junio 05, 2014


Mi gran oportunidad: Sinopsis, elenco, ficha, critica: One Chance

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

Del director de The Devil Wears Prada, Mi Gran Oportunidad está basada en la increíble e inspiradora historia de Paul Potts, quien de día es un tímido vendedor, con la autoestima muy baja, y de noche, un cantante de ópera amateur.

Luego de haber ganado el programa inaugural Britain's Got Talent, de Simon Cowell, Paul se convirtió instantáneamente en un fenómeno de YouTube.

Sorprendiendo al público a nivel internacional con su increíble voz, Paul se ganó el corazón de millones de personas.

La película está protagonizada por James Corden, ganador del Tony Award en Broadway por One Man, Two Guvnors y el premio BAFTA, junto a un gran elenco que incluye a Julie Walters (MAMMA MIA!, CALENDAR GIRLS, BILLY ELLIOT), Mackenzie Crook (THE PIRATES OF THE CARIBBEAN), Colm Meaney (GET HIM TO THE GREEK), Jemima Rooper (KINKY BOOTS) y la estrella en ascenso Alexandra Roach (THE IRON LADY). Dirigida por David Frankel (THE DEVIL WEARS PRADA, MARLEY & ME, HOPE SPRINGS) y escrita por Justin Zackham (THE BUCKET LIST)

Mi Gran Oportunidad está producida por Mike Menchel, Brad Weston, Kris Thykier (KICK-ASS, THE DEBT, I GIVE IT A YEAR), Simon Cowell y la producción ejecutiva, a cargo de Bob y Harvey Weinstein.

CRÍTICA

Mi gran oportunidad cuenta una bellísima historia sobre los sueños hechos realidad que no se la pueden perder todos aquellos que gustan de biopics románticas y sencillas, o sea, no hay nada revolucionario ni nada impactante, pero si hay una muy agradable historia al mejor estilo del Hollywood clásico y comercial.

La actuación de James Corden es sumamente creíble, y seguramente el resultado no sería el mismo sin su trabajo. Y la buena química con Alexandra Roach hace que el espectador se enganche inmediatamente no sólo con el protagonista, sino que también con la pareja.

Una película imperdible para los soñadores, para los que gustan de los cuentos tipo Cenicienta con final feliz y para los que disfrutan viendo historias de la vida real que terminan bien.

Cintia Alviti


Encontrá en este otro artículo sinopsis, ficha y data


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

UNA VOZ EN ASCENSO

La noche del 9 de junio de 2007, un nuevo reality de televisión salió al aire en el Reino Unido. En su primerísima emisión, un hombre tímido y humilde abrió su boca para cantar la famosa aria de ópera 'Nessum Dorma' e hizo entrega de una interpretación maravillosa y emotiva que cambiaría su vida para siempre.

Conmovidos por la contagiosa emoción de la imponente aria de Giacomo Puccini que este hombre de muy humilde apariencia, con los dientes torcidos y la autoestima por el piso acababa de interpretar, los tres jueces del programa -Simon Cowell, Amanda Holden y Piers Morgan- se quedaron asombrados por lo que acababan de presenciar, mientras que las 2.000 personas del público en el Wales Millenium Centre de Cardiff estallaron en una ovación de pie. Instantáneamente, Paul Potts, quien en ese momento trabajaba como gerente en la sucursal de The Cardphone Warehouse, en Port Talbot, cautivó a toda Gran Bretaña, la que lo siguió en su viaje hasta convertirse en el primer ganador del nuevo programa de talentos y, consecuentemente, en un famoso cantante internacional de ópera. La inesperada destreza vocal de Potts rápidamente trascendió las fronteras del Reino Unido y se abrió paso a lo largo del globo a medida que su humilde audición se expandía por YouTube de manera viral.

Sin embargo, además de él mismo reconocer, antes de subir al escenario, que carecía de confianza en sí mismo, pocos sabían el enorme esfuerzo que había hecho para llegar hasta ese punto y todas las pruebas, tribulaciones y contratiempos que había sufrido en el camino. Lo que los cineastas querían plasmar en Mi Gran Oportunidad era la historia, igual de apasionante al éxito de su audición, que lo llevó a presentarse en 'Britain's Got Talent'; la historia del hijo de un obrero metalúrgico del sur de Gales quien de muy chico se enamoró de la ópera y que, a pesar del bullying, el escepticismo y las dificultades físicas, nunca dejó de intentar alcanzar sus sueños. Además, por cierto, es una comedia.

EL ORIGEN DE LA HISTORIA

Fue uno de esos momentos excepcionales que sorprendió a todos, y se diseminó desde su emisión hasta las noticias, las charlas superficiales y la sensación en YouTube: la sorpresa absoluta de este hombre modesto, rodeado de excéntricos hechos novedosos, que deslumbró al mundo entero con su magnífica voz de ópera.

Para Simon Cowell, "Paul Potts fue para mí el punto en el que supe que el programa iba a funcionar. Ese día estábamos en Gales, y era una jornada aceptable, y este tipo entra con una apariencia normal, se veía nervioso y tenía un traje poco atractivo. Miro a Piers y a Amanda pensando, 'Ay Dios, este tipo va a cantar'. Recuerdo que cuando comenzó a cantar 'Nessun Dorma', miro alrededor, y cuando hay público atrás, sientes algo cuando es especial, y literalmente, sentí escalofríos en la nuca. Pensé, '¡Esto es mágico! Este tipo acaba de conmocionar a todos'. Recuerdo que pensé que si salía al aire del mismo modo que en el auditorio, el programa iba a ser fantástico".

Muchos de los talentos involucrados en MI GRAN OPORTUNIDAD recuerdan haber visto la audición original en televisión o haber escuchado sobre la misma inmediatamente después y haberla buscado en YouTube.

"Fue increíblemente conmovedor, en especial, porque estaba cantando esa canción", dice James Corden, quien interpreta a Potts. "Hay un momento maravilloso, que también está en la película, donde él dice, 'Nunca me fue fácil tener confianza en mí mismo'. Y eso sucede minutos antes de subir al escenario, y toda su vida cambia".

"Es uno de los momentos icónicos de los realitys de la televisión británica", concuerda Alexandra Roach, quien coprotagoniza en el papel de Julie-Ann Cooper. "Me acuerdo de la reacción del público, saltando, queriendo que este tipo cante la última nota alta del final. Siempre voy a recordar haber visto ese momento, sin darme cuenta de que, a la larga, tendría un gran impacto en mi vida".

Fue Mike Menchel el primero en considerar la idea de llevar la historia de Potts a la pantalla grande. Menchel, un antiguo agente de talentos de CAA que se dedicó a la producción, escuchó sobre Potts en las noticias matinales de Los Ángeles y, como muchos otros, buscaron en YouTube el video de su impactante interpretación (110 millones de visitas hasta ese momento). Instantáneamente, consideró que la historia de Potts era motivadora e inspiradora. "Pensé que era una historia potencialmente fabulosa, una historia de gran inspiración y ambición sobre un tipo que, contra toda posibilidad, se niega a dejar de perseguir su sueño sin importar quién o qué lo derribe", dice Menchel. "Me dije, 'Éste es Rocky -ésta es una historia sobre no rendirse jamás, acerca de creer en uno mismo cuando nadie más lo hace'".

Ni bien se materializó la idea en su cabeza, fue directamente a la fuente; llamó a Simon Cowell, el creador de 'Britain's Got Talent', y le tiró la idea de hacer una película sobre la historia de Paul. Menchel se sorprendió un poco cuando Cowell instantáneamente se mostró interesado. "Yo no conocía a Simon, pero me dijo, 'Sí, entiendo, cuéntame en el proyecto. ¿Qué necesitas que haga?', recuerda Menchel. "Creo que la referencia a Rocky ayudó. Simon me presentó a Paul, y de allí partimos".

Cowell agrega, "Mike Menchel, el productor, parecía un perro con su hueso, quería que esta película se hiciera y nunca, jamás se rindió. Nunca vi a alguien con tanta determinación. Creía enormemente en la historia. Y luego, cuando leí el guión y descubrí quién más estaría en la película, me entusiasmé de verdad porque es la típica historia del más débil. Se trata de un tipo que no tuvo una infancia feliz, que se sentía frustrado, acosado, estaba desmotivado, a punto de rendirse -literalmente, tiró una moneda para decidir si se inscribía en la competencia o no. Sobre esas cosas se hace una película, y tiene un final feliz".

Menchel puso el proyecto en funcionamiento con Paramount Pictures, la que en ese entonces estaba bajo la dirección de Brad Weston, y contrató a Justin Zackman (The Bucket List) para que escribiera el guión; el guionista se reunió con Potts varias veces en Gales y Estados Unidos. Cuando Weston dejó Paramount para convertirse en un productor independiente, se llevó Mi Gran Oportunidad con él, y ambos productores se unieron a los dos grandes nombres de Hollywood: David Frankel, quien firmó para dirigir, y Harvey Weinstein, para producir.

Frankel (MARLEY & ME, THE DEVIL WEARS PRADA y HOPE SPRINGS) había recibido el guión por primera vez en 2008 y le había encantado la historia y el tema. "Había sido un gran fanático de Paul Potts en YouTube", explica. "Alguien me mandó el video y me enamoré; me bajé la grabación de 'Nessun Dorma' y se la mandé a todos mis conocidos. Siempre creí que una comedia ambientada en el mundo de la ópera sería interesante, ya que es un mundo maravilloso que nadie plasma en una película. Luego, recibí este guión que casi combinaba perfectamente estas dos ideas".

Menchel cita el interés de Frankel como un momento crucial en el camino de Mi Gran Oportunidad a la pantalla grande. "No es común que un cineasta tan talentoso como David se involucre en un proyecto pequeño y poco convencional como éste", comenta. "Le apasiona el material y la historia". Asociarnos con Harvey Weinstein, productor ganador del Oscar que sentía la misma pasión por la historia de Potts, también contribuyó. "Es innovador", dice Menchel. "Él vio lo mismo que vimos nosotros y dijo, 'Lo voy a hacer por las buenas o por las malas'. Ahí fue cuando el tren partió".

Weinstein dice, "Estoy increíblemente feliz de estar en este proyecto. Éste fue uno de esos guiones de los que me enamoré inmediatamente, y es muy emocionante verlo cobrar vida de la mano de David Frankel y James Corden".

Además de hacer él mismo referencia a Rocky, Frankel también vio MI GRAN OPORTUNIDAD como una historia de Cenicienta acerca de un hombre pisoteado que no tenía nada más que talento y que mágicamente encontró un medio para compartirlo con el mundo… aunque sin antes toparse con una serie de eventos tragicómicos para llegar hasta allí. El director le aportó a la película una visión que no era tan evidente en las páginas, el deseo de ampliar el espectro de la narración que podría haber sido contada en una escala menor sin perder la intimidad de la historia o cambiar la naturaleza esencial del retrato de un hombre común.

Weinstein sugirió contratar al actor británico que en ese momento estaba cautivando al público en el mundo del teatro con 'One Man, Two Guvnors': James Corden.

EL ASCENSO DE JAMES CORDEN

Cuando Menchel se encontró con Weinstein en el Festival de Cine de Sundance 2012, mientras hablaban acerca del casting de la persona que encarnaría a Paul Potts, Harvey le sugirió a su socio que fuera a ver 'One man, Two Guvnors' al teatro Adelphi de Londres. "A los diez minutos de la obra, literalmente me paré y dije '¡Harvey Weinsten está en lo cierto! Éste es el hombre'", cuenta Menchel. "Se veía el talento, las similitudes, no sólo el humor sino también el corazón. Él lo resumía todo. Me junté con Harvey y le dije, 'Una vez más, tienes razón'".

El nombre de Corden había aparecido en las primeras listas para MI GRAN OPORTUNIDAD . En aquél entonces, podría haber sido considerado un riesgo. Como estrella y coguionista de la famosa sitcom de BBC 'Gavin and Stacey', así como una figura habitual de programas humorísticos de paneles o como anfitrión en otros programas, ya era sumamente conocido en su tierra natal. Pero aún era lo que podría llamarse un "héroe local".

Las resplandecientes luces de Broadway cambiaron esa opinión en un abrir y cerrar de ojos. La que había sido la obra más exitosa de Londres, en Nueva York alcanzó el mismo éxito, y en 2012 la magnífica interpretación de Corden terminó por cautivar 'El gran camino blanco'. Asimismo, ganó el premio Tony al Mejor Actor, por sobre Philip Seymour Hoffman, victoria que impulsó su carrera en cine. James Corden había alcanzado su gran momento.

"Ya no se trataba de un actor británico emergente; ya había llegado", comenta Menchel. "Cautivó Norteamérica y se dio a conocer de la noche a la mañana. Es genial, y no existe una mejor opción para esta película. Es el mejor actor para MI GRAN OPORTUNIDAD , y estoy muy ansioso por ver su trabajo".

"Su nombre resuena en boca de todos en Hollywood, es una estrella de cine", asegura Kris Thykier, quien a principios de 2012 se unió a MI GRAN OPORTUNIDAD como productora. "Tiene una vulnerabilidad emocional en la pantalla que es increíblemente convincente y compradora. Tiene esa cosa de estrella de cine clásica que sin importar lo que haga en realidad en la pantalla, uno quiere estar de su lado".

Además, es un actor muy refinado. Le aporta la sensibilidad que debe haber tenido Paul al querer cantar ópera, que es tal vez algo raro en el entorno en el que se crió".

"Ni bien escuché el nombre de James, ni por una milésima de segundo pensé que debíamos considerar a alguien más", dice Cowell. "Es una de las personas más agradables que conocí en mi vida -tiene lo que llamamos la virtud de agradar, y sabía que a James le agradaría Paul y que le gustaría darle una buena imagen, y es un desafío para él, y James siempre abierto a los desafíos. Estaba completamente comprometido y dedicado a hacerlo de la mejor manera posible".

Incluso antes de tener la posibilidad de ver gran parte de su trabajo, Frankel siempre había sido partidario de que Corden interpretara a Potts. "Nunca había visto 'Gavin and Stacey', pero había visto algunos de los clips de sus programas y me había hecho reír", comenta el director. "Físicamente era correcto, y es muy carismático; disfruté verlo". Frankel también viajó a Londres a ver a Corden en 'One man, Two Guvnors': "Para ese entonces, yo ya lo había comprado, pero en la obra estuvo genial".

La fe estuvo plenamente justificada. Potts es un personaje mucho menos cómico que muchos de los papeles que Corden interpretó anteriormente, pero se involucró con el personaje a un nivel profundamente humano y logró una actuación llena de corazón, encanto y sensibilidad. Para Corden, una de las fortalezas del guión de MI GRAN OPORTUNIDAD es el hecho de que la historia no toma el éxito aberrante de Potts como el punto de partida sino que crece hasta ese momento por obra del destino, y se enfoca en su vida previa a ese instante y en los muchos obstáculos que superó en el camino, desde el acoso cruel hasta el ser hospitalizado por varias enfermedades o males, como por ser arrollado por un auto. Pese a todo, nunca bajó los brazos.

"Cuando uno escucha por primera vez, 'Estamos haciendo una película sobre la vida de Paul Potts', automáticamente se imagina a la gente que está sentada en un escritorio diciendo, '¡Voy a convertirte en una estrella, querido!", dice Corden. "Luego uno lo lee y dice, 'Ah, ésta es una película sobre un muchacho que vive en un pueblo de industrias metalúrgicas en Gales y quiere ser cantante de ópera. Y, pese a todo, nunca, jamás baja los brazos con respecto a su sueño'. Además, hay una historia de amor increíblemente romántica y hermosa".

"Lo que más disfruté", continúa, "fue interpretar a alguien que es sorprendentemente tímido y que carece de confianza en sí mismo, pero que sí cree que puede pararse frente a un escenario y cantar. Encarnar este personaje es encantador".

En cuanto al verdadero Paul Potts, en realidad conoció a Corden mucho antes de que se hablara de que él lo interpretaría. Fue al final de su tour por el Reino Unido; él y su esposa Julz estaban parados en el bar de un hotel de Londres cuando un Corden muy alterado entró con un bolso y se paró al lado de ellos. "Había llegado en su auto, giró y dijo, 'Me rompieron el auto y se robaron todo menos mi ropa interior sucia'. Julz largó una carcajada, y él dijo, '¿De qué te ríes? ¡Es cierto!' A ella le pareció muy gracioso".

DEL GUIÓN A LA PANTALLA

Frankel siempre había querido hacer una película cuya trama incluyera la ópera. El director norteamericano tiene una conexión personal: su padre, de adolescente, tomó clases de canto de ópera. "Tiene una voz de tenor maravillosa, incluso hoy en día, y siempre amó la ópera", comenta Frankel. En su juventud, sus padres lo llevaban a ver todos los clásicos. "Recibió educación; tengo un conocimiento de los grandes compositores, pero no podría contarte el argumento de Fígaro", se ríe. "Justo, hace unos días, aprendí el argumento de Aída mientras filmábamos una escena sobre ella, y es tan retorcida que ya lo olvidé. Pero al encarar esta película, no pensé en lo mucho que me enamoraría de las arias. La música es encantadora, y parte de la gran satisfacción de hacer esta película es tener la posibilidad de compartir eso".

"Me gusta que esta historia pueda ser dulce y cómica en la misma proporción", dice Frankel. "Esos son dos adjetivos que me encantaría que se utilicen para describir todas mis películas. Si bien tiene elementos de una fábula, suceden en la vida real".

Desde THE DEVIL WEARS PRADA hasta MARLEY & ME y HOPE SPRINGS, Frankel le aporta un tono de solidez a las historias que cuenta que resulta muy confortable tanto con el elemento cómico y la risa a lo largo del desarrollo de la narración así como con la entrega de un golpe emocional aplastante. Sus películas están cargadas de sentimiento, y no teme que se tornen sentimentales -un mundo no deseado para muchos, pero con un manejo sublime por parte de Frankel. Era el hombre ideal para dirigir la historia de Potts y obtener un óptimo rendimiento de Corden.

"El humor en las películas de David nunca es cruel", destaca Thylier. "Podrás reírte de las situaciones en las que Paul se encuentra o de algunas de las circunstancias por las que atraviesa, pero uno nunca se ríe de Paul. El humor se crea fuera del drama, y uno puede reconocer esto en las películas anteriores de David".

Frankel y Corden trabajaron juntos para refinar el guión de Zackham. Según cuenta el director, "James es un escritor brillante y posee un sentido del drama y la comedia fenomenal". Él dejó que Corden pensara una solución creativa para incorporar a la familia de Potts a la historia, la que dependería de la música en vez del diálogo. "Es chaplinesco", dice Frankel. "Sin palabras logra algo realmente extraordinario. Esas sutilezas las tiene a flor de piel".

"Me encantó trabajar con David", replica Corden. "Cuando le pregunté por qué quería hacer la película, me dijo que estaba profundamente interesado en el talento oculto de las personas. Esta historia le apasiona".

La coprotagonista de Corden, Alexandra Roach, también se sintió embelesada por Frankel y el ambiente relajado y motivador que genera en sus sets. Además, no podía creer que tendría la posibilidad de trabajar con el director de una de sus películas favoritas. "Con el final de MARLEY & ME, lloré como loca", se ríe. "En sus películas hay magia. Tiene la capacidad de lograr que el público sienta exactamente lo que él quiere que sientan en un momento en particular. Éste es mi primer protagónico en un largometraje, un gran escalón para mí como actriz, y él me hizo sentir muy cómoda. Cada vez que me ponía algo nerviosa, rápidamente se me pasaba ya que él me ayudaba mucho, es maravilloso. Me dejó volar".

Frankel también compartió información importante con su protagonista, y le confesó que nada menos que Meryl Streep (THE DEVIL WEARS PRADA y THE IRON LADY) le había dado su sello de aprobación para contratarla. "Aparentemente, ella le envió un mensaje a David durante la audición que decía, 'Contrátala', cuenta maravillada. "Es genial, desearía tener ese mensaje impreso y empapelar mi pared con él".

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

A principios de noviembre de 2012, en el teatro Churchill, en los suburbios de Londres, Corden estaba en el escenario, ambientado como si fuera 'Britain's Got Talent', cantando 'Nessun Dorma' a grito pelado. La ambientación era convincente, como así también los dobles de los jueces Simon Cowell, Amanda Holden y Piers Morgan, al menos desde atrás. Pero el factor más convincente de todos era Corden, con un traje un tanto gastado e ingresando nervioso al escenario para hacer entrega de la conmovedora interpretación de la aria de Giacomo Puccini, suficiente para provocar escalofríos y conmover hasta las lágrimas, al igual que Potts en su audición original.

Mientras la voz de Potts resonaba en los parlantes, Corden también cantaba en vivo para asegurarse de que su respiración concordara con la del cantante verdadero. El actor estaba tan perdido en la música como Potts lo había estado allá por el 2007, transmitiendo cada pizca de emoción y concluyendo con su muda y modesta consciencia del calurosísimo aplauso del público y la reacción atemorizada de los jueces. Es una importantísima secuencia que tanto el reparto como el equipo son conscientes de que tiene que salir correctamente para que MI GRAN OPORTUNIDAD genere la misma reacción de euforia en el público que en la audición original.

"Ese día me encantó", dice Corden más tarde. "Me encantó hacer esa escena, y era evidente que sabíamos que nuestra película tenía un final feliz".

Mientras Frankel concuerda con el trasfondo de Rocky, un tipo que se aproxima a la mediana edad y que tiene que dejar su sueño de lado, y también la ve como una historia de Cenicienta moderna (aunque con un protagonista masculino) en la que una persona lleva una vida miserable, que cambia de la noche a la mañana. Es un cuento que contiene un atractivo universal. "Es muy emocionante ver cómo instantáneamente se hace famoso", dice Frankel. "Eso era lo maravilloso del video de YouTube: no sólo veías algo espectacular sino que a la vez, veías que la vida de alguien cambiaba en dos minutos. La sensación que uno tiene es la misma que sentirías si vieras a alguien que se tira de un avión sin paracaídas: ¿Cómo hicieron eso?"

Como director de Hollywood que viene al Reino Unido, con un reparto y equipo principalmente británico, Frankel estaba impresionado por el profesionalismo con el que se encontró. "El equipo era estupendo, y el grupo de actores era muy sencillo", dice. "Les gustaba poner manos a la obra y trabajar. También, tengo la suerte de que así fueron mis experiencias en Hollywood. Frankel trajo su camarógrafo de toda la vida. MI GRAN OPORTUNIDAD marca su cuarta colaboración con Florian Ballhaus, y su relación en el set es de bromas cargadas de humor así como de un profundo entendimiento de los hábitos y gustos de cada uno para trabajar." Como camarógrafo, Florian aporta una gran inteligencia y un gran sentido de la narración y del humor", dice Frankel. "Y me tolera. Ese nivel del compañerismo es muy importante para mí".

Frankel fue muy abierto con los actores en cuanto a la improvisación y no tomar el guión como algo sagrado, sabia jugada a la hora de trabajar con estos grandes talentos como Corden, Julie Walters y Mackenzie Crook. Las estrellas de la película no se prepararon para lograr una personificación calcada porque "No estoy encarnando a J. Edgar Hoover o Idi Amin". Sin embargo, Corden había trabajado duro para adoptar algunas de las características particulares de Potts, como la suavidad de su voz con acento de Bristol y los gestos de alguien que nunca se ha permitido sentirse cómodo con él mismo. El actor también usó una prótesis dental a partir de un molde de la dentadura torcida de Potts (antes de emparejarlos) durante toda la filmación.

"Mi trabajo es ser lo más fiel posible a Potts", continúa Corden. "Es mucho más fácil porque el personaje de la película no es la persona que reconocemos ahora como Paul Potts. En ese sentido, siento que tengo más libertad".

La historia se aparta de la verdadera en el nombre del argumento, un hecho que el verdadero Potts aceptó de buena manera. "Lo más importante es el mensaje, y creo que está intacto: un tipo que lucha por ganar dinero cuando la enfermedad se rinde, y tira una moneda, y hace algo que cambia su vida", cuenta el cantante. "Estoy muy contento de que se haya hecho en tono de comedia porque una historia dramática de 90 minutos no es muy tentador para nadie. La gente viene al cine para distraerse de la realidad".

Potts y su mujer visitaron el set en Port Talbot el día que se filmaba su propia boda. "Fue muy extraño", dice Potts entre risas. "Yo estaba sentado al lado de David Frankel, y Julz estaba del otro lado, y uno de los asistentes de dirección me dijo, 'Ah, mira, aún se conmueve. Ella está llorando'. Yo respondí, 'Esas nos son lágrimas de emoción, son lágrimas de risa porque le parece todo tan surrealista'".

"Por el resto de sus días", dice entre risas Roach, que caminó por la alfombra como Julz junto a su propio padre. "Sentí mariposas en la panza. Tenía un vestido de novia gigantesco, y así conocí a la verdadera Julz. Fue muy raro, pero me puse a hablar con ellos, y es una pareja amorosa. Uno percibe que hay mucho amor allí, y espero que hayamos plasmado eso en la película".

LA HISTORIA, EL REPARTO Y LOS PERSONAJES

Frankel y los productores rodearon a Corden de un montón de actores británicos, quienes aportan su propia faceta cómica y dramática a sus personajes: Julie Walters y Colm Meaney, como la madre y el padre de Potts; Mackenzie Crook como Braddon Evans, su loco y mejor compañero, y jefe en The Carphone Warehouse. Para el papel de Julz, la mujer a quien Paul conoce por internet, quien se apodera de su corazón y con quien se casa, los cineastas eligieron a Alexandra Roach, la joven actriz que impresionó con su increíble interpretación de la joven Margaret Thatcher en The Iron Lady.

"Mi primera audición fue con David, por Skype", recuerda Roach. "Él estaba en Miami, y yo en mi descuidado departamento del norte de Londres -¡muy glamoroso! Todo salió muy bien, así que luego me junté con Harvey Weinstein. Él me pidió que viajara a Nueva York a encontrarme con James, quien parecía sumamente glamoroso, pero pensé que nunca sucedería. Sin embargo, al día siguiente estaba viajando a Nueva York a encontrarme con James por primera vez. Ni bien aterricé nuevamente en Inglaterra, me avisaron que me habían dado el papel".

Para Roach, la imagen de Potts en 'Britain's Got Talent' tiene un significado personal. La actriz estuvo internada en el hospital durante unas pocas semanas y vio casi todos los primeros programas con las demás pacientes. "Éramos seis mujeres en un hospital galés, y nos juntábamos alrededor del televisor y mirábamos juntas. Eso nos unió, y es lo que espero que haga esta película".

Mackenzie Crook, quien interpreta al mejor compañero de Potts, Braddon, le aporta su singular característica de "capo cómico", según lo define Roach. Braddon es el jefe de Potts en Carphone Warehouse así como su compañero de tragos y confidente; está obsesionado con Dungeons & Dragons y con su novia Hyndrangea y se presume un cómico de stand-up, aunque sus actuaciones tienden a ser desastrosas. "Representa la humorada; es un personaje un tanto ridículo, pero tiene una mirada positiva de la vida y es un verdadero amigo", comenta Crook, cuyo papel fue creado para la película. "Quiere que Paul triunfe y lo alienta. Cuando Paul toca fondo, es Braddon quien lo anima a salir adelante".

Si bien Crook y Corden se conocían, ésta fue la primera vez que trabajaron junto, y la antigua estrella de 'The Office' está encantada. "Hemos sido amigotes por muchos años y aquí tuvimos la posibilidad de hacer un par de tomas cómicas juntos", cuenta Crook. "James siempre bromea con que un día vamos a hacer una película biográfica de Laurel & Hardy. Es muy oportuno, tanto en lo cómico como en lo dramático. Es genial, y es un placer trabajar con actores que saben lo que hacen. David nos dio bastante libertad para jugar con nuestras líneas. Fue un placer".

Crook admite que se sintió algo escéptico la primera vez que escuchó sobre MI GRAN OPORTUNIDAD: "Nunca me gustaron los realitys, pero ese escepticismo desapareció completamente. El guión es grandioso, y la gente que no siguió o no sigue estos programas deberían ver la película, ya que no se trata de ellos, es una historia universal".

Walters está muy entusiasmada con su personaje de madre de Potts, Yvone. "No es una gran parte, pero tiene una de las mejores líneas", dice. "Además, el hecho de tener a David, un director sencillo y tranquilo, un gran guión, al maravilloso James Corden y una historia sobre una persona a la que todo el mundo ama, hace que todo funcione por sí mismo y que sea una gran experiencia". Al igual que su hijo en la ficción, Walters adoptó un acento galés para reflejar el hecho de que Potts pasó la mayor parte de su juventud en la ciudad de Gloucestershire, antes de mudarse a Gales. El día que visitó el set, Potts le dijo a Walters que le hacía acordar a su propia madre. "Le dije, 'Ah, sólo lo dices", dice ella. "Él dijo, 'No, es cierto, cuando supe que interpretarías a mi madre, supe que sería perfecto'. Muy dulce."

En la película, la madre de Potts adora a su hijo y comparten el amor por la música y la ópera, contrariamente a los gustos de su apático padre, Roland, un huraño obrero metalúrgico galés que prefiere que su hijo siga su mismo camino. "Cuando mi agente me llamó por primera vez, cometí el error que todos cometen en la película". Cuenta Meaney, quien interpreta a Roland. "Cuando escuché 'Paul Potts', pregunté, '¿El dictador camboyano?' Yo vivo entre Los Ángeles y España, así que no estoy muy familiarizado con la televisión británica. Cuando leí el guión, no esperaba que tuviera tanto humor. También es muy conmovedora".

Meaney siente que la relación entre Potts y su padre está muy bien contada, e ilustra la razón por la que un hombre de la clase trabajadora galesa cuestiona con tanto empeño el deseo de su hijo de convertirse en cantante. "Creo que hay una cosa muy común de la clase obrera que, cuando de los hijos se trata, uno quiere que les vaya bien, pero también quiere que sean aceptados", explica Meaney. "Lo sé por mi experiencia de querer hacer algo "raro", como ser un cantante de ópera, que te catalogan como un tipo raro dentro de una sociedad de la clase obrera. Y los padres, en particular, quieren evitar eso porque no quieren que sus hijos sufran. Yo veía esa relación en ese sentido, más que el padre sintiera algún tipo de prejuicio con respecto a lo que Paul quería hacer. Se basa en esa preocupación de no querer que su hijo sufra bajo ningún aspecto, aunque no lo maneje de la mejor manera".

El actor nativo de Dublin, con acento galés ("es un acento que me encanta por su maravillosa cualidad lírica"), disfruta de las escenas familiares con Corden y Walters. "Fue genial, eso pasa cuando tienes actores magníficos", dice. "Fui fanático de Julie durante años, y su presencia es muy alegre y calurosa; hace que todo sea muy fácil. Inmediatamente nos sumergimos en esta relación familiar. Además, James tiene esa cosa protectora, lo que funcionó perfectamente en esta relación de padre e hijo. Es como si estuviera a punto de retorcerse antes de que su padre abriera la boca".

Completan el reparto Valeria Bilello como Alessandra, una cantante italiana con quien Potts toma clases en Italia, y Jemima Rooper, quien coprotagonizó con Corden 'One Man, Two Guvnors' e interpreta a la excéntrica novia de Braddon, Hydrangea. Braddon está completamente enamorado de ella.

DE VENECIA A PORT TALBOT

La filmación de MI GRAN OPORTUNIDAD comenzó en el glorioso canal de la ciudad de Venecia, para las escenas en las que Potts toma clases de canto y asiste a una clase magistral con el gran tenor italiano Luciano Pavarotti, donde tiene la posibilidad de cantar frente al maestro. Desafortunadamente, los nervios le juegan una mala pasada y frustran la oportunidad de impresionarlo. En la película, esto arruinó su confianza en sí mismo y toda esperanza de convertirse en un cantante profesional.

Es muy difícil filmar en Venecia, no sólo porque está rodeada de agua y tienes que movilizarte en barco, sino que incluso en baja temporada está repleta de turistas y se complica el tema de la logística y lo financiero. Pero los cineastas de MI GRAN OPORTUNIDAD no tenían alternativa; destinaron una semana de filmación al comienzo de la producción, cuando se suponía que tendrían un buen clima.

"Habíamos escuchado historias terribles sobre cuán impredecible puede ser filmar en Venecia", cuenta Thykier. "Estábamos un poco nerviosos, pero todo resultó fenomenal. Fue un placer. Fue maravilloso estar en Venecia y, de repente, comprender la amplitud de la ambición de David para con la película. La película tiene un tono agradable con reminiscencias de algunas de las grandes comedias británicas, que comienza en Ealing y va hasta el final, pero con el sentido de amplitud y esfuerzo norteamericanos.

"Era un capítulo fundamental de la película para mostrar los contrastes en la vida de Paul", agrega Frankel. Cuando caminas por una ciudad de 700 años de antigüedad y circulas por el agua y filmas escenas de gente tomando clases de canto de ópera en una escuela de música donde se han dictado clases por cientos de años, no puedes más que infiltrarte en la esencia de la película".

Venecia fue el contrapunto glamoroso y majestuoso para las otras locaciones de MI GRAN OPORTUNIDAD, Swansea y Port Talbot (conurbano de Gales), el pueblo industrial apagado adonde Potts se muda con Julz y gerencia una sucursal de Carphone Warehouse. Gales ofrece otro tipo de majestuosidad, donde predomina la industria siderúrgica por sobre las colinas verdes. "Algo hay en la relación entre las colinas galesas y la enorme industria metalúrgica, que cubren una gran superficie sobre el mar", dice Thykier. "Ese telón de fondo tiene su propio esplendor".

Frankel también filmó en la misma calle que vivía Potts, y a la sombra de la planta metalúrgica que predominó en su horizonte por muchos años. "Pudimos contar su historia de la manera más auténtica posible, lo que fue fantástico", dice. La producción filmó dos semanas en Gales, con un clima que no fue tan amenazante o gris como Frankel esperaba. "La primera vez que estuve allí, el clima fue terrible, y había una niebla tan densa que uno no notaba que había una planta siderúrgica ni colinas", cuenta. "No nos tocó ese clima. El primer día de filmación, había un cielo azul glorioso. Como si estuviéramos en Saint Tropez".

Para Roach, Port Talbot estaba a 15 minutos del pueblo donde se crió y donde viven sus padres en la actualidad. "Fue encantador tener esa relación con mi hogar. Conozco muy bien la zona, así que llevé a James al pub local", cuenta. "La gente se apiñó a su alrededor. Pero conocer a James fue muy importante para muchos, ya que para los galeses, es como si 'Gavin and Stacey' les perteneciera".

LETRA Y MÚSICA

"Mi amor por la ópera se origina en la música clásica", dice Potts. "De niño empecé a escuchar a Brahms, Tchaikovsky, Dvorak y, más tarde, tropecé con una grabación de José Carreras cantando 'Che Gelida Manina' de La Boheme. La pasión y la música me conmovieron".

Tras perfeccionar su amor por el canto en la escuela y el coro de la iglesia, y de encontrar en su voz una fuente de consuelo en los momentos difíciles de su vida, Potts llegó a cantar en producciones amateurs para Bath Opera, donde interpretó papeles principales en Don Giovanni, de Mozart, y Aída, de Verdi. Los doctores le habían aconsejado no cantar Aída luego de que le descubrieran un tumor en la glándula suprarrenal tras ser hospitalizado por apendicitis, pero no pudieron persuadirlo. Después de la operación del tumor, interpretó Manon Lescaut, de Puccini, para la compañía Southgate Opera de Londres, antes de sufrir un accidente en bicicleta y fracturase la clavícula.

Este contratiempo y las dificultades económicas que prosiguieron fueron las que lo motivaron a inscribirse en 'Britain's Got Talent', a pesar de no haber cantado por años. Potts literalmente tropezó en internet con el formulario de inscripción para la audición durante un descanso en su trabajo en Carphone Warehouse. "Yo estaba navegando por internet y se abrió una ventana que intenté cerrar, pero accidentalmente se maximizó y resultó ser una publicidad de las audiciones de 'Britain's Got Talent'", recuerda. "Completé el formulario y al verme reflejado en la pantalla pensé, 'Nadie te va a seleccionar. Sos gordo, viejo y cantas el estilo de música equivocado'. Pero decidí tirar una moneda. Si salía cara, presionaría el botón "enviar", y cruz, "cancelar".

No hay premios por adivinar el resultado. Subir al escenario fue aterrador, pero Potts había elegido la canción correcta: 'Nessun Dorma', que se podría decir que es el aria más conocida del mundo, extraída de la ópera Turandot de Puccini. La reacción del público que lo ovacionó de pie y la sorpresa absoluta de los tres jueces deben conformar el mejor momento de su vida, ¿no es así? "Sentí un placer enorme frente a tal reacción, pero aún esperaba una trampita porque Simon todavía no había emitido sonido y esperaba que él dijera que estuvo bien pero que había echado a perder esa nota que todos esperan…"

La mayor parte de las canciones de MI GRAN OPORTUNIDAD están cantadas por Paul, lo que no significa que Corden no se lo haya tomado con seriedad, ya que a él se le exigió que cantara todas las escenas en vivo. En un punto, se discutió acerca de usar la voz de Corden, y obviamente el actor estaba de acuerdo, pero hay una larga brecha entre poder cantar y poder cantar ópera", destaca, "y uno tiene que creer que este tipo es muy bueno. No tenía sentido hacer eso a menos que yo pudiera cantar esa gran nota en 'Nessun Dorma' muy, muy bien. Pienso que tomamos la decisión correcta".

Para las escenas en las que Corden debía cantar, el actor cantó con su entrenadora vocal Kylie Watts, quien lo dirigía para que respirara de la manera adecuada. "Esto era importante ya que la gente se da cuenta cuando alguien está haciendo playback", afirma Watts, quien se unió al equipo justo antes de que fueran a Venecia, donde ayudó a Corden con el repertorio de arias de ópera en italiano. "Si no hablas italiano, es difícil enfrentarse a eso al principio", dice Watts.

"A veces, Kylie tiene que recordarme qué estoy cantando", cuenta Corden. "¿Lo creerá la gente? Espero que sí". Watts, una cantante de ópera profesional, así como amiga de Potts (se conocieron en un curso de canto en Rimini), también aparece en la película, en la recreación de la producción de Aida de Bath Opera y se quedó sorprendida por la actuación y musicalidad de Corden. "Lo que James hizo hoy fue increíble", dice Watts, refiriéndose a la filmación de la secuencia de 'Britain's Got Talent' en Bromley. "La primera toma que hizo, me hizo llorar. Hizo un trabajo increíble".

La historia de Potts conmovió a millones de personas, muchas de las cuales ni pensaban en ir a ver ópera o un concierto de música clásica. Su historia es la de triunfar ante la adversidad y superar los golpes y los desafíos que la vida le puso en el camino. Después de ganar la primera emisión de 'Britain's Got Talent', Potts se presentó frente a la reina Isabel II, en Royal Variety Performance. Luego de presentarse en Sydney Opera House, se convirtió en el cantante de ópera más vendido del 2008. Sus tres discos vendieron millones de copias en total. El primero, Mi Oportunidad, batió los récords en nueve países. Además, dio cerca de 500 conciertos en diferentes países, desde Alemania hasta Holanda, Taiwan, Corea del Sur, donde se presentó en un estadio frente a 25.000 personas. Si le preguntas a un taxista de Londres el nombre de un cantante de ópera famoso, seguramente mencione el nombre de Potts.

Con MI GRAN OPORTUNIDAD, mucha más gente en el mundo llegará a conocer el nombre de Potts, el ado y determinado que lidió con la mala pasada que le jugó la vida y que triunfó a pesar de todas las adversidades. "Espero que esta película sorprenda a un público variado, y espero que los conmueva", dice Frankel. "A todos nos gustaría tener un talento oculto que algún día podamos compartir, y creo que esta película toca ese tema".

"Creo que esta película va a conmover a mucha gente", dice Walters, "porque trata de superar la adversidad, y también, sobre el modo en que Paul Potts llegó hasta allí. Es muy conocido, así que la gente va a querer ir a ver su historia. Desde lo psicológico, es una historia interesante, el haber pasado por el acoso, su relación con su padre y con su madre, y haber tenido el coraje de pararse y hacerlo".

"Nunca bajé los brazos. Si tienes un sueño, persevera y ve por él. Cree en tu sueño, cree en ti mismo. MI GRAN OPORTUNIDAD es una película llena de mensajes universales y temas con los que nos podemos identificar", dice Menchel. "Demuestra que hasta un tipo insignificante puede ganar, que cualquier persona puede lograrlo".

"Si nunca bajas los brazos, no puedes fracasar, y Paul es el fiel ejemplo de eso", agreda Corden.

Para quien aspiraba a ser cantante y se convirtió en una sensación del reality, que hagan una historia acerca de su vida no sólo es halagador sino también emocionante. "Siempre creí que tienes que apreciar cada día", concluye Potts. "Así he lidiado con las adversidades que se me presentaron, y con lo que me viene pasando a partir de 'Britain's Got Talent'. Creo que es una lección para todos -no des todo por hecho, y aprecia cada día. Estoy muy azorado con que la gente vaya a ver una película sobre mi vida. Espero ansioso ese momento".

ACERCA DEL REPARTO

JAMES CORDEN (Paul Potts) es la estrella ganadora del premio Tony por 'One Man, Two Guvnors', tanto en el National Theatre como en Broadway. Además, participó en las producciones de 'The History Boys', en el Teatro Nacional y en Broadway; 'A Respectable Wedding', en el teatro Young Vic, y 'Martin Guerre' en el West End.

Sus créditos cinematográficos incluyen, THE THREE MUSKETEERS, GULLIVER'S TRAVELS, LESBIAN VAMPIRE KILLERS, TELSTAR, HOW TO LOSE FRIENDS & ALIENATE PEOPLE, WHERE HAVE I BEEN ALL YOUR LIFE?, PIERREPOINT, STARTER FOR 10, HEARTLANDS, ALL OR NOTHING, WHATEVER HAPPENED TO HAROLD SMITH?, TWENTY FOUR SEVEN y la repetición de su papel de la aclamada adaptación de la obra THE HISTORY BOYS. En 2012, participó en CAN A SONG SAVE YOUR LIFE?, junto a Keira Knightley y Mark Ruffalo.

Además de cocrear y coescribir la comedia británica, ganadora del BAFTA 'Gavin and Stacey', sus créditos en television incluyen 'Horne and Corden', 'James Corden's World Cup Live', 'Little Britain', 'Fat Friends', 'Cruise of the Gods', 'Dalziel and Pascoe', 'Judge John Deed', 'Jack and the Beanstalk', 'Teachers', 'Hollyoaks', 'Boyz Limited' y 'The Vicar of Dibley'. Es el presentador por cuarta vez de la entrega de los premios The BRIT y el presentador actual de 'A League Of Their Own'. También, recientemente co-creó y coescribió la miniserie de la BBC, 'The Wrong Mans'.

A lo largo de su carrera, James ha sido galardonado con numerosos premios a la comedia, incluyendo el premio del Writers' Guild de Gran Bretaña al Escritor de Comedia del Año, el premio South Bank Show Award a la Comedia, el premio Tric a la Mejor Comedia, el premio National Television 2010 a la Mejor Comedia y, por supuesto, más recientemente, el prestigioso premio Tony por 'One Man, Two Guvnors'.

ALEXANDRA ROACH (Julie-Ann "Julz" Cooper) se graduó en RADA en 2010 luego de tres años de éxito. Luego de haber protagonizado numerosas obras, incluyendo 'Romeo and Juliet', ganó el papel en 'The Door Never Closes' en el Almeida.

Rápidamente la seleccionaron junto a Meryl Streep para interpreter a la joven Margaret Thatcher en la película biográfica de Phyllida Lloyd THE IRON LADY. Más tarde, se la vio en ANNA KARENINA para el director Joe Wright, junto a Keira Knightley, Aaron Johnson y Jude Law. Además, protagonizó en TRAP FOR CINDERELLA, de Softley y en la adaptación de PRIVATE PEACEFUL de Michael Morpurgo. Más recientemente protagonizó CUBAN FURY junto a Nick Frost, Chris O'Dowd y Olivia Coleman.

Sus créditos en televisión incluyen el drama de culto 'Utopia', la comedia negra de época de Julia Davis, 'Hunderby'; 'Being Human'; 'The IT Crowd' y 'The Suspicions of Mr Whicher' junto a Paddy Considine.

Antes de su ingreso a RADA, era una figura conocida en la televisión galesa.

JULIE WALTERS (Yvonne Potts), estrella formidable de cine y teatro, es una de las actrices más importantes y respetadas de Inglaterra, que protagonizó en algunas de las películas inglesas más grandes de todos los tiempos, incluyendo BILLY ELLIOTT, MAMMA MIA!, CALENDAR GIRLS y como Molly en las exitosas películas de la serie HARRY POTTER.

Continuando su variada carrera en teatro, comedia y papeles en televisión, su debut en cine lo hizo de la mano de Michael Caine con EDUCATING RITA en 1983, que fue aclamada por la crítica y galardonada con un premio BAFTA y Globo de Oro y una nominación al premio de la Academia a la Mejor Actriz.

Así como su celebrada carrera cinematográfica, Julie interpretó numerosos protagónicos en televisión y en teatro, incluyendo el papel que le valió un Olivier, 'All My Sons', de Arthur Miller; 'Acorn Antiques', de Victoria Wood, y 'Mo', cuya interpretación de la figura política Mo Mowlan le valió un premio Emmy. Asimismo, la actriz protagonizó 'The Last of the Haussmans' en el Royal National Theatre.

Julie recibió un OBE en 1999 y CBE en 2008 por sus servicios al arte dramático.

COLM MEANEY (Roland Potts), actor dublinés cuya carrera se expande por más de treinta años, ha aparecido en una gran variedad de películas, tales como BEL AMI, GET HIM TO THE GREEK, LAW ABIDING CITIZEN, THE DAMNED UNITED, LAYER CAKE, CON AIR, UNDER SIEGE y THE COMMITMENTS entre muchas otras. En 1993, Colm recibió una nominación al Globo de Oro al Mejor Actor en una Película, Musical o Comedia por su interpretación en THE SNAPPER, dirigida por Stephen Frears.

Querido por su papel de Miles O'Brien en la miniserie de televisión Star Trek: The Next Generation y Star Trek: Deep Space Nine, que interpretó consecuentemente desde 1987 a fines de 1999. Su papel más reciente en televisión es en Hell On Wheels.

Del mismo modo, Colm ha aparecido regularmente en el scenario, en producciones tales como, 'A Moon for The Misbegotten' en el Old Vic y en Broadway, 'Juno and the Paycock' en el The Donmar Warehouse y en las producciones neoyorkinas 'The Cider House Rules' y 'Breaking the Code'.

MACKENZIE CROOK (Braddon) es un actor versátil con una riqueza en teatro y créditos en cine. Conocido por su papel junto a Johnny Depp en THE PIRATES OF THE CARIBBEAN, Mackenzie también a protagonizado en numerosas películas entre las que se incluyen, THE ADVENTURES OF TINTIN: SECRETS OF THE UNICORN, de Steven Spielberg, SEX & DRUGS & ROCK & ROLL y FINDING NEVERLAND entre otras.

Sus créditos en televisión incluyen el papel del comediante Ricky Gervais en 'The Office', así como papeles en 'Accused', 'Merlin', la exitosa 'Skins' y 'Game of Thrones'.

Así como sus trabajos en cine y televisión, Mackenzie ha sido galardonado con nominaciones a los premios Olivier y Tony por sus actuaciones en teatro, más notablemente en 'Jerusalem', de Jez Butterworth, la que protagonizó en sus corridas desde 2009 a 2001, tanto en el West End como en Broadwau. Además, participó en las producciones de 'The Recruiting Officer' en The Donmar Warehouse, 'The Seagull' en The Royal Court, y en Nueva New York, 'Exonerated' y 'One Flew Over The Cuckoo's Nest'.

Su primer libro, una novela para chicos, The Windvale Sprites fue nominado al premio Waterstone.

JEMIMA ROOPER (Hydrangea) es una actriz irresistible con una amplia experiencia en cine, televisión y teatro. Habiendo aparecido producciones desde muy temprana, sus créditos en cine incluyen BLACK DAHLIA, de Brian De Palma; KINKY BOOTS, de Julian Jarrolds, y más recientemente interpretó a la hermana de Daniel Radcliffe en THE F WORD.

Es conocida por sus diversas actuaciones en televisión, entre las que se incluyen papeles en 'Lost in Austen', 'Bouquet of Barbed Wire', 'Sinchronicity', 'Hex', 'Sugar Rush', 'As If' y 'Love in a Cold Climate', dirigida por Tom Hooper. Su primer papel en TV fue el de George en la adaptación de la tan querida serie de libros 'The Famous Five', de Enid Blyton.

Asimismo, Jemima tiene una gran trayectoria en teatro. Recientemente, protagonizó junto a James Corden la ganadora 'One Man, Two Guvnors' en el National Theatre y en Broadway. Sus créditos anteriores incluyen, 'A Respectable Wedding', en el Young Vic, también junto a Corden; 'Me And My Girl', en Sheffield Crucible, por la que fue aclamada por la crítica; 'All My Sons'; 'The Power Of Yes', producción del National Theatre de David Hare; 'Her Naked Skin', también en el National Theatre. Además, participó del ciclo de obras del Tricycle Theatre: 'The Great Game: Afghanistan'.

VALERIA BILELLO (Alessandra) nació en Sciacca, cerca de Agrigento (Sicilia), y se crió en Milán, donde comenzó su carrera como modelo, mientras estudiaba. En 2004, ingresó a la Escuela de Cine de Milán (Scuola di Cinema di Milano) y dos años más tarde, ganó el premio por la dirección de su primer corto en el Festival de Cine "Sguardi Altrove Film Festival". En 2008, comenzó su carrera como actriz con Pupi Avati en "Il papà di Giovanna", película que la llevaría a participar en el Festival de Cine de Venecia. Al año siguiente, la ganadora del premio de la Academia Gabriele Salvatores la eligió para interpretar a Caterina en "Happy Family", papel que le valió el premio a la Mejor Actriz en el festival de cine Boulogne-Billancourt. Entre 2011 y 2012, interpretó cuatro papeles diferentes en "Il giorno in più", de Massimo Venier, junto a Fabio Volo; en "I Soliti Idioti", de Enrico Lando; en "Ti amo troppo per dirtelo", de Marco Ponti; y en "Come non detto", de Ivan Silvestrini. En marzo de 2012 Giorgio Armani la eligió como la cara de la fragancia Armani Code Luna. Esta campaña la condujo a la creación de tres cortos de la marca Emporio Armani, dirigidos por Olivier Zahm y Can Evgin, bajo los títulos "Alice", "Olga" (inspirado en Olga Carrè, mujer del famoso coleccionista francés Louis Carrè) y "Valèria". En 2013, Valeria Bilello fue una de las protagonistas de la película "Pazze di me" dirigida por Fausto Brizzi.

ACERCA DEL DIRECTOR

DAVID FRANKEL (Director)

MI GRAN OPORTUNIDAD es la sexta película de este director. Sus créditos anteriores incluyen, The Devil Wears Prada, protagonizada por Meryl Streep y Anne Hathaway; Marley & Me, con Owen Wilson y Jennifer Aniston; The Big Year, con Jack Black, Steve Martin y Wilson; y Hope Springs, con Streep, Tommy Lee Jones y Steve Carell; Dear Diary, por la que fue galardonado con el premio de la Academia al Mejor Corto; 'Band of Brothers', de HBO, por la que ganó un Emmy. Sus otros trabajos para HBO incluyen el piloto para 'Entourage' y varios episodios de 'Sex and the City' y 'From the Earth to the Moon'.

Vive en Miami con su mujer Jennifer y sus dos hijos.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP