Johnson produjo un número de fotografías y referencias de investigación y los Wasco las tomaron y descubrieron qué podían conseguir localmente. David Wasco dice: "El sentido de diseño era el de una mezcla que permitiera que Christian fuese muy sofisticado, pero que no perdiera su juventud. El tema se volvió la cualidad de las elecciones personales. Lo imaginábamos eligiendo piezas individuales por su belleza, como elige a las mujeres de su vida".

Dado que Christian es presidente de una compañía de tecnología emergente, los diseñadores tuvieron cuidado en asegurarse de que sus espacios personales fueran de última tecnología. El mandato era la atemporalidad y, si había que tomar una decisión hacia lo nuevo y actual, generalmente era esa la dirección final.

Todos los espacios de Christian tenían la intención de ser un avance silencioso de la historia y del desarrollo del personaje -en particular su Habitación Roja, así que la investigación temprana se centró en la estética futurista de las películas de Stanley Kubrick. Luego las opciones fueron alejadas de, por ejemplo, la teatralidad elevada de suelos iluminados, hacia la reflexión y refracción de la luz. El trabajo del fotógrafo y pintor norteamericano, Saul Leiter (uno de los creadores de la estética originalmente asociada con la New York School), fue elegido, con tomas a través de video y con iluminación difusa. Esto llevó a que los Wasco colaboraran más de cerca con McGarvey para incorporar vidrio oscuro y difuso en muchos de los primeros sets. Se exploraron los niveles de escarcha en los vidrios para encontrar un nivel adecuado que no impidiera la grabación a través de los vidrios o impidiera la posibilidad de lograr sombras.

Tras estudiar ejemplos de residencias de clase alta en Seattle, el equipo comenzó a redecorar dos casas en Vancouver, que se encontraban lado a lado aunque a un cuarto de milla de distancia, construida por dos hermanos emprendedores en la década de 1920. Una casa se volvería el exterior de la casa Trevelyan/Grey, el vestíbulo interior y el salón comedor, y la otra se volvería la piscina cerrada (que toma el lugar de la casa-barco del libro que Christian le muestra a Ana tras cenar con su familia).

Gracias al conocimiento y a los contactos de la directora dentro del mundo del arte, la producción pudo conseguir pinturas de los celebrados artistas Ed Ruscha y John Baldessari para adornar las oficinas Grey. Una vez que se supo que los dos maestros formarían parte del proyecto, otros artistas ofrecieron su trabajo para uso en el set, incluyendo a artistas de Vancouver, el noroeste pacífico y Gran Bretaña. Junto con las de Ruscha y Baldessart se incluyeron obras de Rob Pruitt, Peter Millett, Allan Switzer, Brent Comber, Chris Shepherd, Marta Barisca, Michael Joo, Harlan Miller, Jake y Dinos Chapman, Gary Hume, Rodney Graham, Gerda Lattey, Farik Aldin, Arno Kortschot, Georgie Hopton, Gary Aylward y Eric Blum (e inclusive una pieza original creada por la directora).

Se abre una puerta:

Bienvenidos a la Habitación Roja

Uno de los sets que más anticipación provocó es la "Habitación Roja", donde Christian practica sus inclinaciones sexuales más extremas. Hasta el momento en el que pasa por la puerta, Ana sólo ha leído o escuchado de ella. Aunque ella tiene que adivinar cómo se ve la habitación, nada la puede preparar para ese mundo de deseos alternos. El cuarto representa el lado más oscuro de Christian, uno que Ana debe decidir si puede aceptar o no.

Entre los aficionados de la serie, hay mucha anticipación no sólo para la atmósfera y estética de la Habitación Roja, pero también para lo que sucede en ella. Los libros de James son altamente descriptivos. Los lectores no se sorprenderán al leer la respuesta que dio la autora a la pregunta: "¿Cuáles elementos tenían que salir a la perfección?" La autora y productora dice riendo: "¡Todos! La Habitación Roja es un lugar seguro para Christian y el cuarto más íntimo de su departamento. Fue difícil lograr que quedara justo como quería que quedara, pero quedé satisfecha con el resultado".

Johnson explica que entrar a ese tipo de arreglo regresa siempre al consentimiento: "Es discutir qué se hará, que no se hará, que le gustaría hacer a él y qué cosas ella no quiere que haga. Así se tiene que maniobrar una relación de ese tipo. Christian nota instantáneamente que Ana se va a defender; lo va retar. Por primera vez, en lugar de tener una relación controladora, intenta cambiar su punto de vista. Eso es lo que comienza a volverlo vulnerable y esa vulnerabilidad creciente, en torno, es lo que hace que ella se enamoré cada vez más de él y él se enamore cada vez más de ella.

El equipo diseñó, construyó e investigó el mundo de la dominación y sumisión y la directora admite que confiaba totalmente en su elenco y en su equipo: "Me enorgullece poder decir que mi set es divertido. Quiero que todos disfruten lo que están haciendo y que trabajen como equipo. Aunque soy la directora, la película no es nada sin un buen técnico de iluminación o sin un buen director de utilería que cuide la utilería con meticulosidad. Todo se trata de colaborar y trabajar en equipo".

Además, la producción empleó a consultores para que dieran su opinión sobre qué era aceptable, qué no lo era, cómo se utilizaba la utilería de la Habitación Roja y cómo tenía que verse. Taylor-Johnson elabora: "Junto a todo eso, teníamos que preguntarnos qué se pondría un hombre de la importancia de Christian. Hubiera importado algo artesanal desde Japón. Hubiera mandado a hacer algo con Mar Fraser-Jones, un diseñador elegante para ese mundo. Tendría cosas que son caras y ordenaría piezas únicas. Empezar desde esa idea nos dio un camino claro para seguir. Mandamos a hacer algunas piezas en piel italiana. Todo estaba planeado para complacer a un hombre con gustos caros".

Para complementar el trabajo de locación mencionado anteriormente, quedaba claro que los sets críticos tendrían que ser construidos, en especial el pent-house de Christian, incluyendo el cuarto de estar, la cocina, el salón comedor, su habitación, la habitación de Ana (la "Habitación Blanca") y, por supuesto, la importantísima Habitación Roja. David Wasco explica: "Respondía a todas las preguntas y Erika quería que resonara a la matriz, que fuera relajante sin llegar a ser cliché. Esos fueron los sets que se mantuvieron secretos. Queríamos asegurarnos de construir esos sets en escenarios para prevenir que los viera la gente. Eso también nos permitía grabar las escenas más íntimas con el máximo respeto para los procesos de trabajo y la privacidad de los actores".

Al final la construcción de estos sets ocupó tres escenarios. En cuanto a la estética del pent-house, el equipo eligió el trabajo de los siguientes arquitectos como referencia: Norman Foster, John Parson y quizá, el favorito por voto unánime, el norteamericano, Hugh Newell Jacobsen.

Christian Grey es un hombre con recursos indefinidos, ¿cuál sería el aspecto de su recámara del placer? David Wasco dice: "Sin que llegue a tener estética de Las Vegas o a verse extraño, hicimos referencia a muchas cosas y pusimos mucha atención a la descripción del libro cuando Ana huele piel y abrillantador de muebles. Esas son las cosas que describió Erika que nos llevaron a tomar ese camino: mucha piel y madera. Sam también nos llevó a hacer referencias a la estética ecuestre y a establos en la forma en la que las cosas colgaban de la pared, de clavijas y de forma ordenada".

Dornan dice: "Christian sólo se siente completamente libre en la Habitación Roja y es ahí donde puede asegurarse de que las cosas salgan precisamente como quiere que salgan. En el pasado, sólo ha podido tener relaciones enredadas con el lugar en el que se llevan a cabo. Este es el espacio en el que puede ser sexual y románticamente íntimo con una mujer. Es lo único que ha conocido hasta que llega Ana y luego las cosas se vuelven sobre ir más allá de sus límites, más allá de las paredes de la Habitación Roja".

Sandy Wasco menciona que cualquiera tendría la misma reacción al entrar por primera vez a la habitación: asombro. Pero luego, gradualmente, notaría que el lugar es de Christian. Es un lugar muy importante para él. No se sienta ahí. No come allí. No hace nada en esa habitación fuera de enredarse con la persona de su elección.

Cincuenta sombras de estilo:

Vestuarios, utilería y vehículos

El intricado mundo que imaginó James se prestaba completamente para la creación y el diseño de la vida de Ana y de Christian para el cine. Desde la conocida selección de corbatas de Christian y la aparentemente infinita cantidad de vehículos de lujo hasta el departamento compartido de Ana y su proceso para convertirse en una mujer a través de su vestimenta, el estilo que Taylor-Johnson y su equipo diseñaron para Cincuenta sombras de Grey exuda un glamour nostálgico y una etérea sensualidad.

Vestuario y utilería

Cada elección de tela hecha por el diseñador de vestuario galardonado por los Premiso de la Academia ®, Mark Bridges, que trabajo en There Will Be Blood, The Master. Boogie Nights y Silver Linings Playbook, era sujeta al mismo tipo de escrutinio que se realizaba para el set y para la elección de vestuario. Con todos los cineastas preparadas para elevar el momento de revelación de la infame Habitación Roja, cualquier otro uso de los colores negro y rojo (con la excepción de las togas de los graduados durante la ceremonia de graduación de WSU) fueron estrictamente restringidos.

Taylor-Johnson elogia: "La parte interesante sobre la forma en la que trabaja Mark es que cada pieza de ropa refleja una emoción. Él viene de una forma emocional de representar las cosas a través de la ropa. Entendió que este viaje trata de emociones y de los aspectos finos del crecimiento de Ana de una joven bastante infantilizada a una mujer y luego a una mujer fuerte y muy decidida".

En el frente estaban los trajes para Christian, todos hechos a la medida para Dornan. "No suelo usar trajes en mi vida diaria, así que se sintió agradable usar trajes verdaderamente hechos a mi medida", dice Dornan.

Además de mantenerse fiel al personaje, los trajes transmitían señales sobre la vida de Christian. Bridges explica: "Puedes moverte o comportarte de la misma forma en un traje que usando una sudadera. Así que siempre hay algo que lo mantiene un poco derecho y estructurado, pero usamos lanas y telas ligeras para que no constriñera tanto a Jamie y para que contribuyera a que Christian se sintiera más cómodo". Mientras se desarrolla su relación con Ana, se siente "menos protegido" por la ropa que trae puesta, y las ropa de Christian pierde un poco de su cualidad de armadura.

Al final todos los trajes de Dornan con excepción de uno se hicieron a manos, todas las camisas eran artesanales y todos los zapatos eran de primera (no había tiempo suficiente para hacer los zapatos a mano, pero si lo hubiera habido, también hubieran sido artesanales). Se discutió el tipo de puño, corbata, el peso de la tela, el tipo de cuello, el tipo de solapa, la cantidad de patrones en la corbata, la cantidad de gris en una corbata: nada era demasiado pequeño para el hombre que puede comprar, literalmente, cualquier cosa que quiera.

A la medida en la que Christian se vuelve menos rígido y se siente más cómodo con su vestimenta, Ana lenta y sutilmente transforma su look de uno desaliñado de universitaria a uno de una mujer joven con consciencia de su feminidad. Johnson explica: "Al principio de la película a Ana no le importa su aspecto, pero hay un nivel de individualidad y ternura en ella. Luego, con el paso de la historia, vez cómo se vuelve más consciente de su cuerpo; por lo mismo, la ropa que utiliza es un poco más obvio y distinta. Hay un vestido que diseñó Mark -es un vestido de seda y gasa color durazno- que hace eco a un vestido icónico utilizado por Faye Dunaway en la película de 1968, The Thomas Crown Affair. Es muy bello".

En ninguna otra parte de la película se encuentra tan marcado el contraste visual entre los personajes como en la escena en la que se conocen inicialmente, cuando Ana llega a entrevistar a Christian en sus oficinas. Grey se encuentra vestido en un traje de lana sedosa, una camisa artesanal, una corbata estilo francés y mancuernillas de perla. Ana trae puesto un atuendo típico de universitaria con un suéter poco caro, una camisa desteñida (que se construyó en el lado inverso de la tela para que pareciera que se había lavado y utilizado repetitivamente) una falta no muy descriptiva pero femenina y un abrigo -"así que cuando entre a Grey Enterprises con todos los empleados vestidos muy chic y con tacones altos, inmediatamente notas que está fuera de lugar", comenta Bridges. "En la medida en la que progresa su relación ella madura y utiliza ropa más limpia, más estrecha y menos desaliñada; sus zapatos son más elegantes y ella adquiere más gracia".

Un momento temprano en la narrativa en la que los diseñadores sí querían que Ana se viera más arreglada fue el de su graduación, donde utiliza un vestido de gasa gris (especificado en el libro, pero también elegido por Taylor-Johnson y su equipo con una tele que hace juego con el color de ojos de Dakota).

Cualquiera que conozca la mitología de los libros -prácticamente cualquiera que tan siquiera ha visto la tapa del libro- puede notar que una de las prendas más importantes de la historia es la corbata plateada de Christian; y lo es por varios motivos. Si una pieza de vestuario carga con tanto simbolismo, el equipo no podía utilizar cualquier corbata. Bridges relata: "Quizá más que cualquier otra cosa, fuimos siempre muy específicos sobre su elección de corbata -el grueso, la firmeza y, por supuesto, cuánto gris llevaba-". Debido a los usos alternos de las corbatas de Christian, en lugar de clasificar sus corbatas por marca, Bridges se refería a ellas por su país de origen (por ello la corbata francesa). Además, todas las versiones de la conocida corbata plateada se diseñaron y fabricaron meticulosamente a mano.

Como a Ana se le acredita con traer color a la vida de Christian, el cambio sutil en su guardarropa de grises fríos y azules a tonos más cálidos siempre se tenía que tener en mente mientras progresaban los procesos de diseño y la grabación.

Los atuendos de los actores de reparto son una combinación de las primeras impresiones de Bridges y de consultas con Sam y el departamento de arte. Sobre la Dra. Grey nos dice: "La veía en algo blanco, crema o de color ostra" la primera vez que aparece y siempre con accesorios de buen gusto, pero costosos. Sobre Mia dice: "Encontré un vestido a niveles maravilloso que se movía de una forma muy particular y que transmitía la emoción que transmite su personaje"- Sobre José dice: "Poco costoso y vintage, artístico". Sobre Elliot dice: "Es el tipo de hombre que me imagino que sale a tomar unas copas de vino con sus amigos y luego gasta 500 dólares en una camisa". Finalmente, dice sobre Kate: "Bonita y sensual sin verse demasiado arreglada".

Sissons explica que su equipo tenía que analizar cada objeto para asegurarse de que estaba tomando las decisiones adecuadas. Dice: "Estábamos obteniendo información clave sobre Christian del departamento de vestuario sobre sus atuendos y sabíamos que iba a ser algo muy sofisticado y de alta costura. Nos apoyamos en eso. Cuando estábamos creando una valija, un kit de rasurado, un reloj, cualquier cosa para él, tenía que hacerse de forma muy específica y muy meticulosamente elegida".

Saber que cualquier podía caminar y encontrar a la escritora del material fuente para hacerle una preguntarle algo fue "increíblemente útil", dice Sissons. "Lo divertido sobre Erika fue que ocasionalmente me hacía a un lado para decirme algo. Por ejemplo, con el Bollinger, el champagne celebratorio para la graduación de Ana era una cosecha añeja muy difícil de conseguir. Sam y yo estuvimos pensando cómo abordarlo y Erika vino y me mostró una foto en su teléfono móvil de dos tazas de té antiguas, de más de 100 años de edad, producidas por una compañía que ya no existe. Me dijo: 'Tengo estas en mi casa en Inglaterra. Si pudieras encontrar estas tazas o algo similar a ellas, estaría fascinada'. ¿Qué profesional de utilería no brincaría ante un reto así?"

Sissons y su equipo encontraron seis, con exactamente el mismo patrón, y las pidieron. Encontraron que la licencia del patrón había sido adquirida por una compañía moderna que sigue en producción, así que legalmente podían utilizarlas. Y así, con tan sólo 48 horas entre su conversación con James y el día en el que se grabaría la escena, obtuvieron las tazas y el permiso para usarlas. "Erika estaba muy contenta y a Sam le encantó la estética. Fue agradable poder traer esa parte del mundo de Erika visualmente a la película".

Uno de los regalos más extravagantes que le da inicialmente Christian a Ana es una primera edición de uno de sus libros favoritos: "Tess of d'Urbervilles", una novela de Thomas Hardy publicada en 1891. Otro elemento de utilería conocido por todos los aficionados del libro, Sissons decidió ubicar el libro (que, en este caso, se publicó en tres volúmenes) antes del inicio de la producción.

Para no olvidar nada, la biblioteca de Christian fue llenada con libros sobre tecnologías emergentes (por ejemplo, Tesla) y libros de innovadores en diseño y tecnología (por ejemplo, Miguel Ángel). También se incluyeron libros que tratan sobre temas de consciencia ecológica, nuevos procesos científicos para sistemas informáticos y más. No son Thomas Hardy, pero son igual de reveladores sobre su personalidad como "Tess" revela la de Ana.

Autos de lujo y helicópteros

Llevando los hábitos de Christian un paso más allá, el multimillonario se asemeja a un personaje de James Bond en muchos sentidos; cosa que seguro no escapó la atención de los lectores cautivados por un estilo de vida de fantasía. Ya sea que sea el dueño o que lo rente por un fin de semana, cada uno de sus juguetes tiene que ser el mejor, el más grande y el más ostentoso que pueda encontrar.

El alma gemela de Ana tiene la selección completa de los últimos modelos de Audi a su disposición, incluyendo el R8 (auto deportivo), el S8 (sedan cruiser) y un A3 nuevo (el regalo que le da a Ana). De hecho, los cineastas tuvieron suerte al conseguir el último modelo del A3, que no estaba a la venta hasta después de la grabación del proyecto.

Christian no sólo lleva a Ana en su elegante grupo de automóviles, sino que también la lleva en su helicóptero, que resulta ser el último modelo del EC130, el helicóptero más grande en propiedad privada, con un costo de alrededor de 2 millones de dólares. El departamento de arte modificó completamente al EC130 (Charlie Tango), hasta sus gráficas, que combinan perfectamente con los diseños que se encuentran en el resto del mundo profesional de Christian.

Inclusive fuera de casa con todo tipo de extravagancias a su disposición, lo mejor que puede comprar el dinero está tan sólo a una llamada para Grey; en especial cuando la experiencia es algo tan precioso como unos momentos de completa libertad que, cuando los comparte con Ana, se vuelven una instancia de intimidad y revelación. Además de la Habitación Roja, Christian se siente más feliz cuando está al mando de su planeador.

Qué curiosidad:

Música de la película

Para Taylor-Johnson, perfeccionar la música y la banda sonora de Cincuenta sobras de Grey era tan crucial como la fotografía de la película misma. Nos dice: "No es algo que haré de volada al final. La banda sonora y la elección de canciones es igual de importante que las escenas y crucial para su desarrollo emocional. Es como en la vida real: Estás sentado tomando una taza de té y lo que esté en la radio en ese momento puede llevarte a un lugar distinto. La música es esencial para mí y para la película.

Para lograr sus objetivos musicales la directora buscó al compositor nominado en cuatro ocasiones a los Premios Oscar®, Danny Elfman, cuyas composiciones variadas incluyen el famoso tema de la serie televisiva The Simpsons hasta su trabajo conjunto de toda la vida con el director de Tim Burton y se han vuelto parte de nuestra vida diaria en el entretenimiento. De hecho, el amor de Taylor-Johnson por el trabajo de Burton la llevó a Elfman. Nos revela: "Danny es un compositor fenomenal. Su música es oscura y gracioso y esos elementos se encuentran en esta película. Trabajar con él ha sido un sueño. Poder ir y escucharlo y verlo escribir la música para las escenas ha sido una experiencia mágica".

Elfman comparte por qué se interesó en formar parte de Cincuenta sombras de Grey: "Tuvo que ver con dos cosas: una es que es un género que no existía y, por supuesto, conocer a Sam. Me agradó inmediatamente y sentí que sería un proyecto divertido". Esa combinación resultó en que se aproximara a una banda sonora que, como el mismo Elfman admite, "es bastante sencilla temáticamente porque el trabajo que tiene que desempeñar es bastante claro. Quería que la banda sonora tocara constantemente a Anastasia con Cristian. Se trata de que estén juntos -de su romance o algo parecido a un romance-y de esa tensión sexual".

El compositor comparte que hay momentos en la banda sonora que son mucho más ligeros y que dejan lugar para un poco de humor sutil, bromas sutiles que comprenderán los aficionados que conocen a los personajes. Esa levedad a un lado, revela que la mayor parte de la banda sonora es un poco más oscura, pero aún así, romántica. Encontró esa oscuridad en la manera en la que Christian le narra a Ana su incapacidad de relacionarse con ella en ciertos momentos. Dice Elfman: "Mi esperanza cuando escribo una banda sonora así es que, aunque lo sepan o no, los personajes sientan deseo o una conexión. Mucho de lo que hace la banda sonora es lo que en el libro sería narración. En el libro Ana está pensando, '¡Cielos! ¡Este tipo es increíble!' Ahora, en la película, eso lo tiene que hacer la música. Por ejemplo, nos está diciendo que algo está pasando ahí, más allá de la conversación sencilla que tienen cuando se conocen".

Con composiciones que incluyen "Ana and Christian" y "Did that Hurt?", Elfman se permitió explorar un lado distinto de su personalidad. Nos ofrece un vistazo a su proceso creativo: "Cuando haces algo rítmico y sencillo, estás creando un pulso; eso es relajante para el escritor. Se trata de tocar un tono consistente. Yo vivo en un mundo intenso y hacer algo así de placentero se siente hipnótico. No tengo oportunidad para hacer eso con frecuencia, así que lo aprecio mucho".

Complementando la música de Elfman está una banda sonora que nos lleva al viaje tempestuoso que va desde la primera vez en la que se encuentran Christian y Ana en su oficina hasta las profundidades de la Habitación Roja. De hecho, bajo la supervisión de la supervisora musical, DANA SANO, el álbum presenta 16 pistas de superestrellas y leyendas como Frank Sinatra ("Witchcraft"), The Rolling Stones ("Beast of Burden") y Annie Lennox ("I Put a Spell on You" (Fifty Shades of Grey)) y también material nuevo que no ha sido lanzado de artistas como Ellie Goulding ("Love Me Like You Do"), Sia ("Salted Wound"), Skylar Grey ("I Know You"), Jessie Ware ("Meet Me In The Middle"), Laura Welsh ("Undiscovered"), Vaults ("One Last Night"), AWOLNATION ("I'm on Fire") y dos canciones nuevas de The Weeknd ("Where You Belong" y "Earned It (Fifty Shades Of Grey)"). Taylor-Johnson fue también parte del equipo de dirección del video de "Earned" de The Weeknd. En el video se reunió nuevamente con la estrella Johnson y el cinematógrafo McGarvey.

Inclusive la superestrella a nivel mundial, Beyoncé, participó en el álbum. Creó una grabación exclusiva de su éxito "Crazy in Love (2014 Remix)" que fue reescrita por el artista Boots, para acompañar el lanzamiento del corto y, además, también hizo un remix de su canción "Haunted (Michael Diamond Remix)".

Universal Pictures y Focus Features presentan una producción de Michael De Luca: Cincuenta sombras de Grey, estelarizada por Dakota Johnson, Jamie Dornan, Jennifer Ehle y Marcia Gay Harden. El casting para la película fue llevado a cabo por Francine Maisler, CSA y la música es de Danny Elfman. El supervisor musical de la película es Dana Sano. El diseñador de vestuario de Cincuenta sombras de Grey es Mark Bridges y sus editoras son Debra Neil-Fisher, ACE, Anne V. Coates, ACE y Lisa Gunning. El diseñador de producción de la película es David Wasco y su director de fotografía es Seamus McGarvey, ASC, BSC. Los productores ejecutivos del drama son Marcus Viscidi, Jeb Brody y fue producida por Michael De Luca p.g.a., E L James p.g.a. y Dana Brunetti p.g.a. La película se basa en la novela de E L James y el guión es de Kelly Marcel. Cincuenta sobras Grey es dirigida por Sam Taylor-Johnson. © 2014 Universal Studios.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP