febrero 18, 2015


Kingsman, el servicio secreto: Sinopsis, elenco, ficha, critica: The Secret Service

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

Basada en el aclamado comic y dirigida por Matthew Vaughn (Kick-Ass, X-Men First Class), Kingsman: El Servicio Secreto narra la historia de una organización clandestina de espías que recluta a un chico de la calle nada refinado, pero que muestra potencial, para el programa de entrenamiento ultra-competitivo de la agencia, justo cuando una amenaza mundial surge a manos de un perverso genio de la tecnología.

Cuando el padre del niño de cinco años Gary "Eggsy" Price sacrifica su vida en cumplimiento de su deber durante un ejercicio militar confidencial, a su familia le dan una medalla inusual -y un número telefónico que sólo podrán utilizar una vez, en caso de que necesiten un favor de cualquier tipo.

Diecisiete años después, Eggsy (TARON EGERTON) es un alumno que ha abandonado la escuela y está desempleado, y que vive una existencia sin porvenir en el departamento de su madre.

Después de ser arrestado por robar y manejar un vehículo robado, Eggsy utiliza su medalla para salir de la cárcel.

A la prisión llega a rescatarlo Harry Hart (COLIN FIRTH), un espía impecablemente sofisticado que le debe la vida al padre de Eggsy.

Consternado después de ver el camino que Eggsy ha tomado, pero impresionado por sus todavía mejores cualidades, Harry le da a Eggsy la oportunidad de darle un giro a su vida al ofrecerle hacer una prueba para ocupar un puesto con los jefes de Harry: Kingsman, una organización independiente de inteligencia secreta.

Eggsy deberá completar la sumamente competitiva, y con frecuencia peligrosa, serie de pruebas que todo agente nuevo de Kingsman debe cumplir, y lidiar al mismo tiempo con la batalla emocional de ser un marginado social en un ambiente donde el resto de sus compañeros son cultos, tienen grandes contactos y muy buenos modales.

Mientras tanto, Harry está intentando resolver las misteriosas desapariciones de varios académicos, científicos y artistas prominentes, y cazar al hombre que cree es responsable de eso -Richmond Valentine (SAMUEL L JACKSON), un billonario de la tecnología y activista ecológico desilusionado, cuyo deseo por salvar la tierra a cualquier costo, lo ha llevado a diseñar un plan que tendrá consecuencias devastadoras para todos.

Con la ayuda de Harry, Eggsy aprende a convertirse tanto en un caballero como en un espía -pero, ¿podrá superar a sus rivales y obtener el codiciado puesto en Kingsman?

¿Y podrán él y Harry descubrir a tiempo la verdad acerca del plan ingeniosamente malévolo de Valentine para detenerlo?

CRÍTICA

Kingsman, el servicio secreto, es una entretenidísima película con muchísima acción, humor negro y una gran fotografía.

Las escenas de lucha cuerpo a cuerpo son imperdibles y fabulosas. Tienen una estética impactante gracias a los excelentes efectos especiales y coreografías.

Colin Firth interpreta su personaje de maravillas sobre todo en los momentos de acción. Y el resto del elenco acompaña a la altura.

El guión tiene diálogos inteligentes, energía y muy buen ritmo, aunque pasada la mitad no tiene la misma intensidad que al comienzo.

Excelente thriller de espionaje de la vieja escuela, pero modernizado con lo último en tecnología, que te deja con muchas ganas de ver una secuela lo más pronto posible.

Cintia Alviti

¿Y vos que opinás de Kingsman, el servicio secreto?


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Twentieth Century Fox presenta, en asociación con MARV, una Producción de Cloudy, un filme de Matthew Vaughn, KINGSMAN: EL SERVICIO SECRETO, protagonizado por Colin Firth, Samuel L. Jackson, Mark Strong, Taron Egerton y Michael Caine.

El castinges de Reginald Poerscout-Edgerton, CSA, la diseñadora de vestuario es Arianne Phillips, y la música fue compuesta por Henry Jackman y Matthew Margeson. La coproductora es Jane Goldman, y la película es editada por Eddie Hamilton, A.C.E. y Jon Harris.

El diseñador de producción es Paul Kirby y el director de fotografía es George Richmond. Los productores ejecutivos son Mark Millar, Dave Gibbons, Stephen Marks, Claudia Vaughn y Pierre Lagrange.

KINGSMAN: EL SERVICIO SECRETO es producida por Matthew Vaughn, David Reid y Adam Bohling. El guión es de Jane Goldman y Matthew Vaughn, basado en la tira cómica "The Secret Service", de Mark Millar y Dave Gibbons.

El filme es dirigido por Matthew Vaughn.

Kingsman: El Servicio Secreto trastoca de manera irónica los conceptos del género de espías, al narrar la historia de un espía caballero que toma bajo su tutela a un chico ordinario de la clase trabajadora y lo entrena en el arte del espionaje. Es acerca del viaje que un chico de la calle hace de una clase social a otra, y que se desarrolla en dos mundos que se contraponen; uno, el de las aventuras donde vives o mueres, el otro, el de una existencia callejera muy ordinaria. "La película es una mezcla de todo lo que aprendí al haber hecho Lock, Stock, and Two Smoking Barrels, Snatch y Layer Cake, que fueron películas de gánsteres, así como de mis películas basadas en cómics Kick-Ass yX-Men: First Class", indica el director y coescritor Matthew Vaughn.

La coescritora Jane Goldman añade: "Matthew le tiene un afecto muy profundo a las películas de James Bond, yKingsman: El Servicio Secreto es acerca de adoptar ese género, pero también hacer algo nuevo con él. Matthew lleva muchos años queriendo hacer una película de espías -incluso desde que estábamos trabajando en Stardust [la película de fantasía de Vaughn], en el 2007".

Fue en el set de Kick-Ass, película que trastocó los convencionalismos del género, que Vaughn y el afamado novelista gráfico Mark Millar concibieron el concepto de lo que finalmente llegaría a ser Kingsman: El Servicio Secreto. "Acordamos que queríamos explorar los orígenes de un espía elite, pero centrar nuestra atención en un candidato inusitado", comenta Millar.

Millar le comentó a Vaughn de un artículo que había leído en el periódico de cómo Terence Young, quien dirigió la primera película de Bond, Dr. No, le había dado el papel a Sean Connery en contra de los deseos del autor Ian Fleming, creador del agente 007. Fleming había visto a 007 como alguien más del tipo de James Mason o David Niven. Millar comenta: "Young se percató que tenía que convertir a Connery, este rudo tipo de Edimburgo, en un caballero, y antes de haber comenzado a filmar la película lo llevó con su sastre, a sus restaurantes favoritos, y básicamente le enseñó a comer, hablar y vestirse como un espía caballero".

Esa conversación fue la que echó a andar la máquina para la creación de Kingsman: El Servicio Secreto, pero les tomaría unos cuantos años más antes de que Millar comenzara a escribir The Secret Service, la novela gráfica en la que está basada el filme. Si bien habían jugado con la idea de que se desarrollara en los Estados Unidos, Vaughn insistió en mantener la historia ubicada en Inglaterra, así que Millar sabía que necesitaba encontrar a un ilustrador británico para que capturara las diferencias sutiles entre clases.

De inmediato pensó en el legendario dibujante Dave Gibbons, famoso por su trabajo en Watchmen, con Alan Moore. Cuando tenía diecisiete años, Millar recuerda haberse formado cuatro horas para obtener el autógrafo de Gibbons cuando era un aficionado a los cómics, y haber apreciado los quince segundos que tuvo con él frente a frente. "No podía haber estado más feliz", comenta. Un año después, Millar, todavía en la escuela, le escribió a Gibbons para decirle que quería ser una escritor de tiras cómicas y que Gibbons debería trabajar con él.

"Le contesté a Mark de una manera muy cortés, donde le decía, 'Quizás y no ahora, pero sí en el futuro'", recuerda Gibbons. "Los años pasaron y para cuando me volví a topar con él, ya me había convertido en un gran aficionado de su trabajo y acordamos colaborar juntos en un proyecto".

Millar le platicó a Gibbons la historia de El Servicio Secreto. A Gibbons le llamó la atención el hecho de que se desarrollaba en Inglaterra y que los personajes fueran intrínsecamente británicos. "No hay nada que pueda ser más emocionante que las cosas que están basadas en la realidad", explica. "Incluso a la fantasía más excéntrica, le tienes que dar una base sólida en la realidad para que siga siendo posible. Así que si vas a tener a gente volando por todos lados en mochilas con cohetes y en asientos de eyección, con todos esos artefactos maravillosos, es realmente importante que los cómics de El Servicio Secreto se desarrollen en una zona creíble del sur de Londres, que los chicos se vean auténticos y que los coches vayan acorde, para que así, se conserve y alimente la fantasía".

El Servicio Secreto llegó a las repisas de las tiendas de cómics en febrero de 2012, para narrar la historia de un espía caballero que entrena a su sobrino, un punk callejero, para ser el siguiente gran agente secreto, y explorar los dos lados coexistentes de la cultura británica.

Mientras tanto, Vaughn le estaba dando cuerpo a las ideas para la versión cinematográfica con su coescritora Jane Goldman. La pareja ha colaborado en todas las películas de Vaughn hasta la fecha, y estaban escribiendo el guión nuevo, mientras Millar y Gibbons producían el cómic, en gran medida de la misma forma en la que Vaughn y Goldman abordaron la adaptación de la historia de Kick-Ass, también de Millar, mientras éste la escribía.

"Matthew y Jane trabajaron juntos de una manera brillante", indica Millar. "Les mandes lo que les mandes siempre te lo regresan mucho mejor. No hay nada más encantador que ver tu libro adaptado y que, de hecho, haya quedado mejor de lo que imaginaste".

Vaughn y Goldman estaban ansiosos por hacer algunos cambios a la historia de Millar y llevar a Kingsman: El Servicio Secreto a una dirección ligeramente distinta. Concibieron una historia distinta para la organización, de tal forma que fuera un poco menos gubernamental, y que el caballero espía ya no fuera el tío del punk callejero, sino un ex colega de su padre, quien dio su vida para salvarlo a él.

Ensamblando al equipo:

El casting de Kingsman

Kingsman es una organización elite de agentes que trabajan fuera del gobierno. Marcial en estilo, es una unidad altruista que siempre da resultados. "Son los tipos buenos", comenta Colin Firth, quien interpreta a Harry, cuyo nombre en Kingsman es Galahad, en honor a la leyenda artúrica. "Estamos viviendo en una época en la que sospechamos mucho de nuestras instituciones y gobiernos. La confianza que alguna vez tuvimos, por mucha o poca que haya sido, se ha visto minada, así que me parece que es interesante explorar la idea de que hay una organización con intenciones puras. Una que no esté comprometida con la política y burocracia de estas instituciones. Los Kingsman son Caballeros de la Mesa Redonda contemporáneos".

Para darle el papel a Firth, Vaughn no tuvo que pensarlo mucho. Firth es muy querido y elogiado, además de ser considerado el caballero inglés por excelencia, así que la noción de mostrar su lado aventurero y pendenciero fue difícil de rechazar. "Ver a Colin en acción es divertido y diferente", comenta Vaughn. "Fue un gran riesgo, pero Colin realmente lo logra. Sabía que el aspecto de caballero del espía no iba a ser problema, pero no estaba tan seguro que pudiera lidiar con la acción. Lo sacamos de su zona de confort y le invirtió mucho trabajo a ello. Colin podría ser definitivamente una estrella de acción después de esto".

El espía caballero es un tropo clásico del cine británico; desde la genuina perspectiva en las novelas de John le Carré -el detective solitario- hasta las fantasías ultra-modernas, cargadas de testosterona, en las películas de James Bond de la década de los '60. Firth, quien interpretó a Bill Heydon en Tinker, Tailor, Soldier, Spy, original de le Carré, apreció la oportunidad de explorar un héroe de acción. "Lo que Matthew hace de una manera muy hábil es encontrar una forma de conjuntar pedazos de todos ellos", comenta. "Así que tienes un poco de Harry Palmer [el espía protagonista del autor Len Deighton], un poco de Bond, y un poco de le Carré; y todo está ahí en aras de entretener".

"La paleta y sensibilidad de Kingsman: El Servicio Secreto es hasta cierto punto conservadora; el espía caballero", continúa. "Es elegante -las mancuernillas, el traje, los artefactos incorporados a un paraguas. Es también futurista y hace que lo imposible sea posible de una manera muy extravagante".

De hecho, dice, el papel apeló a su versión de ocho años, cuando le encantaban los juegos de fantasía. "El filme tiene ese elemento fantástico exuberante, lleno de acción y épico, donde tienes héroes y villanos muy definidos, que pueden hacer lo que sea. Existe aquí una forma de súper poder. No somos personas que podamos volar, pero tenemos artefactos que pueden hacer lo imposible, desde encendedores y plumas, a cuchillas en nuestros zapatos".

Harry se siente responsable por la muerte del padre de Eggsy y cree que tiene una deuda con el hombre. Cuando un agente Kingsman es asesinado, la organización busca un nuevo recluta. Firth explica: "Cuando Harry ve que el hijo de su camarada fallecido, Eggsy, está sentado en primera fila en dirección al desastre por la manera en la que está llevando su vida, Harry asume el reto de ver si puede salvar al chico. Esto se debe, en parte, a la culpa que carga, pero quiere ver si puede moldear a Eggsy para convertirlo en material de Kingsman. Le dice de manera bastante explícita que ser un caballero no tiene nada que ver con los acentos o la crianza; es algo que alguien aprende y se demuestra en el comportamiento personal".

Darle el papel a un joven actor capaz de personificar a Eggsy y emprender el viaje de ser un chico de la calle errante a un agente secreto refinado fue un reto enorme. Ya con la película muy metida en preproducción y con casi todos los papeles ya otorgados, Vaughn todavía seguía intentando encontrar a su Eggsy.

A más de 60 actores jóvenes les hicieron pruebas en pantalla, antes de que Vaughn conociera a Taron Egerton, un chico de 24 años de edad, de Aberystwyth, Gales, y recién salido de la escuela de teatro. Con ningún crédito cinematográfico en su haber, Egerton estaba trabajando en un drama televisivo cuando su agente le presentó algunas cuantas cuartillas del guión de Kingsman: El Servicio Secreto y le dijo que se preparara para una audición al día siguiente. "Creo que ni siquiera venía el título del filme", recuerda Egerton. "Era sólo una escena entre dos personajes llamados Harry y Eggsy. Pero estaba muy bien escrita, y yo estaba muy emocionado por la oportunidad".

En la audición, Vaughn le dijo a Egerton que le gustaría que regresara a leer el guión con Colin Firth. El joven actor no estaba consciente que a Firth le habían dado el papel de Harry. "A los cinco minutos me enteré que Michael Caine también estaba en la película, y mi corazón empezó a latir rapidísimo", recuerda Egerton.

"Encontrar a un actor joven talentoso es difícil", indica Vaughn. "Y encontrar a uno que pueda cargar con una película lo es incluso más. Taron nunca antes había hecho una película, pero siempre hay alguien que te genera una sensación especial. Cuando Jennifer Lawrence llegó a interpretar a Mystique [en X-Men: First Class, de Vaughn], sólo tenía 19 años, pero tan pronto y echaron a andar la cámara para rodar sus escenas sabías que tenía algo. Me pasó lo mismo con Taron".

Egerton describió el proceso de rodar el filme como "aterrador, pero maravilloso. ¿Qué más podría querer un actor joven? Es un sueño hecho realidad, y me sentí afortunado en ser una de las pocas personas en el mundo que pueda decir eso verdaderamente".

"Eggsy es un papel difícil de sacar adelante", señala Vaughn. "Es un chico de la calle que se convierte en un caballero. Debe ser creíble al interpretar a ambos, y al mismo tiempo ser agradable, que no es fácil. Pero Taron lo ha hecho con un aplomo genuino".

Desde el primer encuentro de Egerton con Firth, los dos actores trabaron amistad. "Su talento es extraordinario", apunta Egerton de su aclamada coestrella. "Hubiera pagado por la clase magistral de haber trabajado a su lado, deja tú que me hayan pagado. Colin es muy amable y siempre te alienta y reconforta, además de brindarte apoyo y consejos todo el tiempo. Me parece que fue una idea genial de Matthew haberle dado el papel a él".

Firth, de igual manera, sólo tiene palabras de elogio para Egerton. "Siento como si yo fui quien aprendió de Taron -de su espontaneidad, sensibilidades, puntos de referencia, uso del lenguaje y energía. Fue estimulante para mí -y un inmenso regalo-mantenerme conectado con gente en polos completamente opuestos dentro del espectro generacional. En este filme encontré todo eso", comenta, al también hacer referencia a Michael Caine, a quien Vaughn le dio el papel de Arthur, jefe de Kingsman.

El actor que interpreta a Arthur necesitaba tener la seriedad y ser alguien que Harry pudiera admirar. Gibbons comenta: "Arthur es el sistema, y cuando se trata de películas, Michael Caine es el gobernador. A todos los papeles que interpreta siempre los reviste de autoridad y un sentido de experiencia melancólica que lo hacían ideal para este papel".

Caine de inmediato reaccionó ante el guión. "Cuando lo leí, me pareció un guión muy inusual, muy divertido y una gran aventura".

Mark Strong, quien interpreta a Merlin, termina por redondear a los Kingsman. En la misma tradición de la leyenda artúrica, Merlin está ligeramente afuera de la "mesa redonda", ya que sirve como entrenador de los reclutas y es el genio tecnológico de la organización. Strong comenta que Merlin puede lidiar con una computadora tan fácilmente como lo puede hacer con un rifle automático.

"Merlin es una persona que así como es eficiente es rudo, pero también es un personaje muy agradable", comenta Strong. "Es como esta figura de sargento mayor que quiere y se preocupa por sus reclutas, así que cuenta con su lado amable. Merlin es un comerciante del amor duro, pero siempre lo estamos apoyando porque él siempre está apoyando a sus pupilos".

Strong es uno de los colaboradores más frecuentes de Vaughn, y no chistó ante la oportunidad de volver a hacer mancuerna con el director. "Esta es el tercer filme que he hecho con Matthew", comenta Strong. "Cuando vas a trabajar con él, sabes que vas a estar con alguien con el que disfrutas trabajar, así como con alguien que va a hacer una película que te va a gustar".

Todos los reclutas de Kingsman representan todo un reto para Eggsy, pero en Roxy, interpretada por Sophie Cookson, Eggsy encuentra lo que Jane Goldman llama "un digno rival. Son amigos y adversarios, y entre ellos se respetan. De cierta forma, ésa es parte de nuestra divergencia con James Bond; no hay un romance entre ellos y tampoco se trata de que él se esté acostando con mujeres".

Fue este aspecto de la personalidad de Roxy lo que le llamó la atención del papel a Cookson. "Estoy bastante cansada de leer guiones donde las mujeres son muy sexualizadas y su función es básicamente ser un accesorio del protagonista principal", explica. "Roxy no es así. Tiene sus propios objetivos y ambiciones, y en gran medida es su propia entidad. Roxy es una de las candidatas femeninas para formar parte de Kingsman, así que está rodeada por mucha testosterona. Siente una afinidad hacia Eggsy, incluso a pesar de que son muy diferentes".

Cookson apreció los múltiples retos del papel. "Había ocasiones donde me preguntaba qué estaba haciendo, colgada en un arnés de cabeza, a punto de vomitar. Pero estoy muy contenta de haber formado parte de eso. La visión de Matthew para el detalle es como nada que me haya tocado ver antes. Tiene la toma en su cabeza, y como actor eso es maravilloso porque puedes confiar en él".

Apoderándose del Mundo

Encontrando a los Villanos

Cada buen espía necesita un villano apropiadamente malvado, y en Valentine, interpretado por Samuel L. Jackson, el género bien pudo haber descubierto a su antagonista más maniaco. Un genio billonario, cuyo plan para "salvar al mundo" va de la mano de exterminar a la raza humana, Valentine está forjado en el molde de los clásicos tipos malos de películas de espías. Pero el emprendedor experto en tecnología también está inspirado en los súper poderosos más recientes del mundo: los Directores Generales de los inmensos conglomerados de medios y gigantes de la tecnología.

Un voraz aficionado de las tiras cómicas, Samuel L. Jackson ya había leído los libros de Mark Millar y Dave Gibbons cuando escuchó que Vaughn estaba interesado en él para el papel de Valentine. "Los Kingsman son un tipo de espía caballero muy diferente", reflexiona. "Me pareció que el concepto era grandioso y siempre creí que era muy buen material para hacer una película maravillosa".

A Jackson le encantó el guión de Vaughn y Goldman, y dice que entendió de inmediato las motivaciones de Valentine. "Lo más descabellado fue que todo tenía absoluto sentido", dice entre risas. "La película está llena de grandes imágenes, y para mí fue muy emocionante haber emprendido el viaje".

La lógica de Valentine postula que la población mundial se ha incrementado a niveles incontrolables, por lo que se requiere de un sacrificio. Su plan mortal es producir tarjetas SIM que distribuirá de manera gratuita alrededor del mundo, y que estimularán de manera simultánea tanto la agresión como la reducción en las inhibiciones. Literalmente, esto provocará que la gente se despedace entre ella, salvo por unos cuantos elegidos por su inteligencia, poder y belleza. Con microchips protectores implantados en las cabezas de esta elite, Valentine los ha reunido y transportado a su base secreta.

Millar explica: "Le tomé prestada la idea a un profesor que conocí en la Universidad de Glasgow. Alguna vez me explicó que si el complejo primitivo en la mismísima base del cerebro fuera activado, seríamos extremadamente territoriales y agresivos, y acabaríamos por destruirnos entre nosotros. Hay una frecuencia radiofónica que puede enloquecernos a todos".

Jackson describe a Valentine como un hombre moral y pragmático. "Entiende que uno debe de tomar ciertas decisiones para poder hacer que las cosas funcionen, y para hacer que el mundo tenga éxito, se deben hacer sacrificios, y alguien tiene que estar dispuesto a hacerlos".

Firth argumenta: "¡Valentine es un genocida! Es un asesino de masas y psicópata. Quizás y pueda tener el bienestar común en su mente, pero si esto tiene que ver con la muerte de millones de personas, es difícil que esa ideología sea compartida por el resto de la humanidad".

No obstante, entiende el porqué Jackson le encuentra una razón a los actos de Valentine. "Me parece perfectamente adecuado que Sam no vea a su personaje como un villano. Como actores, nuestro trabajo es habitar nuestros personajes, y tienes que verlos de la manera en como ellos se ven -pero desde la subjetividad de mi propio personaje, Valentine es un villano en la clásica tradición de Bond".

Vaughn dice que Jackson fue "todo lo que quisimos y más. De la misma forma en la que Nicolas Cage le aportó algo totalmente único a su personaje de Big Daddy en Kick-Ass, Sam contribuyó con ideas en los ensayos a las que les dimos vueltas, y aunque al principio me asustaron, realmente las sacó adelante".

Uno de los momentos memorables del filme es una secuencia en la que Valentine y Harry, durante una cena, intercambian sus filosofías contrastantes y discuten películas clásicas bajo el contexto de quién querrían ser cuando fueran grandes. "Cuando era niño", dice Valentine, "ese era, como, mi trabajo de ensueño -ser espía caballero". Harry responde: "Siempre sentí que las viejas películas de Bond eran tan buenas como sus villanos. De niño, me imaginaba en un futuro como un megalómano extravagante". "Bueno", responde Valentine, "¿no es una lástima que ambos hayamos crecido?".

"Es emocionante tener a dos personajes contrastantes y después juntarlos", comenta Firth. "Están en igualdad de circunstancias. Ambos son formidables, peligrosos y tienen una gran cantidad de poder. Pero sus herramientas son totalmente distintas, y ver a esos dos en franca competencia es parte de la dinámica que Matthew ha establecido".

Jackson concuerda: "Estamos jugando este juego del gato y el ratón, donde Harry pretende no saber quién es Valentine y éste pretende no saber quién es Harry, hasta que de verdad se sientan y lo expresan. Que comience el juego; veamos quién sale victorioso".

Un villano clásico necesita un inolvidable secuaz, y Valentine tiene a Gazelle, una bella y súper inteligente mujer que tiene dos piernas amputadas, pero unas cuchillas mortales en su lugar. Es una máquina de matar. "La llaman Gazelle [gacela] porque tiene control absoluto de sus piernas", explica Sofia Boutella, quien interpreta el papel. "Gazelle usa unas prótesis que, cuando pelea, sacan una cuchillas afiladas, lo que la hace muy peligrosa".

Para la modelo convertida en actriz, originaria de Argelia, el papel fue como una especie de regalo. Boutella, quien ha agraciado pasarelas, aparecido en videos musicales y bailado en giras de Madonna, ha hecho la transición lentamente hacia el cine, por lo que estaba fascinada cuando obtuvo el papel. "Fue todo un viaje", comenta. "Solía bailar, pero dejé de hacerlo hace dos años y medio, y desde entonces he hecho muchas audiciones, esperando y batallando mucho. Y despertarme un día y obtener este papel -que salió de la nada- fue milagroso para mí. Me siento bendecida en ser parte de este filme".

Trabajar con Samuel L. Jackson fue uno de los momentos más memorables para Boutella. "Es tan impresionante", explica. "Sam tiene mucha energía y me sentí atraída a ella. Lo admiro muchísimo. El primer día de ensayos solamente me le quedé mirando. Estaba como, 'Ah, sí, claro, ahora me toca hablar a mí, ¡perdón!".

Señala que el entrenamiento para las acrobacias del filme fue intenso. "Me enseñaron box Thai, taekwondo y cómo trabajar con cables. Gazelle utiliza sus piernas para matar, así que tenía que aprender diferentes tipos de patadas. Nunca antes había hecho algo similar".

Trajes Elegantes y Sedes Secretas

El Diseño de Kingsman

Kingsman: El Servicio Secreto, que apela a lo naturalmente cool y elegante, y celebra lo "Mejor de Inglaterra" en estilo y diseño, presenta una colaboración con el Sr. Porter -una serie "vestuario de colección" que exhibe trajes sastre de Kingsman, diseñados por la premiada diseñadora de vestuario Arianne Phillips. La colección presenta accesorios de lujo marca Kingsman, incluyendo camisas Turnbull & Asser, corbatas Drake, equipaje Swaine Adeney Brigg, relojes Bremont y zapatos George Cleverley.

Phillips dijo que con tan sólo ver la portada del guión de Kingsman: El Servicio Secreto aceptó participar en el proyecto. "Esta película es acerca de la elite de espías caballeros británicos, y la sede de sus operaciones es una sastrería en Savile Row", comenta. "Fue una oportunidad fantástica para formar parte de una historia de una manera narrativa -y no solamente visual".

Para Vaughn, contratar a una diseñadora de vestuario estadounidense le brindaba un punto de visto objetivo de la moda británica, que era esencial para el filme. "Matthew es valiente y piensa con originalidad", explica Phillips. "Si bien es tradicionalista, sabe cómo abordar algo, darle un giro y hacerlo más interesante, relevante y contemporáneo. Estaba intrigada con la manera en como tomó esta película de acción y la hizo tan increíblemente elegante".

El primer paso para Phillips fue apreciar la tradición única y maravillosa de la clásica película inglesa de espías, vista a través del prisma de la interpretación moderna de Vaughn. En un mundo globalizado, donde el vestuario es producido en masa y distribuido de igual manera, la ropa hecha a la medida es todavía más especial. "Me siento tan afortunada de que me hayan dado la bienvenida a ese mundo", comenta. "Hemos trabajado con algunos de los mejores sastres y zapateros, y todo en el filme ha sido realizado a la medida, justo como lo harían para Kingsman".

Pero así como los trajes a la medida de Savile Row están lejos de ser una talla única, las exigencias para el departamento de vestuario de Kingsman: El Servicio Secreto significaron mucho más que simplemente ordenar un solo traje para cada actor. Había muchos duplicados, así como atuendos a la medida que necesitaban verse perfectos en cámara, pero que al mismo tiempo fueran lo suficientemente resistentes para aguantar el trajín de las múltiples secuencias de acción del filme.

Incluso los reclutas de Kingsman deben verse bien; mientras pasan por el programa de entrenamiento de Kingsman, los jóvenes usan "trajes de sirena", inspirados en el atuendo de una pieza utilizado de manera notable por Winston Churchill. Phillips vio una oportunidad para hacer hincapié en la transformación de los reclutas, al diseñar un híbrido del mono clásico y una chamarra Norfolk -una indumentaria deportiva clásica utilizada por las clases más altas. Su vestimenta resalta la amplia gama de textiles británicos, desde las telas a cuadros de Eggsy hasta el terciopelo de raya fina de Roxy.

El filme le ofreció a Phillips la oportunidad de explorar de todo, desde la moda callejera de Eggsy en los momentos iniciales de la historia, hasta el mundo hecho a la medida de los Kingsman y el singular estilo de Valentine y sus secuaces. "Con Valentine, queríamos hacer algo que también fuera singular: totalmente norteamericano yuxtapuesto con ese mundo británico personalizado", comenta Phillips. "Sam es realmente fantástico con la indumentaria y nos la pasamos muy bien desarrollando su apariencia. Utilizamos mucho color, y dado que Valentine cree realmente que está salvando al mundo, le dimos un lado espiritual al haberle puesto un lujoso rosario budista en un collar".

Para el diseñador de producción Paul Kirby, la película representaba la oportunidad de dejar volar su imaginación. "Matthew es un director que le gusta ser arriesgado y no tiene remordimientos", comenta Kirby. "Desde un punto de vista estético, se trata de ver hasta dónde puedes llegar con esos elementos. Por un lado, los Kingsman son caballeros, así que son elegantes y discretos, pero después, en otras partes de la película, son muy audaces y hay grandes golpes".

Ese contraste es una parte clave del diseño del filme. Mientras que todo el mundo de los Kingsman es acerca del refinamiento y la sofisticación, las elecciones de Valentine son grandes y llamativas, con un estilo arquitectónico audaz. Dadas las influencias del filme, Kirby recibió con los brazos abiertos la oportunidad de hacerle un reconocimiento al afamado diseñador de producción Ken Adam, quien trabajó en muchas de las primeras películas de Bond. "Hicimos algo pensando en su sensibilidad", explica, "pero hay uno o dos homenajes sutiles para reconocer el palmarés de Ken. No hay un solo diseñador en el mundo que no sea aficionado suyo".

Kirby, quien también ha trabajado en muchas películas de Bond, crea un mundo de espías totalmente nuevo, comenzando con los finos atuendos de Savile Row del taller de Kingsman. "Trabajar con los sastres de Savile Row ha sido sorprendente", comenta. "El taller de Kingsman está basado en el taller de Huntsman, que es un sastre reconocido mundialmente".

Filmar en locación no era práctico, así que Kirby y su equipo construyeron su propia versión del taller de Kingsman en el estudio en Leavesden. "Después fuimos capaces de intensificar el volumen y la densidad de algunas cosas, y quitar otras", explica. Los sastres en Huntsman le prestaron a la producción cierta utilería para darle mayor autenticidad. "Si caminas por Savile Row y te asomas por la ventana de Huntsman, como estoy seguro que ciertas personas lo harán después de ver este filme, verás algunos elementos que son similares y algunos que no lo son. Queríamos imprimir nuestro propio sello en él".

Una de las creaciones favoritas de Kirby fue la casa de Valentine. "Hay cierta audacia en la misma escala", comenta. "Los acabados y los revestimientos de madera en las paredes son muy americanos. Hicimos este patrón en relieve en las paredes, que fue bastante osado, y las pinturas no te las esperas. A Valentine le gustan los pandas -y, ¿por qué no habrían de gustarle?".

Juegos de Espías

La Acción de Kingsman

Brad Allan, un artista marcial australiano y coreógrafo de acción, quien trabajó con Vaughn en Kick-Ass, coordinó las secuencias de pelea con un equipo que incluía a un campeón de parkour y a un bailarín de breakdance que Allan descubrió en YouTube.

Una de las múltiples secuencias de acción sobresalientes del filme es una batalla decisiva que se desarrolla en el interior de una iglesia, donde Firth aniquila a toda la congregación. Increíblemente, la escena se hizo en una sola toma.

Gran parte del trabajo de acrobacias fue una nueva experiencia para Firth, cuyo personaje se mueve entre la acción desenfrenada y la quietud meditabunda. Cuando Harry se involucra en la acción, es imparable -sin dejar de perder nunca su sofisticación. "Al principio, es el tipo de pelea donde 'no se te mueve ni un pelo'", explica Firth. "Después es el caos absoluto, donde ciertamente puedes terminar con varios cabellos fuera de lugar".

Para prepararse para la escena de la iglesia, la producción llamó a sus filas al destacado equipo de dobles de riesgo al que Firth llama "la Liga de los Caballeros Extraordinarios. Tienen su propio conjunto de habilidades, que son asombrosas. Tenemos al equipo de entrenamiento, tipo Jackie Chan, de Brad Allan, quien es uno de los mejores artistas marciales del mundo, y después tenemos a un boxeador de Thai, seis veces campeón mundial, a un gimnasta ganador de la medalla de oro en las olimpiadas, y alguien de las fuerzas especiales para hacer el entrenamiento con armas. Ni me enteré qué me pasó por encima".

El régimen de entrenamiento de Firth le tomó tres horas diarias, todos los días, durante varias semanas. "Estaba aprendiendo a usar partes de mi cuerpo que nunca antes había usado", comenta. "Ni siquiera sabía que existían. Fue doloroso".

"Los dobles de riesgo que entrenaron a Colin estaban increíblemente impresionados", recuerda Jane Goldman. "No es algo que haya hecho antes y, no obstante, fue meticuloso y muy solícito en su entrenamiento. Colin trabajó de una manera tan ardua como nunca antes he visto a nadie. No porque tenía que hacerlo, sino porque realmente quería hacerlo. Lo logró, y en casi nada de su trabajo de acción se vio involucrado un doble".

Para Egerton, las acrobacias fueron hasta cierto punto una sorpresa. "Esperaba caminar en el set y contar con un doble de riesgo fornido para que hiciera todo el trabajo", dice entre risas. "Y para nada fue así".

En otra de las secuencias de acción del filme el cuarto de literas de los reclutas se ve completamente inundado. "Fue el trabajo más difícil que jamás haya tenido que hacer", recuerda Egerton. "Ni siquiera me puedo imaginar cuántas horas pasamos debajo del agua, y fue un poco aterrador. Todos los demás reclutas tenían tubos para respirar, así que aparecen en el fondo felices, respirando y haciendo lo que tienen que hacer. Eggsy se queda sin el suyo, ¡lo que significa que yo no tenía uno!".

"La palabra 'resistente' me viene a la mente", dice Sophie Cookson acerca de la secuencia. "Hasta cierto punto, no hay mucha actuación en ella".

La escena se consiguió al construir un set sobre un tanque de agua, para después sumergirlo lentamente de tal forma que pareciera como si el nivel del agua se está elevando de manera continua. "No era práctico construir un set en un tanque y después llenarlo de agua", explica el supervisor de efectos especiales Steven Warner. "Tenía más sentido construir arriba del agua y después hundirlo. Pero el set no dejaba de crecer -al final creo que terminamos con algo de 17 metros de largo por 8 metros de ancho. Cuando el set estaba en la superficie, estaba 6 metros sobre el suelo, por lo que se necesitaron dos grandes grúas de tijera para moverlo. La plataforma ya con todo, en total, pesaba cerca de 17 toneladas, y le pusimos otras 10 toneladas de peso encima".

En Kingsman: El Servicio Secreto, Matthew Vaughn juega con las convenciones de un género bien conocido -deformándolas y trastocándolas, pero nunca denigrándolas. Para resumirlo, comenta: "Es una carta de amor contemporánea a toda película de espías que jamás se haya hecho, pero contada de una manera muy irreverente y divertida. Quería que fuera verdaderamente entretenida y que capturara las películas de espías de los '60 y '70 de una manera moderna. Kingsman: El Servicio Secreto es muy postmoderna en cuanto a que tiene muchas referencias a aquellos filmes, pero las está reinventando".

ACERCA DEL REPARTO

Un actor de teatro británico con una preparación clásica, el ganador del Premio de la Academia® COLIN FIRTH (Harry Hart) es un veterano del cine, televisión y teatro, con un impresionante currículo que abarca tres décadas. Ha aparecido en tres filmes que han ganado el Premio de la Academia a Mejor Película: The King's Speech (El discurso del rey), Shakespeare in Love (Shakespeare enamorado) y The English Patient (El paciente inglés).

En el 2011, Firth ganó un Premio de la Academia, un Globo de Oro®, un Premio del Screen Actors Guild (Sindicato de Actores de Cine), un Premio British Independent Film, un Premio Critics' Choice y se segundo Premio BAFTA consecutivo por su actuación como el rey Jorge VI en The King's Speech. La película también obtuvo el Premio del Screen Actors Guild a 'Actuación Sobresaliente de un Reparto en un Largometraje'. En el 2010, Firth ganó el Premio BAFTA y la Copa Volpi a 'Mejor Actor' en el Festival de Cine de Venecia (2009), por su actuación en A Single Man, de Tom Ford.

Firth fue visto recientemente en Devil's Knot, dirigida por Atom Egoyan y también protagonizada por Reese Witherspoon. La película narra el infame caso de los "West Memphis Three", acerca de los salvajes asesinatos de tres niños que desataron un juicio controvertido de los tres adolescentes involucrados en las muertes. También protagonizó recientemente The Railway Man (Un pasado imborrable), de Jonathan Teplitzky, basada en la experiencia de Eric Lomax como prisionero de guerra en un campo de concentración japonés.

Firth protagonizó Magic in the Moonlight (Magia a la luz de la luna), al lado de Emma Stone, escrita y dirigida por Woody Allen. Este año, rodó el drama literario Genius, dirigido porMichael Grandage. El filme está basado en el libro homónimo, que gira en torno a la relación entre Thomas Wolfe y su editor Max Perkins.

Firth trabajó previamente con el productor de Railway Man Andy Paterson en la película nominada al Oscar® Girl with a Pearl Earring (La joven con el arete de perla), junto a Scarlett Johansson. Sus créditos cinematográficos también incluyen Tinker Tailor Soldier Spy (El espía que sabía demasiado), de Tomas Alfredson, al lado de Gary Oldman y Tom Hardy; Mamma Mia! (la película que más dinero ha recabado en la historia del Reino Unido); Bridget Jones's Diary (El diario de Bridget Jones) y Bridget Jones: The Edge of Reason; Love, Actually (Realmente amor), escrita y dirigida por Richard Curtis; Then She Found Me (Reencuentro), de Helen Hunt; When Did You Last See Your Father? (La última vez que vi a mi padre), de Anand Tucker; Easy Virtue (Buenas costumbres), de Stephan Elliott; Genova, de Michael Winterbottom; A Christmas Carol (Los fantasmas de Scrooge); The Importance of Being Earnest (La importancia de llamarse Ernesto); Where the Truth Lies, de Atom Egoyan; el thriller Trauma, de Marc Evans; Nanny McPhee (La nana mágica); What a Girl Wants (Lo que una chica quiere); A Thousand Acres (Más allá del destino), con Michelle Pfeiffer y Jessica Lange; Apartment Zero; My Life So Far; Fever Pitch, del escritor Nick Hornby; Circle of Friends; Playmaker (El acto); y el papel que le da nombre al título en Valmont,deMilos Forman, junto a Annette Bening.

En la pantalla chica, Firth es reconocido por el papel que lo puso en un primer plano como Mr. Darcy en la adaptación de la BBC de Pride and Prejudice, por la que recibió una nominación al BAFTA a Mejor Actor y el Premio National Television a Actor más Popular.

Firth es un partidario activo de Oxfam International, una organización dedicada a combatir la pobreza e injusticias relacionadas, en todo el mundo. En el 2009, fue honrado con el Premio Humanitarian por BAFTA/LA en sus Premios Britannia. En el 2008, el Hollywood Reporter lo nombró Filántropo del Año y, en el 2006, la Unión Europea designó a Firth como el Activista Europeo del Año.

Respetuosamente catalogado como uno de los actores que más duro trabajan en Hollywood, SAMUEL L. JACKSON (Richard Valentine) es una estrella indiscutible, que se demuestra por el hecho de que sus filmes han recabado la mayor cantidad de dinero en taquilla que los de cualquier otro actor en la historia del cine.

Jackson dejó una huella indeleble en el cine estadounidense con su interpretación de Jules, el asesino a sueldo muy dado a filosofar, en Pulp Fiction (Tiempos Violentos), de Quentin Tarantino. Además de elogios unánimes de la crítica por su actuación, recibió nominaciones al Premio de la Academia y al Globo de Oro a Mejor Actor Secundario, así como el premio en la misma categoría por parte de la British Academy of Film and Television Arts (Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión).

En el 2014, Jackson repitió su papel como Nick Fury tanto en Captain America: The Winter Soldier(Capitán América y el soldado de invierno) como en The Avengers: Age of Ultron, para Marvel, que saldrá en cines en el 2015. Recientemente, protagonizó Tarzan, de David Yates, al lado de Alexander Skarsgård, Margot Robbie y Christoph Waltz.

Jackson interpretó a Pat Novak en la nueva versión del clásico de 1987 RoboCop, de José Padilha, a Chaney en la versión estadounidense de Spike Lee del clásico de culto coreano de 2003 Oldboy (Oldboy: Cinco días para vengarse) , y al carismático caracol Whiplash, en la película animada Turbo, para DreamWorks Animation.

En el 2012, coprotagonizó Django Unchained (Django sin cadenas), de Quentin Tarantino, en el papel de Stephen, al lado de Christoph Waltz, Jamie Foxx y Leonardo DiCaprio. También apareció en The Avengers (Los vengadores), que forma parte de su contrato de nueve películas con Marvel Studios. La sumamente esperada película se estrenó el 4 de mayo de 2012, para despedazar todo récord al alcanzar los $200 millones de dólares en su fin de semana de estreno, además de que ha recabado $1.51 billones de dólares en todo el mundo.

Jackson hizo su debut en Broadway en el Teatro Bernard B Jacobs en The Mountaintop, original de Katori Hall, coprotagonizada por Angela Bassett y dirigida por Kenny Leon. The Mountaintop se desarrolla en vísperas del asesinato del líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr, a quien Jackson interpretó.

Jackson fue visto en The Sunset Limited (El límite del atardecer) , para HBO, una adaptación de la obra de Cormac McCarthy. Tommy Lee Jones coprotagonizó y dirigió el telefilme.

En septiembre de 2010, Jackson interpretó a PK Highsmith en The Other Guys, para Columbia Pictures. Además, Jackson coprotagonizó el drama independiente Mother and Child, dirigido por Rodrigo García. Por su trabajo, recibió una nominación al Premio Image y al Premio Independent Spirit. Jackson también fue visto en Iron Man 2, para Marvel, en su papel de Nick Fury, después de haber hecho una sorpresiva y breve aparición en Iron Man, en el 2008. En el verano de 2011, repitió el papel en Captain America.

La carrera de Jackson comenzó en teatro después de haberse graduado de la Facultad de Morehouse, en Atlanta, con un título en artes dramáticas. Entre las obras en las que actuó se encontraban Home, A Soldier's Play, Sally/Prince y The District Line. También interpretó papeles en dos obras de August Wilson en el Teatro de Repertorio de Yale. Para el Festival de Shakespeare en Nueva York, Jackson apareció en Mother Courage and Her Children, Spell #7, y The Mighty Gents.

En el 2008, los filmes de Jackson incluyeron el thriller Lakeview Terrace (Vecinos en la mira), de Neil LaBute, que se estrenó en el Festival de Cine de Deauville, seguido de la comedia Soul Men, al lado del ya finado Bernie Mac, para Dimension, y el drama de acción The Spirit (El espíritu), deFrank Miller, donde interpretó al antagonista, Octopus. También en el 2008, Jackson protagonizó el filme de acción y ciencia ficción Jumper, dirigido por Doug Liman, para 20th Century Fox y New Regency.

En el2007, Jackson tuvo un papel protagónico en el aclamado drama Resurrecting the Champ, y un papel coprotagónico en la exitosa película de terror 1408, paraThe Weinstein Co, basada en la novela de Stephen King. A principios de ese año,Jackson protagonizó el filme Black Snake Moan (El lamento de la serpiente negra), de Craig Brewer, y el drama de guerra Home of the Brave (Regreso al infierno), de Irwin Winkler, para MGM.

En el 2006, Jackson protagonizó el clásico de culto Snakes on a Plane (Serpientes a bordo) , dirigida por David Ellis. Jackson actuó junto a Julianne Moore en Freedomland (El color del crimen) , dirigida por Joe Roth, para Revolution Studio, basada en el best-seller homónimo. Interpretó al agente Derrick Vann en The Man (Detective por error) , junto a Eugene Levy, para New Line.

A principios del 2005, Jackson encabezó la taquilla del fin de semana con el estreno de la exitosa película Coach Carter (Juego de honor), para Paramount Pictures. Jackson interpretó a un entrenador de básquetbol de preparatoria de la vida real; un modelo a seguir dedicado y partidario de que los estudiantes tengan éxito tanto en el salón de clases como en la cancha de juego. Coach Carter fue exhibida en la noche de inauguración del prestigioso Festival de Cine de Palm Springs, donde a Jackson también se le otorgó el Premio a la Trayectoria Artística en Actuación.

Jackson actuó al lado de Juliette Binoche en la película independiente My Country (En mi país), para Sony Classics, basada en el best-seller Country of My Skull de la escritora sudafricana Antije Krog. Jackson interpretó a un reportero estadounidense que lidia con las consecuencias del apartheid, una vez que su periódico lo asigna para cubrir los Juicios de la Verdad y Reconciliación, establecidos por al arzobispo Desmond Tutu. In My Country fue dirigida por John Boorman y producida por Bob Chartoff y Mike Medavoy.

En el 2005, Jackson repitió su papel como el agente Augustus Gibbons en XXX: State of the Union y como Mace Windu en Star Wars: Episode III - The Revenge of the Sith (Star Wars III - La venganza de los Sith). Para sorpresa de nadie, Star Wars: Episode III - The Revenge of the Sith provocó un increíble impacto en taquilla, que la llevó a romper numerosos records para fechas de estreno.

En el 2004, Jackson "apareció" como el personaje Frozone en la película animada de acción y aventuras de Disney The Incredibles (Los increíbles) , cuyo estreno rompió récords en taquilla. El filme fue escrito y dirigido por Brad Bird, y recibió una nominación al Globo de Oro a Mejor Película, así como dos nominaciones al Premio de la Academia.

En el 2003, Jackson actuó en S.W.A.T. (S.W.A.T. Unidad especial), para Columbia TriStar. Dirigida por Clark Johnson, S.W.A.T. es acerca de un zar de las drogas preso, que es transportado por un equipo S.W.A.T. del Departamento de policía de Los Ángeles y llevado afuera de la ciudad para que quede bajo custodia federal. Los planes salen mal cuando el zar ofrece $100 millones de dólares a cualquiera que lo pueda liberar. Colin Farrell y Michelle Rodriguez también aparecen en el filme.

En el 2002, Jackson protagonizó con Ben Affleck el éxito entre la crítica y en taquilla Changing Lanes (Fuera de control), para Paramount . Jackson brindó una actuación intensa, pero compasiva, de un padre que tiene una mala racha de suerte, pero con toda la intención de ponerse a mano con el hombre que lo perjudicó. También en el 2002, Jackson protagonizó y fue productor ejecutivo del filme Formula 51, para Sony/Screen Gems, con Robert Carlyle; coprotagonizó el thriller de ciencia ficción XXX; y repitió su papel como Mace Windu en Stars Wars Episode II: Attack of the Clones (Star Wars Episodio 2: El ataque de los clones), de George Lucas.

En el 2001, Jackson protagonizó Caveman's Valentine, para Jersey Franchise/Universal. Dirigida por Kasi Lemmons, el filme narraba la historia de un indigente en la ciudad de Nueva York que presencia un asesinato. Jackson también fungió como productor ejecutivo del proyecto, que fue el filme independiente más exitoso del año. Este fue el segundo proyecto de Jackson con Kasi Lemmons, siendo el primero el muy elogiado Eve's Bayou (Verdades ocultas), que también produjo en 1997.

En el 2000, Jackson coprotagonizó con Bruce Willis el drama de suspenso Unbreakable (El protegido), del escritor y director M. Night Shyamalan, para Disney. El personaje de Jackson, Elijah Price -un hombre muy sospechoso que está postrado en una silla de ruedas y tiene una teoría descabellada- tiene la clave para la pregunta subyacente que se hace el filme: "¿Eres irrompible?".

También en el 2000, Jackson protagonizó Shaft, deJohn Singleton, donde interpretó el papel que la da nombre al título, junto a Christian Bale y Vanessa Williams. Jackson también actuó en el drama de tribunales Rules of Engagement (Bajo fuego), para Paramount, donde interpretó al coronel Terry Childers, un militar del ejército que es enjuiciado por ordenar a sus soldados que abrieran fuego contra civiles. Dirigida por William Friedkin, el filme fue coprotagonizado por Tommy Lee Jones. En el 2000, tanto Shaft como Rules of Engagement se exhibieron en el Festival de Cine de Deauville, donde Jackson fue honrado con un Premio a su Trayectoria Artística.

En 1999, Jackson protagonizó el filme Deep Blue Sea (Alerta en lo profundo), para el director Renny Harlin y Warner Bros. Jackson también hizo una breve aparición en la sumamente exitosa y popular Star Wars: Episode I - The Phantom Menace, de George Lucas.En 1998, Jackson también protagonizó The Negotiator(El mediador) y The Red Violin (El violín rojo), de François Girard.

En 1997, Jackson protagonizó Jackie Brown(Jackie Brown, La estafa), su segundo filme conel director Quentin Tarantino. Jackson recibió una nominación al Globo de Oro y el Oso de Plata a Mejor Actor en una Comedia, en el Festival de Cine de Berlín. Más tarde ese año protagonizaría 187 (187, Código de muerte).

En 1996, Jackson actuó al lado de Sandra Bullock, Matthew McConaughey y

Kevin Spacey en el filme A Time to Kill (Tiempo de matar) , de Joel Schumacher, adaptación de la famosa novela de John Grisham.Por su actuación, Jackson recibió una nominación al Globo de Oro y un Premio NAACP Image. También actuó junto a Bruce Willis en Die Hard with a Vengeance (Duro de matar 3: La venganza),la película que más dinero recabó en taquilla a escala internacional en 1995.

En 1991, Jackson pasó a los anales de la historia con su interpretación de un adicto al crack en Jungle Fever (Fiebre de jungla), de Spike Lee, al haber recibido el primero y único Premio a Mejor Actor Secundario que jamás se haya otorgado por los jueces en el Festival de Cine de Cannes. Por esa actuación, también ganó el Premio de los Críticos de Cine de Nueva York a Mejor Actor Secundario.

Sus otros créditos cinematográficos incluyen Twisted (Acechada),Sphere (Esfera),The Long Kiss Goodnight (Memoria explosiva), Hard Eight,Kiss of Death (El beso de la muerte),Losing Isaiah (Perdiendo a mi hijo) yAmos and Andrew (Enemigos inseparables). Créditos cinematográficos adicionales incluyen: Ragtime,Sea of Love (Prohibida obsesión),Coming to America (Un príncipe en Nueva York),Ray, Do the Right Thing (Haz lo correcto),School Daze, Mo' Better Blues (Más y mejores blues), Goodfellas (Buenos muchachos), Strictly Business, White Sands (Arenas blancas),Patriot Games (Juego de patriotas),Jumpin' at the Boneyard,Father and Sons, Juice, Fresh (Un chico llamado Fresh) yTrue Romance (La fuga).

En la pantalla chica, Jackson fungió como productor ejecutivo de la serie animada Afro Samurai, para Spike TV, que se estrenó en el 2007, y regresó para una tercera temporada en enero de 2009. La serie recibió una nominación al Premio Emmy® a Programa Animado Sobresaliente por parte de la Television Academy of Arts and Sciences. La primera edición del videojuego de Afro Samurai fue lanzada en febrero de 2009. Una versión cinematográfica de Afro Samuraise encuentra en desarrollo con Indomina Group, para la que Jackson es uno de los productores.

En televisión, además de The Sunset Limited, Jackson protagonizó la ganadora del Premio Emmy Against the Wall (Masacre en la prisión), de John Frankenheimer, para HBO. Su actuación le valió una nominación al Cable Ace a Mejor Actor Secundario en una Película o Miniserie, así como una nominación al Globo de Oro.

Uno de los actores más convincentes y carismáticos de la actualidad, los créditos más recientes de MARK STRONG (Merlin) incluyen Closer to the Moon, de Nae Caranfil; Mindscape, de Jorge Dorado, Before I Go to Sleep, de Rowan Joffe, y la aclamada The Imitation Game, de Morten Tyldum. Strong, además, encabezó el reparto de la serie dramática Low Winter Sun. Los cinéfilos lo han visto en colaboraciones notables a lo largo de los años con los directores Guy Ritchie, en Sherlock Holmes, RocknRolla y Revolver; Ridley Scott en Robin Hood y Body of Lies (Red de mentiras), por la que Strong recibió una nominación al Premio del London Film Critics Circle (Círculo de Críticos de Cine de Londres); y Matthew Vaughn en Kick-Ass (Kick-Ass, Un superhéroe sin superpoderes) y Stardust (Stardust, El misterio de la estrella).

Los otros filmes de Strong incluyen Welcome to the Punch, de Eran Creevy; Blood, de Nick Murphy; Black Gold (El príncipe del desierto), de Jean-Jacques Annaud;John Carter (John Carter: Entre dos mundos), de Andrew Stanton;Tinker Tailor Soldier Spy, de Tom Alfredson, con Gary Oldman y Colin Firth; The Way Back (Camino a la libertad), de Peter Weir, con Jim Sturgess; The Guard (El guardia), de John Michael McDonagh, con Brendan Gleeson y Don Cheadle; Green Lantern (Linterna verde), de Martin Campbell, al lado de Ryan Reynolds; The Young Victoria (La reina joven), de Jean-Marc Vallée, junto a Emily Blunt; Endgame, de Pete Travis; Good, de Vicente Amorim, con Viggo Mortensen; Sunshine (Alerta solar), de Danny Boyle; Syriana, de Stephen Gaghan, con George Clooney; Oliver Twist, de Roman Polanski; Tristan + Isolde, de Kevin Reynolds; It's All About Love, de Thomas Vinterberg; Hotel, de Mike Figgis; Fever Pitch, de David Evans; Sunshine (1999), de István Szabó; y, también para Focus Features, Miss Pettigrew Lives for a Day (Miss Pettigrew: Un gran día para ellas), de Bharat Nalluri, y The Eagle (El águila de la legión perdida), de Kevin Macdonald.

Strong fue nominado al Premio BAFTA por su actuación en The Long Firm, y también ganó el Premio Broadcast Press Guild a Mejor Actor. Sus otros créditos en telefilmes y miniseries incluyen Our Friends in the North, dirigida por Simon Cellan Jones y Stuart Urban; Low Winter Sun (que ganó el Premio BAFTA [Escocia] a Mejor Drama) y Births, Marriages and Deaths, ambas de Adrian Shergold; The Jury y Henry VIII, ambas de Pete Travis; Trust, de David Drury; Emma, de Diarmuid Lawrence, al lado de Kate Beckinsale; The Buddha of Suburbia, de Roger Michell; el episodio "Not Even God Is Wise Enough" de la serie Screenplay, dirigido por Danny Boyle; y Prime Suspect 3 y Prime Suspect 6, al lado de Helen Mirren, para los directores David Drury y Tom Hooper, respectivamente.

Strong también ha actuado en obras radiofónicas y teatrales, y fue nominado para el Premio Olivier por su actuación en la puesta en escena de Sam Mendes en el Donmar Warehouse de Twelfth Night (que interpretó en repertorio con Uncle Vanya). Las audiencias del Reino Unido lo han visto actuar con la Royal Shakespeare Company en la puesta en escena de Danny Boyle de Hess is Dead, entre otras producciones; con el National Theatre en cuatro producciones de Richard Eyre, en Death of a Salesman, de David Thacker, y en Closer, de Patrick Marber, entre otros espectáculos; en el Royal Court, en la producción de Lindsay Posner de The Treatment, y en la puesta en escena de Hettie MacDonald de Thickness of Skin; y en la producción de Peter Gill para New Ambassadors de Speed-the-Plow.

Strong estudió literatura inglesa y teatro en la Universidad de Londres, y después actuación en la escuela de teatro de Bristol Old Vic.

El prometedor actor británico TARON EGERTON (Gary "Eggsy" Price) hace su debut cinematográfico en Kingsman: El Servicio Secreto. Egerton hizo su debut en la actuación en Lewis, para ITV, al que le siguió con un papel regular en la serie The Smoke, para Sky1. Se unió recientemente al reparto de Testament of Youth, de James Kent, donde actuó junto a Alicia Vikander y Kit Harington.

Egerton se graduó de RADA en el 2012 y ha aparecido en escena tanto en el Royal Court como en el National Theatre en No Quarter y The Last Of The Haussman, respectivamente.

MICHAEL CAINE (Arthur) es uno de los actores más icónicos de nuestra época. El papel que lo puso en un primer plano a escala internacional fue el protagónico en Alfie (Alfie: El seductor irresistible), de Lewis Gilbert, en 1966. Desde entonces, Michael ha aparecido en numerosos filmes y programas de televisión en las últimas cinco décadas, incluyendo Zulu, The Italian Job (La estafa maestra), Get Carter (Atrapen a Carter), Jack the Ripper (Jack el destripador), Children of Men (Niños del hombre), Sleuth (Juegos siniestros), Dirty Rotten Scoundrels (Dos pícaros sinvergüenzas) y la trilogía de Dark Knight e Inception, ambas de Christopher Nolan. Este año volvió a hacer mancuerna con Christopher Nolan en Interstellar (Interestelar).

Caine ganó dos Premios de la Academia por sus actuaciones en Hannah and Her Sisters (Hannah y sus hermanas) y The Cider House Rules (Las reglas de la vida), así como tres Globos de Oro por Educating Rita (Educando a Rita), Jack the Ripper y Little Voice (Pequeña voz). Su actuación en Educating Rita también le valió un BAFTA. Caine ha escrito dos autobiografías; What's it All About? y Elephant in Hollywood.

SOFIA BOUTELLA (Gazelle) es una talentosa actriz que estableció su carrera como una bailarina de talla mundial y embajadora de la marca Nike. Boutella ha aparecido con artistas tales como Mariah Carey, Gwen Stefani y The Black Eyed Peas, además de haber encabezado tres giras mundiales de Madonna. Acaba de terminar recientemente el rodaje de Jet Trash, con Robert Sheehan, y después será vista en Dark Continent, de Tom Green.

SOPHIE COOKSON (Roxy) es una actriz británica joven y bella, que todavía se encontraba en la escuela de teatro cuando le dieron el papel para su primer papel protagónico. Hizo su debut televisivo como Grace Mohune en el popular drama de dos partes Moonfleet, para Sky1, con Aneurin Barnard y Ray Winstone. Moonfleet, que se desarrolla en el siglo XVIII en Dorset, y es dirigida por Andy De Emmony, es una adaptación de la novela homónima de John Meade Falkner, y narra la historia de un huérfano, John Trenchard (Barnard), y un contrabandista, Elzevir Block (Winstone), quienes viajan para encontrar el tesoro de Barbanegra.

Cookson estudió en la Escuela de Teatro de Oxford.

ACERCA DE LOS REALIZADORES

MATTHEW VAUGHN (Director/Productor/Guión) es uno de los directores británicos más reconocidos, que ha producido, escrito y dirigido una impresionante variedad de filmes. Vaughn comenzó su carrera como productor de dos películas de Guy Ritchie: Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Juegos y trampas) y Snatch (Cerdos y diamantes), protagonizada esta última por Brad Pitt, y que recibió grandes elogios de la crítica. A través de su compañía productora, MARV Films, Vaughn debutó como director con Layer Cake (No todo es lo que Parece), protagonizada porDaniel Craig. A ésta le siguió Stardust (Stardust El Misterio de la Estrella),con Robert De Niro y Michelle Pfeiffer, que Vaughn dirigió y coescribió, junto con su socia escritora Jane Goldman. En el 2009, Vaughn produjo Harry Brown,protagonizada por Michael Caine. En el 2010, Vaughn produjo y escribió The Debt (Al filo de la mentira), protagonizada por Helen Mirren y Sam Worthington, y dirigió, escribió y produjo Kick-Ass (Kick-Ass un superhéroe sin súperpoderes). En el 2011, Vaughn escribió y dirigió X-Men: First Class (X-Men: Primera generación) y en el 2012 escribió y produjo Kick-Ass 2.

JANE GOLDMAN (Historia, Coproductora) es una ex reportera y autora de ocho libros, incluyendo el best-seller The X-Files Book of the Unexplained, que fue nominado para los premios Writers' Guild y Nibbie. También ha trabajado en televisión como presentadora, escritora y productora de documentales y programas de entretenimiento.

Su primer guión, Stardust (2007), marcó el inicio de su antigua colaboración con Matthew Vaughn y le valió un premio Hugo a mejor guión. Trabajó de nueva cuenta con Vaughn en The Debt (Al filo de la mentira) (2010), del director John Madden, y en Kick-Ass (2010), dirigida por Vaughn, que Goldman también coprodujo. Por la película, recibió premios de The Writers' Guild (Mejor Guión Original), de Women in Film and TV (el Premio de Escritura del UK Film Council) y de la revista Total Film (Mejor Escritor). Vaughn y Goldman después hicieron el aclamado exitazo taquillero X-Men: First Class (2011), que recibió un Premio Empire.

Goldman también escribió el guión de The Woman In Black (La mujer de negro) (2012), dirigida por James Watkins, que le valió un Premio Empire y el premio a la Mujer del Año de la revista Glamoura Mejor Realizadora, por segunda ocasión en su carrera.

Escribió el guión de la venidera película de Tim Burton Miss Peregrine's Home for Peculiar Children, y en la actualidad se encuentra trabajando en otro proyecto para un gran estudio, pero que todavía no se ha dado a conocer.

DAVID REID (Productor), con Adam Bohling, produjo el debut como director de Matthew Vaughn, Layer Cake y, después, Kick-Ass, y a la postre se asociaría con Adam Bohling para producir el éxito taquillero hindú nominado al BAFTA Mr. Lonely, de Rang De Basanti; Telstar, debut como director de Nick Mora; y, más recientemente, Kick-Ass 2, dirigida por Jeff Wadlow.

ADAM BOHLING (Productor) produjo con David Reid, el debut como director de Matthew Vaughn, Layer Cake, así como Kick-Ass. Como socios productores, Bohling y Reid a la postre produjeron el éxito taquillero hindú nominado al BAFTA Mr. Lonely, de Rang De Basanti; Telstar, debut como director de Nick Mora; y, más recientemente, Kick-Ass 2, dirigida por Jeff Wadlow.

GEORGE RICHMOND (Director de Fotografía)fue director de fotografía en Sunshine on Leith y Wild Bill, ambas de Dexter Fletcher, y en Blood, de Nick Murphy.En el 2008, su trabajo como cinefotógrafo en The Hide le valió premios a Mejor Fotografía tanto en el Festival Internacional de Cine de Syracuse como en el Festival de Cine Monaco Charity.

Como operador de cámara, los créditos de Richmond incluyen más notablemente Snow White and the Huntsman (Blanca nieves y el cazador), de Rupert Sanders, Safe House (Protegiendo al enemigo), de Daniel Espinosa, War Horse (Caballo de guerra), de Steven Spielberg, Clash Of The Titans (Furia de titanes), de Louis Leterrier, Nine (Nine: Una vida de pasión), de Rob Marshall,Quantum of Solace, de Marc Forster, Burn After Reading (Quémese después de leerse), de Joel Coen y Ethan Coen, Wanted (Se busca), de Timur Bekmambetov, Cassandra's Dream (Los inquebrantables), de Woody Allen,Children Of Men (Niños del hombre), de Alfonso Cuarón,Alexander, de Oliver Stone, Legally Blond (Legalmente rubia), Something About You, Men Of Honour (Hombres de honor) yDon't Go Breaking My Heart.

En comerciales, entre sus créditos como fotógrafo, sus clientes incluyen a Adidas, Asda, Johnnie Walker y Guinness.

PAUL KIRBY (Diseñador de Producción)comenzó su carrera cinematográfica en Chaplin, del director Richard Attenborough. Kirby ha trabajado en más de 25 filmes, incluyendo Shadowlands (La tierra de sombras), The Fifth Element (El quinto elemento) y tres episodios de la serie de James Bond. Kirby fungió como director de arte en Batman Begins (Batman inicia), Phantom of the Opera (El fantasma de la ópera) y The Four Feathers (Las cuatro plumas).

Kirby obtuvo su primer crédito como diseñador de producción durante la fotografía adicional de Green Zone (La ciudad de las tormentas), y se reunió recientemente con Greengrass para diseñar Captain Phillips (Capitán Phillips). Otros créditos recientes incluyen The Devil's Double (El doble del diablo), de Lee Tamahori.

Ha recibido dos nominaciones del Art Directors Guild (Sindicato de Directores de Arte) a la Excelencia en el Diseño de Producción por su trabajo en Batman Begins y Phantom of the Opera.

Kirby se graduó en Diseño de Producción de la National Film and Television School (Escuela Nacional de Cine y Televisión), de Londres.

HENRY JACKMAN & MATTHEW MARGESON (Música) han colaborado en varios filmes, incluyendo Captain America: The Winter Soldier (Capitán América y el soldado de invierno), Captain Phillips, This is the End (Este es el fin), G.I. Joe: Retaliation (G.I. Joe: El contraataque), Wreck-It Ralph (Ralph, el demoledor), X-Men: First Class yAbraham Lincoln: Vampire Hunter (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros). En esas películas, Jackman fue compositor y Margeson compuso música adicional.

Jackman ha tenido una exitosa y ecléctica carrera musical. Estudió música clásica en la Escuela Cathedral Choir de St. Paul, en la Facultad Eton y en la Universidad de Oxford, todas en el Reino Unido, y después hizo la transición para producir remixes de baile -que alcanzaron los primeros lugares en las listas de popularidad-, música electrónica y club music.

Jackman fue compositor de X-Men: First Class, dirigida por Matthew Vaughn, para quien Jackman también compuso la banda sonora de Kick-Ass y Kingsman: El Servicio Secreto.Las otras bandas sonoras de Jackman incluyen The Interview, Big Hero 6 (Grandes héroes), Turbo, Winnie the Pooh, Puss in Boots (El Gato con Botas), Gulliver's Travels (Los Viajes de Gulliver), Monsters vs. Aliens y Henry IV (Enrique IV).

Previo a su carrera en cine, Jackman pasó varios años en la industria musical, colaborando con el productor Trevor Horn en el álbum The Seduction of Claude Debussy, de la banda The Art of Noise. Jackman también trabajó con Seal, con quien coescribió y produjo "This Could Be Heaven" para la película The Family Man (Hombre de Familia). Este trabajo llamó la atención de los reconocidos compositores de cine Hans Zimmer y John Powell, quienes le dieron a Jackman un crédito musical adicional para sus bandas sonoras de: The Dark Knight (El Caballero de la Noche), The Da Vinci Code (El Código Da Vinci), Kung Fu Panda, Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest (Piratas del Caribe: El Cofre de la Muerte), Pirates of the Caribbean: At World's End (Piratas del Caribe 3: En el Fin del Mundo), Hancock (Ídem), It's Complicated (Enamorándome de mi Ex), The Holiday (El Descanso) y The Simpsons Movie.

La habilidad de Jackman para abordar tan amplia variedad de géneros cinematográficos con un punto de vista original, se debe a su singular ventaja de provenir tanto del mundo de la música clásica como de la industria comercial musical.

Además de sus colaboraciones con Jackman, Mergeson está componiendo la banda sonora de la película venidera Scouts vs. Zombies.

ARIANNE PHILLIPS (Diseñadora de Vestuario) es una de las diseñadoras de vestuario más singulares en la industria del entretenimiento, y una talentosa artista visual que aporta su ejemplar visión al cine, la moda y la música. Conocida por sus diseños vanguardistas, Phillips fue reconocida con su segunda nominación al Oscar en el 2012 a Mejor Diseño de Vestuario por W.E., debut como directora de Madonna, además de haber ganado el prestigioso premio de la industria del Sindicato de Vestuaristas a Mejor Diseño de Vestuario por este trabajo. La primera nominación de Phillips fue en el 2006 por Walk the Line (Johnny y June, Pasión y locura). También fue honrada en el 2010 con una nominación al BAFTA a Diseño de Vestuario por A Single Man, de Tom Ford.

Sus créditos como diseñadora de vestuario incluyen Knight and Day (Encuentro explosivo), protagonizada por Tom Cruise y Cameron Diaz; A Single Man, debut como director de Tom Ford, protagonizada por Colin Firth y Julianne Moore; 3:10 to Yuma, con Russell Crowe y Christian Bale; One Hour Photo (Retratos de una obsesión);Girl, Interrupted (Inocencia interrumpida);The People vs Larry Flynt (Larry Flynt, El nombre del escándalo);Identity (Identidad);Hedwig and the Angry Inch;Tank Girl (La chica del tanque) y The Crow (El cuervo).

Phillips hizo su debut en Broadway como diseñadora del guardarropa del musical de rock Hedwig and the Angry Inch, protagonizado por Neil Patrick Harris, que la volvió a reunir con los realizadores con quienes trabajo en la versión cinematográfica original en el 2000.

Phillips es también conocida por su trabajo con Madonna, con quien ha estado colaborando desde 1997. Su asociación con Madonna durante los últimos 16 años incluye impresos para las portadas de sus álbumes y editoriales de revistas; más de 20 videos musicales; la producción teatral Up for Grabs, en el West End, de Londres; la película Swept Away (Insólito Destino); así como el premiado guardarropa para las últimas cinco giras mundiales de la cantante - la gira Drowned World en el 2001, la gira Reinvention en el 2004, la gira Confessions en el 2006, la gira Sticky and Sweet en el 2008-2009 y la gira mundial MDNA en el 2012.

Entre proyectos cinematográficos y musicales, Phillips trabaja como editora / estilista de modas independiente, colaborando con fotógrafos para publicaciones tales como Italian Vogue, Japanese Vogue, Harper's Bazaar, W y Numero, por nombrar unas cuantas. Phillips también es asesora de marcas de moda y cosméticas muy conocidas, donde es una de las favoritas de la industria.

CHRISTINE BLUNDELL (Diseñadora de Maquillaje y Peinados) se involucró por primera vez en el maquillaje y peinados cuando lo hacía para bandas de finales de los '70 y mientras trabajaba en un salón en Kensington Market. A la postre, abriría su propio salón de peluquería, que administró de manera exitosa durante cuatro años antes de haberse embarcado en un curso intensivo de maquillaje, durante tres meses. Después de haber terminado el curso, Blundell trabajó en Phantom of the Opera haciendo prótesis, y más adelante trabajaría para LWT, donde obtuvo invaluable experiencia en programas de sketches y telefilmes.

Su primer largometraje con Mike Leigh fue Life is Sweet, que marcó el inicio de una larga y exitosa relación laboral que ha abarcado más de 20 años y generado once películas, incluyendo Secrets and Lies (Secretos y mentiras), Topsy Turvy, Vera Drake, Happy-Go-Lucky (La dulce vida), Another Year (Toda una vida) y la recién estrenada Mr. Turner. Por Topsy Turvy, Blundell obtuvo tanto un Premio de la Academia como un Premio BAFTA. En el 2004, recibió nominaciones al BAFTA tanto por Vera Drake como por Finding Neverland (Descubriendo el país de nunca jamás).

Los otros créditos cinematográficos de Blundell incluyen The Full Monty (Todo o nada, el Full Monty),Closer (Closer: Llevados por el deseo),The Constant Gardener (El jardinero fiel),Casino Royale, Eastern Promises (Promesas peligrosas),London Boulevard (El guardaespaldas 2),Sherlock Holmes: A Game of Shadows (Sherlock Holmes: Juego de sombras) yGambit (Un plan no tan perfecto).

Más recientemente, Blundell trabajó en Trance (En trance), que representó su segunda colaboración con el director Danny Boyle y fue protagonizada por James McAvoy; About Time, para el director Richard Curtis; y The Fifth Estate, para Bill Condon, protagonizada por Benedict Cumberbatch.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP