marzo 25, 2018


Las estrellas de cine nunca mueren: Sinopsis, reparto, ficha: Film stars don't die in Liverpool

SINOPSIS

A fines de septiembre de 1981, Peter Turner recibió una llamada telefónica que cambiaría su vida para siempre. Su examante, la actriz de Hollywood Gloria Grahame, se desmayó en un hotel de Lancaster. Se negó a recibir atención médica y, en cambio, se comunicó con Turner, quien, a pedido de Grahame, la llevó a su cálido pero caótico hogar familiar en Liverpool.

La pareja se había conocido unos años antes: sus caminos se cruzaron en una casa de huéspedes en Primrose Hill en la que se alojaban. Turner era un aspirante a actor; Grahame, una estrella en decadencia. Ella se había hecho famosa en el sistema de Hollywood; solía hacer de la compañera de gánster, la fulana o, como señala Turner en su autobiografía, "la tarta con corazón". Actuó en una serie de películas de cine negro, incluyendo La muerte en un beso (filmada por Nicholas Ray, su esposo en ese momento), una película triste e inolvidablemente romántica con Humphrey Bogart, y Los sobornados, una película clásica de Fritz Lang que protagonizó junto a Lee Marvin.

Gloria brilló en películas como Encrucijada de odios, en la cual estuvo nominada al Óscar, La última coartada y Miedo súbito, mientras que su actuación en Cautivos del mal le valió el Óscar a Mejor Actriz de Reparto. Le puso humor al papel de Ado Annie Carnes, la joven que "no puede decir 'no'" en la adaptación cinematográfica del musical Oklahoma, de Rodgers y Hammerstein, y le aportó mucha energía a su papel de la joven aplastada por un elefante en El espectáculo más grande del mundo, de Cecil B. DeMille. Además, encarnó a Violet en la película navideña preferida: ¡Qué bello es vivir!

5a6b2efad3677dd2d06c7f8f8.jpeg

Sin embargo, cayó en desgracia y, a sus cincuenta y pico, terminó trabajando en producciones teatrales de menor escala en el Reino Unido. Como señala su casera en el guión de Las estrellas de cine nunca mueren, "fue un gran nombre en las películas en blanco y negro. No le fue tan bien en las de color". Cuando Turner la conoció (él rondaba los treinta), no sabía quién era. No obstante, estas almas con intereses afines entablaron una amistad, que luego se transformó en un verdadero romance.

Se mudó a Nueva York, pero su relación no duró: fracasó ante las inseguridades de la pareja y el segundo diagnóstico de cáncer de Grahame. Fue solo a raíz de su desmayo en Lancaster ese día fatídico de 1981 que Turner se enteró de la gravedad de sus problemas de salud. Aunque su relación no prosperó, su amistad sí y fue a Turner a quien recurrió en los momentos difíciles.

En 1986, Turner publicó su autobiografía, titulada Las estrellas de cine nunca mueren, que narra su historia de amor y pérdida con la exestrella de Hollywood. Es un relato afectuoso, conmovedor e irónico de esta historia increíble. Y ahora, más de 30 años después, llega a la gran pantalla con Annette Bening en el papel de Gloria Grahame y Jamie Bell como Peter Turner.

Los impulsores de la adaptación cinematográfica son los productores Colin Vaines y Barbara Broccoli. Durante mucho tiempo, Broccoli tuvo la ambición de llevar la historia de Turner y Grahame al cine.

"He querido hacer esta película desde hace más de 20 años", comienza diciendo Broccoli. "Significa mucho para mí. Conocí a Gloria y Peter cuando estaban juntos".

Broccoli llegó a conocer a Turner cuando él estaba trabajando en una serie llamada Spearhead (Incursión en el espacio) junto al novio de Broccoli en ese entonces. "Luego me encontré con Gloria varias veces. Era una actriz extraordinaria y una persona encantadora. Tenía algo que cautivaba".

"Obviamente, fue tremendo cuando Gloria murió y Peter estaba desolado", continúa Broccoli. "Pero bastante tiempo después nos mostró este manuscrito y dijo que lo había enviado a un editor. Era una autobiografía conmovedora, simple y hermosa".

5a6b2efad44c1443ed2f98086.jpeg

Fue publicada por Pan Macmillan en el Reino Unido, Picador en los Estados Unidos, y tuvo una recepción positiva. "Peter y yo hablamos sobre hacer la versión cinematográfica y, aunque llevó tiempo, finalmente lo logramos".

"Me pareció una historia de verdad fantástica y un libro totalmente único", dice Vaines. "Nunca había leído algo así. Fue una historia de amor muy inusual entre dos personas que provenían de mundos del todo diferentes, y se trató del poder duradero del amor".

Asimismo, Vaines pudo percibir que el público se conectaba fácilmente con el personaje de Peter Turner. "Para la mayoría de la gente, él es un hombre común y está tratando de ganarse la vida. Le va bien, pero le ocurre algo especial, lo cual le puede suceder a la gente de muchas maneras cuando se enamora de alguien. Y sucedió que conoció a una mujer extraordinaria, que resultó ser una gran actriz de Hollywood de los años cuarenta y cincuenta".

Hace alrededor de ocho años, Vaines volvió a leer el libro de Turner y dice que le llamó la atención su potencia. Vio que Broccoli tenía los derechos y le preguntó si le gustaría colaborar en el proyecto y trabajar con un joven guionista llamado Matt Greenhalgh, que había escrito los guiones de Control y Mi nombre es John Lennon.

"La forma de escribir de Matt tenía algo a lo cual yo respondía", añade Vaines. "Y creí que tenía exactamente las cualidades correctas para escribir la historia de Peter Turner. Sabía que comprendería los dos aspectos: el mundo del muchacho de la clase trabajadora y el mundo del cual provenía ella. Entonces le pregunté a Barbara si le interesaba trabajar en este proyecto juntos y sugerí que Matt fuera el escritor".

A Broccoli le encantó la idea. Dice que Greenhalgh hizo un gran trabajo con el guión y que a ella y a Vaines los alegró que Paul McGuigan quisiera dirigir la película. Vaines explica: "Tanto Barbara como yo creímos que Paul aportaría su gran calidad visual a la producción, pero él también tiene una gran conexión con los actores y de verdad comprendió el guión".

Broccoli coincide: "He querido trabajar con Paul desde hace muchos años y su participación fue un catalizador para realizar la película".

5a6b2efad513905818588d3d3.jpeg

FILMAR A ESTRELLAS DE CINE…

Para el director Paul McGuigan, el atractivo de realizar Las estrellas de cine nunca muere radica en la mismísima Grahame y el hecho de que esta parte fascinante de su historia de vida fue contada a través de la experiencia única de Peter Turner.

"Habiendo trabajando en el cine durante tantos años, he mirado muchas películas de Grahame", dice. "Ella tuvo una vida fabulosa, que fue algo controvertida también, pero Peter no sabía nada sobre ella; no existía internet en esos días".

"También me gustó el recurso narrativo inocente de este joven que se enamora de ella. Y entonces el público llega a conocerla a través de sus ojos", agrega él. "Me pareció buenísimo y fue un gran libro también. Luego el guión de Matt filtra los aspectos más importantes de esta historia aún más; es un guión muy contundente".

Matt Greenhalgh dice que el libro de Turner lo tomó por sorpresa. "No esperaba esta historia en absoluto", dice. "Sin embargo, pude ver de inmediato el potencial que tenía. Una historia como esta debe tener una cierta profundidad para atrapar al público porque no puedes simplemente usar el nombre de Gloria. Ya no es tan conocida ahora. No es Marilyn Monroe. Tener ganas de que el libro sea una película mientras lo lees da buena prueba de este".

McGuigan respondió al guión de Greenhalgh de inmediato y tuvo un visión clara y única de cómo quería contar esta historia particular. "No quería contar la historia de quién era ella hasta que Peter descubriera quién era ella verdaderamente", dice. "No quería hacer flashbacks a su vida o sus películas".

En cambio, McGuigan eligió rendir homenaje a varios de sus trabajos famosos, en especial, las películas de cine negro. "Quería que muchas escenas parecieran bastante teatrales y muchas de ellas se filmaron en el estudio".

Así, hay varias transiciones interesantes entre las distintas escenas. "Hicimos muchas transiciones donde el set cambiaba y terminabas en otro", explica el director. "Un personaje entraba por la puerta de un escenario y terminaba en Los Ángeles o atravesaba una puerta y terminaba en una playa".

Además, le hizo una reverencia a la filmografía de Grahame usando la proyección de fondo (back projection), una técnica frecuente en muchas de sus películas de cine negro. Un ejemplo notable es una escena en la playa que Grahame y Turner comparten en Malibú, que hace una referencia específica a un momento clásico de Grahame y Bogart en La muerte en un beso.

"Miramos muchas películas que hizo y tomamos como referencia varias escenas de ellas, como esa escena de la playa", dice McGuigan. "Quería reproducir la proyección de fondo tal como lo hacían en esas películas. Quería lograr la misma sensación".

"Todo se hace a través de la cámara. Por lo general, usarías una pantalla verde para una escena como esa y luego la rellenarías o irías realmente a la playa. Pero me gustó la idea de tener este sentido de realidad acentuada".

Otra idea que empleó McGuigan fue filmar una escena particularmente importante ―la separación de la pareja en el departamento de Grahame de Nueva York― desde dos perspectivas distintas. Esto permite al público comprender mejor por qué Grahame tuvo que dejarlo ir.

McGuigan explica: "Muestro la misma escena dos veces para que veas la separación desde el punto de vista de Peter. Ves la serie de eventos que desencadena la separación. Y luego, diez minutos después, volvemos atrás y lo hacemos a través del punto de vista de Gloria. Esto te permite entender por qué tuvo que dejarlo ir, y es muy claro, emocionalmente".

5a6b2efad598d185587999e55.jpeg

GLORIA + PETER

La actriz principal, Anne Bening, deseaba hace mucho encarnar a Gloria Grahame en esta historia. De hecho, ella y Broccoli habían hablado por primera vez sobre el papel hace más de 20 años. Sin embargo, Bening hubiera sido demasiado joven para interpretarlo en ese entonces.

"Annette siempre fue la única persona que quise que interpretara este papel", dice Broccoli. "Es una gran actriz, pero, al mismo tiempo, se conecta de verdad con el personaje de una manera profunda".

"Estaba muy entusiasmada con Gloria y sus complejidades como diosa de la pantalla grande y también como persona. No es una biografía. Es mucho más. Annette y yo esperamos el momento justo y ese momento es ahora".

Vaines dice que la actuación de Bening es excepcional. "Annette está extraordinaria en la película", dice él. "Y hay un momento en el que sobrepasa la actuación y se convierte en ella".

Para Bening, actriz nominada al Óscar cuatro veces, la larga espera entre sus primeras conversaciones con Broccoli y la producción de la película ha sido una bendición. "El hecho de que Barbara y yo hablamos al respecto muchos, muchos años atrás enriquece el papel", explica la actriz, "porque, por más que no te sientas a pensar en eso todos los días, está en tu inconsciente y se filtra. A mí me pasó".

"Toda la naturaleza de la historia y la relación única y excéntrica que tenían, lo que significó para ellos y la manera en que Peter lo escribió, eso siempre estuvo conmigo".

La fascinación de Bening con Grahame comenzó cuando ella estaba filmando Los estafadores, una película de 1990, con el director Stephen Frears. "Cuando estaba trabajando en esa película, Stephen la mencionó y me dijo: 'Oye, podrías mirar sus películas´. Los estafadores era una película noir-esque y, por eso, tenía sentido mirar cine negro de todas maneras y las mujeres de ese período y la forma en que eran retratadas. Gloria, desde luego, tiene un lugar especial en ese período".

"Tenía una presencia muy interesante en la pantalla y escuchaba. Cuando la observas, sientes que tiene vida interior y eso es lo que fascina de ella".

Según McGuigan, el conocimiento que Bening tenía de la personalidad en la vida real era profundo. Recuerda ir a la casa de Bening a hablar sobre el film. "Y Annette sacaba fotografías y libros sobre Gloria", recuerda. "Sabía mucho más sobre ella que yo. Ya le había formulado preguntas a personas de Hollywood que la conocían y sabían cómo era. Le hacía preguntas muy relevantes".

McGuigan y todos los productores clave también pasaron tiempo con el propio Turner. Bening, McGuigan, Broccoli y Turner viajaron hasta Liverpool antes de que comenzara la producción y golpearon la puerta de la mismísima casa que había sido propiedad de la familia de Turner y en la que Grahame se había alojado.

"Una joven abrió la puerta y se sorprendió mucho", dice McGuigan. "Vio a Annette Bening y dijo: '¿Qué pasa?'. La mayor parte del proyecto se trató de seguir el olfato de Annette y lo que ella quería encontrar. Fue importante para ella como actriz ahondar en el tema".

Sobre todo, Bening quería ser precisa. "Quería ser tan verdadera como pudiera, pero no tenía mucha gente con la cual hablar", admite. "En el caso de muchas figuras públicas, hay mucha información y encuentras entrevistas y personas que hablan sobre ellas".

"Pero, en el caso de Gloria, no hay mucho, de modo que tuve que extraer la mayor parte de lo que describió Peter. Le formulé a Peter muchas preguntas y también respeté su privacidad. Peter es muy reservado. El libro es muy reservado".

"La manera en que Peter la vio desde el momento en que la conoció hasta el final de la historia tiene un matiz increíble", dice Bening, "y espero que la película refleje eso. Ella atraviesa un proceso desde el momento en que se conocieron hasta el final".

"La historia en la película no se cuenta en forma secuencial, pero tuve que pensarla así como hilo conductor. Cuando consideras el estado de ánimo de ella, no hay respuesta absoluta porque Gloria no está contando la historia. Peter cuenta la historia, por lo que es de verdad su punto de vista".

Con una historia extraída de la autobiografía de Turner y contada, en gran medida, desde su perspectiva, encontrar al actor justo para el papel era imperioso. De acuerdo con Broccoli, el casting fue difícil.

"La película es contada principalmente desde el punto de vista de Peter, así que él es la puerta de entrada del público", dice ella. "Es la ventana al mundo de Gloria y debe ser muy creíble y veraz. Debes comprender toda la complejidad emocional de su personalidad, todo lo que experimenta".

"En el caso de Peter, es la historia de su crecimiento porque Gloria tuvo mucho impacto en él y lo afectó toda su vida. Esta relación dejó su marca, de modo que el actor que eligiéramos tenía que cubrir el gran hueco que él dejó".

Los productores eligieron a Jamie Bell. "Él es muy verosímil y eso es clave. Fue muy importante para Paul McGuigan ver que todos los actores actuaran de manera muy real y verosímil, eso es lo que causa el impacto emocional", continúa Broccoli.

"Me puse a llorar muchas veces y me reí también. Hay mucho romance, glamour y amor, pero también hay muchas emociones a flor de piel, y la actuación de Jamie es magnífica".

McGuigan coincide con su productor. "Todos salen de la proyección de este film diciendo que Jamie Bell está fabuloso".

Es el matiz que Bell le confiere a su actuación lo que deslumbra. "Es uno de los actores que, si enciendes la cámara, no necesita decir nada y, sin embargo, lo dice todo", agrega McGuigan.

"Es muy interesante. Como productor, sabes que puedes volver a Jamie y él te dirá lo que sucede en la escena sin decir nada. Tiene un rostro muy expresivo. Interpreta a Peter muy bien. No es fácil de convencer y de verdad entiende toda la dinámica familiar también".

"Sabes que Annette lo logrará", continúa McGuigan. "Sabes que te dará algo especial. No estoy diciendo que no crees eso de Jamie, pero, para mí, él es el arma secreta que tenemos en esta película".

Para Bell, el papel de Peter Turner fue multifacético y muy gratificante. "Para mi personaje, la película es de verdad una montaña rusa", dice el actor. "Él pasa por todo: enamorarse, perder a alguien, las presiones que conllevan todo eso. Además, su familia lo molesta".

"Es audaz también", continua. "La naturaleza de su relación en ese momento fue casi tabú porque ella era una mujer grande. Tiene tantos matices este hombre, sobre todo su lealtad y afecto por esta mujer. El personaje me parece muy estimulante y hace mucho tiempo que no veo algo en sí en el cine".

Trabajar con Bening fue un regalo, dice él, en especial debido a la naturaleza poco convencional de la conexión entre los personajes. "Ellos son almas gemelas y eso es algo que quería explorar con una gran actriz como Annette", comenta él.

También apreció la manera en que Paul McGuigan enfocó la película.

"Temáticamente, hay mucho para hacer con los recuerdos y los sueños y la perspectiva", dice Bell.

"Cuando la gente se da cuenta a través de la película del tipo de carrera que disfrutó Gloria, ve en su justa medida el modo en que vive su vida, la situación en la que la encontramos con este joven actor inglés y, luego, su muerte en el dormitorio de la madre de él en Liverpool".

"El contraste no podía ser más duro y Paul realmente utilizó los recuerdos y los sueños con mucha fluidez en este film".

Bell disfrutó, en particular, la forma en que McGuigan pasa de una escena a otra. "Paul filmó la película, de modo que Peter sale del momento actual, presente, en que Gloria está muy enferma en Liverpool e ingresa directamente en un recuerdo, ya sea en Los Ángeles, Nueva York o Londres".

"Paul de verdad quería que fluyeran los recuerdos y el movimiento hacia el pasado, el movimiento hacia los recuerdos, y mostrar cómo, a veces, esos recuerdos son distorsionados desde el punto de vista de distintas personas. El uso de eso en el film es muy original y es una gran forma de contar una historia. También tenemos un elenco extraordinario en general. Realmente quería formar parte de este proyecto".

5a6b2efad64da1facacb2f84b.jpeg

VALORES FAMILIARES

El elenco desborda de talento, incluye a Vanessa Redgrave, que deslumbra en una escena memorable e interpreta a la madre de Grahame, Jeanne McDougall. Al mismo tiempo, la familia de Turner comprende a Stephen Graham como su hermano Joe hijo, Kenneth Cranham como su padre y Julie Walters como su madre, Bella.

El público es introducido a la familia de Turner cuando él lleva a Grahame de regreso a la casa de ellos en Liverpool e ingresa en el medio de una acalorada discusión que

"Otra cosa que me gustó mucho sobre esta historia fue la idea de que esta mujer estuvo en la cima en Hollywood, vivió en mansiones junto a gente famosa y experimentó una vida increíble en Hollywood y termina en una pequeña casa de la clase trabajadora en Liverpool", dice McGuigan.

El dormitorio en el cual se queda Grahame parece un homenaje a la década de 1950. "Y es una yuxtaposición fabulosa", agrega el director. "Luego, por supuesto, tienes el acento de Hollywood y el acento de Liverpool, que es un contraste interesante también".

Una de las que habla con el acento de Liverpool es Julie Walters, quien regresa a un área en la que causó mucho impacto como Educando a Rita y la clásica serie de TV The Boys from the Black Stuff.

"La madre, en muchas familias de la clase trabajadora, es el motor de la familia, la matriarca", dice McGuigan. "Y Julie Walters la interpreta a la perfección".

Walters se deleitó con ese papel. "Bella es una matriarca y una auténtica mujer católica, de la clase trabajadora de Liverpool", dice ella. "Conocí a muchas mujeres así en mi juventud, cuando viví allí durante dos o tres años".

"Es una mujer fuerte y al pobre Joe padre no lo deja participar la mitad del tiempo", agrega riéndose. "Él hace lo que le dicen. Me encantan las mujeres fuertes. Puedes darte cuenta de por qué a Gloria le atrae Bella como persona. Es capaz y fuerte y se va a ocupar de las cosas".

Como a su director, a Walters le atrajo el contraste entre la clase trabajadora de Liverpool y el glamour del antiguo Hollywood. "El hecho de que es una historia real es fascinante y la combinación de Hollywood con los barrios bajos de Liverpool es maravillosa", declara ella.

"Habitualmente, esta clase de historias es sobre un choque de culturas, pero no es así. Gloria está muy enferma, pero ellos se comportan como si no fuera de Hollywood.

También me encantó el hecho de que Jamie iba a participar en el film; me pareció lindo poder volver a trabajar con Jamie". Los dos trabajaron juntos en Billy Elliot, la película que le dio mucha popularidad a Bell.

"También era la oportunidad de trabajar con Barbara Broccoli", continúa Walters. "Ella tiene fama de ser genial y toda la experiencia fue maravillosa".

Kenneth Cranham está de acuerdo. El actor, que interpreta al marido de Bella, Joe padre, había trabajado con Walters en la producción de La fiesta de cumpleaños, de Harold Pinter. "Conozco a Julie hace mucho, mucho tiempo y es grandioso trabajar con ella de nuevo. Es una actriz consumada".

"Y fue una película maravillosa para filmar. Hay una dinámica familiar muy interesante, en especial, entre Joe y Bella. Él siempre acumula cosas y a ella ¡la saca de quicio!".

El papel de Joe hijo, el hermano de Peter Turner, se lo otorgaron a Stephen Graham.

"Fue lindo hacer algo en mi propio acento", se ríe el actor nacido en Merseyside.

Graham disfrutó, en especial, la relación entre los hermanos. Como suele suceder entre hermanos, hay toma de pelo, un poco de tensión y mucho amor y respeto.

"Peter es como el niño de oro en muchos sentidos porque es el que viajó a Londres a probar suerte y es un poco el regreso del hijo pródigo", dice Graham.

"En cambio, en el caso de mi personaje, soy el hombre común. Soy parte del decorado".

McGuigan concuerda y agrega: "Joe es uno de esos hombres que siempre está para su madre. Toma el té en la casa de su madre y luego regresa a su casa. Hay roces entre Peter y Joe, que surgen de esta idea de que Peter es un actor y Joe cree que es un trabajo muy remilgado. Eso crea tensión".

Para Graham, esta experiencia particular se asemejó a la que él vivió. "La actitud de Joe hacia el trabajo de Peter es muy similar a mis experiencias personales", confirma el actor. "Tengo muchos primos que me tomaban el pelo cuando actué por primera vez. Solían llamarme 'marica'; de hecho, extraje algunos parlamentos de mi experiencia y los usé en la película".

Sin embargo, no hay mala intención detrás de la toma de pelo. "Para eso nació un hermano menor, ¿no? Para tomar el pelo", sonríe. "Aunque Joe cree que está bien decirle actor marica a Peter, si otra persona lo hiciera, defendería a Peter en todo. Está muy orgulloso de él por más que no le gusta admitirlo".

Graham pasa a contar que le encantó trabajar con un elenco tan admirable. "Jamie estuvo fabuloso. Es un actor fantástico y fue brillante complementar a alguien como él o a Kenneth Cranham como mi padre. Y Julie Walters es extraordinaria. Es la mejor. És mi heroína y un verdadero ícono".

Otra actriz icónica que participa en la película es Vanessa Redgrave, quien protagoniza una escena ambientada en Los Ángeles, interpretando a la madre de Grahame, Jeanne. "Vanessa es una leyenda y causa un impacto muy grande en la película porque hay una escena bastante larga con su personaje", dice McGuigan. "Y la madre de Gloria era bastante excéntrica".

La madre de Grahame era natural de Escocia y trabajaba en Los Ángeles como coach de actuación. "Acompañaba a Gloria a todas partes cuando trabajaba en Hollywood", continúa McGuigan, "e, incluso cuando Gloria era mayor, la madre siempre estaba allí, en el set. Era una de las madres del mundo del espectáculo".

Era aficionada a Shakespeare y la concientizó sobre los clásicos del teatro. "Su madre es bastante teatral también, de modo que Vanessa era perfecta", dice el director. "Comprendió el papel a la perfección y se dejó llevar en esa gran escena".

La escena desborda de tensión cuando la hermana mayor de Gloria, interpretada por Frances Barber, está llena de rivalidad. "Joy de verdad quería ser Gloria", explica McGuigan. "Quería ser actriz, pero su madre pudo ver que Gloria que tenía el talento, así que concentró todos sus esfuerzos en Gloria y, en la escena que tenemos con ellas, hay muchísima tensión entre las hermanas".

La escena se revela cuando Grahame lleva a Turner a conocer a su madre en Los Ángeles y muestra a Bening, Bell, Redgrave y Barber. "Gloria se casó con su hijastro, lo cual fue muy controvertido en ese momento, como te puedes imaginar, y los rumores al respecto afloran en esta escena", continúa McGuigan.

"Es una gran escena y da gusto verla. Annette y Vanessa Redgrave son como dos conductores de este gran cuarteto de actuación. Fue una de esas escenas donde te cruzas de brazos y dejas que suceda".

5a6b2efad708a29cbd098f8e7.jpeg

EN LA LOCACIÓN CON LAS ESTRELLAS DE CINE…

Si bien los interiores y las locaciones en Los Ángeles y Nueva York se filmaron en el set de Pinewood Studios, la producción filmó planos de establecimiento en Liverpool. Asimismo, una casa en la calle Huskisson de Liverpool aparece como el exterior de la casa de huéspedes de Primrose Hill.

Otras locaciones de Liverpool de la vida real, que se utilizaron en la película, incluyen Ye Cracke, un pequeño pub característico que oficia de anfitrión para una escena íntima entre Turner y su padre después de que él llevó a Grahame de regreso a la casa, y también Philharmonic Dining Rooms, un pub muy ornamentado de Liverpool que representa un pub londinense al cual Turner y Grahame van a tomar un trago.

Una de las locaciones más destacables de Liverpool es el famoso teatro The Playhouse, donde transcurre un momento conmovedor al final de la película en el cual Turner y Graham leen Romeo y Julieta.

"Cuando visitamos Liverpool por primera vez con Annette, fuimos a The Playhouse", recuerda McGuigan. "Y apenas entramos, Barbara dijo: '¡Mira! ¡Tenemos que filmar aquí!'. Podríamos haber filmado en cualquier otra parte, pero The Playhouse es un lugar

tan único que estoy muy feliz de que hayamos filmado allí. The Playhouse cumple un gran papel en el film".

LA MÚSICA DE LAS ESTRELLAS DE CINE

Los productores se valieron del Peter Turner de la vida real como recurso durante toda la producción, pero estuvieron especialmente agradecidos por su aporte en lo que hace a la música. McGuigan quería saber qué canciones solía escuchar cuando estaba con

Gloria. "Y resultó ser muy buena música de 1978 y 1979, algo de Northern Soul brillante y un poco de música disco", recuerda el director.

Como era la historia de Grahame también, McGuigan quiso asegurarse de incluir una canción determinada de Elton John, Song for Guy, que era la favorita de ella.

"Era importante recordar que Liverpool es una ciudad muy musical", continúa McGuigan. "Por eso, necesitábamos el Northern Soul y también tenemos la escena en la Nueva York de la década de 1970 y luego los primeros sonidos de California de la década de 1960 y 1970 también".

"Queríamos que la música sirviera para crear la atmósfera de este mundo porque es un mundo bastante realzado en la pantalla".

La última pista, You Shouldn't Look At Me That Way ("No deberías mirarme así"), fue escrita e interpretada por el aclamado cantante y compositor Elvis Costello, cuya familia es oriunda de Liverpool. Costello ya era muy consciente de la vida y la obra de Grahame, y había incorporado la imagen de ella a su espectáculo teatral.

Por eso, cuando Broccoli y McGuigan llegaron al London Palladium para ver a Costello, antes de conversar sobre la posibilidad de colaborar en el film, se sorprendieron al observar la foto de Grahame en una pantalla de TV durante la canción Church Underground. "Debe de haber sido asombroso para Barbara y Paul", se ríe Costello.

Costello ya sabía del libro de Turner y es muy amigo del dramaturgo Alan Bleasdale, cuya obra interpreta Turner al principio de la pieza. "Cuando vi el nombre de Alan en el guión, me remitió a ese tiempo y a ese lugar más vívidamente", dice.

No hace falta decir que la conexión de Costello con ese período y las personas implicadas en la historia desemboca en la pista. "Es una canción que se trata de dos personas con muchos secretos", explica. "Tenían una relación y tal vez les costaba verse como de verdad eran. Un amante es un poco vanidoso, pero también muy vulnerable".

"El título realmente surgió de eso", agrega. "You Shouldn't Look At Me That Way podía referirse a la mirada seductora, pero también a la súplica de no ser juzgado".

Al escribir una canción, dice Costello, el objetivo es hacer eco de los temas y las ideas de los productores.

"Quieres que la canción tenga su propia historia, que sea independiente de la película, pero también debe concordar con las imágenes finales del film con un mensaje sobre la resistencia de tanto el orgullo como el amor".

SENSATEZ Y SENTIMIENTOS

Para todos los productores, era fundamental no solo contar una historia bella, sino hacerlo con tacto y de una manera delicada. Tenían que ser sensibles a la historia de Turner y su experiencia.

Bell explica: "Peter es un buen hombre, increíblemente generoso e increíblemente afectuoso. Puedo ver por qué alguien como Gloria Grahame se enamoraría de él. E incluso ahora, años más tarde, le hace aflorar emociones y es increíblemente visceral para él. Es su vida y Gloria fue una persona muy importante en su ella. Esta experiencia determinó su vida y lo definió".

"Entonces Annette, Barbara, Paul y yo teníamos la responsabilidad de enfocar esto con mucha cautela y mucho cuidado porque se trata de las experiencias muy personales de alguien que ahora estamos compartiendo con el mundo".

Según Bening, el amor que compartieron era único. "Él era un joven que creció en una gran familia de Liverpool y ella creció en Hollywood", dice ella. Gloria es mucho mayor y había sido una gran estrella de cine.

"Ella no es Marilyn Monroe, pero tiene algo único y su vida personal también. Analizando la conexión que tuvo con Peter, terminé pensando que él debe de haber sido la persona más dulce, afectuosa y tolerante con la que, probablemente, haya estado. Necesitamos demostrar eso".

Sobre todo, dice Broccoli, querían respetar la memoria de Grahame. "Y este film celebra la asombrosa carrera que tuvo y el hecho de que ella siguió siendo ella".

Vaines coincide. "Gloria es un personaje muy interesante", dice. "Era una verdadera disidente y nunca jugó el juego del sistema de Hollywood. Pero era muy sexy y hermosa, y tenía un gran sentido de la ironía respecto de ella misma y los personajes que interpretaba".

Fue este lado de ella que Broccoli realmente admiró. "Gloria no sucumbió al sistema de Hollywood", dice ella. "Siempre supo quién era y fue una adelantada. Estuvo muy a favor de los movimientos feministas y de los derechos de los gays. De verdad luchó por todo eso. Fue una mujer extraordinaria y es una historia especial".

BIOGRAFÍAS DEL ELENCO ANNETTE BENING (Gloria Grahame)

Annette Bening fue nominada cuatro veces a los premios de la Academia, ganó dos veces el Golden Globe y recibió dos veces el Screen Actors Guild Award. Sus últimos trabajos en la pantalla grande incluyen la adaptación de Michael Mayer de La gaviota, la obra teatral de Anton Chekhov, que coprotagoniza con Saoirse Ronan; Mujeres del siglo XX, de Mike Mills, que protagoniza junto a Greta Gerwig y Billy Crudup; y La excepción a la regla, de Warren Beatty.

En 2011, Bening protagonizó junto a Julianne Moore y Mark Ruffalo Los niños están bien, una película de Focus Features que fue un éxito tanto desde el punto de vista comercial como desde el punto de vista de la crítica. Su papel como Nic le valió el Golden Globe y el premio New York Film Critics Circle así como la nominación en la categoría Mejor Actriz a los premios Óscar, Screen Actors Guild, Critics Choice e Independent Spirit.

Bening también protagonizó el film aclamado por la crítica Belleza americana, por el cual ganó dos Screen Actors Guild Awards y un premio BAFTA y recibió una nominación como Mejor Actriz a los premios de la Academia y a los Golden Globe. Por su papel en Julia, una mujer seductora, Bening ganó el Golden Globe y el National Board of Review Award, y recibió nominaciones al Óscar y el Screen Actors Guild Award.

A Bening le rindieron homenaje en los festivales de cine de Deauville, Boston, Palm Springs y Chicago con premios a la trayectoria. Asimismo, recibió el premio Donostia en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Bening recibió una nominación a los premios Tony y ganó el premio Clarence Derwent a Mejor Debut de la Temporada por su papel en Coastal Disturbances. Se graduó en la Universidad Estatal de San Francisco y fue aceptada por el American Conservatory Theatre en San Francisco, donde se entrenó hasta que se incorporó a The Acting Company.

JAMIE BELL (Peter Turner)

Cuando era aún un adolescente, Jamie Bell saltó a la fama mundial con su papel protagónico en Billy Elliot, de Stephen Daldry. Entre las muchas distinciones que recibió por su actuación, se encuentran el premio BAFTA a Mejor Actor y el premio British Independent Film Award en la categoría Revelación.

Representó a Smike, el memorable personaje de Charles Dickens, en la adaptación cinematográfica de Nicholas Nickleby, del director y escritor Douglas McGrath.

JULIE WALTERS (Bella)

Julie Walters, CBE es una actriz y escritora inglesa. Ganó dos premios BATFA de cine, un Golden Globe y cuatro premios BAFTA de televisión. También recibió el BAFTA Fellowship en 2014. Además, ganó el premio London Critics Circle Film Awards como Mejor Actriz del Año en 2001.

KENNETH CRANHAM (Joe padre)

Kenneth Cranham es un prolífico actor de teatro, radio, televisión y cine, de origen escocés. Se entrenó en el Teatro Nacional de los Jóvenes de Gran Bretaña (NYT, por sus siglas en inglés) y en la Real Academia de Arte Dramático (RADA, por sus siglas en inglés). Desde que se graduó, su carrera abarcó 40 años.

BIOGRAFÍAS DEL EQUIPO TÉCNICO PAUL McGUIGAN (Director)

Nacido en Bellshill, Escocia, Paul McGuigan demostró un talento particularmente sólido para narrar historias dramáticas y sobre crímenes. Comenzó su vida laboral como fotógrafo de fotografías fijas antes de abrirse camino en el campo del documental y dirigir trabajos de no ficción para el Canal 4 y la BBC. Su incursión en la ficción empezó con el corto Viaje ácido, una adaptación de uno de los cuentos de Irvine Welsh.

En los últimos años, Paul ha tenido mucho éxito como director de varios programas de televisión, incluyendo Sherlock, la serie aclamada por la crítica que le valió un premio BAFTA y una nominación a los Emmy.

PETER TURNER (Autor)

Peter Turner, el menor de nueve hijos, nació en Toxteth, Liverpool, en 1952 y se educó en St, Clements School, Tiber Street School y la escuela secundaria Ruffwood.

En 1968, hizo un casting para el Teatro Nacional de los Jóvenes y quedó. Allí lo descubrió la legendaria directora de casting cinematográfico Miriam Brickman y su primer papel en la pantalla grande fue en el largometraje Ese será el día, que protagonizó su coterráneo Ringo Starr. Otras películas incluyen Who Dares Wins (conocida como S. A. S. Los invencibles en España), The Comeback (conocida como Los crímenes del ático en España), en la que hace el papel de Harry, y la versión cinematográfica de La tempestad, de Derek Jarman, en la que encarna a Trinculo.

Sus méritos teatrales incluyen papeles en Tamburlaine the Great y The Government Inspector en The Glasgow Citizens Theatre; Alan Strang en Equus y Romeo en Romeo y Julieta en el teatro Crucible; Sheffield, la enfermera, en Having a Ball en The Liverpool Playhouse; y varias producciones en teatros londinenses (como The Cochrane Theatre, The Roundhouse, The Shaw Theatre, The Collegiate Theatre) y en diversos teatros alternativos.

Su primer papel televisivo importante fue el personaje masculino principal en la adaptación de John Bowen de The Snow Queen para la BBC, que coprotagonizó con Lesley-Ann Down. También hizo el papel de Harry en Zigger Zagger. Desde 1978 hasta 1981, interpretó a uno de los personajes principales en la serie Spearhead (Incursión en el espacio).

Su autobiografía Las estrellas de cine nunca mueren fue publicada por primera vez en tapadura por Chatto y Windus en 1986 y luego en tapa blanda por Penguins en 1998. En los Estados Unidos, fue publicada por Grove Press y se tradujo al sueco y al francés.

Las estrellas de cine nunca mueren con un epílogo, "Desde entonces", fue reepublicada en el Reino Unido y en la Mancomunidad de Naciones por Pan Macmillan. Se está conversando la posibilidad de republicar el libro en los Estados Unidos y realizar diversas traducciones. Peter también dirigió una serie de perfiles de actrices de cine mudo que se denominó I Used to Be in Pictures para Eon Productions y la obra Smoking for Lulu para el teatro alternativo londinense.

LEE en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO el artículo ORIGINAL CINE

//elbazardelespectaculocine.blogspot.com

NO SE PERMITE BAJO NINGÚN CONCEPTO

REPRODUCIR NINGÚN TEXTO DE EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

NI SIQUIERA MENCIONANDO LA FUENTE.

SI ESTE ARTÍCULO NO LO LEES en EL BAZAR DEL ESPECTÁCULO CINE

//elbazardelespectaculocine.blogspot.com

ESTÁ COPIADO SIN PERMISO ESCRITO Y SE PROCEDERA A INCIAR LAS ACCIONES LEGALES CORRESPONDIENTES


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sería útil que aportaras tu opinión sobre la película para tener más puntos de vista. Gracias!

 
TOP