mayo 13, 2015


Mientras somos jovenes: Sinopsis, elenco, ficha, critica: While We’re Young

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

Sinopsis

Josh (Ben Stiller) y Cornelia Srebnick (Naomi Watts) son una pareja felizmente casada de creativos de mediana edad de Nueva York.

Ellos han intentado formar una familia y no han podido, aunque tampoco les ha importado. Josh, un veterano director de documentales, está pasando por una mala racha profesional. Mientras trabaja en el montaje de su enésima película intelectualoide, está claro que está bloqueado y que aún le falta algo.

Es entonces cuando ambos conocen a Jamie (Adam Driver) y Darby (Amanda Seyfried), una pareja de jóvenes espíritus libres, espontáneos y sin ataduras, dispuestos a dejarlo todo en busca de su próxima pasión -juegos de mesa retro un día, comprar un pollo como mascota al otro.

Para Josh, es como si se le hubieran abierto una puerta de regreso a su juventud -o a la juventud que quisiera haber tenido.

Al poco tiempo los inquietos Josh y Cornelia dejan de lado a los amigos de su misma edad -incluído el ex Beastie Boy Adam Horovitz, en un brillante papel secundario- para ir corriendo junto a estos jóvenes hipsters que parecen estar tan conectados y ser tan cool y desinhibidos.

"Antes de que nos conociéramos", Josh admite a Jamie, "los dos únicos sentimientos que me quedaban eran nostalgia y desdén". Pero, ¿es suficiente esta nueva inspiración para mantener la colaboración y la amistad con una pareja veinte años menor?

La comedia de costumbres neoyorquina, intergeneracional Mientras somos jóvenes está dirigida por Noah Baumbach, y es sobre el envejecer, la ambición y el éxito así como un retrato conmovedor de un matrimonio puesto a prueba por las invasoras fuerzas de la juventud. Ningún film ha capturado mejor la extraña lógica patas arriba de la nueva sofisticación urbana: los cuarentones abrazando sus ipads y netflix y los más jóvenes anhelando discos de vinilo y cintas en VHS.

CRÍTICA

MIENTRAS SOMOS JOVENES_Poster.jpg Mientras seamos jóvenes es una comedia dramática que va disminuyendo en diversión a medida que avanza su proyección, pero que inversamente aumenta en cuanto a intriga (no porque se convierta en un thriller, lo digo en el sentido de que deja al espectador curioso por saber para donde se dirige la trama y cuál será su desenlace).

Tiene un muy buen arranque ya que aparenta ser una divertida comedia sobre la crisis de la mediana edad, pero luego pega un giro brusco donde la diversión queda relegada a un segundo plano. Esto primero desconcierta un poco, pero en pocos minutos el público se puede adaptar a la nueva propuesta, quizás más interesante que la primera.

Pasatista y bastante original en cuanto a su premisa y desarrollo.

Cintia Alviti

¿Y vos que opinás de Mientras somos jovenes?


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

Josh y Cornelia & Jamie y Darby

Ben Stiller ha protagonizado algunas de las comedias más desopilantes y sutiles durante las dos últimas décadas, desde Something about Mary, Meet The Parents, y The Royal Tenenbaums, hasta Zoolander y Tropic Thunder, las dos últimas también las dirigió. Así y todo, el rol de Josh en MIENTRAS SOMOS JÓVENES tocó una fibra muy cercana al hueso.

"Noah escribió un guión genial que tiene mucho que ver con lo que está sucediendo en este momento cultural y lo que sucedió con el arte, el entretenimiento y el estilo de vida durante los últimos 20 años con los medios masivos y la llegada de internet y las redes sociales. Es muy gracioso y en cierta forma la versión más alegre de Noah", dice Stiller. "Me reí a carcajadas y me pareció una película muy optimista y romántica, y aún así, un fuerte comentario sobre nuestra cultura. Desde el punto de vista de mi generación, se siente increíblemente auténtico el guión. Al mismo tiempo, leyéndolo, me daba cuenta, 'ay, yo soy el anciano en este guión."

Como la mayoría de los que tienen 40 años, Josh está confundido, sin la certeza exacta de cuando cruzó aquel umbral hacia la llamada madurez. Pero no está del todo dispuesto a abandonar los sueños no cumplidos de su juventud tampoco. De alguna manera, está atrapado en tierra de nadie tratando de mantenerse al día con la cultura, aunque sea inútil, y teniendo ataques de pánico al ver que la situación lo sobrepasa. "Josh quiere adaptarse a los cambios culturales pero pienso que es la clase de persona que se resiste al mismo tiempo," dice Stiller. "Sabes, llegas a cierta edad, y piensas 'he vivido la mitad de mi vida sin este tipo de cosas y estuvo bien y ahora de repente estoy luchando para averiguar cómo debería manejar mi Twitter.'"

Stiller también trata de adaptarse a la cultura actual, pero se relaciona con Josh en perseguir un, quizás, ideal pasado del cine. "Él es de la Vieja Escuela, la clase de tipo que creció haciendo películas de una forma que ha cambiado totalmente en los últimos 20 años, cosa con la que me puedo identificar. Todas las herramientas han cambiado, cómo las películas se experimentan ha cambiado, los lapsos de atención han cambiado, y ahora, con todo el acceso a la tecnología de creación de películas, cualquiera puede hacer una. Eso puede ser algo grandioso, sin duda es más democrático, pero cambia la experiencia para alguien como Josh, que es de una generación que sentía que tenías que entrenarte específicamente para ser un gran realizador, tenías que pagar tus deudas, y querías hacer las cosas de un modo 'auténtico'".

Al mismo tiempo, no hay dudas de que Josh esté haciendo girar sus ruedas, auténticamente o no.

Señala Stiller: "¡Quiero decir que este es un tipo que ha estado trabajando en la misma película por diez años! Y él podría poner eso bajo su integridad pero también bajo su miedo, 'qué tal si termino esto, y no le importa a nadie'. Creo que también resulta una sorpresa descubrir que ahora él es el viejo para alguien como Jamie. '¿Soy ese tipo que no puede mantener el ritmo?'. Ese concepto realmente lo perturba, especialmente si compara su modo de operar con la facilidad con que opera Jamie en este nuevo mundo."

Trabajar con el pequeño ensamble de elenco de Mientras somos jóvenes fue una alegría distinta para Stiller, en especial hacer del esposo en pantalla de Naomi Watts. "Naomi es alguien con quien siempre quise trabajar. Ella es intimidantemente talentosa, con su facilidad para diferentes tipo de personajes. Además tiene una fuerza interna innata, donde sentís que hay un montón de cosas sucediendo en su cabeza cuando la mirás. Ella ha interpretado un montón de muy intensos personajes oscuros, aunque aquí es muy pero muy divertida. Fue solo un montón de alegría pretender ser su marido."

Del mismo modo, disfrutó de un fuerte entendimiento con Adam Driver y Amanda Seyfried. "Adam tiene esta intensidad sobre sí mismo aunque también me hace reír, mi tipo de actor favorito de ver" dice Stiller. "Él tiene una peculiaridad donde parece no poder venir más que de un lugar orgánico y eso no es ni preciosista ni forzado. En nuestras escenas juntos, siempre sentí como si no estuviera con un actor sino con este tipo realmente interesante del cuál no sabía qué era lo próximo que iba a decir o a hacer"

"De manera similar, Amanda tiene una naturalidad y una confianza que parecen provenir de un lugar muy dulce. Ella deja que Darby haga su propio camino a través de la historia. Interpretar estos tipos de personajes sofisticados sin quedar como caricaturas no fue una tarea fácil y ambos estuvieron impresionantes."

Uno de los placeres más grandes de Stiller fue trabajar con Charles Grodin como aspirante a consejero de Josh, quien lo rechaza por orgullo o idealismo. "Grodin es, sin duda, uno de los actores más graciosos y para mí fue muy excitante haber tenido esta oportunidad de trabajar con él ya que ha actuado en muchas de mis películas favoritas," dice Stiller. "Él y mi personaje tienen una relación espinosa, pero como todos los personajes de Noah, Leslie no es sólo una cosa. Es alguien que tiene un poco de ego pero además es muy genuino y honesto. Desafortunadamente Josh nunca ha aceptado la idea de que él esté compitiendo con Leslie.

La competencia de Josh con su padre es solamente una de las complicaciones emocionales con las que tiene tiene que lidiar en la película Naomi Watts. Dice que su personaje trata de permanecer estancado y al mismo tiempo trata de avanzar en su vida. "Me pareció un gran personaje. Su relación con Josh me pareció muy real," dice Naomi. "Cornelia es confiable y estable y tiene un gran espíritu, pero al mismo tiempo no soporta a los imbéciles. Ella es la clase de persona que detecta las cosas de inmediato lo que la hace cautelosa con respecto a Jamie, pero al mismo tiempo, realmente disfruta ver que de repente su esposo esté tan feliz y que tenga este momento de inspiración que tal vez necesita, así que no quiere privarlo de eso. Y entonces se deja llevar por la situación ella también."

Sin embargo, Watts señala que Cornelia estaba en lo cierto desde el principio. "Sus instintos eran correctos, y en última instancia Jamie y Darby cambiaron totalmente el mundo de Josh y Cornelia, aunque además evitaron la destrucción del matrimonio," dice Watts. "Amo la forma en que Noah aborda las diferentes ambiciones que actúan sobre nosotros. La ambición y la autopromoción ocupan una gran parte del mundo actual, como si no hubiera lugar para la inseguridad. Pero es algo muy complicado. La ambición te puede destruir pero al mismo tiempo, si no la tienes, te deja atrás."

Watts estaba especialmente excitada con el hecho de interpretar al personaje más cómico de su carrera hasta la fecha, un personaje que la involucra físicamente como Cornelia moviéndose y agitándose en las clases avanzadas de hip-hop de Darby. "No había hecho mucha comedia, así que es agradable tener la oportunidad de hacer más de una cosa. No me veo como alguien que tenga un timing natural, no obstante este tipo de comedia, donde hay implicada mucha realidad, es muy interesante para mí."

Colaborar con Stiller le ayudó a Watts a profundizar más en la comedia. "Trabajar con Ben fue una experiencia fantástica. Él es una de las personas más graciosas pero además es un gran actor. Siento que aprendí mucho de él" dice Watts.

Entusiasmado como estaba con el guión, Adam Driver tuvo que encontrar su propio camino para interpretar el lado más despiadado de Jaime. En última instancia, él cultivó los mismos misterios que lo hacen atractivo para Josh. Deja abierta la cuestión sobre si Jamie es un amante del cine de gran corazón con la esperanza de colaborar con alguien que admira, o alguien resuelto que no tiene reparos en pisar a otros en el camino de su éxito, o posiblemente ambas cosas a la vez.

"Realmente no sé si me atrevería a decir qué Jaime llega a Josh en una especie de disfraz al comienzo, porque creo que realmente puede sentir una conexión con el trabajo de Josh" dice Driver. "Hay un montón de ambigüedad en él, y no sólo exteriormente."

El actor señala que él ve iguales méritos entre Jamie y Josh sobre el conflicto que lleva a la creatividad. "Me identifico con ambos. Hay algo para decir sobre el modo en que Jamie arroja cosas contra la pared y va con su primer instinto, eso puede llevarte a un mejor material, porque no estás sobre pensando. Pero también me relaciono con la ética y la integridad del trabajo de Josh, a pesar de que veo cómo puede ser limitante y aislarte en una isla donde él se ha convertido en este hombre solo obsesionado con detalles que realmente no importan. También puedo identificarme con el amor que Jamie siente por los vinilos y las artesanías porque creo que mi generación se está dando cuenta de que la tecnología puede alejarte de la experiencia directa. Al mismo tiempo me relaciono con ese sentimiento de Josh de que mi generación se siente con derechos que aún no se ha ganado porque veo eso en algunas personas también."

Las sutiles diferencias estilísticas entre ambos pasaron más a primer plano a medida que Driver empezó a trabajar con Ben Stiller las primeras veces. "Ben es un genio, aunque probablemente no le gustaría oírme decir esto", reflexiona. "Uno casi esperaría, de alguien tan consumado, que venga con la actitud relajada de quien lo tiene todo resuelto, pero Ben es implacable y persistente en la búsqueda de cosas nuevas. Él es tan generoso, y en la atmósfera concentrada que Noah crea, hemos sido capaces de explorar esta relación."

Igualmente, Driver disfrutó de explorar su reciente matrimonio con Darby (Amanda Seyfried), que se está hundiendo a pesar de la apariencia romántica. "Amanda, Noah y yo medio que decidimos que Jamie y Darby se conocían desde hace tiempo, que crecieron juntos y se casaron muy jóvenes para hacer algo 'pasado de moda'. Creo que hay amor real ahí pero Jamie está siempre en movimiento y pensando en lo que está por venir mientras que Darby está realmente rogándole que esté más presente y él no lo está entendiendo."

Amanda Seyfried acuerda con que Darby está frustrada con la naturaleza centrada en Jamie que ha adquirido su matrimonio. "Darby apoya mayoritariamente los esfuerzos de Jamie y no está necesariamente orgullosa de eso. Ella está buscando su propio punto de apoyo. La ambición de Jamie es contagiosa, pero creo que ella tiene esta sensación de que realmente no ha estado viviendo su propia vida", explica Amanda.

Seyfried dice que lo que la atrajo de su rol es la voz distintiva de Noah Baumbach. "Él es capaz de representar conflictos universales de manera realmente simple y también pone a punto la complejidad de las interacciones humanas de un modo en que nadie más logra. Tiene su propia visión de las cosas, sin embargo, es tan bueno en expresar lo que todos estamos sintiendo, pero de un modo liviano, nunca con peso innecesario."

La actriz tiene una reacción muy visceral con su personaje de Darby. "Realmente me gusta Darby, ella es quien es sin pretensiones. Una persona muy positiva que tiene una optimista, casi inocente visión de la vida. Es un poco una romántica empedernida y siempre ve lo bueno que hay en las personas. Me gusta que no es para nada cínica porque yo sí lo soy y me gustaría ver el mundo más como lo ve ella", admite Seyfried.

En el set, ella dice no haber sentido el escalofrío de emoción en mezclar las diferentes generaciones, que vio pocas diferencias generacionales en lo que concierne a la obra. "Los actores con los que más me gusta trabajar son aquellos que están listos para atacar una escena desde cualquier ángulo que les proponga el director, y acá todos fueron así. Sin importar la edad, me sentí como que todos teníamos el mismo proceso y no había una gran diferencia entre lo que hacían Naomi y Ben o lo que hacíamos Adam y yo. Baumbach era la piedra angular para todos. Todo el mundo estuvo intrépido e inteligente, pero lo que más compartíamos era el inmenso respeto por la escritura de Noah", concluye Seyfried.

Brooklyn bohemio

Mientras somos jóvenes fue filmada enteramente en locaciones de Brooklyn, Manhattan y al norte del estado de New York sumando otro retrato de la ciudad a manos del local Noah Baumbach, quien la había explorado anteriormente en The Squid and The Whale (2005) y luego en Frances Ha (2012).

La New York de Noah Baumbach no es una versión mítica de la ciudad. Al contrario, es parte del tejido natural de la vida social de estos personajes con inclinaciones artísticas, donde los lugares que esta gente elige para pasar el tiempo son un reflejo de su generación tanto como de su ropa o de su gusto musical.

La película ha sido filmada en gran medida no ya en Manhattan sino en Brooklyn, que ahora ha adquirido fama por su masa crítica de hipsters barbudos así como por la afluencia de profesionales prósperos que huyen de los costos insoportables de Manhattan. Antes áspero y para clases trabajadoras, en el barrio de Bushwick ahora pululan galerías de arte y cervecerías artesanales apiñadas en poco más de una milla de espacio. Habiendo crecido en Park Slope, mucho antes de que Brooklyn fuera epicentro de lo cool, Baumbach fue motivado a volver.

Al igual que con las actuaciones, los elementos visuales y auditivos de la película están construídos con un enfoque en los detalles más finos. Combinando en su banda sonora, compuesta por James Murphy (de LCD Soundsystem) a artistas tan diversos como Vivaldi, McCartney, Bowie, A Tribe Called Quest o HAIM.

El detalle final de la película, una imagen cada vez más familiar de un niño deslizando sus deditos por la pantalla de un celular, deja atrás el recordatorio de que el ciclo continúa. A pesar de que la Generación X viene a hacer frente a los dolores de crecimiento más allá de su ascendiente, el siguiente relevo generacional ya está abriendo abismos. Ficha técnica

Director Noah Baumbach

Autor Noah Baumbach

Productores Noah Baumbach | Eli Bush | Scott Rudin | Lila Yacoub

Música compuesta por James Murphy

Edición musical Jennifer Lame

Dirección de fotografía Sam Levy

Montaje Jennifer Lame

Dirección de casting Douglas Aibel | Francine Maisler

Diseño de producción Adam Stockhausen

Encargada de vestuario Ann Roth

Encargado de sonido Paul Hsu

Ficha artística

Naomi Watts - Cornelia Srebnick

Ben Stiller - Josh Srebnick

Maria Dizzia - Marina

Adam Horovitz - Fletcher

Matthew Maher - Tim

Peter Yarrow - Ira Mandelstam

Bonnie Kaufman - Esposa de Ira

Hector Otero - Frank

Adam Driver - Jamie

Amanda Seyfried - Darby

Dree Hemingway - Tipper

Matthew Shear - Benny

Quincy Tyler Bernstine - Pepper

James Saito - Dr. Nagato

Charles Grodin - Leslie Breitbart

Dean Wareham - Shaman en ceremonia

Ryan Serhant - Dave del Fondo Hedge

Brady Corbet - Kent

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP