noviembre 03, 2014


Caminando entre tumbas: Sinopsis, elenco, ficha, critica: A Walk Among the Tombstones

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

Basada en la exitosa serie de novelas de misterio de LAWRENCE BLOCK, CAMINANDO ENTRE TUMBAS es protagonizada por LIAM NEESON (Non-Stop: sin escalas; la saga Búsqueda implacable) como Matt Scudder, un ex-policía de la ciudad de Nueva York que ahora trabaja como detective privado sin licencia que opera fuera de la ley.

Cuando Scudder acepta a regañadientes ayudar al traficante de heroína Kenny Kristo (DAN STEVENS, de la serie de televisión "Downton Abbey") a atrapar a quienes secuestraron y asesinaron brutalmente a su esposa, Scudder descubre que ésta no es la primera vez que esos hombres cometen este tipo de atrocidades… ni será la última.

Borrando los límites entre el bien y el mal, Scudder se apresura a rastrear a los asesinos por los callejones de la ciudad de Nueva York, antes de que vuelvan a matar.

El thriller de suspenso es co-pratogonizado por BOYD HOLBROOK (Very Good Girls) como Peter Kristo, el hermano de Kenny: un drogadicto en recuperación que contrata a Scudder para que lo ayude a dar con los asesinos; DAVID HARBOUR (Quantum of Solace) como Ray y ADAM DAVID THOMPSON (Martha Marcy May Marlene) como Albert, dos asesinos seriales dementes cuya habilidad para desvanecerse en las sombras les permite estar siempre un paso adelante de la policía; y BRIAN "ASTRO" BRADLEY (Earth to Echo) como TJ, un joven artista sin techo que entabla amistad con el ex policía.

Secundando al reparto principal de la película se encuentran: SEBASTIAN ROCHÉ (Beowulf, la leyenda) como Yuri Landau, un traficante ruso que debe apresurarse a salvar a su hija antes de que se convierta en una nueva víctima; MARK CONSUELOS (TV's "American Horror Story") como Reuben Quintana, quien demuestra tener información clave en el caso de Scudder; y ÓLAFUR DARRI ÓLAFSSON (Contrabando) como James Loogan, el cuidador del cementerio que sabe cosas inquietantemente íntimas sobre los crímenes que han sacudido la ciudad.

CRÍTICA

Caminando entre tumbas es una vibrante película de acción de la vieja escuela con una sólida historia cuyo interés no decae nunca.

El guión está muy bien estructurado y presenta una gran cuota de suspenso a pesar de que las cartas están todas echadas desde el comienzo. El elenco realiza un trabajo compacto y creíble gracias a sus personajes que están bien diseñados y no se quedan a mitad de camino.

La banda de sonido acompaña a la perfección acentuando la tensión donde se debe y sin estridencias.

Una excelente oportunidad para no dejar pasar en la cartelera de cine cuando se busca un entretenimiento válido de punta a punta.

Cintia Alviti


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

Dirigida por el nominado a los premios de la Academia® SCOTT FRANK (autor/director de The Lookout y autor de Out of Sight, Minority Report,The Wolverine), quien además adaptó la novela de Block para la pantalla grande, CAMINANDO ENTRE TUMBAS cuenta conun premiado equipo creativo que incluye al director de fotografía MIHAI MALAIMARE, JR. (The Master, Tetro), al diseñador de producción DAVID BRISBIN (The Lookout, Luna nueva), al editor JILL SAVITT (The Lookout, Secret Window), a la diseñadora de vestuario BETSY HEIMANN (Pulp Fiction, Casi famosos) y al compositor CARLOS RAFAEL RIVERA.

CAMINANDO ENTRE TUMBAS
es producida por la compañía productora Jersey Films, de DANNY DEVITO (Erin Brockovich, Un romance peligroso), Double Feature Films, de MICHAEL SHAMBERG (Contagio, Erin Brockovich) y STACEY SHER (Django sin cadenas, Erin Brockovich), Exclusive Media, de TOBIN ARMBRUST (Begin Again, Rush, passion y gloria) y Cross Creek Pictures, de BRIAN OLIVER (El cisne negro, La dama de negro).

La película es financiada y producida por Exclusive Media con Cross Creek Pictures.

ACERCA DEL RODAJE
Una larga caminata:

La senda hacia CAMINANDO ENTRE TUMBAS

A principios de la década de 1990, el novelista Lawrence Block escribió A Walk Among the Tombstones, el décimo libro de su saga de enorme éxito editorial que sigue los casos del atormentado detective privado, Matthew Scudder, en su búsqueda por hallar redención. El autor, cuatro veces ganador de un premio Edgar, reconoce que el ex policía sigue siendo un personaje que sencillamente no puede apartar de su mente: "Comencé a escribir sobre Matthew Scudder a mediados de la década de 1970. Hubo momentos a lo largo de estos años en los que creí que la serie estaba terminada, pero siempre parecía haber algo más que quería decir sobre él".

Afortunadamente para los lectores apasionados de las oscuras pruebas y desgarradoras tribulaciones de Scudder, Block creó 17 novelas y una colección entera de cuentos basados en su protagonista. De hecho, la saga es tan popular que lleva editándose desde hace más de cuatro décadas y ha sido traducida a más de 20 idiomas.

Hace más de diez años, Jersey Films conoció la novela gracias a Scott Frank, un consumado guionista con quien la productora había colaborado en varias ocasiones. Frank estaba seguro de que el emblemático libro de Block podía convertirse en un conmovedor thriller de suspenso y sabía que a los cineastas les intrigaría su premisa. En efecto, la historia de un alma atormentada que busca redimirse de los pecados de su pasado y la naturaleza atrapante de los crímenes minuciosamente documentados, cautivaron a Jersey Films. La productora Stacey Sher observa: "Hay dos elementos que siempre están presentes en las novelas de Lawrence: la lucha interior de Scudder y el misterio o situación intensa que atraviesa en cada libro. El personaje se encuentra bajo enorme presión y las situaciones son extremadamente tensas".

La confianza de Sher en el proceso de desarrollo fue alentada por su convicción de que "una buena historia no posee fecha de caducidad". Y explica esta dogmática creencia: "El universo protegió este film durante 12 años hasta que todo finalmente logró cuadrar, lo que permitió a Scott escribir y dirigir la película y, a Liam, protagonizarla". La productora reconoce que lo que la hizo conservar este guión durante tanto tiempo fue el extraordinario texto que surgió de la colaboración entre Frank y Block. "Una de las razones por la que nos sentimos atraídos por esta historia es que adoramos los personajes que luchan contra viento y marea por hallar una resolución y evolución. Este es el viaje de un personaje inmerso en una apasionante y excitante película de género".

Sobre el proceso de llevar el libro al guión y a la pantalla, el productor Michael Shamberg -quien durante este período se asoció con Sher y con el también productor de CAMINANDO ENTRE TUMBAS Danny DeVito en Jersey Films- refiere: "Scott escribió dos de nuestras mejores películas: El nombre del juego y Un romance peligroso,y deseaba convertirse en director. Luego de esas dos, debutó como director en una formidable película llamada: The Lookout, así quela combinación de que hubiera escrito este guión varios años atrás, nuestra confianza a partir de una historia juntos y el hecho de que ya hubiera dirigido una película, lo convirtieron en la opción perfecta".

Frank admite que le fascinó la idea de tomar este "misterio de la vieja escuela" y adaptarlo al cine, protagonizado por un ex policía que lucha no sólo contra su adicción a la bebida tras ocho años de mantenerse sobrio, sino también contra los demonios de sus últimas acciones en la fuerza. Frank señala: "Una parte de mí siempre había querido realizar una clásica película de detectives privados, y lo que me gustaba de este libro era que poseía un elemento oscuro. No se trataba sólo de una historia de misterio; había algo aterrador en ella, y el personaje principal estaba tan aterrado como los demás".

El cineasta nos introduce en el comienzo de la historia: "Matt Scudder es un detective privado sin licencia que trabaja fuera de la ley para gente que no puede acudir a la policía o a un investigador legítimo. Tal como lo describe Scudder: él hace favores a gente que, en agradecimiento, le hace regalos. Luego conocemos a un traficante de droga que vive en Brooklyn y está intentando llevar una vida tranquila y oculta cuando su esposa es secuestrada y asesinada luego de que él pagara el rescate. El traficante contrata a Scudder para que encuentre a quienes lo hicieron y se los entregue para que pueda cobrarse su venganza".

Para la legión de fans de Block era imperioso que la adaptación cinematográfica fuera fiel a las novelas. Frank explica por qué llevó tanto tiempo para que CAMINANDO ENTRE TUMBAS obtuviera luz verde, y cómo la estrella mundial del cine de acción, Liam Neeson, se convirtió en el favorito de su reducida lista de candidatos: "Larry se entusiasmó desde un primer momento y conversamos extensamente sobre el proyecto. Yo lo mantuve involucrado desde el comienzo. Pasé mucho tiempo con él, realicé mi investigación con él y hablamos sobre los distintos personajes. Luego fue cuestión de esperar la ocasión apropiada, y cuando Liam finalmente se unió al proyecto, Larry estaba muy emocionado porque era la clase de actor que siempre había imaginado en el papel de Matt Scudder. Valió la pena la espera porque acabó consiguiendo el tipo exacto que quería para su personaje".

El prolongado desarrollo del guión y las necesidades específicas inherentes a ambos medios, permitieron a Frank jugar con algunos detalles del libro de Block. Por ejemplo, decidió adelantar la historia y ambientarla en 1999, resaltando las actitudes tecnofóbicas de Scudder. El guionista y director explica: "Tiene lugar justo antes del cambio de milenio y el pánico por lo que irá a suceder en el año 2000. Un personaje declara: 'La gente le teme a las cosas equivocadas'. Lo cierto es que la verdadera tragedia [9/11] ocurrió unos años más tarde. Siempre pensé en estos asesinos. Fueron heraldos de cosas que iban a suceder y nadie estaba prestando atención. Con frecuencia, estamos centrados en la cuestión equivocada".

Más de diez años después de que Frank descubriera la obra de Block, Cross Creek Pictures -que ha producido películas populares y aclamadas por la crítica como El cisne negro, The Ides of March, Rush: pasión y gloria y La dama de negro, las tres últimas co-producidas con Exclusive Media- se unió a Exclusive para financiar la producción. Como Cross Creek posee un acuerdo de distribución con Universal Pictures y Exclusive posee una asociación financiera con Cross Creek, los astros finalmente se alinearon para que CAMINANDO ENTRE TUMBAS comenzara a rodarse en la ciudad de Nueva York.

El director de producción de Exclusive, Tobin Armbrust, quien junto con Brian Oliver, el presidente de Cross Creek, también se sumaron como productores, cuenta cómo confluyeron las distintas fuerzas. Afortunadamente, comienza y termina con una buena historia. Armbrust señala: "Scott es uno de nuestros mejores guionistas de la actualidad y comprende la historia y los personajes como ninguna de las personas con las que tuve el privilegio de trabajar. Ha dado forma a esta colección de personajes y lleva muchísimo tiempo metido en la piel de Scudder. Este film refrescará al público lo que es una gran película de suspenso".

Oliver concuerda con la valoración de Armbrust. Comenta, entusiasmado: "En Cross Creek estábamos muy emocionados cuando el guión de CAMINANDO ENTRE TUMBAS llegó a nuestras manos, ya que todos sabíamos que era uno de los mejores guiones inéditos de Hollywood. Fue emocionante estar involucrado en el regreso de Scott a la silla de director y ver cómo Liam hacía cobrar una vida tan visceral a Scudder".

Asesinos entre nosotros:

La selección del reparto

Cuando llegó el momento de seleccionar al actor que diera vida al ex oficial de la policía de Nueva York, Matt Scudder, los realizadores sabían que había un sólo hombre que podía interpretar el papel: Liam Neeson. A Neeson, a su vez, le atrajo explorar el carácter solitario del personaje, ya que sentía que reflejaba la desolación de los autores de la novela negra escandinava que estaba leyendo en ese momento. Neeson señala: "Aquí se presentaba un personaje similar, que operaba en una parte sucia, sombría y desolada de la ciudad de Nueva York, que por lo general no vemos".

La soledad del exilio autoimpuesto por Scudder, con el duro invierno de Brooklyn de fondo, despertó su interés por la historia. El actor explica: "Si el personaje logra seducirme al leer el guión, es raro que no acabe interpretándolo". Afortunadamente para los fans del exitoso actor, Neeson admite: "Me atraen los personajes solitarios que trabajan por su cuenta. Hay algo misterioso, masculino y estoico en ellos. Scudder es un verdadero solitario. Es un hombre quebrado en muchos sentidos pero que, sin embargo, posee una fuerza moral y una dignidad que conserva de sus años de servicio en la policía de Nueva York… y también de Alcohólicos Anónimos".

Para Neeson, tener a un director tan entrelazado con la historia y los personajes, demostró ser una ventaja extra. Ríe: "Por lo general, soy bastante escéptico con los guionistas-directores, pero Scott se sale del molde. Es fácil llevarte bien con él; maneja con astucia la técnica detrás de la cámara y conoce a sus personajes del derecho y del revés".

Frank cuenta que Neeson sintió que debía superarse en este papel: "Cuando enfocas la cámara en Liam, puedes ver que refleja tantas cosas; posee una profunda vida interior. Scudder no es tanto un personaje oscuro sino que está lleno de remordimiento y una gran tristeza. Liam volcó esa carga en el personaje, y eso ayudó a que Scudder no se convirtiera únicamente en una figura de acción o un superhéroe. Él siente miedo y se siente incluso abrumado en esta historia, y eso lo vuelve mucho más interesante".

Shamberg concuerda en que la presencia física y seriedad de Neeson, lo hacían el detective solitario ideal. Señala: "El público adorará ver a Liam como un clásico detective privado, en un género que es un clásico del cine norteamericano. Su papel de Matt Scudder me recuerda a Sam Spade o Philip Marlowe".

Otro actor deseoso de explorar el lado oscuro de su personaje fue Dan Stevens, quien interpreta al personaje de CAMINANDO ENTRE TUMBAS : Kenny Kristo, un hombre que lo pierde todo cuando encuentra que su adorada esposa ha sido brutalmente asesinada. Curiosamente, Block no escogió al traficante de heroína como el villano de su historia, lo cual añade mayor profundidad a su trabajo… al igual que los actores seleccionados para el reparto. "Dan estaba ansioso por expandir la imagen que el público tiene de él como el rompecorazones de "Downton Abbey", cuenta Sher. "Es un talentoso actor y estaba entusiasmado por interpretar el papel y transformarse físicamente".

Stevens amplía la visión de su productor: "Recuerdo que conversé con Scott antes de comenzar a rodar, sobre si estaba preparado para adentrarme en un terreno oscuro". Sin embargo, Kenny no fue concebido para ser el chico malo de la película. La idea era que sirviera de vehículo a través del cual Scudder encuentra un mínimo de claridad dentro de su propia ambigüedad y confusión moral. "Hay tipos peores que Kenny allí fuera -hombres que secuestran y matan mujeres-, de manera que esto cambia el paradigma moral", señala Stevens. "Kenny nos ayuda a comprender ese cambio de paradigma de lo que significa ser un tipo malo que hace cosas malas".

Si bien Kenny y su hermano Peter, interpretado por Boyd Holbrook, comenzaron a vender droga juntos para poder pagar sus préstamos estudiantiles, con el tiempo acaban por tomar caminos muy diferentes. Peter se vuelve adicto a las sustancias que vende, mientras que Kenny hace una carrera lucrativa a partir del narcotráfico. "Hay una gran dosis de arrepentimiento y remordimiento que sale a la luz a lo largo de la película", refiere Stevens. "La profesión elegida por Kenny, lo que le sucedió a su hermano cuando se volvió adicto y las consecuencias de sus acciones, escalan fuera de control… hasta llegar al punto donde Kenny ya no tiene nada que perder".

Scudder está acostumbrado a ver la brutalidad del mundo a diario y ha aprendido a lidiar con eso de la mejor manera posible. Si bien Peter recluta al también ex adicto Scudder para ayudar a su hermano, ambos hermanos no se llevan bien. "La relación con Kenny es difícil", añade Holbrook. "Peter es un adicto y no puede estar cerca de Kenny. Estamos un poquito distanciados el uno del otro en la historia".

La relación más significativa que se nos presenta en la película es la que se establece entre Scudder y TJ, el artista adolescente sin hogar que el ex policía conoce en una biblioteca al iniciar su investigación. TJ se crió solo desde que su madre lo abandonara en el hospital tras un nuevo episodio de la enfermedad crónica que padece. TJ ha debido valerse por sí mismo durante demasiado tiempo. Muy a pesar de Scudder, TJ pasa de ser socio en la investigación a ser un aliado clave en la persecución de los asesinos.

Interpretando al joven aspirante a detective se encuentra el rapero Brian "Astro" Bradley, quien captó la atención del público al ser uno de los finalistas de la temporada inaugural de la serie "The X Factor". Desde ese momento, Astro se aventuró en el mundo del cine. Astro nos habla un poco más sobre su personaje: "Matt Scudder entra en la biblioteca y ve a TJ sentado allí; TJ duerme en la biblioteca porque no tiene hogar. Ambos comienzan a conversar y TJ se entera de que Matt es un detective privado y quiere ser como él. Así que, a lo largo de toda la película, sigue a Matt a todas partes, y finalmente lo acaba ayudando a resolver el caso".

El joven Astro confiesa que para él fue un shock trabajar con un actor de la talla de Neeson. "Fue muy loco cuando obtuve el papel y me dijeron que iba a trabajar con Liam Neeson", ríe. "Es el actor favorito de mi mamá. Trabajar con él fue maravilloso. Es realmente sensacional."

Si bien parece que TJ ayuda a Scudder en su transformación, Sher explica que la presencia del joven no está allí para funcionar como un mágico bálsamo transformador del dolor del ex policía. Si no, señala: "Son dos personas que se encuentran en un momento de inflexión en sus vidas. Están en el lugar indicado y en el momento indicado, el uno para el otro".

Para satisfacer la maldad requerida en una escalofriante película de cine negro, la selección de los actores que debían dar vida a los villanos era crucial. David Harbour, quien interpreta a Ray -el más dominante de los dos criminales-, señala que los asesinos seriales son personajes inquietantemente fascinantes de explorar para un actor: "Son personas horrorosas en un sentido, pero que de alguna manera poseen una cierta libertad".

Harbour emprendió una exhaustiva investigación para su papel y descubrió que no todo era blanco o negro como había imaginado. "Porque siento que todos somos similares, siempre me interesó la psiquiatría y cómo clasificamos a las personas… las distintas formas en que está conformada la mente", declara. "Lo distinto y fascinante es lo que nuestra mente elige hacer con la información que recibimos".

Adam David Thompson, quien da vida a Albert, el más callado de los dos criminales, describe a su personaje como el "más trabajador". Mientras Ray se la pasa más que nada jugando con sus víctimas y familiares, Thompson dice que Albert "disfruta liquidar el trabajo".

Si bien Ray y Albert son dos sádicos jugando al gato y el ratón con Scudder, tienen lo que hasta podría describirse como una aburrida vida hogareña. Thompson describe la vida de los dos asesinos: "Lo interesante del guión es que muestra la vida cotidiana de Ray y Albert. Es una relación muy familiar y, por supuesto, no están todo el día matando gente. Tienen una vida más allá de eso."

Ese aspecto contribuye a uno de los numerosos efectos escalofriantes que despierta la película. El hecho de que los villanos se puedan mezclar tan fácilmente entre la sociedad, como "asesinos entre nosotros", es lo que causa tanto miedo. El productor Armbrust señala: "Es desconcertante, no necesariamente por el derramamiento de sangre y la violencia, sino porque Scudder se mete en la mente de los tipos malos y nos muestra cómo ven ellos el mundo. Y llevan una vida tan mundana".

Completando el reparto principal del thriller se encuentran el actor de Beowulf, Sebastian Roché, como el traficante ruso Yuri Landau, quien debe recurrir a Scudder en busca de ayuda cuando su hija Lucia (la debutante DANIELLE ROSE RUSSELL) es secuestrada por Ray y Albert; Mark Consuelos, el protagonista de la serie "American Horror Story", como el modelo, actor y traficante Reuben Quintana, quien para Scudder comete un error cuando inadvertidamente permite que su novia, Leila Alvarez (la protagonista de Heart of a Lion: LAURA BIRN), sea secuestrada; y el actor de Contrabando, Ólafur Darri Ólafsson, que interpreta al cuidador del cementerio James Loogan, quien demuestra tener algo más que una conexión pasajera con una de las víctimas que torturan Ray y Albert. Él, más que nadie, sabe que estos hombres no son humanos.

Al hablar de estos protagonistas, Frank señala: En un thriller, en particular, los papeles secundarios son sumamente importantes. Cada vez que tu detective va a visitar a alguien, quieres que se encuentre con una persona interesante que sea divertida, extraña o peligrosa. Si van a ocupar un lugar en tu historia, quieres que se hagan notar. Para eso, necesitas buenos actores, y necesitas que todos den vida a un personaje real. Cuanto mejor es el actor, más puede crear".

Desvanecerse en las sombras:

Diseño y rodaje

Para Lawrence Block, la ciudad de Nueva York es una presencia distintiva en sus novelas, de manera que la decisión de rodar la película principalmente en Brooklyn parecía obvia. El novelista apunta: "No sé si son sobre Nueva York, pero sin duda están firmemente ancladas allí".

El desolador invierno de la ciudad de Nueva York fue crucial para capturar la esencia de la historia y el aislamiento de Scudder… brillantemente retratado por el director de fotografía Mihai Malaimare, Jr., más recientemente elogiado por su trabajo en The Master. Como sintetiza Sher: "Aún en su degradación y deterioro, es hermosa".

Para Neeson, el beneficio de rodar en Nueva York tuvo más que ver con la ventaja de rodar en un lugar habituado a albergar sets y equipos de filmación. "Rodamos en varios barrios y locaciones y todo transcurrió con fluidez", cuenta. "Así que uno se centra en la ejecución del rodaje".

Sin embargo, para Sher dicha ejecución no siempre fue tan sencilla. "Rodamos en exteriores en invierno. Hay una razón por la cual la gente emigró a California", ríe. "Tuvimos noches en las que el clima era muy frío y nevó cuando no se suponía que debía nevar. Luego hubo días en los que nos hubiera venido bien que lloviera, pero tuvimos que hacer la lluvia". Aún así, la belleza de Nueva York y su importancia como contexto de la historia, hicieron que valiera la pena.

El diseñador de producción David Brisbin, quien ha volcado su talento en películas como Sinister y El exorcismo de Emily Rose, trabajó incansablemente para asegurarse de que el diseño de la película reflejara la visión de Frank. Frank apunta: "David y yo pasamos mucho tiempo buscando las locaciones adecuadas, intentando crear el aspecto específico que necesitábamos, para lo cual contamos con una paleta muy limitada".

Brisbin se tomó a pecho el deseo de Frank de usar "una paleta que fuera lo bastante reducida", dado que la historia trata sobre personajes cuyas vidas y emociones son así. Brisbin supo que Washington Heights sería una locación clave para la película CAMINANDO ENTRE TUMBAS , y explica: "Es un paisaje dramático con una arquitectura dramática. Yo estaba emocionado de que fuéramos a rodar algunas escenas allí. Scott había descubierto la calle perfecta para rodar la escena del tiroteo de Scudder [fuera de su bar favorito al comienzo de la película], y cuando fui allí, de inmediato supe que éste tenía que ser el lugar". El hecho de que fuera a ser difícil a nivel logístico no era un impedimento. "La pregunta que nos hicimos repetidas veces fue: '¿Tenemos realmente que estar en una calle en la que desemboca el George Washington Bridge?' Pues sí".

Otra locación clave de la película CAMINANDO ENTRE TUMBAS es el cementerio Green Wood, en Brooklyn, donde trabaja el cuidador James Loogan y el tiroteo del clímax de la película tiene lugar. "Conocía el cementerio por ser un espacio verde muy especial de la ciudad, y fue un lugar muy fructífero para rodar", cuenta Brisbin. "Es hermoso bajo todo tipo de luz. Lo que no fue tan excitante fue que el clima continuaba cambiando mientras nosotros intentábamos lograr esa toma. Pero fue una locación sensacional".

Según el guionista y director, esa toma fue el resultado de varias noches de rodaje. Frank explica: "Rodamos en pleno invierno, de manera que la cosa en la que yo más estaba concentrado era la más aburrida: tener preparado exactamente lo que íbamos a rodar antes de comenzar. Rodar en la ciudad está lleno de imponderables y con un clima que era realmente impredecible, sabíamos que rodar ocho días en ese cementerio -con la lluvia, los rayos, y las temperaturas bajo cero- sería un verdadero desafío".

Como en Green Wood no hay luces, la producción debió llevar las propias. Frank cuenta que esa oscuridad comenzó a atemorizar a todos durante las primeras tomas nocturnas. Tal como describe: "Nos encontramos caminando por este centenario lugar, pasando junto a todas estas tumbas y criptas. Las primeras horas allí nos parecieron realmente espeluznantes, porque allí estás en medio de la noche topándote con gente que murió en el 1800. Para el segundo día, ya era como rodar en un parque cualquiera".

La casa donde Kenny Kristo vivía con su esposa Carrie (RAZANE JAMMAL, de la película Flying Blind) no fue tan fácil de hallar. "La casa estaba en Clinton Hill, Brooklyn", recuerda Brisbin. "Allí tiene lugar la escena en la que Kenny entra a revisar su casa cuando todo acaba de desmoronarse. Sabíamos que debía ser una casa adosada. Pero yo no quería que fuera un tubo sin ventanas a los costados. Debía reunir todos los criterios arquitectónicos y relacionados con el personaje, y lo hizo".

Otras locaciones claves en la ciudad de Nueva York y en los barrios de las afueras para CAMINANDO ENTRE TUMBAS, incluyeron:Hell's Kitchen, Red Hook, Bushwick y el Lower East Side.

Un guiño a la década de 1990:

El vestuario del thriller

Otro desafío de producción que propuso la creación de CAMINANDO ENTRE TUMBAS fue el año en el que está ambientada la película. Si bien 1999 no parece una fecha demasiado lejana, había muchas diferencias y códigos de la época que debían observarse. La diseñadora de vestuario Betsy Heimann, cuyo asombroso trabajo abarca desde la innovadora Pulp Fiction hasta la aclamada Casi famosos, quiso mantener un diseño sombrío para que el vestuario reflejara el tono de la película. Se valió de una paleta de colores oscuros para reflejar los rasgos y conflictos de la personalidad de cada personaje. Junto con Frank, decidió usar: marrón, azul marino, gris topo, verde oliva, ladrillo y bermellón oscuro… colores sangre.

El reto de Heimann consistía en diseñar un look inspirado en el año 1999 pero que también fuera atemporal. Para el personaje de Scudder, creó una suerte de uniforme oscuro. "Scudder es un tipo insatisfecho consigo mismo", cuenta la diseñadora. "No deseas verlo constantemente cambiándose de ropa y debería parecer que siempre lleva la misma cosa, sin que necesariamente haga eso. Yo quería que llevara un abrigo de corderoy, que es una prenda cómoda, que se amolda al cuerpo pero que también puede transmitir cierto aire de dejadez, y quería que fuese de color marrón o verde oliva. Además, quería que llevara el cuello alto, un guiño a Sean Connery en la década de 1990. Marrón y negro fue la combinación de colores predominante, así que él básicamente usa esos dos".

Heimann creó tres estilos diferentes para los traficantes de droga, que se presentan a sí mismos como legítimos profesionales. "El desafío fue dotarlos de algún rasgo del mundo de la droga al que pertenecen, pero ellos creen que se ven como gente común", señala Heimann.

Para el personaje ruso Yuri, la diseñadora optó por un estilo europeo. "El traje de jogging estaba muy de moda a fines de la década de 1990", refiere. "Así que, cuando Yuri sale a pasear el perro, lleva un traje de jogging Fila, un par de zapatillas impecables, una cruz rusa y un anillo de oro. En otras escenas, lleva una chaqueta de cuero entallada y pantalones nevados. Ninguna de estas personas son peces gordos. Pertenecen a un nivel medio y mantienen un bajo perfil".

El traficante de drogas Reuben Quintana es actor en su tiempo libre. "Cree que está muy en la onda", declara Heimann. "Los pantalones caqui estaban muy de moda en los años ´90. En ese entonces no se usaban tanto los jeans, sino que se usaban más los pantalones, y las pinzas todavía estaban de moda. Así que él siempre lleva sus pantalones caqui, y quiere pasar inadvertido adoptando un estilo distinguido con ropa de marca".

Para Kenny Kristo, la diseñadora escogió un look que incluía algunas joyas. "No queríamos que llevara un cartel que dijera 'traficante de droga', pero posee algunos rasgos propios de su oficio", revela Heimann. "Escogí un tono bermellón oscuro y cuero negro para darle una apariencia un poquito más ruda. Me gusta el color bermellón porque tampoco quieres que todos tus personajes vayan vestidos de negro".

Para vestir al drogadicto hermano de Kenny, Peter, Heimann tomó una dirección diferente. "Scott tenía ideas muy claras: sabía que quería que Peter llevara una chaqueta del ejército. El personaje de Peter se ubica más en el estilo grunge de los 90, con un guiño a Kurt Cobain. Además, es un pintor que suele dormir con la ropa puesta, así que siempre lleva la ropa arrugada. Con Peter pude ahondar más en el estilo holgado típico de la década de 1990. Queríamos que pareciera que había estado consumiendo drogas, cada vez más y más delgado, con la ropa que casi se le cae".

Los asesinos seriales Ray y Albert son completamente opuestos. "En mi mente, Albert es el estricto mientras que Ray tiene un estilo más despreocupado. Albert tiene un uniforme y no es el tipo de persona que irá a Macy's a comprarse algo para usar", refiere. "Compra su ropa por internet. Ray, en cambio, con el dinero de los rescates, sale a comprarse una chaqueta acolchada Burberry".

Para el personaje sin techo de TJ, Heimann quiso que vistiera varias capas de ropa. "Probablemente sólo tiene algunas prendas que le han regalado o que habrá pedido al Ejército de Salvación", señala Heimann. "Lleva el estilo de la década de 1990 porque usa prendas grandes y holgadas. Si se quitara algunas capas de ropa, veríamos que casi se le caen los pantalones. Lo vestí con todas esas capas de ropa porque él nunca sabe cuándo deberá dormir a la intemperie o dónde irá a pasar la noche".

Universal Pictures y Cross Creek Pictures presentan -en asociación con Exclusive Media y Endgame Entertainment- una producción de Jersey Films/Double Feature Films: Liam Neeson en CAMINANDO ENTRE TUMBAS , protagonizada por Dan Stevens, David Harbour, Boyd Holbrook. El casting para la película lo realizó Avy Kaufman, CSA, y su diseñadora de vestuario es Betsy Heimann. Mary Ramos es la supervisora de música, mientras que Carlos Rafael Rivera es el compositor. CAMINANDO ENTRE TUMBAS fue editada por Jill Savitt, ACE. David Brisbin es el diseñador de producción, y Mihai Malaimare, Jr. es el director de fotografía. Kerry Orent, Lauren Selig, Mark Mallouk, Richard Toussaint, Adi Shankar, Spencer Silna, Tracy Krohn, Kate Bacon, Nigel Sinclair, Guy East, John Hyde son los productores ejecutivos. Y es producida por Danny DeVito, Michael Shamberg, Stacey Sher, Tobin Armbrust, Brian Oliver. El thriller está basado en la novela de Lawrence Block, y fue escrita para la pantalla y dirigida por Scott Frank. CAMINANDO ENTRE TUMBAS llegará a los cines de Latinoamérica a partir de noviembre de 2014.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP