diciembre 14, 2013


Ultimo viaje a Las Vegas: Sinopsis, elenco, ficha, critica: Last Vegas

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

Cuatro oscarizadas leyendas del cine, con seis Oscar, con películas que han recaudado casi dieciséis mil millones de dólares, juntas por primera vez en la gran pantalla.

Michael Douglas, Robert De Niro, Morgan Freeman y Kevin Kline interpretan a cuatro amigos de la infancia que deciden olvidarse de su edad y revivir sus mejores años cuando el eterno soltero del grupo decide casarse con su novia (a la que dobla la edad, por cierto).

¿Y a dónde van? A Las Vegas.

Sin embargo, cuando los "Cuatro de Flatbush" llegan a "Sin City" (La ciudad del pecado), el lugar también ésta ha cambiado con el tiempo, no tardan en comprender que no es la misma ciudad que conocieron siendo jóvenes y la amistad que los une tampoco es la misma.19.png

El "Rat Pack" (Sinatra y compañía) reinaba en el Sands, y el Cirque du Soleil manda ahora en el Strip, pero solo ellos conquistarán Las Vegas.

Producida por Laurence Mark, dirigida por Jon Turteltaub a partir de un guión de Dan Fogelman (Crazy, Stupid, Love). Los protagonistas de la comedia son los oscarizados Michael Douglas, Robert De Niro, Morgan Freeman, Kevin Kline y la también ganadora del Oscar, Mary Steenburgen.

CRÍTICA

14.png
Ultimo viaje a Las Vegas es una agradable comedia con grandes estrellas, pero sin grandes pretensiones.

Lo mejor que tiene la historia, es que a pesar de que sus protagonistas son hombres entrados en años, no tiene ningún golpe bajo, muerte o enfermedad, temas muchas veces recurrentes en las comedias Hollywoodenses sobre comedias de la tercera edad.

Así que si bien no es para estar riéndose a carcajadas, se pasa un agradable momento con una historia muy predecible (ya desde el primer cuadro en que aparece Mary Steenburgen se adivina el rumbo y desenlace del relato), pero con un muy buen ritmo y de agradable visión.

Los cuatro protagonistas crean un grupo de amigos muy creíble y con una buena química entre sí, poniéndole el plus que por momentos le falta al guión.

No será una película memorable, pero si una buena oportunidad para pasar un rato distendido en el cine.

Cintia Alviti



En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos .

¿QUÉ POSIBILIDADES HABÍA?

Morgan Freeman. Robert De Niro. Michael Douglas. Kevin Kline… y Mary Steenburgen

Por primera vez en sus legendarias carreras, estos oscarizados actores, con interpretaciones tan geniales como inolvidables, trabajan juntos en una comedia hilarante e inteligente que ofrece una desgarradora visión de la amistad.

"Es curioso pensar que nos hemos cruzado en numerosas ocasiones, pero que nunca habíamos trabajado juntos. Creo que si llegaban a mandarme la guía telefónica, hubiera aceptado el papel", dice Morgan Freeman (Archie). "Esta película me ofrecía una bonita oportunidad para trabajar con mis íconos… tremendo".

"Bueno, no es como trabajar con extraños", añade Robert De Niro (Paddy). "Hay una especie de conexión entre nosotros, sabemos lo que han hecho los otros, y en cierto modo eso ayuda a la hora de trabajar juntos, aunque no sabría explicarlo claramente".

Michael Douglas (Billy) habla de sus compañeros: "Cuando se juntan cuatro tipos de Flatbush (una zona de Brooklyn) y empiezan a improvisar, las cosas pueden ser divertidas. Cada uno tiene un estilo muy particular, me interesaba ver el resultado. Acabamos por conseguir una mezcla de estilos que se complementan a la perfección".

Kevin Kline (Sam) no iba a desaprovechar una oportunidad semejante: "Me entusiasmó la idea de trabajar con actores a los que admiro desde hace años. Cuánto mejor sea el actor con el que trabajas, mejor actuás". También le interesaba participar en una historia en torno a la amistad. "Me gustó la forma en que el guión enfocaba la amistad; no sólo mostraba las virtudes y los beneficios, sino también los requerimientos y costos de la amistad. Se apoyan incondicionalmente, pero se machacan mutuamente si se pasan. Para eso hace falta valor".

La primera vez que vemos a los personajes, Sam (Kevin Kline) está en Florida, sumergido en la prejubilación; Archie (Morgan Freeman) se está volviendo loco viviendo con su hijo sobreprotector en Nueva Jersey, y Paddy (Robert De Niro) no supera la pérdida de su esposa en su piso de Brooklyn. Una llamada inesperada de Billy (Michael Douglas), un exitoso abogado de Malibú, les saca del agujero al anunciarles que por fin va a casarse con su novia. Deciden reunirse en Las Vegas y celebrar la despedida de soltero.

"En una comedia puede llegar a ser difícil definir quién es el antagonista; a menudo, no hay antagonista", explica el director Jon Turtelbaub. "En este caso, el antagonista es Las Vegas. Los cuatro llegan esperando algo que ya no existe. Las Vegas ha cambiado mucho desde que estuvieron de jóvenes. Ahora es enorme, ruidosa, divertida. Se ha reconvertido en una ciudad para jóvenes. Los cuatro son como peces fuera del agua… en pleno desierto. Ellos no han cambiado tanto, pero todo lo que los rodea ha cambiado".

Michael Douglas está convencido de que los personajes son verosímiles para el público sin que importe su edad: "Mi personaje es Billy, un caballero encantador que no ha madurado. Es un abogado de éxito que se lo ha pasado bien toda la vida y nunca se ha casado. Pero algo le pasa por la cabeza durante el entierro de su socio. Se da cuenta de que es mortal y decide pedirle a su novia que se case con él. Una chica le rompió el corazón cuando los cuatro eran jóvenes y no ha superado su miedo al compromiso".

Si Billy es el que nunca ha crecido, Paddy es el que no quiere salir de su casa. Robert De Niro describe a Paddy como un jubilado que "está en medio de un bajón y no sale de su departamento. Rehúsa salir. Es un poco gruñón. Pero sus amigos lo engañan y lo llevan a Las Vegas por Billy (con el que está enojado)".

Archie no está dispuesto a permitir que Paddy se pierda una oportunidad que puede cambiarles la vida a todos, sobre todo a él.

"Archie, mi personaje, está jubilado, vive en Nueva Jersey con su hijo, su nuera y su nieta. Ha tenido un infarto, y su hijo quiere protegerle a toda costa, le impide hacer cualquier cosa por si acaso tiene otro. Le controla, como hacen todos los hijos cuando creen que ya pueden mandar a sus padres. Pero llega un momento en que se rebela y hace lo que cualquier otro padre con un poco de dignidad, se escapa a escondidas cuando se le presenta una aventura".

La suerte le acompaña y tiene una increíble buena racha jugando al Blackjack. Con lo que gana, pueden hacerle a Billy el mejor regalo posible, en un intento de agradecerle la generosidad con que los ha agasajado durante años.

Sam vive en Florida en un entorno diseñado especialmente para la tercera edad después de jubilarse anticipadamente para satisfacer a su esposa.

Según Kevin Kline, Sam descubre que está felizmente casado durante su experiencia en Las Vegas. "Se ha jubilado antes de lo que debía, se aburre, cree que necesita una inyección de vida, un rejuvenecimiento, quiere reavivar una vieja amistad".

"Aparentemente, su matrimonio ha perdido la chispa", añade el productor Laurence Mark. "Su mujer le autoriza a pasarlo bien, y él se da cuenta de lo mucho que significa su matrimonio y lo mucho que le importa la relación con su esposa".

Jon Turteltaub añade que no sólo los personajes masculinos son verosímiles. Aparece Diana, una cantante a la que los cuatro conocen cuando llegan a Las Vegas, interpretada por la oscarizada Mary Steenburgen (Oscar a la Mejor Actriz de Reparto en 1981 por su trabajo en Melvin y Howard).

"Diana es una persona honesta", comenta el realizador. "Dice su edad sin inmutarse, cuenta que lo pasa mal: 'Estoy divorciada, estoy sola, me aburro, pero canto y la paso genial".

"Diana es una asesora tributaria de Atlanta que ha tenido un matrimonio desafortunado y acaba criando a su hija sola", dice la actriz, hablando de su personaje. "Pero su hija es mayor y se ha ido de casa. No sabe qué hacer con su vida y recuerda que de joven soñaba con ser cantante. Quizá no tenga una voz soberbia, pero es lo bastante buena como para trabajar en un bar de Las Vegas donde nadie la escuche y ella pueda cantar a placer".

"Es extraño lanzarse a hacer algo nuevo cuando ya se es mayor, pero también forma parte de mi manera de ser", añade Mary Steenburger. "Empecé muy tarde con la música (también es cantautora). Estoy convencida de que en la vida hay muchos actos, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto. Basta con tener el valor de aceptarlos".

Diana se siente atraída por Paddy y por el contradictorio Billy. Cree que Paddy "es consciente de su soledad y que está a punto de decidir si quiere seguir viviendo o rendirse. Le gusta e intenta animarle". Y refiriéndose a Billy, la actriz añade: "Diana se da cuenta de que a) va a casarse con una chica de treinta años y que ella tiene poco que hacer, y b) que es un solterón empedernido y que, en realidad, no le apetece nada casarse. Pero a pesar de todo, también le gusta".

En palabras de Mary Steenburgen, trabajar con Michael Douglas (Billy) era como "actuar con seda, es como la seda. Tiene un toque de la vieja escuela que me recuerda a Frank Sinatra, a Fred Astaire, a esos actores. No parece esforzarse y es totalmente creíble".

¿Y con Robert De Niro (Paddy)? "Bueno, mi primer día de trabajo consistió en beberme un café sentada en el banco de un parque y hablar con Bobby De Niro. Si alguien se fija mucho, notará que me temblaba la mano. Pero al mirarle a los ojos, descubrí algo inmediatamente, mete al otro actor en la escena porque él está totalmente dentro de su papel. Por eso es Robert De Niro. No se puede hacer otra cosa, solo queda dejar que la autenticidad de la escena te envuelva. Es genial".

Y acerca de Kevin Kline (Sam), dice: "Es como un personaje sacado de Dickens. Me encanta Kevin Kline. Ama profundamente su profesión". Y añade, acerca de Morgan Freeman (Archie): "Siempre está a punto de hacer una travesura. Es adorable. Basta con su presencia para que todo sea mejor. Nunca deja de cantar cuando no está rodando".

Hablando de sus compañeros de reparto y de ella misma, comenta: "A nuestra edad ya no nos preocupa cuál será nuestra siguiente película o todas las tonterías en las que pensábamos a los veinte, treinta, cuarenta años. Ahora nos damos cuenta de la suerte que tenemos, de lo bien que la pasamos, de lo genial que es trabajar con un grupo como éste. Por eso es totalmente fantástico".

5.png

LOS CUATRO DE FLATBUSH SON CINCO

"Jon Turteltaub es uno más, en muchos aspectos es el quinto miembro de los Cuatro de Flatbush", dice el productor Laurence Mark, riendo.

Jon Turteltaub reconoce que tiene la edad perfecta para el papel, si hubiera un quinto personaje: "Soy un judío viejo desde que tengo 24 años. Es cosa de familia. Crecí en el seno de una familia judía muy tradicional, a la antigua usanza, donde el humor formaba parte de la dieta diaria. Era otro mundo. Mel Brooks fue un viejo judío desde su más tierna edad, como Woody Allen, Rob Reiner o Billy Cristal. Me siento muy cómodo siendo así. Pero en Hollywood, lo normal es tener diez o quince años menos de los que realmente tienes. La vejez es el mayor temor de Hollywood. Y esta película ofrece la perspectiva opuesta, cuatro hombres que aceptan su edad, pero que tienen más energía y son más jóvenes que yo. El viejo sesentón que siempre les recordaba que debían aparentar más edad era yo".

"Sabía perfectamente cómo quería que fueran los personajes, pero es un director tranquilo, complaciente, muy bueno", dice Robert De Niro. "Piensa en voz alta y es agradable. Nos involucró en el proceso".

"Me encantaría poder decir algo malvado, humillante acerca de él, pero acepté el papel sobre todo por haber conocido a Jon Turteltaub", dice Kevin Kline, riendo. "Es un hombre inteligente, lleno de vida, divertido, amable. El rodaje fue muy positivo, nos reímos mucho. Invita los actores a colaborar, a que den ideas".

"Y es muy gracioso", añade. "Los actores intentaban ser graciosos, pero el director siempre lo era mucho más, lo que nos obligaba a elevar el listón".

Michael Douglas dice que la forma en que Jon Turteltaub se enfrenta a la presión ya es divertida de por sí: "Tiene una neurosis genial, ve humor en cualquier situación".

"Por mucho que intentara enderezarle, no había forma, metía la pata constantemente", recuerda Morgan Freeman, que no puede contener la risa. "No, hablando en serio, Jon tiene un gran sentido del humor. Nunca había trabajado con un realizador como él. Siempre le estaré agradecido por este papel. Quiero mucho a Jon, es un gran director".4.png

SERÁ LEGENDARIO…

"Uno de los retos de rodar una película en Las Vegas es encontrar otras formas de mostrar una ciudad que todos hemos visto demasiado a menudo", dice el productor Laurence Mark.

Una cosa estaba clara desde el principio, era esencial rodar los exteriores y parte de los interiores en la ciudad. El rodaje en Las Vegas duró dos semanas en decorados como el Stratosphere, el Museo de los Neones, delante del Mirage y del Bellagio (en la misma avenida Strip), en la calle Freemont, en el hotel Binion's, en el aeropuerto internacional McCarran, y en el ARIA Resort & Casino.

El diseñador de producción David J. Bomba tenía muy claro que era necesario ver Las Vegas de otra manera.

Laurence Mark escoge una escena en la que Michael Douglas y Mary Steenburgen pasean por un museo lleno de viejos neones como el ejemplo perfecto para superponer Las Vegas de antaño a la de hoy: "David tuvo una idea original y consiguió hacernos ver los famosos neones de la ciudad de un modo diferente".

"¿Cómo se recrea una ciudad tan específica como Las Vegas?", pregunta Jon Turteltaub. "Lo primero es rodar todos los exteriores in situ. Pero en cuanto a los interiores, una habitación de hotel no puede ser solo eso, debe ser La Habitación con mayúsculas, estamos en Las Vegas. Reconstruimos la habitación ideal, esa con la que cualquiera sueña y cree que está en Las Vegas.

"Conseguimos rodar la película que queríamos hacer", dice Jon Turteltaub. El director considera que el rodaje de ÚLTIMO VIAJE A LAS VEGAS fue una experiencia transformadora en varios aspectos.

"Al contar con recursos limitados, el director debe tener muy claro lo que quiere", explica. "Disfruté sobre todo con la velocidad a la que teníamos que trabajar. Disponíamos de poco tiempo y eso me obligó a concentrarme en lo realmente importante y no perder tiempo en cosas secundarias. Cuando se rueda una película de acción de presupuesto elevado, siempre hay al menos diez personas asegurándose de que el director hace lo que se espera de él para que queden satisfechas, se pierde mucho tiempo y se gasta mucho dinero para hacer felices a otros. Pero en una película como esta, solo hay que hacer una buena película".

Hablando de las interpretaciones, el director recuerda el trabajo en la sala de montaje: "No es lo mismo ver lo que se acaba de filmar en el plató que ver las mismas imágenes en la sala de montaje. Solo entonces se da uno cuenta de lo que significa trabajar con una estrella, solo entonces se descubre la fuerza, esa cosa indescriptible que les aporta una presencia única. Eso se descubre montando. Entonces se ven detalles, la chispa que no se nota cuando se rueda. Lo terrible es tener que sacrificar cosas maravillosas porque no ayudan al progreso de la historia".

20.png

DIVERSIÓN. AMISTAD. AMOR.

"Siempre habría que comportarse así… nunca habría que dejar pasar las alegrías". Jon Turteltaub espera que el público vuelva a casa sintiéndose así después de ver ÚLTIMO VIAJE A LAS VEGAS.

"Y acordándose de los buenos momentos", añade Michael Douglas. "Esta película recordará a los espectadores lo importante que es la amistad. Desde luego, hay mucha comedia, mucho humor en la película, pero creo que el público saldrá acordándose de los amigos que tuvieron y tienen".

¿Por qué es tan divertida? "Por los cinco actores y el director que la realizó", contesta sin dudar Morgan Freeman. "Es una historia acerca de cuatro amigos y una mujer de la que todos se enamoran un poco. Son amigos que se quieren, y se nota".

Robert De Niro vio la película terminada estando solo y lloró. "Pero cometí un grave error", dice. "La vi sin público, quiero volver a verla con público. La pasé muy bien trabajando con mis compañeros".

En opinión de Kevin Kline "los personajes son reconocibles, no se limitan a ser creaciones cómicas. Hay momentos muy conmovedores que permiten al espectador identificarse con los personajes y lo que les ocurre".

¿Los Cuatro de Flatbush acaban conquistando Las Vegas?

"Las Vegas se rinde a sus pies", contesta Kevin Kline.1.png

FICHA TÉCNICA:

Dirección Jon Turteltaub

Guión Dan Fogelman

Producción Amy Baer, Joseph Drake, Laurence Mark

Música Mark Mothersbaugh

Fotografía David Hennings

Montaje David Rennie

Diseño de vestuario Dayna Pink

Diseño de producción David J. Bomba10.png

REPARTO:

Morgan Freeman - Archie

Robert De Niro - Paddy

Michael Douglas - Billy

Kevin Kline - Sam

Mary Steenburgen - Diana

Romany Malco - Lonnie

Roger Bart - Maurice

Joanna Gleason - Miriam

Michael Ealy - Ezra

Jerry Ferrara - Dean

50 Cent - 50 Cent

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP