abril 29, 2014


Silencio del mas alla: Sinopsis, ficha, elenco, critica: The Quiet Ones

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

Sinopsis

Bajo la teoría de que un fenómeno "poltergeist" puede ser creado a discreción, el profesor Coupland (Jared Harris) reúne a un grupo de sus mejores estudiantes universitarios para un escalofriante experimento.

Utilizando métodos poco ortodoxos, investigan los efectos que un fenómeno de esa naturaleza, creado por ellos, provocará en una joven paciente, Jane Harper (Olivia Cooke).

Los nuevos científicos se basarán en la teoría de que la actividad paranormal es causada por la energía negativa del ser humano.

Debido a sus ensayos, una serie de aterradores acontecimientos empiezan a sucederse, por lo que se darán cuenta de que han desencadenado una espeluznante fuerza maligna incontrolable, más aterradora de lo que habían imaginado.

CRÍTICA

Silencio del más allá es una muy floja película sobre poltergeist que cae en el barato recurso de basada en hechos reales cuando prácticamente nada es real.

Tiene una estética, unos personajes, un elenco y unas actuaciones más cercanas a la clase B y al cine bizarro que a una buena producción sobre hechos paranormales. Salvo algunos sustos basados en ruidos o en apariciones oportunas, el resto no ofrece nada que ya no se haya visto hasta el cansancio.

De todas formas, y a pesar de todo, mantiene entretenido al espectador gracias a la curiosidad que va a tener por querer saber cuál es el desenlace.

¿Qué es verdad en Silencio del más allá?: sólo la inspiración que tuvo el autor sobre el experimento Philip (Philip Experiment) realizado en 1972 en Canadá por el Dr. Alan Robert George Owen y un grupo de ocho personas que buscaban crear una manifestación (Philip) que naciera de sus mentes. Por lo tanto no existió en la vida real el personaje de Jane Harper ni la entidad de Evey, no sucedió en Oxford, no existíó ningún culto, no se usaron métodos no ortodoxos y ni siquiera las fotos del final son reales, ya que son simples actores.

En conclusión: Los afectos a este estilo de película no la van a pasar muy mal, pero seguramente tampoco la van a incluir en sus mejores películas vistas.

Cintia Alviti



En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

"Espero que no te asustes con facilidad". Profesor Coupland

Pocos nombres han despertado tanto miedo y horror como Hammer. A partir de la década de 1930 el estudio de cine británico, Hammer Films produjo un clásico de terror tras otro, desde las películas de monstruos góticos hasta zombies y aventuras basadas en novelas de suspenso. En 2008, la marca "Hammer horror" regresa con la producción de dos de las películas de terror más innovadoras del nuevo milenio: la dramática historia de vampiros contemporánea Déjame entrar y la venganza del más allá con La dama de negro.

Ahora, los estudios Hammer hacen una zambullida con estilo elegante en uno de los temas más atractivos del género de terror -la posesión sobrenatural- con Silencio del más allá. Inspirada en horripilantes hechos reales que ponen a la ciencia racional y los misterios más intensos de lo paranormal en un punto de colisión. Adentrándose en lo más profundo del miedo, ya que explora una serie de experimentos de la década de 1970 en Londres, una chica profundamente perturbada, abandonada desde que era un bebé, rechazada por cada hogar que intentó adoptarla, a causa de los sucesos extraños y alarmantes que la persiguen. ¿Pero qué está en la raíz de su malestar psíquico extremo? ¿Hay una explicación lógica para su tormento tan escalofriante. . . o es un equipo de investigadores a punto de desatar una oscuridad a la cual no pueden comprender o posiblemente sobrevivir?

Para el director John Pogue estas preguntas fueron claves para la creación de un thriller de posesión con un toque irreverente y moderno. Pogue, mejor conocido como el guionista de The Skulls y Rollerball, así como el escritor y director de Cuarentena 2: terminal, había estudiado psicología experimental en la universidad. Por lo tanto, la idea de crear conmoción y temor en un equipo de experimentadores convencidos de que no hay razón científica para tener miedo, le parecía un territorio muy emocionante. Él estaba especialmente atraído por 1970, la Edad de Oro de la investigación paranormal, que llevó a algo sorprendente y aún no resuelto, los "experimentos" antes de que los programas perdieran su financiación y pasaran a la clandestinidad más profunda.

"En los años 60 y 70, varias universidades, incluyendo Princeton, comenzaron a crear departamentos de Parapsicología", señala. "Nuestra película tiene lugar en 1974, en el apogeo del interés por el estudio de lo paranormal. Sentí que era una gran base para una película de terror, que atrae en ese elemento perturbador de la realidad. Un realismo cautivante -reforzado por el efecto de "found footage"(metraje encontrado) del desarrollo de la historia a través del punto de vista de un joven director de cine contratado para documentar el experimento (Sam Claflin), lo cual se convirtió en el fundamento elemental del enfoque del cineasta John Pogue.

"Queríamos crear algo en la tradición de la atmósfera psicológica basada en las características del horror. La idea era enfrentar lo Sobrenatural contra la Ciencia".

Con los sustos en la película, tomé un enfoque que es un poco de la vieja escuela, en la que se intenta llevar al público a ciertos lugares de la mente, "en los que usted no está muy seguro de lo que realmente está pasando", hasta que los acontecimientos se vuelven cada vez más intensos.

El productor Simon Oakes, director ejecutivo y presidente de Hammer Films, dice que The Quiet Ones encaja perfectamente con el objetivo de la compañía y de los conocedores del género de terror, es horror moderno para una audiencia del siglo 21. "Anunciamos que habíamos adquirido los estudios Hammer y, con ello, traído de vuelta de entre los muertos, por así decirlo, una gran cantidad de secuencias de guiones, aunque siempre seguíamos buscando algo inteligente, fascinante y muy cinematográfico," él dice. "Con The Quiet Ones encontramos una historia inspirada en algo que realmente sucedió y que tenía todos los elementos de un thriller de terror stand-out. Lo mejor: es una película que depende en todo del terror psicológico. . . que es siempre el más espantoso".

SOBRENATURAL VS. CIENCIA

La inspiración para The Quiet Ones comenzó con una historia increíble: los verdaderos científicos que sondeaban tales experiencias humanas inquietantes como fantasmas, clarividencia, telequinesis y hasta teleplasma (emanaciones del cuerpo de una persona con poderes telepáticos), en los laboratorios de tipo médico. Como guionista, Tom de Ville se adentró en el apogeo de la investigación paranormal, y hubo un incidente particular que lo atrapó.

"Fue un experimento realizado a mediados de la década de 1970 en Toronto," explica. "Los investigadores estaban investigando la idea de que los duendes podrían ser creados por una intensa energía emocional y, para tratar de probar esto, se dedicó a intentar crear un ser sobrenatural de su propia energía emocional."

Conocido como "El Experimento Phillip," que se llevó a cabo bajo los auspicios del Dr. ARG Owen, un matemático nacido en Gran Bretaña, el genetista y profesor que escribió varios artículos sobre duendes y telequinesis. Durante el experimento, un pequeño equipo evocaba un fantasma llamado Phillip -sacando su semejanza, dándole ciertas cualidades - y luego trató de traerlo a la vida usando su concentración colectiva y estados de ánimo. Al principio, no pasó nada, pero pronto una serie de inquietantes acontecimientos -golpeteos, grifos activándose y mesas moviéndose- convenció al equipo de que algún tipo de actividad psíquica estaba verdaderamente en juego. Incluso hicieron una película como documentación de parte del experimento. Esto encendió la imaginación de De Ville. "Inmediatamente quise ampliar esto en una historia de terror, sobre las personas que trazan un experimento similar -que luego va terriblemente mal cuando empiezan a perder el control de lo que han creado", recuerda.

Así nació el personaje de Jane Harper, una niña oscura perturbada, que aparentemente ha ido canalizando toda su furia contenida y angustia en una entidad conocida como Evey. ¿Pero es Evey en realidad una creación de la mente caótica de Jane, o algo mucho más peligroso y poderoso?

Liderando el experimento, el profesor Joseph Coupland (Jared Harris), se ve obligado a llevar su proyecto poco convencional a una casa privada en Londres, cuando Oxford se niega a autorizarlo. Trae consigo dos estudiantes y un forastero, Bryan McNeil (Sam Claflin), que trabaja en el departamento audiovisual de la universidad, y se une al equipo para filmar los experimentos, sólo para encontrarse a sí mismo cada vez más desquiciado frente a lo que está testimoniando.

"McNeil se convierte en nuestra conciencia, nuestros ojos y oídos, literalmente," dice Ben Holden, quien anteriormente produjo La dama de negro para Hammer. "Él es un extraño, un pueblerino, no un científico, a medida que avanza la película va tomando conciencia y comienza a cuestionar precisamente lo que están haciendo." Esas preguntas sólo se hacen más urgentes a medida que crece McNeil, se acerca más a Jane, convirtiéndose en la única persona en la que puede confiar… y la única persona que siente que las cosas van mal, muy mal en el horrible experimento.

EL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Al frente del equipo de la investigación con Jane Harper se encuentra el profesor Coupland, un brillante científico pero oscuramente también un obsesivo compulsivo, que quiere demostrar que los fenómenos sobrenaturales tienen una explicación lógica, y que Jane se puede curar, sin importar el costo. Al parecer es audaz y arrogante, aunque el doctor Coupland está a punto de exponer los secretos más sombríos de su pasado familiar.

Interpretado por Jared Harris, que salió a la luz en la exitosa serie Mad Men y que ha sido visto como el profesor Moriarty en Sherlock Holmes: juego de sombras y Ulises S. Grant en Lincoln de Steven Spielberg.

Para John Pogue, Harris era exactamente lo que se necesitaba para enganchar a la audiencia. "Jared vivió esta parte, fue tan apasionado y trajo mucha actitud. Él es indomable y puede ser una figura de autoridad dura, así que era muy importante para el papel ", dice el director. "Él es alguien tan creíble como Coupland en puntos de vista y métodos no convencionales. Él mismo entiende su obsesión por demostrar sus teorías. Y sin embargo, al mismo tiempo, él puede ser su peor pesadilla".

Añade Ben Holden, "Jared trae un sentido de la inteligencia y también una sensación de peligro. Él es un actor fenomenal, pero también tiene esa cualidad impredecible".

Para Harris fue la oportunidad de crear una experiencia de terror plena para el público, que enfrenta a un científico contra las fuerzas sobrenaturales en las que se niega rotundamente a creer.

"Cuando se hacen este tipo de historias, evocando una especie de miedo primario a lo sobrenatural, lo que es tan interesante acerca de Silencio del más allá es que lo hace a través de un hombre que está tratando de refutar lo sobrenatural", comentó Harris. "Yo estaba muy intrigado por la idea de un thriller sobrenatural que se aproxima a la idea de lo paranormal a través de la ciencia."

Él también estaba intrigado por el estilo de construcción con astucia que tenía la película, una creciente sensación de temor.

"Se trata más de una historia de terror psicológico, eso es lo que realmente me atrajo. Ahí está esa sensación de aprensión a la cual no sabes cómo llamar, pero absolutamente no siempre puedes poner nombre a algo realmente aterrador". Harris señala que Coupland es tan devoto a la ciencia, como también está cegado por él mismo. "Él es brillante en algunos aspectos, pero también arrogante, egocéntrico y un fanático del control total", señala el actor. "Él realmente cree que los eventos sobrenaturales son causados por la acción humana y la psicología humana. Pero cuando se trata de Jane Harper, es difícil saber si en realidad está tratando de curarla o simplemente usarla como su rata de laboratorio para ver lo que puede sacar de ella. "

A medida que sus motivaciones profundamente ocultas para experimentar con Jane se vuelven más claras, las teorías de roca sólida de Coupland sobre la energía paranormal comienzan a agrietarse.

"Resulta que Coupland y su equipo han abierto la caja de Pandora y ahora no pueden controlar lo que han encontrado allí", resume Harris.

Una de las primeras ideas de Coupland es asegurarse de que su experimento sea documentado, que es lo que lo lleva a reclutar al joven Bryan McNeil (Claflin), quien no es un científico ni un creyente de lo sobrenatural - que es sólo un tipo haciendo un trabajo, o eso cree hasta que se adentra más y más por la necesidad de ayudar a la seductoramente vulnerable Jane Harper.

El equipo quería a Sam Claflin para el papel de McNeil desde el principio. "Me había reunido con Sam antes de que el proceso de casting comenzara y supe que éste era el chico para interpretar a McNeil," recuerda Pogue. "Tiene una calidad multifacética, además que es singularmente encantador y divertido. Él tiene una especie de espíritu Tom Cruise donde puede decir o hacer cualquier cosa y cautiva. Pero más allá de eso, es mucho más que una cara bonita. Él es un actor muy talentoso y que empuja en direcciones interesantes, así que creo que va a ser algo que te sorprenderá"

Pogue animó a Claflin interpretar a McNeil en su propia crisis de fe. "Al principio, vemos que McNeil proviene de un trasfondo religioso. Lleva una cruz, pero él se desapega de esa cruz al principio, a ser más abierto de mente, "Pogue explica. "Podía pasar cualquier cosa: él podía volver a la religión o podía ser un creyente en la ciencia. Él es un personaje que nos permite ver y entender estos puntos de vista conflictivos". Para Claflin, una historia tan aterradora fue imposible de resistir. "He interpretado un montón de diferentes tipos de personajes, pero deseando la oportunidad de estar en una película de terror, éste fue uno que no podía dejar pasar", explica. "También soy un gran fan de la Hammer y de sus recientes películas, especialmente La dama de negro. El script en sí era muy fuerte y realmente te pone en el borde del asiento. Creo que el público sentirá que están experimentando estos eventos junto con nosotros. Eso, junto con el proceso de los experimentos y la adaptación a la década de 1970 con su tecnología informal, lo convierte en un thriller muy, muy espeluznante".

El interés de McNeil por Jane pronto se convierte en temor por su vida, y la suya! "A medida que se intriga más y más por ella, McNeil comienza a sentir que el experimento podría estarle haciendo daño y que Coupland va demasiado lejos. Es lo que están haciendo una forma de tratamiento - ¿o se trata de una especie de tortura?- Está en conflicto de si debería tratar de ayudar a Jane, de alguna manera, o simplemente ir con las decisiones del profesor". Claflin asegura que será divertido ver los resultados finales. "A pesar de que había estado durante la filmación y sabía donde eran los sustos, todavía me encontré a mí mismo saltando en la butaca la primera vez que vi la película", dice riendo. "Creo que debido a la tecnología de los 70's, siempre se siente un paso por detrás de lo que está pasando y eso lo hace muy emocionante. También tiene ese aire Hammer de la vieja escuela, que para mí es la síntesis del horror".

EL ASUNTO: JANE HARPER

La escalada de temor en Silencio del más allá emana desde el interior de una chica: Jane Harper, quien se ha presentado al experimento del doctor Coupland con la esperanza de que pueda curarse de su extraño comportamiento y síntomas espeluznantes, que de otro modo podría dejarla en un manicomio. Coupland ha convencido a Jane que el poder oscuro que ella llama Evey es algo que ha creado con sus propias emociones. . . pero Evey puede estar más allá de su control.

Para encontrar a una actriz que pueda asumir un personaje tan aparentemente frágil, pero terriblemente peligrosa, los realizadores emprendieron una búsqueda exigente. Después de observar a muchos candidatos, encontraron a su Jane Harper en la estrella en ascenso, Olivia Cooke, quien interpreta el amor platónico del icono del horror, Norman Bates, Emma Decody, en la exitosa serie de televisión Bates Motel.

"Buscar a Harper fue inusualmente desafiante", dice Pogue. "El espectro que este personaje tiene que interpretar es muy, muy difícil. Vimos un montón de actrices. Encontrar a alguien como Olivia, que realmente pudiera hacerlo todo, fue fantástico. Ella es absolutamente cautivante y fascinante como Jane, el tono de su voz, y la expresión en los ojos. Ella tiene los ojos más increíbles que he visto en mi vida y no puedo esperar a que la gente la vea".

Añade Ben Holden: "Jane Harper es tan misteriosa. Olivia consiguió encarnar todos los ángulos del personaje. Ella es muy brillante y es algo así como un descubrimiento para la película. Ella puede ser muy atemorizante, así como inocente y también bastante sexual, a la vez que puede volverte completamente vulnerable. Es una mujer, aún un siendo niña."

Ella también fue capaz de llegar a las profundidades del escalofrío y del miedo más intenso. "Cuando ella gritó, todos en nuestra oficina saltaron de susto", Holden recuerda. "Los gritos no son fáciles, lo suyo es lograr que se te hiele la sangre."

Al igual que sus compañeros de reparto, Cooke se sintió atraída por la nitidez de la historia. "Me pareció fascinante y se sentía como uno de esos clásicos del cine de terror de los años 70", dice ella. Cooke señala que Harper es una participante dispuesta en aquel experimento, aunque otros podrían estar horrorizados, ella se mantiene en un cuarto cerrado y sometida a un estrés psicológico extremo. "Cuando la conocemos, ella ha estado bajo el cuidado de Coupland durante unos seis meses", explica la actriz. "Creo que ella decidió dejar el asilo donde vivía, para ir con Coupland porque ella tenía verdaderamente la impresión de que este experimento podría finalmente ayudarla."

"Él ha prometido que puede extraer esa energía negativa de dentro de ella. Así que Harper, piensa 'bueno, está bien, esta es mi última oportunidad' y por eso es que ella está de acuerdo en hacer lo que se le pide, incluso cuando las cosas empiezan a salirse de control."

LA PELÍCULA DENTRO DE LA PELÍCULA

Cuando el profesor Coupland contrata a McNeil como camarógrafo para documentar el experimento con Jane Harper, se abre una nueva vía visual dentro de la película dando a los cineastas la oportunidad de contar partes de la historia a través del ojo de la cámara, y para crear estilo retro con películas dentro de la película.

"Eso fue inmediatamente atractivo", dice el escritor Tom De Ville, el uso de un integrado en la cámara y "found footage", que abarca los años 60 y 70 de tecnología en película, tan torpe y evocador, donde te dan cosas como la película quemada al final de un carrete, o el micrófono que reacciona con pelusa electrónica, estallidos y explosiones. "El equipo de cámara de McNeil contribuye mucho a la película y añade una cierta cualidad táctil", comenta Ben Holden. "Se ve hermoso en la pantalla y al igual que la maquinaria que arman, los diferentes dispositivos que utilizan para aprovechar toda esa energía negativa y canalizarla, es muy sugerente. Bastante espeluznante y divertido."

Agregando a la riqueza de la película, fue la colaboración entre Pogue, Erdely y el diseñador de producción Matt Gant, que diseñó la ubicación aislada de la película: una casa vieja y espeluznante en Oxfordshire, Inglaterra, que ofrece el escenario perfecto para el experimento. El material adicional en la película, saca a relucir la historia personal del profesor Coupland, que se remonta a uno de sus primeros casos -el de David Q, un precursor de Jane Harper, cuyo tratamiento misteriosamente terminó abruptamente.

Pogue observa que el diseño de toda la producción expone todas las capas de lo que está pasando con Coupland, McNeil y Jane Harper, ya que sus viajes los llevan más allá de la ciencia, más allá de la psicología, tal vez más allá de lo que cualquiera de ellos puede manejar.

Ficha técnica:

Dirección: John Pogue

Guión: Craig Rosenberg, Oren Moverman y John Pogue

Escritor: Tom de Ville

Productor: Tobin Armbrust, James Gay-Rees, Ben Holden, Simon Oakes y Steven Chester Prince

Montaje: Glenn Garland

Dirección de casting: Sasha Robertson

Diseño de producción: Matt Gant

Compositor: Lucas Vidal

Duración: 98'

Elenco:

Jared Harris - Profesor Coupland

Sam Claflin - Brian McNeil

Olivia Cooke - Jane Harper

Erin Richards - Kristina Dalton

Rory Fleck-Byme - Harry Abrams

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP