enero 03, 2015


Corazones de Hierro: Sinopsis, elenco, ficha, critica: Fury

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

SINOPSIS

Abril, 1945. A medida que los Aliados emprenden su incursión final en el escenario europeo, un sargento curtido en las batallas llamado Wardaddy (Brad Pitt) comanda un tanque Sherman y su tripulación de cinco hombres en una peligrosa misión detrás de las líneas enemigas.

Superados en número y en armamento, con un soldado novato recién llegado a su pelotón, Wardaddy y sus hombres afrontan terribles adversidades en sus heroicos intentos de golpear el corazón de la Alemania nazi.

Columbia Pictures presenta, en asociación con QED International y LStar Capital, una producción de QED International / Le Grisbi Productions / Crave Films, Corazones de Hierro, una película de David Ayer. Protagonizada por Brad Pitt, Shia LaBeouf, Logan Lerman, Michael Peña, Jon Bernthal, Jason Isaacs y Scott Eastwood. Escrita y dirigida por David Ayer. Producida por Bill Block, David Ayer, Ethan Smith y John Lesher. Los Productores Ejecutivos son Brad Pitt, Sasha Shapiro, Anton Lessine, Alex Ott y Ben Waisbren. El Director de Fotografía es Roman Vasyanov.

El Diseñador de Producción es Andrew Menzies. Los Editores de la película son Dody Dorn, ACE y Jay Cassidy, ACE. El Diseñador de Vestuario es Owen Thornton. La música es de Steven Price. El elenco es de Mary Vernieu, CSA y Lindsay Graham, CSA. Estos créditos no son los finales.

CRÍTICA

Corazones de hierro es una potente, cruda, sólida y brutal película bélica con grandiosas actuaciones y secuencias de acción, pero que en el resultado final le falta "un algo más" como para que la historia resulte inolvidable.

El elenco no sólo brinda interpretaciones inolvidables, sino que está muy bien elegido, ya que cada uno de los actores le brinda una gran credibilidad a sus personajes. La historia, si bien es pequeña en cuanto a lo que narra, es sumamente intensa, y por momentos escalofriante.

La secuencia final, si bien es un tanto fantasiosa (si sucediera en la vida real no duraría ni treinta segundos), tiene una potencia y adrenalina que será difícil de olvidar, y el desenlace resultará a más de uno un tanto convencional o cliché.

Si te gustan los films bélicos de gran impacto visual, no podés dejar de ver Corazones de hierro en pantalla grande. Esperar a verla en DVD o en cualquier otro formato hogareño, es un crimen imperdonable.

Cintia Alviti


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

ACERCA DE LA PELÍCULA

"Ya admiraba a David Ayer por su trabajo anterior, especialmente End of Watch", dice Brad Pitt, que interpreta el papel protagónico de Don "Wardaddy" Collier en la nueva película de Ayer, Corazones de Hierro. "Conozco la profundidad que busca para lograr realismo y autenticidad, junto a su estructura exclusiva, por eso considero que es un realizador cinematográfico destacado. También es un veterano de guerra, asi que tiene experiencia de primera mano, conoce el tema muy bien y eso nos atrajo a todos al proyecto".

"Corazones de Hierro no es una película de guerra de tus abuelos", dice el productor Bill Block, que se encargó del montaje de la película para QED antes de que Columbia Pictures participara con los derechos de distribución. "Creo que no se ha mostrado el horror físico que sufrió la división blindada. Superados en hombres y en armamento, ellos ganaron la guerra a través de batallas genuinas y crudas".

"Nadie escribe acerca de los hombres en su estado más vulnerable como lo hace David", comenta el productor John Lesher, que previamente colaboró con Ayer en su aclamada cinta End of Watch. "En todas sus películas veo ciertos temas comunes: tratan del amor fraternal, la amistad, los padres y los hijos, así que estos tópicos también resuenan hondamente en este guión".

Corazones de Hierro se desarrolla en 1945, durante las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial en Alemania. "La guerra está terminando y el impero Nazi, como un elefante agónico, vive su fase final", explica Ayer. "Es un mundo distinto a las películas de guerra usuales, donde se celebran campañas victoriosas, como la invasión del Continente Europeo, el Día D, o la Batalla de las Ardenas, diversas ofensivas famosas en las que participaron tropas estadounidenses. Uno de los periodos olvidados es este postrero aliento del imperio Nazi contra el ejército estadounidense que había peleado durante años y contaba con sus últimas reservas de soldados. Los hombres estaban exhaustos. En la Segunda Guerra Mundial luchaban hasta que ganaban o morían, o quedaban gravemente heridos y eran enviados a casa. El fanático régimen nazi se encontraba a punto de colapsar y era un entorno confuso en el que cualquiera podía ser el enemigo, era increíblemente arduo para el espíritu de los combatientes".

Dentro de este ambiente Ayer concibió el personaje de Don "Wardaddy" Collier, interpretado por Brad Pitt. "Wardaddy es el comandante del tanque y su trabajo es mantener a sus hombres con vida", comenta Pitt. "Es responsable de sus operaciones, su moral y sobre todo de asegurar que funcionen como una máquina. Sus decisiones determinan quién sobrevive y quién no. Al comienzo de la película la tripulación perdió a uno de sus cinco miembros y de pronto deben integrar a un soldado joven dentro de su familia. No se trata sólo de que sea novato y carezca de experiencia en tanques, en realidad es una amenaza para nuestra sobrevivencia; si él no es capaz de trabajar bien la tripulación completa está en peligro y pueden morir. El muchacho llega con una gran inocencia y la pregunta es, ¿cómo puede madurar un niño en un día? Wardaddy lo debe endurecer y lograr que se adapte para garantizar la seguridad de los otros".

El novato que se integra a la tripulación de Wardaddy es Norman Ellison, un joven muy mal preparado para la guerra. "Se formó como mecanógrafo, pero lo enviaron al frente, en la 2a División Blindada, para trabajar como copiloto. Se siente pasmado y confuso, está seguro de que se trata de un error", explica Lerman. "Norman llegó para ocupar el puesto de un hombre muerto, Red, que había peleado junto a los otros tripulantes prácticamente desde que comenzó la guerra. Es un chico joven e inocente, la clase de muchacho que a todos les agradaría tener como hijo o hermano menor, pero la guerra no es un lugar para un tipo cándido. Tiene que cambiar si desea sobrevivir y Wardaddy le va a enseñar cómo hacerlo".

En el curso de estas 24 fatídicas horas ese entrenamiento será puesto a prueba cuando los cinco tripulantes del tanque Fury: Wardaddy, el comandante; Boyd Swan, el artillero; Grady Travis, el cargador; Trini García, el conductor; y Norman, el copiloto, se enfrentan contra una tropa de 300 enemigos alemanes en una batalla desesperada para sobrevivir.

La intensidad del guión que Ayer escribió para Corazones de Hierro se ha convertido en su marca distintiva, pero al igual que sus guiones para Training Day, The Fast and the Furious y otros proyectos, la película también demuestra una profunda conexión entre los personajes. "Las películas de David son viscerales y reales, pero también muestran la hondura del amor fraternal y la amistad en las condiciones más extremas", comenta Block.

En esta trama Ayer muestra una relación complicada, pues el vínculo que se forma entre el joven Norman y el veterano Wardaddy es el corazón de la película. "Norman es un joven fresco e ingenuo y eso lo hace entrañable, pero también es un problema que debe superar", dice Ayer. "Wardaddy debe despojarlo de su inocencia".

"En muchas formas Norman es el hijo que Wardaddy nunca tuvo", continúa Ayer. "Él se convierte en el mentor de Norman, su padre, lo guía para que logre ser un soldado eficaz".

Ayer narra esta compleja historia a través de una estructura engañosamente sencilla. "La película completa transcurre en 24 horas, desde la madrugada de un día hasta la madrugada del siguiente", observa el productor Ethan Smith. "Es muy directo en su construcción, pero elocuente y minucioso en su narración de la historia".

Con End of Watch, su cinta de 2012, Ayer obtuvo críticas favorables por su estilo de dirección único y provocativo. Con Corazones de Hierro él da un nuevo paso en su carrera, afirma el productor Bill Block. "Ésta es una evolución del estilo de David Ayer, una película más formal y bellamente filmada", explica. "Mientras en End of Watch creó algo similar a un video documental, esta cinta es una pieza de época que mantiene su firma distintiva, una intensa realidad".

"Es una obra característica de David Ayer en el sentido de que es una película de guerra con apariencia muy auténtica en su aspecto y sensación", dice el productor Ethan Smith. "David se sumerge en la investigación y trabaja de cerca con asesores tácticos y militares para presentar todos los detalles correctamente. Su proceso de dirección incluye rodearse de las mejores personas expertas en diversas disciplinas para garantizar la precisión".

El productor John Lesher dice que la investigación redituó en personajes y experiencias que cobran vida en la pantalla debido a que lucen genuinamente enérgicos. "Estaba fascinado", dice Lesher. "Él me dijo, 'Debes venir a mi oficina'. Pude ver la gran cantidad de libros, las pesquisas y reflexión que integró en esta historia. Quedé muy impresionado".

Al mismo tiempo, continúa Lesher, Ayer escribió un guión con el que el público se puede identificar y es legítimo para cualquier generación. "Pienso que algo interesante y atractivo acerca de esto es que se siente muy moderno", afirma Lesher. "Sí, se trata de la Segunda Guerra Mundial y toda la especificidad, toda la autenticidad y todo el estudio que consiguió David cobran vida en el guión. Pero en realidad se trata de los hombres en la guerra".

Kevin Vance, uno de los asesores técnicos militares de la producción, dice que el compromiso con el realismo derivó en una película furiosa y visceral que no tiene paralelo con cualquier otra obra de la Segunda Guerra Mundial que se haya creado antes. "En la mayoría de las películas de la Segunda Guerra Mundial, tenemos esta asociación con 'la guerra buena' y eso es todo", afirma. "Pero más de 60 millones de personas murieron en la Segunda Guerra Mundial. Ésta es una dicotomía que no se ha explorado completamente y justo es lo que David exigía de esta película".

Una forma en que los realizadores cinematográficos fueron capaces de "hacer las cosas bien" consistió en solicitar la ayuda de varios veteranos de la 2a División Blindada que prestaron servicio durante la Segunda Guerra Mundial. "David es insistente acerca de la autenticidad", afirma Pitt. Para lograr que la tripulación del tanque luciera genuina, relata, "nos enfrentó con hermosas experiencias. Nos reunimos con varios veteranos que tenían alrededor de 90 años, ellos sobrevivieron al desembarco del Día D y a la Batalla de las Ardenas… fue una vivencia inspiradora sentarse en su presencia y escuchar sus historias. Nos dieron descripciones muy viscerales de cómo se vivía dentro del tanque: el calor, el agotamiento, el ambiente aceitoso, el olor a muerte que siempre estaba en el aire. La mayoría de ellos tenía poco entrenamiento, estaban mal equipados, debían lidiar con adversidades increíbles y mal clima, les faltaba comida, les faltaba sueño. Y debían seguir adelante bajo las más desgarradoras condiciones".

Block, QED y Pitt organizaron una reunión para el elenco principal con los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, incluyendo algunos que podían narrar personalmente cómo operaron un tanque en algunas de las batallas más sangrientas de la guerra. En particular cuatro hombres hablaron con los actores para compartir sus recuerdos y experiencias.

Donald Evans, que prestó servicio en una unidad de reconocimiento del 66º Regimiento en la 2º División Blindada, afirmó que "no sabía mucho acerca de esa División" cuando lo asignaron ahí. "Ni siquiera tenía idea de que estuvieron en África".

Paul Andert mintió acerca de su edad en 1940 para ingresar al ejército a los 17 años y fue sargento de personal con la 41º Infantería en la 2º División Blindada durante la guerra. "Patton se convirtió en el comandante de nuestra división, era muy firme para instruirnos", dice. Él recuerda las memorables palabras de Patton sobre la importancia de que cada uno hiciera lo posible por demostrar liderazgo: "Patton dijo, 'No empujas el espagueti; lo jalas'" y eso significa que como líder, si haces un movimiento tus hombres te seguirán. Andert recordó esas palabras una y otra vez durante la guerra. "Él integró en nosotros la lucha, nos imbuyó con la idea de salir al campo de batalla y movernos. Nunca nos quedamos quietos".

George Smilanich fue conductor durante la guerra y contó que aunque cada hombre tenía su asignación, "cualquier miembro de la tripulación podía hacer cualquier cosa que los otros tipos hicieran. Podríamos rotar nuestros lugares si era necesario, si alguien moría durante una batalla, otro miembro de la tripulación ocupaba su lugar, sin importar el trabajo que fuera. Éramos capaces de manejar un jeep, podíamos manejar un camión semi-oruga, podíamos manejar un tanque. Éramos como una familia grande y feliz; si yo quería que el copiloto se hiciera cargo de la conducción, cambiaba mi lugar con él; si el artillero deseaba descansar, el copiloto se ponía detrás de la ametralladora. El comandante nos daba órdenes y nos decía lo que debíamos y lo que no debíamos hacer, así es como funcionaba. Y cuando perdíamos a un compañero y alguien más lo sustituía, se integraba de inmediato".

Ray Stewart tenía sólo 21 años en la primavera de 1945, no era distinto al personaje del joven Norman Ellison en la película. Asignado a un tanque como artillero suplente, él afirma, "Tenía cuatro compañeros que fueron entrenados por Patton y yo era el tipo nuevo. Traté de hacer las cosas lo mejor que pude. Mi comandante del tanque en ese momento me puso a prueba. A la larga el artillero ocupó su lugar; él se convirtió en el líder del batallón. Por supuesto los otros soldados también cambiaron de lugar".

¿Cómo se sentía estar en un tanque cuando el enemigo te disparaba? A pesar de las pulgadas de acero que te protegen, aún así es lo más desgarrador que uno se pueda imaginar. "Cuando te disparan con esos cañones y todo se estremece a tu alrededor sientes pánico en tu vehículo blindado o tu tanque, simplemente escuchas y sientes las sacudidas", dice Evans. "No hay lugar para esconderte".

Cuando un tanque era abatido, la tripulación era asignada a un nuevo vehículo. ¿Qué valor se requiere para entrar en el siguiente tanque? Stewart se encoje de hombros. "Simplemente te metes y eso es todo", afirma.

Numerosos detalles de los recuerdos de estos ocupantes de tanques cobran vida en Corazones de Hierro; por mencionar algunos ejemplos, el hecho de que cada quinta bala de la ametralladora es una trazadora; que hay tantas trazadoras que el calor puede derretir el barril; que la diferencia entre la artillería saliente y la entrante es el silbido de indicación de la artillería entrante; que los tanques Sherman con menos armamento podían encontrar formas de usar su excepcional movilidad contra los poderosos tanques Tiger alemanes. Todos estos detalles ayudaron a conseguir la sensación genuina de la película.

"Las narraciones de los veteranos fueron fundamentales pues aportaron vida a las escenas", dice David Rae, uno de los asesores técnicos militares de la cinta. "Ellos nos dieron la verdadera dimensión de la forma en que una tripulación peleaba en distintos escenarios, a través de Normandía, del Norte de África, de Los Países Bajos y por fin hasta Alemania, en la embestida final. Nos dieron historias interesantes que puedes entender y con las que te vinculas emocionalmente".

ACERCA DE LOS PERSONAJES

Como líder de los hombres en el Fury se encuentra Don Collier, mejor conocido por su sobrenombre de guerra, Wardaddy. El papel es interpretado por Brad Pitt. "Wardaddy es representativo de la columna vertebral del ejército, los sargentos y suboficiales son quienes realmente mantienen unido al ejército", explica Ayer. "Él es sensato, práctico y pragmático, todo lo que le importa es llevar a buen fin la misión".

Pero Ayer añade que Wardaddy también es un hombre con un pasado oculto. "Está expiando algo de su historia mediante este increíble acto de penitencia al pelear en la guerra y liberar Europa. Tiene su propio código moral y no se trata de nuestra ética civil; el suyo es un profundo reflejo de su época. Es estoico, pero a la vez lleno de vida y de humor y de amor por sus hombres, junto a un verdadero odio por el enemigo".

"Cuando leí el guión por primera vez me sentí atraído por el inusual arco del personaje de Wardaddy", dice el productor Bill Block. "Cuando lo conocemos él lleva tres años en la guerra, es un consumado y comprometido asesino y todo sucede en una forma que nunca hemos visto. Se convierte en un héroe compasivo, un líder para sus hombres con objeto de completar su misión".

"Wardaddy es un personaje increíblemente interesante", dice el productor John Lesher. "Estos soldados han peleado juntos, bajo sus órdenes, desde que empezó la guerra. Él es un alma compleja y dañada que intenta transmitir su sabiduría a Norman. Es un personaje original que David creó y de verdad es muy atractivo, es una personalidad que no habíamos visto antes".

Shia LaBeouf interpreta el papel de Boyd Swan. "Es el artillero y básicamente es el segundo en el mando del Fury", dice el actor. "Él opera el sistema primordial de la ametralladora, el cañón de alta velocidad de 76 mm. Es un asesino a sangre fría, pero también es un hombre de fe, para mí fue interesante explorar cómo alguien que lee las Escrituras y tiene fe, un cristiano, puede conciliar eso con sus acciones en combate".

Para explorar esta dicotomía LaBeouf aprovechó su experiencia de conocer personal militar que demostró rasgos de carácter similares. Por ejemplo, LaBeouf pasó tiempo con Don Evans, un veterano de la 2º División Blindada en la Segunda Guerra Mundial. "Él es cristiano, un hombre honorable, que te dirá la diferencia entre matar y asesinar, y hay una gran diferencia. Don practica esto en su vida", dice el actor. "Vive conforme a las enseñanzas de la Biblia, pero aún así te matará si te encuentras en el lado enemigo y después no tendrá problema para dormir en la noche. Supongo que Dios puso aquí a ciertas personas para recolectar almas, son como la Parca para Dios".

LaBeouf también conversó con veteranos más jóvenes. "Conocí a un capitán llamado Shane Yates, es capitán pero también es ministro y predicador y capellán del ejército, para la 42º División", explica LaBeouf. "Obtuve permiso de ellos y de David para vivir con los soldados en una base de operaciones en medio de su entrenamiento. Estuve un mes y medio con la Guardia Nacional, después me uní al resto del elenco y fuimos a otro pequeño campamento de preparación en Fort Irwin".

LaBeouf también se sintió inspirado de trabajar con David Ayer. "David tiene una impresionante historia propia y la comparte contigo, además de escucharte. Él es nuestro Patton, en cierta forma está bastante loco, lo cual es perfecto", comenta.

"A menudo en las películas de la Segunda Guerra Mundial puedes ver personajes arquetípicos, pero David toma los modelos y los usa como inspiración para crear personajes reales, auténticos", resalta John Lesher. "El personaje de Shia, como arquetipo, es alguien que fue a la escuela de predicadores, ya hemos visto a esa clase de hombres; sin embargo en las manos de David se trata de un hombre que cree en Dios pero también le gusta matar. Shia logró una interpretación conmovedora, muy profunda y penetrante; su compromiso fue incomparable e impactante".

El eje de la trama, según Lesher, es el personaje de Norman Ellison, interpretado por Logan Lerman. "En la película Norman representa al público", explica. "Él es el chico nuevo que casi no tiene entrenamiento militar y a través de sus ojos aprendemos cosas acerca del tanque, de las circunstancias y del entorno. Es su historia de aceptación; su viaje es el centro de la película".

Ayer comenta que en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial era bastante común que hombres muy jóvenes y poco preparados fueran arrojados súbitamente al fragor de la lucha. "Después de la Batalla de las Ardenas, Estados Unidos sufría escasez de soldados, así que a veces daban a estos chicos un somero entrenamiento de combate durante tres o cuatro semanas, después los equipaban y los enviaban 'a la guerra", resalta él. "Norman no está preparado para lo que ocurre y en cierta forma se convierte en un rehén, es arrojado dentro de esta prisión de acero y arrastrado a través de los campos de Alemania en combate. Norman vive situaciones para las que no está preparado en absoluto y es labor de Wardaddy entrenarlo y lograr que supere la noción civil de lo bueno y lo malo".

Logan Lerman interpreta al joven soldado. Él explica que se sintió atraído por la complejidad del papel. "Para los actores de mi edad hay muchos personajes sencillos por ahí", resalta. "Por otro lado Norman es muy complejo y lleno de tensiones en su interior. Me pareció un gran reto, es un rol grandioso, una historia estupenda y tuve la oportunidad de trabajar con muchas personas a las que admiro".

Una de estas personas es Ayer. Lerman estaba bien preparado para el intenso estilo de dirección de Ayer y obedecía al director igual que un soldado raso obedece a un general. "David te lleva a este asombroso e impactante viaje", comenta. "Él programó una gran cantidad de tiempo de preparación para nosotros, los actores. Nos introdujo al mundo en el que viviríamos y no fue una experiencia fácil, pero me integré bien y me sentí emocionado. Me agradan los retos. Me dediqué en cuerpo y alma a esto y fue uno de los trabajos más satisfactorios y creativos que he realizado, soy afortunado de formar parte de este proyecto".

Como resultado de toda esta preparación, opina Lerman, Ayer pudo dar a sus actores la libertad de interpretar los personajes bajo su criterio. "Pasamos al menos un mes y medio en donde nos reunimos diariamente, pero además de estar juntos tanto tiempo, debíamos repasar el guión en cada ocasión", dice Lerman. "Llegamos al punto en el que sabíamos el material muy bien, cada pequeña sección, cada pieza, así que nos sentíamos cómodos. Podíamos interpretar con soltura e ir en distintas direcciones, podíamos 'salirnos del guión' un poco".

Después de colaborar con el actor Michael Peña en la película End of Watch, Ayer creó el papel de Trini García, el conductor del tanque, especialmente para Peña. "Creo que alrededor de 350,000 mexicoestadounidenses lucharon en la Segunda Guerra Mundial, muchos de ellos como conductores en las Fuerzas Blindadas", observa Ayer. "Él es un tipo sofisticado y en realidad podría estar en un mejor puesto, pero en esta situación el agotamiento, los nervios y el estrés hacen que acuda al alcohol para tratar de sentirse mejor. Hubo un enorme abuso de alcohol en el ejército en aquella época y él no sería el primer conductor de un tanque que manejara ebrio".

"Es genial que a pesar de su idiosincrasia él rinda homenaje a todos los hispanos que pelearon en la Segunda Guerra Mundial y no fueron reconocidos", comenta Peña. "Me quito el sombrero ante David Ayer, pues hubo muchos hombres latinos que fueron a la guerra y pelearon por su país y quedaron dañados psicológica y físicamente".

Jon Bernthal completa la tripulación del Fury como Grady Travis. "Él es un hombre de campo", dice Ayer. "Es un tipo que era niño en la época de la Depresión, creció sin zapatos y trabajó en las granjas desde que tenía ocho años, simplemente no está equipado para la aventura que se ve obligado a vivir por las circunstancias".

"Si Wardaddy es el cerebro, Grady representa las agallas", continúa Ayer. Explica también que como cargador, tiene una "relación especial" con el artillero. "Él es el hombre que alimenta con una pala el carbón dentro del horno, las municiones en el armamento y debido a ello tienen una relación laboral muy cercana".

Sin embargo esta relación va más allá del trabajo. "Grady piensa en Boyd como la 'madre' del grupo", dice Bernthal. "Grady tiene un respeto increíble por Boyd como el centro espiritual y ético de la tripulación. Gracias a Boyd, él mantiene su conexión con algo superior y con Dios. La relación del cargador/artillero es muy interesante debido a que dependen absolutamente uno del otro. Podrías pensar que habría una separación entre ellos, un hombre cree en Cristo y predica la Biblia, mientras el otro sólo habla de matanzas y de mujeres. Pero los dos personajes se funden en uno solo. Simplemente somos dos aspectos de la misma persona".

ACERCA DE LOS TANQUES

Para el rodaje se usaron primordialmente cinco tanques, todos ellos diversos modelos del Sherman M4: en la película los tanques se apodan Fury, Matador, Lucy Sue, Old Phyllis y Murder Inc.

Para Ian Clarke, Coordinador de Vehículos de la Película y Jim Dowdall, Supervisor de la Tripulación de los Tanques, el proceso de encontrar cinco tanques originales de la época de la Segunda Guerra Mundial comenzó como cualquier otro trabajo: llamaron a sus colegas. "La fraternidad de vehículos militares en el Reino Unido es pequeña y tendemos a conocernos unos y otros", dice Dowdall. "A la larga hallamos a las personas que pudieron suministrar los tanques y estaban preparadas para dedicar tres meses de su vida a esta película".

Para encarnar a los tripulantes de los tanques, comenta Dowdall, "Pensamos que lo mejor sería usar soldados entrenados, no aficionados, sino hombres que estuvieron en Afganistán y en otras situaciones de combate recientes. No sólo podían comandar los tanques apropiadamente, también detectarían si algo funcionaba mal con uno de estos vehículos de 70 años de antigüedad".

Para el Fury mismo, la producción empleó tres vehículos básicos. Primero, como es natural, estaba un tanque real, suministrado por el Museo de Tanques en Bovington, se trataba de un Sherman de finales de la guerra, con un cañón de 76 mm.

Además el equipo construyó un set para obtener las tomas especiales que requería la realización cinematográfica: este vehículo se construyó sobre la base de un tanque con una plataforma montada en la parte superior, de tal forma que el equipo y las cámaras pudieran filmar sobre el tanque.

Para las tomas adentro del Fury, el Diseñador de Producción Andrew Menzies creó un set interior. "Fue un enorme reto técnico", explica él. "Es un set muy pequeño y cada pared debía ser removible para permitir que David filmara desde cualquier ángulo. Al mismo tiempo estaba sobre un mecanismo móvil, de tal forma que se pudiera sentir como un vehículo en movimiento y, por supuesto, como se sacudía constantemente no podía tener partes tambaleantes o sueltas".

Gary Jopling, Asistente del Director de Arte de la película, creó el set del interior del tanque con base en dibujos y modelos, después construyó la estructura. "Esto es capaz de realizar cualquier cosa que haga un tanque real", explica. "El mecanismo le da un movimiento oscilatorio y la torreta gira 360 grados. El cañón se eleva y puede disparar".

Para recrear el interior del tanque, el departamento de arte escaneó un vehículo genuino y luego lo aumentó 10%. Con base en el escaneo construyeron un set con un marco metálico revestido con fibra de vidrio. Para crear unas paredes removibles que permitieran colocar las cámaras, idearon 42 piezas que se podían poner y quitar.

Luego Jopling y el departamento de utilería adornaron el interior con artículos originales de tanques genuinos. "Recopilamos piezas de varios entusiastas de tanques alrededor del país para asegurar que el interior tuviera un aspecto auténtico", explica. "Todo funciona como en un tanque real. El área de Bible en particular fue bastante compleja; por ejemplo, él tiene un telescopio que usa cuando quiere ver el exterior y tuvimos que hacer un ajuste muy fino para eso".

Los realizadores cinematográficos también hallaron una solución creativa para la forma en que el Fury podría cargar un proyectil, disparar y expulsar el cartucho vacío. "El equipo de Efectos Especiales creó un sistema de ariete que empuja el bloque como en un arma real y después se retrae. El ariete empuja la cabeza dentro del cartucho y lo expulsa con una nube de humo, de tal modo que crea la ilusión de disparar y expulsar un cartucho vacío".

El tanque, que en realidad era un set rodante que se debía ataviar y mantener como un vehículo en buenas condiciones cada día, también se convirtió en una especie de segundo hogar para los actores que interpretaban a su tripulación. "En el campamento de preparación ellos aprendieron a vivir en el exterior; después, cuando el Fury estuvo disponible, no podíamos lograr que salieran de él", comenta Jim Dowdall, el Supervisor de Tripulación de Tanques. "Pusieron su propio sello en el tanque". Empezaron a vivir y comer en su interior. Entre los ensayos, en vez de salir del tanque, se quedaban apiñados en su interior para hablar y coexistir como lo haría la tripulación de un tanque. Creo que esto se refleja en la película, se siente una gran familiaridad".

Jon Bernthal, igual que los demás actores, se sintió muy apegado al Fury. "Suelen decir que no se trata del tamaño del perro en una pelea, se trata del tamaño de la pelea en el perro. Aquí teníamos un tanque excepcional", afirma cuando describe el tanque. "No es el más grande, no es el más fuerte, ¡debes ver el Tiger! - pero es todo corazón".

Logan Lerman añade: "Observar a todos los tanques alineados y en marcha, esos vehículos de 70 años, fue un hermoso espectáculo".

Michael Peña afirma que el hecho de aprender sus movimientos en el tanque le ayudó a integrar su personaje: "Tuvimos que entrenar mucho fuera del tanque para asegurar que podíamos entrar y salir de él como soldados reales. Al principio incluso pasar por la escotilla, que es apenas un poco más ancha que tu cuerpo, era muy difícil", dice él. "Después, cuando lo habíamos hecho cientos de veces, logramos la técnica necesaria para entrar y salir fácilmente. Se trata de memoria muscular".

Con tanta acción adentro y alrededor del tanque, la grabación del diálogo requirió gran tenacidad y habilidad para resolver problemas. Del mismo modo que lo hizo con cada jefe de departamento, Ayer enfatizó a Lisa Piñero, la mezcladora de sonido, que el realismo era esencial, así que buscaron captar el sonido de la forma más auténtica posible, en coincidencia con el aspecto y el sonido del equipo original. Sin embargo dos obstáculos se interponían en el camino. Primero, para las escenas internas en el tanque, el equipo de comunicaciones original no sólo tenía 70 años de antigüedad, sino que nunca se diseñó para sobrevivir semejante prueba de tiempo y ni siquiera captaba los sonidos de alta fidelidad cuando era nuevo. En segundo lugar, durante las tomas en el exterior, los tanques reales e incluso el vehículo sobre el que filmaban hacían tal estruendo que sobrepasaban cualquier otro sonido.

Piñero y su equipo resolvieron los problemas en dos formas creativas. Como primer paso, para lograr un aspecto genuino modificaron unos micrófonos T-30 de la época y los micrófonos manuales T-17 originales de la guerra con nuevo material conector y adaptaron el interior del tanque con equipo de comunicación acoplable que pudiera intercambiar señales desde el equipo de sonido de Piñero. De este modo la utilería práctica ahora se podía usar como verdaderos dispositivos de grabación.

Para las escenas exteriores, los magos del sonido experimentaron con la colocación de micrófonos para encontrar los lugares en los que podían lograr la mejor captación de sonido. Una vez que comenzó la filmación, muchas secuencias implicaban un tanque en movimiento y después se detenían para un diálogo o una escena de batalla; para eso el departamento de sonido colocó cientos de metros de cable de micrófono ocultos a cierta profundidad a través del barro. Finalmente, para recuperar cualquier diálogo perdido por el ruidoso movimiento de los tanques, el equipo de sonido y los actores usaron un camión dedicado, preparado especialmente a prueba de ruidos, para las sesiones de grabación de diálogo.

En la película, una columna de tanques estadounidenses enfrenta a su enemigo más mortífero: un tanque Tiger alemán. "Es el tanque de guerra óptimo", dice Menzies. "Un Sherman en realidad tenía pocas probabilidades de vencer a un Tiger, que se diseñó como un arma formidable".

Únicamente existen seis tanques Tiger de esa época en la actualidad y el Museo de Tanques tiene el único ejemplar que funciona. "El Tiger 131 es un tanque importante", explica David Willey, curador del museo. "El tanque que usamos estuvo en una columna en Túnez y fue atacado por tanques británicos del 48º Regimiento Real de Tanques. Éste derrotó al menos a dos de aquéllos tanques de Churchill, pero fue golpeado por otros, así que puedes ver los daños que sufrió. La tripulación alemana abandonó el tanque y después de la guerra fue entregado al Museo de Tanques".

"Debido a que el vehículo fue capturado en 1943 ya se había empleado algunas veces, pero nunca en la forma en que lo usamos ahora", dice Jim Dowdall, el Supervisor de Tripulación de Tanques. "Debes tener mucho cuidado con él pues el metal es viejo, así que creamos las condiciones perfectas para tratar el vehículo con el mayor esmero posible".

Obviamente los realizadores cinematográficos no corrieron riesgos de estropear el Tiger real, así que construyeron una copia para usarla en las tomas en donde el tanque resulta dañado. Para ello midieron el original y pidieron prestadod al museo todos los dibujos originales que están bajo su custodia. "Cortamos el tanque con un material de acero de un cuarto de pulgada, así que es una estructura con soporte propio", explica el Diseñador de Producción Andrew Menzies. "Después lo colocamos sobre una base de tanque más chica y añadimos las ruedas con efectos visuales en la post-producción. Era fundamental para todos que nuestra copia luciera absolutamente correcta, desde las tuercas y los tornillos que mantenían unidos los componentes".

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Corazones de Hierro se filmó durante 12 semanas en los campos de Oxfordshire, en la Base Aérea de Bovingdon en Hertfordshire. Como explica el productor John Lesher, varias conveniencias prácticas los decidieron para llevar la producción a Inglaterra. "Primero, tienen una base maravillosa, así que era un buen lugar para empezar", dice. "Pero también había una enorme cantidad de activos en Inglaterra: tanques, vehículos blindados, tanto alemanes como estadounidenses. Finalmente, la luz en Inglaterra, esa hermosa luz del norte, así como el clima, eran una excelente opción para representar a Alemania. Por todas estas razones Inglaterra se convirtió en el lugar ideal".

Pero antes de comenzar la producción Ayer y su equipo emprendieron un extenso proceso de investigación para profundizar en cada aspecto de la historia, desde la clase de tanques que el Fury podría enfrentar, hasta el tipo de artillería y otras armas que se usaron en las campañas, o los uniformes y el corte de pelo de los soldados.

"Es primordial poner atención en las pequeñas cosas", dice David Ayer. "Incluso si alguien del público no entiende algo, cuando percibe las tomas en conjunto recuerda las películas que todos hemos visto en noticieros y en televisión. Este realismo es lo que busco".

Ethan Smith afirma que con demasiada frecuencia la industria del cine matizó nuestra perspectiva de lo que fue la Segunda Guerra Mundial. David regresó a la fuente original. "Ayer nos comentó que en los últimos años de la década de 1940, cuando Hollywood empezó a hacer películas de la Segunda Guerra Mundial, la consigna era mostrar una visión limpia", dice Smith. "David no deseaba una historia cinematográfica de referencia, sino la historia real. Así que vimos horas y horas de pietaje de Cuerpos Militares y estudiamos a fondo cómo caminan los soldados, cómo portan sus armas, cómo afrontan una misión o se relajan a un lado del camino, esto se convirtió en la base para nuestra película".

Asimismo, Ayer y su equipo fueron supervisados por tres asesores militares y cuatro veteranos de la División Blindada de la Segunda Guerra Mundial que aportaron su conocimiento y experiencia a la producción.

Kevin Vance y David Rae fueron los asesores militares y principales responsables de trabajar con los actores para convertirlos en soldados de tanques verosímiles. Entre otras tareas, Vance y Rae organizaron un campamento de preparación para los cinco actores principales.

Vance colaboró con David Ayer en End of Watch, donde el director integró al elenco en diversos aspectos de la comunidad policiaca. En el set de Corazones de Hierro, Kevin ayudó a los actores a encarnar la mentalidad de un guerrero. Vance trabajó 14 años en la sección de Operaciones Especiales de Estados Unidos y vivió muchos años en zonas de alto riesgo alrededor del mundo; por otro lado, Rae formó parte de la milicia británica durante 23 años, muchos de ellos en la división blindada de ese país.

Como comentamos, Vance y Rae organizaron un campamento de preparación para los actores. "Deseábamos que el elenco pudiera funcionar y pensar como un equipo. Debían portarse como una unidad. Algunos tenían tareas individuales de competencia y estrés, pero al final del campamento debían ser interdependientes. No sólo debían actuar, sino ser una tripulación", dice Vance. "Todo tenía una intención. Incluso en su ropa, su armamento y hasta en sus raciones, todo era muy básico para mostrar cómo eran las cosas en esa época. También estuvieron expuestos a los elementos a lo largo de la semana, así que pudieran experimentar los rigores que vivió la generación de la Segunda Guerra Mundial. Lluvia, lodo, viento y privación de sueño. Seis días de la pre-producción se asignaron al campamento de preparación y de ellos los primeros dos días se diseñaron para quebrantarlos mental y físicamente, debían estar exhaustos, doloridos e incómodos. A partir de ahí los reconstruimos juntos. Esa metamorfosis fue crucial".

El campamento no fue una novatada, sino algo necesario, como explica Rae. "Ellos debían crear ese vínculo", afirma. "Era indispensable mostrarlo en la pantalla, era esencial representar eso pues como tripulación tenían bastante intimidad. El cliché es 'no hay rangos en un tanque', todos sabemos quién es el jefe y cuál es la línea que no debemos cruzar, pero también somos muy cercanos unos con otros. Sabemos todo de nuestros compañeros. Nos cuidamos las espaldas. Es una fraternidad dentro de un tanque".

Pero no se trató sólo de la conexión emocional, también era indispensable que los actores pudieran desempeñar sus tareas en el tanque igual que saben sus propios nombres. "Debes dominar tus tareas. Cuando comienza una batalla, la memoria muscular se activa", dice Rae. "Sin importar si es el año 1945 o 2014, debes trabajar como una máquina. Mi objetivo personal para el campamento era garantizar que ellos lucieran como cinco personas que se movían en la misma dirección".

"Nuestro campamento de preparación fue obligatorio", comenta Pitt. Sin embargo, él tiene cuidado de resaltar las diferencias entre su campamento como actores y los rigores que de verdad experimentan los soldados en tiempos de guerra; "éramos como turistas", dice, pero aunque se trataba de una simulación, la experiencia fue lo más cercana posible a la experiencia real. "Estuvimos ahí todo el tiempo, nos levantábamos a las cinco de la mañana, teníamos dos horas de entrenamiento físico, instrucción, trabajo duro, entrenamiento con obstáculos hasta muy tarde en el día, raciones frías, dormimos bajo la lluvia y además teníamos que cambiar la guardia cada hora. Esto se diseñó para quebrantarnos, para que viviéramos las dificultades y rigores de la milicia, pero ayudó a reconstruirnos cuando estábamos con la moral en su punto más bajo".

El campamento de preparación fue invaluable, dice LaBeouf. "Nos conocimos bien unos y otros", afirma. "Cuando pasas seis días en los bosques conoces un poco más a tus compañeros y nos convertimos en una unidad. Formábamos parte de algo que era más grande que nosotros e hicimos esto para representar a muchos hombres. Creo que el campamento realmente logró que consideremos la bandera de forma distinta; es como un talismán, algo religioso. Espiritual. Trascendente. Mi papá es un veterano, así que siempre he sentido respeto por él, pero convivir con Kevin y los compañeros afuera, en los bosques, me hizo vivir la experiencia de forma muy emotiva".

"El campamento de preparación fue absolutamente vital para el proceso", añade Jon Bernthal. "Creamos una verdadera confianza entre nosotros... eso no hubiera sucedido de estar únicamente en un set de cine".

La contraparte de Vance y Rae en lo referente al lado alemán fue Ian Sandford, antiguo paracaidista del ejército británico que trabajó como Asesor Militar Alemán. Con un ávido interés en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, él aprendió alemán para leer los manuales de entrenamiento en su idioma original; posteriormente trabajó con los actores de reparto que interpretaban a las tropas alemanas en los simulacros para aprender a usar las ametralladoras.

ACERCA DE LA FOTOGRAFÍA

El Director de Fotografía Roman Vasyanov, que colaboró previamente con el escritor-director David Ayer en End of Watch, resalta que en esta película tomó un enfoque muy distinto para la fotografía. Mientras End of Watch fue inspirado por una realización cinematográfica de estilo documental, Corazones de Hierro debía ser mucho más clásica en sus métodos. "Después de leer el guión por primera vez supe que no se podría manejar de otra forma", comenta. "Debía tener secuencias coreografiadas y una fotografía temperamental, la cámara simplemente seguiría a los hombres y no aportaría una energía adicional".

El productor John Lesher añade: "La gramática visual de la película es muy bella, es una realización cinematográfica al estilo antiguo. Quisimos adoptar un enfoque más parecido al trabajo de David Lean, un enfoque de cine sencillo, bello y clásico".

En términos del aspecto, explica Vasyanov, "Deseábamos hacer una película natural y minimalista. Para mí, esta cinta antes que nada es un drama y todo lo demás es secundario. No quería que tuviera demasiada iluminación ni adornos con la cámara, no se trataba de una cinta de acción. Ésta es probablemente la película más minimalista que he filmado y este minimalismo logra que las interpretaciones sean lo primordial".

Vasyanov explica que muchas cintas recientes de la Segunda Guerra Mundial tienen la influencia del famoso fotógrafo de guerra Robert Capa, pero Corazones de Hierro tomó otro camino. "Elegí un lenguaje totalmente distinto, en mi opinión es en cierta forma una película del camino", comenta. "Cuando miras pietaje real de la Segunda Guerra Mundial, nunca ves a un camarógrafo corriendo con la cámara. Usualmente se filma con un lente muy largo. A veces una toma amplia narra la historia mejor que millones de acercamientos, quizá simplemente porque te permite sentir un aspecto distinto de esta locura que es la guerra. Puedes sentir el silencio".

La película entera se filmó con cinta y no digitalmente. "Sabía que nuestra paleta de tonos debía ser restringida y la cinta tiene mejor color", comenta. "Además ésta sería una película anamórfica de pantalla amplia. Hicimos algunas pruebas y tenía una gran resolución, buenos aspectos resaltados y una hermosa profundidad en el enfoque. Fue la mejor forma de captar este bello panorama y los tanques en movimiento sobre él".

Uno de los retos más difíciles para Vasyanov fue iluminar auténticamente el oscuro interior del tanque Fury. "Me senté un par de horas en un tanque real y observé la escotilla para entender cómo se comportaba la luz", explica. "La mayoría del tiempo estuvo gris y nublado, el sol no pasaba a través de la escotilla hasta el interior del tanque. Así que creamos un sistema de LED que pusimos en el suelo y empotrado en las paredes. Trabajamos con niveles de luz muy bajos, sólo los necesarios para poder enfocar y lograr la exposición".

ACERCA DEL DISEÑO DE PRODUCCIÓN

El Diseñador de Producción Andrew Menzies se encargó de hacer realidad la visión de Ayer sobre el aspecto auténtico de la película. "No sentí que se tratara de diseño; se trataba de reproducir la historia", afirma Menzies. "Para tal fin prácticamente cada escena de la película se derivó de imágenes que encontramos al investigar. De verdad quedé impactado cuando investigué sobre las áreas de batalla, todas las fotografías reflejaban a hombres que tenían el lodo hasta las rodillas mientras se esforzaban para jalar sus cosas y el equipo pesado a través del barro. Me di cuenta de que ésta era la verdadera esencia de la guerra... gran parte del trabajo diario se realizaba a través del lodo, la suciedad y el frío".

"Igual que en cualquier película, el entorno es primordial", continúa. Y en Corazones de Hierro el entorno se puede resumir en una palabra: lodo. "Buscamos mostrar la mayor cantidad de lodo y suciedad posible", comenta. "Agregamos mucho barro y tuvimos que traer toneladas de lodo para construir la textura de la película. El barro fue el vínculo conector en la película".

La única locación que tenía menos lodo fue el set del poblado alemán que Menzies construyó en una franja de tierra en el campo Aéreo de Bovingdon, Hertfordshire. Menzies estudió los poblados alemanes para incorporar los detalles arquitectónicos apropiados, como contraventanas, madera y estuco en las casas.

Las escenas en el poblado alemán forman un intermedio en la película y crean un corte en el entorno de la película. Se trata de un lugar que fue relativamente respetado por la guerra. "Es la primera vez en que los soldados se pueden sentir un poco tranquilos y cómodos, encuentran alcohol, alimento y mujeres, de verdad se relajan", dice Menzies. "Así que usé colores ligeramente más alegres en el poblado para este respiro en la trama, sientes como una tregua en el atroz mundo de la guerra".

El set del poblado alemán se construyó en 12 semanas. "David deseaba filmar a los tanques cuando entraban, así que el set se diseñó con base en la acción, los tanques y los francotiradores en las ventanas. Por eso hicimos una plaza donde ocurre la mayor parte de la escena. El tamaño del poblado se decidió por la dimensión de los tanques; si hacíamos una plaza demasiado pequeña se vería absurdo poner los tanques ahí".

Una de las construcciones más inusitadas de Menzies fue un aserradero que se quema continuamente durante la batalla en el clímax de la película. "Es una obra bastante excepcional pues debía tener el aspecto de una construcción de madera, pero tenía que arder continuamente mientras se filmaba la secuencia de la batalla en el curso de una semana. Y por supuesto el incendio debía ser controlado, teníamos que ser capaces de apagar las llamas y encenderlas de nuevo a voluntad. Así que el edificio se construyó de acero y concreto. Tenía el aspecto de madera que se quemaba, pero sólo ardía durante las tomas".

ACERCA DEL VESTUARIO

Para que la producción fuera lo más genuina posible, Ayer y su equipo también se involucraron en una amplia investigación sobre los uniformes militares de la época, los cuales integraron el vestuario de la película. "Estudiamos muchas fotografías y por suerte teníamos gente conocedora que nos asesoró sobre lo que sería correcto", dice Ayer. "Hay una impresionante cantidad de detalles en estos uniformes, pues aunque los soldados estadounidenses usaban básicamente ropa de trabajo para pelear, los militares alemanes vestían uniformes hechos a la medida con las tradicionales técnicas de sastrería europea; muchos de ellos eran hechos a mano. Algo interesante es que los alemanes, en especial los oficiales, acostumbraban pelear portando lo que nosotros llamaríamos uniformes formales, llenos de medallas".

El Diseñador de Vestuario Owen Thornton trabajó de cerca con Ayer para saber lo que se requería. "Investigamos durante dos años para lograr las cosas idóneas en cuanto a vestuario y uniformes de ese periodo", comenta. "Estudiamos el inventario de lo que usaban los soldados estadounidenses en 1945. Europa acababa de pasar por uno de los inviernos más largos en 50 años, así que el aspecto de los soldados cambió de modo drástico; los militares usaban abrigos sobre su saco del uniforme, sobre suéteres, sobre camisas, sobre ropa térmica. Intentamos recrear un aspecto de soldados andrajosos que vivían en trincheras, comían raciones frías, no se habían lavado o rasurado en un par de meses".

Thornton afirma que para investigar, los realizadores cinematográficos evitaron la historia de Hollywood y acudieron a la fuente. "Estudiamos miles de fotografías de la colección Signal Corps, formada por retratos originales de la Segunda Guerra Mundial que eran muy específicos", explica Thornton. "Desde enero de 1945 hasta el final de la guerra. Buscamos meticulosamente los archivos de la Segunda División Blindada y quedamos impresionados por los individuos retratados en las fotografías".

A pesar de que dotó a cada soldado con su propia personalidad en el uniforme, Thornton comenta que había una gran consistencia basada en su investigación. "Al final de la guerra las tropas estadounidenses parecían una turba heterogénea y desarrapada", comenta. "Su ropa era como prendas de trabajo de civiles. Usaban muchas cosas con tela de espiguilla, uniformes que les quedaban sueltos; sus sacos estaban hechos de lana, así que tenían una paleta de tonos cafés. Inversamente, si observas al ejército alemán de la misma época, sus uniformes eran del todo diferentes, parecían esculpidos y les quedaban ajustados. El ejército alemán contrataba artistas cuyo trabajo de tiempo completo consistía en trazar nuevos patrones de camuflaje, así que para el final de la Segunda Guerra Mundial tenían al menos 35 patrones distintos. Incorporamos la mayor cantidad que pudimos de ellos".

Una parte importante del vestuario consistió en que la ropa pareciera desgastada, rota y muy usada. Para un diseñador de vestuario esto se llama "desgastar". "Una sección del departamento de vestuario incluyó un equipo de desgaste, artistas cuyo trabajo era que la ropa nueva tuviera el aspecto de que había sido usada durante más de un año", dice Thornton. "Rebajaban el color y lograban que los bolsillos se vieran muy usados. También hacían desgarres y después los reparaban para que se viera la costura. Se sometieron a este proceso 350 uniformes estadounidenses y 350 uniformes alemanes, cada una de estas prendas era única y cada soldado tenía su propia historia".

Por supuesto, el desgaste de la ropa de Norman Ellison era muy distinto a la de los otros soldados del Fury. Mientras los cuatro tripulantes originales del Fury habían estado juntos muchos años, Norman apenas llega para unirse a la tripulación. "No fuimos sutiles para mostrar quién era el tipo nuevo", afirma Thornton. "Los otros hombres están cubiertos de suciedad, grasa, la ropa tiene agujeros, manchas y está dañada. Son tipos sucios y cansados. Creamos para ellos un aspecto de mugre y daño, mientras que la cara y el uniforme de Norman son nuevos y frescos. Él está rasurado, tiene un buen corte de pelo y no tiene tierra en las uñas de sus manos".

Además del vestuario militar, el guión de Ayer también requería ropa para civiles que debía ser concebida con la misma diligencia y atención a los detalles. Para este fin, Maja Meschede, Diseñadora de Vestuario Civil, viajó a Berlín y rentó ropa creada en las décadas de 1930 y 1940. "Cada pequeño detalle, los botones, ganchos y barras, las agujetas de los zapatos, debían pertenecer a esa época", explica ella. "La tela de ese periodo tenía mucho más textura y una calidad tridimensional, a diferencia de cualquier tela que puedas conseguir hoy en día". El vestuario que se tuvo que elaborar nuevo, como los vestidos de Irma y Emma, se crearon usando telas originales de esa época.

ACERCA DEL MAQUILLAJE Y LOS PEINADOS

Para Alessandro Bertolazzi, Diseñador de Maquillaje y Estilista, el primer paso fue alejarse del maquillaje tradicional y experimentar con suciedad. "Teníamos muchas referencias, pero no tenía idea de cómo lograr que funcionara esto", explica. "Así pues, comencé manchando mis dedos con maquillaje color tierra y después frotándolo en sus caras. No fue perfecto, pero representó el modo de olvidar el concepto de maquillaje clásico".

Para lograr el aspecto adecuado, Bertolazzi estudió a artistas como Oskar Kokoschka, Francis Bacon y Egon Shiele. "El drama, el dolor y el sufrimiento están bien plasmados en sus pinturas".

Bertolazzi invirtió un día para capacitar a su equipo de maquillistas con objeto de que olvidaran todo lo relativo a Hollywood y a su formación clásica. "Les enseñé cómo añadir cierto color café a un rostro con una brocha y después dispersarlo y poner también trazas de sangre, con lo cual todos se divirtieron mucho", explica. "Concebí distintos niveles de suciedad, así que el nivel cero era una pátina ligera, mientras que el nivel cuatro era para gente que había permanecido en el campo de batalla con el lodo y el humo durante semanas".

ACERCA DE LA MÚSICA

Para la banda sonora de Corazones de Hierro, David Ayer llamó a Steven Price, que previamente este año obtuvo el Oscar® por su música en Gravity. Después de leer el guión, Price supo que tenía una oportunidad maravillosa. "El guión era fascinante", comenta. "David tiene una forma excepcional de escribir a los personajes: sientes que los conoces, quieres saber más acerca de ellos desde el principio de la película, esto es una especie de grandioso truco para atraerte".

Como deseaba involucrarse desde el principio de la producción, Price se reunió con Ayer por primera vez en el set de la película, ya que se filmaba bastante cerca de la casa de Price en Inglaterra. "Fue notable, cuando me acercaba al lugar podía ver una gran cantidad de humo a la distancia. Cuando llegué tuve oportunidad de ver largas secuencias sobre una de las grandes batallas de tanques de la película. Las cámaras no se veían, así que sentías como si de verdad estuvieras en medio de una cruenta batalla", recuerda. "Después conocí a David y con nuestra conversación entendí sus objetivos, así que me interesó formar parte del proyecto".

"Esta película trata de la porción de la guerra que en realidad no se ha mostrado en el cine, las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial. Es fácil suponer que la experiencia de los soldados en ese periodo no podría ser tan intensa pues estaban cerca de la victoria de los Aliados, pero la realidad es lo contrario", continúa Price. "Nadie se rendía sin una feroz pelea. Es una historia que no se había contado, pero David la narra de modo auténtico, profundamente emotivo y hermoso".

Price comenta que Ayer es un realizador cinematográfico que tiene una comprensión innata de lo que puede lograr la música en una película. "La principal indicación que David me dio fue buscar que los espectadores sintieran", explica. "Él quería conmover su corazón y su estómago. Deseaba que el público tuviera una vivencia cultural y sintiera ese infierno junto a los personajes, pero en medio de eso también debían percibir esa fraternidad, las bellas relaciones que formaron entre ellos".

De este modo, resalta Price, aunque la cinta muestra una intensa acción de guerra, también lleva a los espectadores a un viaje emocional debido a que los hombres en el tanque forman una familia unida. "La película trata de la familia, hombres que han vivido juntos tres o cuatro años de las experiencias más terribles y cómo fue lidiar con todo ello. David y yo hablamos de la psicología de los personajes y trazamos un panorama de dónde se encontraban en ese punto de sus vidas".

Al igual que hizo en Gravity, donde incorporó a menudo ondas de radio en la banda sonora, Price fue capaz de hallar una voz distintiva para la música de Corazones de Hierro utilizando instrumentos inusitados y poco convencionales en una fusión con la orquesta, los coros y un solo que integró en la composición. En esta película él tuvo acceso a grabaciones realizadas en el set y otras posteriores, por ejemplo, sonidos de armamento, placas de identificación y partes del tanque mismo en movimiento que se usaron después como equipo de percusión en el estudio. "Ocupé algunos sonidos que ellos grabaron durante la filmación, por ejemplo, cartuchos de proyectiles que caían en el suelo del tanque, sonidos que manipulé para que se convirtieran en un ambiente inherente dentro de la música", explica él. "Cuando llegamos a las sesiones finales también contamos con una variedad de artículos de utilería originales que usaron en la película. Trajimos esos artículos al estudio, a Abbey Road, y sirvieron para crear varios elementos de percusión dentro de la banda sonora. Siento que la banda sonora eleva el impacto visual y complementa la historia. Esto es lo que buscaba, extraer algo de la calidad y de la visión de David para integrarlo en la música. Cuando empiezo a trabajar en una cinta me agrada pensar cómo hacer que la música sea lo más distintiva posible y se sienta como perteneciente a esa historia específica".

No se supone que el público reconozca estos sonidos, comenta Price. "A menudo no percibes esto como lo presentamos, pero lo primero que escuchas en la película, por ejemplo, es el sonido de las placas de identificación de los soldados, sólo que se grabó a una velocidad exageradamente lenta. En esencia es irreconocible, pero en cierta forma aporta una calidad fascinante y muy adecuada para el inicio de la película".

Price también usó ampliamente música de coros, a menudo cantada en alemán. "La idea básica era que aunque se suponía que los personajes estaban ganando la guerra, de hecho estaban en medio de la Alemania Nazi, rodeados de enemigos. Queríamos expresar un ambiente inestable, la banda sonora en general aporta una sensación de estar en peligro. Así que utilicé el coro en distintas formas, a veces como grupo, en ocasiones un solo amplificado por micrófonos. Ésta es una presencia constante, una corriente subterránea de inquietante oscuridad".

Los dos temas principales, por supuesto, están vinculados a Wardaddy y Norman, pues gran parte de la película trata acerca de su relación. "Ésta es una banda sonora muy temática. La forma en que David escribe sus guiones profundiza en las relaciones entre los personajes, eso me permitió explorar cómo combinar los temas unos con otros a medida que conocíamos a los distintos hombres", explica Price. "Los primeros temas que escuchas en la cinta se relacionan con Wardaddy, al comienzo su tema es bastante plano musicalmente, pero crece a lo largo de la trama cuando lo conocemos mejor. Por otro lado, Norman empieza como un personaje abrumado y temeroso, con un tema que gira continuamente a su alrededor y no se estabiliza. A medida que avanza la historia, él desarrolla fuerza y lo mismo ocurre con su tema. De hecho los temas evolucionan gradualmente a lo largo de la película. Gran parte de mi trabajo consistió en reducir los temas a sus elementos básicos y hallar combinaciones que tuvieran un verdadero significado emocional".

Finalmente, Price opina acerca de su trabajo, "La idea de la mecanización masiva de la guerra fue la clave de todo para mí, la banda sonora expresa esta cualidad pesada y mecanizada. Tuve cuidado de integrar esta pesadez y una sensación de propósito al avanzar". Sin embargo, advierte Price, la música también capta las bellas relaciones entre los personajes. "A pesar del gran entorno orquestral, también hay matices muy íntimos", explica. "Grabé muchos solos de violonchelo, viola y también de voces. Y a menudo la banda sonora avanza desde estos momentos livianos y puros hasta formidables sonidos orquestrales. Constantemente mostramos el contraste de los seres humanos con este mundo mecanizado en el cual vivían".

Acerca del elenco

Brad Pitt, (Don "Wardaddy" Collier / Productor Ejecutivo) es uno de los actores de cine más poderosos y versátiles de la actualidad, además de ser un exitoso productor de cine con su compañía Plan B Entertainment.

El año pasado Pitt ganó un Premio de la Academia® como productor de 12 Years a Slave, dirigida por Steve McQueen. Además de obtener el premio a la Mejor Película, también aportó un Oscar® para el guionista John Ridley y la actriz de reparto Lupita Nyong'o. Pitt también interpretó un papel de reparto en la película. Actualmente Pitt protagoniza y produce By the Sea, al lado de Angelina Jolie, quien también escribió y dirige la película.

En 2013 Pitt protagonizó y produjo una de las diez películas con más alta recaudación del año, World War Z, para Paramount. Posteriormente Pitt interpretó un papel de reparto en The Counselor, de Cormac McCarthy, dirigida por Ridley Scott, así como en Cogan's Trade, de Andrew Dominik. Ésta fue la segunda vez que Pitt protagonizó y produjo una película de Dominik, pues la primera fue The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford, por la cual fue nombrado como Mejor Actor en el Festival de Cine de Venecia. En 2011 Pitt tuvo una de sus interpretaciones más complejas y matizadas en Moneyball, de Bennett Miller, así como en Tree of Life, de Terrence Malick, películas que también produjo. Pitt ganó el New York Film Critics Circle Award y el National Society of Film Critics Award por ambos papeles. Así mismo fue nominado a un Screen Actors Guild, un Golden Globe Award, un BAFTA Award y un Premio de la Academia por su trabajo en Moneyball. La cinta también recibió una nominación al Premio de la Academia® como Mejor Película. Tree of Life obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes y fue nominada como Mejor Película en los Premios de la Academia®. En años anteriores Pitt fue nominado a un Premio de la Academia® por su interpretación en The Curious Case of Benjamin Button, de David Fincher y en Twelve Monkeys, de Terry Gilliam, por la cual ganó un Golden Globe Award. También fue nominado a un Golden Globe Award por sus interpretaciones en Legends of the Fall, de Edward Zwick y en Babel, de Alejandro González Iñárritu.

En 2009 Pitt protagonizó Inglorious Basterds, de Quentin Tarantino, encarnando al Teniente Aldo Raine; también participó en la comedia de suspenso Burn After Reading, de Joel y Ethan Coen. Junto a George Clooney, su coestrella en Burn After Reading, también trabajó en los éxitos de Steven Soderbergh: Ocean's Eleven, Ocean's Twelve y Ocean's Thirteen.

Fue el papel de Pitt en Thelma and Louise, película ganadora de un Premio de la Academia®, de Ridley Scott, lo que le aportó por primera vez la atención nacional. Pronto protagonizó A River Runs Through It, ganadora de un Premio de la Academia®, de Robert Redford; Kalifornia, de Dominic Sena, y True Romance, de Tony Scott. Pitt también recibió críticas favorables por sus interpretaciones en dos cintas de David Fincher: Se7en y Fight Club. Entre sus películas se incluyen Mr. and Mrs. Smith, de Doug Liman, uno de los más grandes éxitos en 2005, así como Snatch, de Guy Ritchie.

Plan B Entertainment, de Pitt, desarrolla y produce proyectos tanto para cine como para televisión. Plan B produjo 12 Years A Slave, ganadora de un Premio de la Academia®; World War Z para Paramount; The Departed, de Martin Scorsese; A Mighty Heart, de Michael Winterbottom; Time Traveler's Wife, de Robert Schwentke; The Private Lives of Pippa Lee, de Rebecca Miller; Charlie and the Chocolate Factory, de Tim Burton; Running with Scissors, de Ryan Murphy; Troy, de Wolfgang Petersen; Eat Pray Love, de Ryan Murphy, y Kickass, de Matthew Vaughn. Actualmente la compañía se ocupa de la post-producción de True Story, de Rupert Goold, protagonizada por James Franco y Jonah Hill. En lo que se refiere a televisión, la serie "Resurrection", de Plan B, fue seleccionada para su segunda temporada en ABC.

SHIA LaBEOUF (Boyd "Bible" Swan) tiene un talento natural y una enorme energía que han consolidado su lugar como uno de los principales actores en Hollywood.

LaBeouf trabajó recientemente en Nymphomaniac, del vanguardista director Lars Von Trier, además de interpretar el papel principal en Charlie Countryman, al lado de Evan Rachel Wood, Mads Mikkelsen y Melissa Leo. En 2012 protagonizó The Company You Keep, de Robert Redford, una película de suspenso acerca de un antiguo activista de Weather Underground que debe huir de un periodista que descubrió su identidad. La película se estrenó con críticas favorables en el Festival de Cine de Venecia y presentó un galardonado elenco que incluía a Robert Redford, Julie Christie, Stanley Tucci, Susan Sarandon y Chris Cooper. También trabajó en el drama criminal Lawless, de John Hillcoat, junto a Tom Hardy, Gary Oldman, Guy Pearce, Jessica Chastain y Mia Wasikowska; la película se proyectó y obtuvo una ovación de pie en el Festival de Cine de Cannes en 2012.

LaBeouf protagonizó Transformers: Dark of the Moon, en un papel que interpretó por tercera vez, la final, como el intrépido y heroico Sam Witwicky. Basada en la película Transformers original, que recaudó más de US$700 millones alrededor del mundo y se convirtió en el DVD con más altas ventas del año, el segundo episodio, Transformers: Revenge of the Fallen, obtuvo ingresos globales superiores a US$836 millones, donde Sam continuó en medio de una batalla de vida o muerte entre las legiones de robots guerreros en la Tierra.

Sus créditos cinematográficos adicionales incluyen Wall Street: Money Never Sleeps, de Oliver Stone, junto a Michael Douglas; el cuarto episodio de la serie Indiana Jones, de Steven Spielberg, Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, al lado de Harrison Ford; Eagle Eye, de D.J. Caruso; el segmento escrito por Anthony Minghella de la antología romántica New York I Love You; la popular cinta de suspenso Disturbia; la película animada Surf's Up, nominada a un Oscar®; A Guide to Recognizing Your Saints, que obtuvo el premio al Mejor Elenco Coral en el Festival de Cine de Sundance; el aclamado drama Bobby, de Emilio Estévez; The Greatest Game Ever Played, I, Robot, Constantine, Charlie's Angels: Full Throttle y la cinta The Battle of Shaker Heights, de "Project Greenlight" de HBO, producida por Matt Damon y Ben Affleck. En 2003 debutó en el cine con la comedia Holes, basada en el libro best seller de Louis Sacher.

En 2007 LaBeouf fue nombrado Estrella del Mañana por la convención ShoWest de la National Association of Theater Owners y en febrero de 2008 obtuvo el BAFTA Orange Rising Star Award, que fue votado por el público británico en general. Además fue nominado a cuatro Teen Choice Awards por Transformers y obtuvo el Breakout Male Award, el Teen Choice Award for Movie Actor en una película de Horror/Suspenso por su interpretación en Disturbia; también obtuvo un Scream Award. En 2004 fue nominado por parte del Young Artists Award como Actor Joven Destacado en una Película y también recibió el Breakthrough Male Performance en los MTV Movie Awards por su interpretación en Holes.

En televisión LaBeouf obtuvo grandes críticas en todos lados por su interpretación de Louis Stevens en la serie original "Even Stevens", de Disney Channel. En 2003 ganó un Daytime Emmy Award como Interpretación Destacada en una Serie Infantil por su papel en este programa familiar que tiene una alta audiencia.

Además de su trabajo frente a las cámaras, LaBeouf también dirigió varios proyectos, entre ellos videos musicales para Kid Cudi, Marilyn Manson y Sigur Ros, así como un cortometraje: "Howard Cantour.com" que se estrenó en el Festival de Cine de Cannes en 2012. También ha escrito varias novelas gráficas a través de su compañía de auto-edición, The Campaign Book.

LaBeouf vive actualmente en California.

LOGAN LERMAN (Norman Ellison) llegó a la mayoría de edad en la industria del entretenimiento con un impresionante grupo de trabajos. Mantiene una audaz búsqueda de papeles desafiantes y evoluciona con cada nuevo proyecto, lo cual lo convierte rápidamente en uno de los jóvenes actores más solicitados de Hollywood, tanto para películas independientes como tradicionales.

Lerman participó recientemente en la cinta épica bíblica Noah, de Darren Aronofsky, junto a Russell Crowe, Jennifer Connelly, Anthony Hopkins, Douglas Booth y Emma Watson. La película recaudó más de US$350 millones alrededor del mundo.

Lerman protagonizó antes el drama independiente sobre la llegada a la mayoría de edad, The Perks of Being a Wallflower, junto a Emma Watson, Paul Rudd y Ezra Miller. El actor recibió críticas favorables por su interpretación de Charlie, un tímido chico de quince años que debe lidiar con el amor, la amistad, la pérdida y un corazón roto, papel por el que fue nominado a un Broadcast Film Critics Award. Producida por John Malkovich y su equipo en Mr. Mudd, la película también obtuvo nominaciones y ganó varios premios tanto por parte del People's Choice Awards como de The Independent Spirit Awards. Lerman y sus coestrellas Watson y Miller también fueron nominados a un total de cuatro MTV Movie Awards por sus interpretaciones en la película.

Lerman comenzó su carrera cinematográfica en el papel del hijo más pequeño en el drama de guerra The Patriot, de Roland Emmerich, junto a Mel Gibson. Ese mismo año interpretó la versión más joven del personaje adulto de Gibson en la comedia romántica What Women Want, de Nancy Meyers. Lerman protagonizó el papel principal en Percy Jackson & the Olympians: The Lightning Thief, de Chris Columbus y retomó ese papel en el segundo episodio de la franquicia: Percy Jackson: Sea of Monsters. Sus créditos cinematográficos adicionales incluyen: Stuck In Love; The Three Musketeers; The Butterfly Effect; Hoot; The Number 23, de Joel Schumacher; Riding in Cars with Boys, de Penny Marshall; la nueva versión aclamada por la crítica de 3:10 to Yuma, de James Mangold; Meet Bill; My One and Only, de Richard Loncraine; así como Gamer, de Mark Neveldine y Brian Taylor.

En la pequeña pantalla Lerman trabajó en la serie dramática de WB: "Jack and Bobby", interpretando a Bobby McCallister, en un programa que sigue la vida de dos hermanos mientras estudiaban la escuela secundaria y posteriormente maduraban, hasta que uno se convirtió en Presidente de Estados Unidos. Antes trabajó en la cinta televisiva, "A Painted House", por la cual obtuvo el primero de tres Young Artist Awards.

MICHAEL PEÑA (Trini "Gordo" García) se distingue en Hollywood como un actor con una amplia gama de interpretaciones que ha trabajado con un impresionante grupo de galardonados directores. Peña obtuvo notable reconocimiento por su papel en la provocadora película Crash, ganadora de un Oscar®, de Paul Haggis, junto a Don Cheadle, Matt Dillon y Terrence Howard. La audaz cinta logró críticas favorables por su representación de las complejas relaciones raciales en el entorno contemporáneo de Estados Unidos; Peña se unió a sus colegas al recibir múltiples nominaciones como mejor elenco coral y ganó reconocimientos del Screen Actors Guild y del Broadcast Film Critics Association por la interpretación del elenco.

En septiembre de 2012 Peña fue visto en End of Watch, película clamada por la crítica de David Ayer, que se estrenó en el Festival de Cine de Toronto. La cinta trata de dos oficiales jóvenes que trabajan en el departamento de Policía en South Central LA y quedan sentenciados a muerte después de confiscar un pequeño paquete de dinero y armas perteneciente a los miembros de un notorio cártel durante una detención de tráfico rutinaria. Por su papel como el Oficial Zavala, Peña fue nominado a un Independent Spirit Award y la cinta fue reconocida por el National Board of Review como una de las Principales 10 Películas Independientes del año.

Recientemente, Peña interpretó a César Chávez, el organizador sindical, en la película Chávez. La cinta fue dirigida por Diego Luna y producida por Canana y Mr. Mudd.

A partir del 2 de octubre Peña puede ser visto en la miniserie de 10 horas "Gracepoint", de Fox, una nueva versión de la serie "Broadchurch" del Reino Unido. El programa se enfoca en el Detective Emmett Carver (David Tennant), el principal investigador sobre el caso del terrible asesinato de Danny, de once años, que pone bajo escrutinio a un pequeño poblado. Peña interpreta al padre de Danny, Mark, un agradable plomero local y hombre de familia. Mark queda devastado como nadie más por el asesinato, pero su esposa Beth (Virginia Kull) sospecha que él podría estar ocultando algo acerca de esa tarde fatal.

Peña trabajó en una diversa gama de películas el año pasado, incluyendo la cinta independiente Everything Must Go, junto a Will Ferrell y Rebecca Hall, así como Gangster Squad, con Sean Penn, Josh Brolin y Ryan Gosling; su voz se puede escuchar en Turbo, de Fox.

Los créditos cinematográficos de Peña incluyen The Lucky Ones, coprotagonizada con Rachel McAdams y Tim Robbins; la comedia Observe and Report, de Jody Hill, con Seth Rogen; el drama político Lions for Lambs, de Robert Redford, junto a Tom Cruise y Meryl Streep; así como la película de suspenso psicológico My Son, My Son, What Have Ye Done, de Werner Herzog y David Lynch, junto a Michael Shannon, Willem Dafoe y Chloe Sevigny.

Otros créditos notables de Peña incluyen World Trade Center, de Oliver Stone, que narra el heroísmo de los trabajadores estadounidenses directamente después de los ataques del 11 de septiembre; Million Dollar Baby, de Clint Eastwood; The United States of Leland, de Matthew Ryan Hoge; Buffalo Soldiers, de Gregor Jordan; Shooter, de Antoine Fuqua; Tower Heist, de Brett Ratner, así como Babel, de Alejandro González Iñárritu.

En televisión Peña también protagonizó la película de HBO "Walkout". Basada en la verdadera historia de un joven maestro de secundaria mexicoestadounidense que ayudó a organizar una protesta masiva de estudiantes a mediados de los años 60, Peña recibió un Imagen Award como Mejor Actor en la categoría de televisión por su interpretación. Recientemente volvió a hacer equipo con Danny McBride en la segunda temporada de "Eastbound and Down", de HBO. También participó en el drama de F/X "The Shield", en su cuarta temporada, como uno de los principales personajes al lado de Glenn Close y Anthony Anderson. Sus otros créditos televisivos incluyen la serie "Semper Fi", de Steven Spielberg, en NBC.

Criado en Chicago, Peña comenzó a actuar cuando superó a cientos de aspirantes en una audición abierta para un rol en la cinta To Sir, With Love 2, de Peter Bogdanovich, protagonizada por Sidney Poitier.

Un actor de formación clásica, JON BERNTHAL (Grady "Coon-Ass" Travis) trabajó recientemente en The Wolf of Wall Street, de Martin Scorsese.

Hace poco se anunció que Bernthal fue incluido en el elenco junto a Winona Ryder, Alfred Molina, Oscar Isaac y Catherine Keener para la miniserie de seis horas "Show Me aHero", de HBO, de David Simon, cocreador de "The Wire". Basada en el libro de no ficción de Lisa Belkin, la serie narra la historia del alcalde más joven en una gran ciudad del país que se encuentra en el centro de una terrible controversia racial cuando un tribunal federal le ordena construir un pequeño número de unidades habitacionales para personas de bajos ingresos en los vecindarios blancos de su ciudad, Yonkers, NY. Bernthal interpreta a Michael H. Sussman, un poderoso abogado formado en Harvard que representó a la NAACP cuando se unió al equipo anti-segregación del gobierno contra Yonkers.

Con un calendario de producción muy ocupado, Bernthal comenzará la producción de Sicario, de Denis Villeneuve, en el papel de Ted, junto a sus coestrellas Emily Blunt y Benicio Del Toro. Así mismo Bernthal se encuentra en el elenco de la muy esperada adaptación cinematográfica de Me & Earl & the Dying Girl, de Alfonso Gomez-Rejon, en el papel de Mr. McCarthy. Además interpretará a Monroe, al lado de Dakota Fanning y Evan Rachel Wood, en un proyecto aún sin titular que será escrito y dirigido por Gerardo Naranjo.

En televisión Bernthal interpretó a Shane Walsh en la innovadora y exitosa serie televisiva "The Walking Dead", de AMC, basada en la historieta de Robert Kirkman del mismo nombre. La extraordinaria interpretación de Bernthal de un sobreviviente del apocalipsis zombi representó otro notable papel en una carrera definida por diversas y aclamadas interpretaciones tanto en teatro como en las pantallas. "The Walking Dead" obtuvo una nominación al Golden Globe® como Mejor Serie Dramática; una nominación al Writers Guild of America como Mejor Nueva Serie y el reconocimiento como uno de los Diez Mejores Programas de Televisión del Año por parte de la AFI. La serie también impuso nuevos récords como la serie dramática más vista en la historia de la televisión por cable básico y se proyecta internacionalmente en más de 120 países y 33 idiomas.

Bernthal también protagonizó el papel principal en "Mob City", de Frank Darabont, para TNT y formó parte del elenco en la miniserie "The Pacific", de HBO, de Tom Hanks y Steven Spielberg. Otros de sus trabajos televisivos incluyen participaciones en "Boston Legal", "CSI: Miami", "Law & Order: Special Victims Unit", "How I Met Your Mother" y "Without a Trace". Su primera serie con un papel protagónico fue "The Class", creada por David Crane y dirigida por James Burrows.

El primer papel importante de Bernthal en el cine fue en la película World Trade Center, de Oliver Stone, con Nicholas Cage y Maria Bello. También protagonizó Date Night, con Steve Carell y Tina Fey; trabajó en la galardonada The Ghost Writer, de Roman Polanski, al lado de Ewan McGregor; Night at the Museum: Battle of the Smithsonian, junto a Ben Stiller, Christopher Guest y Hank Azaria; Grudge Match, junto a Robert De Niro; así como en las películas independientes The Air I Breathe, con Kevin Bacon y Julie Delpy, así como Day Zero, con Elijah Wood. Junto con su padre, Bernthal fundó una compañía de producción llamada Story Factory, que tiene en desarrollo diversos proyectos de cine y televisión.

Bernthal, veterano de más de 30 producciones, obtuvo una nominación al 2011 Ovation Award por su papel en "Small Engine Repair", de Rogue Machine Theatre, que se estrenó en Nueva York por MCC en el otoño de 2013. Bernthal también produjo la obra, una comedia negra que presenta a tres amigos de clase trabajadora en Manchester, New Hampshire, cuando se reúnen una tarde para beber, pelear y recordar. Bernthal interpretó previamente "Fat Pig", de Neil LaBute, en el Geffen Playhouse. Sus otros créditos teatrales incluyen "Fifth of July", de Langford Wilson, en el Signature Theatre de Nueva York; la producción fuera de Broadway de "The Resistible Rise of Arturo Ui", en el que Bernthal interpretó el papel de Ui, en la Portland Stage Company, así como "This is Our Youth", en el Studio Theatre en Washington, D.C. Su amor por el teatro lo condujo a fundar su propia compañía teatral sin fines de lucro: Fovea Floods, al norte del Estado de Nueva York.

Durante sus años universitarios Bernthal recibió la notable oportunidad de estudiar en el prestigioso Moscow Arts Theatre en Rusia, reconocido por su exigente programa y disciplinada formación. Con clases de actuación, acrobacia, ballet y ritmo, la intensa enseñanza aportó a Bernthal un sólido fundamento para su oficio. Mientras estudiaba en el MAT, Bernthal fue descubierto por el director del Instituto para Formación Teatral Avanzada de la Universidad de Harvard en el American Repertory Theatre en Moscú. Fue invitado a estudiar con ellos y se graduó con una Maestría en Bellas Artes.

Bernthal fue jugador de béisbol profesional tanto en las ligas menores de Estados Unidos como en la Federación de Béisbol Profesional Europea. Actualmente Bernthal prefiere practicar el box, disciplina que ha entrenado durante años; de hecho boxea seis días a la semana. También da clases de boxeo a niños de alto riesgo para que aprendan la disciplina y la ética de trabajo con objeto de que puedan canalizar sus problemas hacia un deporte que les permite adquirir confianza y control. Bernthal también trabaja para rescatar a pit bulls que han sufrido abuso y los coloca en nuevos hogares donde los cuiden.

El actor JASON ISAACS (Capitán Waggoner) actor nominado a un Golden Globe, un BAFTA, un International Emmy Award y un Critic's Circle Award, comenzó su carrera de actuación en la Universidad de Bristol, donde estudió Leyes, pero la mayoría del tiempo se dedicó a actuar, escribir y dirigir. Después de graduarse estudió durante tres años en la prestigiosa Central School of Speech and Drama de Londres. En 2000 su innovador rol como el Coronel William Tavington en la película The Patriot, de Roland Emmerich, le aportó numerosas nominaciones, incluyendo una del British Film Critics' Circle.

Dos años después Isaac comenzó su papel como Lucius Malfoy en Harry Potter and the Chamber of Secrets. Después retomó el rol en Harry Potter and the Goblet of Fire, Harry Potter and the Order of the Phoenix, así como en las últimas dos películas, Harry Potter and the Deathly Hollows, Partes I y II.

Sus otros créditos cinematográficos incluyen Black Hawk Down, Green Zone, Peter Pan, Friends with Money, The Tuxedo, Sweet November, Windtalkers, End of the Affair, Armageddon, Event Horizon, Good, Abduction y la favorita del festival y ganadora del Michael Powell Award, Skeletons.

Isaacs ha obtenido múltiples premios y nominaciones por sus papeles televisivos, incluyendo una nominación al BAFTA como Mejor Actor por "The Curse of Steptoe" y una nominación al Golden Globe como Mejor Interpretación por un Actor en una Miniserie o Película Televisiva por "The State Within", de BBC. Los críticos alabaron sus interpretaciones en "Scars" y "Civvies", de Lynda LaPlante, así como su papel de Michael Caffee en las tres temporadas de la serie "Brotherhood", ganadora del Peabody Award, por la cual fue nominado a un Satellite Award como Mejor Actor Protagónico. Posteriormente obtuvo ese reconocimiento por su rol de Jackson Brodie en la serie uno y dos de "Case Histories", de BBC, un papel que le aportó también otras nominaciones, incluyendo un International Emmy como Mejor Actor Protagónico. "Case Histories" también obtuvo el BAFTA Scotland Award como mejor serie dramática. Recientemente él produjo y protagonizó al Detective Michael Britten en el drama de doble realidad "Awake", de NBC, aclamado por la crítica, que se proyectó en Sky Atlantic en el Reino Unido. En la televisión estadounidense también participó en "The West Wing" y "Entourage". Trabajó en "Rosemary's Baby", una miniserie para NBC. Isaacs actualmente filma la serie "Dig", para la cadena USA, ubicada en el Jerusalén contemporáneo, de los creadores de "Homeland" y "Heroes".

Isaacs trabajó en Sweetwater, junto a Ed Harris y January Jones, así como en diversas películas que se estrenaron en 2014, entre ellas Field of Lost Shoes, dirigida por Sean McNamara, que se estrenó en septiembre, así como Stockholm Pennsylvania, Things People Do, RIO y London Fields.

En teatro creó el papel de Louis en la galardonada producción del Royal National Theatre de la obra ganadora del Premio Pulitzer "Angels in America" e interpretó con boletos agotados en los teatros del Royal Court, Almeida, King's Head y Trafalgar de Londres. También protagonizó una temporada con boletos agotados de "The Dumb Waiter", de Pinter, con el comediante Lee Evans.

SCOTT EASTWOOD (Sargento Miles) es nativo de California de tercera generación y nació en la ciudad costera de Monterey. Aunque nació en California, Eastwood creció tanto en California como en Hawaii, pues dividía su tiempo entre su madre (Jaclyn) y su padre (Clint). Desde temprana edad Eastwood fue siempre activo y cuando no jugaba fútbol en Pop Warner Football, también practicaba el surf, la pesca o hacía alguna otra actividad exterior.

Después de graduarse de la escuela preparatoria, Eastwood se inscribió en el Santa Monica City College, donde desempeñó diversos trabajos desde estacionar autos hasta labores de construcción y comenzó su carrera en la actuación. A la larga se graduó de Loyola Maymount University con una Licenciatura en Comunicaciones. Durante los últimos años Eastwood viajó alrededor del mundo, disfruta la vida, filma películas y practica surf en playas exóticas. Es muy afortunado de tener grandes amigos y una familia enorme, todos los cuales han jugado un papel para convertirlo en el individuo que es hoy en día.

En la revista Vanity Fair de marzo de 2013 en su edición del Oscar®, Eastwood fue señalado como una de las estrellas en ascenso de Hollywood. Creado para él, Eastwood interpretó el papel principal de Luke Collins en The Longest Ride, una adaptación de la novela de Nicholas Sparks, donde trabajó junto a Britt Robertson, cuya filmación terminó en agosto de 2014.

Sus otras películas incluyen las cintas independientes Dawn Patrol y Walk of Fame. Eastwood también interpretó un rol importante en Texas Chainsaw 3D, de Lionsgate, además de trabajar en Trouble with the Curve. Otras películas incluyen Invictus, Gran Torino, Flags of Our Fathers, Carmel, An American Crime y la cinta sobre natación Pride, de Lionsgate, junto a Bernie Mac y Terrence Howard.

Acerca de los realizadores cinematográficos

DAVID AYER (Escritor/Director/Productor) obtuvo críticas favorables y múltiples reconocimientos por su interpretación híper realista de la vida policiaca en End of Watch (2012). Se mudó a Los Ángeles cuando era adolescente y las experiencias de su crecimiento modelaron gran parte de su visión artística, su conocimiento interior y su afecto por la cultura que rodea la aplicación de la ley, lo cual se puede ver a lo largo de su trabajo.

Ayer se unió a la Marina de Estados Unidos cuando tenía 18 años; prestó servicio como encargado del sonar a bordo de un submarino nuclear durante la Guerra Fría. Ayer comenzó a escribir después de una descarga honorable de sus labores militares. David escribió y fue coproductor de su guión específico sobre la "tarjeta de llamada" en Training Day, que se convirtió en una exitosa película y aportó a Denzel Washington un Premio de la Academia como Mejor Actor.

Ayer coescribió la película de suspenso submarino U-571, protagonizada por Matthew McConaughey, Bill Paxton y Harvey Keitel. Otros créditos de escritura incluyen The Fast and the Furious, protagonizada por Paul Walker y Vin Diesel; S.W.A.T., con Samuel L. Jackson y Colin Farrell, así como Dark Blue, con Kurt Russell. Ayer debutó como director con su guión original Harsh Times. El crudo drama, protagonizado por Christian Bale y Freddy Rodríguez, se estrenó en el otoño de 2006. Después dirigió la película de suspenso criminal Street Kings, que se estrenó en 2008.

David vive en Los Ángeles con su esposa y sus hijos.

BILL BLOCK (Productor) es el fundador y Director Ejecutivo de QED International, una compañía líder de producción, financiamiento y distribución de cintas independientes, enfocada en aportar entretenimiento filmado de alta calidad al mercado mundial. Conocida por películas tales como District 9 y Elysium, de Neill Blomkamp; W, de Oliver Stone, y la comedia Rock the Kasbah de Barry Levinson, con Bill Murray, QED International mantiene el espíritu creativo de la realización cinematográfica independiente al tiempo que proporciona atractivos retornos con riesgo mitigado para sus socios de financiamiento y maximiza la explotación global de sus películas.

Block ha producido, financiado, adquirido o distribuido docenas de películas en cines y ha trabajado con algunos de los más distinguidos realizadores cinematográficos del mundo, incluyendo a Peter Jackson, Oliver Stone, Steven Soderbergh, Jon Favreau, David Koepp, Darren Aronofsky, Christopher McQuarrie y Woody Allen. Con un equipo de importantes ejecutivos para facilitar el financiamiento, empaque y distribución de las películas, QED es ampliamente reconocido como un destino en el que los realizadores cinematográficos y productores de clase mundial pueden encontrar un socio con servicios completos para sus proyectos.

Previamente a QED, Block fue Presidente de Artisan Entertainment. Junto con Bain Capital, Block dirigió LBO de Live Entertainment, una compañía de video que cotiza en la Bolsa y se convirtió en Artisan. Reclutó al equipo gerencial, ayudó a asegurar el financiamiento de nuevas producciones y convirtió a Artisan en una fuerza competitiva en el mundo de la adquisición y distribución independiente. En Artisan Block supervisó todas las divisiones, internacional, entretenimiento en el hogar y televisión sindicada para cuantificar y compensar los riesgos con la banca y los socios de distribución de Artisan. Entre los proyectos que produjo o adquirió se incluyen: The Blair Witch Project; The Buena Vista Social Club; Pi y Requiem for a Dream, de Darren Aronofsky; The Limey, dirigida por Steven Soderbergh; The Ninth Gate, protagonizada por Johnny Depp y dirigida por Roman Polanski, así como Made, protagonizada por Jon Favreau y Vince Vaughn. Block compró la película en español Open Your Eyes y adquirió la sublicencia de los derechos de una nueva versión para Paramount, además de ser Productor Ejecutivo de la nueva versión, Vanilla Sky, protagonizada por Tom Cruise.

Antes de esto Block era uno de los principales agentes de talentos en la industria. Como Director de Operaciones de la Costa Oeste para International Creative Management de 1992 a 1997 y fundador de Intertalent Agency, los clientes de Block incluían a artistas tales como Kim Basinger, Samuel L. Jackson, Steven Seagal, Charlie Sheen, John Travolta y Forest Whitaker; además de realizadores cinematográficos como Sam Raimi, Roland Emmerich, Billy Friedkin, George Armitage, Stephen Hopkins, Peter Hyams y Herbert Ross. Block asistió a la Universidad de Columbia y vive en Los Ángeles con su esposa, dos hijos y una hija.

DAVID AYER (Productor/Director/Escritor) Ver biografía arriba.

Corazones de Hierro marca la séptima colaboración de ETHAN SMITH (Productor) con QED International y el productor Bill Block, así como su segunda colaboración con el escritor-director David Ayer, pues produjeron previamente Sabotage, protagonizada por Arnold Schwarzenegger.

Recientemente produjo "Rock The Kasbah", de Barry Levinson, protagonizada por Bill Murray, Bruce Willis y Kate Hudson, también con QED.

Smith fue Productor Ejecutivo en Alex Cross, de QED, protagonizada por Tyler Perry, además de Texas Killing Fields, producida por Michael Mann y protagonizada por Sam Worthington y Chloe Moretz.

Smith fue Coproductor/Productor de Línea de Diary of a Wimpy Kid y Diary of a Wimpy Kid: Rodrick Rules para 20th Century Fox. Basada en la serie de libros best seller escritos por Jeff Kinney, las películas fueron producidas por Nina Jacobson y Brad Simpson.

Antes de eso Smith fue coproductor de W, de Oliver Stone, protagonizada por Josh Brolin y Elizabeth Banks. También fue productor en la serie televisiva "The Nine", en ABC, además de los episodios de Nueva York en la exitosa serie "Without a Trace", de CBS.

Smith comenzó su carrera en Nueva York con películas que incluyen Sherrybaby, protagonizada por Maggie Gyllenhaal y The Ballad of Jack and Rose, interpretada por Daniel Day-Lewis, que se proyectaron en el Festival de Cine de Sundance.

Smith se graduó de la Tisch School of the Arts de la NYU y vive en Los Ángeles con su esposa y dos hijas.

JOHN LESHER (Productor) es fundador y Presidente de Le Grisbi Productions, una compañía de producción de cine y televisión independiente.

Lesher produjo End of Watch, en 2012, escrita y dirigida por David Ayer, protagonizada por Jake Gyllenhaal, Michael Peña y Anna Kendrick. También produjo Blood Ties, coescrita y dirigida por Guillaume Canet. La cinta es protagonizada por Clive Owen, Billy Crudup, James Caan, Marion Cotillard, Mila Kunis, Zoe Saldana y Matthias Schoenaerts. Se proyectó en el Festival de Cine de Cannes del año pasado y fue distribuida por Lionsgate.

Lesher produjo recientemente Birdman, de Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Michael Keaton, Edward Norton, Naomi Watts, Emma Stone y Zach Galifianakis. La película se estrenará en octubre.

Le Grisbi Productions tiene en desarrollo diversos proyectos cinematográficos en varios estudios, incluyendo Warner Bros, donde trabaja en Dark Invasion, escrita por Taylor Sheridan y protagonizada por Bradley Cooper; Cicero, escrita por Tom Shepherd para ser protagonizada por Tom Hardy; así como Satori, escrita por Shane Salerno y Don Winslow, que protagonizará Leonardo DiCaprio.

Le Grisbi también tiene un trato de primera mano para series originales en HBO. Los proyectos organizados ahí incluyen: "Hobgoblin", escrita por Michael Chabon; "The Landlord", escrita por Dan Clowes; "Muscle", escrita y dirigida por Derek Cianfrance; "Toni/Twan/(Antoinette)", escrita por Dee Rees que será protagonizada por Viola Davis; así como "T-Cell", escrita y dirigida por David Ayer.

Lesher se graduó de la Universidad de Harvard y comenzó su carrera como agente en la Agencia Bauer-Benedek. Después se convirtió en socio de la Agencia United Talent, seguido por la Agencia Endeavor. Trabajó con talentos tan diversos como Alejandro González Iñárritu, Martin Scorsese, Paul Thomas Anderson, Walter Salles, Fernando Meirelles, Sydney Pollack, Bennett Miller, Judd Apatow, Adam McKay, Harrison Ford y Ben Stiller.

En 2005 Lesher dejó Endeavor para formar Paramount Vantage, donde se encargó de películas tales como Babel, An Inconvenient Truth, There Will Be Blood y No Country for Old Men. En 2008 fue nombrado Presidente de Paramount Pictures y trabajó en diversas cintas, entre ellas Star Trek, Up in the Air, Benjamin Button, Transformers, Shutter Island y otras.

Durante ese periodo el estudio obtuvo 49 nominaciones a un Premio de la Academia®, y ganó 13 de ellas, una como Mejor Película.

BRAD PITT (Productor Ejecutivo/Don "Wardaddy" Collier) Ver biografía arriba.

SASHA SHAPIRO (Productor Ejecutivo) es actualmente Director Administrativo de Media Content Capital, fondo de inversión de capital privado enfocado en compañías de medios, Internet y entretenimiento.

Shapiro tiene más de 20 años de experiencia en la industria del entretenimiento global. Durante 14 años trabajó en varios puestos ejecutivos senior en Warner Bros. Studios. Su último puesto en Warner Bros. fue Ejecutivo Senior responsable del Desarrollo de Negocios Estratégicos para WB Cinema, una división responsable de la entrada a nuevos mercados, planeación estratégica, evaluación financiera e implementación de nuevas oportunidades de negocios. Inició y gestionó diversos tratos globales y entrada a nuevos mercados para Warner Bros. Cinemas en mercados extranjeros como Egipto, China y Vietnam.

Después de dejar Warner Bros., Shapiro trabajó como Vicepresidente Ejecutivo de Culver Studios y Presidente del Área Internacional para Pacifica Ventures, propietaria de Culver Studios, así como desarrollador/operador especialista en bienes raíces de instalaciones de estudios de cine/TV. Shapiro asesoró a varias divisiones de Warner Bros. sobre sus actividades de entrada a mercados y asesoró a compañías tales como Imax, RealD, el canal de televisión Russia Today y el estudio de Cine/TV Lenfilm, entre otros.

Actualmente es productor y productor ejecutivo de diversas películas.

Shapiro es Miembro del Consejo de SONIFI Solutions, QED International y Digiboo. Trabaja como Presidente del Consejo Asesor de Lenfìlm, el segundo estudio de cine más grande en Rusia. Shapiro es Miembro del Consejo Asesor de la Universidad de Petersburg de Ingenieros de Cine y TV.

Shapiro ostenta un Doctorado de la Universidad Tecnológica de Aviación de Moscú, en Rusia, así como una Maestría de la Escuela de Administración Anderson de la UCLA.

ANTON LESSINE (Productor Ejecutivo) es un productor de cine ubicado en Los Ángeles cuyos créditos incluyen la comedia romántica Fading Gigolo, de John Turturro, protagonizada por Turturro, Woody Allen, Sharon Stone y Sofía Vergara, así como la película de suspenso sobrenatural Haunt, de Mac Carter, protagonizada por la actriz Jacki Weaver, nominada al Oscar®.

ALEX OTT (Productor Ejecutivo) coprodujo previamente Sabotage y End of Watch, de David Ayer.

Se graduó de la Universidad de Wisconsin-Madison y actualmente reside en Los Ángeles, CA.

BEN WAISBREN (Productor Ejecutivo) es Director General y Presidente de LSC Film Corporation, que cofinancia largometrajes importantes con Sony Pictures Entertainment Inc. También es abogado en la firma internacional Winston & Strawn, donde asesora a clientes de Estados Unidos y Europa en los sectores de medios y entretenimiento, así como finanzas. Sus clientes incluyen compañías de producción y distribución independientes, firmas de capital privado, fondos de protección, bancos de inversión y bancos comerciales.

Anteriormente el Sr. Waisbren fue socio director y jefe de reestructuración bancaria de inversión en Salomon Brothers en Nueva York, después desarrolló una carrera en una gran firma legal de Chicago, Lord, Bissell & Brook, donde presidió la práctica nacional de litigios de quiebra.

Antes de unirse a Winston & Strawn en 2013, el Sr. Waisbren fue Presidente de Continental Entertainment Capital LP, subsidiaria directa de Citigroup, con operaciones en Nueva York, Los Ángeles y París. Previamente fue socio director de una compañía global de fondos de protección, Stark Investments, donde fue gerente de co-cartera en las áreas de ingresos fijos y capital privado, siendo responsable de las inversiones en la industria cinematográfica y la formación del fondo financiero estructurado de la firma, así como de un prestamista en el mercado intermedio relacionado, Freeport Financial.

De 2005 a 2009 el Sr. Waisbren fue miembro de la Junta Directiva de Wild Bunch, S.A. de Francia, una compañía pan-Europea de producción, distribución y venta de películas relacionadas con las inversiones de capital privado que él gestionaba.

Fue Productor Ejecutivo de las cintas de Warner Bros. Pictures: 300; Blood Diamond; V for Vendetta; Nancy Drew; The Good German; Poseidon y The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford. Además fue Productor Ejecutivo en las siguientes películas de estudios independientes: Cassandra's Dream; First Born; Next; Bangkok Dangerous y Gardener of Eden. Fue productor ejecutivo de las películas de Columbia Pictures: 22 Jump Street, Sex Tape, The Equalizer y varias cintas próximas, entre ellas The Interview, Pixels y Goosebumps.

ROMAN VASYANOV (Director de Fotografía) nació en Moscú, Rusia. Hijo de un fotógrafo soviético, Vasyanov encontró su pasión cuando tenía 12 años y su padre le dio una cámara.

Vasyanov se formó en el VGIK Russian Film Institute, donde se graduó en 2003. Ahí estudió con el aclamado director de fotografía soviético Vadim Yusov, que filmó obras de arte de Tarkovsky tales como Ivan's Childhood, Solaris y Anredrei Rublev. En 2004 Vasyanov obtuvo el premio KODAK a la Mejor Dirección de Fotografía Estudiantil por su cortometraje Alive.

Con una licenciatura terminada Vasyanov filmó su primera película: The Hipsters, que obtuvo cinco Premios NIKA (Premios de la Academia Rusa). La cinta también llamó la atención de la Agencia United Talent, con la cual Vasyanov desarrolló una sólida relación. En 2010 Vasyanov filmó el corto The Gift, de Phillips, dirigido por Carl Erik Rinsch para Ridley Scott & Associates. La cinta fue muy exitosa y obtuvo el Grand Prix Award en 2010 en el Festival Internacional de Cannes Lions de Creatividad en el Oficio de Cine. Desde entonces Roman ha filmado más de 300 comerciales.

Poco después de mudarse a Los Ángeles Vasyanov filmó End of Watch, escrita y dirigida por David Ayer y protagonizada por Jake Gyllenhaal y Michael Peña. La cinta se filmó en South Central durante 22 días con un micro presupuesto. Usando diversos tipos de cámaras digitales pequeñas, Vasyanov logró un efecto POV único que puso al público directamente en medio de la acción. End of Watch fue nominada como Mejor Dirección de Fotografía en 2013 en el evento de los Independent Spirit Awards.

Después Vasyanov comenzó a trabajar con el aclamado director de comerciales Fredrik Bond. Juntos filmaron el anuncio "Surfing" para Puma, que fue incluido en los archivos de cine del Museo de Arte Moderno en Nueva York. Por ello Vasyanov ganó el premio Excellence in Cinematography AICP en 2013.

ANDREW MENZIES (Diseñador de Producción) tuvo su primer encuentro con la industria del cine cuando tenía ocho años y conoció a John Wayne. El equipo de Brannigan usó el edificio de departamentos en Londres donde vivía Menzies para su filmación y Wayne llevó personalmente a Menzies a un recorrido por el set. Andrew se fascinó con la creatividad que vio ese día y después estudió en el Royal College of Art en Londres, donde recibió su Maestría en Estudios de Diseño para Cine.

Menzies comenzó su carrera con diseños de set y trabajó hasta convertirse en director de arte después de colaborar con Rick Carter, diseñador de producción ganador de un Oscar®, en películas tales como Avatar, de James Cameron, así como War of the Worlds y Munich, de Steven Spielberg.

Como Diseñador de Producción, Menzies valora la naturaleza creativa de su posición y aplicó esta filosofía a proyectos tan variados como 3:10 to Yuma, Knight and Day, The Crazies y G.I. Joe: Retaliation.

DODY DORN, ACE (Editora) editó dos películas anteriores de David Ayer: End of Watch y Sabotage.

Entre sus numerosos créditos se incluyen Kingdom of Heaven, Matchstick Men y A Good Year, de Ridley Scott, así como Insomnia y Memento, de Christopher Nolan, por la cual fue nominada a un Premio de la Academia® como Mejor Edición, un AFI Film Award como Editora del Año y una nominación al American Cinema Editors Eddie, entre otros honores.

Otros créditos de edición cinematográfica incluyen Australia, de Baz Luhrmann; London Boulevard, de William Monahan; I'm Still Here, de Casey Affleck; Year of the Dog, de Mike White; Waiting for Godot y Guy, de Michael Lindsay-Hogg; The Sleepy Time Gal, de Christopher Munch; Guinevere, de Audrey Wells, así como el famoso documental Sick, de Kirby Dick.

En televisión, Dorn editó las Temporadas 1 y 2 de la serie de HBO, "Enlightened", así como los pilotos para las series de televisión "Touch", "Prime Suspect", "Chicago Code" y "The Good Wife". Fue nominada a un American Cinema Editors Eddie y un Emmy por su trabajo en la miniserie de Robert Allan Ackerman: "My Life with Judy Garland - Me & My Shadows".

Ella comenzó su carrera como editora de sonido en cintas clásicas como Silverado, The Big Chill y Children of a Lesser God, obteniendo el Golden Reel por Mejor Sonido en The Abyss, de James Cameron. Dorn vive en Venice Beach con su esposo, el encargado de utilería, Kevin Hughes.

JAY CASSIDY, A.C.E. (Editor) comenzó su carrera como editor de cine en la década de 1970 trabajando en documentales y anuncios políticos. En el curso de su carrera profesional Cassidy ha editado más de 30 películas. Colaboró con Sean Penn en todas las cintas que Penn dirigió, notablemente Into the Wild (2007), por la cual Cassidy fue nominado a un Premio de la Academia® por Edición de Cine. De nuevo fue nominado dos veces al Oscar® por su trabajo en Silver Linings Playbook y American Hustle, de David O. Russell. Además de Corazones de Hierro, también trabaja como editor de la próxima película Foxcatcher.

Otros créditos incluyen An Inconvenient Truth (2006), por la cual ganó el Premio de la Academia® como Mejor Documental en 2007, Brothers (2009), Conviction (2010) y Waiting for Superman (2010).

Cassidy es miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y del American Cinema Editors.

ALESSANDRO BERTOLAZZI (Estilista y Diseñador de Maquillaje) cuenta entre sus créditos más recientes la película The Impossible, de Juan Antonio Bayona; Bypass, de Duane Hopkins; así como The Nostalgist, de Giacamo Cimini.

Como Maquillista Personal ha trabajado con Javier Bardem en The Gunman, de Pierre Morel; Skyfall, de Sam Mendes, así como en Eat, Pray, Love, de Ryan Murphy; con Naomi Watts en J. Edgar, de Clint Eastwood; y con Monica Bellucci en Baaria, de Giuseppe Tornatore; The Private Lives of Pippa Lee, de Rebecca Lee; Sanguepazzo, de Marco Tullio Giordana, y Manuale d'Amore 2, de Giovanni Veronesi.

Bertolazzi trabajó como Jefe del Departamento de Maquillaje en Twice Born, de Sergio Casrellitto; To Rome With Love, de Woody Allen; Solitude of Prime Numbers, de Saverio Constanzo; Kiss Me Again, de Gabriele Muccino; Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, por la cual fue nominado en México a un premio Ariel como Mejor Maquillaje y por la unidad de Marruecos de Babel; Imago Mortis, de Stefano Busoni; The Man Who Loves, de Maria Sole Tognazzi; Giovanna's Father, A Dinner for them to Meet, La Seconda Notte di Nozze y When Will the Girls Arrive, de Pupi Avati; Carravaggio, de Angelo Longoni, por el cual fue nominado a un Premio David di Donatello Award, así como numerosas películas más.

También trabajó en televisión y en diversas óperas y producciones teatrales alrededor de Europa.

Desde 1984 Bertolazzi es Profesor de Maquillaje en la Academia Nacional de Artes Dramáticas en Roma, Italia.

Steven Price(Música) es un galardonado compositor, músico y editor musical. Este año recibió el Oscar®, el BAFTA, el Critics' Choice Award, el Satellite Award y el ASCAP, siendo el primer Compositor de Cine del Año votado por sus colegas por su impresionante banda sonora en la película Gravity, de Alfonso Cuarón. Guitarrista desde que tenía cinco años, siguió adelante y obtuvo una Licenciatura de Primera Clase en Música por la Universidad de Cambridge. Comenzó su carrera en el estudio de Londres de Gang of Four con el guitarrista/productor Andy Gill, en donde Price contribuyó con arreglos de cuerdas; su estilo musical se puede escuchar junto a artistas teles como Michael Hutchence y Bono. Después de trabajar con Gill, Price conoció al compositor de cine Trevor Jones. Continuó su labor como programador, arreglista e intérprete en muchos proyectos con Jones durante los siguientes cinco años y compuso música adicional para diversos proyectos que incluyen Thirteen Days, The League of Extraordinary Gentlemen, 80 Days Around The World, Dinotopia y Crossroads, para la cual Price también fue guitarrista solista con la London Symphony Orchestra.

Como personaje regular en los estudios, Abbey Road recomendó a Steven Price con Howard Shore, lo cual derivó en su trabajo como editor musical en la trilogía The Lord of the Rings. Siguió un amplio periodo de edición musical en exitosas películas donde Price contribuyó, como Batman Begins para Christopher Nolan, y Scott Pilgrim para Edgar Wright. Su talento derivó en colaboraciones con célebres compositores que incluyen a Hans Zimmer, James Newton Howard, Harry Gregson Williams, Patrick Doyle, George Fenton, Dario Marianelli y Anne Dudley.

Aunque Price se convirtió en un importante editor musical, su verdadero enfoque permaneció en la composición. Escribió la música para diversas producciones en cadenas de televisión del Reino Unido, además de campañas publicitarias en el Reino Unido y Estados Unidos. Para el cine contribuyó en 2009 con música original para la película Pirate Radio, de Richard Curtis. Price colaboró con el productor de Radiohead, Nigel Godrich, para la banda sonora de Scott Pilgrim vs The World, de Edgar Wright, y creó música adicional. Su banda sonora para la película Attack The Block, que marcó el debut como director de Joe Cornish, producida por Edgar Wright, aportó a Price el premio a la Mejor Banda Sonora Original, tanto por parte del Austin Film Critics Association como por el Festival de Cine de Sitges. Price volvió a hacer equipo con el director Edgar Wright en la cinta The World's End, de Universal. Después trabajó de nuevo como editor musical para Gravity, de Alfonso Cuarón. Cuarón y Price se unieron para buscar un sonido que pudiera reflejar la ambición de la visión del director para la película. Esto inspiró a Price para escribir una hermosa y compleja música original que captó la imaginación de Cuarón de tal forma que también llamó a Price para componer la banda sonora de la película. Price y Cuarón volvieron a hacer equipo recientemente para la serie "Believe", de NBC.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP