enero 05, 2016


Joy El nombre del exito: Sinopsis, elenco, ficha, critica: Joy

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

¿Qué es lo que hace que una vida sea mágica?

¿Qué es lo que hace que una persona lo intente y lo intente, y después falle, y más adelante se frustre, hasta que a final de cuentas logre alcanzar el éxito?

Y, después, ¿qué es lo que transforma todos los altibajos exasperantes que vienen inmediatamente después del éxito a una sensación continua de alegría y descubrimiento?

El octavo filme de David O. Russell, JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO , analiza cuatro décadas en la vida ascendente de una madre soltera convertida en magnate empresarial, para analizar que la osadía, la resiliencia y la persistencia de un sueño pueden llevar a la gente de lo ordinario a momentos extraordinarios de creación, empeño y amor.

Basada libremente en la vida y progresos de la inventora y estrella de la teletienda Joy Mangano, la historia de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO sigue el desenfrenado camino de una familia trabajadora, pero hasta cierto punto fracturada, y de la joven que a final de cuentas se convierte en su brillante matriarca y líder por derecho propio.

147-4 (A only)_.Sub.01CC.JPG

Impulsada por inventar, pero también por cuidar a aquellos a su alrededor, Joy experimenta en carne propia el abuso de confianza, la traición, la pérdida de la inocencia y las cicatrices del amor, mientras encuentra el eslabón y la fe para ir tras los que alguna vez fueron sus sueños reprimidos. El resultado es una comedia emotiva y humana acerca del ascenso de una mujer -que navega por el despiadado mundo del comercio, el caos familiar y los misterios de la inspiración, mientras encuentra una fuente inflexible de felicidad.

CRÍTICA

Joy, el nombre del éxito, cuenta de una forma muy rítmica y poco habitual las aventuras y desventuras de esta Cenicienta actual que atrapará preferentemente al público femenino.

El elenco realiza un buen trabajo aunque se destaca sobremanera la labor de Jennifer Lawrence que ofrece como es habitual una actuación tan sólida y convincente que logra opacar a Robert De Niro y a Bradley Cooper, los cuales interpretan a personajes necesarios para la historia, pero bastante débiles.

Un relato de superación personal que atrapa de principio a fin

Cintia Alviti

¿Y vos que opinás de Joy El nombre del exito?


En este artículo podés leer porque mis críticas no contienen calificación, sinopsis o detalles técnicos

JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO viene inmediatamente después de The Fighter, Silver Linings Playbook y American Hustle, las tres de David O. Russell, que entre todas han recabado 25 nominaciones al Oscar®.

Cada una dio rienda suelta a una variedad inolvidable de personajes cinematográficos, pero también apuntaban a un idea particularmente absorbente: el encanto y las dificultades de cuando uno se reinventa. JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO toma esa misma idea, pero la lleva a un lugar nuevo -una vez que Russell se plantea la pregunta de cómo una persona, enfrentada a circunstancias caóticas, a obstáculos infinitos y a un largo camino por cuestionarse a sí misma, forja una vida significante y placentera. Mientras la vida de Joy sigue adelante, el estilo del filme le presta atención al pasado, una vez que repasa y rediseña el arte y el melodrama del cine clásico de Hollywood para nuestros tiempos cargados de imágenes.

El filme es estelarizado por la ganadora del Premio de la Academia Jennifer Lawrence (American Hustle, Silver Linings Playbook, la serie de The Hunger Games) en el papel de Joy; una interpretación llena de matices, que va desde su juventud hasta entrados sus cuarenta, de sus sueños aplazados a luchar por su honor, hasta esforzarse por alcanzar la autorrealización.

22C-1 (A only).Sub.02CC_R3.JPG

Lawrence comenta: "Esta es un historia que trata de muchas cosas. No sólo es la historia de Joy. Es acerca de la familia, la imaginación, la fe en ti mismo, de la crueldad del éxito y de lo que significa cuando lo encuentras. Pero, sobre todo, me fascina lo mucho que cambia Joy. Me encantó haberla llevado de ser vulnerable y menospreciada a fría y fuerte, y me gustó que se convierte en una matriarca auténtica de su familia".

A Lawrence se le une un ensamble de gran envergadura -habitual en el cine de Russell-, que incluye a Robert De Niro como el geniudo, pero muy romántico padre de Joy; a Edgar Ramírez como el ex marido de Joy, un músico en apuros que vive en el sótano…con el padre de Joy; a Diane Ladd como la abuela perspicaz e influyente de Joy; a Virginia Madsen como la madre de Joy, una mujer adicta a las telenovelas; a Isabella Rossellini como la amante adinerada italiana de su padre; a Dascha Polanco como la amiga y confidente de toda la vida de Joy; a Elisabeth Röhm como la hermana rival de Joy; y a Bradley Cooper como el ejecutivo de teletienda, con aires de magnate, que se convierte tanto en aliado como en adversario de Joy.

Fox 2000 presenta JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO , dirigida y escrita por David O. Russell, a partir de una historia de Annie Mumolo y David O. Russell. Los productores son John Davis, para Davis Entertainment -quien le llevó el proyecto a Russell-, Megan Ellison y Jonathan Gordon, para Annapurna Pictures, Ken Mok y David O. Russell. Los productores ejecutivos son Matthew Budman, John Fox, Joy Mangano, Mary McLaglen, Annie Mumolo, George Parra y Ethan Smith.

El equipo detrás de cámaras de Russell, creativos con los colabora de manera regular, incluyen al director de fotografía Linus Sandgren (American Hustle); a la diseñadora de producción nominada al Oscar® Judy Becker (American Hustle, Silver Linings Playbook, Brokeback Mountain); al diseñador de vestuario nominado al Oscar® Michael Wilkinson (American Hustle, 300); al equipo de editores del cineasta nominado al Oscar® Alan Baumgarten (American Hustle, Trumbo), al nominado en tres ocasiones al Oscar® Jay Cassidy (American Hustle, Silver Linings Playbook, Into the Wild) y al ganador del Premio de la Academia® Tom Cross (Whiplash) y nominado al Oscar® Chris Tellefsen (Moneyball). La supervisora musical es Susan Jacobs con música de West Dylan Thordson y David Campbell. DF-11780R.JPG

JOY PARA EL MUNDO:

ACERCA DE LA HISTORIA

JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO se une a un extenso legado de filmes de gente que va tras sus sueños de conseguir el éxito en el trabajo y con la familia -pero lo hace a su propia manera cómica, emotiva e ingeniosa. La historia comenzó con la narrativa insólita pero de la vida real de Joy Mangano, quien en la década de los '90 se convirtió en una especie de estrella televisiva y fuerza empresarial con una serie de inventos caseros, incluyendo el famoso Miracle Mop (Trapeador Milagroso) "que se exprimía solo", con el que dio inicio el imperio comercial de la madre soltera de Long Island, que todavía sigue en curso.

La historia -con sus entornos cotidianos, pero sueños desmedidos- llamó la atención de David O. Russell, al que siempre le ha atraído esa mezcla muy específica. Vio en ella el desarrollo de una mujer ingeniosa y con agallas, así como una historia inspiradora de alguien que aprovecha la oportunidad de ir tras sueños por mucho tiempo sepultados, sin perder su esencia de lo que debe ser el sentido de la obligación familiar. Pero por sobre todo vio la oportunidad de contar una historia más universal, una acerca de la naturaleza verdaderamente caleidoscópica del esfuerzo humano, y de todos los restos y fragmentos multicolores que entran en juego para crear una vida satisfactoria y vivaz en medio de la comedia y la tragedia de la condición humana.

Russell comenta: "La idea que me llamó la atención fue, ¿cómo contar la historia de más de 40 años de vida de una mujer, desde la magia de su infancia, a través de su matrimonio, divorcio y su maternidad como soltera, hasta regresar a sus sueños de infancia para cumplirlos? ¿Cómo cuentas la historia del alma de una persona -y cómo esa alma comprende a toda la gente que amamos, a las ideas que tenemos, a las cosas que deseamos? JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO reúne todas esas piezas. Tienes el trauma y el amor. Tienes a una chica que creció en el taller mecánico de su papa y con la influencia de las telenovelas llenas de mujeres fuertes, que siempre fueron el refugio de su mamá. Tienes a un ex marido soñador en el sótano, que sigue siendo amigo, y a una hermana afectiva que es una rival envidiosa. Y tienes una estación de televisión en Lancaster, Pensilvania, que se convierte en una fábrica de sueños. En medio de todo ello, ves a Joy desarrollar una determinación ferozmente tranquila que la va llevando".

Russell también vio a JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO como la oportunidad de contar un tipo de historia distinto de la persona que asciende hasta alcanzar el éxito: la historia del surgimiento de una magnate comercial que proviene de un mundo casero de clase trabajadora, y que con frecuencia se ignora en las épicas cinematográficas.

"La mitad o más de la película está basada en Joy Mangano, y la otra mitad está basada en mujeres audaces de las que he estado al tanto o he leído durante muchos años", explica Russell. "Éstas incluyen a Lillian Vernon, quien comenzó con los primeros grandes catálogos de ventas por correo para productos del hogar. También incluye a numerosas mujeres que he conocido, incluyendo algunas amigas de mi madre, quienes osaron establecer empresas, algunas con éxito y otros que no. Estoy fascinado por el tipo de espíritu que impulsa a alguien a comenzar una empresa desde su hogar, y que intentan abrirse un nuevo camino para ellos y sus familias. A lo largo de la historia muchas mujeres han sentido que han llegado a un callejón sin salida y han tenido que forjar sus propias oportunidades".

Como siempre sucede con Russell, la historia se expandió a numerosas direcciones en medio del desarrollo del guión -tocando temas que van desde la naturaleza de la creatividad al paisaje onírico de la televisión, a cómo ganar una guerra comercial-, pero la esencia se mantuvo intacta.

Russell comenta: "La pregunta real a la que se tiene que enfrentar Joy mientras crece es cómo seguir siendo fiel a sí misma. ¿Cómo alguien puede seguir siendo honesto consigo mismo cuando te haces de los múltiples compromisos que la vida adulta trae consigo? Y, de igual importancia, ¿cómo mantienes ese pulso de la vida y sueños mágicos que tuviste cuando eras niño?".

Incluso a pesar de que entretejió la vida real de Mangano con aspectos ficticios, Russell se mantuvo en estrecha comunicación con la inventora, quien continúa siendo una celebridad en el negocio de la teletienda, y ahora es presidente de Ingenious Designs LLC. Mangano dice que presenciar el proceso fue extraordinario.

"Ser parte de la inspiración de David fue algo tan especial que ni siquiera podría describirlo", comenta Mangano. "Su perspicacia es impactante. Conforme comenzamos a platicar, había cosas de mi vida que hubiera pasado de largo, pero se quería detener en ellas y explorarlas más. Podía ver cómo él iba creando su visión. Colaborar con él ha pasado a ser una de las experiencias más asombrosas en mi vida. Mis historias personales se volvieron un lienzo para él, para crear algo universal".

Russel siempre ha sido un cronista entusiasta de cómo las familias se unen de maneras absurdas y divertidas y para apoyarse, además de que los excéntricos padres de Mangano y la relación con su ex marido lo intrigaron en especial. Como realizador, Russell ha explorado con frecuencia la vida familiar con un tono quizás más asociado a la literatura rusa -uno en el que la infancia y la muerte, el matrimonio y el divorcio, la felicidad y la soledad, el éxtasis y la traición, la riqueza y la pobreza, forman todos parte del mismo tapiz divertido-triste de la experiencia humana de la que ninguno de nosotros puede escapar. Mientras que la ambición de Joy proviene de su mente creativa y sus sueños, nunca puede ser separada de las relaciones confusas que la rodean -ni de su interminable urgencia por cuidar a sus seres queridos, sin importar cuán imperfectos o fastidiosos sean.

"Joy fue reconocida y querida por su familia, pero también fueron un obstáculo en ocasiones", indica Russell. "En todas mis películas he estado interesado en las formas en las que las familias pueden estar desequilibradas y fracturadas, pero, no obstante, también ser tierra fértil para lo que florece de una manera más brillante. Los miembros familiares de Joy la aman a su manera y tienen sus limitaciones. Pero incluso esos límites terminan haciendo a Joy una persona más fuerte. Se ve desafiada a conservar sus ideales desde el mero principio y aprende a convertirse en esa voz resiliente en el hogar, aquella que está cuidando a todos. Me parece que hay algo muy bello acerca de las familias, incluso a pesar de que son complicadas y humanas, y llenas de problemas. Y parte de la alegría de Joy es su naturaleza compasiva y su habilidad para cultivar un sentido de amor pese a todo".

La fuerza impulsora por cuidar a su familia con la plenitud de todo su ser es parte de lo que distingue a JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO en los anales de las películas acerca de emprendedores con aspiraciones y de mujeres fuertes e independientes. El viaje de Joy es en parte acerca de encontrar la fuerza para ir tras lo que desea, pero, por otro lado, también es acerca de descifrar la manera de hacer un acto de malabarismo digno de un circo con todo lo demás que le importa a ella.

Russell agrega: "Para mí, la cosa extraordinaria acerca de Joy es que incluso a pesar de que se convierte en jefa de su familia, de esta actividad exigente y siempre intranquila, no deja de ser una persona cariñosa y compasiva. Encuentra la manera de cargar con toda su familia. Cuando tenía diez años contaba con ese espíritu. No quería dejar a la gente atrás, y tampoco los va a dejar atrás cuando tiene 45 años y está dirigiendo un imperio. Tiene que cambiar de maneras sorprendentes, pero también debe serle fiel a esa parte de sí misma".

Debido a que la película se creó como una experiencia vivida en la búsqueda impredecible de Joy por la felicidad, JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO es también el filme más creativo de Russell desde un punto de vista visual. La realidad diaria de Joy -y el estira y afloja constante al que se enfrenta entre la necesidad y el logro- es enfatizada en destellos por secuencias híper-melodramáticas de telenovela, de canto-y-baile, de ensueños surrealistas y de copos de nieve cautivadores.

Después de enterarse que la madre de Joy Mangano era una devota de las telenovelas, Russell encontró que las telenovelas eran un dispositivo de reflejo intrigante; un espejo fantástico del entendimiento de Joy de que podía romper las barreras de su vida y seguir un camino más grande y osado. "Las líneas narrativas de las telenovelas son dignas de la mismísima literatura rusa", reflexiona Russell. "En el mundo de las telenovelas todas estas cosas grandes, góticas y melodramáticas suceden. La gente está hablando de manera constante acerca de la traición, el abuso de confianza, el dinero y la muerte -así que es como Gogol, Tolstoi o Dostoievski. Pero las telenovelas también son con frecuencia acerca de mujeres audaces y llenas de aspiraciones, y esa es la razón por la cual tocan fibras sensibles".

Otro hilo conductor en el entramado del filme es el ascenso de la teletienda, que presagió nuestro mundo impulsado por la tecnología, en el que todas las reglas comerciales han cambiado de manera radical con la generación Kickstarter. "QVC fue un precursor del Internet", acota Russell. "Fue uno de los primeros lugares donde podías interactuar las 24 horas del día, porque todo lo que tenías que hacer era marcar y los teléfonos siempre eran atendidos".

Incluso a pesar de que el 'Miracle Mop' de Joy se convierte en un mega éxito comercial de QVC, y el propio tipo de milagro en su vida, sus problemas no se borran. Por el contrario -y esto fue esencial para Russell. JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO es una historia exuberante del ascenso de una mujer, pero también honesta con respecto a los costos y limitaciones del éxito.

"Quería que el filme fuera más allá del primer éxito de Joy, porque ahí no termina", comenta Russell. "Los problemas nunca terminan, así que debes de seguir apelando a ese espíritu de superación. Reconocer los problemas del éxito no significa que no estés agradecido por ser exitoso, pero sin importar quién seas, me parece que todos tenemos ese miedo de que podrías perder lo que tienes en un momento dado, y todavía tienes que hacer malabares con todo tipo de situaciones y personalidades difíciles para seguir adelante. La parte emocionante fue mostrar cómo Joy desarrolla la madurez que se necesita para conseguirlo. La cosa más difícil y bella en la vida puede ser el simple hecho de presentarte con ese tipo de disposición y resiliencia".

DF-04194_R5_Crop.JPG

EL ASCENSO DE UN JEFE DE FAMILIA:

JENNFIER LAWRENCE HABLA ACERCA DE JOY

La historia de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO le dio a Jennifer Lawrence un papel distinto a cualquiera que haya interpretado hasta la fecha: una mujer que llegó adonde llegó por esfuerzo propio, y cómo pasó de ser una soñadora a ama de casa, hasta llegar a ser una magnate, a lo largo de más de cuatro décadas de aprender a creer en sus ideas, de competir por el poder y de mantenerse fiel a sus ideales. Lawrence, de tan sólo 25 años de edad, es ya reconocida por su rango vasto y matizado, que ha podido verse en papeles que van desde la memorable heroína de The Hunger Games, Katniss Everdeen, hasta su papel ganador del Oscar® como una joven viuda en Silver Linings Playbook, de David O. Russell. También recibió nominaciones por su trabajo como una chica de Ozark determinada a encontrar a su padre en Winter's Bone y como la esposa celosa de un usurero en American Hustle, también de Russell.

Pero JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO estaba a un mundo de distancia de esos roles. Lawrence estaba fascinada de asumir el personaje femenino quizás más complejo de Russell hasta ahora -y en explorar el espíritu que hace que la gente siga adelante incluso cuando parece que tienen que hacer a un lado sus sueños más importantes. Abordó a Joy como alguien que está evolucionando de manera constante, y quien rehúsa ser sólo una cosa. Es, al mismo tiempo, una creadora intrépida, una madre soltera exhausta, una negociadora despiadada y determinada, una hija estresada y una mujer que descubre su sentido de júbilo, que obtiene con dificultad, al lograr mantener todo eso unido. Lawrence dice que explorar la esfera de acción de todo eso le llamó la atención, en parte porque Russell iba a colaborar en ella.

"Haría cualquier cosa para David, por un millón de razones distintas", explica Lawrence. "Cuando me llamó y me preguntó 'quieres hacer la historia de la mujer que inventó el Miracle Mop', pensé, qué personaje tan increíble de poner en manos de David. Sabía que iba a ser algo especial. Está lleno de la imaginación de David. No sólo es la historia de la lucha de una mujer por ser exitosa, sino también la de entender lo que la alegría y felicidad significan incluso después de haber alcanzado tu objetivo".

Russell dice del porqué Lawrence, que algunos ven como la musa del artista, era perfecta para interpretar a Joy. "Siempre he pensado que Jennifer tiene un alma vieja. Cuando nos conocimos en Silver Linings, pensé, '¿Tiene veinte o cuarenta años?' Digo, podría ser cualquiera. Siempre fue la única persona que podía interpretar a Joy. Tiene ese gran corazón y un espíritu salvaje y creativo. Como artista, he visto que es alguien que puede expresar numerosos mundos, y que también puede ir hacia lo espontáneo o inesperado. Y, como persona, he tenido el placer de verla recorrer un gran viaje".

En este filme ese viaje es algo nuevo. "Esta es la primera vez que Jennifer carga una película dramática, de manera emocional, desde la raíz", indica Russell. "Es una actuación acerca de capturar la extensión del alma de una persona. Le tomó una tremenda cantidad de trabajo y valor para buscar ser el eje de cada recámara -no de una manera ruidosa o grandiosa, pero sí con una fuerza tremenda. Nos permite conocer a Joy en sus momentos más vulnerables y sensibles, en los más feroces y más maternos, como una persona de gran compasión y paciencia, pero también como una defensora temible de su familia y su negocio. Tuvo que conectarse con esa chiquilla tan llena de magia, y después trasladar eso a una mujer joven que todavía tiene ese espíritu ardiente, pero está atrapada en una vida que se ha convertido decepcionante y después llevar eso a una mujer madura que está lista para apostar toda su vida en algo".

Lawrence estaba fascinada por cómo Joy se mantiene enfocada en las necesidades constantes de su familia -y después, de repente, toma un brinco audaz por ella misma.

"Me parece que Joy siempre sintió que ella tenía que ser el cimiento de su familia, la base que lo sostiene todo", declara. "Renunció a sus sueños y los suspendió casi toda su vida para apoyar a todos los demás. Durante tanto tiempo antepuso a otras personas, que creo que le tomó tiempo darse cuenta que había algo en su interior que tenía que ser expresado, que tenía que respirar. Y me parece que esa es la razón por la cual la historia de Joy tuvo que abarcar cuatro generaciones, porque con frecuencia es el periodo que te lleva crear una vida plena. Joy siguió enterrando esa parte inventiva de ella, pero cuando encuentra finalmente la fe en ella para ir adelante, es imparable cuando sucede. Es adictivo cuando encuentras esa fuerza interior".

Haber conocido a Joy Mangano en persona le sirvió todavía más de inspiración. "La mente de Joy es fascinante todo el tiempo. Todavía tiene cientos de ideas para inventar", reflexiona Lawrence.

En cambio, Mangano estaba impactada de ver a Lawrence entrelazarse con su personalidad. "Si alguna vez hubiera soñado tener la oportunidad de elegir a alguien que me interpretara, hubiera sido Jennifer Lawrence", dice entre risas Mangano. "Me siento muy honrada de que Jennifer haya tomado el papel, en especial después de haberla conocido, porque cuenta con muchos talentos y es muy brillante. Tan pronto y comenzamos a platicar, casi sentí como si estuviera viendo dentro de mí. Y, desde luego, estaba viendo dentro de mí -porque eso es a lo que se dedica".

Un reto fresco para Lawrence fue haber llevado a Joy a la mediana edad, todavía en su propio futuro distante. "Interpretar un personaje a través de generaciones fue emocionante, y nunca antes lo había hecho. No obstante, con la escritura de David se sintió muy orgánico. He observado que una cosa que parece suceder conforme vas creciendo es que te vuelves más calmado. Así que trabajé con cambios sutiles en la voz y gestos de Joy -se vuelven más seguros, suaves y lentos", explica Lawrence.

A Russell le pareció reveladora la transformación de Lawrence. "Conforme va envejeciendo, todo en Jennifer cambió", recuerda. "Se condujo de una manera distinta. Su voz cambió. Todo comenzó a sentirse diferente, y la forma en la que ella se transformó me recordó un poco a Christian Bale en American Hustle. Al mismo tiempo, le aportó esta quietud que, como lo predijo la abuela de Joy, se convierte en su mayor fortaleza: la habilidad de ser la presencia calmada en el cuarto, que mantiene unidos a todos".

Lawrence cree que la clave para sentir de manera visceral el impacto del éxito de Joy proviene de verla en el hoyo. "Parte de lo que me encanta de la historia de David es que se adentra en los años en los que Joy no creía en ella, cuando todos la habían llevado a creer que sus sueños eran ridículos y tontos", comenta. "Me parece que es una parte muy importante de contar una historia acerca de alguien que se vuelve exitoso -es relevante ver todos esos años donde no sabían que tenían eso en ellos".

Gran parte de la confusión de Joy de cómo ir tras lo que quiere se reduce a cómo hacer que funcione al mismo tiempo su unida pero enloquecedora familia. Aunque la vuelven loca en un millón de maneras distintas, el sentido de responsabilidad que tiene hacia ellos nunca flaquea. "Joy tiene una dinámica familiar complicada porque ama a su familia hasta el fin del mundo y ellos también la quieren mucho -pero tampoco es que apoyen mucho sus esperanzas en la manera en la que a ella le gustaría", dice entre risas Lawrence. "Creo que sólo la están intentando proteger de que no salga lastimada, pero es difícil que una persona luche contra eso".

La familia de Joy cobró vida a través de un ensamble que Lawrence sabía iba a ser vigoroso, en parte porque muchos han trabajado juntos en películas anteriores de Russell. Estaba fascinada con la idea de ser parte de un repertorio continuo. "Por un lado, ves a estos actores y ves a la misma gente que ya conoces", enfatiza, "pero, por otro, todos estamos interpretando papeles totalmente nuevos y la química es muy diferente, lo que lo hace emocionante".

En especial, a Lawrence le encantó reunirse de nuevo con Robert De Niro -en esta ocasión como su hija. "De tantas maneras, Bob ha sido una figura paterna para mí, criándome a lo largo de las películas y de la fama, y siempre siento que le puedo preguntar cualquier cosa", comenta. "Así que, para mí, el hecho de que haya interpretado a mi padre fue muy conmovedor y personal. Y por encima de todo ello, actuar a su lado es como manejar un Aston Martin. Es simplemente otra cosa".

En particular, Lawrence se sintió reafirmada para canalizar el espíritu de Joy -y en ser más osada por derecho propio- gracias al estrecho vínculo que ha forjado con Russell. "Es la conexión más extraña e intensa", reflexiona. "Pero siento que David sabe cómo acceder a una parte de mi corazón y estoy muy agradecida con él de que quiera que forme parte de esta obra y legado".

 

136A-1.Grp_.Sub.01R.JPG

ALIADOS Y ADVERSARIOS: EL ENSAMBLE

RUDY & TRUDY:

A Jennifer Lawrence se le unen en el viaje de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO un ensamble de gran envergadura y muy consumado, típico de los filmes de David O. Russell. Trabaja por tercera ocasión con la leyenda de cine Robert De Niro, quien aquí interpreta el papel serio-cómico de Rudy, padre de Joy, dueño de un taller con un temperamento temible, pero con el corazón de un romántico empedernido. "Me encanta que tenemos la oportunidad de ver a Bob como un hombre enamorado", comenta Russell. "Lo vemos de perder el control a estar encantado".

De Niro apreció las múltiples contradicciones de Rudy -su temperamento intenso y embeleso romántico, su ética de hombre de clase trabajadora y amor por el estilo, sus remordimientos paternos y el amor por sus hijos. "El verdadero padre de Joy Mangano era en realidad sólo un punto de partida para David", explica De Niro. "Y esperarías ver este tipo de contradicciones en los personajes de David. Lidia con todas estas contrariedades en sus personajes porque en la vida real todas éstas existen. David está muy consciente de eso y es muy astuto en observarlas. Y en realidad ése es su mantra: explorar las contradicciones de la gente y de las familias".

Si bien esas contrariedades pasan a un primer plano en todo filme de Russell, los temas de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO la distinguen. "Es como una historia parecida a la de la Cenicienta", describe De Niro. "Es la historia de una mujer que emerge contra todo pronóstico como una especie de madrina de una familia. Es una historia de superación".

Parte de lo que Joy tiene que superar es la frustrante habilidad de su padre por hacer que aparte la atención de sus sueños -pero a De Niro le encantó haber tenido la oportunidad de haber trabajado tan de cerca con Jennifer Lawrence; él, como un padre con defectos, y ella, como una hija indomable. "Jennifer está maravillosa en esta película y es fantástico trabajar con ella", comenta De Niro. "Su mente es tan flexible y tiene esta gran habilidad para adaptarse a cualquier cosa, que es exactamente lo que se necesita cuando se trabaja con David. Ambos hacen las cosas espontáneas, inmediatas y divertidas".

Al unirse a uno de los ensambles de Russell, De Niro dice que es "como estar en un circo, donde todas estas personas entran y salen, y todas estas cosas creativas están sucediendo en diferentes lugares. Hace películas en un estilo donde está, en esencia, escribiendo con la cámara, y nosotros, como actores, estamos ahí, a su alcance, listos para ser orquestados en la escena, momento a momento".

La mujer que encanta a Rudy es Trudy, una inmigrante italiana cuya herencia se convierte en la última esperanza de Joy para hacer que despegue su negocio recién inventado. Russell supo de inmediato quién le hubiera gustado que interpretara a este personaje ficticio: la mitad italiana, mitad sueca estrella internacional Isabella Rossellini. "Siempre he querido trabajar con Isabella; siempre había querido encontrar un papel que le viniera perfecto a ella", comenta Russell. "Y me encanta que tenga esta oportunidad de interpretar a una mujer italiana, que fue un invento ficticio para el filme. Su personaje, Trudy, es una viuda que invierte en la idea del trapeador de Joy. Pero nunca antes ha hecho una inversión, por lo que intenta manejar la situación según los estándares de su marido finado, Morris. Estos son el tipo de especificidades que me hacen amar a los humanos. Siempre está en los detalles".

"Es un maridaje muy inesperado", reflexiona De Niro al trabajar con Rossellini.

Rossellini dice de Trudy: "Es un personaje muy fértil y esa es una de las cosas que David es capaz de hacer: en muy pocos brochazos, puede crear seres humanos íntegros. Ella es una viuda italiana que se siente un poco perdida en los Estados Unidos, y me parece que esa es la razón por la cual se vincula con esta familia, quienes llevan vidas muy distintas a las de donde ella viene. Una parte de ella todavía se está aferrando a lo que era ella en Italia - ¡por lo que la ves vestida de manera impecable en el taller grasiento de Rudy! Me parece que su relación comienza como algo oportunista por ambas partes -están necesitados de algo-, pero se convierte como en una familia. Esa es otra cosa en la que David es muy bueno: entiende que en nuestras vidas la familia es el lugar donde hay más conflicto, pero también donde hay más amor".

En cuanto al escrutinio constante de Trudy sobre Joy una vez que se convierte en inversionista, Rossellini dice que es un mecanismo de defensa exagerado. "Es insegura", indica Rossellini. "Nunca antes ha invertido, así que tiene miedo de estar cometiendo un grave error, que la lleva a criticar de manera constante las decisiones de Joy. Todo el tiempo se la pasa diciéndole, 'Mira, crees que eres una empresaria. No sabes lo que estás haciendo. Sabes, esto es un negocio', como si ella supiera, pero tampoco ella sabe. Pero Joy es quien tiene la visión. Trudy tiene el dinero, pero Joy es a quien se le ocurren las ideas".

Añade: "El viaje de Joy es lo que me encanta del filme. Esto no es acerca de una mujer que se enamora; es acerca de una mujer que crea un imperio. Me parece que la película es muy innovadora, porque nunca antes había visto una historia como ésta".

Rossellini confiesa haber sentido punzadas de nerviosismo al haber trabajado con De Niro por primera vez. "Por un lado, estaba absolutamente fascinada de trabajar con semejante talento, pero por otro, pensaba, '¿Me he vuelto loca? ¿Cómo voy a estar a su altura cuando llegue el momento?' Pero Bob transpira tal benevolencia, que me hizo sentirme cómoda de inmediato".

TONY

Si Trudy es una piedra en el zapato para Joy, su ex marido Tony es en sentido literal el hombre que está debajo de esos zapatos -todavía vive en su sótano, a pesar de que están divorciados de manera irrevocable. A Russell le intrigó de inmediato cuando supo que Joy Mangano seguía siendo muy buena amiga de su ex. "Es una historia que no ves con frecuencia en pantalla, en la que una pareja se divorcia, pero siguen siendo amigos", comenta el escritor-director. "Joy y Tony son mejores amigos que esposos; una realidad de la que no se habla lo suficiente".

Para interpretar el papel de Tony, el apasionado y potencial cantante latino, está Edgar Ramírez, un actor que va en rápido ascenso y que fue nominado al Globo de Oro por el papel que le dio el nombre al título como el revolucionario venezolano en la miniserie Carlos. Al ser nuevo en el ensamble de Russell, Ramírez recuerda que Bradley Cooper lo tomó del brazo y lo hizo a un lado. "Me dijo, 'David, te va a llevar a lugares muy escalofriantes -no te resistas. Aprécialo", recuerda.

Ramírez hizo justo eso. Sabía que no se podía contener mientras interpretaba a Tony. "Tony es intenso, pero también muy cariñoso. Expresa sus emociones sin filtros", describe. "Me parece que al principio es como un niño adulto. Pero emprende un viaje con Joy que lo invita a madurar, a que mantenga la calma y que se rehaga para ayudar a Joy y a los niños que comparten".

Esa transformación fue inspiradora. "Me encanta que decide apoyar a la mujer que ama sin complejos, ni guardarse nada", comenta Ramírez. "Es algo muy bello, en especial cuando tomas en consideración las convenciones usuales de nuestra sociedad. Para mí fue un auténtico privilegio haber interpretado a un personaje que es romántico, pero que tampoco lo hace menos hombre al encomiar a una mujer".

En cuanto a la razón por la cual Joy y Tony no se vuelven a juntar, Ramírez sugiere, "En ocasiones el amor verdadero se transforma por sí solo. Son víctimas hermosas y fascinantes de una relación romántica que fracasó. Pero se transformó en un tipo de amor distinto, pero igual de intenso". Trabajar con Lawrence hizo que eso pareciera algo totalmente real. "Es tan audaz y tan, tan divertida", dice Ramírez. "Para alguien tan joven, tiene un entendimiento de la naturaleza humana que es agudo y profundo".

A Ramírez también le encantó reunirse con De Niro, con quien había trabajado en Hands of Stone -en esta ocasión como su muy inverosímil compañero de cuarto. "Rudy tiene muchas opiniones -pero a Tony no le importan", describe. "Tony no se detiene ante nada que pueda amenazar sus sueños. Es un tipo emocional, alguien que se deja llevar por las vísceras y el corazón. Pero Rudy también es romántico. Podrá parecer amargado y gruñón, pero también tiene esta virtud de Casanova, y fue sorprendente ver a Bob explorar todas esas sutilezas".

Par Ramírez, el filme es a final de cuentas acerca de cómo la gente encuentra la felicidad en completo desafío a las calamidades de la vida. "Esa felicidad que sientes de niño, tiene que transformarse como adulto", comenta. "Me parece que esta película es acerca de cómo encuentras esa forma madura de alegría. Las vidas de estos personajes toman giros inesperados. Hay congoja y frustración y cosas que funcionan de manera que la gente no hubiera pensado que fueran a funcionar -pero Joy encuentra mucha alegría a pesar del sufrimiento".

MIMI

La firme simpatizante de Joy es Mimi, su abuela, su modelo a seguir, mientras intenta liderar a la familia y llevarla hacia adelante como una matriarca. La más grande defensora de Joy es interpretada por Diane Ladd, quien ha aparecido en más de 120 papeles para cine y televisión desde que comenzó su carrera en una telenovela de la década de los '70. En ese trayecto, ha recibido tres nominaciones al Premio de la Academia®: por la oda a la independencia femenina Alice Doesn't Live Here Anymore, de Martin Scorsese, Wild At Heart, de David Lynch, y Rambling Rose, de Martha Coolidge.

Russell la vio en el papel desde el principio. "Quería su asombrosa voz como Mimi y también estuvo en Alice Doesn't Live Here Anymore, que me parece una antecesora cinematográfica a esta película", comenta.

Ladd dice que la historia la conmovió por completo. "No estamos viviendo en las épocas más fáciles, pero me parece que esta historia nos recuerda que todos tenemos el derecho a intentar conseguir un sueño. Muchas veces tienes que levantarte y sacudirte el polvo, pero este filme dice, 'Ve allá afuera y no te des por vencido'".

También adoró a Mimi, quien nunca ve pruebas insuperables cuando se trata de Joy, pero, en cambio, sí ve puro potencial. "Todos los demás le están diciendo a Joy, 'No, no puedes hacer eso. Compórtate. Madura. Deja de estar soñando despierta'. Pero Mimi intenta inspirarla sin interponerse en el camino de otros", comenta Ladd. "Me parece que en verdad intenta llenar su papel como abuela. Y creo que le ayuda a Joy a que luche por sí misma. Lo que Mimi ve en Joy es ese poder de la imaginación, ese regalo extraño del universo".

TERRY

Terry, la mamá de Joy, tiene un tipo de relación distinta con la imaginación, donde ha buscado refugio (refugio de su soledad como divorciada, que no le ve muchas opciones a la vida real) adentro del mundo de una telenovela donde las mujeres gobiernan. El papel sombrío y cómico es interpretado por Virginia Madsen, nominada al Oscar® por la película para amantes del vino Sideways, de Alexander Payne. Madsen describe a Terry como una "tímida mujercita, que le tiene miedo al mundo. Nunca sale de su casa porque la realidad es un lugar muy temeroso para ella".

Ciertamente no está en la disputa para ser madre del año, pero Madsen siente empatía por Terry, al verla como una alma pérdida de los tiempos modernos, que deambula en los terrenos de la televisión: "En realidad, Terry no es una mala persona. Es más como una criatura desamparada, incapaz de cuidar a otros. Ella fue un gran reto para mí porque no nos parecemos en nada. Yo veo el mundo como una aventura, ¡y Terry apenas y se puede imaginar ir a la tienda de la esquina! Así que tuve que construirla de la nada, y como encogerme para embonar en ella".

Entre más exploraba los sentimientos de desapego de Terry de una familia que la desilusionó, más le hacía sentido a Madsen su adicción a la telenovelas fastuosas. "Me parece que la gente ama las telenovelas porque los personajes se convierten como en parte de la familia. No sólo es que sean glamorosos y bellos; también tienen dificultades. Y creo que nos encanta ver a alguien como Susan Lucci sobreponerse a esas batallas una y otra vez. Aunque nunca deja la casa, a Terry le apasionan estas mujeres fuertes y exitosas. Pero ella las ve como una fantasía, mientras que Joy está intentando hacer que algo real funcione".

Madsen disfrutó a detalle explorar las entrañas cómico-trágicas de Terry, pero dice que se identifica más profundamente con Joy. "En realidad me identifico con Joy porque aprende a valerse por sí misma", concluye Madsen. "Esta es una historia acerca de empoderarte, porque nadie más lo va a hacer por ti".

NEIL

Afuera de la familia de Joy, su más grande aliado -y más adelante su más grande rival comercial- es el ejecutivo de QVC Neil Walker, interpretado por Bradley Cooper, perenne colaborador de David O. Russell. Cooper ha sido nominado al Oscar porSilver Linings Playbook y American Hustle, ambas de Russell, así como por American Sniper, de Clint Eastwood. Cooper y Russell hablaron de darle un ligero matiz parecido al de aquellos magnates representados en los primeros años de Hollywood, para hacer que Cooper explorara un estilo y optimismo sencillos y nuevos al trabajo que han realizado juntos.

"Después de haber interpretado a Richie DeMaso en American Hustle, un personaje salvaje, fue divertido descubrir un tipo de intensidad y poder distintos en Bradley", comenta Russell. "Nos llamó la atención a ambos hacer algo que no habíamos hecho antes".

El personaje además de confortar a Joy con el exuberante amor que tiene por la invención, la estimula para que supere las expectativas que él tiene de ella. Cooper explica: "Neil es una fusión ficticia de varias personas en QVC que trabajaron con Joy. Lo que es muy interesante de él, es que es un tipo que conforme la presión aumenta se relaja más. Lo comparo con ciertos entrenadores que tuve cuando crecí, que siempre estaban calmados y estables en medio del caos total -y es así como creo que tiene afinidad con Joy. Al mismo tiempo, se toma muy en serio su negocio. Se ve como un Jack Warner o Daryl Zanuck, que está construyendo un imperio de sueños. No se anda por las ramas y no hay nada de ironía en él. Cree en todo lo que dice".

En vez de una presencia corporativa típicamente malévola, Cooper abordó a Neil como alguien que está fascinado por darle a la gente esa oportunidad que se les presenta una sola vez en la vida. "Neil es alguien que no se parece a otros ejecutivos de televisión, así como Joy no se parece a inventores", acota Cooper. "Y está muy consciente de que Barry Diller le dio una oportunidad para hacer que QVC funcionara. Así que le encanta que ahora está en una posición de darles a otros, que quizás y sean iconoclastas, la oportunidad de llevar a cabo sus ideas más grandes. Cuando conoce a Joy, ella está al borde de cambiar su vida y le brinda esa oportunidad".

Cooper indica que creció con QVC. "Mi madre siempre pedía cosas de QVC, y siempre estaba el canal prendido en la recámara de mis padres", recuerda. "Yo llegaba a casa de la escuela y la puerta estaba abierta haciendo palanca con un paquete de QVC a la espera. Incluso tuve el Miracle Mop en mi cuarto de universidad".

Se divirtió en explorar la vida detrás de cámaras de ese mundo que sólo vio desde el otro lado. Pero el placer más grande de Cooper fue ver a Jennifer Lawrence personificar a cabalidad a Joy. "Se ha convertido en una fuerza increíble. Siempre lo fue desde el inicio -pero ahora está haciendo efecto en nuevas formas", comenta. "Ella tiene esta manera práctica y muy enraizada de transitar a través de una película. Es similar a lo que me he topado con De Niro; los encuentro muy similares en cuanto a la manera en la que abordan su trabajo. Quizás y esa sea la razón por la cual David trabaja con ambos una y otra vez".

PEGGY

Peggy, la hermana de Joy, es su polo opuesto -y su rival por el poder familiar-, aunque hay un vínculo inconfundible entre ellas. A Peggy la interpreta Elisabeth Röhm, quien trabajó por primera vez con Russell en American Hustle. Desde entonces, ella había querido trabajar con él. "Es el pináculo de todo por lo que jamás hayas trabajado como actor; el poder trabajar con alguien que es tan valiente y que siempre llega al fondo de qué se siente ser un ser humano, de las cosas por las que luchamos y de lo que tenemos que superar", comenta. "Con JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO lo vuelve a hacer otra vez con personajes que son honestos y reales".

Peggy despliega un paisaje raramente visto -el de una persona que vive a la sombra de una hermana brillante, y eso le irrita. "Me parece que es un personaje muy importante porque es una situación auténtica -en la que un hermano tiene un tipo de magia y el otro siente que nunca es escuchado o apreciado lo suficiente. Eso te hace un cierto tipo de persona", opina Röhm. "Me parece que mucha gente se puede sentir identificada con esa rivalidad entre hermanos. Y todos, quizás, tienen a una Peggy en su vida, alguien que dice, 'No puedes. No eres lo suficientemente buena. Ni siquiera deberías considerarlo. Pero bueno, como sea, te quiero'. Es alguien que tienes que superar y Joy hace eso y evoluciona hasta convertirse en una gran mujer que está dentro de todos nosotros".

En especial, Röhm estaba emocionada en explorar esta relación tirante de hermanas rivales con Lawrence. "Cuando nos conocimos en American Hustle, hubo una química increíble", recuerda. "Juntas, nos atacábamos de la risa. La autenticidad de Jennifer la tiene hasta la médula. Es tal cual como la ves. Y me encanta eso de ella y es algo que disfruto mucho con ella. Fue fácil para mí pelear con Jennifer en JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO, porque hay mucha confianza entre nosotras, a grado tal que siento como si fuéramos almas gemelas".

También dice que ella y Lawrence se sintieron liberadas cuando supieron que tenían el apoyo de Russell. "David nos eleva a todos nosotros. Tiene la humildad de siempre regresar para corregir y hacer que el trabajo sea lo mejor posible".

Cada uno de los actores concuerda que trabajar con Russell es una experiencia por sí misma, una que se desarrolla de maneras misteriosas. "Cuando trabajas con un gran artista, cada uno tiene su estilo, su lenguaje y tienes que adaptarte. Es muy divertido trabajar con David", comenta Rossellini. "Siempre tienes que estar atenta con él y eso es maravilloso porque el estado de alerta es lo que un actor necesita para ser valiente".

Madsen añade: "Sentí que todo el tiempo David me tenía en sus manos, lo que me permitió ser audaz".

Cooper concluye que este filme tuvo una atmósfera en set distinta a otras producciones de Russell, aunque la esencia que se sentía era similar. "Esta película tenía un compás muy diferente. Fue mucho más silencioso y calmado, pero al mismo tiempo, fue igual de explosivo con ideas, imaginación y creatividad".

101Bradley JL RudysCC.JPG

LA APARIENCIA DE JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO:

DISEÑANDO EL FILME

 

Conocido por su afición por el diseño y los sets creativos, David O. Russell toma un camino visual distinto con JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO , con su propuesta más estilizada de la vida moderna que haya tenido hasta la fecha; una que abarca no sólo la sala de la familia y un taller mecánico sucio, sino también un universo resaltado de las telenovelas, una fábrica de sueños televisiva y la imaginación desenfrenada de una mujer a la que le encanta buscar soluciones ingeniosas para problemas cotidianos.

Desde el principio, la idea era ver la vida contemporánea a través de la lente del cine clásico, y permitir que ambas chocaran de maneras fascinantes. Para tal fin, Russell hizo mancuerna con el director de fotografía Linus Sandgren, quien también rodó American Hustle, y los dos pasaron gran parte de tiempo sólo observando y hablando, mucho antes de que haya dado inicio la producción.

"Hubo muchas influencias -desde la fotografía de William Eggleston, el primer gran fotógrafo a color estadounidense, a las pinturas de Edward Hopper y Andrew Wyeth, así como las películas clásicas de George Stevens y Frank Capra", comenta Russell. "Estaba interesado en ese tipo de espacio, profundidad y sombras. Hicimos gran parte del filme en siluetas, que fue algo nuevo para nosotros. Hay algo muy evocador acerca de las siluetas y las sombras -te pueden llevar al interior de una persona".

Russell continúa: "Linus y yo intercambiamos muchas imágenes, incluso poesía. Me encantó su disposición en colaborar y el espíritu que le aportó por intentar hacer cada toma tanto preciosa como viva".

Sandgren recuerda sus primeras conversaciones: "David tenía muchas fuentes de inspiración que iban más allá de la vida de Joy Mangano. Platicamos mucho acerca de lo que involucraba ese sentido de belleza clásica y artesanía genuina en las películas de Hollywood. En cierto modo, estábamos hablando acerca de cómo hacer una película en blanco y negro que no fuera en blanco y negro. Vimos muchas películas distintas -desde It's A Wonderful Life, de Frank Capra, a Alice Doesn't Live Here Anymore, de Martin Scorsese, hasta Paper Moon, de Bogdanovich".

Para repetir una sensibilidad en blanco y negro en un filme moderno, Russell y Sandgren hablaron acerca de usar una paleta monocromática, que después se expande con las ambiciones de Joy. "Para mí, hay algo muy mágico acerca de la apariencia monocromática", comenta Russell. "Me gustan las películas que te transportan a un mundo que se sienta hasta cierto punto real, pero también un poco encantado. Así que quería que la paleta de este filme tuviera una elegancia y estilo intrínsecos, de una manera en la que pudieras sentir, pero también en una que no te sacara de las emociones que se viven en la historia de Joy".

Trabajar con color y luz en maneras tan específicas significó que Sandgren tenía que hacer mucha planeación previa, aunque Russell también se esmera en mantener las cosas espontáneas en el set. Fue un acto sobre la cuerda floja.

"Estábamos usando los 360º para filmar, así que tuvimos que planear las tomas de manera muy cuidadosa para que la iluminación pudiera funcionar cuando estuviéramos filmando en diferentes direcciones", explica. "Incluso pusimos las luces en interruptores con reguladores de luz, para que pudiéramos cambiarla al instante. Así que la planeación fue fundamental, pero una vez que los actores y David están en escena juntos, tienes que cambiar de velocidad para ser muy flexible, porque a David se le están ocurriendo de manera constante ideas nuevas, y a ti también se te tienen que ocurrir".

Si bien el estilo fluido de Russell es distintivamente contemporáneo, es un director moderno que le sigue siendo fiel al grano tradicional de la película en 35mm. "A David le encanta la textura de la película y la magia orgánica que aporta -y el celuloide funciona mejor con la piel, y a David le encanta el color carne", indica Sandgren.

Para Sandgren, colaborar con Russell es fascinante gracias a su imprevisibilidad. "Es un artista que está trabajando de manera constante en la película, como un escultor; como si estuviera forjando una obra de arte con el barro, aportando su habilidad a ello, pero también permitiendo que se convierta en algo orgánico por sí mismo", describe. "Es una manera distinta de trabajar, pero David también es muy osado y no tiene miedo de probar ideas de manera constante. Y, desde luego, de eso es lo que en realidad se trata el filme: ser lo suficientemente audaz para realizar tus sueños".

Muy similar a lo que ocurre con la fotografía, el diseño de producción de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO no sólo abarca décadas, sino mundos que de manera alterna son reales, teatrales y de ensueño. Todo eso corrió a cargo de Judy Becker, colaboradora constante de Russell, que recibió una nominación al Oscar® por su trabajo en American Hustle.

DF-02865_R.JPG

JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO

, dice, fue algo distinto a cualquier otra cosa que haya hecho con Russell. "Es una historia épica que abarca varias generaciones, pero para mí también es más como una fábula que cualquier otra película de David", señala. "Es una fábula del empoderamiento femenino y de la familia -e intentamos expresar eso de manera visual, al darle al diseño una sensación perdurable. Se mueve de la década de los '60 hasta entrado el siglo XXI, pero no quisimos que se sintiera como una película de época. Le apostamos a lo que todavía sigue siendo una apariencia naturalista, pero un poco más estilizada de lo normal, para darle ese dejo de cuento de hadas".

Al trabajar en sincronía con Sandgren, Becker exploró la cambiante paleta de colores. "Para el mundo infantil de Joy y para el taller mecánico de Rudy, las cosas son muy monocromáticas; así que casi no usamos color o los que usamos en el set fueron muy blanqueados", explica. "En la primera parte del filme, los colores ostentosos provienen sólo de las televisiones y del mundo de fantasía reluciente de las telenovelas. Después, cuando Joy llega finalmente a QVC, es casi como la Ciudad Esmeralda [del Mago de Oz]. Ahí, queríamos establecer por primera vez el color de una manera muy intensa, así que ella entra a través de un vestíbulo oscuro y de repente ves toda esta brillantez y color. Es como una revelación para Joy. Es muy distinto al mundo descolorido en el que ha estado viviendo".

Uno de los sets más complejos que Becker diseñó fue el set de un set -para la telenovela ficticia que la madre de Joy mira y que, en ocasiones, se adueña de la pantalla y de los sueños de Joy. "Los sets en este filme fueron mucho más grandes de los que hayamos hecho antes, y, para nosotros, el set de la telenovela fue quizás el más complicado y divertido de construir hasta la fecha", comenta. "Estaba basado más en una telenovela de horario estelar de los '80. Cuando comencé en la industria cinematográfica, trabajé en algunas telenovelas en Nueva York, así que conocía de primera mano cómo se veían esos sets. Hicimos éste de manera muy estilizada con un piso falso de mármol blanco y negro, y paredes de veta falsas. ¡Entre más llamativos los detalles, mejor!".

Becker también se dio a la tarea de recrear mundos en y fuera del aire de la compañía QVC, de la década de los '90. Fundada en 1986, el incipiente canal de cable todavía era un concepto nuevo cuando Joy Mangano llegó con su idea del 'Miracle Mop', pero estaba creciendo de manera rápida, hasta lo que llegaría a convertirse en una empresa monumental con ventas que excedieron los $8 billones de dólares. Su estudio ubicado en Pensilvania, aunque era muy desconocido en Los Ángeles, tenía su propia fusión híbrida de ventas y entretenimiento, repleto con sets de cocinas y salas perfectas, laboratorios de prueba, y personal yendo y viniendo tras bambalinas para mantener todo en operación los siete días de la semana, las veinticuatro horas del día. (Como un detalle extra conmovedor, el filme también presenta a Melissa Rivers interpretando a su madre, Joan, una de las anfitrionas más queridas y de las vendedoras más exitosas de QVC, que llegó a vender más de $1 billón de dólares).

"De la nada, construimos todo nuestro propio mundo de QVC, incluyendo las oficinas, las salas de conferencias, las cocinas de prueba y este sorprendente foro giratorio, sobre una plataforma", explica Judy Becker. "Fue todo un proyecto".

Mientras tanto, el hogar de Joy, parte importante de sus orígenes y de quien por siempre será, fue descubierto en Dallas, Texas. "La casa que encontramos era maravillosa, pero terminamos construyendo el sótano donde Edgar Ramírez y Robert De Niro están viviendo, para que hiciera juego", explica Becker.

Sin importar el set, Becker, al igual que Sandgren, indica que cuando se trabaja con Russell, hay dos lemas constantes: 1) siempre estar preparado, y 2) esperar pensar al vuelo.

"David es muy creativo en set y está muy metido en el momento. Había ocasiones en las que estábamos filmando una escena en la sala, pero después se le ocurría una idea brillante de ir a otro cuarto, así que tienes que estar listo para eso", dice a resumidas cuentas Becker. "Es muy emocionante porque sabes que, estés haciendo lo que estés haciendo con David, va a ser una película que nunca antes nadie ha visto. Sus películas son únicas, en el mejor sentido posible. No embonan en un género e incluso si lees una breve descripción de ellas, no son lo que podrías llegar a imaginar. David, en realidad, es como Joy en cuanto a que es un gran soñador y simplemente le apuesta a eso".

"El diseñador de vestuario Michael Wilkinson, que fuera nominado al Oscar® por su trabajo en el mundo de la década de los '70 en American Hustle, también esperaba con gran expectativa reunirse de nueva cuenta con Russell. "En American Hustle descubrí que David era un alma gemela, que comparte la misma pasión que yo tengo por los personajes. Ambos tenemos una fascinación por las maneras interminables y expresivas de cómo la gente se presenta ante el mundo -su vestuario, comportamiento y peculiaridades. David crea personajes audaces, complejos y originales, y le gusta trabajar con actores valientes y muy prodigiosos -así que me sentía inspirado por empatar esos talentos con atuendos expresivos e impresionantes", explica Wilkinson.

Al igual que Sandgren y Butler, Wilkinson se sentía tanto desafiado como emocionado por el atributo imperecedero del filme, a pesar de los 40 años que abarca la historia. "Me parece que todos vimos a JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO como una fábula perdurable", explica. "Es una alegoría acerca del viaje de una mujer al autodescubrimiento -así que a pesar de que comprende cuatro décadas, queríamos que la época se sintiera más ambigua. Casi podía llevarse a cabo en cualquier momento del siglo XX".

Wilkinson se sumergió en dramas de la década de los '40 y '50 con sus guardarropas estructurados, y también vio a mujeres iconoclastas de múltiples eras. "Nos inspiramos en una amplia variedad de mujeres audaces", comenta Wilkinson. "Los personajes de David llevan una vida grandiosa y apasionada -son muy creativos, íntegros y únicos, así que sus atuendos tenían que ser de igual manera: imaginativos y singulares".

En la práctica, confeccionar todo el guardarropa del filme fue una tarea enorme. No sólo hay una larga lista de personajes diversos, sino que también, Wilkinson señala, "Vemos cómo evoluciona la apariencia de cada personaje a lo largo de 40 años -así que había mucho que definir y monitorear. También hay muchos mundos visuales distintos en el filme".

Uno de esos mundos es el taller mecánico ruidoso, mugriento y diligente de Rudy. "Ese es el corazón crudo y conmovedor de la familia de clase trabajadora de Joy", acota Wilkinson. "Vi a Rudy como alguien que tiene un estilo personal fuerte, que evoluciona durante el filme una vez que intercambia sus chamarras de piel cortas por una apariencia más ambiciosa, representada por su obsesión con la marca 'Polo By Ralph Lauren'".

Otro de los favoritos de Wilkinson es todo el mundo de QVC, encabezado por el sofisticado Neil Walker, interpretado por Bradley Cooper. "Es casi un productor al estilo de Cecil B. DeMille", considera Wilkinson. "Neil dirige su cadena de televisión de cable con un compromiso absoluto, como si estuviera dirigiendo MGM durante la Época de Oro -y produce cambios de imagen dramáticos en sus estrellas, incluyendo uno que intenta en Joy, para descubrir las versiones más poderosas y atractivas de ellos. Los colores del guardarropa cambian de neutrales a Tecnicolor conforme conocemos a los personajes de este mundo mágico, parecido al de Oz".

También fue placer puro para Wilkinson tener la libertad creativa de ir más allá de la norma en el guardarropa para el mundo de telenovela que existe tanto en el interior de los sueños de Joy como en la televisión de su madre, que nunca está apagada. "Fue increíble explorar el lenguaje del vestuario extremo que existe en este género, con aprecio y sin ningún tipo de ironía o condescendencia", comenta. "Me encanta que la trama y los personajes de las telenovelas se trasladan a la historia principal del filme de una manera alegórica, con los dos mundos reflejándose entre ellos de una manera misteriosa y evocadora".

Y en medio de todo ello está la mismísima Joy, cuyo vestuario se expande a la par de los contornos de su vida. "Creo que Joy es la personalidad más fascinante y compleja que David ha creado", declara Wilkinson. "En cuanto a su apariencia, la audiencia tiene que verla transformarse por completo de una colegiala joven y honesta, a una empresaria resoluta y matriarcal. Esa evolución es trazada a lo largo de 45 cambios de atuendo. Encuentra diferentes maneras de usar su ropa para expresar su determinación. Los diseños de sus atuendos incluyen jeans y camisetas gentilmente rebeldes, un vestido de novia elegido por su madre, varios trajes costosos hechos a la medida y una chamarra de piel dura e intimidante, así como lentes oscuros. Tenemos la oportunidad de ver muchas 'versiones' que Joy habita, así como su mundo interior, que está lleno de ansiedad, sueños y aspiraciones".

Russell estaba satisfecho con la manera en la que Wilkinson transformó su narrativa en telas, texturas y colores. "El diseño de Michael es impecable, bello y captura algo especial de cada uno de los personajes", dice el director.

Por todos los artistas y artesanos expertos que trabajaron en el filme, Russell indica que la clave fue siempre mantenerse fiel a la narrativa. No obstante, en ocasiones la historia se reducía a una sola imagen: como con Joy y los copos de nieve que parecen definir algo inefable acerca de su viaje.

"La nieve puede ser muy mágica", concluye Russell. "La nieve es algo de lo que te enamoras cuando eres niño, pero 20 años después esa misma nieve puede ser una pesadilla porque te impide llegar a trabajar y después no puedes pagar la hipoteca, y esa es parte de la realidad de la vida adulta. Empero, todavía existe esa magia en ella y brota en esos momentos cuando vuelve a ver la vida como un aventura audaz".

19J-2 (A cam)_.Sub.03R.JPG

ACERCA DEL REPARTO

Un talento natural, con una presencia sobresaliente y energía innegable,la ganadora al Premio de la Academia® JENNIFER LAWRENCE (Joy) es una de las actrices más talentosas de Hollywood.

Lawrence puede ser vista en la actualidad en The Hunger Games: Mockingjay - Part 2, la última parte de la franquicia mundialde The Hunger Games (Los juegos del hambre), adaptada de las populares novelas de ciencia ficción y aventuras de Suzanne Collins. En la serie, Lawrence interpreta a Katniss Everdeen, una joven que encabeza una revolución contra un líder represivo y violento en la distópica nación futura de Panem, en un mundo post-apocalíptico. La historia es un tributo a la libertad, el poder personal y colectivo, así como a la supervivencia y la familia.

En la actualidad, Lawrence se encuentra en la producción del drama romántico de ciencia ficción Passengers, de Morten Tyldum, también protagonizado por Chris Pratt. La película se desarrolla a bordo de una nave espacial que transporta miles de personas a un planeta colonizado distante, cuando un pasajero (Pratt) se despierta 60 años antes. Enfrentado ante la posibilidad de hacerse viejo y morir solo, decide a la postre despertar a otro pasajero (Lawrence), con quien se involucra en un romance insólito. Sony Pictures estrenará la película el 31 de diciembre de 2016.

El siguiente año, Lawrence hará su última aparición como Raven y Mystique en X-Men: Apocalypse, de Bryan Singer. Previo a ello, Lawrence protagonizó ambos personajes en X-Men: Days of Future Past (X-Men: Días del futuro pasado), junto a Hugh Jackman, Michael Fassbender, James McAvoy, Halle Berry, Anna Paquin, Ellen Page y Nicholas Hoult. Lawrence hizo su debut en X-Men en X-Men: First Class (X-Men: Primera generación), de Matthew Vaughn, al lado de Jackman, Fassbender y McAvoy, así como Rose Byrne, January Jones, Nicholas Hoult y Kevin Bacon.

Entre sus proyectos venideros, Lawrence ha aceptado estelarizar It's What I Do, de Steven Spielberg, basada en las memorias de la fotoperiodista ganadora del Premio Pulitzer Lynsey Addario. Lawrence interpretará a Addario, cuyo libro relata sus espeluznantes experiencias después de haber fotografiado algunas de las regiones más peligrosas del mundo, incluyendo Afganistán, Irak, Darfur, el Congo y Libia, así como su captura por fuerzas pro-Gadafi en este país último. Lawrence también está por rodar el siguiente proyecto cinematográfico de Darren Aronofsky, aún sin título.

Lawrence ganó un Premio de la Academia®, un Globo de Oro y un Premio del Screen Actors Guild (Sindicato de Actores) por su papel como Tiffany en Silver Linings Playbook (Los juegos del destino), deDavid O. Russell, donde actuó junto a Bradley Cooper, Robert De Niro y Jacki Weaver. También recibió un Premio BAFTA y un Globo de Oro, además de haber sido nominada para un Premio de la Academia® y para el Premio Screen Actors Guild, por su actuación en American Hustle (Escándalo americano), coprotagonizada por Christian Bale, Amy Adams y Bradley Cooper. La actuación que la puso en un primer plano se presentó en Winter's Bone (Invierno profundo), de Debra Granik, donde Lawrence interpreta a Ree, una joven que se enfrenta a un ámbito social peligroso cuando intenta localizar a su padre narcotraficante, mientras intenta mantener a su familia segura. Por su actuación, recibió nominaciones al Premio de la Academia®, Globo de Oro y Premio Screen Actors Guild.    

Créditos cinematográficos adicionales incluyen Serena, de Suzanne Bier, House at the End of The Street (La casa de al lado), de Mark Tonderai, al lado de Elisabeth Shue y Max Thieriot; The Beaver (Mi otro yo) , de Jodie Foster, junto a Mel Gibson y Anton Yelchin; Like Crazy (Con locura), de Drake Doremus, al lado de Anton Yelchin y Felicity Jones; Poker House, de Lori Petty, con Selma Blair y Bokeem Woodbine, por la que recibió el premio a Actuación Sobresaliente en la Competencia Narrativa en el Festival de Cine de Los Ángeles, en el 2008; y el debut como director de Guillermo Arriaga The Burning Plain (Fuego), junto a Charlize Theron y Kim Basinger. En el 2008, la película se estrenó en el Festival de Cine de Venecia, donde Lawrence obtuvo el Premio Marcello Mastroianni a Mejor Actriz Joven.

En televisión, los créditos de Lawrence incluyen tres temporadas de la serie The Bill Engvall Show, para TBS. La comedia, escrita y creada por Bill Engvall y Michael Leeson, narraba la vida de Bill Pearson (interpretado por Engvall), un consejero familiar de los suburbios de Denver, cuya familia podría necesitar una pequeña dosis de esos consejos.

Nacida en Louisville, Kentucky, con una infancia donde se hizo de experiencia en el teatro local, Lawrence viajó a Nueva York a los catorce años para ir en búsqueda de una carrera profesional en la actuación.

 

ROBERT DE NIRO

(Rudy) empezó su prolífica carrera cinematográfica en The Wedding Party, de Brian De Palma, en 1969. Para 1974, ya había ganado el premio del New York Film Critics (Círculo de Críticos de Cine de Nueva York) a Mejor Actor Secundario en reconocimiento a su aclamada actuación en Bang the Drum Slowly, y de la National Society of Film Critics (Sociedad Nacional de Críticos de Cine) por Mean Streets (Calles peligrosas), Martin Scorsese.

En 1974, De Niro ganó el Premio de la Academia® a Mejor Actor Secundario por su interpretación del joven 'Vito Corleone' en The Godfather, Part II (El padrino 2). En 1980, ganó su segundo Oscar, a Mejor Actor, por su extraordinaria interpretación de 'Jake La Motta' en Raging Bull (Toro Salvaje), de Scorsese.

De Niro ha recibido nominaciones al Premio de la Academia por su trabajo en cinco filmes adicionales: como 'Travis Bickle' en la aclamada Taxi Driver, de Scorsese; como el veterano de Vietnam en The Deer Hunter (El francotirador), de Michael Cimino; como un paciente catatónico que recobra los sentidos en Awakenings (Despertares), de Penny Marshall; como 'Max Cady', un ex convicto en busca de venganza, en la nueva versión de Scorsese de Cape Fear (Cabo de miedo); y como padre de un hijo bipolar en Silver Linings Playbook, de David O. Russell.

En el 2009, De Niro recibió el codiciado Kennedy Center Honor por su distinguida carrera. También recibió el Premio Hollywood Actor del Festival de Cine de Hollywood, que volvió a ganar en el 2012, y el Premio Stanley Kubrick en los Premios BAFTA Britannia. Además, en el 2010, AARP Magazine le dio a De Niro el Premio Movies for Grownups por los logros en su carrera.

En el 2011, De Niro fue honrado con un Premio Cecil B. DeMille en los Globos de Oro. También fungió como presidente del jurado en el Festival de Cine de Cannes, en su 64ª edición.

Después será visto en la venidera película de boxeo Hands of Stone, Dirty Grandpa, para Lionsgate, y Bus 657, para Grindhouse Entertainment. En la actualidad, está rodando Wizard of Lies, donde además de interpretar a Bernie Madoff está coproduciendo para HBO.

De Niro protagonizó recientemente The Intern, Grudge Match (Ajuste de cuentas), American Hustle, de David O. Russell, Last Vegas (El último viaje a Las Vegas) y The Family (Una familia peligrosa). Otros créditos cinematográficos recientes incluyen The Killing Season (Temporada para matar), The Big Wedding (Mejor…¡Ni me caso!), Being Flynn (Conociendo a Flynn), Freelancers (Un crimen inesperado), Red Lights (Poderes ocultos), New Year's Eve (Año nuevo), el thriller Limitless (Sin límite), Little Fockers (Los pequeños Focker), la tercera parte de la muy exitosa franquicia de Meet the Parents, para Tribeca Productions, la comedia romántica italiana Manuale D'amore 3, el thriller psicológico Stone, y Machete.

Su distinguido currículo incluye actuaciones en The Last Tycoon (El ultimo magnate), de Elia Kazan; 1900 (Novecento), de Bernardo Bertolucci; True Confessions (Confesiones verdaderas) y Falling in Love (Amor a primera vista), ambas de Ulu Grosbard; Once Upon a Time in America (Érase una vez en América), de Sergio Leone; King of Comedy (El rey de la comedia), New York, New York, Goodfellas (Buenos muchachos) y Casino, todas de Scorsese; Brazil, de Terry Gilliam; The Mission (La misión), de Roland Joffe; The Untouchables (Los intocables), de Brian De Palma; Angel Heart (Corazón satánico), de Alan Parker; Midnight Run (Fuga a la medianoche), de Martin Brest; Jacknife, de David Jones; Stanley and Iris (Stanley e Iris), de Martin Ritt; We're No Angels (No somos ángeles), de Neil Jordan; Backdraft (Marea de fuego), de Ron Howard; This Boy's Life (El enemigo), de Michael Caton-Jones; Mad Dog and Glory (Perro bravo y gloria), de John McNaughton; Mary Shelley's Frankenstein (Frankenstein), de Kenneth Branagh; Heat (Fuego contra fuego), de Michael Mann; Sleepers (Los hijos de la calle) y Wag the Dog (Escándalo en la Casa Blanca), ambas de Barry Levinson; Marvin's Room, de Jerry Zaks; The Fan (El fanático), de Tony Scott; Copland (Tierra de policías), de James Mangold; Great Expectations (Grandes esperanzas), de Alfonso Cuarón; Jackie Brown, de Quentin Tarantino; Ronin, de John Frankenheimer; Analyze This (Analízame) y Analyze That (Analízate), ambas de Harold Ramis; Flawless (Nadie es perfecto), de Joel Schumacher; The Adventures of Rocky and Bullwinkle (Las aventuras de Rocky y Bullwinkle), de Des McNuff; Men of Honor (Hombres de honor), de George Tillman; Fifteen Minutes (Quince minutos), de John Herzfeld; The Score (Cuenta final), de Frank Oz; Showtime, de Tom Dey; City By The Sea (La marca del asesino), de Michael Caton-Jones; Godsend (El enviado del mal), de Nick Hamm; Hide and Seek (Mente siniestra), de John Polson; The Bridge of San Luis Rey (Los puentes de San Luis Rey), de Mary McGuckian; Shark Tale (El espanta tiburones), para DreamWorks; Meet The Parents y Meet the Fockers, ambas de Jay Roach; What Just Happened (Los realizadores), de Barry Levinson; Righteous Kill (Frente a frente), de Jon Avnet; y Everybody's Fine (Están todos bien), de Kirk Jones.

De Niro se siente orgulloso por el desarrollo de su compañía productora, Tribeca Productions, el Tribeca Film Center, que fundó con Jane Rosenthal en 1988, y el Festival de Cine de Tribeca, que fundó con Rosenthal y Craig Hatkoff en el 2001, como respuesta a los ataques del World Trade Center. El festival fue concebido para promover la revitalización económica y cultural del sur de Manhattan, a través de una celebración anual de cine, música y cultura. La misión del festival es promover la ciudad de Nueva York como un centro importante de realización cinematográfica y ayudar a realizadores a alcanzar a las audiencias más amplias.

En 1993, A Bronx Tale (El desafío), de Tribeca, representó el debut como director de De Niro. Más tarde dirigiría y coprotagonizaría The Good Shepherd (El buen pastor), con Matt Damon y Angelina Jolie.

Otros largometrajes de Tribeca incluyen Thunderheart, Cape Fear, Mistress, Night and the City, The Night We Never Met (La noche en la que pudimos conocernos), Faithful, Panther, Marvin's Room, Wag the Dog, Analyze This, Flawless, The Adventures of Rocky and Bullwinkle, Meet the Parents, Fifteen Minutes, Showtime, Analyze That y Meet the Fockers.

En 1992, Tribeca TV fue lanzada con la aclamada serie Tribeca. De Niro fue uno de los productores ejecutivos.

Las oficinas principales de Tribeca Productions se encuentran en el Tribeca Film Center, también de De Niro, ubicado en el distrito de TriBeCa de la ciudad de Nueva York. The Film Center es un edificio de oficinas con tecnología de punta, diseñado para la industria del cine y la televisión. La instalación cuenta con espacios para oficinas, una sala de proyección, una sala de banquetes y un restaurante. El centro ofrece todo un rango de servicios para profesionales del entretenimiento.

BRADLEY COOPER

(Neil Walker) después será visto en un papel secundario en el filme Arms and the Dudes , dirigido y producido por Todd Phillips, para Warner Bros. Cooper funge como productor del filme bajo su compañía de producción 22nd & Green.Arms and the Dudes será estrenada el 19 de agosto de 2016.

Cooper funge como productor del nuevo programa Limitless, para CBS, inspirado en el filme que protagonizó en el 2011. Limitless se estrenó el 22 de septiembre y entre las series nuevas es la mejor clasificada de la noche.

Este otoño, Cooper protagonizará Burnt, dirigida por John Wells y escrita por Steven Knight, al lado de Daniel Bruhl y Sienna Miller. La película narra la historia de Adam Jones (Cooper), un jefe de cocina que destruye su prestigioso estatus en un arranque de decadencia y mal comportamiento. Después de rehabilitarse, regresa al mundo culinario determinado a redimirse una vez que ensambla a un grupo de jefes de cocina para conseguir su tercera estrella Michelin. La película fue estrenada por The Weinstein Company el 30 de octubre de 2015.

Este verano, Cooper terminó la corrida en Londres de la obra The Elephant Man (El hombre elefante) en el West End, de Londres, en el teatro Royal Haymarket. Cooper repitió su papel como John Merrick, al lado de Patricia Clarkson y Alessandro Nivola, dirigido por Scott Ellis. La producción se estrenó el 26 de mayo y se presentó hasta el ocho de agosto. El otoño pasado, Cooper terminó interpretó la obra en el teatro Booth en Broadway, que le valió una nominación al Premio Tony a Mejor Actuación de un Actor en un Papel Protagónico, una nominación del Premio Outer Critics Circle a Actor Sobresaliente en una Obra, un Premio Drama League a Actuación Distinguida Sobresaliente y una nominación al Premio Drama Desk a Actor Sobresaliente en una Obra. La producción de Broadway recibió cinco nominaciones al Tony, incluyendo Mejor Reestreno de una Obra. En el verano de 2012, Cooper interpretó previamente el papel en el foro Nikos en el Festival Teatral de Williamstown, también dirigido por Ellis, junto al mismo reparto.

En julio, Cooper repitió su papel como 'Ben' en la nueva versión de Netflix de Wet Hot American Summer: First Day of Camp, al lado de Amy Poehler, Michael Ian Black y John Slattery.

El año pasado, Cooper produjo y protagonizó la aclamada película nominada al Oscar® American Sniper (Francotirador), de Clint Eastwood, para Warner Bros., que se convirtió en la película que más dinero recabó en el 2014. La actuación de Cooper como el reconocido navy seal Chris Kyle, le valió su tercera nominación al Oscar®, una nominación al Premio del Producers Guild (Sindicato de Productores) y ganó un Premio de la Broadcast Film Critics Association y un Premio MTV Movie. El filme está basado en una adaptación de la autobiografía del navy SEAL Chris Kyle titulada American Sniper: The Autobiography Of The Most Lethal Sniper In U.S. Military History. Cooper compró los derechos del libro en el 2012, bajo los auspicios de su propia compañía productora. American Sniper fue estrenada el 25 de diciembre de 2014.

Cooper prestó su voz para el personaje 'Rocket Raccoon' en la exitosa película veraniega de acción y aventuras Guardians of the Galaxy (Guardianes de la galaxia), para Disney y Marvel. Dirigida por James Gunn, el filme ha recabado más de $740 millones de dólares en todo el mundo.

En el 2014, Cooper fue nominado para un Oscar® a Mejor Actor Secundario por su interpretación como el desquiciado agente del FBI Richie DiMaso en el drama American Hustle, de David O. Russell. Protagonizada también por Christian Bale, Amy Adams y Jennifer Lawrence, American Hustle fue nominada para diez Premios de la Academia®, incluyendo Mejor Película. Cooper recibió nominaciones para un Premio BAFTA a Mejor Actor en un Papel Secundario, un Premio de la Broadcast Film Critics Association, un Premio Satellite y una nominación al Globo de Oro a Mejor Actor Secundario. El reparto recibió el Premio del Screen Actors Guild (Sindicato de Actores de Cine) a Actuación Sobresaliente de un Reparto en un Largometraje.

En abril de 2013, Cooper protagonizó el aclamado filme The Place Beyond the Pines (El lugar donde todo termina), dirigido por Derek Cianfrance, al lado de Ryan Gosling, Eva Mendes y Dane DeHaan, para Focus Features. Cooper interpretó el personaje de Avery, un policía novato que se mueve a través de un departamento gobernado por un detective corrupto. El filme fue reconocido como uno de los diez mejores del 2013 por la National Board of Review.

Ese mismo año, Cooper actuó al lado de Ed Helms y Zach Galifianakis en la tercera parte de la trilogía cómica The Hangover Part III (¿Qué pasó ayer?). Cooper también actuó en las dos películas previas, todas dirigidas por Todd Phillips, que, de manera colectiva, recabaron más de $1.4 billones de dólares en todo el mundo. The Hangover Part II rompió récords de taquilla para una comedia de adultos durante su fin de semana de estreno, y The Hangover, que recabó $469.2 millones de dólares en la taquilla mundial, todavía sigue siendo en los Estados Unidos la comedia para adultos que más dinero ha recabado en la historia.

En el 2012, Cooper fue nominado para un Oscar® a Mejor Actor por su interpretación de Pat Solatano en el aclamado drama Silver Linings Playbook (Los juegos del destino), para The Weinstein Company. El filme, dirigido por David O. Russell, y también protagonizado por Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver y Chris Tucker, fue nominado para ocho Premios de la Academia®, incluyendo Mejor Película. Por su actuación, Cooper fue reconocido por la National Board of Review a Mejor Actor y ganó el Premio de la Broadcast Film Critics Association a Mejor Actor en una Comedia. Por este papel, Cooper también recibió una nominación al Globo de Oro a Mejor Actuación de un Actor en un Largometraje - Comedia o Musical, y una nominación del Screen Actors Guild® a Actuación Sobresaliente de un Actor Masculino en un Papel Protagónico, además de nominaciones de los Premios Independent Spirit a Mejor Actor Protagónico, y el Premio BAFTA a Mejor Actor en un Papel Protagónico.

En marzo de 2011, Cooper protagonizó el exitazo taquillero Limitless, distribuida por Relativity Media. Cooper también fungió como productor del filme. Dirigida por Neil Burger, Cooper actuó al lado de Robert De Niro y Abbie Cornish. Cooper interpretó a un escritor en problemas, que se convierte en un genio financiero con la ayuda de una píldora misteriosa que le permite ingresar al 100 por ciento de su cerebro.

Los créditos cinematográficos adicionales de Cooper incluyen The Words (El gran secreto), The A-Team (Brigada A: Los magníficos), New York I Love You, He's Just Not That Into You (A él no le gustas tanto), Hit and Run, Yes Man (Sí, señor), All About Steve (Alocada obsesión), Wedding Crashers (Los caza novias), Wet Hot American Summer, Aloha (Bajo el mismo cielo) y Serena.

En la primavera de 2006, Cooper hizo su debut en Broadway en la producción de Joe Montello de Three Days of Rain , al lado de Julia Roberts y Paul Rudd. En julio de 2008, Cooper se unió al reparto de la aclamada obra de Theresa Rebeck The Understudy , que se estrenó en el Festival de Teatro de Williamstown, ante elogios entusiastas y localidades agotadas.

En televisión, Cooper interpretó al personaje de 'Will Tippin' en la exitosa serie Alias, para ABC, que estuvo al aire durante cinco temporadas. Cooper también protagonizó el drama Nip/Tuck, para F/X, así como la comedia de una sola cámara Kitchen Confidential, para Fox, basada en las vicisitudes del reconocido chef Anthony Bourdain. Sus otros créditos en televisión incluyen Jack & Bobby, Touching Evil, Law & Order: SVU, Law & Order: Trial by Jury y Sex and the City.

Nacido en Filadelfia, Pensilvania, Cooper se graduó con honores del programa de literatura inglesa de la Universidad de Georgetown. Después de haberse mudado a la ciudad de Nueva York, obtuvo su maestría del programa de bellas artes en la escuela de teatro del Actors Studio.

Con su estilo matizado y masculino, ÉDGAR RAMÍREZ (Bodhi) se está asegurando un puesto como uno de los nuevos hombres protagónicos de Hollywood, y con cuatro papeles principales en importantes estudios de cine, el siguiente año está a punto de ser el más emocionante de su carrera.

Además de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXIT , también protagoniza la nueva versión de Point Break, para Warner Bros., donde interpreta a 'Bodhi', el jefe de una banda de adictos a la adrenalina que comete una serie de robos. La película también está programada para ser estrenada en navidad. En abril de 2016, Ramírez encabezará Hands of Stone, al lado de Robert De Niro, para los Weinstein. El proyecto es una película biográfica acerca del legendario boxeador Roberto Durán, interpretado por Ramírez, y de su entrenador igualmente legendario Ray Arcel (De Niro). También acaba de terminar la producción del drama minero Gold, de Stephen Gaghan, junto a Matthew McConaughey, y donde interpreta a 'Michael Acosta', un geólogo. La película será estrenada en el otoño de 2016. Finalmente, Ramírez se encuentra actualmente en la producción de The Girl On The Train, del director Tate Taylor, a ser estrenada el 7 de octubre de 2016, para DreamWorks. Ramírez interpretará al 'Dr. Kamil Abdic', un psicólogo que tiene un amorío con 'Megan', interpretada por Haley Bennett. La película es también estelarizada por Emily Blunt, Rebecca Ferguson y Justin Theroux.

La más reciente aparición de Ramírez fue en Deliver Us From Evil (Líbranos del mal), al lado de Eric Bana, para Screen Gems. El filme, del director/escritor Scott Derrickson y del productor Jerry Bruckheimer, seguía a un detective y a un sacerdote de la ciudad de Nueva York, mientras investigan una serie de crímenes horrendos en los que se involucra lo oculto y una posible posesión demoniaca. Además, su filme The Liberator (El libertador), donde Ramírez interpreta a Simón Bolívar, fue estrenado en octubre de 2014 y recibió la nominación venezolana para que fuera considerada en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Premios de la Academia del 2015. Ramírez también coprotagonizó la película nominada al Premio de la Academia Zero Dark Thirty (La noche más oscura), dirigida y producida por la ganadora del Premio de la Academia® Kathryn Bigelow. El filme fue protagonizado por Jessica Chastain, y narraba la persecución de una década por Osama Bin Laden, líder terrorista de Al Qaeda.

Ramírez obtuvo una amplia variedad de premios, atención y elogios de la crítica por su papel protagónico en el filme Carlos, del director Olivier Assayas, por la que recibió en el 2011 una nominación al Globo de Oro en la categoría de Mejor Actor en una Miniserie de Televisión, una nominación ese mismo año al Premio Emmy en la categoría de Mejor Actor Protagónico en una Miniserie o Película para Televisión, y ganó el Premio Cesar a Mejor Actor Novel (Masculino). Ramírez también recibió nominaciones a Mejor Actor por el Los Angeles Film Critics Circle (Círculo de Críticos de Cine de Los Ángeles), el London Film Critics Circle (Círculo de Críticos de Cine de Londres) y un Premio Lumieres en la categoría de Mejor Actor. Ramírez interpretó a Carlos, una leyenda en el mundo del espionaje durante más de 30 años. Ramírez habló 4-5 idiomas para el papel, que se rodó en numerosos lugares, incluyendo Francia, Alemania, Hungría, Austria, Líbano y Yemen. El proyecto fue estrenado en cines por IFC, y como una miniserie de tres partes por Sundance Channel. En el 2010, Carlos se estrenó en el Festival de Cine de Cannes, y, en el 2011, ganó el Premio a Mejor Miniserie de Televisión en los Globos de Oro, además de haber sido nombrada Mejor Película Extranjera por los Círculos de Críticos de Cine de Los Ángeles y Nueva York.

Ramírez interpretó a Ares/Rey de la Guerra en Wrath Of The Titans (Furia de titanes), de Jonathan Liebesman, para Warner Bros y Legendary Films, a lado de Sam Worthington y Liam Neeson. En el 2012, obtuvo el Premio Alma a Mejor Actor Secundario en una Película Dramática por su papel en el filme. Créditos cinematográficos adicionales incluyen L'Orenoque, también conocida como The Passenger, al lado de Juliette Binoche, la película biográfica de Ernesto 'Che' Guevara The Argentine (Che: El argentino), de Stephen Soderbergh, con Benicio Del Toro, así como el thriller político Vantage Point (Justo en la mira), junto a Forest Whitaker y Dennis Quaid. También actuó en The Bourne Ultimatum (Bourne: El ultimátum), al lado de Matt Damon, e hizo su debut cinematográfico en los EE UU en Domino, del director Tony Scott, junto a Keira Knightley y Mickey Rourke.

En el ámbito internacional, Ramírez apareció en Greetings To The Devil, en la que una ex guerrilla es atraída con reticencia al plan de venganza de una de sus víctimas. La película se estrenó en Latinoamérica, y se exhibió por HBO Latino en otoño de 2012. También hizo su debut como productor en Cyrano Fernandez, una producción venezolano-española basada en la obra francesa Cyrano De Bergerac, que también protagonizó. Por su actuación en el filme, Ramírez ganó el Premio a Mejor Actor en la selección oficial de Territorio Latinoamericano.

Créditos cinematográficos internacionales adicionales incluyen Elipsis, El Don (The Boss), dirigida por J.R Novoa (Venezuela/España); La Hora Cero (The Magic Hour), un cortometraje dirigido por Guillermo Arriaga; El Nudo (The Knot), dirigida por Alejandro Wiederman (Venezuela); Yotama Se Va Volando (Yotama Flies Away), dirigida por Luis Armando Roche (Venezuela - France); Punto y Raya (Step Forward), dirigida por Elia K. Schneider (Venezuela - España - Chile - Uruguay), nominada para ser considerada al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, en el 2004; y Anónimo (Anonymous), dirigida por Enelio Farina (Venezuela).

Oriundo de Caracas, Venezuela, Ramírez creció por todo el mundo dado el trabajo de su padre como agregado militar. Ha hecho su hogar en países tan diversos como Austria, Canadá, Colombia, Italia y México, y, como resultado, habla alemán, inglés, francés, italiano y español de manera fluida. A lo largo de sus viajes, Ramírez desarrolló un gran amor y habilidad por la comunicación intercultural, una destreza de la que se valió para obtener un título en periodismo. Se especializó en comunicación política, y al principio su intención era convertirse en diplomático.

En el 2000, antes de haber turnado su atención a la actuación de tiempo completo, Ramírez fue director ejecutivo de NGO Dale Al Voto, una organización venezolana similar a 'Rock the Vote'. Para poder fomentar los valores democráticos entre los jóvenes, Ramírez y su equipo crearon campañas vanguardistas para radio, cine y televisión. La campaña fue bien recibida por las audiencias de todo el país. También prestó su pericia a varias organizaciones multilaterales venezolanas, incluyendo la Organización de Estados Americanos, la Transparencia Internacional y Amnistía Internacional.

En la actualidad, después de tres años de haber contribuido a la UNICEF, incluyendo campañas para Haiti Relief y Anti-violence and Children's Rights, Ramírez funge como embajador de buena voluntad para la UNICEF en Venezuela. Se une a una lista distinguida de embajadores internacionales, entre los que se encuentran Vanessa Redgrave, Susan Sarandon, Shakira, Whoopi Goldberg, Danny Glover, Orlando Bloom, Judy Collins y Mia Farrow. Este siempre ha sido uno de sus objetivos humanitarios. También ha estado activo en la campaña para crear conciencia del cáncer de seno en Venezuela, en específico para enfatizar la prevalencia de la enfermedad en la comunidad masculina.

Este otoño, la premiada luminaria ISABELLA ROSSELLINI (Trudy) recibirá la "Dallas Star" de la Sociedad Cinematográfica de la Dallas Film Society (Sociedad Cinematográfica de Dallas), gracias a su trabajo ecléctico y sus contribuciones a las artes.

Los créditos cinematográficos recientes de Rossellini incluyen: Enemy, Late Bloomers (Tres veces 20 años), Infamous (A sangre fría), Two Lovers (Amantes), The Saddest Music in the World, Left Luggage (Nunca te vayas sin decir te quiero) (que le valió una mención especial a la excelencia en el Festival de Cine de Berlín), My Architect, Death Becomes Her (La muerte le sienta bien), Big Night (La gran noche), Roger Dodger, Wild at Heart (Salvaje de corazón), White Nights (Sol de medianoche), así como Blue Velvet (Terciopelo azul), que le valió un Premio Independent Spirit a Mejor Actriz Protagónica.

En mayo de 2015, Rossellini hizo mancuerna con Ovation TV para la premier televisiva de "Green Porno Live!", de Isabella Rossellini. El documental, que salió al aire este pasado mayo, la seguía a lo largo de una gira internacional con su innovador espectáculo solista. En otoño de 2015, también apareció en el tributo a Ingrid Bergman con Jeremy Irons, en Londres, y en BAM, en Nueva York; en París, con Gerard DePardieu, y en Roma, con Christian De Sica. El espectáculo celebraba el aniversario cien del nacimiento de su madre, Ingrid Bergman, y en él se podía ver material tanto de su autobiografía como de su correspondencia.

En televisión, Rossellini obtuvo una nominación al Globo de Oro por Crime of the Century, así como una nominación al Emmy por su trabajo en Chicago Hope. Sus créditos televisivos adicionales incluyen The Blacklist, 30 Rock, Alias, Napoleon, Merlin, Don Quixote, The Odyssey, The Frightening Frammis y The Gift.

Desde el 2009, Rossellini escribió, dirigió y protagonizó una serie de 40 cortometrajes acerca de animales para The Sundance Channel titulada Green Porno. En el 2009, recibió el Premio The Courage in Acting en los premios de la Women Film Critics Circle. Sus actuaciones han sido vistas por todo el mundo y tienen más de 5 millones de vistas en línea.

Rossellini es también autora de varios libros, incluyendo: Some of Me, In the Name of the Father, The Daughter and The Holy Spirits: Remembering Roberto Rossellini y editó recientemente el libro acerca de su madre Ingrid Bergman: A Life in Pictures.

DIANE LADD

(Abuela Mimi) es una aclamada actriz, directora, escritora y autora a escala internacional. Ha ganado treinta y cinco premios internacionales, incluyendo un Premio de la Academia Británica y un Premio Independent Spirit. Ladd ha sido nominada en tres ocasiones al Emmy, y tiene, además, tres nominaciones al Oscar®: Alice Doesn't Live Here Anymore, de Scorsese, Rambling Rose, que la princesa Diana eligió como su película favorita, al haber sido anfitriona de la premier real en Londres, y Wild at Heart, de David Lynch. En 1980, se unió al programa de televisión Alice, basado en la película original. Ladd, quien no quería volver a interpretar a 'Flo', creó el papel de la mesera cantautora Belle, que le valió en 1981 el Globo de Oro.

Ladd, en el papel de Helen, coprotagonizó con su hija Laura Dern la serie Enlightened, para HBO. La serie recibió críticas entusiastas para Ladd y Dern. I Dream Too Much, protagonizada por Ladd (el productor ejecutivo fue Richard Linklater), se estrenó en South by Southwest, en Austin, en el 2015. Como escritora, fue honrada en el 2014 en el Festival Literario de Tennessee Williams en Nueva Orleáns, donde fue celebrada por su libro más reciente, A Bad Afternoon for a Piece of Cake. El escrito recibió elogios del crítico Rex Reed, quien la comparó con Truman Capote, Flannery O'Connor, Eudora Welty, y Carson McCullers, así como con su primo Tennessee Williams, al declarar, "Tiene el mismo don que ellos, y esto no lo puedes aprender en clases de escritura". Ladd es presidente de The Art and Culture Taskforce, una organización que promueve la cultura y las artes en escuelas de todos los EE UU.

Una belleza espléndida y clásica, con una melena rubia vibrante y un estilo exuberante para lo dramático, VIRGINIA MADSEN (Terry) es una de las actrices más versátiles y únicas de Hollywood a la fecha. No sólo recibió críticas sorprendentes por su actuación nominada al Premio de la Academia® y al Globo de Oro en el exitoso filme Sideways (Entre copas), de Alexander Payne, sino que también esta actriz ganadora del Premio Independent Spirit tiene un currículo ilustre de papeles al lado de los actores más notables y respetados de la industria.

Madsen apareció más recientemente en la película Dead Rising (La rebelión de los muertos), dirigida por Zach Lipovsky, para Crackle. Previo a ello, este año rodó las películas independientes Burning Bodhi, dirigida por Matthew McDuffie, y A Change Of Heart, dirigida por Kenny Ortega, además de haber aparecido en la serie Witches Of East End, para Lifetime. Madsen también apareció en el telefilme The Anna Nicole Smith Story, para Lifetime Television, Hell On Wheels, para AMC, la película independiente The Wilderness Of James, escrita y dirigida por Michael James Johnson, Jake Squared, dirigida por Howard Goldberg, y Walter, dirigida por Anna Mastro. Madsen también protagonizó The Magic Of Belle Isle, dirigida por Rob Reiner, al lado de Morgan Freeman, así como las películas independientes The Hot Flashes, junto a Brooke Shields, Daryl Hannah y Wanda Sykes, Crazy Kind Of Love, dirigida por Sarah Siegel-Magness, y Hornet's Nest, para TNT. Madsen actuó al lado de Kevin Spacey en la comedia independiente Father Of Invention (El rey de las ventas, como lo vio en televisión), dirigida por Trent Cooper y en Red Riding Hood (La chica de la capa roja). También fue vista como protagonista de la serie tragicómica Scoundrels, basada en la serie de Nueva Zelanda, para ABC, y en Outrageous Fortune, junto a David James Elliott. Previo a ello, estuvo en la temporada final de Monk, al lado de Tony Shalhoub, para USA, y protagonizó el thriller The Haunting In Connecticut.

Sus otros filmes incluyen papeles protagónicos junto a Harrison Ford en el thriller de acción Firewall; con Meryl Streep y Kevin Kline en el último filme de Robert Altman, A Prairie Home Companion; y al lado de Forest Whitaker en el drama existencial The Ripple Effect. También actuó junto a Jim Carrey en The Number 23 (23, La revelación), dirigida por Joel Schumacher, así como al lado de Billy Bob Thornton en The Astronaut Farmer. En el 2008, protagonizó el éxito de Sundance Diminished Capacity, junto a Matthew Broderick y Alan Alda, para IFC.

En 1997, Madsen también apareció en The Rainmaker (El poder de la justicia), de Francis Ford Coppola, con Matt Damon; en el clásico de culto Candyman, con Kasi Lemmons; Hot Spot, dirigida por Dennis Hopper; y en la primera película de HBO, Long Gone. Su versatilidad fue vista en la película independiente Almost Salinas, al lado de John Mahoney, y en American Gun, junto al ganador del Premio de la Academia® James Coburn.

Cuando una Polaroid de Madsen cayó en el escritorio del director David Lynch, de inmediato le dio un papel en su filme Dune (Dunas), lo que representó su debut cinematográfico. Inmediatamente después, en 1984, obtuvo su primer papel protagónico en Electric Dreams.

Madsen proviene de una talentosa familia de actores. Además de su madre ganadora del Emmy, Elaine Madsen, su hermano es el talentoso actor Michael Madsen.

Independiente y decidida, actriz y madre de dos, DASCHA POLANCO (Jackie) interpreta a la novia presidiaria, Dayanara Diaz, en la exitosa serie original de Netflix Orange is the New Black. Además de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO , Polanco terminó de rodar recientemente The Perfect Match, para el director Bille Woodruff y la productora Queen Latifah, que estelariza con Donald Faison y Paul Patton. Fue vista más recientemente en The Cobbler (Zapatero a tus zapatos), de Tom McCarthy, protagonizada por Adam Sandler y Method Man.

Nacida en la República Dominicana (habla español fluido) y criada en Brooklyn pasando por Miami, Polanco es la hija más grande de un mecánico y una cosmetóloga. Cuando obtuvo su primera gran oportunidad en OITNB, Polanco estaba estudiando enfermería en LIU y trabajando como Administradora de central de esterilización/técnica de cirugía en dos hospitales de la ciudad de Nueva York.

Polanco consiguió su debut en la pantalla grande al lado de Vanessa Hudgens en el drama independiente Gimme Shelter. Apareció en una campaña de comerciales en español de Old Navy, que se ha transmitido a escala nacional. Recientemente, se volvió parte de la campaña 2015/2016 de ropa femenina de la NFL, representando a los Gigantes de Nueva York y a la comunidad latina.

Sus logros han sido reconocidos por los Premios ALMA, los Premios HOLA, la National Association of Latino Independent Producers (Asociación Nacional de Productores Latinos Independientes) (Premio Lupe), y por el Dominican Day Parade (Desfile del día de los dominicanos) en la ciudad de Nueva York, en el 2015. Este mismo año, Dascha fue reconocida por el Huffington Post como una latina que está "rompiendo el molde" para el Hispanic Heritage Month (Mes de la herencia hispana). Ha aparecido en las portadas de la revista Latina, en su edición de junio/julio, y en la edición de agosto de la revista New York Family.

ELISABETH RÖHM

(Peggy) es conocida por su papel como la fiscal de distrito asistente Serena Southerlyn en el aclamado programa Law & Order, donde actúa al lado del legendario actor Jerry Orbach, para NBC. Elisabeth estelariza la serie dramática Stalker, para CBS, junto a los actores Dylan McDermott y Maggie Q, en el papel de detectives de la Threat Assessment Unit que investigan casos de acoso. Recientemente, en el 2013, Röhm recibió un premio SAG por su actuación en la película nominada al Oscar American Hustle, de David O'Russell.

Después de JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO , Röhm terminó la producción del thriller Blood Father, coprotagonizado por Mel Gibson, para Lionsgate, y que será estrenado más tarde este año.

Estos dos últimos años fueron ajetreados para Röhm, ya que fue vista en varios largometrajes. Protagonizó el thriller Transit (Velocidad extrema), junto a James Caviezel, producido por Joel Silver, para Warner Bros. Hizo mancuerna con Kyra Sedgwick y Vincent Donofrio en Chlorine. Elisabeth rodó la película de Lionsgate Officer Down (El día de mi muerte), de Brian A. Miller, así como Darkroom, una película independiente dirigida por Britt Napier y producida por Michael A. Liberty y Ron Stein (The Kids Are Alright). Röhm también protagonizó Abduction (Sin escape), al lado de Taylor Lautner y Sigourney Weaver, Miss Congeniality 2 (Miss simpatía 2: Armada y fabulosa), protagonizada por Sandra Bullock, y Deconstructing Harry (Los enredos de Harry), de Woody Allen. Protagonizó Kreutzer Sonata, un proyecto independiente coprotagonizado por Danny Huston, y actuó al lado de James Caan en el filme Barry Minkow.

Nacida en Europa, aunque ciudadana estadounidense, Röhm fue criada en la ciudad de Nueva York. Su primer interés de niña fue montar caballos, para lo que se entrenó de manera intensiva. Para cuando entró a la Facultad de Sarah Lawrence, en Bronxville, NY, sus objetivos cambiaron a escribir ficción e historia. Fue durante la universidad cuando Röhm se enamoró de la actuación. Después de haber recibido su título, encontró trabajo en un abrir y cerrar de ojos en la telenovela One Life to Live, a la que le siguió una larga sucesión de apariciones recurrentes en el programa de televisión Angel, para WB. A la postre, interpretaría a 'Alex Mason', interés amoroso del personaje de Michael Vartan, en el drama Big Shots, para ABC, y más tarde regresó a NBC como un nuevo miembro del reparto de la serie favorita de culto Heroes. También ha sido vista en el drama Beauty and the Beast, para CW, y en The Client List, para Lifetime TV.

Además de su exitosa carrera en la actuación, publicó un libro acerca de las luchas por embarazarse titulado Baby Steps: Having the Child I Always Wanted (Just Not as I Expected)", ¡y sigue siendo muy activa! Le encanta cocinar, cantar y continúa montando a caballo; también incluye entre sus pasatiempos el senderismo, andar en bicicleta, esquiar, la yoga, viajar y estudiar arquitectura. Dado el hecho de que cree en la salud y en estar activa, es copropietaria de un bar de jugos que se llama REJUICE, ubicado en Santa Mónica. Apoya a la Cruz Roja, la Go Red Foundation, el Healthy Child Healthy World, y, en conjunto, hace lo que puede por apoyar a niños y mujeres de todo el mundo que se encuentran en necesidad.

DF-07842R.JPG

ACERCA DE LOS REALIZADORES

Nominado en cinco ocasiones al Premio de la Academia®, DAVID O. RUSSELL (Director/Guionista) coescribió y dirigió American Hustle (Escándalo americano), que obtuvo diez nominaciones al Premio de la Academia®, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Original, así como nominaciones en las cuatro categorías de actuación. El filme también ganó tres Globos de Oro, incluyendo Mejor Película, tres Premios BAFTA, incluyendo Mejor Guión original, y ganó los premios a Mejor Película, Mejor Guión y Mejor Actriz Secundaria del New York Film Critics Circle (Círculo de Críticos de Cine de Nueva York). American Hustle es la película de David O. Russell que más dinero ha recabado en la taquilla doméstica, $150 millones de dólares, y más de $248 millones de dólares en la taquilla mundial. 

El filme previo de Russell, Silver Linings Playbook (Los juegos del destino) (2012), también fue un éxito en taquilla y una contendiente por los más importantes premios. Recibió ocho nominaciones al Premio de la Academia®, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Adaptado, así como nominaciones en las cuatro categorías de actuación, con un triunfo para Jennifer Lawrence. El filme también recibió cuatro nominaciones al Globo de Oro, cuatro Premios Independent Spirit, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión, y un Premio BAFTA a Mejor Guión Adaptado. Además, su filme The Fighter (El peleador) (2010), recibió siete nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Película y Mejor Director, mientras que también obtuvo Oscares para Christian Bale y Melissa Leo como Mejor Actor Secundario y Actriz Secundaria, respectivamente.

A estas alturas de la carrera de Russell, ha dirigido actores que han recibido un total de once nominaciones al Oscar, con tres victorias en sus últimas tres películas.

Filmes previos incluyen I Heart Huckabees (Yo amo Huckabees) (2004), Three Kings (Tres reyes) (1999), Flirting With Disaster (1996) y Spanking The Monkey (1994). 

Russell es miembro del concejo y antiguo partidario de la Ghetto Film School (Escuela de cine Ghetto), que ayuda a desarrollar y apoyar a realizadores emergentes del sur del Bronx, además de dirigir la primera preparatoria pública de cine del país. También ha sido un simpatizante fervoroso de la escuela de Glenholme, un internado terapéutico para niños y jóvenes adultos con necesidades especiales de educación. Fue pieza fundamental en haber recabado fondos para construir un nuevo centro de las artes en Glenholme, que se abrió en el 2011.

Russell fue honrado recientemente por el reconocido hospital McLean por sus esfuerzos para fomentar la conciencia pública de las cuestiones relacionadas a las enfermedades mentales, a través de apoyo y de su película Silver Linings Playbook, del 2012. El director ha sido franco acerca de las experiencias que su familia ha vivido con enfermedades mentales. Sus esfuerzos lo llevaron a Washington, donde él y el actor Bradley Cooper apoyaron legislación en el congreso y se reunieron con el vicepresidente Joe Biden para discutir también que haya paridad para la salud mental en toda la asistencia médica.

JOHN DAVIS

(Productor), presidente de Davis Entertainment, ubicada en Los Ángeles, es uno de los productores más prolíficos de Hollywood, después de haber producido más de 99 películas y películas para televisión, que han recabado más de $5 billones de dólares en todo el mundo. Si bien Davis Entertainment produce proyectos para todos los estudios, grandes y pequeños, la compañía ha disfrutado de un contrato de producción de primera opción con 20th Century Fox desde 1994, y un contrato con Sony Television desde el 2012.

Entre los proyectos venideros de Davis Entertainment se incluyen una nueva versión de la clásica historia de Frankenstein, para Fox, protagonizada por Daniel Radcliffe y James McAvoy, una versión cinematográfica del la exitosa serie de televisión de la década de los '60, The Man from U.N.C.L.E. (El agente de C.I.P.O.L.), con Henry Cavill y Armie Hammer, y Ferdinand and the Bull, dirigida por Carlos Saldanha, para Fox Animation.

Entre algunas de las producciones más exitosas de Davis se encuentran la producción de presupuesto exiguo Chronicle (Poder sin límites), que fue todo un éxito al haber recabado más de $100 millones de dólares en taquilla; la comedia de aventuras Gulliver's Travels (Los viajes de Gulliver) ($270 millones de dólares en la taquilla mundial), con Jack Black; el thriller de ciencia ficción I, Robot (Yo, robot), protagonizado por Will Smith; Mr. Popper's Penguins (Los pingüinos de mi papa), estelarizada por Jim Carrey; Norbit, exitosa comedia protagonizada por Eddie Murphy; el exitazo taquillero The Firm (Sin salida), con Tom Cruise; los dos muy exitosos filmes de Dr. Dolittle, protagonizados por Eddie Murphy; Courage Under Fire (Valor bajo fuego), con Denzel Washington; la franquicia de Garfield, para Fox; Waterworld (Mundo acuático), protagonizada por Kevin Costner; la exitosa comedia Daddy Day Care (La guardería de papá), con Eddie Murphy, y que recabara más de $100 millones de dólares en taquilla; Predator (Depredador), protagonizada por Arnold Schwarzenegger; la trilogía Out to Sea (Bailando sobre el mar), Grumpy Old Men (Dos viejos gruñones) y Grumpier Old Men, (Dos viejos más gruñones), protagonizadas por Jack Lemmon y Walter Matthau; Behind Enemy Lines (Tras líneas enemigas), con Owen Wilson y Gene Hackman; Predator 2 (Depredador 2); Paycheck (El pago), de John Woo, protagonizada por Ben Affleck y Uma Thurman; y Alien vs. Predator, un thriller de acción que combina a las dos criaturas clásicas, entre muchos otros filmes.

Para televisión, Davis Entertainment produce The Blacklist, para NBC, The Player, para NBC, y Dr. Ken, para ABC. The Blacklist fue el drama #1 de toda la temporada de otoño de 2013, y su segunda temporada se transmitió en el 2014/2015. 

Las exitosas incursiones comerciales de Davis incluyen más recientemente la singular franquicia de pizzas 'Blaze Pizza', líder en el creciente segmento de pizza rápida-informal. Sus asociados incluyen a los socios fundadores Elise y Rick Wetzel (fundador de Wetzel's Pretzels), Maria Shriver y Tom Werner, codueño de las Medias Rojas de Boston. En la actualidad, hay más de 150 franquicias en desarrollo, incluyendo acuerdos en múltiples locaciones en California, Nueva York, Nueva Jersey, Maryland, Michigan, Illinois, Indiana, Wisconsin, Ohio, Florida y Washington DC. Los empresas adicionales de Davis incluyen estaciones de televisión y Wetzel's Pretzels, negocio en el que Davis fue fundamental para expandir y vender en el 2007.

Davis nació y fue criado cerca de Denver, Colorado. Su pasión por el cine comenzó de joven cuando trabajó en el cine de un vecindario, en el que veía hasta 300 películas al año. Davis se graduó de la Facultad de Bowdoin, estudió en la Facultad de Amherst y recibió un título de maestría de la Escuela de Negocios de la Harvard.

JONATHAN GORDON

(Productor) es un productor independiente cuyos créditos más recientes son los dos filmes previos del escritor-director David O. Russell: American Hustle, protagonizado por Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams, Jeremy Renner y Jennifer Lawrence, y Silver Linings Playbook, protagonizado por Bradley Cooper, Robert De Niro, Jennifer Lawrence y Chris Tucker. Hustle fue nominado para diez Premios de la Academia, incluyendo uno a Mejor Película para Gordon y sus compañeros productores Megan Ellison, Charles Roven y Richard Suckle, y Playbook fue nominada para ocho Premios de la Academia, incluyendo uno a Mejor Película para Gordon y sus compañeros productores Donna Gigliotti y Bruce Cohen. Otros créditos cinematográficos recientes incluyen Red State, del escritor/director Kevin Smith (que Smith y Gordon también distribuyeron de manera exitosa); The Adjustment Bureau (Los agentes del destino), protagonizada por Matt Damon y la película familiar Hotel for Dogs (Hotel para perros).

En medio, en Hustle y Joy, Gordon fungió como presidente de producción de Annapurna Pictures, compañía de Ellison.

Antes de haber fundado su propia compañía productora, Jon Gordon Productions, Gordon fue presidente de producción en Universal Pictures, donde supervisó el desarrollo y producción de, entre otras, The Bourne Ultimatum (Bourne: El ultimátum), dirigida por Paul Greengrass y protagonizada por Matt Damon. Gordon fue llevado a Universal por la presidente Stacey Snider, después de una carrera de quince años en Miramax Films, donde su último puesto fue como copresidente de producción, una posición que sostuvo hasta que Harvey y Bob Weinstein se separaron de Disney en el 2005, para fundar The Weinstein Company.

Durante su periodo laboral en Miramax, Gordon supervisó el desarrollo y producción de más de cincuenta filmes. Fungió como productor ejecutivo de más de una docena de películas para Miramax, incluyendo la ganadora de múltiples Oscares Good Will Hunting (Mente indomable), Flirting With Disaster (también escrita y dirigida por Russell y protagonizada por Ben Stiller), Confessions of a Dangerous Mind (Confesiones de una mente peligrosa) (debut como director de George Clooney, escrita por Charlie Kaufman y protagonizada por Sam Rockwell, Julia Roberts y Drew Barrymore), Derailed (Descarrilados) (dirigida por el nominado al Oscar Mikael Håfström y protagonizada por Clive Owen y Jennifer Aniston), y The Yards (La traición) (dirigida por James Gray y protagonizada por Mark Wahlberg, Joaquin Phoenix y Charlize Theron), así como de cuatro filmes [Chasing Amy (Mi pareja equivocada), Dogma, Jay and Silent Bob Strike Back y Jersey Girl (Padre soltero)], del escritor/director Kevin Smith, quien llegó a Miramax gracias al apoyo fundamental de Gordon.

Gordon se graduó de la Universidad de Northwestern y forma parte del concejo nacional de asesores de la escuela de comunicaciones. También es fundador de Kenny Gordon Foundation, una organización benéfica que recaba dinero para la prevención de arritmias cardiacas repentinas; apoya becas completas de cuatro años en la Facultad de Skidmore para jóvenes con desventajas económicas y educativas que deseen estudiar la universidad; y ofrece a niños de zonas marginadas la oportunidad de asistir a campamentos de verano a través del programa "Kenny's Kids", en el campamento Morry.

MEGAN ELLISON

(Productora) es la fundadora y directora general de Annapurna Pictures, una compañía de producción y financiamiento de cine que se centra en crear filmes sofisticados y de alta calidad, que sobresalgan entre aquellos producidos por estudios tradicionales de Hollywood. Como jefa de Annapurna Pictures, Ellison conserva de manera exitosa la visión de la compañía de producir proyectos conscientes de la crítica y de la taquilla, que llamen la atención a una audiencia emergente y diversa, y que le permita a los realizadores crear filmes de todos los géneros y presupuestos, sin perder su originalidad.

El proyecto más reciente de Annapurna, Foxcatcher, de Bennett Miller, protagonizado por Channing Tatum, Steve Carell y Mark Ruffalo, fue estrenado el año pasado por Sony Pictures Classics. El filme recibió cinco nominaciones al Premio de la Academia y tres nominaciones al Globo de Oro, incluyendo una a Mejor Película Dramática. Desde el 2013, los proyectos de Annapurna han recibido 17 nominaciones al Premio de la Academia, lo que hizo que Ellison se convirtiera en la primera mujer en haber recibido dos nominaciones a Mejor Película el mismo año. Esos proyectos incluyeron American Hustle, de David O. Russell, Her (Ella), de Spike Jonze, y The Grandmaster, de Wong Kar Wai.

Además, en el 2013, Spring Breakers (Spring Breakers, Viviendo al límite), dirigida por Harmony Korine, rompió records al haber obtenido la taquilla más rentable en su fin de semana de estreno en el 2013, para un filme con estreno limitado. Los estrenos pasados de Annapurna incluyen la nominada al Premio de la Academia® Zero Dark Thirty (La noche más oscura), de Kathryn Bigelow, y The Master (El maestro), de Paul Thomas Anderson, que recibiera múltiples nominaciones al Globo de Oro y al Premio de la Academia®

En la actualidad, Annapurna se encuentra en la producción de The Bad Batch, de Ana Lily Amirpour, de That's What I'm Talking About, de Richard Linklater, de la película animada Sausage Party, de Greg Tiernan y Conrad Vernon, y preparando la producción de Weiner Dog, de Todd Solondz, 20th Century Women, de Mike Mills, y de Downsizing, de Alexander Payne. Annapurna también volverá a hacer mancuerna con Bigelow en un filme basado en el libro de no ficción The True American.

MATTHEW BUDMAN (Productor Ejecutivo)

es director visionario ejecutivo y vicepresidente ejecutivo de Annapurna Pictures, una compañía de producción y financiamiento independiente ubicada en Los Ángeles. Desde la fundación de la compañía, Budman ha trabajado junto a la fundadora Megan Ellison para producir películas de primera categoría que sobresalgan por su delicado balance de atractivo comercial y mérito artístico.

Budman fungió como productor ejecutivo de American Hustle, de Russell. La película, protagonizada por Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams, Jeremy Renner y Jennifer Lawrence, recibió diez nominaciones al Premio de la Academia, siete nominaciones al Globo de Oro y recabó más de $250 millones de dólares en la taquilla mundial. Previo a ello, Budman coprodujo el filme Zero Dark Thirty, de Kathryn Bigelow, nominado a múltiples Premios de la Academia® y Globos de Oro, Killing Them Softly (Mátalos suavemente), de Andrew Dominik, y Lawless (Sin ley), de John Hillcoat.

Recientemente, ha continuado trabajando con Bigelow en el rol de productor ejecutivo en Last Days, un cortometraje animado que analiza los vínculos entre el comercio ilegal de marfil y el terrorismo. De igual manera, Budman se encuentra actualmente desarrollando con Bigelow la adaptación cinematográfica del best-seller The True American: Murder and Mercy in Texas. Previo a su trabajo en Annapurna Pictures, Budman produjo el cortometraje The Dreaming, ganador de la competencia Sony Shoot!, en colaboración con la Berlinale, en el 2008.

JOHN FOX

(Productor Ejecutivo) es socio de John Davis en Davis Entertainment. Ha sido pieza fundamental en el éxito de la serie de televisión The Blacklist. Sus proyectos venideros incluyen la nueva serie The Player, protagonizada por Wesley Snipes, y la comedia Dr. Ken, para ABC.

GEORGE PARRA

(Productor Ejecutivo) tiene más de treinta años de experiencia en la producción de cine, que lo ha llevado a colaborar con directores tales como Alexander Payne, Peter Yates, Oliver Stone, James Cameron, Michael Bay, Rob Cohen y Martin Campbell. Esta es su tercera película con David O. Russell, después de haber producido previamente American Hustle y Silver Linings Playbook. Algunos de sus filmes incluyen Terminator 2 (Terminator 2: El día del juicio final), The Rock (La piedra) y xXx (Triple X), así como películas clásicas de estudio, tales como Ghost (Ghost: La sombra del amor), The Mask Of Zorro (La máscara del zorro) The Fast & Furious (Rápido y furioso), por nombrar unas cuantas. Parra también produjo las películas independientes Nebraska y The Descendants (Los descendientes).

Después de haberse graduado de la Universidad Estatal de San Diego, con un título en cine y teatro, comenzó su carrera trabajando con directores tales como James Cameron y Francis Ford Coppola en sus filmes The Terminator y Peggy Sue Got Married (Peggy Sue, su Pasado la Espera), respectivamente. Poco tiempo después, Parra se convirtió en miembro del Directors Guild of America (Sindicato de Directores de los EE UU) y se abrió paso hasta pasar a formar parte del sistema de estudios. Algunos de sus largometrajes como asistente de director incluyen Terminal Velocity (Caída libre), Jingle All The Way (El regalo prometido), Election (La trampa), Any Given Sunday (Un domingo cualquiera) y About Schmidt (Las confesiones del Sr. Schmidt), entre muchos otros.

Su primer filme como productor fue Sideways (Entre copas), de Alexander Payne. El filme recibió cinco nominaciones al Premio de la Academia®, ganando el Oscar a Mejor Guión Adaptado, además de haber ganado dos Globos de Oro: uno a Mejor Película Comedia o Musical y Mejor Guión.

Otros largometrajes que Parra ha producido son The Way Way Back (Desde muy muy atrás), protagonizado por Steve Carell y Toni Collette, y el thriller de terror Asylum. Parra después producirá Risk, de Rob Cohen, que se encuentra actualmente en preproducción.

MARY McLAGLEN (Productora Ejecutiva)

es una realizadora veterana y versada que se ha encargado de la supervisión de los aspectos creativos y físicos de algunas de las producciones más memorables de la industria. Es una antigua colaboradora de Shawn Levy, después de haber producido Night at the Museum: Secret of the Tomb (Una noche en el museo 3: El secreto de la tumba), Real Steel, The Internship (Dos aprendices fuera de línea) y This Is Where I Leave You (Hasta que la muerte los juntó).

McLaglen también tiene una antigua colaboración con la actriz ganadora del Oscar Sandra Bullock, al haber trabajado juntas en ocho proyectos, incluyendo The Proposal (La propuesta), All About Steve (Alocada obsesión), The Lakehouse (La casa del lago), Miss Congeniality 2: Armed and Fabulous (Miss simpatía 2: Armada y fabulosa), Two Weeks Notice (Amor a segunda vista), Divine Secrets of the Ya-Ya Sisterhood (Divinos secretos), Practical Magic (Hechizo de amor) y Hope Floats (Vientos de esperanza).

McLaglen fungió como productora ejecutiva de The Guilt Trip (A toda madre), de Anne Fletcher, protagonizada por Barbra Streisand y Seth Rogen; Dodgeball: A True Underdog Story (Pelotas en juego); Pay It Forward (Cadena de favores), de Mimi Leder; y la comedia Envy (La envidia mata), de Barry Levinson. Coprodujo One Fine Day (Un día muy especial), Sgt. Bilko (Sargento Bilko), Moonlight and Valentino (Luz de luna), The Client (El cliente) y Sommersby (El Regreso).

McLaglen, que pertenece a una tercera generación de la industria cinematográfica, es nieta del actor de carácter ganador del Oscar Victor McLaglen (The Informer, The Quiet Man) e hija del director Andrew McLaglen (McLintock!, Shenandoah, The Rare Breed). Su hermano Josh McLaglen (Titanic, Avatar, los tres filmes de Night at the Museum) es uno de los asistentes de dirección más respetados de la industria.

Mary McLaglen comenzó su carrera como asistente de producción en los sets de su padre, y eventualmente ascendió de puestos hasta alcanzar el de coordinadora de producción [Nomads (Nómadas), Runaway Train (El tren del escape), Back to School (De vuelta al colegio)] y el de gerente de unidad de producción [Jack's Back, The Prince of Pennsylvania (El príncipe de Pensilvania), My Cousin Vinnie (Mi primo Vinnie)], antes de haber producido su primera película, Cold Feet, en 1988.

LINUS SANDGREN

(Director de Fotografía) es un cinefotógrafo sueco. Este es su segundo filme con David O Russell, después de haber trabajado por primera vez con él en American Hustle. También colaboró con los aclamados directores Gus Van Sant en Promised Land (La tierra prometida), y Lasse Hallström en The Hundred Foot Journey (Un viaje de diez metros).

Sandgren estudió en la escuela de cine de Estocolmo. Cuando no está trabajando en cine y comerciales, desarrolla una carrera como fotógrafo de videos musicales, cortometrajes y comerciales, que lo introdujeron al mercado internacional.

En el 2005, recibió el reconocimiento sueco Guldbagge, por su ópera prima Storm, y ha recibido múltiples premios, incluyendo Leones de Cannes y el Clio por su trabajo en comerciales. 

JUDY BECKER

(Diseñadora de Producción), oriunda de Nueva York, comenzó su carrera cinematográfica en la fértil comunidad de cine independiente de Nueva York. JOY: EL NOMBRE DEL ÉXITO es su cuarta colaboración con David O. Russell, seguida de The Fighter, Silver Linings Playbook, y American Hustle, por la que recibió una nominación al Premio de la Academia®. También es colaboradora de Todd Haynes, a quien además de haberle diseñado la producción de Carol este año, se encargó de su aclamada historia de Bob Dylan, I'm Not There (Mi historia sin mí).

Becker ha trabajado con muchos de los directores más aclamados de la actualidad, incluyendo Ang Lee [Brokeback Mountain (Secreto en la montaña)], Lynne Ramsay [We Need to Talk About Kevin (Tenemos que hablar de Kevin)] y Steve McQueen [Shame (Deseos culpables)]. Fungió como diseñadora de producción en muchos otros filmes notables, incluyendo Garden State (Tiempo de volver), de Zach Braff, Ruby Sparks (Ruby, La chica de mis sueños), de Jonathan Dayton y Valerie Faris, y Raising Victor Vargas, de Peter Sollett. También diseñó el programa piloto de Girls, de Lena Dunham, por el que recibió un Premio del Art Directors Guild (Sindicato de Directores de Arte).

MICHAEL WILKINSON

(Diseñador de Vestuario) es un diseñador de vestuario premiado. Variety incluyó recientemente a Wilkinson en su lista de realizadores 'Impacto del Equipo de Producción', que tienen una repercusión significante en su área de trabajo. Wilkinson ha sido nominado para un Oscar y un Premio BAFTA, y ha ganado Premios del Costume Designers Guild (Sindicato de Diseñadores de Vestuario), de los Premios Saturn, el Premio del Hollywood Film Festival y un Premio Hamilton Behind-The-Camera. Es miembro de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences (AMPAS, por sus siglas en inglés) (Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas) y del Costume Designers Guild (CDG), y tiene un título en diseño del National Institute of the Dramatic Arts (NIDA, por sus siglas en inglés) (Instituto Nacional de Artes Dramáticas), en Sídney. 

Wilkinson diseñó recientemente el vestuario para Superman Vs Batman, protagonizada por Amy Adams y Ben Affleck, y que presenta los diseños de los trajes de Batman, Superman y la Mujer Maravilla. Su demás trabajo incluye el muy reconocido guardarropa de American Hustle, protagonizada por Jennifer Lawrence y Bradley Cooper; de la post-apocalíptica Noah (Noé), con Russell Crowe y Emma Watson; de la más reciente versión de la franquicia de Superman, Man Of Steel (El hombre de acero), protagonizada por Henry Cavill; y de los últimos filmes de Twilight Saga - Breaking Dawn Part I y Part II (Crepúsculo), con Robert Pattinson y Kristen Stewart. Proyectos previos como diseñador de vestuario incluyen Babel, con Cate Blanchett y Brad Pitt; el éxito mundial 300; la fantasía de acción Sucker Punch (Sucker Punch: Mundo surreal); la película futurista Tron: Legacy (Tron: El legado), protagonizada por Olivia Wilde y Jeff Bridges; el thriller de acción Watchmen (Watchmen, Los vigilantes); el drama de la Guerra Civil Jonah Hex, con Josh Brolin y Michael Fassbender; y Terminator Salvation (Terminator - La salvación), protagonizada por Christian Bale.

Wilkinson también diseña vestuario para teatro, comerciales y eventos especiales. Creó cientos de vestuarios para las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Sídney, en el 2000. Ha sido orador de LACMA, Comic-Con, UCLA, el Director's Guild of America, AMPAS y de numerosos eventos. El año pasado fundó una compañía de diseño con su socio Tim Martin llamada Wilkinson Martin, creada para explorar la intersección de la moda y el cine. Su primera colaboración fue la reinterpretación de la colección primavera/verano de Prada, en el 2015, en Nueva York y Beijing.

SUSAN JACOBS

(Supervisora Musical) se ha encargado de la supervisión musical en películas ganadoras del Premio de la Academia®, tales como American Hustle, Silver Linings Playbook, Inside Job y Little Miss Sunshine (Pequeña Miss Sunshine), así como de las películas nominadas al Oscar Wild (Alma salvaje), Foxcatcher, Diving Bell and the Butterfly (El llanto de la mariposa), GasLand, Before Night Falls (Antes que anochezca) y Short Cuts (Vidas cruzadas). Con una carrera que abarca veinte años y contando, Jacobs ha trabajado en más de cien filmes y programas de televisión, incluyendo la exitosa serie The Jinx, para HBO, Our Idiot Brother (Nuestro hermano idiota), Catfish, GasLand Part 1 & 2, Diane Vreeland's "The Eye Has to Travel", el documental Beware of Mister Baker, de Ginger Baker, All Good Things (Crimen en familia), Sunshine Cleaning (Negocios brillantes), Kansas City, Basquiat, 54 (Estudio 54), Happiness (Felicidad), Unbreakable (El protegido), The Village (La aldea), Everything is Illuminated (Una vida iluminada), Capote, Lady in the Water (La dama en el agua), Diving Bell and the Butterfly, y muchas más.

Jacobs comenzó su carrera en la música en Island Records. Fue asistente de Chris Blackwell durante varios años antes de haberse dedicado a la representación de artistas, compositores y productores. Sus clientes fueron Hal Willner, Gavin Friday y Evan Lurie.

ALAN BAUMGARTEN, A.C.E.

(Editor) recibió una nominación al Premio de la Academia® y ganó un Premio Eddie del American Cinema Editors por su trabajo en American Hustle, de David O. Russell.

Recientemente, terminó Trumbo, para el director Jay Roach. Baumgarten y Roach colaboraron previamente en el aclamado filme Recount (Recuento), para HBO, por la que Baumgarten ganó tanto un Premio Emmy como un Premio Eddie de la ACE. También trabajaron juntos en Dinner for Schmucks (Una cena para tontos) y Meet the Fockers (Los Fockers: La familia de mi esposo).

Baumgarten también ha hecho mancuerna con el director Ruben Fleischer en múltiples proyectos, incluyendo Gangster Squad (Fuerza antigángster), 30 Minutes or Less (30 minuto o menos) y Zombieland (Tierra de zombis).

Sus otros créditos incluyen edición adicional en The Muppets (Los Muppets), para el director James Bobin, y en Funny People (Siempre hay tiempo para reír), para Judd Apatow, además de los largometrajes Charlie Bartlett (¿Quién es Charlie?), The Heartbreak Kid (La mujer de mis pesadillas), Fever Pitch, Dodgeball: A True Underdog Story (Pelotas en juego), The Adventures of Elmo in Grouchland, Lord of Illusions (El amo del terror) y The Lawnmower Man (El jardinero asesino inocente).

Nacido en Los Ángeles, Baumgarten estudió en la Universidad de California en Santa Cruz, y obtuvo su licenciatura de la Universidad de Nueva York.

JAY CASSIDY, A.C.E.

(Editor) comenzó su carrera como editor en la década de los '70 trabajando en documentales y anuncios políticos. A lo largo de su carrera profesional, Cassidy ha editado más de 30 filmes. Colaboró con Sean Penn en todos los filmes que Penn ha dirigido, más notablemente Into the Wild (Camino salvaje) (2007), por el que Cassidy fue nominado para un Premio de la Academia® a Mejor Edición. Fue nominado dos ocasiones más para el Oscar por su trabajo en Silver Linings Playbook y American Hustle, ambas de David O. Russell. Créditos recientes incluyen Fury y Foxcatcher.

Otros créditos incluyen An Inconvenient Truth (Una verdad incómoda) (2006), que en el 2007 obtuvo el Premio de la Academia® a Mejor Documental, Brothers (Entre hermanos) (2009), Conviction (2010) y Waiting for Superman (Esperando a Superman) (2010).

Cassidy es miembro de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences y de los American Cinema Editors.

TOM CROSS

(Editor) es un editor estadounidense de películas, documentales y televisión. Entre sus créditos notables se encuentran Whiplash (Whiplash: Música y obsesión), de Damien Chazelle, Any Day Now, de Travis Fine, Crazy Heart (Loco corazón) (editor adicional), de Scott Cooper, y la serie Deadwood (editor asistente), original de David Milch, para HBO.

En 1993, recibió su licenciatura en artes visuales de SUNY Purchase, y comenzó su carrera editando comerciales en la ciudad de Nueva York. Después, ingresó al mundo del cine independiente como editor asistente en películas tales como el drama de la Guerra Civil Ride With The Devil (Paseo con el diablo), de Ang Lee, y la película de terror Wrong Turn (Camino hacia el terror), de Rob Schmidt. Antes de haberse convertido en editor adicional de We Own The Night (Dueños de la noche) y Two Lovers (Amantes), ambas de James Gray, editó el documental de ciencia ficción W.I.S.O.R., de Michel Negroponte. Después, editó The Space Between y Any Day Now, para el director Travis Fine.  Ambos filmes se estrenaron en el Festival de Cine de Tribeca. Cross  colaboró después con el director Damien Chazelle en el cortometraje Whiplash, que ganó el Premio del Jurado en la Sección de Cortometrajes-Ficción de los EE UU en el Festival de Cine de Sundance, en el 2013. Más tarde ese año, editó el largometraje de Whiplash, que se estrenó en la sección de competencia del Festival de Cine de Sundance, en el 2014, donde ganó tanto el Premio del Público como el Gran Premio del Jurado, en la Categoría Dramática de los EE UU.

Después de que Whiplash fuera estrenada en cines, Cross ganó un Premio BAFTA a Mejor Edición, un Premio Independent Spirit y después un Premio de la Academia® por su trabajo como editor del filme.

Otros créditos recientes incluyen el programa piloto Evil Men, dirigido por Gary Fleder, para USA, la película Time Lapse, dirigida por Bradley King, y The Driftless Area, dirigida por Zac Sluser.

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

https://elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES



Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP